artes escénicas


Colores, risas y narices rojas: V Taller Internacional de Payasos

Con un desfile inaugural ¬†lleno de colores, risas y narices rojas qued√≥ abierto el V Taller Internacional de Payasos en esta ciudad de Las Tunas. A partir de ah√≠ se sucedieron intensas jornadas donde el arte del clown fue la protagonista. Celebrado a principios de este mes, la quinta edici√≥n del evento estuvo dedicada a El Salvador y cont√≥ con la participaci√≥n de m√°s de 60 artistas de diferentes naciones como M√©xico, Rep√ļblica Dominicana, Ecuador, Colombia y del pa√≠s anfitri√≥n.

El Centro Cultural Teatro Tuyo y la Escuela Profesional de Arte (EPA) El Cucalambé (escenarios de la Escuela Nacional de Clown) fueron las sedes principales del encuentro, aunque también hubo presentaciones en varios centros escolares.

Se realizaron cuatro talleres entre los que se destacan dos. El primero fue el impartido por el dominicano Claudio Rivera, sobre la dirección artística y el montaje. El segundo estuvo a cargo de la cubana Yexela González, quien compartió experiencias desde el camino antropológico del clown como una dinámica de trabajo y entrenamiento en Teatro Tuyo.

Colores, risas y narices rojas/ Fotos: Yeinier Aguilera Concepción

La escena teatral tunera se vistió de lujo con más de ocho presentaciones, resaltando del grupo de casa la reposición de la obra multipremiada, Gris, y de su más reciente estreno, Clarostuyo.

Otras propuestas interesantes fueron El Modelo y Drácula de Teatro Andante de Granma y de la Tropa Cachivaches de México, respectivamente. Mientras que la Asociación Cultural Irreal Teatro de El Salvador llevó a escena Tuber in Love y Celda Abierta, una experiencia artísticas puesta en práctica en centros penitenciarios de El Salvador.

Junto a las actividades teatrales y los talleres se celebraron coloquios, proyecciones audiovisuales y exposiciones de artes pl√°sticas. Momentos especiales de esta edici√≥n fueron la presentaci√≥n del documental Clownfabulaci√≥n, de las realizadoras Katia Ricardo y √Āmbar Carralero; y la exposici√≥n Ja, ja, ja, la cual todav√≠a se exhibe en el Centro Cultural Teatro Tuyo y que incluye 12 piezas realizadas por artistas salvadore√Īos, quienes se inspiraron en actuaciones del grupo tunero en tierras latinoamericanas.

Una vez m√°s el V Taller Internacional de Payasos demostr√≥ la validez del arte del clown, no solo como g√©nero teatral y forma de expresi√≥n, sino como v√≠a efectiva de comunicaci√≥n y para lograr din√°micas participativas con un p√ļblico diverso. La calidad de las obras y la respuesta de los espectadores dieron fe del buen resultado del evento.


Abriendo caminos con Teatro Garabato

Con el estreno de M√°s all√° de sus narices, a partir de un texto de Ren√© Fern√°ndez, Teatro Garabato, colectivo espirituano dirigido por Jos√© A. Meneses Ortega, celebra sus 25 a√Īos.

Los festejos comenzaron un poco antes, con A puntas, versi√≥n libre de El lago de los cisnes con direcci√≥n de Luis Orlando Ant√ļnez, Bambino, director de la compa√Ī√≠a camag√ľeyana La Andariega, llevada a escena mediante el uso de los t√≠teres y tras un amplio proceso de montaje y apropiaci√≥n de los c√≥digos del ballet mediante las manos.

José A. Meneses Ortega, director de Tetro Garabato/ Fotos Tommy Cordoví (cortesía de Teatro Garabato)

‚ÄúA puntas no tiene nada que ver con lo que hab√≠amos hecho hasta ahora, ni con Sancti Sp√≠ritus. Los actores tuvieron que decodificar muchas cosas, aprender a llevar el paso del ballet a las manos. Franklin hace un trabajo genial ah√≠, logra pasar a las manos los pasos. Algunas personas que no conocen de ballet no entienden la puesta, aunque Bambino logra que la dramaturgia sea clara, una obra visualmente hermosa; eso atrapa, para los ni√Īos que nunca hab√≠an visto ballet fue una experiencia √ļnica‚ÄĚ, dice Meneses.

La puesta, comentó entonces Bambino, posee muy pocos elementos coreográficos pues se basa esencialmente en imágenes; todo lo demás lo compone el vestuario y las puntas que usan en las manos, alusión a las zapatillas y posturas que adoptan los bailarines.

Por su parte, M√°s all√° de sus narices regresa al trabajo con el clown, que ha caracterizado parte del trabajo del colectivo espirituano. ‚ÄúNosotros la montamos hace 15 a√Īos m√°s o menos, con otra lectura, otra visualidad del espect√°culo, con payasos elegantes, coloridos, sin perder el texto tampoco de Ren√©, pues creo que es uno de los mejores dramaturgos que escribe para ni√Īos en Cuba y sobre todo el texto para clown. Adem√°s, Ren√© ha estado muy vinculado con el grupo, incluso en los inicios trabaj√≥ en la preparaci√≥n de los actores, pues Garabato ha tenido como caracter√≠stica que estos siempre se han formado en la compa√Ī√≠a, ha sido un poco escuela‚ÄĚ, asegura Jos√© Meneses.

Fotos Tommy Cordoví (cortesía de Teatro Garabato)

M√°s all√°‚Ķ sostiene su eficacia esc√©nica en varios factores, entre ellos el trabajo de los actores: los j√≥venes Franklin Adri√°n Romero Ben√≠tez, Lil Laura Castillo Rodr√≠guez y Gabriel David Collera Rives, adem√°s del experimentando Juan Modesto Castillo Claro. El clown les ofrece las posibilidades del desarrollo del cuerpo, la gestualidad, la expresi√≥n extraverbal, sostenida por un texto s√≥lido, conservado en su mayor√≠a en la adaptaci√≥n realizada por Meneses, a cargo de la puesta en escena y el dise√Īo general. Por otra parte, el dise√Īo escenogr√°fico y de vestuario (Oriesky Gonz√°lez), de luces (√Āngel Mart√≠nez √Āguila) y la selecci√≥n de banda sonora a cargo de Alberto Rodr√≠guez Hern√°ndez, eluden el t√≠pico clown en la b√ļsqueda de otras formas de expresi√≥n, apoy√°ndose incluso en el trabajo con t√≠teres. Estos nos trasladan a un basurero donde varios recolectores de desechos sue√Īan ser actores. Entre basura y despu√©s de la jornada, hermosa met√°fora la del maestro matancero Ren√© Fern√°ndez, hay un mundo posible.

Fotos Tommy Cordoví (cortesía de Teatro Garabato)

‚ÄúEn el clown tienes que defender una psicolog√≠a, una historia, no eres el tipo que se pint√≥ la cara y viene a hacer chistes‚ÄĚ, a√Īade Meneses, graduado de la Escuela Nacional de Instructores de Arte (ENIA) y con un trabajo reconocido tambi√©n en el √°mbito comunitario y de aficionados, fuente de la que bebe Garabato, y fundador adem√°s del Festival de Teatro de Aficionados Olga Alonso.

M√°s all√° de sus narices, atractivo divertimento esc√©nico protagonizado por clowns, que nos hace pensar, defiende precisamente eso: el papel del clown en el escenario teatral y las posibilidades interpretativas y creativas que le trasmite al p√ļblico como complejo y necesario ejercicio.

Garabato surgió en 1994. Hablemos un poco de esos días iniciales…

Garabatos son los trazos que los ni√Īos hacen cuando est√°n empezando a escribir. Es tambi√©n, si lo llevamos a la religi√≥n, el implemento que Elegg√ļa tiene para abrir los caminos; es lo que usa el campesino para apartar la maleza. Y el teatro es un poco de eso tambi√©n, algo que t√ļ usas para apartar las cosas malas del camino, ayudar a las personas, quitar de la gente esa maleza que tienen dentro‚Ķ

Nosotros empezamos haciendo teatro de calle, el clown incluido dentro de este tipo de teatro, y los actores de las academias no vienen preparados para hacer teatro de calle.

En 1994 se potencian los proyectos teatrales. Se me dio la oportunidad, entonces, de materializar un sue√Īo: tener un colectivo profesional. En un principio fuimos autofinanciados y as√≠ estuvimos bastante tiempo por lo que renunci√© a todo, incluso al salario. Signific√≥ empezar pr√°cticamente de cero, pero era el precio para hacer lo que quer√≠a.

Fotos Tommy Cordoví (cortesía de Teatro Garabato)

¬ŅQu√© ha caracterizado el trabajo de Garabato en estos 25 a√Īos?

Los actores siempre han sido hombres, esa es una caracter√≠stica del grupo; ahora est√° Lil Laura desde hace un a√Īo, pues no hab√≠a mujeres para trabajar, es muy dif√≠cil‚Ķ Llegamos a tener 10 o 12 hombres en el grupo. La calle nos da la posibilidad tambi√©n de que el hombre haga los personajes femeninos. Tratamos de rescatar mucho un fen√≥meno no muy estudiado por el teatro, que incluso los historiadores de este arte no reconocen como parte del teatro de relaciones espirituano: las comparsas art√≠sticas. Eran personas que sal√≠an en las fiestas del Santiago, que es el carnaval de aqu√≠, arrollando hasta un lugar y al llegar hac√≠an una representaci√≥n teatral. El √ļltimo espect√°culo que llevamos al Festival de Camag√ľey, Yayaber√≠as, est√° basado en esta tradici√≥n. Esa comparsa estaba compuesta solo por hombres, muchos disfrazados de mujeres.

