artes visuales


Rostros como puertas en la obra de Aníbal De la Torre

Aníbal De la Torre posee una poética reconocible a vuelo de águila en el panorama visual holguinero y de por sí, cubano. Basta con detenerse frente a una de sus piezas para darnos cuenta que si bien cada una es diferente, estos rostros que ha captado exploran idénticos temas y al mismo tiempo dan cuerpo a una singular cosmovisión: el individuo (el creador) que asume la fe en la religión yoruba y que la expresa mediante el arte.

La Espera РAníbal De la Torre

Palpamos ‚Äďcomo si estuvi√©ramos escudri√Īando, buscando algo m√°s all√°‚Äď esta simbiosis (fe/arte) en la muestra Rostros, expuesta en la galer√≠a Fausto Cristo de la sede provincial de la Uneac en Holgu√≠n, donde An√≠bal re√ļne 13 piezas en gran y mediano formato que nos reafirman, en primer lugar, su capacidad como dibujante y retratista, a partir de un trazo conciso, una l√≠nea depurada e impresionista, y adem√°s la intenci√≥n de capturar ese ‚Äúalgo m√°s‚ÄĚ que buscamos y encontramos en la fuerza del rostro.

Sus rostros (literalmente las deidades yorubas, los Orishas, se llaman ‚Äúdue√Īos de la cabeza‚ÄĚ) no son meros retratos. Los rostros de An√≠bal son reflejos del alma; digamos m√°s bien que una especie de puente entre quien nos observa desde el lienzo y quienes, desde este lado del umbral, intentamos comprendernos a nosotros mismos. An√≠bal ha ido consolidando su mirada ‚Äďfragu√°ndola, mir√°ndose a s√≠ y claro, encontr√°ndose en las posibilidades de esta mixtura‚Äď luego de las b√ļsquedas a las que se somete todo artista, y del crecimiento que han resultado sus muestras anteriores (unas quince personales y adem√°s un promedio de 80 colectivas, nacionales y for√°neas).

Las obras de An√≠bal, los rostros que nos observan, reflejan sus estados de √°nimo, atrapan ‚Äďcuesti√≥n dif√≠cil, sin dudas‚Äď la espiritualidad que los asecha: los miedos, alegr√≠as, esperanzas‚Ķ que perviven en cada cual y que dan cuerpo a la cosmovisi√≥n del artista. Para esto An√≠bal De la Torre conjuga elementos propios de la religi√≥n yoruba, como clavos de l√≠nea, garabatos, herraduras, caracoles y girasoles, que se ‚Äúestampan en el fondo plano de colores pastel, y que a la vez contrastan con el cintur√≥n escapular, contenidos en un peque√Īo espacio abstracto con tonos sienas, sepia, negro y blanco, colores que he venido sistematizando en las muestras anteriores‚ÄĚ, comenta el artista, graduado en la Escuela de Instructores de Arte (2004) y en Estudios Socioculturales en 2013.

Trance 2 РAníbal De la Torre

Otra cuesti√≥n evidente en su obra ‚Äďadem√°s de que su peque√Īa hija y su esposa, la tambi√©n creadora visual Annia Leyva Ram√≠rez, curadora de esta muestra, sean modelos en algunas de las piezas, como ‚ÄúMadona con Ir√©‚ÄĚ y ‚ÄúMusa de luz‚ÄĚ‚Äď es la frecuente autorepresentaci√≥n del propio artista, la mirada hacia el propio yo y sus interrogaciones: ‚ÄúCasi siempre estoy as√≠, de manera evidente, como reflejo del individuo que asume la fe en la religi√≥n yoruba‚ÄĚ, asegura quien nos mira desde la portada del cat√°logo (‚ÄúAutorretrato‚ÄĚ) o desde el cartel de la exposici√≥n (‚ÄúRoseado de fe‚ÄĚ).

El culto sincr√©tico no es excusa en estas piezas, es asunci√≥n de fe, marca de po√©tica, simbiosis de rostros/fragmentos de alma con elementos de la cultura yoruba, que An√≠bal dibuja o inserta como complementos (caracoles, fragmentos de yute) en las obras, y que, desde √Āfrica lleg√≥ a Am√©rica en los barcos cargados de esclavos que trajeron una cultura que, en el transcurso del tiempo, se sincretiz√≥ con religiones preexistentes de base africana, con el cristianismo, con la mitolog√≠a amerindia, entre otros.

‚ÄúLos rostros desde el lienzo invocan a penetrar en el misterio m√°s insondable‚ÄĚ, escribi√≥ en las palabras del cat√°logo el escritor Jos√© Conrado Poveda, y a este misterio nos convida An√≠bal con la seguridad de que un rostro no es una ventana, es una puerta abierta, y con el riesgo de que frente a una de estas piezas, nos encontremos nosotros mismos.

 

 


‚ÄúCaja de Luz‚ÄĚ para talentosos j√≥venes camag√ľeyanos

Caja de Luz es el nombre de un nuevo proyecto que auspicia la filial camag√ľeyana de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z; y que se prev√© tenga su primera edici√≥n en el pr√≥ximo mes de julio.

La iniciativa re√ļne a j√≥venes menores de 35 a√Īos, profesionales o aficionados a la fotograf√≠a, como es el caso de Alejo Rodr√≠guez, Ihordan Torres, Norlys Guerrero, Alejandro Hern√°ndez y Argel Ernesto Gonz√°lez.

Son ellos quienes formar√°n parte de la primera Caja de Luz, que incluir√°, seg√ļn la p√°gina en Facebook de la joven vanguardia art√≠stica e intelectual, un programa con conferencias, paneles, conversatorios con reconocidos creadores de la provincia, y de manera especial, exposiciones fotogr√°ficas.

Caja de Luz pretende crear un dossier a los artistas y fot√≥grafos que est√°n vinculados a la secci√≥n de Artes Visuales de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, filial Camag√ľey.

De igual manera refiere AHS Camag√ľey que en una primera idea, la propuesta formar√≠a parte del Sal√≥n de Artes Visuales para J√≥venes Creadores Gesto, pero se decidi√≥ crear un proyecto independiente con fotograf√≠as en vivo, que hasta hoy no existe en la demarcaci√≥n, m√°s all√° de ser una subsede del evento Noviembre Fotogr√°fico, con sede principal en La Habana.

«Este es un evento que so√Īamos hace mucho tiempo. Es la primera vez que contamos con un espacio propio creado desde la AHS para los amantes de la fotograf√≠a y es algo que se agradece much√≠simo», expres√≥ el joven Alejandro Hern√°ndez.


La sencillez impresionante del azul y el gris

Con Azul y Gris, expuesta en la galer√≠a El Zagu√°n, del Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC) en Holgu√≠n, el joven artista holguinero Ram√≥n de Jes√ļs P√©rez de la Pe√Īa realiz√≥, luego de aparecer en varias muestras colectivas, su primera exposici√≥n personal.

Toda primera muestra personal marca un antes y un despu√©s: es una especie de parteaguas que pone una obra que hasta ese momento ha formado parte de la curadur√≠a de un proyecto colectivo, a ocupar un sitio privilegiado, mostrar un corpus propio. Y toda primera muestra es, por dem√°s, una osad√≠a, una interrogante, una b√ļsqueda, en la que el artista se ‚Äúofrece‚ÄĚ y se expone a la mirada acuciosa de quien mira (o m√°s aun, la mirada de quien observa y escudri√Īa en la propuesta que nos ofrece).

Ram√≥n de Jes√ļs sali√≥ airoso en este primer juego (apuesta) de colores y texturas, ese espacio de confluencias de rostros y formas expresivas que es su primera exposici√≥n. En Azul y Gris (colores psicol√≥gicamente fr√≠os y en el caso del azul, primario) predominan dos l√≠neas, que al mismo tiempo se complementan en una sola po√©tica: por un lado los retratos y por otro la pujante fuerza de sus abstracciones. Sus retratos son rostros mayormente femeninos, como sacados de revistas o sesiones de fotos, como modelos que posan desprejuiciadas frente a √©l, sabiendo que ‚Äúatrapar√°‚ÄĚ la sensualidad de la mirada, el labio insinuante y procaz, la levedad del momento, la fragilidad del cuerpo, la osad√≠a‚Ķ Pero al mismo tiempo, estos rostros femeninos evaden el kitsch de la primera mirada, para cargarse de complementos, de manchas de color, de relieves y mixturas‚Ķ No son rostros abstractos, pero en la figuraci√≥n ‚Äďen esas miradas femeninas como las de Frida Kahlo y Marilyn Monroe, que es excepci√≥n en el rostro del Lennon de ‚ÄúImagine‚ÄĚ‚Äď encontramos la base de la propia abstracci√≥n con que va poblando su pintura; donde, adem√°s de las cualidades f√≠sicas que captura, la expresi√≥n cobra fuerza (es como si la luz del tr√≥pico, siempre subversiva, lo inundara todo).

