Arte Joven


Alonso Ruizpalacios: «El cine tiene que ser muchos cines» (+ Tr√°iler)

Alfonso Ruizpalacios no aparenta las cuatro d√©cadas casi reci√©n cumplidas. Trasmite cierto aire juvenil y por momentos desenfadado, quiz√° porque la juventud y sus preocupaciones, dudas y certezas, han rondado sus filmes, sobre todo G√ľeros (2014) y Museo (2018). ‚ÄúMe conmueve mucho y me siento identificando con la juventud y las incertidumbres que conlleva. Doy clases en la escuela de cine y me gusta el contacto con los alumnos, escuchar sus historias y ver las posturas que tienen, pues hay algo en la juventud, el no tener certezas, que me parece inspirador. Mis pel√≠culas son, de alguna manera, un homenaje a eso, al no tener certezas. M√©xico, adem√°s, es un pa√≠s que es un perpetuo adolescente. Como toda Latinoam√©rica, su identidad est√° form√°ndose y adem√°s, tiene una historia que no est√° asentada, construida, conocida‚ÄĚ.

Ruizpalacios es considerado por la cr√≠tica especializada y el p√ļblico uno los directores m√°s interesantes del cine contempor√°neo mexicano. A diferencia de otros, como Alfonso Cuar√≥n o Alejandro Gonz√°lez I√Ī√°rritu, ha realizado su obra en el pa√≠s donde naci√≥ en 1978. All√≠ estudi√≥ Direcci√≥n y Actuaci√≥n en el Foro Teatro Contempor√°neo, y despu√©s en el Royal Academy of Dramatic Art, de Londres, pasiones que no ha abandonado del todo, pues contin√ļa realizando teatro.

foto Yoan Ramos

Aunque ha dirigido varios cortos, entre ellos Caf√© Para√≠so (2008), El √ļltimo canto del p√°jaro C√ļ (2010) y Verde (2016), Ruizpalacios es m√°s reconocido por sus largometrajes: G√ľeros gan√≥ cuatro Ariel, premio otorgado por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematogr√°ficas a lo mejor del cine mexicano, incluyendo Mejor director y Mejor pel√≠cula, y mereci√≥, adem√°s, el Coral de √≥pera prima en el 36 Festival Internacional de Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana; el Oso dorado a la mejor √≥pera prima del Festival Internacional de Cine de Berl√≠n en la secci√≥n Panorama, y fue nominada a los Premios Platino 2016 en la categor√≠a de Mejor Direcci√≥n.

 

Su más reciente película, Museo, cuenta con las actuaciones de Gael García Bernal y Leonardo Ortizgris, y recrea una histórica verídica ocurrida en la Navidad mexicana de 1985, cuando dos estudiantes roban varias piezas inapreciables del Museo Nacional de Antropología en Ciudad de México e intentan venderlas en otras partes del país; mientras aborda, entre otros tópicos, el rescate de la memoria histórica nacional, y como esta se relaciona con las jóvenes generaciones.

Con guion del propio Ruizpalacios y Manuel Alcalá, fotografía de Damián García, y actuación, además, de Alfredo Castro, Simón Russell Beale, Bernardo Velazco, Leticia Bérdice, Ilse Salas y Lisa Owen, Museo se ha presentado en el Festival de Berlín, donde obtuvo el Oso de plata al Mejor guion; recibió seis nominaciones al Premio Iberoamericano de Cine Fénix, incluidas Mejor película y Director; y en el 40 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, el Premio colateral entregado por la Muestra Joven Icaic en esta importante cita del cine continental.

La película, aunque se alejó de la realidad para darnos una historia más entretenida, más rica y más dramática, no deja de ser realista en muchos aspectos, como las relaciones de los protagonistas con sus familiares, las tradiciones mexicanas, las máscaras con que ocultamos el rechazo, la infelicidad y la impotencia. Es el retrato de un México que ya no existe y que, no obstante, se siente muy actual.

Después de esto, Alonso Ruizpalacios regresó a La Habana, invitado precisamente por la más reciente Muestra Joven, espacio donde se reunió e intercambió con los jóvenes realizadores de la isla. De ese intercambio, realizado en el Centro Cultural Fresa y chocolate, queda este resumen, donde aborda varios temas de su cine, para los lectores del Portal del Arte Joven Cubano.

Por una pluralidad en el cine mexicano

Me gusta la pluralidad del cine contempor√°neo, pues no debe haber un solo tipo de cine. Yo mismo disfruto las pel√≠culas fr√≠volas y de entretenimiento. El cine tiene que ser muchos cines. Cuar√≥n, I√Ī√°rritu y Del Toro no hacen cine mexicano. Cuar√≥n, a excepci√≥n de su reciente Roma, no hab√≠a filmado en M√©xico desde hace veinte a√Īos. Sus pel√≠culas no tratan problemas mexicanos, no tienen dinero de nuestro pa√≠s. La gran fortaleza del cine mexicano es que permite que existan todas estas expresiones. Estoy a favor de que no exista una l√≠nea, sino pluralidad.

foto Yoan Ramos

El arte se define mientras lo haces

No trato de hacer un cine que dialogue con cr√≠ticos y festivales. A uno, como director, le corresponde perseguir sus inquietudes, sus filias y fobias, y despu√©s que la gente decida d√≥nde se acomoda eso, qu√© tipo de cine es. Lo mejor que puedes hacer como director es no determinar la postura de la pel√≠cula antes de hacerla, pues, para m√≠, va en contra del arte. El arte se define mientras lo haces, no es decir: voy a hacer cine anti establishment y festivalero que toque este sector, antes de hacerlo. Creo en tratar de dialogar con el p√ļblico mexicano. Me gustar√≠a pensar que la gente ve en mis pel√≠culas algo de mi pa√≠s. Ah√≠ es cuando ocurre la catarsis.

Gael Garc√≠a Bernal admite durante una entrevista con Efe en el marco del TIFF que acept√≥ participar en el filme incluso antes de que Ruizpalacios tuviese un gui√≥n que ense√Īarle.

Me procuré mi propia escuela

No fui a escuelas de cine, pero me procur√© mi propia escuela. Por eso les digo a mis alumnos: lean, estudien y p√≥nganse a hacer cine. Eso es lo importante. Aunque no estar en una escuela de cine te pone en un lugar m√°s vulnerable, digamos inseguro, y tratas de compensar eso, como yo hice, viendo cine. Fui muy disciplinado haciendo ciclos de cine como por tres a√Īos; vi todo Kurosawa, por ejemplo, mientras le√≠a su autobiograf√≠a, para m√≠ uno de los mejores escritos sobre cine. √Čl atraves√≥ un arco muy completo, hizo todos los g√©neros y encontr√≥ su voz.

Gael Garc√≠a Bernal en una entrevista a EFE: «Y desde el momento en que lo hablamos, estaba convencido porque me encanta lo que (Ruizapalacios) hace, sab√≠a que √≠bamos a disfrutar mucho trabajando juntos, que yo iba a disfrutar mucho trabajando con √©l».

