artes visuales


Vocación por el arte

Su pasi√≥n por el universo de la pintura lo condujo desde peque√Īo hacia el arte. Sus padres estimularon ese anhelo y Josvel V√°zquez Prat encontr√≥ en la Escuela de Instructores de Arte de Holgu√≠n un espacio para aprender, en el Centro de Artes Pl√°sticas un sitio para desarrollarse, y en la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z un motivo para crecer y compartir sus conocimientos.

Hice las pruebas de ingreso cuando la Escuela ten√≠a apenas dos a√Īos de abierta en Holgu√≠n y tuve la dicha de que el claustro de profesores estuviera compuesto por importantes artistas como Miguel √Āngel Salv√≥ en dibujo y pintura, Julio Alarc√≥n en grabado, entre otros. Ellos nos hablaban del fuerte movimiento art√≠stico de la ciudad y eso aviv√≥ mi pasi√≥n por el arte. El objetivo fundamental de un instructor es encontrar talentos en las escuelas e incentivarlos, pero siempre quise ir m√°s all√°.

cortesía del entrevistado

De instructor a curador…

Cuando me gradu√© comenc√© a trabajar en la Casa de Cultura ‚ÄúManuel Dositeo Aguilera‚ÄĚ y despu√©s de un tiempo escuch√© que exist√≠a una plaza vacante como curador en el Centro Provincial de Artes Pl√°sticas. No ten√≠a una idea exacta de lo que iba a hacer, pero ten√≠a inquietudes sobre esta profesi√≥n, y en el a√Īo 2014 la directora de la instituci√≥n, Yuricel Moreno, me dio la oportunidad. Ella estaba formando un nuevo equipo para cambiar la din√°mica de trabajo y junto a un grupo de j√≥venes egresados de la carrera de Historia del Arte comenc√© a hacer los proyectos curatoriales y a convocar a los artistas.

En ese mismo a√Īo realic√© el Tercer Sal√≥n de la AHS que se llam√≥ Entre col y col y as√≠ poco a poco me fui integrando a la Asociaci√≥n, hasta que me seleccionaron como jefe de la secci√≥n de Artes Visuales, un puesto en el que llevo ya tres a√Īos.

¬ŅHa sido un reto para ti?

En parte s√≠, porque me ha obligado a superarme cada d√≠a y a prepararme mejor. Tambi√©n me ha brindado la posibilidad de trabajar en la confecci√≥n del cat√°logo monogr√°fico sobre la pintora, escultora y muralista mexicana Electa Arenal Huerta, y en la curadur√≠a de diversas exposiciones como ‚ÄúVariaciones sobre temas de Matisse‚ÄĚ, del reconocido pintor holguinero Cosme Proenza; la colectiva ‚ÄúPensar a La Luz‚ÄĚ, auspiciada por el sello de la AHS en Holgu√≠n, Ediciones La Luz, y el Centro Provincial de Artes Pl√°sticas; y ‚ÄúEn L√≠nea‚ÄĚ, que reuni√≥ a j√≥venes artistas de la pl√°stica local y se exhibi√≥ en la Casa del Joven Creador de la AHS, entre otras.

cortesía del entrevistado

Curar en tiempos de pandemia…

La necesidad de estar aislados nos ha obligado a redise√Īar los espacios tradicionales y a buscar una visualidad en las plataformas digitales con proyectos que incluso contienen obras modeladas en tercera dimensi√≥n. Sin duda alguna las redes sociales han sido fundamentales durante esta crisis sanitaria para la promoci√≥n de las obras. As√≠ tuvimos que hacerlo durante la Fiesta de la Cultura Iberoamericana del a√Īo 2020 con la muestra de artes visuales ‚ÄúM√°s all√° del tiempo y el espacio‚ÄĚ, y en Babel, evento de las Romer√≠as de Mayo que promueve lo mejor de las Artes Pl√°sticas.

Para lograr que las exposiciones sean más atractivas en el escenario virtual hemos tenido que superarnos profesionalmente y, aun cuando ha sido una variante paliativa a esta situación, creo que la virtualidad llegó para quedarse y en el futuro debe coexistir con las muestras físicas.

cortesía del entrevistado

Babel, Haute Couture y las redes sociales…

Es bastante exigente organizar cada a√Īo el evento Babel en el Festival Mundial del Arte Joven y en esta edici√≥n, a pesar de la Covid-19, nos pusimos el reto de realizar una exposici√≥n colectiva virtual bastante ambiciosa. Para ello convocamos a los miembros de la Asociaci√≥n de todo el pa√≠s y tuvimos una respuesta muy satisfactoria, logrando reunir en Haute Couture (Alta costura) a j√≥venes creadores de casi todas las provincias y el municipio especial Isla de la Juventud, como Jorge Pedro Mart√≠n, Luis Alberto Salda√Īa, Ram√≥n Jes√ļs, Leandro Emilio Mompi√©, Eduardo de la Cruz Guerra, Hennyer Delgado y Julio C√©sar Cisneros Fuentes, entre otros.

¬ŅEst√° garantizado el relevo generacional en Holgu√≠n?

Holguín fue, es y seguirá siendo una importante plaza de las artes plásticas a nivel nacional, porque aquí hay mucho talento y prestigiosas escuelas formadoras como la Academia Regional de Artes Plásticas El Alba, que cuenta con un claustro conformado por destacados artistas en activo y miembros de las principales organizaciones que aglutinan a los creadores de esta manifestación. En esa institución holguinera se forma cada día una parte del futuro cultural de Cuba.

Insatisfacciones y proyectos…

Como jefe de sección creo que nos falta por lograr una mayor promoción de las artes visuales en el mercado internacional y posicionar a los artistas en otros circuitos del arte, además de fundar proyectos y espacios expositivos fuera de los eventos.

En mi caso personal, trabajo ahora mismo en la maquetaci√≥n de un libro dedicado a los 30 a√Īos del Centro Provincial de Arte junto a Ramiro Ricardo, primer director del centro y fundador de la AHS. Asimismo, cuando pase la pandemia, quiero organizar una gran exposici√≥n f√≠sica con los miembros de la AHS de toda Cuba por sus 35 a√Īos de fundada, y trabajar en la curadur√≠a de otros proyectos innovadores que le gusten a la gente y movilicen su pensamiento, eso es lo fundamental.

cortesía del entrevistado

Anibal De la Torre, orgulloso de llevar la isla dentro

Anibal De la Torre Cruz (1985) es uno de los m√°s persistentes artistas visuales holguineros. A fuerza de trabajo y talento ‚Äďnunca est√° tranquilo, sino en la b√ļsqueda constante, asegura‚Äď, su firma aparece en la mayor√≠a de las exposiciones colectivas realizadas en Holgu√≠n en los √ļltimos a√Īos. Estas, junto a las personales que ha inaugurado, como la reciente Rostros en la sede provincial de la Uneac, nos reafirman que la po√©tica de Anibal, la cosmovisi√≥n que permea sus cuadros, mezcla de elementos identitarios locales y nacionales, con otros de la tradici√≥n yoruba, es reconocible a simple vista. Ha logrado con ello lo que muchos artistas buscan: un sello de identidad, una marca visible ‚Äďque ha evolucionado, pero ha mantenido, como un v√≠a crucis, los mismos sentidos, b√ļsquedas, dudas y preocupaciones, sue√Īos y signos a los que aferrarse como se√Īales de la vida‚Äď en el panorama de la pl√°stica holguinera y cubana.

 

Por un lado, reconocemos en su obra los retratos y la autorepresentaci√≥n ‚Äďcomo un an√°lisis de las ‚Äúpreocupaciones, cuestionamientos, interrogantes, estados an√≠micos y un modo de representar el yo interior‚ÄĚ‚Äď; y por otro, la representaci√≥n de la cultura y el pante√≥n afrocubano, espec√≠ficamente el yoruba y sus s√≠mbolos, como ‚Äúel resultado de algunas interrogantes sobre la fe en las personas, su influencia sobre ellas‚ÄĚ, y como un ‚Äúcamino de conexi√≥n entre lo terrenal y lo espiritual, una manera de caracterizar una idea, un concepto‚ÄĚ. Su obra, insiste, es un retrato de su vida. Un reflejo del mundo interno que siempre lo acompa√Īa. Ra√≠ces, creencias e identidad podr√≠an resumirla, pero dejemos que sea el propio Anibal De la Torre quien nos cuente sobre las formas en las que el mundo se le transfigura en arte.

Vayamos a los primeros pasos‚Ķ De ni√Īos casi todos dibujamos y casi todos queremos ser artistas‚Ķ Pero, ¬Ņc√≥mo te inclinas a las artes pl√°sticas ya m√°s seriamente? ¬ŅAlg√ļn antecedente familiar, o en tu caso sucedi√≥ eso que muchos llaman, sencillamente, vocaci√≥n?

Mi inclinaci√≥n por las artes pl√°sticas comenz√≥ desde muy temprana edad. Desde peque√Īo mi familia y amigos de mis padres que frecuentaban la casa, dec√≠an que ten√≠a vocaci√≥n para la pintura. Recuerdo que en la primaria mis compa√Īeros me hac√≠an cola para que les dibujara personajes de dibujos animados que daban en la televisi√≥n; mis favoritos a dibujar eran las tortugas ninja y los gatos samur√°i. Cada vez se hac√≠a m√°s fuerte la necesidad de dibujar y pintar.

Me presentaba a concursos de pl√°stica infantil que se convocaban en la escuela, de los que fui premiado en diferentes niveles. En esa √©poca la Academia de Artes Pl√°sticas abri√≥ un curso para ni√Īos (estaba en 6to grado) y me present√©. All√≠ estuve recibiendo clases de dibujo tres o cuatro meses y aprend√≠ mucho gracias a mi primer profesor y amigo en la actualidad Ernesto Sancipri√°n.