Por otra parte, lo que m√°s me llama la atenci√≥n de la obra de Ram√≥n de Jes√ļs P√©rez de la Pe√Īa son sus abstracciones cargadas de fuerza y lirismo, influenciadas principalmente por el action painting y el color field painting; im√°genes que desde la no figuraci√≥n que s√≠ encontramos en sus otras piezas, intentan expresar mediante el color y la materia del cuadro, sensaciones como el movimiento, la velocidad y la energ√≠a (el ‚Äúautomatismo‚ÄĚ de Jackson Pollock, que redujo su gama crom√°tica pr√°cticamente al negro, el blanco y el gris azulado, y los brochazos irreverentes de Franz Kline, por ejemplo, son palpables en piezas como ‚ÄúCronos‚ÄĚ, ‚ÄúEncuentro I y II‚ÄĚ y ‚ÄúSemana‚ÄĚ). Incuso, donde m√°s autonom√≠a alcanza precisamente Ram√≥n de Jes√ļs es en esos ‚Äúpaisajes‚ÄĚ abstractos que pueblan su mirada, como vemos en piezas como ‚ÄúMi primavera‚ÄĚ (mi obra preferida de la muestra), ‚ÄúEl cuarto de Tula‚ÄĚ, ‚ÄúCromos‚ÄĚ y ‚ÄúTu piel‚ÄĚ.

Ram√≥n de Jes√ļs P√©rez de la Pe√Īa, graduado de la Academia Profesional de Artes Pl√°sticas El Alba y con formaci√≥n en los estudios de animaci√≥n Anima de Holgu√≠n, no plasma im√°genes o retratos femeninos en √≥leo sobre lienzo al azar: en sus obras vemos momentos, emociones, acciones, pensamientos, inquietudes, que captura, a veces con la rapidez del trazo o la acci√≥n inmediata, con las influencias de los maestros de la abstracci√≥n, pero sin depender, en su esencia, de ellos. Los colores, que conoce y explota, la esp√°tula, el brochazo, la l√≠nea segura en el dibujo, las gotas y trazos que pueblan la orograf√≠a de su arte, son acaso excusas para mostrarnos las formas que no vemos siempre, pero que rigen nuestros d√≠as con la sencillez impresionante del azul y el gris.


La enfermedad sobre la enfermedad: el testimonio fotográfico de una realidad (+Galería)

El distanciamiento social al que forzó la COVID-19 a nivel mundial resultó ser una de las medidas más importantes para hacer frente y prevenir el contagio de una enfermedad que puso en jaque al mundo y en tela de juicio nuestra propia condición existencial. Esta situación afectó en todos los niveles la dinámica social y personal de la Humanidad. Desde lo individual, lo colectivo, lo social, lo económico, lo cultural, los artistas del mundo tuvieron que reconducir su quehacer en función de estimular la creatividad, la generación de nuevos proyectos y reformular visualidades diversas para nada alejadas de la realidad propia, interpretada y construida de acuerdo a los horizontes de cada uno.

Desde los predios de la fotografía, creo que no ha quedado un artista del lente que, de un modo u otro, no haya registrado la crisis que trajo consigo esta enfermedad. Para algunos, los balcones y las ventanas se convirtieron en los espacios de trabajo más demandados. Para otros, fueron directamente los hospitales o centros sanitarios los espacios desde donde documentar esta situación. Y para muchos otros la motivación ha partido desde el espacio privado, desde el ambiente social de la vecindad. Incluso, la motivación en ellos ha transcendido los límites de lo personal y hasta de lo geográfico, y artistas de diversas partes del mundo se han congregado en diferentes proyectos artísticos colectivos.

Aun en medio de un ciclo obligatorio de distanciamiento social, la narrativa visual de la fotograf√≠a y las potencialidades y alcance de las tecnolog√≠as, han permitido que los fot√≥grafos narren, desde sus experiencias, las circunstancias que la COVID-19 ha generado, as√≠ como el impasse que domina hoy la realidad de la Humanidad. Desde el momento mismo en que esta pandemia forz√≥ a un cambio radical en la vida de todos, innumerables im√°genes han circulado por la plataforma virtual, en tanto espacio de socializaci√≥n por excelencia ante tal realidad, como muestra de los comportamientos, de la situaci√≥n de cada regi√≥n y de estados de √°nimo que fluct√ļan entre lo esperanzador y lo fat√≠dico: historias que comportan una carga visual y discursiva en las que se conjugan lo social y lo humanitario.

En tanto manifestación que se vale de la instantaneidad de su ejercicio, de la veracidad de su registro y de la facilidad para su circulación, la fotografía ha estado ahí, en la línea de fuego, reflejando a través de las diversas miradas de sus creadores no solo lo que sucede al interior del confinamiento, en la intimidad familiar, en ese complejo ambiente de convivencia al que todos hemos tenido que recurrir sin siquiera tener más opción. También, la fotografía ha registrado lo que sucede al exterior del confinamiento, evidenciando las huellas de un enemigo invisible que se mueve a la velocidad de la luz, y que deja a su paso una catástrofe mundial.

De diversas maneras posibles, los fotógrafos cubanos se han sensibilizado y comprometido con la situación sanitaria que desde un principio provocó esta enfermedad. Y es que, cuando se genera una suerte de ansiedad en el interior del artista es el momento en que surge la fiebre de la creatividad, esa necesidad de decir a través de imágenes lo que siente. Respetando las singularidades de cada creador, es la condición humana, su drama actual, la inseguridad y la voluntad de sobrevivencia los temas que unifican, curatorialmente si se quiere, todo ese enjambre de fotografías que circulan hoy sobre nuestra realidad.

El joven fotógrafo cubano Manuel Almenares (La Habana, 1992) ha venido desarrollando, desde el momento justo en que la COVID-19 impusiera un nuevo ritmo de vida y angustias en nuestro país, el ensayo fotográfico La enfermedad sobre la enfermedad, donde resume en blanco y negro, no por gratuidad sino por el matiz dramático y refinado que le ofrece a la imagen, escenarios reveladores del impacto de la enfermedad en su ciudad natal. La fuerza potente que encierra este ensayo le permitió a su creador ser galardonado con el Gran Premio de la Fototeca de Cuba y la Beca de Creación Alfredo Sarabia in Memoriam, en su edición de 2020.

Las imágenes que conforman este ensayo resultan una minuciosa crónica social y visual sobre el paso, evolución e impacto del coronavirus en los barrios de Centro Habana y Habana Vieja, así como sobre las consecuencias que facturó para el decursar cotidiano de su gente. Y me refiero a una crónica social no con el interés de anclar su discurso en el compromiso abnegado de un artista para con el momento que vive, sino desde la mirada de un joven fotógrafo que se debate a través de imágenes urbanas los modos de representación de la ciudad que habita. Son sus obras testimonios de una realidad que lejos de olvidarse, quedará perpetua en la memoria y en el pensamiento de todos aquellos que nos ha tocado experimentarla y, con buen tino, sobrevivirla.

El acierto de Manuel Almenares con su ensayo La enfermedad sobre la enfermedad radica, en mi opinión, en cómo el creador logra transgredir los límites del registro documental hacia un ejercicio de reflexión sobre una realidad que afecta a todos. Logra así que la mirada del espectador se detenga, que indague en esos ambientes urbanos, los cuales, aun cuando parecieran ángulos harto conocidos de la ciudad, se nos presentan desde una nueva sensibilidad coyuntural. Precisamente, ese anclaje circunstancial viene denotado por la presencia constante en el ensayo de la mascarilla o nasobuco, accesorio de primera necesidad y obligación que adherimos a nuestra cotidianidad producto de la pandemia, a lo que se le suman las expresiones de incertidumbre, angustia y desolación de los individuos captados por el lente de Almenares. 

El artista ‚Äútestimonia din√°micas de convivencias vecinales, pasillos sombr√≠os y vetustos, interiores que abruman, solares que guardan todo tipo de historias, verjas que limitan el contacto mas no el saludo, exteriores de una ciudad que intenta sobreponerse a la enfermedad, zonas de fe autoconstruidas como escudo para soportar al emisario de la muerte. Es un testimonio enfocado en sujetos an√≥nimos, h√©roes de su cotidianidad, superh√©roes de sus familias, supervivientes de carne y hueso que intentan no flaquear ante lo espinoso, que encuentran una alternativa para deslizarse tangencialmente por el infortunio, para batear alegremente toda clase de bolas malas.‚ÄĚ[i]¬†

En líneas anteriores me refería al dramatismo y la elegancia que comportan las imágenes de Almenares, potenciado por el empleo del blanco y negro como recurso técnico y visual para su ensayo. Esa aclaración me permite introducir ahora un discurso más prolongado sobre la exquisitez de la técnica de este joven fotógrafo. Se advierte aquí una cuidadosa elaboración de la imagen, no en el sentido de una posproducción digital o en la preparación de una escenografía determinada. Ninguna de ellas tiene cabida en la praxis que revela este ensayo. Manuel Almenares traduce en arte fotográfico lo que se le presenta en la realidad inmediata; escoge meticulosamente las escenas, cuyo resultado visual pareciera como si estas estuvieran ahí, esperando por él para ser capturadas por su lente. Además, manifiesta un gusto por el enrarecimiento del ángulo a fotografiar, por complejizar la visualidad de la escena, en consonancia con cada situación reflejada. Así, le otorga a su trabajo un halo expresionista, dramático y hermoso al unísono, que remueve algo en el interior del que se acerca a observar.