La literatura es una desnudez que me asusta

Me considero, adem√°s, un guionista, pues escribo mis filmes y por mucho tiempo escrib√≠ series y otros productos, pero pienso que la literatura es una desnudez que me asusta y me genera much√≠simo respeto. Uno de los libros que m√°s me marc√≥, y al cual siempre regreso, es El guardi√°n en el centeno, de D. J. Salinger, y tambi√©n Los detectives salvajes, del chileno Roberto Bola√Īo. Primero escrib√≠ el guion de G√ľeros y un amigo me dijo que deb√≠a leerme Los detectives…

G√ľeros, una √≥pera prima m√°s que exitosa

La premisa de G√ľeros desde el principio fue hacer un road movie en la Ciudad de M√©xico. Es tan basta que, para m√≠, ameritaba este g√©nero; es como un pa√≠s que cuando vas de un lugar a otro cambia la geograf√≠a, incluso el ecosistema. Cuando hac√≠a G√ľeros pensaba mucho en eso. Durante el proceso vimos much√≠simo road movie; es una forma por naturaleza libre, antiaristot√©lica, epis√≥dica, pues su punto son las paradas y lo que encuentras en las paradas‚Ķ Tambi√©n vimos La dolce vitta, de Federico Fellini. G√ľeros es, adem√°s, un homenaje a la nueva ola francesa, pero es m√°s Fellini en el esp√≠ritu juguet√≥n. Me gustan mucho los directores que tienen sentido del humor. De los contempor√°neos, Paul Thomas Anderson me parece el √ļltimo gran maestro.

Para elfilme se construyó una copia de las salas del Museo de Antropología en un estudio y no se puede ver la diferencia. La ambientación es tan buena que ni siquiera te das cuenta de esos detalles. Además, si a eso se le suma el vestuario, el maquillaje, los peinados y hasta los videos reales del robo trasmitidos por televisión, la película se vuelve una experiencia muy convincente.

Museo y la memoria histórica mexicana

Museo no era originalmente así, no tenía este componente de road movie, pero descubrimos que, en la historia real del robo de las piezas, sí había un viaje de estos chicos hasta Palenque; encontramos unas fotos de ellos en las ruinas mayas, y después acabaron en Acapulco. Dijimos ahí hay un viaje. Hay algo de esa estructura de road movie que me atrae, en tanto es una estructura episódica, un viaje de regreso a casa, pues todos son un viaje yéndose o regresando al hogar.

La película no se amarraba bien a las expectativas de los inversionistas extranjeros. Ellos decían: dónde está el policía, el interés romántico; pero es que esta historia no los tiene, si no quieren invertir en esta película así pues… Era parte de la idea, al principio, meter en Museo el género de las películas de robo, después pervertir eso y que la película se descarrilara y se fuera por la libre. Para mí esa era la estructura más honesta para la película. Vemos el robo, seguimos a los protagonistas, pero después no saben que chingadas hacer con las piezas, cómo deshacerse de ellas.

‚ÄúEl jurado decidi√≥ presentar el premio al mejor director a Alonso Ruizpalacios por su destacado trabajo como director en Museo. El uso del lenguaje cinematogr√°fico se perfecciona en el trabajo de Alonso: la coreograf√≠a de los actores en cada escena es v√≠vida y hermosa, la composici√≥n es indicativa de gran inventiva y, a veces, es como si la c√°mara grabara la luz para imprimir la historia y actores. No podemos esperar a la pr√≥xima pel√≠cula de Alonso Ruizpalacios‚ÄĚ.

Los laminarios de Camilo Noa

Varios de los versos de Laminarios, poemario publicado por Camilo Noa (Gibara, 1990) bajo el sello de Ediciones La Luz, son como el √°lbum de cromos de mi generaci√≥n. Pero mi generaci√≥n ‚Äďesa nacida a fines de los 80 y en los primeros a√Īos de la d√©cada siguiente‚Äď no tuvo √°lbumes de cromos que coleccionar despu√©s de disfrutar las golosinas; apenas recopil√≥ las l√°minas descoloridas ‚Äďpostales de la cotidianidad, reversos de sue√Īos, frustraciones, anclajes‚Äď de aquellos eufem√≠sticos a√Īos especiales que, ni√Īos al fin y al cabo, ve√≠amos como d√≠as luminosos que, sabemos, no volver√°n m√°s.

foto tomada del perfil de facebook de Camilo Noa

Los poemas de Camilo Noa se me tornan generacionales, algo m√≠os, por m√°s de una raz√≥n: ambos empezamos a escribir casi por la misma fecha, m√°s bien participar en pe√Īas, lecturas, eventos, porque escribir, lo que es escribir, qui√©n sabe desde cu√°ndo uno anda ‚Äúlabrando‚ÄĚ cuartillas, emborronando p√°ginas, sacando del cuerpo, de la mente, los rec√≥nditos ritos del alma, recopilando l√°minas de la existencia; y ambos vimos crecer, coger complexi√≥n, en esa complicidad de los primeros a√Īos, muchos de los poemas que hoy aparecen en este libro; y porque, claro est√°, los temas, las preocupaciones, los miedos de Camilo, le pertenecen de una forma a otra, a muchos lectores.

El hombre era un ser endeble/ devoraba un pescado crudo/ untaba sal para adobar la carne/ engull√≠a con dolor las espinas/ Otra vez la gente corri√≥ a mirar/ trajeron a sus hijos en los hombros/ ‚Äďcomo se les lleva a ver el circo (‚ÄúII‚ÄĚ).

Uno imagina al poeta sentado, abriendo las p√°ginas del libro de la vida ‚Äďlibro difuso, complicado, arb√≥reo‚Äď y a√Īadiendo l√°minas vitales, como golpes, ca√≠das de dados, mientras a su alrededor la isla se deja devorar por las aguas cambiantes del mar: el mar de Gibara, las aguas que llegan del Atl√°ntico y que rajan las manos y el cuerpo de los pescadores que, de madrugada, se lanzan a su ruedo, en busca del sustento diario. Uno imagina al poeta tambi√©n quitando l√°minas, exorciz√°ndose de algunos momentos a trav√©s de la poes√≠a, pero los momentos, descre√≠dos, dif√≠ciles de zanjar de la memoria, permanecen, salen a flote, como un cuerpo comido por los peces y encallado entre los arrecifes, como la persistencia de la memoria misma (el poeta tambi√©n, como dir√≠a Fernando Pessoa, como un gran fingidor). En el espectro de la fotograf√≠a/ la muchacha de PlzeŇą, parece que sonr√≠e/ el descenso de la nevisca/ no deja distinguir los rostros/ Me acerco/ porque quiero preguntarle/ si la nieve es tan divertida a pesar del fr√≠o/ Pero mami le cuesta recordar esa felicidad/ y pasa a otra p√°gina del √°lbum (‚ÄúLaminarios I, 1984‚ÄĚ).

Laminarios РCamilo Noas РCortesía de Ediciones La Luz

A Camilo Noa le asedian muchas de las preocupaciones de su generaci√≥n: la familia (su ausencia, su necesidad) en el centro de todo, equidistante; la madre como eje vital, como br√ļjula mellada por el tiempo, el cansancio, la sobrevivencia; el pa√≠s y sus aguas, sus rumbos; las liturgias y peregrinaciones a que nos vemos sometidos en el paso de los d√≠as y que le obligan a sostener el aire/ comprender/ resignarse/ Abrazar la ‚Äúrosa de nadie‚ÄĚ. Incluso la casa funciona como met√°fora de esta cotidianidad vacua: Hemos tenido que cavar su tumba/ con las mismas manos/ que hoy tratan de erguir la casa/ colocando puntales/ y levantando hogueras/ para enfrentar el pr√≥ximo invierno (‚Äúliturgias tres‚ÄĚ).

