Arte Cubano


¿Quién es este Mozart?

Faltan solo tres horas para el concierto y César espera en la entrada de la Nave 4 de la Fábrica de Arte Cubano para iniciar la prueba de sonido. César Eduardo Ramos es el director de orquesta del concierto Le Mozart Noir. Tuve oportunidad única de conversar con él, sobre el estreno en Cuba de la música del Mozart Negro, Chevalier de Saint-George. [+]


Como todo un quinceañero

Para los latinos los festejos por los 15 años son de gran relevancia. Con la misma elegancia que caracteriza a estos jolgorios juveniles arribó a su XV edición el Coloquio Internacional de Jazz ¨Leonardo Acosta in memoriam¨. Cuatro días en los que su directora y coordinadora general Neris González Bello llevó a cabo un interesantísimo programa académico.

[+]


Un sonido en movimiento

Hace más de un año… ¡hace más de un año asere, increíble!, dice Pepe Gavilondo que parece todavía no creerlo. Al fondo el poeta versa que “lebrel, ligero y dividido al esparcir su dulce acometida”, y la música de Ensemble Interactivo de La Habana me hace reafirmar la idea de que hay músicas que nos hablan.

Desde hace algún tiempo los integrantes de esta agrupación que a ratos rompe la cotidianidad de La Habana con sus ingeniosas propuestas querían hacer converger su música con la obra de algún poeta preferiblemente latinoamericano.

¿Pero cómo nació este proyecto? ¿Por qué José Lezama?

“Espera que eso te lo tiene que explicar Yasel, que fue el principal creador de la propuesta”, y la entrevista se llena de este espíritu de creación colectiva que tanto defienden los integrantes del Ensemble, sin formalismos, sin trabas, una conversación que fluye como la música.

Yasel Muñoz (Foto Eddos)
Yasel Muñoz (Foto Eddos)

“Lezama creo que fue la mejor decisión porque su discurso tiene muchos puntos de conexión con lo que hacemos, y ese deseo de encontrar raíces profundas de lo que puede ser lo cubano, el mito insular. Tenemos un discurso que abarca muchas latitudes del arte y la sociedad, de misterios telúricos que él toca sin dejar de ser introspectivo y ese es el punto fundamental en el que convergen los discursos de un artista de hace medio siglo y artistas del siglo XXI”, explica Yasel Muñoz, quien es flautista, compositor y arreglista.

El proyecto, ganador de la beca de creación El Reino de este mundo, de la Asociación Hermanos Saíz, es una simbiosis total entre la poesía de Lezama y la música del EIH. Con un contenido musical que emana de la poesía lograron crear un solo discurso que recorre fragmentos de tres de los poemas más conocidos de Lezama: Noche insular jardínes invisibles, Rapsodia para el mulo, y El arco invisible de Viñales.

“Este trabajo pretende acercar a todo aquel que tiene a Lezama como un personaje muy respetado, porque todos sabemos que tiene una obra bastante grande y consolidada pero es demasiado respetado o temido, y también sacarlo un poco de esa zona de élite. Es cierto que su discurso es hermético como lo han caracterizado muchos investigadores pero eso se desmantela en un poema como la Rapsodia del mulo, donde combinamos el discurso poético con las percusiones y ritmos afrocubanos, y lo volvemos un poco más cálido, sin quitarle la esencia al poema, pero lo volvemos más cercano incluso para públicos que no consumen poesía.”

La falta de prejuicios en cuanto a poética, forma y contenido unen a Lezama y a estos jóvenes músicos, que no temen explorar con la voz, las manos, con una botella o una lata; incluso si hay que desarmar el propio instrumento… pues se desarma, y esa falta de barrotes los hace tan brillantes como al poeta.

Ensemble Interactivo de La Habana  (Foto Eddos)
Ensemble Interactivo de La Habana (Foto Eddos)

El proceso de creación de la pieza fue minucioso para lograr una analogía entre la estructura y la forma de los poemas y de la música. El proyecto, que es además un video, incluye la participación de un narrador.