Me atrevo a afirmar que para el proyecto South Florida Latin American Photography Forum (SoFLaFoto) y su fundador, el fotógrafo cubano radicado en Estados Unidos desde 1995, William Riera, el ensayo La enfermedad sobre la enfermedad comporta un potencial loable y necesario de visualización, motivo suficiente para compartir con la comunidad artística fotográfica que promueve SoFLaFoto.

Esta es una plataforma que naci√≥ a ra√≠z del confinamiento que trajo consigo la pandemia, cuyo esbozo del proyecto fue desengavetado por su creador con la pretensi√≥n de crear un espacio que potenciara ‚Äúla visualizaci√≥n y promoci√≥n de la fotograf√≠a latinoamericana y de aquellos trabajos de artes visuales basados en la fotograf√≠a que reflejan la vida de la comunidad latina (‚Ķ) teniendo en cuenta la ausencia de espacios aglutinadores y de promoci√≥n e investigaci√≥n del arte fotogr√°fico en un √°rea tan cambiante como el sur de la Florida. De esta forma, el proyecto SoFLaFoto surge como una plataforma que asume el desaf√≠o de localizar, recopilar, organizar y compartir la informaci√≥n relacionada con las obras de los fot√≥grafos que han documentado la vida de la comunidad latina, el decursar de la regi√≥n latinoamericana (Hispanoam√©rica, Brasil y Hait√≠), adem√°s de la variedad de temas que son relevantes para la sociedad como la memoria, la historia, la di√°spora, la inmigraci√≥n, la identidad, la familia, la religi√≥n, las cuestiones de g√©nero, el racismo, la adicci√≥n, la desigualdad, los derechos LGBTQ: todo esto dentro del √°mbito de la fotograf√≠a latinoamericana, documental y callejera.‚ÄĚ[ii] ¬†

SoFLaFoto, como proyecto de promoción y visualización de la fotografía contemporánea, acertó en auspiciar el ensayo fotográfico La enfermedad sobre la enfermedad como ejercicio expositivo disponible en la plataforma virtual The Exhibit. De esta manera, se traduce del lenguaje ensayístico que ofrece Manuel Almenares con su trabajo al lenguaje de la curaduría digital, herramienta actual en vigor en tanto dinámica de circulación y movilización de las prácticas artísticas contemporáneas en tiempos de pandemia.

Véase en este ensayo el nervio social de una ciudad que atraviesa la enfermedad sobre la enfermedad: una, de índole social, de una cotidianidad tensa que intenta sobrevivir ante los obstáculos que sobrevienen; otra, de matiz sanitario, que sobrepasa toda voluntad humana y se impone con voz cantante en el decursar del planeta. 

Biografía del artista:

Manuel Almenares Estrada (22 de enero de 1992. La Habana. Cuba)

Email: almenaresmanuel@gmail.com

IG: @manuelalmenares_visual

FB: manuel.almenaresestrada

Teléf.: (+53) 58417385

Fotoperiodista de la Revista Opus Habana, de la Oficina del Historiador de la ciudad de La Habana (OHC) (2017-2019) y fotorreportero de Carnival Corporation, Fathom (l√≠nea de cruceros) (2016). Ha expuesto sus obras tanto en muestras personales como colectivas en pa√≠ses como Espa√Īa, Ucrania, M√©xico, Estados Unidos y Cuba. Ha participado en diversos eventos de arte, entre ellos la Bienal de La Habana, la Muestra Joven del ICAIC (Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematogr√°ficos), la Bienal de Fotograf√≠a Alfredo Sarabia in Memoriam, Fotofest International & Foundation for Culture and Society y PhotoESPA√ĎA 2019. Entre los reconocimientos obtenidos se encuentran el Gran Premio de la Fototeca de Cuba y la Beca de Creaci√≥n Alfredo Sarabia al ensayo La enfermedad sobre la enfermedad; el Premio J√≥venes en el Lente (4ta edici√≥n); el Premio del Centro Provincial de Artes Pl√°sticas y Dise√Īo de La Habana 2016; y la Menci√≥n de la Fototeca de Cuba en la Beca de Creaci√≥n Ra√ļl Corrales al proyecto Vida interior. Es adem√°s miembro del colectivo internacional de fot√≥grafos Jibaro Photos.

Notas:

[i]Fragmento del texto curatorial de la exposici√≥n virtual La enfermedad sobre la enfermedad en La Habana, del fot√≥grafo cubano Manuel Almenares, en la plataforma online de exposiciones The Exhibit. Abierta al p√ļblico desde el 15 de enero hasta el 28 de febrero de 2021. Muestra auspiciada por el South Florida Latin American Photography Forum (SoFLaFoto). Link de la exposici√≥n: https://theexhibit.io/exhibition/hold-still-pandemic-in-havana

[ii] Fragmento del statement del proyecto SoFLaFoto, fundado en 2020. En Facebook e Instagram: @soflafoto.


Un artista siempre joven

‚ÄúSi me preguntaran c√≥mo ser√≠a Eduardo dentro de cinco a√Īos, los que me conocen dir√≠an que seguir√≠a siendo el mismo. Un eterno joven que a pesar de sus canas, esas que reflejan el tiempo inexorable pero que tambi√©n traen la experiencia, no perder√≠a nunca la inocencia, la ilusi√≥n y el deseo de seguir dibujando.‚ÄĚ

Esta, sin dudas, es la esencia que une el pasado, el presente y futuro de Eduardo Castillo S√°ez. Un pintor camag√ľeyano que ha encontrado hoy muchas maneras de expresar el arte desde su percepci√≥n del mundo interno del artista; una sinergia inexorable entre sus sue√Īos y la necesidad de crear un discurso pict√≥rico de peque√Īos trazos y l√≠neas que inmersas entre el blanco y el negro trasluce conceptos en relaci√≥n con el mundo femenino que tanto defiende en sus obras.

Proceso creativo de Eduardo Castillo/ foto cortesía del artista

Tras la silueta de una mujer intangible…

¬†‚ÄúComenc√© mirando el espacio que ten√≠a, observando la pasi√≥n de muchos que se adentraban en el mundo del trazado y del pincel. Fue una simple curiosidad de un ni√Īo que quer√≠a dibujar en una libreta de dibujos.

“Creo que es importante tener una aptitud y desarrollarla, buscar un camino y encontrarte en él con las ganas de aprender. En ese sentido las Academias de Arte forman un pensamiento, una filosofía de cómo ser un artista que sin dudas es necesario pero que adolece todavía de la parte técnica y el cómo proyectarse una vez que termina esa etapa estudiantil y cómo emplear el marketing para promocionar y visibilizar tu obra. 

Pintadas realizadas en el Casino Campestre/ foto cortesía del artista

‚ÄúA√ļn as√≠, mi tiempo en la Academia estuvo influenciado notablemente por mi profesor de dibujo Alberto de la Red y por importantes artistas pl√°sticos camag√ľeyanos como Joel Jover, Luis Mart√≠nez Pedro, Nazario Salazar y Fidelio Ponce de Le√≥n, unido al arte expresionista internacional. Mi obra, como yo, es joven; estamos intentando entre los dos llegar a concretar un tema que nos lleve a un pensamiento en com√ļn para dialogar y reflexionar, y no es mi intensi√≥n conformarme sino el de seguir incansablemente en esa b√ļsqueda.‚Ä̬†

Tras graduarse en 2006 en la especialidad de Artes Pl√°sticas en la Academia de Artes ‚ÄúVicentina de la Torre‚ÄĚ, Eduardo Castillo inici√≥ su adiestramiento laboral dedicado a la docencia como conservador de arte en el Museo Provincial ‚ÄúIgnacio Agramonte y Loynaz.

Su tiempo como conservador redise√Ī√≥ sus c√≥digos est√©ticos con marcados rasgos abstraccionistas y figurativos, dise√Īados desde la calidez de un mundo, en ocasiones surrealista, pero que llega con ideas propias introduci√©ndose subjetivamente en ‚Äúla imagen de la mujer como insinuaci√≥n de un universo complejo y por descubrir‚ÄĚ, como expresara el propio artista, quien de una forma singular nos describe la feminidad desde sus concepciones siempre unida a la belleza.

Eduardo Castillo junto a los artistas plásticos Nazario Salazar y Joel Jover./ foto cortesía del artista

La curiosidad por las figuras femeninas y la imagen de sus rostros y siluetas provocadoras y sugerentes llev√≥ a Eduardo Castillo a crear una veintena de piezas que conforman su m√°s reciente muestra personal ‚ÄúEl Camino incierto suyo‚ÄĚ, expuesta en la Galer√≠a Juli√°n Morales de la sede de la Uni√≥n de Artistas y Escritores de Cuba (UNEAC) en el territorio.

Una exposici√≥n que forma parte de las actividades que se realizan en la provincia en el marco de la XIV Feria de J√≥venes Creadores ‚ÄúGolpe a Golpe‚ÄĚ y la cual deja entrever el principio de un cambio en la parte f√≠sica de su obra atadas en un mismo hilo conductor que lo realza como un artista talentoso en una ciudad de artes visuales.

El Camino incierto suyo…

‚ÄúEsta exposici√≥n surge de un proyecto que llevo desarrollando hace varios a√Īos, que utiliza a la mujer como referencia. En √©l hago un estudio de su comportamiento y sus necesidades, su actitud ante la sociedad y su competencia con la misma belleza. En esta muestra hablo del tiempo transcurrido a trav√©s del viaje, un viaje personal, subjetivo, que se matiza con un car√°cter de momentos.