Hemos trabajado muchas cosas de la tradición espirituana, partiendo de su estudio. Yayaberías tiene que ver con todo el folclore campesino. Obsesión con todo lo que es la parte de las construcciones en Sancti Spíritus, sus rejas, las columnas… Pero paralelamente hemos hecho títeres. No nos hemos centrado en una sola poética en el grupo.


«Los actores que m√°s valoro son aquellos que m√°s arriesgan»

En el √°mbito teatral de La Habana poco se ha escuchado de Tanis N√°poles. No obstante, desde la creaci√≥n silenciosa y paciente, esta joven actriz lucha por abrirse paso en los caminos, a veces intrincados, de la escena nacional. Miembro desde hace a√Īos de Laboratorio Fractal, trabaj√≥ en la obra La Ca√≠da, de Ra√ļl M. Bonachea Miqueli y justo ahora, con este mismo colectivo, enfrenta como asistente de direcci√≥n el montaje de Cuerdas percutidas, proyecto por el cual Laboratorio Fractal obtuviera la m√°s reciente Beca de Creaci√≥n Esc√©nica Milan√©s.

¬ŅQu√© caudales de experiencias, sacados de la vida cotidiana, usas como material para construir tus personajes dentro del mundo particular de una obra?

Las experiencias las voy utilizando en dependencia de lo que el personaje me aporte. Por lo com√ļn busco la similitud con la historia y con mi vida personal; eso s√≠, sin llegar a particularizar. Tengo presente siempre la diferencia entre la historia del personaje y la m√≠a propia. Trabajar con la memoria emotiva es una de las principales acciones que realizo para lograr los sentimientos que necesita el texto en el que est√© trabajando. Esto me ayuda a continuar y progresar en la elaboraci√≥n de mi personaje.

Un buen actor, ¬Ņde qu√© no puede carecer?

…De una buena imaginación, porque esta es la que permite lograr creatividad en el trabajo, es la que te ayuda a diferenciar un personaje de otro, y además te permite construir una línea de historia, siempre de manera diferente para sí no caer en lo cotidiano o lo monótono. Un actor debe tener una buena preparación física, una presencia escénica que le permita mostrar una actitud teatral. De igual forma una preparación de voz y dicción, que le contribuirán también a la formación de un personaje sólido. El físico y la voz son las herramientas fundamentales ya que son las primeras lecturas que el espectador puede ver desde el comienzo de la obra.

Entonces, ¬Ņson estas las herramientas t√©cnicas, tanto f√≠sicas como mentales, que valoras m√°s en la formaci√≥n de un int√©rprete teatral?

Los actores que más valoro son aquellos que más arriesgan, que siempre están buscando elementos nuevos para su carrera. Que incursionan en todo y conocen de todo un poco. Admiro a aquellos que hacen musicales, por ejemplo: creo que son de los actores que tienen una mayor preparación y un entrenamiento totalmente riguroso, ya que dominan la técnica vocal, son capaces de bailar y a la vez interpretan personajes.

Enfrentarse a un nuevo texto suele ser siempre un reto en la vida de un joven int√©rprete. ¬ŅC√≥mo te aproximas a la po√©tica espec√≠fica de un dramaturgo?

Primero leo varias veces la obra en la que voy a trabajar y trato de entender el porqué de la escritura del texto, qué quería decir el autor, cuál era su intención al concebir una pieza determinada.

Si tengo la oportunidad de estudiar su vida también busco información sobre esta, de forma tal que vayan surgiendo las respuestas a las preguntas que puedan aflorar durante la lectura de la obra.

Me gusta indagar en los datos de la vida personal de los autores porque muchas veces las respuestas a todas las incógnitas del texto están justo ahí. Como ya te dije, creo que la escritura se basa mucho en las experiencias personales. Luego, a esto se incorpora la práctica, el entrenamiento diario que permite a los actores explorar los límites del cuerpo y superar nuestros miedos. Es preciso no poner en nuestras mentes una pausa ni una barrera.

foto: Mauro Cantillo/ Cortesía de Tanis Nápoles

El teatro es un arte que requiere, como condici√≥n indispensable, del trabajo en equipo. ¬ŅC√≥mo se enfrenta la vida teatral desde la noci√≥n de lo colectivo? ¬ŅC√≥mo defender la independencia de criterios dentro del sistema de la obra?

Más que un grupo llegamos a ser una familia (y también a construirla). Una familia donde todos nos apoyamos, sin olvidar que nuestra principal misión es sostener siempre el grupo de teatro, porque esa es la esfera, el espacio que nos mantiene unidos. Para defender nuestra independencia de criterios dentro de la colectividad es preciso transmitir nuestras verdades y buscar el aporte mutuo de conocimientos.

En mi experiencia, me he dado cuenta que traer propuestas de ejercicios para realizar en conjunto nos une más como grupo. Como conclusión, creo profundamente que en un buen equipo de trabajo se respetan los criterios de todos, puesto que nuestras miradas e ideas tienen el derecho a influir en el texto o el montaje, siempre y cuando no afecte a la visión del director sobre la obra.

¬ŅCu√°les son los personajes que te interesa interpretar? ¬ŅY los directores con los que te gustar√≠a compartir visi√≥n esc√©nica?

No tengo preferencia alguna por tipos de personajes, creo que cada uno una función importante dentro de la obra. Todo texto que me toque defender lo hago con amor y durante todo el tiempo que sea posible. Por ejemplo, te confieso que nunca estoy conforme con el tiempo que nos ponen de temporada en el teatro, siempre me quedo con deseos de hacer más.

Respeto mucho a los directores, por supuesto, pero no tengo elección por ninguno en específico. Estoy dispuesta a trabajar siempre.

foto: Mauro Cantillo/ Cortesía de Tanis Nápoles

Formas parte del equipo de trabajo que estar√° llevando a la escena, bajo direcci√≥n de Ra√ļl M. Bonachea, Cuerdas percutidas, proyecto que obtuviera recientemente la Beca de Creaci√≥n Esc√©nica Milan√©s. ¬ŅDe qu√© manera transcurre el di√°logo y el debate de criterios dentro de un equipo que cuenta con artistas de diversas especialidades? ¬ŅQu√© visi√≥n defender√°n con esta puesta?

El di√°logo transcurre de forma alegre y din√°mica siempre: todos exponemos nuestras ideas para lograr entendernos, pero al final, la visi√≥n que se defiende y se refuerza con nuestros criterios es la del director, y eso es l√≥gico, es natural. Ra√ļl siempre nos escucha y si el equipo llega a la conclusi√≥n que se debe de cambiar algo pues se revisa con el fin de lograr una mejor puesta en escena.

Con Laboratorio Fractal actuaste tambi√©n en La Ca√≠da, con texto de Ra√ļl M. Bonachea y una vez m√°s bajo su direcci√≥n. ¬ŅDe qu√© forma se reutiliz√≥ el material hist√≥rico para as√≠ conseguir un di√°logo entre los j√≥venes de hoy y los actores?

La Ca√≠da fue toda una experiencia para el equipo que trabaj√≥ en el montaje. Cada uno de nosotros cumpli√≥ una misi√≥n: desde la b√ļsqueda de informaci√≥n hasta la gesti√≥n de una entrevista con personalidades de nuestro pa√≠s. Logr√≥ enamorarnos de la Historia y de la obra porque toda nuestra vida giraba hacia La Ca√≠da.

Fue una forma de contribuir a que los jóvenes de hoy entiendan la importancia que subyace en el hecho de conocer la Historia de nuestro país, con sus pros y sus contras, con sus luces y sombras.

En el teatro, como en la vida, lo m√°s importante es no juzgar a nadie. Nosotros no estamos para eso sino para observar y, con suerte, no repetir los mismos errores del pasado y ser capaces de retomar las ideas que en verdad valen la pena.


Peripecias líricas de una viuda alegre

Mi Teatro L√≠rico Rodrigo Prats de Holgu√≠n no es el de las emblem√°ticas puestas que lo han hecho trascender como uno de los baluartes imprescindibles del arte l√≠rico cubano. No vi ‚Äďy por eso no puedo rememorar, ni siquiera comparar‚Äď las antol√≥gicas presentaciones de Los gavilanes, La del Soto del Parral, La tabernera del puerto, El conde de Luxemburgo, Mar√≠a La O, Cecilia Vald√©s, Amalia Batista, La Traviata, La Leandras‚Ķ entre tantas otras obras, que s√≠ conocen y rememoran los viejos seguidores de la compa√Ī√≠a. No es el Teatro L√≠rico donde hicieron historia y protagonizaron los roles principales, importantes figuras como Ra√ļl Camayd, N√°yade Proenza o Mar√≠a Luisa Clark.

Mi L√≠rico holguinero es otro; es el que ha estado en escena en los √ļltimos 10 a√Īos. Mi ‚ÄúRodrigo Prats‚ÄĚ es el de La alegre chaperona, El show de Jerry Hermans, La leyenda del beso, La princesa de las Czardas, Luisa Fernanda, La corte de Fara√≥n‚Ķ Es el del espect√°culo Viva Verdi, con direcci√≥n art√≠stica de Yuri Hern√°ndez y fragmentos de Nabucco, La Traviata, Rigoletto, Otelo y A√≠da, entre otras obras del repertorio verdiano.