Luego de concluido este curso, conoc√≠ a otro artista que me acoger√≠a en su casa para continuar ofreci√©ndome conocimientos de las artes pl√°sticas, las gracias a Octavio Torres. En mi familia tengo la suerte de tener antecedentes en el mundo de las artes pl√°sticas: mi abuelo, que ya no nos acompa√Īa, recibi√≥ estudios de pintura en su juventud y su hijo, mi t√≠o, se gradu√≥ de escultura en la Escuela Profesional de Artes Pl√°sticas de Holgu√≠n. Como dicen por ah√≠, eso va en la sangre. Mi abuelo fue la principal persona que me apoy√≥ y me inculc√≥ desde peque√Īo mi amor por las artes pl√°sticas. Siempre me llam√≥ la atenci√≥n un cuadro suyo, unas palomas en su palomar en tonos ocres y sienas, creo que ese cuadro fue el detonante de mi pasi√≥n por la pintura.

Te grad√ļas de la Escuela de Instructores de Arte en Holgu√≠n en su primera graduaci√≥n ‚Äďluego haces la Licenciatura en Estudios Socioculturales en la Universidad de Holgu√≠n‚Äď, y al poco tiempo comienzas a participar en muestras colectivas y realizas tus primeras exposiciones personales. Ha sido un camino largo hasta hoy y al mismo tiempo de crecimiento‚Ķ Com√ļnmente la docencia en Instructores de Arte est√° m√°s enfocada a la ense√Īanza art√≠stica y sus metodolog√≠as, y no son muchos los j√≥venes instructores que, a la par de trabajar en esto, han sostenido una obra personal s√≥lida. ¬ŅCu√°nto crees que influy√≥ en tu trabajo, y en tu formaci√≥n como joven creador, estos a√Īos cursados en Instructores de Arte?

Entrar a la Escuela de Instructores de Arte fue un paso para perfeccionar mis conocimientos sobre las artes pl√°sticas. Mis cuatro a√Īos en la escuela marcaron una etapa de mucho estudio y dedicaci√≥n. Debo agradecer much√≠simo a mis profesores Luis Santiago, Julio C√©sar Rodr√≠guez, Michel Cruz, Carlos C√©spedes, Eduardo Padilla, Bertha Beltr√°n, entre otros. Excelentes artistas que les debo los conocimientos que me inculcaron y lo que he logrado hasta ahora.

Creo y no quisiera ser absoluto, pero mi a√Īo tuvo la dicha y la suerte de tener a estos excelentes artistas como profesores. Me gradu√© en 2004, en la primera promoci√≥n de esta escuela creada por Fidel Castro. Me incorpor√© en una escuela primaria para cumplir con mi servicio social de cinco a√Īos. Durante este tiempo llev√© al un√≠sono la pedagog√≠a y mi carrera como artista. Trat√© de superarme cada d√≠a m√°s, investigando mucho y present√°ndome a los diferentes cert√°menes que se convocan en la provincia. Fue una etapa en la que comenc√© a despuntar y a proponerme metas a alcanzar. As√≠ apareci√≥ mi primera muestra personal, aquella que romper√≠a el hielo, en 2007 en la Galer√≠a Holgu√≠n. Fue un reto que trajo cr√≠ticas constructivas, pero marcaba el inicio de lo que realmente quer√≠a en mi vida, pintar, y lo primero que me sal√≠a era elementos distintivos de Holgu√≠n, como la Loma de la Cruz, el reloj del Cine Mart√≠, mezclados con palmas, helechos, girasoles, en una paleta de tonos ocres y sienas.

Identidad – Anibal De la Torre – 2012

¬ŅCu√°nto sigue influyendo la experiencia docente en el Anibal artista? Com√©ntame un poco sobre tu participaci√≥n, en dos ocasiones, en la misi√≥n ‚ÄúCultura Coraz√≥n Adentro‚ÄĚ en Venezuela.

Venezuela lleg√≥ de manera sorpresiva. No me imaginaba ir a un pa√≠s con una cultura totalmente diferente a la nuestra; fue un pelda√Īo nuevo que subir en mi vida. A penas ten√≠a 24 a√Īos, muy joven, para asumir una responsabilidad pedag√≥gica con personas de diferentes grupos etarios; realmente fue una tarea que me exig√≠a superarme cada d√≠a m√°s. Llegar a un cerro, realizar un diagn√≥stico profundo de su poblaci√≥n para emprender una labor docente art√≠stica fue un reto dif√≠cil, pero gracias a cultores venezolanos del √°rea, el trabajo se facilit√≥ un poco.

Es v√°lido destacar que esta hermosa experiencia aport√≥ mucho para mis conocimientos y como persona. Fue una etapa en mi vida que aprovech√© mucho, pues visit√© galer√≠as y museos donde disfrut√© originales de grandes artistas de talla internacional, con solo mencionar a Duchamp, Warhol, Christo, Kandinsky, Botero, Carlos Cruz-Diez, Jes√ļs Soto, Mondrian, Picasso, entre otros. Tambi√©n compart√≠ con artistas destacados del pa√≠s, y aprend√≠ mucho de sus experiencias. Tuve la suerte de realizar una exposici√≥n bipersonal de fotograf√≠a junto a mi esposa en la Galer√≠a Elsa Morales, de la Casa del Artista de Caracas. Esa fue mi primera experiencia internacional, que disfrut√© mucho, y tuvo muy buena acogida por el p√ļblico venezolano.

Habl√°bamos de un crecimiento, una evoluci√≥n‚Ķ Al revisar tu obra notamos que, sin importar las diferentes etapas por las que ella ha ido transitando, desde las palmas, relojes, los s√≠mbolos arquitect√≥nicos de la ciudad de Holgu√≠n, de tus primeras series, hasta los recientes Rostros, se reconoce la po√©tica de Anibal De la Torre. ¬ŅQu√© rasgos crees que han identificado tu pintura; no ahora, sino en esa especie de recorrido pl√°stico con el sello de tu trabajo?

Mi recorrido, desde mi primera exposici√≥n personal, es un retrato de mi vida. De d√≥nde vengo, mis ra√≠ces, mis creencias, mi identidad. Este recorrido yo lo ver√≠a como un diario en el que cada exposici√≥n es una nueva etapa, donde plasmo sentimientos e interrogantes que son constantes en el d√≠a a d√≠a. Trato de analizar el mundo que me rodea y c√≥mo influye en el paso de mi vida. La obra de Anibal ha sido eso, un reflejo de ese mundo interno que lo acompa√Īa siempre.

Protección РAnibal De la Torre Р2013

¬ŅQu√© es la identidad para ti?

La identidad es el conjunto de elementos que hacemos propios, como la forma de hablar, caminar, vestir, pintar; el sello que caracteriza a cada persona. Una persona sin identidad es un alma errante caminando sin presente y futuro. Las personas deben tener bien claro esto para saber de dónde venimos y hacia dónde vamos.

Hablemos de dos cosas: la autorepresentaci√≥n (el autorretrato, que sabemos es uno de los ejercicios de an√°lisis m√°s complejos para un artista) y la representaci√≥n de la cultura y el pante√≥n afrocubano, espec√≠ficamente el yoruba y sus s√≠mbolos (caracoles, herraduras, girasoles, clavos, helechos, incluso en el uso de elementos no convencionales como el saco de yute y los caracoles) en tu cosmovisi√≥n. ¬ŅPor qu√© te interesa el retrato y espec√≠ficamente el autorretrato, incluso en las fotograf√≠as de la muestra ‚ÄúSilencio roto‚ÄĚ? ¬ŅPodr√≠amos hablar de asumir la fe tambi√©n desde las posibilidades de la creaci√≥n pl√°stica? ¬ŅY acaso tambi√©n de una cr√≠tica de la religi√≥n con fines mercantilistas, a mucha doble moralidad que abunda hoy?

Desde mi tercera exposici√≥n personal, Revelaciones, comenc√© a representarme a m√≠ mismo en las obras. M√°s bien ha sido un an√°lisis de etapas de mi vida: preocupaciones, cuestionamientos, interrogantes, estados an√≠micos y un modo de representar el yo interior. En la historia del arte el autorretrato ha sido una herramienta para representar estados y etapas de su vida. Es una herramienta que contin√ļo aplicando, todav√≠a queda mucho por expresar.

La muestra fotográfica Silencio roto, fue el resultado de algunas interrogantes sobre la fe en las personas, su influencia sobre ellas y como ha llegado a la doble moralidad y por qué no, de llevar este ritual sagrado a fines mercantilistas. La utilización de diferentes elementos como clavos, las herraduras, los propios caracoles (Diloggun), entre otros, han sido un camino de conexión entre lo terrenal y lo espiritual, una manera de caracterizar una idea, un concepto.

Hablemos un poco de los maestros. Cubanos y extranjeros, creadores conocidos o no. Artistas a los que admiras y sigues. ¬ŅQui√©nes, de una manera y otra, te han influido como artista?

Desde que comenc√© mis estudios en la Escuela de Instructores de Arte, no par√© de buscar, leer e investigar sobre las artes pl√°sticas en el devenir de la historia. A cada artista siempre lo marca alguna tendencia o un pintor en espec√≠fico; en mi carrera he tenido muchas influencias de varios artistas, siempre experimentando, tratando de buscar un sello propio, o m√°s bien algo que te identifique y que cuando vean tu trabajo, digan: ese es un Anibal. Creo que ese es el anhelo que todo artista desea. Admiro mucho la obra de los artistas cubanos Roberto Diago, Jos√© Bedia, Mendive, Ernesto Ranca√Īo, Kcho, los holguineros Yovani Caises, Jos√© Emilio Leyva, Ernesto Sancipri√°n, Jorge Hidalgo Pimentel y Miguel √Āngel Salv√≥, de cuya creaci√≥n art√≠stica he bebido.