Obra de la serie El Camino Incierto Suyo/ foto cortesía del artista

‚ÄúEs el comienzo de una vida plagada de transparencia y la necesidad de expresar una contumaz postura en relaci√≥n con el dibujo, como la describiera Jorge Santos Caballero, escritor y curador de esta exposici√≥n. En ella uso t√©cnicas de acr√≠lico sobre cartulinas y dos instalaciones, un rejuego con la l√≠nea donde la presencia de la mujer se visualiza en diferentes lugares con un lenguaje simb√≥lico y una imagen m√°s perceptible y atractiva a la vista.‚ÄĚ

‚ÄúCada exposici√≥n creada por m√≠ son como mis hijos, y esta es una m√°s de ellos, cada una con su manera de ser, su momento y peculiaridades. Muchas veces registro todas estas im√°genes y las miro una y otra vez, porque cada una tiene su propia esencia pero siempre bajo un mismo concepto. Para crearlas me debe motivar el ambiente que me conecta con mi trabajo y centra mis motivos de inspiraci√≥n con la disposici√≥n de reforzar mi obra‚ÄĚ.

Entrega del cuadro Destellos al politólogo Ignacio Ramonet, invitado de honor de la XIV Feria de Jóvenes Creadores Golpe a Golpe/ foto cortesía del artista

¬†‚ÄúUn a√Īo activo para las Artes Pl√°sticas y la AHS‚Ķ‚ÄĚ

“Siendo asociado de la AHS me propuse como Jefe de la Sección de Artes Plásticas mostrar el excelente talento profesional de los jóvenes artistas visuales que hoy pertenecen a la organización y que ven en ella la oportunidad para darse a conocer en un medio que de por sí es competitivo y en el cual es necesario la promoción. 

“La AHS te abre ese camino y te permite compartir con aquellas personas que piensan y dialogan de la misma forma; te da la experiencia de participar en eventos y fortalece tu currículum como artista.

Eduardo Castillo con su obra de tesis de grado de la Academia de Artes Visuales Vicentina de la Torre/ foto cortesía del artista

‚ÄúLa Secci√≥n de Artes Pl√°sticas de la filial camag√ľeyana cuenta hoy con 21 asociados, siete de ellos culminan este a√Īo su paso por la asociaci√≥n, cinco residen en otras provincias y uno en el municipio de Florida. En este a√Īo se realiz√≥ la VI edici√≥n del Sal√≥n de Artes Visuales para J√≥venes Creadores ‚ÄúGestos‚ÄĚ, un encuentro nacional dirigido al p√ļblico joven, a los estudiantes, artistas autodidactas, graduados y profesionales, quienes abarcan todos los g√©neros de las artes visuales con una diversidad est√©tica que explora a su vez nuevos modos de hacer.

‚ÄúSe organiz√≥ adem√°s un amplio programa de trabajo donde se impartieron clases magistrales, conferencias de cr√≠ticos, secciones te√≥ricas, exposiciones personales y la reinauguraci√≥n de un estudio-galer√≠a: Leonardo Pablo Art-Studio. Se realizaron dos pintadas, una dedicada a la literatura, expuesta en la Galer√≠a Ateneo, y la otra, por los 34 a√Īos de la AHS y la cual se exhibe en la Galer√≠a Miras. Los artistas crearon 25 cuadros que se donaron al Centro Provincial del Libro y La Literatura para la decoraci√≥n de sus librer√≠as y cinco de ellos se quedaron como obra de valor de la AHS.

‚ÄúA pesar de los requerimientos y el distanciamiento social provocado por la Covid-19, este a√Īo ha sido at√≠pico pero sin embargo muy activo. Los artistas desde sus casas han creado sus obras personales y se han conectado con los proyectos colectivos. La divulgaci√≥n de su trabajo se ha mantenido a trav√©s de las plataformas digitales con la publicaci√≥n de c√°psulas de videos promocionales. Las exposiciones personales de Alejandro Hern√°ndez, Alejandro Rodr√≠guez Leiva, Odalys Ochoa y Chuli Herrera, fueron muestras del quehacer constante de nuestros artistas en tiempos de pandemia.

Exposición Polvos de Carbón/ foto cortesía del artista

‚ÄúLa vinculaci√≥n entre la organizaci√≥n y las distintas instituciones como el Fondo de Bienes Culturales, la Galer√≠a de Arte Universal Alejo Carpentier y el Consejo de Artes Pl√°sticas, entre otras, es lo que ha posibilitado el logro y funcionamiento de un entramado de acciones donde los artistas han logrado mostrar su excelente talento profesional.‚ÄĚ

Inauguración de la Exposición El Camino Incierto suyo/ foto cortesía del artista

Concierto íntimo y diverso

Nuevos modos de comunicar el arte, cualquiera sea su manifestaci√≥n para nuevos p√ļblicos y sus demandas, asoman en los escenarios holguineros.

tomada del perfil de facebook de elizabeth soto

Con la sala Alberto D√°valos del Teatro Eddy Su√Īol como locaci√≥n y con citas los terceros jueves de cada mes, desde este 26 de noviembre llega Revelaciones: conciertos de m√ļsica electr√≥nica, poes√≠a y artes visuales.

tomada del perfil de facebook de elizabeth soto

Los creadores y anfitriones son la poeta Elizabeth Soto y Dj Arte quienes proponen la interesante mezcla donde al decir de Soto: ‚Äúla poes√≠a es un acompa√Īamiento pero no es m√ļsica electr√≥nica de sal√≥n, es un subg√©nero que usa los sonidos org√°nicos con efectos de sonidos naturales.

En este primer concierto estuvo invitado Jeffrey Lewis, DJ productor de Guant√°namo que tambi√©n hace m√ļsica electr√≥nica sobre este subg√©nero, Ambient y estar√° adem√°s el poeta Erian Pe√Īa.

tomada del perfil de facebook de elizabeth soto

La joven autora y miembro de la secci√≥n de Literatura de la AHS en Holgu√≠n explica: ‚ÄúCon la incorporaci√≥n de textos he querido que se fusionen este tipo de sonidos. Los textos se inspiran en la m√ļsica y viceversa. Es en vivo, hay pistas hechas y otras que se hacen directamente en el concierto

Hemos querido hacer un show visual, sonoro, porque tambi√©n va estar invitada una artista a cargo del videoarte que se estar√° exponiendo en el fondo y el criterio de selecci√≥n es precisamente por este concepto de espect√°culo visual y sonoro. Queremos trabajar con autores y artistas visuales de la ciudad, as√≠ como m√ļsicos y que cada concierto sea √ļnico.‚ÄĚ

tomada del perfil de facebook de elizabeth soto

El nuevo espacio de conjugaciones interesantes de expresiones art√≠sticas, si bien ha tenido similares expresiones en espacios como la Pe√Īa Entrada de emergencias de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, con la presencia habitual de Elizabeth Soto y Dj Arte, ofrece a los espectadores la diversidad de su propuesta y la intimidad de la peque√Īa sala de teatro.


Paisajes a los que volver con Alejandro Ortiz (+Galería de fotos)

‚ÄúSi hay algo vital en el pensamiento de Alejandro Ortiz P√©rez, que brota naturalmente de su condici√≥n definitoria de artistas sensible, es la b√ļsqueda de enlaces ocultos entre elementos separados por el tiempo y el espacio‚ÄĚ, escribe el profesor e historiador de arte Ernesto Galb√°n Peramo en las palabras del cat√°logo de la exposici√≥n Paisaje, del joven creador Alejandro, inaugurada recientemente en la Casa del Joven Creador de Holgu√≠n.

Expo Paisaje – Alejandro Ortiz (foto Erian Pe√Īa Pupo)

Estos enlaces ocultos, esas indagaciones, se nos aparecen desde el propio t√≠tulo: desde el punto de vista pict√≥rico, el paisaje ‚Äďcasi siempre asociado a la mirada acad√©mica en la historia del arte‚Äď es la representaci√≥n gr√°fica de un terreno extenso (esa extensi√≥n de un espacio que se ve desde un lugar o sitio) y lleva impl√≠cita, adem√°s, la existencia de un sujeto observador (nosotros) y de un objeto observado (las obras de Alejandro Ortiz).

Expo Paisaje – Alejandro Ortiz (foto Erian Pe√Īa Pupo)

Pero estas piezas ‚Äďy he aqu√≠ lo interesante de la exposici√≥n desde su propio t√≠tulo‚Äď nada tienen que ver con la concepci√≥n anterior del paisaje: sucede que no hay ‚Äúpaisajes en s√≠‚ÄĚ hablando etimol√≥gicamente, pues Alejandro Ortiz, graduado de la holguinera Academia Escuela Profesional de Artes Pl√°sticas El Alba, explora m√°s bien la instalaci√≥n y el ready-made, con influencia de Marcel Duchamp y otros movimientos art√≠sticos que se manifestaron en contra del existente ‚Äúarte retiniano‚ÄĚ a trav√©s de sus obras (una de las piezas es ‚Äúduchampiana‚ÄĚ desde el nombre, la videoinstalaci√≥n ‚ÄúFuente‚ÄĚ).