Para muchos no ha sido la mejor d√©cada de la compa√Ī√≠a, pero es la que conozco. Es el L√≠rico de galas, como la que celebr√≥ su aniversario 50 en 2012; el de espect√°culos variados. Y ahora es tambi√©n el L√≠rico de La viuda alegre, famosa opereta de tres actos con m√ļsica del compositor austroh√ļngaro Franz Leh√°r y libreto a partir del original en alem√°n de Victor L√©on y Leo Stein, basado en L’attach√© d’ambassade (1861) de Henri Meilhac, y estrenada en Holgu√≠n a fines del pasado a√Īo y recientemente exhibida en el Teatro Sauto de Matanzas y en el Gran Teatro Alicia Alonso de La Habana con buena aceptaci√≥n.

Fotos Wilker López

La viuda alegre es, lo que podr√≠amos llamar, un peso pesado en la compa√Ī√≠a, una pieza antol√≥gica en su repertorio. La puesta holguinera fue estrenada ‚Äďasegura, en un libro in√©dito, el investigador e int√©rprete Mart√≠n Arranz‚Äď en 1971 y sigui√≥ toda esa d√©cada en repertorio, hasta 1988. En 1979 fue calificada como ‚Äúun √©xito indudable‚ÄĚ en la presentaci√≥n realizada en la Sala Garc√≠a Lorca del Gran Teatro de La Habana. Entonces la Orquesta la dirigi√≥, junto a Fabio Landa, el propio maestro Rodrigo Prats, uno de los autores m√°s importantes del teatro l√≠rico nacional, junto a Ernesto Lecuona y Gonzalo Roig.

Esta esperada puesta ‚Äďque sufri√≥ varias posposiciones en las fechas de su estreno, buscando la perfecci√≥n de los detalles‚Äď fue presentada recientemente en el Teatro Eddy Su√Īol como parte de las actividades por el aniversario 80 del coloso art√≠stico holguinero. Llevarla a escena es portar una tradici√≥n consabida, que hace rememorar las actuaciones de Camayd como en Conde Danilo o de N√°yade Proenza y Mar√≠a Luisa Clark como la viuda Ana de Glavary, pero es revivir y hasta insuflarle cierta contemporaneidad a una obra que se caracteriza por una trama disparatada, divertida, basada en enredos y peripecias, y por momentos insulsa, como cualquier telenovela de turno: una joven viuda, Ana de Glavary, ha heredado varios millones, pero de casarse con un parisino su fortuna abandonar√° Pontenegro, creando la ruina nacional, por lo que, alentados por el bar√≥n Mirko Zeta, embajador de ese ficticio pa√≠s en Par√≠s, varios pontenegrinos la seducen. Pero ella le interesa una antigua pasi√≥n, el conde Danilo Danilovitsch, quien jura demostrar que no se casar√° con ella solo por su fortuna, sino por amor. Lo dem√°s aqu√≠ es enredos, peripecias, y eso s√≠, muchas infidelidades conyugales.

Fotos Wilker López

Fr√≠vola, puede ser. Cargada de inverosimilitud, tambi√©n. De por s√≠ ‚Äďy esto debemos subrayarlo‚Äď la opereta es un g√©nero musical animado y peculiar, cuya caracter√≠stica fundamental consiste en contar con una trama inveros√≠mil y disparatada, a partir de di√°logos hablados y canciones entre los que se intercalan historietas, llamadas couplets por los franceses, y bailes como la zarzuela o el canc√°n (como sucede en La viuda alegre). Se desarroll√≥ en Par√≠s primero y en Viena, Austria, despu√©s, a lo largo del siglo XIX. La viuda alegre, estrenada en 1905, no deja de poseer estas caracter√≠sticas del g√©nero.

La puesta holguinera, con dirección general de María Dolores Rodríguez y artística de Abel Carballosa, respetó la obra original, su concepción escénica, en buena medida la trama que desarrolla, la propia hilaridad que la peculiariza, aunque matizando varios parlamentos.

M√°s all√° de revisitar el g√©nero, lo homenaje√≥, cuidando cada detalle. ¬ŅC√≥mo hacer que una obra como La viuda alegre, creada para el gusto y la diversi√≥n del p√ļblico vien√©s de 1905, pueda interesar a los espectadores contempor√°neos en Cuba? En ello interviene ‚Äďm√°s all√° de La viuda‚Ķ como obra de arte, como opereta cl√°sica llevada a escena y grabada much√≠simas veces en varias partes del mundo‚Äď la direcci√≥n art√≠stica, la puesta en escena, la espectacularidad que de por s√≠ porta la obra, lo atractivo que llega a ser el desenvolvimiento dram√°tico, la calidad de las actuaciones‚Ķ No es una t√≠pica zarzuela, una gran √≥pera, sino un divertimento oper√≠stico, con una historia que, en su esencia, puede ser bien contempor√°nea, cotidiana, pero que por eso no deja de ser fr√≠vola, superficial, palaciega, casi vodevilesca.

Fotos Wilker López

Pero vayamos a algunas peculiaridades de la visualmente atractiva puesta holguinera. El ‚ÄúRodrigo Prats‚ÄĚ se ha caracterizado por las excelentes voces de sus int√©rpretes, los m√°s j√≥venes salidos de las aulas de la Filial de Canto en la Universidad de las Artes en Holgu√≠n. Esta puesta ‚Äďen la noche en que la vi, y siempre mis consideraciones ser√°n sobre ella‚Äď tuvo en el escenario a int√©rpretes j√≥venes junto a voces consagradas de la compa√Ī√≠a.

El desenvolvimiento escénico, actoral, viene a ser una de las limitantes, en buena medida, del teatro lírico cubano. Es un tema que han subrayado críticos en varias ocasiones. No es solo cantar bien, de por sí todo un mérito, sino saberlo conjugar con la actuación (por eso lo de teatro) y en ocasiones, como sucede aquí, hasta con el baile.

Los int√©rpretes de La viuda alegre lo hicieron lo mejor posible. Combinaron la actuaciones ‚Äďalgunos, claro est√°, mejor que otros‚Äď con el dominio de sus voces. A veces mejor, otras con falta de expresividad, matices, fuerza‚Ķ El conde Danilo, interpretado tambi√©n por el vers√°til y experimentado Alfredo Mas, estuvo en la piel del estudiante Carlos Manuel Gonz√°lez, quien lo supo sacar adelante con dominio y gracia, cuando muchos pensaron que un personaje como este le quedar√≠a amplio al joven. A Carlos Manuel hay que agradecerle tambi√©n la valent√≠a con que asumi√≥ al conde.

La viuda ‚Äďsobre su personaje recae buena parte del peso de la obra‚Äď fue interpretada por una atractiva Yuliannis S√°nchez, que nos ofreci√≥ un personaje agradablemente fr√≠volo y en buena medida superficial, como amerita, intentando subrayar en el escenario el binomio necesario: el canto y la actuaci√≥n. En lo particular, destaco al ya veterano Alfredo Calzadilla, como el bar√≥n Mirko Zeta, en lo que fue una clase de versatilidad esc√©nica. El resto del elenco ‚Äďel personaje de Niegus es aqu√≠ una delicia‚Äď le aport√≥ su parte de diversi√≥n, desenvolvimiento y gracia a una obra que posee esos matices.

Fotos Wilker López

Si algo pudi√©ramos recomendarles en esta parte a La viuda alegre holguinera, es, sobre todo, cuidar algunos detalles relacionados con la actuaci√≥n, con el dominio esc√©nico tan necesario en sus int√©rpretes; incluso varias interpretaciones pudieran mejorar, matizarse, cuidar detalles vocales, para el bien de una obra que requiere de pleno dominio y versatilidad sobre el escenario, a la par del desparpajo, la futilidad, de una historia, que corre el riesgo, con sus enrevesados vericuetos, de aburrir un poco. Y aburrir ‚Äďlo sabemos muy bien‚Äď es todo lo contrario que se ha propuesto el L√≠rico de Holgu√≠n, por eso la direcci√≥n art√≠stica de Abel Carballosa y la direcci√≥n coreogr√°fica de Alejandro Mill√°n han insistido tanto en el dinamismo y la contemporaneidad de la puesta.

Por otra parte, el ‚Äúempaque‚ÄĚ es visualmente atractivo, sugerente, uno de los grandes logros de la puesta, remiti√©ndonos al Par√≠s de plena belle √©poque. Alejandro de la Torre realiz√≥ el dise√Īo de vestuario y escenograf√≠a cuidando los m√°s peque√Īos detalles de manera casi artesanal. Cada traje, especialmente los de la viuda, fueron trabajados velando las telas y la pedrer√≠a, los cambios de las modas de la √©poca‚Ķ La embajada de Pontenegro en Par√≠s, la mansi√≥n de la viuda, con su jard√≠n c√≥mplice de infidelidades y rejuegos; adquieren una verosimilitud ‚Äďdentro del g√©nero, claro‚Äď que el p√ļblico agradece. Del avant premier mostrado el pasado a√Īo aqu√≠, la obra sin dudas creci√≥ mucho.