El poeta reza, ara√Īa cuartillas para que el dolor no entre ‚Äďcomo otro poeta querido y cercano de varias maneras a nuestra generaci√≥n, Luis Yuseff‚Äď, escucha que alguien se persigna, mientras su madre se cubre el rostro y pide un poco m√°s de vida. Pero el dolor no cree en s√ļplicas, el dolor (ese que posa una mano sobre su hombro y lo mira con l√°stima) entra sin miramientos y llena espacios (del cuerpo y de la memoria); el mismo dolor que precede la muerte, las formas del sufrir, del sobrecogimiento, el miedo, la duda: El dolor est√° sentado en el sill√≥n de costumbre/ con las piernas cruzadas/ Me precipito como una hoja amarilla/ espoleada por la briza de octubre (‚Äúoto√Īo‚ÄĚ). El dolor que se corporiza en los sacrificios: En los 90 se com√≠a sacrificio/ trag√°bamos platos de sacrificio/ pelado/ sin especias/ y mi madre estaba cansada/ lo dec√≠a a gritos en las noches/ Cuando nos alumbr√°bamos/ con mucho sacrificio (‚Äúlaminarios II‚ÄĚ).

Camilo Noa dispara r√°fagas sin remordimientos, r√°fagas l√≠ricas pero humeantes como p√≥lvora, pues aqu√≠ se viene a aprender a matar/ y el enemigo existe/ est√° a quinientos metros de distancia/ su silueta de cart√≥n est√° amenazando la patria, y es por eso mismo que este laminario ‚Äďsobre todo en su segunda parte, que son poemas m√°s recientes, y creo los mejores del libro, que incluso se enrumban a nuevas b√ļsquedas y tambi√©n tanteos formales‚Äď se cargan de una cotidianidad vital y peligrosa, necesaria y c√≠vica; cr√≠tica ya no solo consigo mismo y sus contextos, su cotidianidad existencial, sino con las honduras de la isla, con las preocupaciones como ser social, como ciudadano de un pa√≠s que mira las manos del carbonero que tala el √°rbol de la memoria. Ciudadano, no habitante (el primero es un ser social, pol√≠tico, un escruti√Īador de sustratos, un residente de los subterfugios de la raz√≥n, y tambi√©n del miedo).

foto tomada del perfil de facebook de Camilo Noa

Nada tiene que perder, lo sabe, ya todo est√° echado al fuego que cocina lentamente los cimientos de la isla, y en √©l, los poemas de la sobrevida. Una muchacha/ que a sus diecisiete/ me ofrece su flor/ a cambio de un poema/ ¬Ņte parece sucio?/ ¬Ņte parece prostituci√≥n? Yo las he visto canjear/ cosas m√°s terribles/ ofrecer la patria/ por una noche en un hotel de la patria/ y despu√©s uniformadas/ cantar el himno nacional (‚Äúlaminarios VI‚ÄĚ).

Vi una fotograf√≠a donde la poes√≠a era una mujer que daba de comer a sus hijos. Uno de ellos mamaba de los senos estirados, se alimentaba como un gato, con los ojos cerrados y desagradeciendo. Entonces por primera vez la imagen de la poes√≠a me fue un tanto similar a la imagen de la patria, con todos sus zopencos hijos chupando (‚Äúlaminarios IX‚ÄĚ).

El poeta que capt√≥ estos laminarios ‚Äďcon la seguridad de que cada cual va conformando los suyos‚Äď sue√Īa con Freud y una granada de fragmentaci√≥n en su mano, y tambi√©n con la nieve, esa que a√Īor√≥ Casal, y que aqu√≠ le responde a la pureza de la brasile√Īa Olga Ban√°rio, cuando David era un nombre que condena/ que llama a la muerte y la seduce; Camilo Noa ‚Äďaunque nos diga que lo que desea es no complicarse tanto y no pensar, aunque insista en ser sincero y en mentirnos, en fragmentar la cotidianidad en poes√≠a‚Äď desea tambi√©n abrirse temprano y dejar que la noche ahonde en √©l. En esas honduras nos encontramos con estos Laminarios, y le agradecemos por estos poemas como granadas de fragmentaci√≥n, por estas l√°minas como esquirlas de vida.


¬°M√°s vivo que nunca!

‚ĶAl que sirvi√≥ a sus hermanos, al que dej√≥ la comodidad impura por el peligro creador, al que puso de ra√≠z a su tierra y dio a su pueblo el derecho de codearse con los hombres, se le quiere, como a cosa de las entra√Īas, se mima su recuerdo, se le hace hueco en nuestro asiento, se le abre para que por √©l se entre nuestro coraz√≥n.

José Martí.

Resuenan los acordes de la guitarra y se escuchan las voces de aquellos que le cantan a la isla de Fidel, pinceles y carboncillos se deslizan por el lienzo para bocetar la sonrisa serena y el rostro sabio de quien ni la muerte puedo arrancar del corazón latente de cada cubano. Las palabras brotan de la pluma del poeta que sobrevuelan una vez más las plazas que su oratoria inundó, recorre nuevamente tus caminos, surca los mares buscando tu figura y la encuentra viva entre la gente.  

Volvi√≥ el gigante de barba blanca, el timonel de nuestra gesta, el l√≠der incuestionable, el martiano por convicci√≥n, el guerrillero so√Īador; volvi√≥ Fidel para juntar a un pueblo agradecido, continuador de su pensamiento y que hoy lo rememora en cada uno de sus logros y retos.

Cantata dedicada al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en la Terraza Arte Joven de la AHS/ Foto: Claudia Beatriz Borrero B√°ez

A cuatro a√Īos de su desaparici√≥n f√≠sica, Fidel contin√ļa rompiendo las fronteras de su tiempo para vivir eternamente en cada ni√Īo que nace sin la inquietud de c√≥mo ser√° su vida al crecer; en cada joven que ingresa de forma segura y gratuita a una universidad; en cada m√©dico que arriesga su vida en tiempos de crisis; en cada artista creador comprometido con su obra y protagonista de su tiempo; en hombres que defienden bajo cualquier circunstancia a esta naci√≥n independiente, una Patria que se construye orgullosa e indoblegable con nuestra verdad e ideales.

Con tributos y ofrendas de amor desde el Camag√ľey legendario se multiplican sus fotos admirables en el podio, en la trinchera, en el deporte, en la salud, en los campos de ca√Īa o con un simple casco de constructor. Los j√≥venes creadores celebran su vida ‚Äďsin lamentos por su p√©rdida‚Äď porque Fidel no se ha ido, est√° hoy m√°s presente que nunca, porque no hay cabida para la muerte cuando la meta es Cuba, y esta Cuba es el reflejo de Fidel.