Expo Paisaje – Alejandro Ortiz (foto Erian Pe√Īa Pupo)

Lo coyuntural, lo fugaz, lo moment√°neo ‚Äďpartiendo, adem√°s, de los propios materiales que utiliza, de la mirada minimalista: hojas de √°rboles, ramas, piedras, tierra, madera‚Äď siempre han sido intereses del ready-made, y aqu√≠ portan una experiencia conceptual para nada simple, todo lo contrario, y al mismo tiempo dialogan con el p√ļblico, abriendo dis√≠miles posibilidades interpretativas y asociativas, caminos varios a recorrer.

Expo Paisaje – Alejandro Ortiz (foto Erian Pe√Īa Pupo)

‚ÄúAl establecer una relaci√≥n org√°nica en toda su obra, nos percatamos que las partes se han colocado de manera inteligente, quedando abolida la jerarquizaci√≥n habitual. Entonces desaparece la subordinaci√≥n del derivado al antecedente: tienen el mismo valor‚ÄĚ, comenta Galb√°n Peramo, y este valor ‚Äďen un contexto donde ya los referentes han mutado y mezclado considerablemente, sobre todo despu√©s de la segunda mitad del siglo XX y con la posmodernidad, al punto de que los sedimentos concretos, digamos que puros, apenas existen‚Äď adquiere en la obra de Alejandro, estudiante de la Instituto Superior de Arte (ISA) en La Habana, un matiz que amplifica sus inquietudes y b√ļsquedas, en piezas que funcionan como un sistema coherente ‚Äúdonde el paisaje se nos aparece de manera redimensionada para hacer que lo calquemos de una manera singular en nuestras mentes y que lo interpretemos seg√ļn nuestras experiencias anteriores.‚ÄĚ

Expo Paisaje – Alejandro Ortiz (foto Erian Pe√Īa Pupo)

En Paisaje encontramos piezas como ‚ÄúVolver‚ÄĚ, que utiliza tierra y piedras (¬Ņdel sitio al que se vuelve?); ‚ÄúNadie escapa‚ÄĚ, una especie de faro sobre un pedestal con manivela, que hace que el foco (un ojo) gire como si fuera un eje de luz, acaso interrog√°ndonos con su ‚Äúmirada luminosa‚ÄĚ (¬Ņel ojo que todo lo ve, el que vigila cada paso, cada huida, los faros de las costas de la patria?); ‚ÄúJuicio‚ÄĚ, a partir de una hoja de palma quemada que forma un camino, a trav√©s de las cenizas y los restos, hasta la rama, el centro de la hoja; y ‚ÄúHorizontes de suelo‚ÄĚ, que utiliza hojas secas pegadas con cinta adhesiva a la pared.

Expo Paisaje – Alejandro Ortiz (foto Erian Pe√Īa Pupo)

Esta coherencia como sistema ‚Äďcon la propuesta y consigo mismo como creador‚Äď y con la instituci√≥n arte, su tradici√≥n y revaluaci√≥n constante, es lo que m√°s celebro de Paisaje, la muestra personal que Alejandro Ortiz expone en la galer√≠a de la AHS en Holgu√≠n.

Expo Paisaje – Alejandro Ortiz (foto Erian Pe√Īa Pupo)

Expo Paisaje – Alejandro Ortiz (foto Erian Pe√Īa Pupo)


La fotografía y el camino de la felicidad

La fotograf√≠a de Rub√©n Ricardo Ferrero (Hardy) ha tocado un punto muy preciso, dir√≠a que entra√Īable, en mi memoria emotiva como espectadora. La primera vez que hall√© una de sus im√°genes ‚ÄĒgracias al influjo en ocasiones maravilloso de las redes sociales‚ÄĒ, sent√≠ que era Keats quien dec√≠a por m√≠: ‚ÄúLa belleza es verdad‚Ķ‚ÄĚ. Este joven artista, a√ļn desconocido, tiene mucho por ofrecer: m√°s que rostros y cuerpos bellos, su fotograf√≠a bebe de los caudales de la tradici√≥n visual y los moderniza, los dota de nueva vida y de movimiento.

¬ŅCu√°ndo y c√≥mo nace tu inter√©s por la fotograf√≠a?

Autor: Hardy

En el a√Īo 2009 hab√≠a desistido en mis estudios en la Universidad de Oriente y estaba cursando Ciencias de la Computaci√≥n, pero no me encontraba enamorado de mi profesi√≥n: pensaba en el futuro y en la idea de si quer√≠a que eso fuese toda mi vida, y no encontraba satisfacci√≥n en el pensamiento‚Ķ Retorn√© a mi ciudad natal y empec√© a estudiar Estudios Socioculturales en la Universidad de Holgu√≠n, m√°s por la satisfacci√≥n que quer√≠a brindarle a mi madre que por la propia; pero al mismo tiempo comenc√© a editarle fotos de 15 a una fot√≥grafa que viv√≠a en la esquina de mi casa.

As√≠ sucedi√≥ invariablemente hasta culminar la universidad en 2015, y fue entonces cuando comenc√© un estudio peque√Īo junto a Yunier, un profesor de la universidad. Me mantuve desarrollando este trabajo comercial hasta el 2017. Aquel fue un momento de decisi√≥n para m√≠: o continuaba la Maestr√≠a que hab√≠a comenzado en la universidad despu√©s de haber pasado el servicio social, o prosegu√≠a mi camino por la senda de la fotograf√≠a. Realmente no me sent√≠a pleno como profesor universitario, aunque confieso que me gusta mucho la docencia.

Decidí comenzar en la fotografía oficialmente en febrero de 2018. Es cierto que fue un interés que creció lentamente: me gustaba mucho aprender cosas nuevas de fotografía, ya tenía de base la edición y, sintiéndome fuerte en ese aspecto, empecé a preguntarme por qué no hacía yo mis propias fotos, algo más personal, que me llenara, un poco más alejado del trabajo comercial. Así comencé a subir fotos a Facebook que fueran más cercanas a mí y, sin darme cuenta, desarrollé una estética que me fue identificando. Ya para ese entonces la fotografía se había convertido en mi forma de existir.

Autor: Hardy

¬ŅC√≥mo concilias y concibes tu lenguaje est√©tico y la visualidad de tu obra?

Es una de las preguntas m√°s dif√≠ciles de responder. En mi caso, no se trata de que un d√≠a pensara en c√≥mo definir mi lenguaje visual, sino que se asisti√≥ a un c√ļmulo de experiencias, robaba ideas o detalles de cada foto que ve√≠a y que me impactaba, colores, tambi√©n formas, texturas, iluminaci√≥n, y poco a poco fui creando lo m√≠o, hasta conseguir que las personas fueran capaces de reconocer mi estilo.

En un área tan popular como la fotografía, definir una visualidad personal es algo bastante complicado.

Parto del punto más importante: es preciso que a uno mismo le guste lo que se hace y, a partir de eso, ser muy sincero, autocrítico, detallista e inconforme.

¬ŅEres un fot√≥grafo que deja madurar la idea o prefieres concreciones casi inmediatas?

Bueno, aqu√≠ hay sentimientos encontrados: siempre quisiera tener una idea concreta y con todos los elementos que la componen, pero es complicado en nuestro pa√≠s el acceso y la disponibilidad de los recursos fotogr√°ficos. En sentido general siempre tengo m√°s o menos claro lo que deseo hacer, pero la palabra final la tiene el momento en que aprietas el obturador, miras la foto en la c√°mara y te dices: ‚Äúaqu√≠ falta algo‚ÄĚ.

¬ŅDe qu√© manera piensas tu proceso creativo?

Una vez que ya tengo preparado el set de iluminación, pruebo diferentes opciones de una misma idea. Varío ciertos elementos hasta encontrarme satisfecho con lo que veo en cámara.

Autor: Hardy

¬ŅCu√°les son tus principales referentes visuales?

Tengo tantos que no sabría identificar solo algunos… puede ser cualquier autor. Si veo algo que me impacte se me queda como un referente.

Tus fotograf√≠as tienen una amplia carga simb√≥lica, ¬Ņpor qu√©? ¬ŅDe qu√© manera sintetizas, en tu composici√≥n y en los lenguajes f√≠sicos que pertenecen al cuerpo de tus modelos, un concepto art√≠stico?

En un principio me atra√≠a mucho la idea de no hacer retratos convencionales: buscar expresiones genuinas, mucho color, iluminaci√≥n dram√°tica, estaba empe√Īado en salir de lo convencional en la fotograf√≠a de mi provincia. La forma de sintetizar y de componer proviene de la pl√°stica renacentista.

Autor: Hardy

Como me comentabas antes, fue en febrero de 2018 cuando comenzaste en el mundo de la fotograf√≠a. Este hecho, si se ve bajo la lupa del tiempo transcurrido, te ubica en un momento gen√©sico y definitorio de tu est√©tica, ¬Ņcu√°les son los caminos visuales que m√°s te atraen?

Es bueno que te defina una estética visual, pero de nada sirve si no tienes un mensaje que transmitir, una idea que ofrecer. Igual, cuando lo hagas, tienes que reinventarte y seguir ofreciendo nuevas ideas, nuevos patrones. En mi fotografía no estoy del todo definido, al menos no al ciento por ciento. De momento, las luces suaves me seducen.