Para Pepe, la poesía de Lezama despierta una gran cantidad de emociones, sensaciones, colores, un entramado que tiene que ver con lo que ellos han creado colectivamente, “es la libertad de buscar la cubanía universal o la universalidad nacional, la libertad del sonido, del color… son muchos los puntos en común.”

Lo estrenamos cuando todavía estaba en proceso, en la Bombilla verde –añade– y la idea es cada ciertos meses retomarlo, porque es un proyecto grande que agota por toda la energía y creatividad que requiere.

Cuando componen los proyectos normalmente no vuelven a repetirlos, pero “esto ha sido tan profundo y tan importante que se ha quedado, y lo seguiremos haciendo porque cada vez lo repensamos y lo sentimos diferente”, explica.

La obra de Ensemble pasa como un tornado, como un buen tornado, llega sin previo aviso y tras su paso no puedes quedarte indiferente, algo cambia muy adentro.

Nació a consecuencia de un taller de improvisación impartido en 2009 por el artista catalán Josep María Balanyá, quien “nos dejó con las ganas de seguir improvisando, y ahí comenzamos a autoformarnos”, añade Luna Tinoco, flautista colombiana y fundadora de la agrupación.

Luna Tinoco (Foto Eddos)
Luna Tinoco (Foto Eddos)

“Nuestra propuesta ha sido bastante innovadora pero siempre ha sido bien recibida, ahora con un poco más de público, pero en los inicios siempre hubo una recepción del público, aunque fuera de sorpresa. Lo nuevo siempre choca pero la gente agradece esa novedad”.

“Es el hecho de estar improvisando, crear algo que solo pasa una vez y nadie sabe exactamente qué verá, manejamos mucho el espacio, y eso hace que la gente sea partícipe de lo que está pasando, al contrario de la música académica que es muy distante, seria, con nosotros las personas se han sentido más afines.”

Al interesarme por el proceso de creación, “nosotros tenemos demasiados instrumentos” agrega de inmediato el compositor colombiano Santiago Barbosa. Y comienza a enumerar el arsenal que tanto llama la atención de los públicos en las presentaciones.

“Una gran parte son los de percusión y los de viento, pero también tenemos ocarinas, flautas aborígenes latinoamericanas, angollas, cosas construidas por nosotros con tubos, silbatos, más guitarritas, violines, dulcimer, objetos como el waterfone o ʻballenófonoʼ, marimbas, acordeones, utilizamos la voz, gritamos, o sea, no tenemos todos los instrumetos del mundo pero sí un gran abanico de sonidos.”

Con todos esos instrumentos comienzan a explorar, y el éxtasis se apodera de la habitación. Los sonidos más insospechados se unen a la sinfonía. “También es complicado porque tenemos muchas cosas y a veces no sabemos qué utilizar”, dice.

Santiago Barbosa (Foto Eddos)
Santiago Barbosa (Foto Eddos)

“Además es de iniciativa, tenemos una campana y alguien llega y comienza a tocarla y de repente suena muy bien con un ganchito y alguien hace una voz… pero todo es sobre la práctica. En ocasiones los procesos creativos los hemos hecho compuestos, pero generalmente venimos aquí y exploramos a partir de una idea, nos sumamos e improvisamos en un rico proceso de creación colectiva».

“Se disfruta mucho y se saca el potencial creativo que tienen los instrumentistas, es un trabajo formador para el grupo pero también muy bueno para los intérpretes. Empiezas a manejar los sonidos de otra forma.”

A pesar de ser un hombre antiasociaciones y dogmas, crees y apuestas por la Asociación Hermanos Saíz…

Pepe Gavilondo (Foto Eddos)
Pepe Gavilondo (Foto Eddos)

“Uno puede ser antidogmático, antiasociación, tener espíritu libre y hacer sus propios proyectos como lo hacemos nosotros, que no pertenecemos a empresas ni queremos ni vamos nunca a pertenecer a ninguna empresa ni instituto, y no por desprecio, sino porque queremos ser ciento por ciento los que controlamos nuestro destino. Ese ha sido siempre uno de nuestros objetivos, incluso nosotros no cobramos nada; este es un proyecto colectivo de familia haciendo lo que queremos y creemos que es necesario dentro del arte actual cubano.