La exposici√≥n Persistencia del uso (2014) se caracteriz√≥ por la ‚Äúacogida de la oscuridad, un tratamiento escabroso, poco colorido, abrupto‚Ķ‚ÄĚ. Com√©ntame, Anibal, un poco sobre esta muestra.

Esta fue una exposici√≥n diferente a las dem√°s, en cuanto a la tonalidad. Trat√© de representarla en general con los negros y sienas. Plasm√© de manera simple, o sea, sin mucho tratamiento pict√≥rico, ciertas pr√°cticas de la religi√≥n yoruba, por ejemplo, el empleo de hierbas, velas, cascarillas, miel, ron y condimentos colocados dentro de un estante con tapa de cristal, simulando un botiqu√≠n m√©dico, estableciendo la funci√≥n paralela de √ļtiles para la curaci√≥n. Esta obra fue instalativa y en las dem√°s planim√©tricas us√© fondo negro y por lo general de manera lineal, simbolic√© los caracoles y ojos como estrellas en la noche o como lluvia en el mar.

Incorpor√© a las obras el t√≠tulo como parte de la composici√≥n. Me gust√≥ mucho ‚ÄúYo, t√ļ, √©l, nosotros, ustedes, ellos‚ÄĚ, donde expongo la silueta de la due√Īa del mundo y de los mares, que guarda bajo su falda el √°nfora; que guarda secretos m√≠sticos, empleando los colores negro, azul y gris.

M√°s de 15 exposiciones personales y 80 colectivas‚Ķ Obras tuyas en portadas de libros. Trabajo con diferentes t√©cnicas, materiales‚Ķ Incursiones tambi√©n en la fotograf√≠a. Veo ahora que el dise√Īo escenogr√°fico y de vestuario de una obra de teatro, que es totalmente diferente a lo anterior. M√°s tu trabajo en el Centro Provincial de Casas de Cultura. Creo que siempre est√°s haciendo algo, inmenso en alg√ļn proyecto‚Ķ ¬ŅDime c√≥mo lo haces? Y adem√°s, en esta etapa de claustro por la Covid-19 ‚Äďmomento en que inauguraste Rostros en la sede de la Uneac de Holgu√≠n‚Äď, ¬Ņc√≥mo ha sido el trabajo y la creaci√≥n art√≠stica para Anibal De la Torre?

Nunca estoy tranquilo, o sea, me mantengo creando e incursionando en otras ramas dentro de las artes visuales. Gracias a la tecnolog√≠a me he enamorado del dise√Īo gr√°fico. He realizado varios carteles para cortometrajes de trabajos de tesis de estudiantes del ISA; as√≠ como dise√Īos escenogr√°ficos para una obra de Rosa Mar√≠a Rodr√≠guez, ganadora de una beca de creaci√≥n de la AHS. He incursionado en la fotograf√≠a, que es un soporte con el que me gusta experimentar.

Miradas en composicion fragmentada – Anibal De la Torre – 2021

Durante la etapa de cuarentena, al aparecer la Covid-19, fue un momento que casi todos los artistas se dieron a la tarea de desempolvar proyectos. Yo no estaba exento de eso; fue el momento preciso para poner manos a la obra de la serie Rostros, donde uso como modelos a los amigos que tengo a la mano, mis compa√Īeros de trabajo y mi familia. De ellos capto expresiones faciales en diferentes estados de √°nimo dando mayor tratamiento al rostro y representando con trazos abstractos el cintur√≥n escapular, mientras que el fondo es plano con tonalidades pastel en la gama de los rosas y ocres, estamp√°ndoles elementos recurrentes en mi obra, como los herraduras, caracoles, girasoles, clavos y garabatos.

Creo que hasta yo mismo me sorprendo que en tan poco tiempo haya logrado esto. Mi esposa, Annia Leyva, también artista de la plástica, dice que soy una máquina pintando, que salto de un cuadro hacia otro y de una cosa a la otra, que siempre estoy haciendo algo. Es el resultado de siempre estar creando, ser perseverante y tener fe en uno mismo. Eso es lo fundamental, nunca cansarse y seguir batallando, en un camino que puede tener espinas y pétalos.

Hablemos de la familia, ese eslab√≥n b√°sico para la creaci√≥n. De tu esposa Ania Leyva (y del trabajo juntos) y de los ni√Īos‚Ķ ¬ŅC√≥mo trabajas? Alguna rutina, alg√ļn m√©todo, algo en particular‚Ķ

Me siento una persona afortunada por compartir mi vida junto a mi esposa Annia y de tener a mis dos hijos, Kevin, de 14 a√Īos, y la peque√Īa Anabella, de cuatro a√Īitos. La vida me ha regalado lo m√°s grande que pueda tener un ser humano, los hijos. Ellos son mi inspiraci√≥n cada d√≠a. Soy de los que digo que detr√°s de un hombre hay una gran mujer. Trato de llevarlo todo a la par: trabajo, casa, creaci√≥n art√≠stica, ser un buen padre y esposo. Nuestra casa es peque√Īa, lo mismo pinto en la cocina que en el cuarto, y cuando las obras son muy grandes, las hago en mi trabajo. He acompa√Īado a Annia en varias exposiciones de fotograf√≠a; ella es una excelente artista a la que admiro mucho. Tengo mucho que aprender de ella. Me siento bendecido.

Jugando con el nombre de una exposici√≥n tuya, Anibal, ¬Ņc√≥mo es llevar la isla dentro?

La patria, o sea este pedacito de tierra en el que vivimos, es lo más grande que pueda tener un cubano, donde confluye tu identidad, tus raíces, tu forma de ser. Anibal De la Torre se siente orgulloso de llevar siempre esa Isla dentro.


Línea de Kármán

La exposici√≥n colectiva online L√≠nea de K√°rm√°n, inaugurada recientemente en Telegram, re√ļne la obra de catorce j√≥venes artistas visuales estudiantes del Instituto Superior de Arte (ISA), y deviene sugestivo muestrario de lenguajes, g√©neros y miradas de la creaci√≥n joven en Cuba.

La ma√Īana despu√©s (Aisladas) – Daniela √Āguila/ Fotos tomadas de la exposici√≥n

‚ÄúLos senderos del arte se abren paso. Escrutan la sabidur√≠a, declarada en basamento conceptual desde su propia denominaci√≥n. El impulso creador, en pos de la necesidad de expresi√≥n y di√°logo con el espectador, atisbado desde las diferentes plataformas digitales‚ÄĚ, escribe en las palabras del cat√°logo Mar√≠a de Lourdes Santana Arcos, y a√Īade que aqu√≠ ‚Äúse entretejen l√≠neas, blindadas por cierta visi√≥n de historia en la que el artista no puede sobreexistir al margen del entorno‚ÄĚ, por lo que la muestra, ‚Äúresulta, sin dudas, una propuesta fertilizada por la vivencia personal desde una dimensi√≥n colectiva y una complementaci√≥n de lenguajes, donde dibujo, grabado, instalaci√≥n, calado, fotograf√≠a, performance, y videoarte, devienen en traza del l√≠mite entre una atm√≥sfera subjetiva y el espacio p√ļblico-exterior‚ÄĚ, a√Īade.

De esta manera encontramos ‚Äďen esta exposici√≥n que toma el t√≠tulo del l√≠mite entre la atm√≥sfera y el espacio exterior, a efectos de aviaci√≥n y astron√°utica, conocido como la l√≠nea de K√°rm√°n‚Äď el trabajo de Daniela √Āguila, Daniel Ant√≥n, Jany Batista, Roxana Bello, Rosa Cabrera, Mar√≠a Fernanda Chac√≥n, Liz Maily Gonz√°lez, Yasiely Gonz√°lez, Liz Melisa Jim√©nez, Jhonatan Mario Gonz√°lez, Osmany Reyes, Juan Jos√© Ricardo, Mar√≠a de Lourdes Santana y Aldo Soler.

Liz Maily Gonz√°lez, en ‚ÄúCreaci√≥n de un v√≠nculo. Homenaje a Margaret Mead‚ÄĚ (dibujo sobre imagen impresa) aborda ‚Äúun proceso de sanaci√≥n, la creaci√≥n de un ambiente favorable y un pacto ante el dolor‚ÄĚ, que ‚Äúpermiti√≥ el mejoramiento para el hombre y nuestro paso para convertirnos en seres verdaderamente humanos‚ÄĚ (la sanaci√≥n de un hueso fracturado resulta evidencia del cuidado y la evoluci√≥n humana, como mostraron los estudios de esta antrop√≥loga estadounidense). Mientras que Juan Jos√© Ricardo Pe√Īa, en ‚ÄúSer libre para ser culto‚ÄĚ (grafito y acuarela sobre la pared, intervenci√≥n a manera de cenefas sobre la pared de una casa), ‚Äúrefleja varios cuestionamientos sobre el valor que le damos al arte y como este valor es caracter√≠stica en determinado espacio social. Hago uso del kitsch, el cual es un fen√≥meno con el que vivo a diario para establecer con el espectador un di√°logo desde lo auto-referencial‚ÄĚ.

Bisar РActo 1 (Detalle) РAldo Soler/Fotos tomadas de la exposición

En ‚ÄúLa l√≠nea de la vida o composici√≥n # 1 en honor al silencio‚ÄĚ, performance de tres minutos de duraci√≥n (pieza de hierro fundido perteneciente a un piano familiar Jhon L. Stowers de 1952 de 11 libras), Mar√≠a de Lourdes Santana ‚Äúrepresenta el medio id√≥neo para llevar a cabo una propuesta donde el dolor deviene en traza, y la traza en representaci√≥n de un gesto ef√≠mero‚ÄĚ.