El trovador Pedro S√°nchez Zapata en la clausura del VIII Festival de Trova Canto a Dentro, dedicado a la vida y obra del eterno Comandante en Jefe./ Foto: Claudia Beatriz Borrero B√°ez

Fidel Castro fue un baluarte en el impulso de las amplias garant√≠as que tenemos las nuevas generaciones, bondades que se edificaron s√≥lidamente con la Revoluci√≥n y las ideas que nos inculc√≥ desde 1952. Ejemplo y gu√≠a permanente para las m√°s dis√≠miles generaciones, donde el arte, la cultura y sus hacedores siempre calaron y prevalecieron en los pelda√Īos m√°s altos de su pensamiento, vida y proyecto social.

Hablamos de un hombre que hasta el fin de su existencia siguió siendo joven por sus ideas, por su espíritu revolucionario y por su perenne voluntad de transformación propia, por estar siempre alerta ante cualquier manifestación de quebranto de la independencia nacional.

Desde el canto, el √≥leo, la poes√≠a y la m√ļsica, los miembros y artistas de la filial principe√Īa de la AHS ofrecieron respeto y homenajearon la vida de quien redimension√≥ el papel de una juventud comprometida con el arte y la cultura de la naci√≥n.

La velada en la Terraza Arte Joven de la Casa del Joven Creador de la provincia, cont√≥ con la participaci√≥n de trovadores de Las Tunas, Granma, La Habana, Guant√°namo, Santiago de Cuba y de Camag√ľey, y con ella concluy√≥ la VIII Edici√≥n del Festival de Trova Canto Adentro, un evento que estuvo dedicado a la vida y obra del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, y al personal de la salud que enfrenta los avatares de la Covid-19 en el pa√≠s y en el mundo.

Jes√ļs P√©rez y Daniela de la Caridad, j√≥venes tuneros, cantaron en el Hospital Provincial Manuel Ascunce Domench a los estudiantes, profesores y personal de la Salud./ Foto: Claudia Beatriz Borrero B√°ez

Cuatro noches de Festival cargadas de sentimientos donde artistas como los camag√ľeyanos Harold D√≠az y su grupo Punto de Giro, Reinaldo Rodr√≠guez, los D√ļos Dulce Capricho y Mi otra Mitad, el santiaguero Pedro S√°nchez Zapata, el habanero Jorge Kamankola, Miguel de la Rosa, del Proyecto La Trovuntivitis, los tuneros Jes√ļs P√©rez y Daniela de la Caridad, entre otros, demostraron que la memoria se mantiene despierta en cada rinconcito de esta isla antillana que a√ļn recuerda con orgullo las palabras de un tit√°n, pronunciadas un 25 de noviembre, pero del a√Īo 1959, a los 82 expedicionarios del yate Granma: ‚Äúsi salimos llegamos; si llegamos, entramos y si entramos, triunfamos.‚ÄĚ

Jes√ļs P√©rez y Daniela de la Caridad, j√≥venes tuneros, cantaron en el Hospital Provincial Manuel Ascunce Domench a los estudiantes, profesores y personal de la Salud./ Foto: Claudia Beatriz Borrero B√°ez

El destino quiso que ese mismo d√≠a, pero 57 a√Īos despu√©s, gran parte del mundo llorara su partida, pero con la absoluta certeza de que no hay un adi√≥s ni un final para uno de esos hombres que brillaron con luz propia y que ser√° siempre el gu√≠a y creador de una gran obra de arte del siglo XX, que es la Revoluci√≥n cubana.¬†

¬†Fidel deposit√≥ toda la confianza en los j√≥venes porque la Revoluci√≥n la hizo siendo joven. Confi√≥ hasta el √ļltimo momento en las nuevas generaciones, en su rebeld√≠a, en su deseo de hacer, de crear, y es hoy lo que nos toca defender; porque somos escudo y espada de esta naci√≥n y desde la cultura seguiremos dando el apoyo necesario para y por la Revoluci√≥n que tanto am√≥.


La fotografía y el camino de la felicidad

La fotograf√≠a de Rub√©n Ricardo Ferrero (Hardy) ha tocado un punto muy preciso, dir√≠a que entra√Īable, en mi memoria emotiva como espectadora. La primera vez que hall√© una de sus im√°genes ‚ÄĒgracias al influjo en ocasiones maravilloso de las redes sociales‚ÄĒ, sent√≠ que era Keats quien dec√≠a por m√≠: ‚ÄúLa belleza es verdad‚Ķ‚ÄĚ. Este joven artista, a√ļn desconocido, tiene mucho por ofrecer: m√°s que rostros y cuerpos bellos, su fotograf√≠a bebe de los caudales de la tradici√≥n visual y los moderniza, los dota de nueva vida y de movimiento.

¬ŅCu√°ndo y c√≥mo nace tu inter√©s por la fotograf√≠a?

Autor: Hardy

En el a√Īo 2009 hab√≠a desistido en mis estudios en la Universidad de Oriente y estaba cursando Ciencias de la Computaci√≥n, pero no me encontraba enamorado de mi profesi√≥n: pensaba en el futuro y en la idea de si quer√≠a que eso fuese toda mi vida, y no encontraba satisfacci√≥n en el pensamiento‚Ķ Retorn√© a mi ciudad natal y empec√© a estudiar Estudios Socioculturales en la Universidad de Holgu√≠n, m√°s por la satisfacci√≥n que quer√≠a brindarle a mi madre que por la propia; pero al mismo tiempo comenc√© a editarle fotos de 15 a una fot√≥grafa que viv√≠a en la esquina de mi casa.

As√≠ sucedi√≥ invariablemente hasta culminar la universidad en 2015, y fue entonces cuando comenc√© un estudio peque√Īo junto a Yunier, un profesor de la universidad. Me mantuve desarrollando este trabajo comercial hasta el 2017. Aquel fue un momento de decisi√≥n para m√≠: o continuaba la Maestr√≠a que hab√≠a comenzado en la universidad despu√©s de haber pasado el servicio social, o prosegu√≠a mi camino por la senda de la fotograf√≠a. Realmente no me sent√≠a pleno como profesor universitario, aunque confieso que me gusta mucho la docencia.

Decidí comenzar en la fotografía oficialmente en febrero de 2018. Es cierto que fue un interés que creció lentamente: me gustaba mucho aprender cosas nuevas de fotografía, ya tenía de base la edición y, sintiéndome fuerte en ese aspecto, empecé a preguntarme por qué no hacía yo mis propias fotos, algo más personal, que me llenara, un poco más alejado del trabajo comercial. Así comencé a subir fotos a Facebook que fueran más cercanas a mí y, sin darme cuenta, desarrollé una estética que me fue identificando. Ya para ese entonces la fotografía se había convertido en mi forma de existir.

Autor: Hardy

¬ŅC√≥mo concilias y concibes tu lenguaje est√©tico y la visualidad de tu obra?

Es una de las preguntas m√°s dif√≠ciles de responder. En mi caso, no se trata de que un d√≠a pensara en c√≥mo definir mi lenguaje visual, sino que se asisti√≥ a un c√ļmulo de experiencias, robaba ideas o detalles de cada foto que ve√≠a y que me impactaba, colores, tambi√©n formas, texturas, iluminaci√≥n, y poco a poco fui creando lo m√≠o, hasta conseguir que las personas fueran capaces de reconocer mi estilo.