Es necesario subrayar tambi√©n el trabajo coreogr√°fico de Mill√°n al frente del ballet del L√≠rico, la direcci√≥n coral de Damaris Hern√°ndez ‚Äďvemos incluso al coro incorporarse a las coreograf√≠as‚Äď, y la direcci√≥n musical de Oreste Saavedra, dirigiendo la Orquesta de C√°mara de Holgu√≠n y m√ļsicos invitados. Oreste altern√≥ batuta con el joven Edel Almeida, para interpretar desde el foso del Eddy Su√Īol las compasiones que Leh√°r creara; sin dudas un lujo contar en las presentaciones, como anta√Īo, con m√ļsica en vivo.

Fotos Wilker López

La viuda alegre, del Teatro L√≠rico Rodrigo Prats de Holgu√≠n, es una pieza ambiciosa y necesaria por m√°s de una cuesti√≥n: rescata una obra antol√≥gica no solo del mundo de las operetas, sino del repertorio de una compa√Ī√≠a que celebr√≥, precisamente en uno de los d√≠as de estreno, su aniversario 57. Porque la devuelve para un p√ļblico que a√Īora los a√Īos de esplendor del L√≠rico y que vio esta puesta, pero tambi√©n para los espectadores j√≥venes, √°vidos no solo de teatro l√≠rico, sino de teatro en sentido general. Porque pone sobre el escenario a consagrados y j√≥venes, incluso estudiantes, para el bien de una obra que busca ser contempor√°nea, pero sin dejar de tributar al cl√°sico; por el cuidado detalle en el dise√Īo de vestuario y la escenograf√≠a ‚Äďcuesti√≥n que, a priori, el p√ļblico se lleva en la retina‚Äď, las interpretaciones, la mixtura entre actuaci√≥n y danza, la m√ļsica en vivo‚Ķ Porque La viuda alegre, incluso con los detalles o sugerencias que cualquiera puede indicarles ‚Äďsi hay una cosa que el p√ļblico holguinero cree saber es de teatro l√≠rico‚Äď, es un camino, un punto de crecimiento esperado ansiosamente, una necesidad para la vida cultural de la ciudad, que ha podido mostrarse en otras partes del pa√≠s, incluso esperamos vuelva al propio Eddy Su√Īol. En resumen: una obra que, por esperada, por darlo el L√≠rico de Holgu√≠n todo en ella, se manosea, se comenta de boca en boca, se piensa, pero, sin dudas, tambi√©n se agradece.


Satiricón, para reír con ganas (I)

Pocos eventos en Holgu√≠n ‚Äďuna de las ciudades cubanas con una din√°mica cultura m√°s activa‚Äď logran el nivel de participaci√≥n popular que el Festival de Humor para J√≥venes Satiric√≥n.

Desde mucho antes de las presentaciones, las entradas est√°n agotadas, pero aun as√≠ las personas van por aquello de que quiz√°s a √ļltimo momento puedan entrar y re√≠rse un poco. Y as√≠ lo hacen, incluso de pie, al final del pasillo y las lunetas, para no perderse la carcajada.

El Satiric√≥n ‚Äďas√≠ a secas, como la gente lo llama‚Äď ha logrado posicionarse y ser esperado cada a√Īo, como se esperan las Romer√≠as de Mayo o la Feria Internacional de Artesan√≠a Iberoarte, pero con la peculiaridad de que a todos les gusta re√≠rse de buena gana.

Es cierto, podr√≠a decirse, que el humor las tiene todas para ganar frente a otras manifestaciones menos populares, pero lo que hace atractivo al Satiric√≥n, evento que realiz√≥ del 23 de febrero al 1 de abril su VII edici√≥n, es la selecci√≥n, la curadur√≠a digamos, que lo hace representativo de lo mejor de esta manifestaci√≥n cuya vanguardia se agrupa en el Centro Promotor del Humor, dirigido por el actor Kike Qui√Īones. Incluso Kike lo ha dicho varias veces: el Satiric√≥n funciona como un espacio de confluencias de las diferentes maneras de trabajar la creaci√≥n humor√≠stica en el pa√≠s.

Esta edici√≥n, dedicada al aniversario 15 del grupo Etc√©tera, a los 25 del d√ļo Caricare, integrado por Onelio Escalona y Mireya Abreu, y al desempe√Īo femenino en el humor cubano, fue ejemplo de la popularidad de este evento que atrae a toda la familia, auspiciado por la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z y el Consejo Provincial de las Artes Esc√©nicas con el objetivo de promover una manifestaci√≥n tan seria como el humor inteligente.

Fotos Kevin Manuel Noya

En la escena…

El Teatro Eddy Su√Īol ‚Äďcuyo aniversario 80 celebr√≥ el pasado a√Īo con una amplia jornada de programaci√≥n‚Äď fue el principal escenario del evento: la sala principal Ra√ļl Camayd, de dos pisos, y la Sala Alberto D√°valos, acogieron las presentaciones del Satiric√≥n.

Pagola la paga, Kike Qui√Īones, Carlos Gonzalvo (el profesor Mentepollo), Etc√©tera, Rigoberto Ferrera, El Portazo, Caricare, el ventr√≠locuo Narciso Alfonso, La oveja negra y La le√Īa del humor vienen protagonizando desde hace varias ediciones las noches del Eddy Su√Īol, salvo Narciso Alfonso, Rigoberto Ferrara, por primera vez en el Satiric√≥n, y El Portazo.

Hubo de todo un poco en esta semana humor√≠stica en Holgu√≠n: espect√°culos totalmente nuevos, otros con momentos ya conocidos, s√°tira, cr√≠tica social, parodias‚Ķ Rigoberto present√≥ Rigoterapia, donde combina la m√ļsica en vivo ‚Äď√©l al piano como todo un showman‚Äď y varios sketch, que lo reafirman como un humorista h√°bil, capaz de hilvanar como pocos un discurso mordaz ‚Äďque son varios al mismo tiempo‚Äď y sacarnos sonoras carcajadas con temas de nuestra m√°s apremiante cotidianidad. El Portazo, colectivo matancero dirigido por Pedro Franco, present√≥ El recitalito. No puedo, tengo ensayo, puesta que abordamos con m√°s detenimiento en este mismo sitio.

La oveja negra puso Burogracias; La le√Īa del humor junto a Kike Qui√Īones present√≥ Hay que ser pacientes, y Etc√©tera, anfitri√≥n de la cita, obsequi√≥ Contentos empe√Īados y estren√≥ aqu√≠, pues ya lo hab√≠a hecho en La Habana, su espect√°culo Bienre√≠dos a mis 15.

Satiricon
Satiricon

Caricare en clave de 25

Si 20 a√Īos no es nada, 25 tampoco, parecen decirnos los ‚Äúmuchachos‚ÄĚ de Caricare con el mismo √≠mpetu con que se lanzaron en vuelo kamikaze a la escena hace ya esa cantidad de a√Īos. S√≠, en vuelo suicida, porque para hacer humor en Cuba ‚Äďdonde es cosa tan seria y al mismo tiempo tan cotidiana, y donde el humorista sufre y goza con los mismos problemas y alegr√≠as de todos‚Äď hay que tener literalmente las pilas puestas y recargables. Y porque el humorista en Cuba es una especie de gur√ļ, un l√≠der de opini√≥n.

En ese cuarto de siglo, adem√°s de sumar a√Īos al calendario, han engordado un poco, y aplatanado en Holgu√≠n, pero tambi√©n han crecido como profesionales del humor, recibido numerosos premios por su trabajo y hasta alguna que otra gira a pueblos hermanos; porque si de algo est√°n seguros Mireya Abreu y Onelio Escalona es que el humor, adem√°s de hacernos re√≠r a quijada suelta y olvidar las penas, nos hace mejores personas.

Para ello apuestan por la sátira social y la parodia, apoyándose en lo mejor de la tradición humorística nacional, de la que beben constantemente, y también de la foránea. Su humor subvierte los clichés del género y se encamina hacia un manejo más inteligente de códigos universales, que el espectador enterado puede comprender con soltura. Y quien no los domine, aun así se divierte con las peripecias de Mireyita y Onelio.

Fotos Kevin Manuel Noya

Sus recientes presentaciones en el VII Festival de Humor para J√≥venes Satiric√≥n demuestran que Caricare sigue tan losado e innovador como en los primeros a√Īos de fundado. Y lo m√°s importante, el grupo tiene un p√ļblico que los sigue y agradece sus funciones. No se han cansado, la cotidianidad no los venci√≥, pues Caricare se ha aprovechado de ella ‚Äďaunque sea dif√≠cil hacerlo‚Äď para crear nuevos mon√≥logos y sketch.

En espect√°culo Chirr√≠n Chirr√°n, dedicado al actor William Delgado, nos hacen part√≠cipes de un encuentro entre una chimenea y una cig√ľe√Īa que desean realizar una cooperativa no agropecuaria, lo que les permite trabajar la s√°tira social; los funerales y las costumbres y peculiaridades de su pr√°ctica en Cuba; el ventr√≠locuo Alexis y su mu√Īeco Mogoll√≥n, texto que Eduardo del Llano escribi√≥ para el grupo Nos y otros y que Caricare llev√≥ a escena recientemente; una canci√≥n protagonizada por peculiares ping√ľinos; la relaci√≥n entre un martillo y una puntilla o la despedida de duelo de un ‚Äújefe integral‚ÄĚ, el entra√Īable Lalo‚Ķ En la noche estuvieron acompa√Īados tambi√©n por el ingenioso ventr√≠locuo Narciso, ‚Äúel mejor malabarista del mundo‚ÄĚ, y sus peculiares mu√Īecos, presencia que se agradece pues ampl√≠a el diapas√≥n de posibilidades del humor.