En otra de las obras que integra L√≠nea de K√°rm√°n, la videoinstalaci√≥n ‚ÄúBisar (acto 1)‚ÄĚ, Aldo Soler representa ‚Äúdos videos que inician a la vez, perfectamente sincronizados. Con el paso del tiempo, ambos videos en bucle van perdiendo sincronizaci√≥n, hasta tal punto de que sea muy marcada y los audios se escuchen desincronizados, haciendo inentendibles su contenido. La pieza termina cuando estos videos pasan por todo el ciclo y se vuelven a sincronizar‚ÄĚ, explica.

Mientras que Mar√≠a Fernanda Chac√≥n, en ‚ÄúCabos sueltos‚ÄĚ (instalaci√≥n papel y calado con l√°ser) ‚Äúprofundiza en la idea del paso del tiempo y el deterioro, aludiendo a la representaci√≥n de patrones de alicatado, como emblema de la arquitectura cubana. Son fragmentos de un pasado pr√≥ximo, trozos de la memoria colectiva cubana, s√≠mbolo del pasado republicano del pa√≠s‚ÄĚ.

Interesantes ‚Äďcomo el resto de las piezas y la muestra en s√≠‚Äď resulta la instalaci√≥n ‚ÄúPaisaje emocional‚ÄĚ, a partir de fragmentos de losas, tierra fertilizada y plantas medicinales, de Yasiely Gonz√°lez, y ‚ÄúLa ma√Īana despu√©s‚ÄĚ, serigraf√≠a sobre cartulina de la serie ‚ÄúAisladas‚ÄĚ de Daniela √Āguila. Sin dudas una oportunidad que no debemos desaprovechar para interactuar desde las plataformas digitales con una atractiva muestra del presente (y futuro) de las artes visuales cubanas.


Viaje por los dise√Īos esc√©nicos de Andr√©s Garc√≠a Ben√≠tez

Entre candilejas. Andr√©s Garc√≠a Ben√≠tez y las artes esc√©nicas se titula la exposici√≥n que, en sus redes sociales, comparte el Centro Provincial de Artes Pl√°sticas de Holgu√≠n a partir de una selecci√≥n de dise√Īos que visualiza el trabajo de este artista como creador para la escena cubana.

Andr√©s Garc√≠a Ben√≠tez ‚Äď Foto CPA Holgu√≠n

‚ÄúPor lo regular, cuando se hace referencia a Andr√©s, siempre se recuerda su labor como portadista de Carteles. Es comprensible que as√≠ sea, pues las portadas dise√Īadas por √©l para una de las revistas m√°s populares de la etapa republicana en Cuba son, indudablemente, un patrimonio del arte nacional‚ÄĚ, asegura el investigador Mart√≠n Garrido, curador de la misma y quien ha dedicado parte importante de su trabajo al rescate y estudio de la obra de este necesario art√≠fice pl√°stico holguinero, y a√Īade Mart√≠n que iniciada en los a√Īos 40, su labor para esta esfera de la creaci√≥n, el dise√Īo esc√©nico, se ampl√≠a y enriquece en las d√©cadas del 50 y 60.

La muestra, expuesta en el perfil de Facebook ‚ÄúArtistas holguineros‚ÄĚ ante la imposibilidad de su apertura f√≠sica por la propagaci√≥n de la Covid-19 en la provincia, hace p√ļblica ‚Äúuna parcela de la obra profesional de Andr√©s relativamente poco estudiada y algo menos conocida‚ÄĚ, a√Īade.

Adem√°s del teatro, Andr√©s (1916-1981) realiz√≥ incursiones, ‚Äúsiempre brillantes‚ÄĚ, en el dise√Īo de vestuario y escenograf√≠a para presentaciones de ballet, √≥pera, zarzuela, danza moderna y cabaret, cada uno con las caracter√≠sticas propias de la manifestaci√≥n y que le permitieron mostrar su ‚Äútalento multifac√©tico‚ÄĚ, ‚Äúsu maestr√≠a como dibujante, su versatilidad como creador, su conocimiento profuso de la historia del traje y de la historia del arte en general‚ÄĚ, dice.

Entre candilejas – Andr√©s Garc√≠a Ben√≠tez ‚Äď Foto CPA Holgu√≠n

Destaca, adem√°s, que ‚Äúsu profesionalidad en la esfera del dise√Īo destinado a las artes esc√©nicas se advierte en todas y en cada una de las piezas que ahora mostramos, demostrando por qu√© cr√≠ticos tan exigentes como Rine Leal o Luis Amado Blanco solo tuvieran para √©l los m√°s encendidos elogios‚ÄĚ al rese√Īar obras donde el creador dej√≥ la impronta de su firma.

Entre candilejas – Andr√©s Garc√≠a Ben√≠tez ‚Äď Foto CPA Holgu√≠n

Las obras expuestas en esta muestra ‚Äďque celebra el aniversario 105 de su natalicio y los 40 a√Īos de su muerte; adem√°s, el vig√©simo aniversario de la realizaci√≥n en Holgu√≠n de la primera exposici√≥n que, tanto en Cuba como en otras partes, se dedic√≥ a vindicar el trabajo del notable artista‚Äď pertenecieron a las colecciones particulares de dos destacados artistas cubanos: el maestro Ramiro Guerra, pionero de la danza moderna en Cuba; y el dise√Īador esc√©nico Eduardo Arrocha, ‚Äú√ļnico disc√≠pulo de Andr√©s, a quien debe su consagraci√≥n a estas disciplinas‚ÄĚ.

Entre candilejas – Andr√©s Garc√≠a Ben√≠tez ‚Äď Foto CPA Holgu√≠n

‚ÄúFundidas en un todo, ambas colecciones se conservan hoy en Holgu√≠n por voluntad expresa de Arrocha. Las piezas que las integran son como peque√Īas obras maestras de esta disciplina, que por su calidad no desmerecen dentro del conjunto total de la obra de Andr√©s‚ÄĚ, a√Īade, y que nos reafirman a Andr√©s Garc√≠a Ben√≠tez como uno de los grandes dise√Īadores esc√©nicos de todos los tiempos en nuestro pa√≠s, y una de las figuras que engrandece nuestro patrimonio visual.

Entre candilejas – Andr√©s Garc√≠a Ben√≠tez ‚Äď Foto CPA Holgu√≠n

Ernos Naveda: ¬ęHablo desde los instintos m√°s s√≥rdidos¬Ľ

Conoc√≠ la obra de Ernos Naveda gracias al narrador, poeta y dramaturgo Roberto Vi√Īas. Luego supe que otros muchos elementos en com√ļn ‚ÄĒpersonas, intereses y espacios simb√≥licos‚ÄĒ nos un√≠an. Desde nuestro encuentro inicial y para nada fortuito, la relaci√≥n de trabajo con Ernos me ha puesto en contacto no solo con los lenguajes visuales de su obra, sino tambi√©n con su voluntad y talento creativo. Esta entrevista es una invitaci√≥n a conocerle.

cortesía del entrevistado

¬ŅCu√°les son tus principales b√ļsquedas e inquietudes creativas?

Mis amigos se ríen cuando digo que estoy en mi período esponja. Absorbo todo lo que la realidad me brinda, me condiciona. Absorbo, y cuando las inquietudes me exprimen, voy soltando en chorros dispersos lo que la creación demande. Es difícil para mí, en mi corta experiencia como creador, poder definir o conceptualizar mi trabajo. Tanteo mucho, eso sí, y creo que ya voy decantando lo que me interesa y lo que no, aunque a pasos lentos.

Antes de comenzar a estudiar Artes Visuales, fui actor de teatro callejero. Me encaramaba en zancos de casi dos metros de altura. Envuelto en unos trajes de colores y a esa distancia del suelo podía observar la realidad de una manera distinta. En esa perspectiva eduqué a mis ojos a mirar donde los otros no se detienen. Si hubiese tenido una cámara en ese entonces habría captado instantáneas que podían mostrar las ciudades vistas desde otras ópticas, desde otros enfoques. Hubiese sido valioso mostrarle a la gente lo diferente que se ven sus espacios desde esa altura. Quizás sirviera para modificar algo en sus vidas, para inyectar dosis de esperanza en sus realidades. Desde esa altura descubrí la idea de que se puede transformar la realidad si se mira desde otro ángulo, quizás más alto.

¬ŅC√≥mo definir√≠as el lenguaje de tu creaci√≥n?

Ahora mismo me interesa lo √≠ntimo, lo humano, como las peque√Īas cosas de Serrat. He desarrollado buena parte de mi obra creativa desde el confinamiento, y eso inevitablemente coarta la manera de ver el mundo y traducirlo desde las im√°genes, desde las palabras. Pero no soy absoluto, me permito no serlo. Tal vez ma√Īana, cuando volvamos al mundo fuera de nuestras casas, fuera de nuestro aislamiento social, me interese lo abierto, los grandes espacios, las multitudes, etc. Pero ahora estoy aqu√≠, hablando desde las esencias m√°s √≠ntimas de los humanos, sacando a la luz del flash sus diferencias y sus peque√Īos universos independientes. Y eso me fascina.¬†

¬ŅQu√© discursos visuales te interesa proponer con tu obra?

cortesía del entrevistado

Yo nací casi con el siglo y la concepción sintetizada, la agilidad que se le da a las palabras, la interdisciplinaridad, lo intertextual, la cita, la exposición de los referentes en la creación, sin máscaras, son cosas que vienen en un chip generacional. Me gusta proyectar imágenes o sensaciones sobre el espectador de manera descarnada, fuerte, de golpe frente a él. Prefiero que mis mensajes sean así, digamos, agresivos, violentos, carnales. He estudiado la obra de Robert Mapplethorpe y de Patti Smith, me siento muy identificado con sus visiones, con sus discursos.