En un área tan popular como la fotografía, definir una visualidad personal es algo bastante complicado.

Parto del punto más importante: es preciso que a uno mismo le guste lo que se hace y, a partir de eso, ser muy sincero, autocrítico, detallista e inconforme.

¬ŅEres un fot√≥grafo que deja madurar la idea o prefieres concreciones casi inmediatas?

Bueno, aqu√≠ hay sentimientos encontrados: siempre quisiera tener una idea concreta y con todos los elementos que la componen, pero es complicado en nuestro pa√≠s el acceso y la disponibilidad de los recursos fotogr√°ficos. En sentido general siempre tengo m√°s o menos claro lo que deseo hacer, pero la palabra final la tiene el momento en que aprietas el obturador, miras la foto en la c√°mara y te dices: ‚Äúaqu√≠ falta algo‚ÄĚ.

¬ŅDe qu√© manera piensas tu proceso creativo?

Una vez que ya tengo preparado el set de iluminación, pruebo diferentes opciones de una misma idea. Varío ciertos elementos hasta encontrarme satisfecho con lo que veo en cámara.

Autor: Hardy

¬ŅCu√°les son tus principales referentes visuales?

Tengo tantos que no sabría identificar solo algunos… puede ser cualquier autor. Si veo algo que me impacte se me queda como un referente.

Tus fotograf√≠as tienen una amplia carga simb√≥lica, ¬Ņpor qu√©? ¬ŅDe qu√© manera sintetizas, en tu composici√≥n y en los lenguajes f√≠sicos que pertenecen al cuerpo de tus modelos, un concepto art√≠stico?

En un principio me atra√≠a mucho la idea de no hacer retratos convencionales: buscar expresiones genuinas, mucho color, iluminaci√≥n dram√°tica, estaba empe√Īado en salir de lo convencional en la fotograf√≠a de mi provincia. La forma de sintetizar y de componer proviene de la pl√°stica renacentista.

Autor: Hardy

Como me comentabas antes, fue en febrero de 2018 cuando comenzaste en el mundo de la fotograf√≠a. Este hecho, si se ve bajo la lupa del tiempo transcurrido, te ubica en un momento gen√©sico y definitorio de tu est√©tica, ¬Ņcu√°les son los caminos visuales que m√°s te atraen?

Es bueno que te defina una estética visual, pero de nada sirve si no tienes un mensaje que transmitir, una idea que ofrecer. Igual, cuando lo hagas, tienes que reinventarte y seguir ofreciendo nuevas ideas, nuevos patrones. En mi fotografía no estoy del todo definido, al menos no al ciento por ciento. De momento, las luces suaves me seducen.

¬ŅHasta qu√© punto sientes que la iluminaci√≥n es esencial para desarrollar tu lenguaje como artista? ¬ŅQu√© consideras b√°sico o indispensable en este proceso?

Con el tiempo fui cambiando la idea inicial de que, para dramatizar, era necesaria una iluminación complicada (con ángulos y distancias específicas). Luego te das cuenta que sí, que es necesaria, pero no definitoria, se puede dramatizar de muchas formas. Lo que considero básico es tenerle ganas. Es cierto que las grandes marcas hacen la diferencia, pero sin ganas de llevarlo a cabo es imposible que salga algo bueno.

Autor: Hardy

¬ŅEres un artista que divorcia la idea de una imagen comercial de una imagen art√≠stica, o piensas que ambos registros pueden coincidir en un mismo objeto arte?

¬°Excelente pregunta! Siempre estuve convencido de que se pod√≠an llevar a cabo ambas ideas, lo art√≠stico y lo comercial, pero realmente me percat√© que no es tan as√≠. Influyen varios factores, varias cadencias de tiempo y diferentes objetivos: mientras la parte comercial juzga factores de inmediatez, de cantidades y de patrones establecidos, lo art√≠stico juzga la intenci√≥n, las expresiones, busca m√°s una comunicaci√≥n entre t√ļ y la obra. Siempre intento hacer arte en mi fotograf√≠a comercial, pero no siempre se puede.

Autor: Hardy

¬ŅC√≥mo valoras la promoci√≥n del joven talento visual en nuestro pa√≠s?

Siempre hablo de mi campo, de la fotografía en específico. Actualmente marcha mucho mejor, me he dado cuenta que ya hay varios nombres en la fotografía, se comienza a ver una generación joven, con otro concepto, con otra idea, con su estética particular, nada que ver con lo que se hacía en el principio de la década pasada.

¬ŅExisten suficientes oportunidades para el talento joven, m√°s all√° de lo puramente promocional? ¬ŅCu√°les otras oportunidades se necesitar√≠an concebir?

Carecemos de acciones que premien los trabajos de los artistas jóvenes. Costear una exposición, con todo lo que conlleva, no es muy barato que digamos. Se debe llevar a lo físico lo que se ha quedado como digital; no hay mejor evaluación para una obra que el hecho de verla a 10 centímetros de distancia en el plano terrenal.

Autor: Hardy

¬ŅSientes que el camino y los lenguajes visuales de un artista han de ser una din√°mica en constante movimiento?

S√≠, totalmente. El mundo actual devora la visualidad, te exige reinventarte cada par de a√Īos como m√°ximo. Es divertido exigirse a uno mismo y buscar variar en diferentes estilos.

¬ŅCu√°les son tus principales sue√Īos y expectativas? ¬ŅAd√≥nde deseas te conduzca tu camino como fot√≥grafo?

Sue√Īo ser reconocido por mi trabajo, que las personas, con ver una foto m√≠a, digan: ‚Äúesto es de Hardy‚Ķ‚ÄĚ

¬ŅMis expectativas?, seguir siendo inconforme, humilde y tratar de hacer la pr√≥xima foto tan interesante como la anterior (aunque es dif√≠cil lograrlo siempre).

Adonde deseo que me conduzca mi camino en la fotografía es hacia la felicidad. Amo mi trabajo y la calidad de este hace que se convierta en la razón de mi existencia. Los que me conocen dicen que sería buen psicólogo, pero la verdad es que, si no fuera fotógrafo, sentiría que me falta algo.

Autor: Hardy

Autor: Hardy

Autor: Hardy


A punto de escucharse los acordes trovadorescos de Canto Adentro

Hablar de trova es hablar de Cuba, es hablar de tiempo transcurrido, tiempo que no se detiene y que marca la vida de un pueblo, es el reflejo de su realidad y una remembranza de su historia acompa√Īada siempre de la guitarra como fiel e inseparable compa√Īera.

La m√ļsica aut√©ntica, con inteligencia y sentimientos, la m√°s genuina de nuestra cultura nacional ‚Äďy en especial de la camag√ľeyana‚Äď, volver√°n a hacer gala del 22 al 25 de noviembre en la urbe principe√Īa con la VIII edici√≥n del Festival Nacional de Trova Canto Adentro. Un evento que desde su primera edici√≥n es un espacio de resistencia, escenario para que los j√≥venes defiendan sus creaciones y demuestren que la trova es una sola, sin importar las diferencias generacionales.