Satiricon
Satiricon

El que r√≠e √ļltimo‚Ķ

El humor cubano ahora mismo ‚Äďel Satiric√≥n as√≠ lo demuestra‚Äď no deja de ser ir√≥nico y cortante con cuestiones sociales y hasta pol√≠ticas de la realidad nacional e internacional, pero al mismo tiempo sigue cargando con varios de sus estereotipos y chich√©s.

Lo viene haciendo desde siempre, podr√≠amos pensar. Record√°ndonos que no hay mejor manera de mirar la realidad ‚Äďm√≠rese la tradici√≥n vern√°cula, la caricatura, el folclore campesino y programas como Alegr√≠as de sobremesa, La tremenda Corte, Detr√°s de la fachada y el actual Vivir del cuento‚Äď a trav√©s del prisma de una sonrisa

Si los abandonara ‚Äďcuesti√≥n dif√≠cil pues parten de nuestra identidad y de ese choteo cotidiano que nos hace re√≠rnos hasta de nosotros mismos, descrito incluso en la literatura del siglo XIX, un poco antes de que fuera caracterizado por el necesario Jorge Ma√Īach‚Äď, quiz√°s no recibir√≠a tantos aplausos como cuando nos re√≠mos del ‚Äúotro‚ÄĚ, el ‚Äúdiferente‚ÄĚ. Aunque ‚Äúel otro‚ÄĚ seamos nosotros mismos, estos chistes siguen siendo hilarantes, a pesar de que nos reconozcamos como objeto de burla y pasto de humoristas.

De todo esto ‚Äďla realidad social y sus idas y venidas, la burocracia, las religiones, la sexualidad, el racismo, la pol√≠tica, el lindo y el feo‚Äď se apertrechan nuestros humoristas. Las personas se reconocen en ello y por qu√© no, tambi√©n se r√≠en de s√≠ mismos.

Por tanto, para bien del género y disfrute de todos, el Satiricón seguirá llenando las salas y reafirmándose como uno de los eventos más esperados y aplaudidos en Holguín.

 


Bienreídos sean los 15 y hasta Etcétera…

Este a√Īo el grupo humor√≠stico Etc√©tera, de g√©nesis santiaguera pero de crecimiento en Holgu√≠n, celebra sus 15 primaveras, como debe ser. Etc√©tera cumple su 15 aniversario de fundado y ha querido festejarlo tambi√©n junto a los suyos, en un evento del cual ellos son los anfitriones y que fuera de la capital del pa√≠s es uno de los m√°s importantes, el Festival Satiric√≥n.

Bienre√≠dos a mis 15 fue el espect√°culo que propuso a un p√ļblico que los sigue cada a√Īo. Puede decirse, sin lugar a dudas, que Etc√©tera tiene su p√ļblico en Holgu√≠n. Esta propuesta esc√©nica constituye un recorrido por buena parte la obra del grupo, donde convergen numerosos personajes con diferentes puntos de vista de la realidad que nos toca a todos de cerca.

Satiricon
Fotos Kevin Manuel Noya

Con Bienre√≠dos…, una vez m√°s, se transita desde lo irracional hasta el humor negro, para desde la juventud de su arte interpretar diversos problemas cotidianos y actuales, como los cambios tecnol√≥gicos, las transformaciones sociales, entre otros, aprovechando cada una como objeto y sujeto para el quehacer humor√≠stico. Adem√°s, su inter√©s en la escena trasciende las cuestiones inmediatas, aunque tambi√©n la inmediatez de sus temas sea un elemento fundamental, pero su trabajo va m√°s all√° de lo nacional para convertirse en universal.

Desde su fundaci√≥n en 2005, en el ‚Äúlejano oriente‚ÄĚ Santiago de Cuba, el grupo, integrado entonces por los actores Venecia Feria, Yasser Vel√°zquez y su director y guionista Eider Luis P√©rez, defienden un humor apoyado en c√≥digos teatrales, presentando en sus espect√°culos una gran variedad de personajes, con textos que van desde el absurdo hasta la s√°tira mordaz, convirti√©ndose en uno de los creadores m√°s noveles de esta manifestaci√≥n en Cuba. Recientemente, despu√©s de la salida de Venecia, ingres√≥ al colectivo el joven Luis √Āngel Batista.

Fotos Kevin Manuel Noya

 

Aunque en la actualidad su trabajo se desarrolla fundamentalmente en La Habana, Etcétera siempre, aseguran sus integrantes, son de Holguín y con su obra, compilada en textos como Sobras escogidas, publicada por Ediciones La Luz, impulsan la creación humorística joven, pues ser novel no es impedimenta para asumir esta manifestación tan seria, al contrario, resulta una virtud y una ventaja, porque la edad te hace experimentar y también correr riesgos.

Fotos Kevin Manuel Noya

Confesiones como palabras al viento

Considerada por la cr√≠tica especializada como una de las compa√Ī√≠as de narraci√≥n oral m√°s importantes en el √°mbito nacional, Palabras al viento ha basado su trabajo en la experimentaci√≥n con la oralidad, pero tambi√©n con las posibilidades de los recursos esc√©nicos.

No es un colectivo de narradores orales en el ámbito más restrictivo del término: su más reciente estreno, Confesiones, inspirado en El libro de los abrazos, del escritor uruguayo Eduardo Galeano, confirma que Palabras al viento ha desbordado conscientemente esos límites, para abrirse a las amplias posibilidades de la creación artística.

Fotos Wilker López

Ferm√≠n L√≥pez Hern√°ndez, director art√≠stico y general de la compa√Ī√≠a, parti√≥ para estructurar el espect√°culo de doce de las historias que integran El libro de los abrazos y que ‚Äúfuncionan como unidades independientes, entrelazadas con la magia de los tecnicismos de la escena, d√°ndole poder a la voz humana‚ÄĚ.

Son relatos fuertes, incluso varios de las m√°s impactantes anecd√≥ticamente en el libro, por tanto era necesario una especie de distanciamiento brechtiano, asegura, que en momentos es roto en busca de una cercan√≠a casi palpable, incluso del di√°logo. La cortina que los divide a mitad del escenario, al inicio y al final de Confesiones, que persigue este distanciamiento necesario, queda desplazada cuando narran ‚ÄúCelebraci√≥n del coraje/ 2‚ÄĚ. Aqu√≠ un actor llega al escenario, intercambia con el p√ļblico, lo interroga, lo hace pensar en el coraje, incluso cuando quien est√° frente al pelot√≥n de fusilamiento es un asesino.

Fotos Wilker López

Si bien es cierto que cada una de estas historias son unidades independientes que pueden impactar de por s√≠, por su fuerza y realizaci√≥n, la estructura dramat√ļrgica que las agrupa le da coherencia y eficacia al discurso esc√©nico de Confesiones. La torna compleja, ambiciosa, para un p√ļblico no complaciente, que espera la confrontaci√≥n, al salir del teatro con varias preguntas en la cabeza y con los sentimientos algo estrujados.

Esa experimentaci√≥n esc√©nica de la que habl√°bamos, sui generis en los colectivos de narraci√≥n oral, que usualmente explotan, sobre todo, las posibilidades de la palabra y en ocasiones la m√ļsica, es, en cambio, un sello distintivo del grupo holguinero, fundado en 2004.

Confesiones parte de la confluencia de otras manifestaciones en funci√≥n del lenguaje del cuento narrado oralmente. B√°sicamente narran, pero tambi√©n act√ļan. Esta puesta y su trabajo reciente, como la versi√≥n de Bodas de sangre, el cl√°sico de Federico Garc√≠a Lorca, tienen mucho de teatro, en la estructura esc√©nica, en la vitalidad de actuaci√≥n, en el manejo del cuerpo como medio de expresi√≥n m√°s all√° de la palabra.

Adem√°s, Palabras al viento potencia la escenograf√≠a, minimalista, esencial, capaz de trasmitir la fuerza y al mismo tiempo la sencillez de las breves historias de Galeano; el vestuario, cuyo dise√Īo fue realizado por el propio Ferm√≠n L√≥pez; las luces, c√°lidas o apoyando el distanciamiento y la cercan√≠a con el espectador, en dependencia del momento. Ellos recrean atm√≥sferas, apoyan las historias, evocan emociones.

Fotos Wilker López

Los personajes, insisten en recordarnos ellos, son caracterizados solo por la voz. ‚ÄúLa alambrada‚ÄĚ, por ejemplo, es de una belleza pl√°stica encomiable, un derroche de virtuosismo e inventiva en la escena, gracias al director, y al joven actor Lainier Verdecia.

La Compa√Ī√≠a de Narraci√≥n Oral Palabras al viento, que celebra su aniversario15, ha recibido varios reconocimientos, como el Premio de la Ciudad de Holgu√≠n en tres ocasiones (2014, 2017, 2019), el Juglar Honor√≠fico de la Uneac y el premio Contar la vida. Adem√°s, destaca su trabajo con Ediciones La Luz, reconocido sello de la AHS en Holgu√≠n, en audiolibros como Reto√Īos de almendros y el reciente, Dice el musgo que brota.