Hablo desde la carne, desde los instintos más sórdidos, desde ese lado en que el recato no importa, donde uno abre a la verdad y la sensualidad de los cuerpos, las relaciones, etc. No me gusta abordar la belleza desde los cánones más establecidos de ella, por eso trato de reinventarla, de mostrar una belleza que diste de aquella ya expuesta y comercializada. No puedo evitarlo, no puedo luchar contra mi tiempo.

El arte visual en el XXI tiene grandes retos para los artistas porque hay mucha competencia. Este es el siglo de las imágenes, gracias al auge de las tecnologías, de las cuatro o cinco cámaras en los teléfonos, de las marcas, de los megapíxeles, de los espacios, del Facebook, del Instagram, de Pinterest. Es como un gran tobogán donde se encuentra mucha calidad visual. La gente lo hace todo el tiempo. Para los artistas es muy difícil establecer sus discursos, por eso trato de llamar la atención desde esos presupuestos estéticos que te mencionaba. Hay que hacerse notar, alzar los brazos y gritar en medio de ese tobogán de imágenes. Es muy divertido.

¬ŅC√≥mo transcurre tu proceso creativo?

En una euforia permanente, en una convulsión de cosas, en una agitación y un desvelo delicioso. Siempre estoy en algo, y ese algo se llena de caos. Si pinto, lo embarro todo. Si hago unas fotos, todo en la casa se vuelve un set, todo se mueve de su sitio, y luego se recompone de una manera distinta. Me gusta que todo se mueva, que todo gire. No soporto la quietud. Y eso hace un cortocircuito en la obra. Hay imágenes que trasmiten cierta quietud, en los cuerpos y los objetos, digamos. Cuando las edito o reviso, me digo, es increíble que mientras esto nacía, todo a su alrededor estaba en completo caos y movimiento. Tal vez si creara desde la calma, el resultado sería todo lo contrario.

Est√°s en estrecho contacto con la escena gracias a tu relaci√≥n con el grupo Teatro Rumbo. ¬ŅEn cu√°nto influye el teatro en tu concepci√≥n de una idea visual que buscas concretar en otro lenguaje art√≠stico que no sea el de las tablas?

Comenc√© en el teatro desde ni√Īo. Fui integrante de las compa√Ī√≠as de teatro infantil. En la adolescencia me integr√© a un grupo de teatro callejero y all√≠ pude viajar a festivales donde tuve la dicha de ver por d√≥nde iban los tiros del teatro en Cuba. Un d√≠a se me dio la oportunidad de trabajar como actor en un proyecto de teatro de sala que dirig√≠a Ir√°n Capote. Era una puesta con un texto de Abel Gonz√°les Melo y trabaj√© junto a actores con mucha experiencia. All√≠ conoc√≠ a Ir√°n.

Poder trabajar con ambas experiencias, la del teatro callejero y la del teatro de sala, me fue abriendo el horizonte escénico. Ya no solo me limitaba a imágenes callejeras, ahora tenía la experiencia de la síntesis del espacio, de los tiempos, de las acciones. Es desde el teatro donde descubro el mundo de la imagen, la composición, la luz, etc.

Una vez que comienzo a trabajar la performance y la fotografía, esa influencia del teatro, de la escenificación de la imagen que sugiere cierta tensión dramática, de la existencia de una síntesis visual para captar una historia, no se quedó a un lado. Estaba ahí, en mi obra. Y la dejé estar.

Posiblemente yo sea el espectador m√°s fiel de Teatro Rumbo en estos √ļltimos 10 a√Īos. He estado muy cerca de sus procesos. S√© c√≥mo se gestan, c√≥mo se producen, c√≥mo se vive el teatro desde adentro. Es un mundo muy fascinante. Por eso no me cuesta trabajar con ellos, usarlos como modelos, sugerir elementos para la escenograf√≠a, dise√Īar im√°genes en sus puestas. Digamos que, de alguna manera, nuestros trabajos est√°n complement√°ndose todo el tiempo.¬†

cortesía del entrevistado

¬ŅPiensas que toda obra de arte es, per se, esencialmente teatral?

S√≠, lo creo. El teatro est√° en todo, en la manera en que se estructuran las dem√°s manifestaciones, incluso a la hora de montar una exposici√≥n pict√≥rica en una galer√≠a, en la manera en que dise√Īamos una ficci√≥n o cuando buscamos cierta reacci√≥n en el espectador-lector-consumidor-oyente-receptor, en todo est√° en teatro. Creo que se puede aprender mucho desde el teatro.

Desde que la pandemia forma parte de nuestras vidas como artistas, ¬Ņcu√°nto han cambiado, evolucionado o se han modificado tus h√°bitos creativos, tus jornadas de trabajo y tus maneras de concebir un proyecto?

El aislamiento social ha hecho que cambie todo, nuestras rutinas, nuestros ritmos, nuestros horarios. Hemos tenido mucho tiempo para pensar, para reestructurarnos, redirigirnos. Y tambi√©n para crear. En mi caso particular, he cambiado todo. El hecho de trabajar desde casa ha variado mi espacio de privacidad a tal punto que mi hogar se ha convertido en un taller. Cada rinc√≥n tiene ese esp√≠ritu. Y puedo crear a cualquier hora. Por otro lado, est√° la finalidad de esos trabajos: antes uno pensaba en una galer√≠a, en un performance p√ļblico, etc. Ahora solo se trabaja para exponer desde las redes sociales de Internet. A eso ya le he cogido el punto.

Hemos tenido la oportunidad de colaborar contigo gracias a los proyectos de videopoemas online ‚ÄúDramatis Personae‚ÄĚ y ‚ÄúEncrucijada: di√°logo y creaci√≥n‚ÄĚ. ¬ŅSientes que tus videos dialogan con tu realidad como creador y a la par con la realidad de los artistas que participan en su realizaci√≥n?

Trato de establecer ese puente creativo. Me dejo arrastrar por sus voces, por sus palabras, y busco los resortes que producen en mi creación. Intento poner la escena para su universo. Es un reto y una oportunidad que agradeceré siempre.

cortesía del entrevistado

¬ŅQu√© sinergias se han cruzado en tus proyectos?

Estoy conociendo mucha gente inteligente e interesante. Eso es lo mejor cuando uno siempre espera nutrirse de otras experiencias, de otros discursos creativos, de otras maneras de ver y representar el mundo desde el arte. Si he le√≠do buena literatura en estos √ļltimos tiempos, si he visto buenas pel√≠culas o he revisado cat√°logos de artistas y fot√≥grafos que no conoc√≠a, se debe ante todo a eso, a las voces que voy conociendo, a las pistas que me dejan sobre otros autores, otras historias, etc. Es muy gratificante.

Has colaborado como director de arte en varios audiovisuales. ¬ŅEstas experiencias han ayudado a construir y cimentar tu mirada art√≠stica sobre lo real y simb√≥lico?

Lo simbólico lo entiendo desde la síntesis, desde la traducción de discursos mediante elementos que los resuman. Trabajar como director de arte en audiovisuales tiene una buena carga de eso. Hay que reducir en pocas cosas físicas y a nivel visual lo que el discurso literario de ese guion expone. Es arte puro.

¬ŅQu√© tal resulta tu experiencia al dialogar con un equipo creativo? ¬ŅBuscas complacer o te aferras a una postura creativa inamovible? ¬ŅCrees en el di√°logo, en las m√ļltiples influencias y confluencias?

Lo consenso todo. Busco un punto intermedio donde se complazca sin que pierda el sello personal, sin que pierda tu huella, tu marca. Cuando uno trabaja en equipo es porque los integrantes de ese equipo se han acercado por ciertos criterios est√©ticos en com√ļn. Por eso vale, ante todo, detectar esos intereses y trabajar en base a ellos.

¬ŅHasta qu√© punto tu identidad como cubano ha marcado tus horizontes creativos, los ha condicionado o reducido?

La cubanidad es algo que se impone aunque uno piense que sus referentes art√≠sticos o sus motivaciones son de otra parte. Nuestras vivencias aqu√≠ hacen que todo pase por el filtro de la cotidianidad, de lo que somos hist√≥ricamente. Y ese elemento cotidiano estar√° siempre. El receptor tambi√©n lo configura as√≠ desde sus m√ļltiples lecturas, incluido el receptor extranjero que pensar√° tu obra desde tu proceder. Nacer, vivir y trabajar desde Cuba ha de marcarnos para siempre.

¬ŅCrees en la autocensura? ¬ŅTe ha afectado alguna vez?

Al principio me autocensuraba mucho. Es un fenómeno terrible porque uno piensa demasiado en si esto me sale bien o no. Puede que hasta se abrume leyendo teorías y comparando su trabajo con fulano y mengano, sin percatarse que el tiempo avanza y uno lo pierde al dejarse llevar por ese miedo. Hasta que me di cuenta de que, aunque todo está dicho, uno también tiene su voz y a alguien le está haciendo falta escuchar lo que tienes para decirle.

M√°s all√° de la creaci√≥n, ¬Ņqui√©n es Ernos Naveda?

Una playa.


Entrevista #2: Arte ‚Äúrebelde‚ÄĚ

(un caf√© con Frank Lahera O‚ÄôCallaghan a prop√≥sito de la 2da edici√≥n de la Muestra Internacional de Cine Experimental y Nuevos medios ‚ÄúLa Mirada Inquieta‚ÄĚ)

Del 3 al 6 de junio, Santiago de Cuba se convirti√≥ en espacio de di√°logo y exhibici√≥n para el cine experimental a trav√©s de la muestra internacional ‚ÄúLa Mirada Inquieta‚ÄĚ. Un evento que sonde√≥ distintas pr√°cticas audiovisuales y trajo a debate el uso de los Nuevos Medios en la producci√≥n cinematogr√°fica. Cineasta e investigadores de Canad√°, Irlanda, Argentina, Espa√Īa, Italia, Colombia, Brasil, Francia, Chile, Rep√ļblica Checa, Portugal y Cuba, se dieron cita desde las plataformas digitales bajo el slogan ‚ÄúPor un mundo Experimental‚ÄĚ. Una frase que marca el ansia generacional de un vuelco positivo hacia una vida menos previsible y normada por el contexto. La muestra fue un gesto a favor de la diversidad creativa y cont√≥ con el liderazgo de Frank Lahera O¬īCallaghan, la productora Probetafilms y la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Santiago de Cuba.