Auspiciado por la filial camag√ľeyana de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, ‚ÄúCanto Adentro‚ÄĚ surgi√≥ por iniciativa del cantautor Harold D√≠az, director del grupo local Punto de Giro, y tuvo como antecedente el Festival de Trova Ilesa que, liderado por el trovador Reinaldo Rodr√≠guez, actual Miembro de Honor de la AHS, pudo desarrollar un espacio de intercambio que reafirm√≥ la idiosincrasia e identidad cultural de la naci√≥n a trav√©s de las manifestaciones trovadorescas del territorio.

Como cada a√Īo, el Festival pretende revitalizar la canci√≥n de autor en Cuba, reuniendo a las j√≥venes voces que con una postura est√©tica diferente retoman la vertiente primigenia y tradicional de un g√©nero que deviene hoy como componente raigal del patrimonio sonoro nacional, con una plena vigencia, a pesar del tiempo, las modas y las tecnolog√≠as.

Un amplio programa de actividades se tiene previsto para estos d√≠as de celebraci√≥n, el cual homenajear√° a los cientos de m√©dicos que combaten con √≠mpetu y sacrificio los avatares de una pandemia que afecta a toda la Humanidad. Canto Adentro rendir√° tributo tambi√©n en cada uno de sus espacios a quien so√Ī√≥ y cre√≥ una vanguardia intelectual juvenil comprometida con su Patria, por lo que en la noche del 25 de noviembre se realizar√° una cantata en homenaje al l√≠der hist√≥rico de la Revoluci√≥n, Fidel Castro Ruz, en el IV aniversario de su desaparici√≥n f√≠sica.

Esta cita con la m√ļsica tradicional se desarrollar√° con la participaci√≥n de m√°s de una veintena de j√≥venes del territorio e invitados de varias provincias, entre los que se encuentra Yatsel Rodr√≠guez y Miguel de la Rosa, integrantes del Proyecto la Trovuntivitis, de Villa Clara; la guantanamera Annalie L√≥pez, el trovador habanero Kamankola y el cantautor santiaguero Pedro S√°nchez Zapata, entre otros, quienes peregrinar√°n hacia la tumba de los trovadores lugare√Īos Rafael Torres Benavides (Filo) y Miguel Escalona, tradici√≥n instaurada desde la creaci√≥n del evento ¬†

Se realizarán además, a través de las plataformas digitales y de forma presencial, los conciertos, conferencias y descargas de trovadores locales en la Terraza Arte Joven de la AHS, en la Casa de la Trova Patricio Ballagas, en el Hospital Provincial Manuel Ascunce Domenech, y en los municipios de Nuevitas y Florida.

En el d√≠a de la clausura se presentar√° en el Caf√© Literario La Comarca el documental ‚ÄúEl √ļltimo bohemio‚ÄĚ, del realizador y guionista Carlos Eduardo Le√≥n Men√©ndez, un audiovisual que al decir de su creador ‚Äúnos lleva por los complejos senderos que traz√≥ la nueva trova cubana, a cuyo universo sonoro se integr√≥ desde la comarca legendaria, la poes√≠a, la voz y la guitarra de ese juglar de los a√Īos 70, Miguel Escalona.‚Ä̬†

 Sin dudas, no dejar morir una de las facetas más interesantes de la cultura musical cubana, es la esencia del Festival de Trova Canto Adentro, surgido desde la certeza de promover a una nueva generación de creadores que beben de una tradición trovadoresca que defiende la existencia de una sola trova cubana, la cual se mantiene viva y fuerte, y que persiste desde ayer, hasta hoy y para siempre.


Festival Jazz en Holgu√≠n, descargas m√ļltiples para j√≥venes jazzistas

La Casa de Iberoam√©rica y la Direcci√≥n Provincial de Cultura convocan al I Festival ‚ÄúJazz en Holgu√≠n‚ÄĚ, del 11 al 14 de marzo de 2020, que incluye un Concurso con el objetivo de motivar la creaci√≥n e interpretaci√≥n de este g√©nero en j√≥venes m√ļsicos menores de 35 a√Īos.

Este encuentro, que se realizar√≠a inicialmente del 8 al 12 de abril de este a√Īo, pero se pospuso por la situaci√≥n sanitaria ocasionada por la Covid-19 en el pa√≠s, ‚Äúparte de una tradici√≥n jazz√≠stica en la provincia, con nombres imprescindibles como Pedro Nolasco J√ļstiz Rodr√≠guez (Peruch√≠n), Juanito M√°rquez, Ram√≥n Valle, Julio Avil√©s, C√©sar Guti√©rrez, Joel Milord y otros que son ya patrimonio de nuestro acervo; adem√°s en los √ļltimos a√Īos se ha evidenciado un incremento de los exponentes de este g√©nero musical entre j√≥venes estudiantes del Conservatorio Jos√© Mar√≠a Ochoa‚ÄĚ, coment√≥ el promotor cultural y realizador audiovisual Jimmy Ochoa Escalona, organizador del evento.

La cita pretende asaltar el centro de la urbe con descargas, conferencias, conversatorios y proyecciones de audiovisuales, que crear√°n el ambiente propicio para el disfrute tanto del sonido tradicional como del contempor√°neo. Se persigue, adem√°s, favorecer el di√°logo necesario entre los estudiantes del sistema de escuelas art√≠sticas, los m√ļsicos j√≥venes y ya consagrados del g√©nero, mostrando a lo m√°s relevante del jazz novel cubano y reviviendo el m√°s de medio siglo de tradici√≥n de esta escena en la regi√≥n.

Fotos cortesía del evento

En el Concurso que se realizar√° como parte del Festival podr√°n participar todos los jazzistas nacionales y extranjeros, cuyas edades est√©n comprendidas entre los 16 y 35 a√Īos de edad en el momento que se realice el certamen, coment√≥ Eduardo √Āvila Rumayor, director de la reconocida instituci√≥n holguinera. No es requisito indispensable el haber cursado academia o instituci√≥n de la ense√Īanza art√≠stica, pero s√≠ que los participantes cubanos pertenezcan al sistema de instituciones culturales del pa√≠s: la ense√Īanza art√≠stica, la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z o el Instituto Cubano de la M√ļsica.

Se concursar√° en peque√Īo formato, que incluye el vocal, instrumental o la uni√≥n de ambos, con un est√°ndar de jazz, un tema libre y otro perteneciente a un compositor cubano.

‚ÄúJazz en Holgu√≠n‚ÄĚ, que estar√° dedicado a los reconocidos m√ļsicos Joel Rodr√≠guez Milord y Julio Avil√©s, por el esfuerzo de mantener la tradici√≥n del g√©nero en la provincia, y al que ya han confirmado artistas como Gerardo Piloto, Ram√≥n Valle y Michael Herrera, pretende continuar y fortalecer una cultura del g√©nero en una ciudad que ha contado con espacios como el Holjazz y La esquina del Jazz, en Romer√≠as de Mayo.