Siete actores en escena ‚ÄďYenxi Cruz, Yordanis Sera, Roc√≠o P√©rez, Lainier Verdecia, Yeriber P√©rez, Linet Fardales y Daniel N√ļ√Īez, estos √ļltimos miembros del taller de la Compa√Ī√≠a‚Äď nos demuestran que ‚Äúno tienen fronteras los mapas del alma ni del tiempo‚ÄĚ. Ellos insisten en la narraci√≥n oral como posibilidad para seguir creyendo cada d√≠a.

Fotos Wilker López

Fotos Wilker López


Una imprenta de carne y huesos

√Āmbar Carralero conversa en esta entrevista sobre Publicaci√≥n Esc√©nica, un espacio para las po√©ticas del cuerpo y de la escritura que ha irrumpido en el panorama esc√©nico habanero. Nuestro di√°logo, m√°s que nada, es un (pre)texto para encontrarnos en el camino donde la literatura y el teatro se unen.

‚Äď‚Äď¬ŅQu√© es Publicaci√≥n Esc√©nica? ¬ŅCu√°ndo y c√≥mo nace la idea? ¬ŅQui√©nes integran el equipo de trabajo?

Una actriz amiga, Yilian Fern√°ndez Alacal, se ley√≥ mi cuaderno in√©dito de narrativa y juntas decidimos llevarlo a escena. Pensando en el t√≠tulo, a Yilian se le ocurre que ‚ÄúPublicaci√≥n Esc√©nica‚ÄĚ ser√≠a la mejor manera de llamarle al cruce de literatura y teatro, y al gesto que nos propon√≠amos al llevar a escena mi cuaderno.

¬†Por otro lado, yo ten√≠a la idea de crear un espacio fijo donde pudiera invitar a autoras con textos in√©ditos y darlos a conocer mediante lecturas. La teatr√≥loga Isabel Cristina Hamze me sugiere el nombre ‚ÄúIn√©ditas‚ÄĚ y Martha Luisa Hern√°ndez Cadenas (Martica Minipunto) hace un hermoso cartel con la ic√≥nica imagen de la Venus de Willendorf‚Ķ.

Casi sin promoción y sin pensarlo demasiado hicimos el primer encuentro en la sala Alfredo Guevara del Pabellón Cuba: las primeras que leímos fuimos la dramaturga y actriz Giselle Lominchar, la propia Marthica y yo. Solo lo hicimos esa vez. Pasó un tiempo y le comenté la idea a la colega y editora que trabaja conmigo en la Casa Editorial Tablas-Alarcos, la narradora Yudarkis Veloz Sarduy, y es entonces que empezamos a perfilar el proyecto de manera más profunda y detenida.

Crédito Elaine Vilar Madruga.

Yudarkis fue fundamental a la hora de elegir que fueran los actores y actrices quienes leyeran, y no los autores como se hace habitualmente en la típica tertulia literaria. Creo que esa peculiaridad le da un sello especial al encuentro.  

Hicimos la carpeta del proyecto Publicación Escénica (espacio de lectura y re/presentación). Yudarkis y yo seríamos las coordinadoras y gestoras, nos encargaríamos de buscar los textos, seleccionarlos y de alguna manera dirigirlos para la escena.

El espacio sucedería una vez al mes teniendo como premisa fundamental la gestación de una zona híbrida de confluencia entre lo literario y lo teatral, de liminalidad entre diversos lenguajes, entre la palabra escrita y la dicha, entre el cuerpo-voz textual y el cuerpo-voz actoral.

Insistí siempre en que fuera narrativa y poesía, y no dramaturgia, que el teatro surgiera del cruce de lenguajes y no como premisa inicial. También pensamos desde el inicio en que sería un proyecto muy ecológico pues nuestra imprenta serían los propios actores, una manera de promocionar textos y autores prácticamente desconocidos en algunos casos y, además, hacer confluir autores de distintas generaciones, de hermanar gremios, estilos, formas de ser en el lenguaje. Una imprenta de carne y huesos, una máquina de impresión actoral.

Otro asunto de car√°cter m√°s pr√°ctico que tuvimos en cuenta fue que quer√≠amos que al final de cada encuentro se generara un momento de fraternidad, di√°logo y lobby entre los participantes. Era fundamental un brindis para que el p√ļblico asistente se quedara m√°s tiempo, pudiera compartir y sintiera una energ√≠a agradable que le hiciera sentir c√≥modo y entre amigos.

Crédito Elaine Vilar Madruga.

La primera ayuda que recibimos en ese sentido fue el patrocinio de la empresa Los Portales S.A, con la colaboraci√≥n de Liuba Betancourt y Rita Pi√Īera del Departamento de Marketing. Luego habl√© con Alexis D√≠az de Villegas y a √©l le interes√≥ el proyecto, as√≠ fue que pudimos insertar el espacio en la peque√Īa sede de Impulso Teatro en la Casona de L√≠nea.

Alexis accedió a ser nuestro asesor artístico y sus actores estarían a nuestra disposición todos los meses. También contaríamos con la ayuda de otros actores de grupos diversos, pero este apoyo directo era fundamental para que el espacio pudiera mantenerse. Desde el primer encuentro contamos con la ayuda de la colega Katia Ricardo, quien asumió la producción de Publicación Escénica. El Consejo Nacional de las Artes Escénicas también nos ha apoyado con la logística.

‚Äď‚Äď¬ŅDe qu√© manera resignifican las teatralidades presentes en la narrativa/poes√≠a para llevarlas a un formato esc√©nico?¬†¬†

En ese punto el actor es la encarnaci√≥n de esas teatralidades, es un sujeto que lee/re-presenta un texto e inmediatamente se convierte en personaje. El sujeto l√≠rico de la poes√≠a, o cualquiera de los ‚Äúnarradores‚ÄĚ en los relatos se sustituyen por este cuerpo-voz-individuo que es un personaje o varios a la vez.

La pauta que adoptamos fue la lectura, no que los actores tuvieran que aprenderse el texto de memoria. Por eso siempre marcamos ‚Äúlectura y re/presentaci√≥n‚ÄĚ, de modo que este sea un espacio abierto, h√≠brido, liminal, que nos permita disfrutar de ese texto a trav√©s del actor sin una camisa de fuerza que termine siendo un mon√≥logo o representaci√≥n teatral.

En principio pedimos ‚Äúpresentaci√≥n del texto‚ÄĚ, pensando en la diferencia entre presentaci√≥n (hacerlo presente) y representaci√≥n (teatralizarlo). Al final, por muy literarios que sean los textos, se produce una re-presentaci√≥n porque el cuerpo del actor lo mediatiza y lo convierte en otra forma de ser en el lenguaje.

A veces los actores eligen hacer más acciones físicas y movimientos, a veces leen los textos sentados y solo cambian los tonos en la manera de enunciar. Hay intervenciones que han sido más performativas, otras más apegadas a la lectura tradicional.

Alexis Díaz de Villegas ha sido fundamental en ese sentido porque ha aportado mucho, sostiene con sus actores un training sistemático que incorpora un trabajo muy interesante con el cuerpo, la voz, las emociones y líneas de pensamiento. Todo eso también está en Publicación Escénica gracias a él y a su gran equipo.

‚Äď‚Äď¬ŅDe qu√© manera colaboran con Impulso Teatro?

Alexis dice a todo ‚Äús√≠‚ÄĚ, y sus actores lo adoran y todos trabajan much√≠simo. Nosotras sentimos, a pesar de que hace solo cinco meses que frecuentamos la sede cada mes para preparar el espacio, que ese lugar ya es como otra casa: s√© que es clich√© la expresi√≥n, pero aqu√≠ es literal. Nosotras los invadimos y ellos se dejan invadir.

Todo el mundo sabe que la Casona de Línea está sometida a una reparación capital. Llegar a la sede de Impulso Teatro, adentrarse en su espacio semi-ruinoso, encontrar a estos jóvenes que entrenan con su maestro, sus rituales del café y la campanita al terminar, lo que han hecho con un par de luces, una alfombra y la energía maravillosa que hay allí, creada por los grandes seres humanos que son, ha sido lo mejor de podía pasarnos con todo esto.

Encontrar a Impulso Teatro y poderlos tener cerca algunos días en el mes es un acto de aprendizaje y fraternidad del que siempre estaremos agradecidas. Brian Estévez, que es productor en Impulso…, siempre nos ayuda con el brindis y la limpieza, e incluso los propios actores. El equipo de técnicos de la Casona también ha colaborado con el espacio.    

‚Äď‚Äď¬ŅQui√©nes han sido los invitados al Publicaci√≥n Esc√©nica?

Empecemos por la casa. Hemos invitado al poeta Jes√ļs David Curbelo, que ha colaborado con la Casa Editorial Tablas-Alarcos en m√ļltiples ocasiones. Y luego nosotras mismas nos ofrecimos de conejillos de Indias. Yudarkis seleccion√≥ cuentos de su novela in√©dita El S√≠ndrome de Estocolmo y yo de mi libro in√©dito Reparaci√≥n Capital (Cuaderno sin licencia de Construcci√≥n Po√©tica).

Esa fue la primera edici√≥n en octubre de 2019, con un elenco maravilloso: Alexis ley√≥ los textos de Curbelo, la colega y actriz de Aldaba Teatro, Jennifer Flechoso ley√≥ los de Yudarkis y Linda Soriano, actriz de Impulso Teatro, ley√≥ los m√≠os. Luego se integr√≥ la m√ļsico Eleanni Montpeller en cada uno de los tres encuentros que hemos hecho hasta ahora.