La AHS en la provincia ha desplegado desde la Oficina Antonio Lloga, un plan de acciones a mediano y largo plazo para el desarrollo del audiovisual en la ciudad. Una estrategia que ser√° protagonizada por artistas miembros o no de la organizaci√≥n y uno de sus objetivos principales es la formaci√≥n de p√ļblicos. Para ello es importante actualizar conceptos y pr√°cticas desde el arte y la cultura siempre que no vaya en detrimento de los c√≥digos identitarios de ninguna comunidad.

Frank Lahera es una especie de ‚Äúartista total‚ÄĚ, su concepci√≥n del arte lo hacen desplazarse entre las artes visuales y el cine. Es en la actualidad el jefe de la secci√≥n de audiovisuales de la AHS en Santiago de Cuba y desde ah√≠ busca cada a√Īo articular acciones que conlleven al espectador a relacionarse con un arte m√°s sincero. Su fin es instaurar en cada procedimiento, hecho art√≠stico o conversaci√≥n, una participaci√≥n realmente activa del p√ļblico en el proceso de recepci√≥n de la obra. La Muestra de Cine Experimental y Nuevos Medios ‚ÄúLa Mirada Inquieta‚ÄĚ, es una de esas acciones en pos de un p√ļblico m√°s consciente y sensible. Sobre esta idea conversamos mientras degust√°bamos un caf√©.

Tal vez para el p√ļblico santiaguero escuchar sobre la creaci√≥n de una muestra de cine, no signifique nada, m√°s all√° del suceso. Pues no son pocos los intentos por crear este tipo de espacio en la ciudad. Pero si le propones un debate sobre una concepci√≥n h√≠brida de los elementos cinematogr√°ficos para construir y exhibir al cine, su capacidad de asombro puede cambiar. Estoy seguro que el espectador santiaguero y de otras regiones de Cuba necesita actualizaci√≥n y propuestas (que como esta) ahonden en otras maneras de percibir el mundo. El cine posee esa magia. Puede mezclarse m√°s que el caf√© y saber mejor (risas). Puede adue√Īarse de todos los elementos, artes y disciplinas y hacerlas mejor. Partiendo de eso, ¬Ņqu√© son los Nuevos medios en el cine?

El uso coherente y novedoso de las nuevas tecnologías. El tener en cuenta su existencia y usarlas para suscitar nuevas narrativas y experiencias con las audiencias. No se trata de usarla como moda o que estén presentes dentro del hecho artístico simplemente porque son accesibles, sino buscar la forma de que estas tecnologías dialoguen con las establecidas, para así lograr un nuevo discurso y otras formas de contar y hacer sentir. 

Los ejes de poder ahora son maniobrados por las tecnolog√≠as. Los conceptos art√≠sticos mutan sin esperar al an√°lisis cr√≠tico al que naturalmente fueron sometidos en el siglo XX. Todo parece estar sucediendo AHORA. Es una sensaci√≥n aterradora y a la vez de aventura. ¬ŅCu√°l es el potencial real de estos Nuevos medios? ¬ŅQu√© vasos comunicante podemos encontrar entre un cine regido por los Nuevos Medios y las nombradas artes vivas?

El mayor potencial de los Nuevos Medios es que son libres. Por otro lado, al igual que las artes vivas, son estrategias creativas auto-definidas, que apelan a un conjunto de artes, de formas, en un solo concepto o en una red incluso multidisciplinaria. Cada elemento existente: Internet, la realidad virtual, etc., viven y existen por s√≠ solos, pero tienden a ser muy pasivos en un breve lapso de tiempo, de ah√≠ que necesiten convivir en nuevos universos creativos y nutrirse. De ah√≠ que se encuentren en otras formas de expresi√≥n: como el cine, las artes visuales, el teatro y hasta en la misma intelectualidad. Las llamadas Narrativas Transmedia ser√≠a como un ejemplo de ‚Äúhogar‚ÄĚ donde conviven creativamente, y pueden actuar lo mismo en lo digital que en lo off-line, o en acciones que apelen a lo f√≠sico.¬†

¬ŅQu√© espacios existen Cuba para la exhibici√≥n y la creaci√≥n de proyectos regidos por estas din√°micas?

De vez en cuando obras de estas magnitudes pueden verse en las artes visuales, en ciertas exposiciones que llaman la atenci√≥n pero que pronto pasan al olvido, condenadas a lo ef√≠mero del espect√°culo. Ahora hay cierta moda en Cuba sobre usar las tecnolog√≠as, pero m√°s bien, seg√ļn mi opini√≥n, con un sentido especulativo. Aunque algunas obras si las usan bien y est√°n justificadas, la mayor√≠a solo las incluyen por cierta moda o por el criterio de: ‚Äúes lo que se usa ahora‚ÄĚ, algo que lastran la obra y no le aportan absolutamente nada. Si a cierta obra le quitas ese dispositivo y no le cambia ning√ļn sentido, es que entonces sobraba, sencillamente es as√≠.

En el teatro cubano por ejemplo, todav√≠a veo que se usan estos medios de forma pasiva. No le han hallado aun el gancho ‚Äúformal‚ÄĚ para que se logre un universo verdadero. Hay un intento por ver al teatro como un ‚Äúenviromen‚ÄĚ, pero la escaramuza termina con el usar de las tecnolog√≠as ‚Äúpara‚ÄĚ sin pensar en el ‚Äúpor‚ÄĚ.

En el cine (lamentablemente) eso está muy lejos de pensarse. El cine cubano, obviando un poco el cine independiente, está marcado por temáticas. No se preocupa por ir a otros zonas creativas, se sigue reproduciendo los mismos esquemas, la mismas formas narrativas, las mismas caras, aunque no se puede negar que hace dos películas atrás se ve un intento por renovarse. Esperemos que esto sea sincero.

Cuando se recuerde de que el cine es adem√°s de arte, industria, las cosas ir√°n mejor, sino tendremos que seguir apreciando las filmograf√≠as que nos anteceden y contin√ļan en la gran pantalla. Nada que ver con lo que sucedi√≥ en la creaci√≥n cinematogr√°fica a inicios del 60, ah√≠ si hab√≠a un af√°n de b√ļsqueda y experimentaci√≥n. Nada estaba dicho en lo creativo y los cineastas aprend√≠an haciendo, todo lo contrario a lo que sucede hoy. Tal vez las nuevas generaciones debemos des/aprender.

Creo que los √ļnicos sitios (aun con sus miradas propias), que defienden los Nuevos Medios y sus variantes, son el FIVAC (Festival Internacional de Videoarte de Camag√ľey), y la Fundaci√≥n Ludwing de Cuba. Aunque de la Fundaci√≥n hace un tiempo que no escucho nada.

Tal vez desconocer esta zona de la creaci√≥n puede ser un factor en contra de los creadores y p√ļblicos para poder adentrarse en estas fronteras. El uso de la tecnolog√≠a como herramienta b√°sica de cualquier sociedad ha llegado tarde a Cuba, no solo el arte est√° redise√Īando sus funciones. Tal vez lo que percibimos como demora en el cine o en otras manifestaciones, se debe a que el arte siempre es una respuesta. Una necesidad de explicaci√≥n que puede expresarse a trav√©s de sentimientos y emociones con respecto a sucesos relacionados con el individuo. El arte ha tenido que esperar por la relaci√≥n del individuo en Cuba con las tecnolog√≠as para luego poder abordarlo con mayor organicidad. Antes de esa llegada cualquier acercamiento a esta exploraci√≥n puede parecernos genial pero no coherente con el contexto de los hombres y mujeres de la isla.

Ahora necesitamos acelerar para poder relacionarnos con un mundo que se nos abre y se nos aleja. En medio de la pandemia, del re-pensar sobre nuestras conductas, modos de convivencias, restructuraci√≥n formal del arte a partir de la inclusi√≥n de nuevos elementos y de los muros de contenci√≥n para impedir un mundo experimental, creas una muestra como reacci√≥n a tus necesidades contextuales y art√≠stica. ¬ŅPor qu√© ser√≠a tan importante visibilizar estas pr√°cticas y fomentar el desarrollo de estas nuevas narrativas en Cuba?

Primeramente porque nada es ajeno a la cultura. Saber eso te permite conocer cómo se mueve nuestro mundo y cómo se piensa más allá de las fronteras visibles de lo intelectual. Somos entes racionales que podemos darle un uso a esa tecnología (que ya es parte de nuestra cotidianeidad). Esa tecnología también es una herramienta de manipulación simbólica y está al acecho. No podemos ignorar que llegamos tarde, que no hay tiempo para dudar.   

Hay que seguir evolucionando en el campo del arte. Descubrir sus bondades y esclarecerlas para no aumentar sus lagunas oscuras, es una acci√≥n primaria del artista. Dibujar nuevos caminos, nuevas experiencias, nuevas formas de crear y hacer pensar desde la construcci√≥n de nuevas narrativas. Hoy el ser humano est√° bombardeado constantemente de ideas, conceptos, mensajes, y ya es muy dif√≠cil de sorprender. Cree que lo ha ‚Äúvisto todo‚ÄĚ, y entonces hay que afrontar el reto. Hay que crear con las herramientas del ahora, para evitar una muerte prematura del pensamiento. Hay que promover lo distinto, lo novedoso. Hay que empujar al p√ļblico hacia lo desconocido. Esta es una v√≠a para encontrar nuevas ofertas conceptuales, nuevas luces y despertar del letargo.