Pensar la ciencia. Riesgos para un joven investigador y cómo manejarlos (V)

¬ŅC√≥mo mantener una relaci√≥n saludable con tu tutor?*

En este post continuamos explorando las relaciones que se establecen entre el investigador joven y el tutor. Compartimos consejos y experiencias que te ayudar√°n a maximizar las ense√Īanzas que trae consigo el trabajo con profesionales de m√°s calibre. Como hemos visto, la funci√≥n del tutor es introducirte en el c√≠rculo de acad√©micos que sostienen la ‚Äúconversaci√≥n‚ÄĚ de la ciencia en un determinado campo. Para ello, te asiste en el dise√Īo de una estrategia formativa a corto y mediano plazo orientada al desarrollo de capacidades. ¬ŅQu√© capacidades? Pues, cualidades imprescindibles para ejercicio profesional divididas en cuatro √°reas fundamentales: habilidades intelectuales, eficacia personal, organizaci√≥n de la investigaci√≥n y, finalmente, relaciones e influencia. En pr√≥ximos posts entraremos un poco m√°s en cada una de estos sets de destrezas. As√≠ que, ¬°estate atento al Portal del Arte Joven Cubano!

Ya s√© lo que piensas. No recuerdas que tutor te haya mencionado nada de esta estructura. Solo rememoras tareas, libros recomendados y revisiones sumamente cr√≠ticas de tus ep√≠grafes. O peor, poca atenci√≥n, ning√ļn seguimiento y revisiones superfluas y demoradas. Si te ves en alguno de estos extremos es por dos motivos: por un lado, tu tutor nunca te explic√≥ tu programa de entrenamiento y, por tanto, avanzabas a ciegas; o √©l mismo nunca dise√Ī√≥ tu desarrollo y, en consecuencia, viajabas dando tumbos. Evidentemente, ninguna de las dos opciones es buena para ti.

Entonces, ¬Ņqu√© es una relaci√≥n saludable entre tutor-investigador joven? Pues es una mancuerna donde cada una de las partes tiene una clara conciencia acerca de su papel y, con una filosof√≠a colaborativa, se asisten mutuamente para el logro de objetivos comunes. Como ves, la relaci√≥n con tu supervisor es tan importante que no puede ser dejada al azar. Debe ser gestionada y requiere un acercamiento estrat√©gico. En este post te doy cuatro claves para ayudarte construir un v√≠nculo con tu supervisor de tesis que te sirva para potenciar tu crecimiento.

Recuerda que las imágenes del post, y otras muchísimas, las encontrarás en www.phdcomics.com.

Sé consciente de las expectativas que se tienen de ti

Cuando uno ingresa a un programa doctoral, tambi√©n se asocia a proyectos de investigaci√≥n. Estos proyectos tienen salidas concretas, plazos que cumplir y un sinf√≠n de par√°metros que miden su rendimiento. A menudo, vemos estas estructuras como algo que no tiene que ver con uno. ‚ÄúDe eso se encargan los doctores‚ÄĚ, decimos; porque, en efecto, se trata de sistemas de organizaci√≥n de la ciencia que superan con creces nuestro alcance.

No obstante, debes tener claro que, al incorporarte a estos proyectos, te conviertes en un engranaje vital de su articulaci√≥n. Las tesis doctorales son uno de los indicadores m√°s relevantes de cualquier orden acad√©mico. Por tanto, si bien al comienzo puede que te sientas alienado, en la medida que pasen los a√Īos sentir√°s como todos los investigadores que en un comienzo apenas reparaban en ti, de repente van a estar pendientes de tus avances, retrocesos y estancamientos.

Tu tutor es el primer interesado en tus progresos, ya que, probablemente, investigues algo que se alinea a sus intereses. Por eso, mi primer consejo es que debes tener claro cuáles son las expectativas que se tienen de ti. Solo entonces podrás traducir esas esperanzas en entregables concretos (experimentos, entrevistas, artículos publicados, eventos, softwares, archivos, lo que sea que estés construyendo), te permitirá establecer prioridades y garantizarás un adecuado nivel de satisfacción en tu entorno.

Sé diligente

Un elemento central de toda la actividad científica es el tiempo. Cuando uno piensa en la investigación, vienen a la mente resultados, títulos, conocimiento, relaciones, prácticas específicas, etc. Todas estas cosas se realizan a contrarreloj. Los plazos son condicionantes de toda la acción académica y siempre es menos del necesario para alcanzar un resultado óptimo. Por ese motivo, tu tutor te orientará ejercicios asociados a tiempos concretos. ¡Cumple tus fechas!

Este es, quiz√°s, el indicador que m√°s le importar√° a tu supervisor. Una vez que elaboraste tu programa de trabajo y tu tutor lo aprob√≥, aj√ļstate a √©l. S√© preciso y cumple con las tareas en las fechas previstas. Ten en cuenta que (no importa cu√°nto trabajo tengas que hacer) tu tutor siempre tiene m√°s cosas que atender que t√ļ y que √©l invierte su energ√≠a en formarte a ti. Cumplir los plazos asegura que √©l no sienta que est√° perdiendo su tiempo contigo.

Para ser diligente debes ocuparte de dos cosas. Una: tu plan de trabajo debe ser lo m√°s espec√≠fico posible, tanto en tareas como en la duraci√≥n necesaria para cumplimentarlas. Esto es algo que se hace al comienzo de la investigaci√≥n y que ir√°s adaptando a medida que avances. Traza tareas peque√Īas, puntuales, s√© realista en su descripci√≥n y t√©rminos. Impr√≠melo y tenlo al alcance de la mano.

Dos: siempre que te re√ļnas con tu tutor, aseg√ļrate de enviarle varios d√≠as antes del encuentro, un informe del trabajo realizado. Es decir, si tu tarea era realizar una serie de lecturas, por ejemplo, elabora entonces un documento donde resumas los puntos de vista de los autores revisados. As√≠, la reuni√≥n estar√° claramente orientada a discutir la calidad de lo que has hecho y tu tutor se concentrar√° en corregir tus deficiencias y potenciar tus virtudes. Adem√°s, dado que la tesis no es m√°s que un reporte de investigaci√≥n, las notas para tus reuniones te sirven de material base para la redacci√≥n de ese mismo informe final. Doble ganancia.¬†¬†

Sé proactivo

A nadie le gusta que lo molesten cada cinco minutos con preguntas acerca de qué hacer. A tu tutor, menos. Lograr la independencia como investigador debe ser un objetivo personal para ti. Eso no significa que no busques ayuda cuando tengas inconvenientes. Todo lo contrario, ser proactivo significa que eres capaz de reconocer tus problemas, tomar las decisiones adecuadas para superarlos y emprender el camino hacia su solución. Debes construir una red de colaboración que acuda a tu servicio si lo necesitas. 

Te recomiendo dos t√©cnicas. La primera, la tomo del dise√Īador Ben Burns, quien dice que: ¬ęsi lo que quieres saber lo puedes ‚Äúgooglear‚ÄĚ, no preguntes¬Ľ. El acceso a la informaci√≥n que se tiene hoy triplica el conocimiento acumulado por la humanidad en siglos. √ösalo, explora, halla alternativas. En Internet, no solo encontrar√°s un mill√≥n de tutoriales y conferencias; sino que, participando en los foros existentes, podr√°s intercambiar con otros j√≥venes que posiblemente ya se hallan enfrentado a tu mismo problema.