Crédito Elaine Vilar Madruga.

La segunda edici√≥n ocurri√≥ en noviembre e invitamos a los autores Laidi Fern√°ndez de Juan, Roberto Vi√Īa y Eudris Planche. Sus textos fueron re/presentados por la actriz Dilailis Mart√≠nez y Arbel Molina, ambos de Impulso Teatro, y hasta la productora del espacio, Katia Ricardo ‚ÄĒque tambi√©n es actriz de la Compa√Ī√≠a Rita Montaner‚ÄĒ ley√≥.

En el tercer encuentro, en diciembre del 2019, contamos con textos de Ahmel Echevarría, Elaine Vilar y Taimi Dieguez. Tuvimos para esa ocasión la participación de la actriz Giselle Sobrino de Teatro D’Dos, Ayris Arias y Sergio Gutiérrez de Impulso Teatro.

Para el primer encuentro del 2020 tendremos a Nara Mansur, Abel González Melo y Maité Hernández-Lorenzo, y los actores serán Alexis Díaz de Villegas, Dilailis Martínez y Liliana Lam. Siempre invitamos actores de otros grupos pero es fundamental el apoyo del elenco de Impulso Teatro, de Eleanni Montpeller y del propio Alexis en la dirección. T

ambién integramos en cada edición autores más conocidos con otros noveles o algunos cuyos nombres comienzan ya a resonar; escrituras distintas, generaciones diversas, textos inéditos y otros ya publicados y premiados.

‚Äď‚Äď¬ŅC√≥mo se integra al discurso esc√©nico la presencia de la m√ļsica y de la poes√≠a?

Es clave la clarinetista y tresera Eleanni Montpeller. Ella es m√ļsico en Impulso Teatro y Alexis nos dijo que pod√≠amos contar con su presencia. De esa forma, Eleanni se ha integrado much√≠simo y cada vez resulta m√°s imprescindible su intervenci√≥n en la escena.

Ella hace una especie de banda sonora a partir de lo que le sugieren los textos y los propios actores; nosotras a veces también le pedimos determinados efectos y musicalidades. Tengo muy fresco el recuerdo del encuentro más reciente que hicimos en diciembre, con dos cuentos de Ahmel Echevarría que re/presentó el actor Sergio Gutiérrez. Fue hermoso el momento en el que las líricas imágenes creadas por Ahmel en el cuento se cruzaron con la voz del actor y el sonido del clarinete indicando la llegada de un barco.

El papel que juega la m√ļsica en vivo y en escena resulta esencial para la gestaci√≥n de esa poes√≠a que brota de la combinaci√≥n de lenguajes, tonos, discursos, fabulaciones, cuerpos.

Para nosotros, esa es la poes√≠a a la que aspiramos y la que siento que hemos conquistado en instantes, y que luego se desvanece y se va a otro lugar: no est√° solo en los cuentos y poemas que se han le√≠do en el espacio, sino tambi√©n en los actores y sus energ√≠as que lo transforman todo en vida y lo hacen presente, en los acordes de la m√ļsica trayendo al instante aquello que describen las palabras. El espacio pretende ser po√©tico pero no porque incluya la poes√≠a como g√©nero entre los que se leen, sino porque la poes√≠a est√° en el gesto.

‚Äď‚Äď¬ŅQu√© pueden encontrar los actores en el cruzamiento con lenguajes po√©ticos o narrativos?

Una motivaci√≥n que funciona desde un lugar distinto, un reto y al mismo tiempo un ejercicio de libertad, aunque esto √ļltimo pueda resultar parad√≥jico porque de alguna manera est√°n sujetos a un papel que literalmente tienen que leer.

 Casi todos los actores con los que hemos tenido la oportunidad de trabajar en el tiempo corto en el que se prepara el espacio, terminan semi-construyendo un personaje que se divide en facetas distintas pero que en el fondo es uno, y esto ocurre porque casi siempre el mismo actor lee los tres textos que por lo general elegimos de cada autor.

Esa voz autoral, ese vuelo poético, ese tono, el actor lo siente y suele ver al cuento o poema (preferimos llamarlo texto o material) como un monólogo, aunque no llegue a analizarlo con tanta profundidad por la fugacidad del hecho en sí. Pienso que ahí habita un compromiso de otra naturaleza y además un tipo de análisis que es muy superior al que tratamos de explicar los críticos e investigadores.

Los actores tienen un modo de an√°lisis muy valioso y especial dado por las particularidades de su trabajo y de su tarea, que en definitiva es traducir esas ideas, im√°genes y palabras al momento presente, hacerlas vivas y luego olvidarlas para tomar otras.

Crédito Elaine Vilar Madruga.

‚Äď‚ÄďPublicaci√≥n Esc√©nica hace que, en alguna medida, conozcas el pulso de la creaci√≥n actual en los campos de la literatura nacional. ¬ŅQu√© has encontrado de interesante o de novedoso all√≠?

Ciertamente ha sido una experiencia muy importante para sopesar ese pulso. Las escrituras y caminos son muy distintos, tambi√©n las voces y estilos, pero creo que en definitiva es buena literatura la que se ha le√≠do y por eso agradezco mucho el ejercicio de curadur√≠a, ya que nos permite acercarnos de otra manera a los autores. Tenerlos con nosotras ah√≠, presenciando el hecho y sus reacciones es algo que siempre pedimos: los autores deben estar presentes en esa publicaci√≥n fugaz y carnal de sus textos. Es muy lindo el momento final en el que cada actor sale a buscar en el p√ļblico al autor y todos juntos saludan al p√ļblico, y luego los autores hablan de sus obras.¬†

‚Äď‚ÄďPor lo general, los escritores que han sido invitados a Publicaci√≥n Esc√©nica son j√≥venes. Esta creaci√≥n dialoga con los tambi√©n j√≥venes actores que han colaborado. ¬ŅHa sido una cuesti√≥n de pura coincidencia o una intenci√≥n de unir po√©ticas de la escritura y el cuerpo?

Es tal y como lo dices, de hecho me encanta la forma en la que lo enuncias. La intención siempre ha sido la de unir poéticas del cuerpo y de la escritura. Cuando leemos a un autor pensamos en la persona que es, en lo que escribe, y esos textos nos piden un actor determinado, una voz, un cuerpo, una edad, un temperamento. En eso basamos la elección del elenco. Es muy intuitivo y subjetivo pero hasta ahora ha funcionado.

‚Äď‚ÄďComo creadora te has interesado no solo en la direcci√≥n esc√©nica sino tambi√©n en la escritura. Cu√©ntame un poco sobre esas experiencias.

Como casi todas las personas con afinidad hacia las artes y el mundo intelectual, escribo desde ni√Īa. La cr√≠tica, la investigaci√≥n, la direcci√≥n y todo el universo del estudio teatral han marcado mi vida y mi trabajo en los √ļltimos a√Īos. He dirigido cuatro espect√°culos con intervalos entre uno y otro.

Cuando ten√≠a 19 a√Īos fund√© un grupo en Holgu√≠n junto a varios amigos que eran, como yo, instructores de arte: Roberto Moreno, Yoander Ballester, Yamilsis Pacheco y Yurievna Romero. Se llamaba Lumen Teatro; con este equipo mont√© La Ni√Īita Querida, una adaptaci√≥n a partir del original de Virgilio Pi√Īera. En La Habana, ya estudiando en el ISA y con otro proyecto teatral, montamos el espect√°culo Ejercicio imposible para posibles actores. En el trabajo partimos de unos textos m√≠os y de improvisaciones de los actores Yoander Ballester y Yoana P√©rez Acanda. Llevamos la obra a varios festivales importantes en la Isla: el Festival de Peque√Īo Formato en Santa Clara, el Festival de Teatro Joven en Holgu√≠n y Elsinor en La Habana.

Luego monté Ensayo sobre un suicidio, a partir del original de Jon Fosse, La noche canta sus canciones. Tuvimos una experiencia muy grata porque logramos hacer una temporada en la sede del grupo La isla secreta en Centro Habana, donde usábamos el espacio como lo que es originalmente: una casa.

Ahora estoy trabajando con Katia Ricardo y Mario David C√°rdenas en un proyecto de montaje de un mon√≥logo escrito por m√≠, que forma parte de mi cuaderno in√©dito de narrativa. Estamos muy entusiasmados y esperamos que a m√°s tardar se estrene a mediados de a√Īo. ¬†¬†

Crédito Elaine Vilar Madruga.

Luego de mucho tiempo viendo la escritura como un ejercicio íntimo, le he leído a colegas y amigos mis textos y decidí ordenar todo lo que he escrito. Reparación Capital (Cuaderno sin licencia de Construcción Poética) es un cuaderno de narrativa y prosa poética que fue Mención en el Concurso Pinos Nuevos 2017. Como su nombre indica, tiene algunos cuentos pero también incluye poemas y textos que en realidad son monólogos; otros son crónicas, conversaciones conmigo misma. Ese libro tiene mucho del teatro.

Tengo entre manos también un texto de prosa poética. Aunque no proyecto los libros ni los hago por encargo, tampoco prefiero agotar un tema en un cuaderno de poesía o pretender que lo agoto, que lo abarco.

Escribo con la vida, mientras vivo escribo. Por eso mis libros no serán muchos y demorarán en ser publicados, necesito tiempo para hacerlos. Eso puede parecer un poco amateur pero también es mi manera de salvar lo que hago de las trampas de los tecnicismos, las modas, los temas, las fórmulas. Por ahora, pienso que el teatro será el destino de esos textos.