¬ŅHasta qu√© punto sientes que la iluminaci√≥n es esencial para desarrollar tu lenguaje como artista? ¬ŅQu√© consideras b√°sico o indispensable en este proceso?

Con el tiempo fui cambiando la idea inicial de que, para dramatizar, era necesaria una iluminación complicada (con ángulos y distancias específicas). Luego te das cuenta que sí, que es necesaria, pero no definitoria, se puede dramatizar de muchas formas. Lo que considero básico es tenerle ganas. Es cierto que las grandes marcas hacen la diferencia, pero sin ganas de llevarlo a cabo es imposible que salga algo bueno.

Autor: Hardy

¬ŅEres un artista que divorcia la idea de una imagen comercial de una imagen art√≠stica, o piensas que ambos registros pueden coincidir en un mismo objeto arte?

¬°Excelente pregunta! Siempre estuve convencido de que se pod√≠an llevar a cabo ambas ideas, lo art√≠stico y lo comercial, pero realmente me percat√© que no es tan as√≠. Influyen varios factores, varias cadencias de tiempo y diferentes objetivos: mientras la parte comercial juzga factores de inmediatez, de cantidades y de patrones establecidos, lo art√≠stico juzga la intenci√≥n, las expresiones, busca m√°s una comunicaci√≥n entre t√ļ y la obra. Siempre intento hacer arte en mi fotograf√≠a comercial, pero no siempre se puede.

Autor: Hardy

¬ŅC√≥mo valoras la promoci√≥n del joven talento visual en nuestro pa√≠s?

Siempre hablo de mi campo, de la fotografía en específico. Actualmente marcha mucho mejor, me he dado cuenta que ya hay varios nombres en la fotografía, se comienza a ver una generación joven, con otro concepto, con otra idea, con su estética particular, nada que ver con lo que se hacía en el principio de la década pasada.

¬ŅExisten suficientes oportunidades para el talento joven, m√°s all√° de lo puramente promocional? ¬ŅCu√°les otras oportunidades se necesitar√≠an concebir?

Carecemos de acciones que premien los trabajos de los artistas jóvenes. Costear una exposición, con todo lo que conlleva, no es muy barato que digamos. Se debe llevar a lo físico lo que se ha quedado como digital; no hay mejor evaluación para una obra que el hecho de verla a 10 centímetros de distancia en el plano terrenal.

Autor: Hardy

¬ŅSientes que el camino y los lenguajes visuales de un artista han de ser una din√°mica en constante movimiento?

S√≠, totalmente. El mundo actual devora la visualidad, te exige reinventarte cada par de a√Īos como m√°ximo. Es divertido exigirse a uno mismo y buscar variar en diferentes estilos.

¬ŅCu√°les son tus principales sue√Īos y expectativas? ¬ŅAd√≥nde deseas te conduzca tu camino como fot√≥grafo?

Sue√Īo ser reconocido por mi trabajo, que las personas, con ver una foto m√≠a, digan: ‚Äúesto es de Hardy‚Ķ‚ÄĚ

¬ŅMis expectativas?, seguir siendo inconforme, humilde y tratar de hacer la pr√≥xima foto tan interesante como la anterior (aunque es dif√≠cil lograrlo siempre).

Adonde deseo que me conduzca mi camino en la fotografía es hacia la felicidad. Amo mi trabajo y la calidad de este hace que se convierta en la razón de mi existencia. Los que me conocen dicen que sería buen psicólogo, pero la verdad es que, si no fuera fotógrafo, sentiría que me falta algo.

Autor: Hardy

Autor: Hardy

Autor: Hardy


«Cada ilustraci√≥n es una parte de m√≠ que le entrego al mundo»

Recuerdo, o al menos eso creo, que nos conocimos en el a√Īo 2010. Hugo Abeis Ruiz Toranzo era un joven artista esc√©nico con el que compart√≠a la afinidad del teatro, ese v√≠nculo poderos√≠simo que el teatro es en todos los √≥rdenes de la vida. Desde entonces, su obra ha caminado por diversas rutas, por la infinita senda del arte, con los pasos firmes de quien sabe que una ilustraci√≥n contiene no solo al mundo, sino tambi√©n al pensamiento.

¬ŅC√≥mo nace tu inter√©s en el Dise√Īo Esc√©nico? ¬ŅQu√© aporta a tu visi√≥n como artista de c√≥mic, el concepto y la comprensi√≥n de la teatralidad?

Hugo Abeis Ruiz Toranzo_retrato/ cortesía del entrevistado

Recuerdo que desde ni√Īo me sent√≠a atrapado por el magnetismo que ejerce el teatro cuando se ampara por una elaborada escenograf√≠a. Tal espect√°culo solo pod√≠a ser descrito como m√°gico. ¬ŅC√≥mo hacen para esconder la hoja de la espada cuando apu√Īalan al actor? ¬ŅDe d√≥nde viene esa sangre? ¬ŅC√≥mo es que se mueve eso que parece una monta√Īa en el horizonte? ¬ŅC√≥mo es que en un momento parece que estoy presenciando un campo al mediod√≠a, y de pronto me transportan a una ciudad a medianoche? Todas estas preguntas y m√°s rondaban mi cabeza, y siguiendo ese impulso de curiosidad infantil, quer√≠a desentra√Īar el misterio de c√≥mo se elaboraban esos trucos. Ese af√°n por convertirme en un mago de los bastidores fue lo que impuls√≥ mi inter√©s por el Dise√Īo Esc√©nico. La capacidad de transformar y manipular la realidad , y condicionar una experiencia donde el espectador se siente inmerso en la dramaturgia, sumado a los elementos t√©cnicos como la iluminaci√≥n, ambientaci√≥n, maquillaje y vestuario, son las herramientas que he extrapolado de mi entrenamiento escenogr√°fico y he utilizado para nutrir mi quehacer como ilustrador e historietista.

¬ŅHasta qu√© punto impacta, positiva o negativamente, una formaci√≥n acad√©mica en el desarrollo de la libertad creativa del artista visual?

Considero que una formación académica no es indispensable para el desarrollo de la libertad creativa del artista visual. Indiscutiblemente aporta y hasta diría que pone al estudiante en una posición aventajada ya que se le inculca los complejos aspectos técnicos y teóricos de la manos de mentores experimentados; además de que entran en contacto con otros intelectuales de disímiles procedencias, estéticas, y afiliaciones, lo cual es influyente en una proyección más universal del panorama artístico, y estimula la creatividad. Las escuelas de arte auspician una serie de eventos: dígase coloquios, bienales, concursos, convocatorias y becas que sirven para catapultar la labor artística de los jóvenes creadores.

Sin embargo, la Historia nos ha demostrado que de entre las filas de los autodidactas, tambi√©n han surgido brillantes artistas que enfocaron todo su tiempo y atenci√≥n en desarrollar sus aptitudes art√≠sticas, concentr√°ndose √ļnicamente en asignaturas que podr√≠an aportar a su obra, y descartando otras, no tan imprescindibles, que son impartidas por defecto en el entorno acad√©mico.

A tu criterio, ¬Ņqu√© tal la salud del c√≥mic nacional? ¬ŅCu√°les son sus principales carencias, tanto materiales como est√©ticas y espirituales? ¬ŅCu√°les son sus puntos fuertes?

Este es un tema que me apasiona. Podría escribir todo un ensayo, por lo ligado que está la historieta a la Historia de Cuba, y su triste deterioro con el devenir del llamado Período Especial, pero para los propósitos de estas cuartillas trataré de limitarme y ser lo más preciso posible.

En mi opinión, el cómic nacional está herido, pero no muerto. Su principal carencia es que no hay una industria como tal. Es decir, no tenemos una plataforma editorial (ya sea particular o gubernamental) donde se pueda divulgar periódicamente la obra de nuestros creadores. Al no existir esta, tampoco hay una manera de remunerar satisfactoriamente a nuestros artistas, por lo cual muchos de ellos optaron por mudarse a diferentes sectores del arte. Otros, en el mejor de los casos, fijaron su mirada más allá de nuestras fronteras, y se lanzaron a la aventura de intentar ganar renombre y prestigio en los mercados extranjeros.

cortesía del entrevistado

Como toda obra artística, la creación de una historieta requiere de materia prima de difícil alcance para los cubanos, dada su escasez y, en ocasiones, alto costo.

Como resultado de las carencias materiales sufridas en la d√©cada de los 90 y principios del milenio, nos sobrevivieron las revistas Pioneros, Zunz√ļn, Palante, Mar y Tierra y Caim√°n Barbudo, las cuales inclu√≠an entre sus p√°ginas uno que otros ejemplares de mu√Īequitos (como tambi√©n se le conocen a los c√≥mics en nuestro pa√≠s). Desde el punto de vista dramat√ļrgico, sus tem√°ticas, salvo pocas excepciones, son de corte did√°ctico, humor√≠stico o √©pico, donde resalta la falta de matices en los personajes, impera el manique√≠smo de estos, y se enfatiza la deificaci√≥n de la Historia y los h√©roes.