¬ŅPor qu√© una muestra Cine Experimental y Nuevos Medios en Santiago de Cuba?

Porque Santiago de Cuba es alternativo al resto de la isla, tal vez por obligación, tal vez porque no le ha quedado de otra. Al estar alejado de los centros hegemónicos del arte, ha tenido que subsistir y buscar a toda costa cómo seguir moviéndose. De ahí que haya quienes todavía apuestan por la creación, usando las herramientas que poseen, muchas veces cuestionadas en lo interno por la falta de comprensión o de conocimiento. Una razón que demuestra la necesidad de inculcar esa cultura.

Al usarse herramientas, las que sea, (un m√≥vil, un tablet, o simplemente elementos reciclados para producir arte), tambi√©n se provoca a la imaginaci√≥n y al talento para crear un m√©todo. La falta de intercambios con otros creadores de Cuba o del mundo es vital en este caso. Aun as√≠, podemos encontrar un arte que es rico en formas, conceptos y tem√°ticas particulares, que si se estudia a fondo, difiere de lo que est√° vigente en otras zonas m√°s cercanas al occidente. Se ha tenido que experimentar porque ante la falta de opciones hay que resistir. Gracias a la democratizaci√≥n tecnol√≥gica ya se puede acceder a ciertos dispositivos que en a√Īos anteriores eran impensables, pero el aislamiento persiste.

No se tiene con que producir, pues se hace con lo que simplemente grabe video y sonido. No tengo qui√©n act√ļe, pues act√ļo yo y el cotidiano. No tengo con qu√© editar pues trabajo en secuencia. Me esquivan porque hago algo que no entra en la percepci√≥n general de muchos, pues creo mi espacio donde mostrarlo. La alternativa es la forma y el medio para no dejar de ‚Äúhacer‚ÄĚ. Lo m√°s curioso es que no somos los √ļnicos, cada vez salen a la luz nuevos ‚Äúrebeldes‚ÄĚ que desean ir a la selva. Entonces te preguntas: ¬Ņno ser√° que es necesario ir a la selva para comenzar a crear de nuevo, para crear de verdad, lejos de la colonizaci√≥n formal? ¬ŅQu√© es lo importante, el medio o lo que se genera? ¬ŅPor qu√© renunciar a lo que moviliza verdaderamente? Creo que una frase lo resumen todo: ‚Äúel fin justifica los medios‚ÄĚ, ¬°no puede estar m√°s claro!


Carlos Daniel Rivero y la conexión sagrada del arte

Conoc√≠ a Carlos Daniel Rivero hace ya varios a√Īos. Tuve el privilegio de que este joven artista ilustrara mi novela La √ļltima aurora y que, sin que mediaran largas horas de di√°logo entre √©l y yo, supiera concretar con total naturalidad todas mis ideas creativas en sus ilustraciones y en el dise√Īo del libro. Desde entonces he tenido la oportunidad de colaborar con Carlos en no pocas ocasiones y he descubierto, adem√°s, el calor espiritual y art√≠stico de este joven creador que ha sabido forjar, sin concesiones, su propio camino.

¬ŅDe qu√© manera confluyen y se sintetizan en tu creaci√≥n los oficios de m√ļsico, ilustrador y artista visual? ¬ŅHasta qu√© punto dicha sumatoria de saberes simboliza al artista que eres o deseas ser en el futuro?

Cada forma de decir o de crear, cada saber que aprehendemos, ya sea que salgamos a buscarle o que nos llegue por causalidad, viene a enriquecer nuestra visión del mundo y, con ello, nuestro modo de hacer. Soy un pintor que he tenido la suerte inmensa de chocar con otros lenguajes, de los que no he podido ni he querido desprenderme y a los que agradezco todo cuanto puedan aportarse el uno al otro.

¬ŅPiensas que el arte es un campo de especializaci√≥n o que existe un camino m√°s abarcador de los procesos creativos, as√≠ sean de manifestaciones art√≠sticas diferentes? ¬ŅQu√© reto entra√Īa ese horizonte de posibilidades en ti?

Aunque no creo que como creador vaya a revolucionar totalmente discursos o visualidades ya marcados (tampoco me urge), francamente no soy de los que cree que en el Arte ‚Äúya todo est√° dicho‚ÄĚ. Cada nuevo tiempo impone nuevos retos y con ellos nuevas soluciones, tanto a nivel social como a nivel creativo. Los a√Īos han sido fieles testigos de ello y creo que negar que existe a√ļn mucho camino por recorrer y mucho que aportar al Arte, ser√≠a cerrar puertas a generaciones y generaciones que vendr√°n, con inquietudes, modos de pensar y formas de hacer completamente nuevos.

La m√ļsica es un lenguaje abstracto que, al menos yo, siento que viertes tambi√©n en tus ilustraciones. ¬ŅTe sucede as√≠ o tratas de que tus procesos creativos transcurran por v√≠as diferentes, sin contaminar unos con otros?

Una vez que te encuentras con nuevos discursos, se vuelve muy difícil desprenderte de ellos cuando trabajas. Sin embargo, nunca intento distanciar o juntar los procesos a la hora de crear y, aunque realmente me encanta cuando se mezclan, solo dejo que manen y fluyan a placer.

¬ŅCu√°nto te aporta, espiritual y humanamente, compartir vida con otra artista? ¬ŅEs tan dif√≠cil la colaboraci√≥n entre dos esp√≠ritus creativos m√°s all√° del √°mbito dom√©stico?

Desde el principio hemos forjado una relación de apoyo más allá de lo sentimental, en la que cada uno intenta brindar una visión enriquecedora sobre los procesos del otro. Y aunque sinceramente soy yo el que pone la parte testaruda cuando trabajamos juntos o se trata de recibir una opinión, es maravilloso compartir con alguien que, más que familia, más que amiga y esposa, es una persona muy creativa, con una gran sensibilidad y que tanto puede aportar, desde una visión más crítica, al trabajo que realizo.

¬ŅC√≥mo transcurren tus procesos creativos?

Por varias razones, gusto de que mis procesos transcurran en solitario, siempre he visto el hecho de pintar como un acto muy íntimo y personal. Intento que esa conexión sagrada que se establece entre pieza y creador no se afecte por nada, que solo exista el diálogo.

Desde hace ya casi un a√Īo colaboras con un equipo creativo que ha llevado a cabo diversas c√°psulas de videopoemas con diversos temas que a√ļnan el esp√≠ritu simb√≥lico de la naci√≥n ib√©rica y el de Cuba. ¬ŅQu√© tal esta experiencia? ¬ŅC√≥mo ha transcurrido este di√°logo? ¬ŅQu√© im√°genes o ideas creativas han primado en tu concepci√≥n esc√©nica y visual de los videopoemas?

Entr√© con algo de temor en un campo del que no ten√≠a m√°s conocimiento que la cercan√≠a con el trabajo de un par de amigos realizadores. Chocar con otros presupuestos est√©ticos, otro soporte y otra forma de decir distintos de aquellos con los que ya trabajaba, ha sido una experiencia genial y que mucho agradezco a ti y a los que han tenido que ver con esta idea. Me parece un gran proyecto con alas que pueden extenderse a√ļn m√°s y que mucho aporta a la promoci√≥n de una parte de la literatura joven cubana. Siento que la idea del audiovisual que transgrede la fr√≠a imagen del escritor que lee frente a c√°mara brinda la oportunidad de llegar a un p√ļblico menos cercano a la poes√≠a o la narrativa.

En la labor de un artista, ¬Ņqu√© importancia le confieres a las redes sociales y al networking?

Siento que juegan un papel muy importante dependiendo, por supuesto, de los intereses de cada uno. Sobre todo, creo que las redes han venido a proporcionar la visualización a artistas con mucho talento que quizás quedaban ocultos tras el telón de aquellos que dominaban el acceso y la atención de los medios. Además de haber logrado, sobre todo en los días que vivimos, acortar distancias y facilitar el trabajo a personas desde y hasta cualquier parte del mundo.

Ser un artista joven, en Cuba, en los tiempos que actualmente corren: ¬Ņdesventaja, ventaja o camino intermedio entre las dos posibilidades anteriores? ¬ŅPor qu√©?

Existe una muy delgada l√≠nea entre lo f√°cil y lo dif√≠cil que puede resultar ser un joven artista en la Cuba de hoy. Persiste a√ļn mucho de lo que no s√© si definir como temor, prejuicio, ignorancia o total desinter√©s por el arte y los artistas j√≥venes en Cuba. Creo que indiscutiblemente la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z ha realizado desde sus inicios un intenso trabajo para inclinar la balanza hacia una mayor promoci√≥n del arte joven; sin embargo, resulta inc√≥modo el hecho de que en ocasiones se torne imprescindible usar a la AHS como bandera o como llave para abrir puertas a la hora de gestionar determinados proyectos. Peor a√ļn para aquellos a los que no ampara organizaci√≥n o instituci√≥n alguna.

En 2015 tu carrera como m√ļsico tuvo un parteaguas y, de una manera u otra, dejaste un poco atr√°s este tipo de creaci√≥n para enfocarte en nuevos perfiles de trabajo. ¬ŅSientes que tu relaci√≥n con la m√ļsica ha concluido o solo esperas por nuevas ideas y proyectos que puedan tocar a tu puerta? ¬ŅCu√°ndo y c√≥mo entiendes/asumes que un proyecto ha llegado a su concreci√≥n?