Mi formación ha sido muy plural. Hace poco terminé mi primer documental junto a una colega que también se inicia en el audiovisual, Katia Ricardo. Eso tiene sus cosas buenas pero también su parte mala porque cada una de las puertas que se abren necesita de tiempo y dedicación. Me apasiona el arte y no soporto las etiquetas, así que seguiré trabajando en aquello que me despierte las ideas y la creatividad.    

‚Äď‚ÄďRecientemente, has asumido la direcci√≥n de la prestigiosa Tablas Alarcos. ¬ŅC√≥mo pensar la dramaturgia y el teatro desde el mundo editorial?

Esa es una pregunta que hay que hacerse todos los días y trabajar para responderla con acciones concretas. La supremacía de lo audiovisual y del mundo de las redes ha cambiado notablemente los hábitos de lectura y los soportes. El teatro tiene una particularidad que hace de sus publicaciones, universos con sus propias reglas.

Tal vez por el car√°cter ef√≠mero del acto esc√©nico, perdurable en la memoria de los individuos pero perecedero en el tiempo, las publicaciones son una de las formas de conservar ese patrimonio, pero al mismo tiempo ‚ÄĒpara que esa letra no sea olvidada‚ÄĒ debe reactivarse el encuentro con el gremio, a trav√©s de conversatorios, conferencias, coloquios, clases magistrales, lecturas. Eso es algo que la Casa Editorial Tablas-Alarcos y las coordinaciones de Omar Vali√Īo fomentaron durante todos estos a√Īos, y que yo pienso continuar junto al equipo.

El convivio del que tanto se habla y que permite el hecho teatral en s√≠, debe reforzarse e ir a la par de la letra impresa. Necesita el testimonio gr√°fico y fotogr√°fico, y un concepto de dise√Īo; todo esto es especial y debe ser llevado a su mejor expresi√≥n en las publicaciones teatrales. La dramaturgia y la teor√≠a deben estar registradas en libros pero adem√°s deben ser dichas continuamente en espacios que permitan el di√°logo. El teatro es un arte de personas actuantes en un tiempo y espacio com√ļn junto a un p√ļblico presente.

Cuba ha vivido un a√Īo muy dif√≠cil con el tema papel, imprentas, insumos. La √ļnica manera de seguir publicando es movernos cada vez m√°s hacia lo digital, a lo web, al ebook. Por razones ecol√≥gicas y tecnol√≥gicas, ya esto sucede en el resto del mundo. Te hablo de cuestiones pr√°cticas y no de conceptos porque los soportes y medios, como sus nombres lo indican, median el modo de relacionarnos con los contenidos.

Celebraremos en este 2020 los 20 a√Īos de la Casa Editorial Tablas-Alarcos, y lo haremos de la mejor manera: trabajando much√≠simo. Omar Vali√Īo nos acompa√Īar√° como fundador de la Casa Editorial y gestor de los hermosos e importantes proyectos que se han creado desde all√≠. Tengo un gran equipo de trabajo y estoy muy feliz por eso.


En Ciego de √Āvila Teatro Primero sumar√° talento a sus filas

El grupo¬†Teatro Primero¬†realizar√°, del 16 al 20 de diciembre, varias¬†audiciones¬†para todos los interesados en esta rama de las¬†artes esc√©nicas, que tengan entre 18 y 30 a√Īos de edad, m√≠nimo 12 grado de escolaridad y residan en el municipio de Ciego de √Āvila.

Desde las 8:30 hasta las 11:30 antemeridiano, durante estos d√≠as, los actores y actrices de Teatro Primero aplicar√°n pruebas de aptitud en la sede de su compa√Ī√≠a teatral, en la Trapisonda, en calle Jos√© Mar√≠a Agramonte, entre Cuba y Rep√ļblica, en el local que ocupaba el antiguo √Āvila Cinema.

El director del grupo,¬†Oliver de Jes√ļs Hern√°ndez Jim√©nez, comenta que el principal objetivo del taller recae en captar nuevos integrantes para la compa√Ī√≠a.

‚ÄúEsta es la primera vez que hacemos un casting, pero resulta necesario; requerimos un aire de juventud y frescor. Ya no podemos contar con graduados de la Escuela Vocacional de Arte de Camag√ľey, porque desde hace varios a√Īos no se inserta ninguno en el grupo, casi ninguno regresa a Ciego de √Āvila. Tenemos que encontrar v√≠as para renovar el discurso y sabemos que en nuestra propia ciudad existen j√≥venes interesados en el trabajo sobre las tablas, solo tenemos que acercarlos al trabajo y esforzarnos despu√©s por motivarlos.‚ÄĚ

Durante los días de selección se impartirá un taller para que los aspirantes se adentren en el mundo de la dicción, preparación física, concentración, proyección escénica y lenguaje corporal, entre otras técnicas y elementos teatrales.

Durante los pasados meses de julio y agosto, la Asociación Hermanos Saíz convocó al taller Actuación: ¡Una forma de vida!, que se impartió en la sala Abdala y fue guiado por actores del grupo Polichinela y su director Yosvany Abril.

Como homenaje a los Hermanos Sa√≠z Montes de Oca, el 13 de agosto de este a√Īo, los alumnos realizaron su ejercicio final y los presentes pudieron apreciar el talento cimentado durante esos dos meses en los actores amateurs.

Las ganancias de este taller pueden ser notorias y tan gratificantes como lo fueron las del anterior. Si todo sale viento en popa, Teatro Primero no solo rejuvenecer√° sus filas, sino que crecer√° en talento y compromiso dentro de las artes esc√©nicas avile√Īas.


La Luz de lo Abyecto

Una amplia representaci√≥n de las dos ediciones anteriores de la emblem√°tica Muestra Joven Icaic, conversatorio entre realizadores de la ciudad y la junta directiva de dicho festival, as√≠ como el preestreno del filme internacionalmente premiado Historias de Ajedrez, del director Emmanuel Mart√≠n Hern√°ndez, ser√°n el plato fuerte del ciclo La Luz de lo Abyecto, una iniciativa de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z con el objetivo de activar a√ļn m√°s el quehacer audiovisual en la ciudad santiaguera as√≠ como ampliar la cultura cinematogr√°fica en los m√°s j√≥venes e informar a todo el p√ļblico asistente de la actualidad de dicho arte en la isla.

Con el conversatorio Realizadores Santiagueros y la Muestra Joven Icaic, en el que los directores Emmanuel Mart√≠n, Carlos Meli√°n, Claudia Gonz√°lez Catal√°n, entre otros, acompa√Īados por Juan Carlos Calahorra, de la Junta Directiva de la Muestra Joven, expondr√°n sus experiencias y motivaciones en dicho evento cinematogr√°fico, el cual se encontrar√° moderado por Carlos Lloga, de la Facultad de Historia del Arte de la Universidad de Oriente.

Programa Muestra Joven.

La oportunidad ser√° tambi√©n ocasi√≥n para hacer el lanzamiento de la convocatoria de la edici√≥n 2020 a realizarse en abril del pr√≥ximo a√Īo, la cual cuenta adem√°s con el apoyo del Consejo Provincial de Artes Esc√©nicas y el Centro Provincial de Cine.

En el patio del Cabildo Teatral Santiago se exhibir√°n muestras del cine joven contempor√°neo cubano recopilado por Juan Carlos Calahorra, quien busca mostrar la diversidad de temas, est√©ticas y puntos de vistas para que el p√ļblico conocedor o no pueda constatar el estado de salud de la creaci√≥n cinematogr√°fica realizada por menores de 35 a√Īos de toda la isla. Animaci√≥n, ficci√≥n y documentales estar√°n proponi√©ndose a la mirada de los asistentes.

El evento exhibirá el largometraje Historias de Ajedrez, el segundo realizado de forma independiente en la ciudad y dirigido por Emmanuel Martín Hernández, recientemente premiado con el Premio Especial Marcel Sisniega, en el Festival Mundial de Cine de Veracruz, de México.

Las palabras escritas por Juan Carlos Calahorra, miembro de la Junta Directiva de la Muestra Joven Icaic para el presente ciclo resume:

‚Äú¬ŅCu√°n honroso es el presente que vivimos?, ¬ŅCu√°n tolerable su representaci√≥n para quien se resiste a aceptar que debe ser cambiado, mucho m√°s profundamente de lo que hasta ayer pens√≥? El Cine que hacen nuestros j√≥venes nos pone frente a la evidencia de cu√°nto nos hace falta para entrever la utop√≠a. Es como si en √©l lo reprimido (negado bajo el peso de lo cotidiano) emergiera para perturbar la imagen incompleta, acaso falsa, que tenemos de nosotros mismos.

«Algunos espectadores podr√≠an alarmarse al ver en conjunto estas piezas, calificarlas de oscuras, pesimistas, prosaicas, nocivas. Ignorar√≠an con ello que el arte verdadero siempre es nocivo contra algo, que la tradici√≥n de nuestro cine revolucionario m√°s legitimado no lo ha sido menos contra lo que no es revolucionario. Porque hay luz tambi√©n en lo oscuro. Bien le√≠das por todos (y entre todos) estas obras nos revelar√≠an preciosas claves para enfrentar nuestros grandes desaf√≠os como ciudadan√≠a y naci√≥n‚Ķ‚ÄĚ