Esto mantuvo al c√≥mic cubano fuera de las llamas, pero desafortunadamente ayud√≥ a arraigar en el subconsciente popular, el anticuado estigma de que la historieta es para un p√ļblico infantil y adolescente. Lo que es peor, hay quienes a√ļn la ven como un subg√©nero donde solo habitan superh√©roes que sirven para exportar la ideolog√≠a capitalista yanqui, y corromper la mente de nuestros j√≥venes.

Quisiera aprovechar este espacio para dejar algo en claro: ¬°la historieta no es un g√©nero! La acci√≥n, el drama, la comedia, la tragedia, la fantas√≠a o la ciencia ficci√≥n son g√©neros. La historieta es una manifestaci√≥n art√≠stica; es considerada el noveno arte. Para muchos sigue siendo la hermana bastarda del cine o la fotograf√≠a, cuando en realidad es m√°s vieja que ambos, y por ende se merece el respeto y admiraci√≥n que, me temo, le hemos negado √ļltimamente en nuestro pa√≠s. Los superh√©roes no son m√°s que un subg√©nero de esta manifestaci√≥n art√≠stica. Parafraseando al gran escritor Neil Gaiman: es un vaso donde puedes echar cualquier tipo de l√≠quido; no el l√≠quido en s√≠.

cortesía del entrevistado

Si bien existen reconocidos autores como Paquita Armas Fonseca, Caridad Blanco y Antonio Enrique González Rojas que han investigado sobre la historieta en nuestro país, no contamos con una crítica especializada que otorgue validez a esta manifestación artística en las más altas esferas del sector intelectual.

Ahora hablaré de sus puntos fuertes. La primera virtud del cómic cubano es que existe, en yuxtaposición a otros países del mundo, donde nunca gozaron de un movimiento de historietistas, o existieron pero están muertos y enterrados. Con el paso de los tiempos, nuestros creadores han sabido adaptar los códigos estéticos del cómic al criollismo cubano. Tenemos muchos jóvenes creadores que se sienten con genuinas ganas de contar sus historias a través de esta expresión artística. La evidencia de ello está en los talleres de la Vitrina de Valonia, y los concursos anuales auspiciados por los eventos Behíque y Arte Cómic. Contamos con talentos en el dibujo que están a la par de los mejores artistas internacionales. De hecho, tenemos la dicha de que algunos hasta trabajan para ese mercado, y nos han transmitido sus experiencias para ponernos al día con el resto del mundo.

Anualmente, durante la Feria del Libro, vemos en creciente n√ļmero, publicaciones de c√≥mics por autores cubanos y for√°neos que r√°pidamente desaparecen de las taquillas debido a la alta demanda del p√ļblico. Y aunque a√ļn cojeamos en los guiones, por lo menos la variedad de g√©neros y tem√°ticas es cada vez m√°s diversificada.

Con el devenir del Internet y las redes sociales se han abierto nuevas posibilidades para la historieta en Cuba. Para los creadores, esto ha significado que hemos podido acceder con mayor facilidad a las obras de reconocidos autores for√°neos, y su influencia se ve reflejada en la creciente calidad art√≠stica de nuestros productos. Nos ha dado la posibilidad de promover nuestros trabajos y darnos a conocer, no solo en el resto del mundo, sino tambi√©n en casa. Otro aspecto que va de la mano con la informatizaci√≥n de la sociedad cubana es que ahora, m√°s que nunca, existe una red de artistas de todo el pa√≠s que, por las redes sociales, dan a conocer su obra, debaten, comparten gustos en com√ļn y crean puentes para colaboraciones.

Sí, el cómic cubano está herido, pero tengo fe de que pronto tendrá una sana inyección de innovaciones y reformas que lo harán volar al infinito y más allá.

¬ŅExiste en la historieta cubana una tendencia hacia el localismo? ¬ŅAcaso desde lo local se puede accederse a lo universal? ¬ŅC√≥mo?

Pienso que sí. A nivel provincial, el afán creativo de los artistas emergentes los conduce a publicar en las editoriales provinciales más cercanas. No son pocos los ejemplares del Centro y el Oriente del país que han visto la luz del día, cuya calidad en general, en muchas ocasiones, ha superado la de sus contrapartes occidentales. En ese sentido, creo que existe un aura de competencia sana, que no veo con malos ojos, puesto que fomenta la creación de productos más refinados y en mayor cantidad. 

Aunque las influencias extranjeras son algo evidentes en nuestros cómics, cierto es que, en su mayoría, abordan elementos de puro criollismo cubano que nos permite identificarlas como nuestras, ya sea en el habla coloquial, los paisajes autóctonos, el vestuario o los escenarios históricos que se ven ilustrados.

Para los extranjeros, Cuba siempre ha estado bajo un velo de misticismo y misterio que forma parte de su encanto. Nuestras historietas pueden ser una vía para apartar ese velo y proyectar un poco de luz sobre la visión que tenemos los nativos de nuestro entorno a partir de nuestro arte.

cortesía del entrevistado

¬ŅPiensas que existe una saludable emulaci√≥n est√©tica entre los j√≥venes referentes del arte del c√≥mic o hablamos acaso de un vac√≠o de sentido en nuestra producci√≥n nacional?

Existe un relevo de artistas muy talentosos, que poco o nada le tienen que envidiar a sus contrapartes extranjeros. El problema es que solo son conocidos por los miembros del gremio de historietistas, ilustradores y escritores de nuestro pa√≠s. Las escasas publicaciones, la falta de promoci√≥n y el desest√≠mulo econ√≥mico (entre otros) son factores que contribuyen a que permanezcan en el anonimato p√ļblico.

¬ŅQu√© particularidades presenta tu proceso creativo?

En mi trabajo trato de utilizar elementos propios de la estética del grabado o trabajos con pluma. A pesar de que utilizo soportes digitales, trato de reproducir una variedad de líneas con diferentes grosores para enmarcar los elementos, el contraste del blanco y negro para aludir a la iluminación de los personajes y su entorno, y el uso de tramados para dar valor y volumen. Últimamente he experimentado mucho con el uso de texturas que, pienso, enriquecen considerablemente mis obras.

Cuando trabajo con colores, trato de evitar a toda costa paletas monocrom√°ticas. Me gusta trabajar con un esquema de colores complementarios, variando la saturaci√≥n seg√ļn lo que demande la emoci√≥n que estoy tratando de inspirar en los espectadores, adem√°s de la tem√°tica de la obra.

¬ŅC√≥mo definir√≠as tu po√©tica?

Si tuviese que definirla en dos palabras: ‚Äúmitolog√≠a moderna‚ÄĚ. En mis obras trato de exponer personajes heroicos, fuertes, tit√°nicos‚Ķ a semejanza de c√≥mo los antiguos grecolatinos representaban a sus figuras mitol√≥gicas. Cuando trabajo, siempre trato de infundir una buena dosis de dinamismo y acci√≥n en lo que dibujo, de forma tal que los personajes parezcan que van a salir del marco de la p√°gina hacia la vida real. Para lograr esto, me apoyo en un lenguaje visual dotado de elementos caricaturistas, pero que se inclinen m√°s hacia el realismo.

¬ŅTe consideras un artista abierto a la colaboraci√≥n creativa o prefieres trabajar selectiva e independientemente?

Me considero alguien flexible y abierto a la colaboración. Si bien es cierto que trabajo individualmente y me he dedicado a desarrollar mi técnica en todos los perfiles de la historieta (guion, dibujo, entintado, color, letrado, etc.), reconozco que el trabajo en equipo acorta considerablemente los tiempos de producción, lo cual es un factor indispensable en la industria del cómic.

¬ŅCrees que solo puede hacerse arte cuando se entra en contacto con otros creadores?

Es algo muy relativo porque depende de cu√°l es la definici√≥n de cada cual de lo que es arte. Seg√ļn mi concepci√≥n, s√≠ considero que uno debe entrar en contacto con otros creadores para enriquecer su obra.

Siento que cada ilustración que hago es una parte de mí que le estoy entregando al mundo. Cuando dibujo, no puedo evitar canalizar mis emociones hacia el soporte. Son horas de mi vida que impregno en la tinta, junto con una mezcla de pasión que se ve reflejada en el producto final.

¬ŅC√≥mo ocurre la inserci√≥n del arte joven dentro de los circuitos nacionales e internacionales? ¬ŅSientes que existen barreras o condicionantes?

cortesía del entrevistado

En ambos casos es muy dif√≠cil. Por lo general, los realizadores de c√≥mics a nivel nacional empiezan a darse a conocer a trav√©s de talleres o concursos donde ponen a prueba sus habilidades y las van desarrollando. A partir de ah√≠, los ganadores tienen la dicha de ser publicados como parte del premio. Otra v√≠a es que presentan sus proyectos, ya sea parcialmente o totalmente concluidos, a casas editoriales como Abril, Gente Nueva (con su colecci√≥n √Āmbar) o Pablo de la Torriente, entre otras; de ser estos proyectos aprobados, se demoran aproximadamente un a√Īo en salir a la venta, sumado a otros varios meses para recibir el pago. Otra alternativa es tratar de insertarse en la plantilla de realizadores de las revistas mensuales, las cuales son bastante exclusivas. En caso de que no busque remuneraci√≥n monetaria, est√° la alternativa de trabajar en los llamados fanzines, que son auto publicaciones sin fines de lucro, o publicar directamente en plataformas digitales.