Como bien dices, en 2015 comienzo, por varias razones, a separarme de la experiencia de estar en un escenario cantando y/o tocando. Sin embargo, no creo haberme alejado de la m√ļsica. Siento (casi como dependencia) que mi relaci√≥n con la m√ļsica corre m√°s all√° de poder o no interpretarla. Por otra parte, creo que los procesos var√≠an de un creador a otro, incluso en una misma persona pueden transcurrir de formas muy distintas. Por lo general, me cuesta asumir que un proyecto acab√≥ del todo y suelo quedar un tanto inconforme con mi trabajo, sin embargo, casi todos (creo yo) tenemos esa especie de campana que avisa cu√°ndo acabar o al menos cu√°ndo tomar distancia.

¬ŅCu√°les son los proyectos art√≠sticos que m√°s atrapan tu atenci√≥n? ¬ŅCon qu√© voces del panorama creativo nacional te interesar√≠a colaborar?

Siempre hay proyectos, m√°s o menos cercanos a nosotros o a lo que hacemos, a los que miramos con cierto inter√©s. Siempre me llamaron la atenci√≥n la Trova y la escena del Rock, dos g√©neros que siempre he sentido muy cercanos. Pero, sin duda, los proyectos que m√°s me atrapan son aquellos que de alguna forma me sorprenden, los que suponen un reto, esos que sirven de escuela; como lo fue en su momento ‚ÄúNi de cart√≥n‚ÄĚ, o ‚ÄúChaman‚ÄĚ, como lo hizo luego ‚ÄúEvacuaci√≥n‚ÄĚ y m√°s tarde el mundo de la ilustraci√≥n, y como la han hecho m√°s recientemente los proyectos audiovisuales ‚ÄúEspa√Īa: ra√≠z y ruta‚ÄĚ, ‚ÄúDramatis Personae‚ÄĚ y ‚ÄúEncrucijada: di√°logo y creaci√≥n‚ÄĚ.

¬ŅQui√©n es, m√°s all√° de una partitura musical, un dibujo o un dise√Īo, Carlos Daniel Rivero?

Aunque creo que hablar sobre qui√©n soy no corresponde m√°s que a los que me rodean, siento que soy como una roca que los a√Īos forjan lentamente a golpes de lluvia y sol; soy lo que el tiempo ha querido hacer de m√≠. Soy el resultado de las buenas y malas experiencias, de los dulces y √°speros momentos que me ha regalado la vida.

Soy una persona de pocas palabras, que gusto mucho de reír, me encanta el Rock and Roll y el olor de los óleos. Para bien o para mal no tardo en brindar mi amistad a cada persona que tengo cerca. Intento que todo lo que hago me brinde placer, no me gusta emprender proyectos que no siento que puedo disfrutar.

Me gusta creer que cada experiencia, por buena o mala que resulte, tiene mucho que ense√Īarme. Siempre he sabido que prefiero conocer, m√°s que a grandes artistas, a grandes personas sin importar lo que hagan. Soy el que agradece cada d√≠a a la vida por una familia a la que adoro, y por regalarme el inmenso placer de contar con buenos amigos.


Homenaje, 60 a√Īos de El Alba

Cada academia potencia sus pautas, sus concepciones docentes, sus formas de ver, crear y pensar el hecho art√≠stico; que, aunque se asemejen a otras, le permite irradiar cierto fulgor propio. Distintas miradas, rasgos y criterios, unifican la obra de sus egresados. Y al mismo tiempo ‚Äďen esa especie de sello, de paradigmas asumidos y trasmitidos, de fragua a fuego lento‚Äď, cada escuela es un v√≥rtice a la multiplicidad, un espacio abierto no solo a la experimentaci√≥n sino a la divergencia, a la dial√©ctica, a la creaci√≥n.

Esto lo comprobamos al recorrer la amplia muestra virtual Homenaje, a prop√≥sito del aniversario 60 de la holguinera Academia Regional de Artes Pl√°sticas El Alba, dedicada a los artistas y profesores Lauro Hechavarr√≠a y Jos√© Aguilar, y que, expuesta en el perfil de Facebook de esta instituci√≥n, re√ļne piezas de los docentes y de egresados de la misma.

Fotos cortesía de El Alba

¬ŅPodemos hablar, entonces, de un cuerpo visible o, al menos, caracterizable en la obra de los egresados de El Alba en las seis d√©cadas transcurridas desde su fundaci√≥n en 1961? Muchos de ellos reconocidas firmas de las artes visuales cubanas, radicados en la isla y fuera de ella. Ellos ‚Äďasegura el profesor e investigador Fernando Almaguer Rodr√≠guez en las palabras del cat√°logo de esta muestra‚Äď ‚Äúse distinguen por un aspecto en su esencia, heredan part√≠culas espirituales de sus consagrados profesores‚ÄĚ, docentes entre los que se encuentran Fausto Cristo, Ramiro Ricardo, Miguel Mayan, Argelio Cobiellas, Fernando Bacallao, Lauro Hechavarr√≠a, Fernando G√≥mez y Jos√© Aguilar.

Fotos cortesía de El Alba

Estas pr√°cticas ‚Äďsubraya‚Äď se caracterizan ‚Äúpor la b√ļsqueda inquisitiva de est√©ticas que sondean la realidad social. Se advierte en sus obras ‚Äďaun en la de aquellos que optaron por la abstracci√≥n‚Äď, un mordaz an√°lisis comprometido con una entrega consensuada de criterios, no simplemente est√©ticos o art√≠sticos, sino que se perciben posturas √©ticas disfrazadas de est√©ticas visuales; iluminados vest√≠bulos para comprender fen√≥menos cotidianos o culturalmente trascendentes. Esto indica algo muy importante, las generaciones de artistas pl√°sticos que se formaron en El Alba entre las d√©cadas de los 80-90 estuvo marcada por la necesidad de ese discurso, un arma est√©tica para designar posturas, un ethos del decir desde la imagen pl√°stica, una imagen pl√°stica deontol√≥gica‚ÄĚ.

Fotos cortesía de El Alba

Esta generaci√≥n, m√°s entrada a los 90, se form√≥ en una academia que ‚Äúre-semantiz√≥ su doxolog√≠a, asumi√≥ t√©cnicas y procedimientos de hacer el arte que enriquec√≠an el discurso est√©tico y pon√≠a a tono nuestra visualidad con la del resto del mundo creacional‚ÄĚ, y que ‚Äúsustituy√≥ materiales tradicionales por artesanales, mientras que, se inclu√≠a la fotograf√≠a, la documental√≠stica y el video-arte, como argumentos procedimentales urgentes y necesarios para administrar los nuevos c√≥digos de la visualidad‚ÄĚ.

Fotos cortesía de El Alba

Ronald Guill√©n, Miguel √Āngel Salv√≥, Alejandro Aguilera, Alexander Lobaina, Freddy Garc√≠a Azze, Rub√©n Hechevarr√≠a, Elsa Mora, Jos√© √Āngel Vincench, Magalis Reyes, N√©stor Arenas, entre otros, cuyas piezas integran Homenaje, forman parte de esta oleada de creadores que demuestra ‚Äďcomo subraya Fernando Almaguer‚Äď que el enfoque social y antropol√≥gico fue ganando espacio y que los artistas de El Alba inician, o vienen a consolidar, un proceso de b√ļsqueda y reflejo de lo otro, a trav√©s de prismas que van desde lo religioso y lo popular, hasta lo √©tnico y la identidad de g√©nero. ‚ÄúSin embargo, semejantes transformaciones no hubiesen todo posibles sin la ductilidad de un proyecto pedag√≥gico que reorientara la din√°mica de los debates est√©ticos, todo sin abandonar los componentes neur√°lgicos de una academia‚ÄĚ, destaca.

Fotos cortesía de El Alba

De esta manera, Homenaje agrupa, en esa especie de crisol abierto a concomitancias y m√ļltiples ‚Äúsenderos bifurcables‚ÄĚ, pero que parten de una misma g√©nesis, un punto en com√ļn, obras, adem√°s de los ya mencionados, de artistas reconocidos como Cosme Proenza Almaguer, Alexis Pantoja, Eduardo Leyva Cabrera, Ernesto Blanco Sancipri√°n, Jos√© Emilio Leyva Azze, Mar√≠a del Pilar Reyes y Rosa Leticia Leyva Azze; y de otros, en perfecto di√°logo y al mismo tiempo confrontaci√≥n fruct√≠fera, m√°s j√≥venes, graduados recientemente, como Liz Mailys Gonz√°lez, Alejandro Ortiz, Emilsy P√©rez y Hennier Delgado.

Fotos cortesía de El Alba

Con coordinaci√≥n de Guillermo Batista del Toro y curadur√≠a de Ronald Guill√©n y Freddy Garc√≠a Azze, esta muestra refleja las potencialidades del ‚Äúespacio cultural y pedag√≥gico‚ÄĚ que es El Alba, uno de los principales centros de la ense√Īanza art√≠stica en la regi√≥n. Tanto as√≠ que ‚Äúencontrar estrategias did√°cticas para encausar la diversidad creativa ante la inercia del discurso posmoderno, es uno de los mayores retos de nuestro colectivo pedag√≥gico. Sin embargo, en medio de tanta confusi√≥n, se declara potencialmente √ļtil y f√©rtil, el ejercicio cultural que germina desde El Alba. Si alg√ļn prop√≥sito enaltecedor junta el alma humana, si alguna sensibilidad art√≠stica es capaz de redimir el dolor, encuentra en nuestras paredes hoy d√≠a, espacio para abrigar la esperanza‚ÄĚ. La exposici√≥n Homenaje, a prop√≥sito del aniversario 60 de la fundaci√≥n de la Academia Regional de Artes Pl√°sticas El Alba, es una pieza m√°s para continuar d√°ndole cuerpo a esa esperanza, que es contribuir a darle cuerpo al arte holguinero y cubano.