La segunda t√°ctica es construir lazos con otros investigadores de tu grupo doctoral (o de maestr√≠a o licenciatura, da igual). Tus colegas ser√°n tus principales aliados a lo largo de los a√Īos que dura el proceso de obtenci√≥n de un t√≠tulo acad√©mico. Con ellos, no solo pasar√°s much√≠simo tiempo, sino que compartir√°s problem√°ticas similares, algunas relacionadas con la ciencia, pero otras muchas que tienen que ver con la vida misma. En mi caso, siempre digo que lo m√°s valioso que gan√© con el doctorado fue una red de amigos extraordinarios de muchas partes del mundo, gente que no dud√≥ en ayudarme cuando lo necesit√© y con los que, aun hoy, contin√ļo colaborando.¬†

Con la puesta en acci√≥n de estas ma√Īas, no tendr√°s que recurrir a tu tutor cada dos por tres. Ser proactivo asegurar√° que, cuando preguntes, te prestar√° toda su atenci√≥n porque sabe que es algo que no puedes resolver por ti mismo. De igual forma, ser independiente y h√°bil har√° que tu tutor te tenga en alta estima.

Sé formal

He aqu√≠ un punto cr√≠tico. Debes acostumbrarte a establecer v√≠nculos de acuerdo con las convenciones del √°mbito acad√©mico. Tu supervisor no es tu familia, no es tu amigo‚Ķ al menos inicialmente. La aspiraci√≥n √ļltima es que, una vez que culmines el proceso de investigaci√≥n, sean colegas. ¬ŅPor qu√© es dif√≠cil verlo as√≠? Pues porque la correlaci√≥n entre mentor y disc√≠pulo reproduce un sistema de que ya has visto en la estructura familiar. Muchas veces el tutor es asumido como una figura paternal. Esto es un grave peligro que puede llevar a insatisfacciones profundas.

La formalidad implica un trato de respeto. A lo largo del proceso de investigaci√≥n, la red de contactos de tu tutor ser√° parcialmente transferida a ti. Esto es una ganancia extraordinaria, pues har√° que entres en contacto con especialistas que solo has conocido en libros. Asume cada encuentro gestionado a trav√©s de tu tutor como si fuera una entrevista de trabajo. Ya sea haciendo entrevistas, participando en alg√ļn seminario o conferencia, o simplemente en el pasillo de la universidad, estos acad√©micos (que no te conocen) te asocian inmediatamente a la figura de tu supervisor. Conducirte siguiendo las normas adecuadas garantiza adem√°s que tu tutor no dudar√° en recomendarte a otros colegas.

…

La investigación científica es un ejercicio muy difícil. Requiere un largo proceso de acumulación de conocimientos y habilidades. Tu tutor provee una ayuda invaluable en el cultivo y control de esta evolución. Las cuatro pautas mencionadas arriba deben ser principios rectores de tu comportamiento en el espacio académico, porque harán que los obstáculos y dificultades que surjan se concentren en ámbitos identificables e incidirás en que tu tutor tenga siempre la mejor disposición para asistirte a superarlos. Cimenta tu futuro, haz tu parte.

 

 

*El autor es profesor del Dpto. Historia del Arte, Universidad de Oriente

carloslloga88@gmail.com


El Madrigazo, festival de arte joven de la AHS

El festival del arte joven en La Habana, nombrado El Madrigazo y considerado el principal evento organizado por la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en esta capital, concluye este domingo 15 de noviembre.

Esta propuesta se celebró en las vísperas del aniversario de la fundación de la ciudad y con ella, se festejó también la reapertura de la sede habanera de la AHS conocida como La Madriguera, donde transcurrió el festival, informó a través de nota de prensa Heisa Altabaz Guzmán, comunicadora de la Asociación.

Indicó, además, que por la actual situación del país respecto a la COVID-19, en esta ocasión el evento sólo abrió sus puertas a los asociados de la institución.

La inauguraci√≥n del evento comenz√≥ con la presentaci√≥n de diferentes m√ļsicos y proyectos: Ernesto Oliva, Harold Merino, The Concept y Grupo Giganter√≠a en el escenario principal.

Esta primera jornada continu√≥ con la muestra colectiva Hay m√°s caminos despu√©s del abismo, y con la proyecci√≥n de cortos, pel√≠culas y teleteatros, para seguir luego con la descarga entre m√ļsicos y escritores
Por las calles de una isla.

Tony √Āvila fue el invitado especial del concierto inaugural que ocurri√≥ en el escenario central, seguido por el espect√°culo Todos los caminos conducen al patio, y las actuaciones de Jan Cruz, Abel Geron√©s, Ronkalunga y Negrons.

Para el resto del fin de semana, el evento propuso un programa de actividades compuesto por charlas, proyecci√≥n de audiovisuales, descargas m√ļsico-literarias, exposiciones y conciertos.

Igualmente, compartieron con la audiencia, como Maestros de Juventudes, el cineasta Fernando P√©rez, el m√ļsico Pancho Amat, y el dramaturgo Carlos D√≠az, director la compa√Ī√≠a El P√ļblico.

El evento cerrará hoy a las nueve de la noche con la presentación de Havana Electrings, Club Conexo, Golpe Seko, The Shepal, Rapzodia y Christopher Simpson, para, a la medianoche, efectuar un brindis por el aniversario 501 de la fundación de la ciudad.


Por primera vez, oportunidad para los jóvenes realizadores

El Centro Provincial de Cine de Holguín convoca a los realizadores jóvenes de todo el país a participar en el Festival Nacional del Audiovisual Por Primera Vez, que en esta edición, después de un tiempo sin realizarse, se organizará de forma excepcional vía online.

El plazo de recepci√≥n e inscripci√≥n de las obras ser√° hasta el pr√≥ximo 26 de noviembre y deber√° acompa√Īarse por una ficha t√©cnica: T√≠tulo, g√©nero y duraci√≥n, realizador y sinopsis. La tem√°tica es libre y el tiempo de duraci√≥n de las mismas ser√° de 3 a 15 minutos.

Los audiovisuales deberán presentarse en soporte de disco, formato DVD y con buena resolución, al Departamento de Promoción y Apreciación Cinematográfica, ubicado en la calle Frexes #156, % Morales Lemus y Narciso López, Holguín, o enviarse como archivos wetransfer o links de descargas de Vimeo al siguiente correo: cineholgu0@gmail.com

Las obras seleccionadas por el jurado acreditado integrar√°n la muestra oficial del evento a realizarse entre el 15 y el 17 de diciembre y ser√°n exhibidas de manera online en los perfiles oficiales del Centro Provincial del Cine de Holgu√≠n, aseguran los organizadores. Se entregar√° un Gran Premio otorgado por el jurado y un Premio de la popularidad, que ser√° elegido por el p√ļblico a trav√©s de la p√°gina en Facebook Cine Holgu√≠n.

Los resultados del Festival serán inapelables y para mayor información pueden establecer contacto por el correo y página en Facebook anteriores y el teléfono 24423085.

La presente edici√≥n del Festival Nacional del Audiovisual Por Primera Vez ‚Äďcuyo nombre deriva del documental realizado en 1968 por Octavio Cort√°zar‚Äď estar√° dedicada a los 300 a√Īos de la fundaci√≥n del pueblo de Holgu√≠n, al aniversario 60 de los Estudios de Animaci√≥n del Icaic, y al 50 de la creaci√≥n del personaje Elpidio Vald√©s, por Juan Padr√≥n.