Trabajar ‚Äúpara afuera‚ÄĚ no es menos dif√≠cil. Existen un sinf√≠n de editoriales especializadas, pero todas son muy competitivas, por lo que se demanda una calidad t√©cnica extraordinaria. Adem√°s de las barreras idiom√°ticas, el artista tiene que demostrar que tiene la capacidad de narrar una historia de manera secuencial, adem√°s de una buena habilidad en el dibujo.

Hay quienes han tomado ventaja de las nuevas tendencias de Internet y han logrado exponer sus obras satisfactoriamente en sitios como Webtoon que, a mi entender, es como un YouTube para los c√≥mics; pero en este caso, el lastre principal es la accesibilidad a las conexiones, a la cual ning√ļn cubano residente en Cuba est√° ajeno. Otra posibilidad es entrar en contacto con otros creadores internacionales a trav√©s de grupos afines en las redes sociales, d√≠ganse Facebook, Instagram, Twitter, etc., y dar a conocer su disponibilidad para colaborar. En este caso la traba ser√≠a buscar la forma de recibir el sueldo, y es ah√≠ donde se ponen en pr√°ctica los efectos crueles y reales del bloqueo hacia nuestro pa√≠s.

El acceso a premios dedicados a tu perfil creativo, ¬Ņes suficiente en Cuba? ¬ŅQu√© necesitar√≠an los artistas visuales y de c√≥mics para que su trabajo sea m√°s difundido dentro y fuera de nuestros m√°rgenes geogr√°ficos?

Al final del día, no son los premios lo que realmente cuentan, sino la obra en sí. Es lo primero que te piden cuando entras a una editorial o estás solicitando un trabajo. Eso es lo que es realmente imprescindible para que salga a la luz y sea más difundido.

¬ŅQu√© buscas en otros artistas cuando decides trabajar en colaboraci√≥n? ¬ŅCu√°les son las historias y las visiones que te atraen?

Profesionalismo ético, creatividad, buen dominio de la técnica y amabilidad.

Soy un fiel defensor del potencial que tiene el c√≥mic para crear historias para un p√ļblico maduro. Me interesa crear historietas que aborden temas pol√≠ticos, psicol√≥gicos, filos√≥ficos y sociales de gran complejidad, sin importar el g√©nero que utilice para canalizar estos aspectos. Me gustar√≠a colaborar con otros creadores que apoyen estas ideas, y me ayuden a llevar a cabo ese fin.

En el ejercicio de tu creatividad, ¬Ņqu√© consideras elemental y qu√© imprescindible?

Lo elemental vendrían siendo los aspectos técnicos de mi obra. Ahora bien, lo que para mí es imprescindible es la emoción que quiero evocar en el espectador o lector al verla.


Quémese después de leerse (+Obras y fotos de la expo)

  • fotos de la inauguraci√≥n de la expo personal fotogr√°fica Re-evaluaci√≥n, de la artista Aneli Pupo/ cortes√≠a de aneli pupo

     

  • Palabras del cat√°logo de la exposici√≥n fotogr√°fica Re-evaluaci√≥n, de la artista Aneli Pupo, Beca de Creaci√≥n ‚ÄúJos√© V√°zquez Pubillones‚ÄĚ, inaugurada en el Centro de Desarrollo de la Ciudad de Guant√°namo, el 18 de octubre, como parte de las actividades por la Jornada de la Cultura Cubana.

cartel de la expo fotogr√°fica personal Re-evaluaci√≥n, de la artista Aneli Pupo, Beca de Creaci√≥n ‚ÄúJos√© V√°zquez Pubillones‚ÄĚ

La prensa ‚Äďy en este caso la prensa escrita, el tradicional peri√≥dico‚Äď resulta una construcci√≥n simb√≥lica y legitimadora, un espacio articulador de sentido (social y pol√≠tico). ‚ÄúLo que no salga en el peri√≥dico no existe‚ÄĚ (lo que nos lleva a pensar en grandes vac√≠os). Pero las r√°pidas transformaciones de las comunicaciones y la tecnolog√≠a de la informaci√≥n han precipitado la crisis del llamado periodismo tradicional, sobre todo la prensa plana, abriendo las posibilidades a la multiplicidad de discursos, una avalancha medi√°tica, que, veracidad aparte, no espera por la llegada del papel oloroso a√ļn a tinta (y va llenando ahora mismo estos vac√≠os).

Aneli Pupo enfoca literalmente sus inquietudes como artista y ciudadana ‚Äďcomo ser social que no esconde la mirada tras la c√°mara, sino que busca en las posibilidades del arte conceptual, en instalaciones previamente elaboradas, para pertrecharse de ellas, interrogarlas‚Äď respecto a la prensa, sus din√°micas y su papel, en Re-evaluaci√≥n (una de las series suyas que m√°s me interesa, por alguna que otra raz√≥n obvia, desde que vi ‚ÄúDeshecho‚ÄĚ, 2017).

Aqu√≠ recontextualiza la importancia que los medios de prensa ‚Äďsin discordancias, en la misma l√≠nea, portadores de id√©ntico matiz pol√≠tico‚Äď han jugado hist√≥ricamente en la construcci√≥n del pa√≠s (la identidad nacional no se puede observar sin las presencias y ausencias en nuestra prensa). Medios que, adem√°s, han jugado un papel visible en la ‚Äúlegitimaci√≥n‚ÄĚ de tendencias y artistas, que han servido de veh√≠culo para determinados momentos o soterrado otros en cambio (Recordemos Shock of the News, en la National Gallery of Art, Washington, 2012-2013, que establec√≠a una relaci√≥n entre el ‚Äúfen√≥meno period√≠stico‚ÄĚ y artistas que entablaron una relaci√≥n vibrante y multifac√©tica con las noticias impresas al apropiarse, imitar, desactivar, conmemorar y rescribir peri√≥dicos. Y en las artes visuales cubanas encontramos tambi√©n obras y discursos que abordan este tema, como Wilfredo Prieto con la reciente exposici√≥n Fake News, y el fot√≥grafo H√©ctor Herrera Acosta, con piezas a partir del peri√≥dico Granma).

Criterios cardinales – Aneli Pupo – 2019

Aneli lo hace a partir del propio uso de símbolos y elementos (polisémicos y reutilizables) como la flor, el micrófono, el inodoro, los huevos, entre otros, cada uno con su carga semiótica (asideros sociólogos en la conciencia ciudadana), envolviéndolos en las páginas impresas y potenciándoles el sentido, los espacios de la memoria (la prensa no como espejo de la cotidianidad, quizá vitrina, sucedáneo o estandarte de un arduo proceso de construcción social).

Efecto mariposa – Aneli Pupo – 2018

Si la digitalizaci√≥n y las redes mueven actualmente al mundo, si cada ma√Īana revisamos la web para saber qu√© ha pasado, con qu√© noticia amanecimos hoy, entonces, ¬Ņen qu√© lugar se encuentran ahora otros medios de difusi√≥n, en qu√© sitio sobrevive la prensa plana? Aun as√≠ Aneli asegura que el peri√≥dico ‚Äďportador hist√≥rico del discurso oficial‚Äď a√ļn posee un poder ineludible. Por otro lado, en piezas como ‚ÄúInformaci√≥n nutricional‚ÄĚ y ‚ÄúNoticia refrescante‚ÄĚ, realiza un ejercicio ling√ľ√≠stico/semi√≥tico que relaciona desde lo impl√≠cito/expl√≠cito al objeto portador (huevos, latas de cerveza o refresco) con la carga de significados que el propio t√≠tulo a√Īade.

Des-hecho – Aneli Pupo – 2017

Parte de su trabajo est√° sujeto a una perspectiva feminista, marcada por la mirada que escudri√Īa, duda y se cuestiona (los casos de feminicidio, el patriarcado, el cuerpo). Estos objetos cotidianos resematizados por la prensa, con su propia carga de significados, de alternancias s√≠gnicas, nos invitan a reflexionar sobre la tradici√≥n, la verdad hist√≥rica, el papel del periodismo en la sociedad, y la ideolog√≠a misma; y a repensar, sentir y mirarnos como Naci√≥n.

Información nutricional РAneli Pupo Р2019

El arte disfruta del (im)pudor y de la (im)prudencia, de esa facultad de decir m√°s all√° de la certeza. Su interpretaci√≥n no cabe en el car√°cter relativo y vol√°til de las palabras. Aneli Pupo deconstruye significados, recicla conceptos, rearma miradas, repiensa nuestra prensa y sus din√°micas, que es hacerlo con la sociedad. Ella quiere saber. Yo tambi√©n quiero. Nosotros queremos saber, si bien, recordando el t√≠tulo de un filme de los hermanos Coen, haya que quemar ‚Äúdespu√©s de leerse‚ÄĚ (a 451 grados Fahrenheit o 233 Celsius, que es cuando el papel arde), aunque la memoria nacional, lo que somos, al ser incombustible, nos observe entre las llamas.

Ablución РAneli Pupo Р2019

Nota refrescante – Aneli Pupo – 2020

Yo quiero saber – Aneli Pupo – 2020

Bordes РAnelí Р2020

El cristal con que se mira – Aneli Pupo – 2020