“Pero no podemos negar la ayuda que es real y el apoyo de ciertas instituciones. A nosotros la Unión de Escritores y Artistas de Cuba siempre nos ha ayudado y nos han brindado espacios para nuestra música, igual que la Casa de las Américas, la Fábrica de Arte Cubano; y nosotros sentimos mucho orgullo de formar parte de eso.

“A mi me llamaron la atención con la beca El Reino de este mundo, presentamos el proyecto y felizmente nos la otorgaron, y ese fue el dinero justo para hacer este material, la AHS al rescate.

“Lo mismo pasó con mi disco personal, yo con mis recursos nunca hubiese podido grabar un disco de música sinfónica, pero gracias a la AHS y a Colibrí lo tengo.”

Ensemble Interactivo de La Habana

El proyecto, ganador de la beca de creación El Reino de este mundo, de la Asociación Hermanos Saíz es una simbiosis total entre la poesía de Lezama y la música del EIH. Lograron crear un solo discurso que recorre fragmentos de tres de los poemas más conocidos de Lezama: Noche insular jardínes invisibles, Rapsodia para el mulo, y El arco invisible de Viñales. Muy pronto podrás ver el vídeo completo en nuestro canal de Youtube y los detalles del proyecto en www.ahs.cu

Publicada por Asociación Hermanos Saíz en Viernes, 29 de noviembre de 2019


Salón Uneac: ¿Medidor de las artes plásticas en La Tunas?

“El Salón Uneac es un medidor de la creación en las artes plásticas del territorio”. Así abrían las palabras al catálogo en la inauguración. Se augurabauna exposición única.La vanguardia artística tunera reunida. Voces consagradas en el panorama artístico: Jesús Vega Faura, Rogelio Ricardo, Leonardo Fuentes, Yamila Coma, Miguel Mastrapa, y otros emergentes.

El Salón es un punto de contacto y la oportunidad de palpar el quehacer tunero en materia de artes visuales. Confluencias de estilos y poéticas, estéticas consolidadas y reconocidas, permanencia de lenguajes. Bien. Sin embargo, podría estar en esa permanencia su “talón de Aquiles”.

La necesidad de renovación y experimentación conceptual se hace sentir. Percibimos en muchas piezas ese cansancio temático y formal que agobia nuestras galerías. Que la pintura sea la manifestación más representada es evidencia de ello.

Precisamente en aquellas piezas que exploranotros lirismosencontramos lo mejor de lamuestra. La serigrafía de Ricardo Salgado Arias apela a la combinación de blancos y negros para hilvanar un rejuego simbólico en el que prima el misticismo.

Mientras que la fotografía manipulada de Junior Fernández Guerra, quien nos presenta una primicia de lo que será su serie Vértigo o Contemplación de algo que termina, sorprende con sus atmósferas indefinidas. Imágenes donde reina la incomunicación y cuya incógnita está en las acciones circundantes que deja de captar (a propósito) el lente.

Curiosamente estos artistas son los invitados. La lúcida demostración de que las artes plásticas precisan de ese impulso renovador capaz de seducir y provocar al público.

Un aparte merece también la obra Transfloración del artista Alexis Roselló. La mixtura de motivos naturales y sexuales provoca unestallidodonde la abstracción neutraliza la figuración para convertir el lienzo en un paratexto surreal. Su composición es la certeza de que se puede ser fiel a una estética y, al mismo tiempo, reinventarse.

El Salón Uneac continúa siendo el medidor de las artes plásticas en Las Tunas. En él exponen nuestros mejores artistas sus mejores obras. De eso no hay duda. La incertidumbre está en cómo encontrar ambientes motivadores que vitalicen nuestro entorno artístico desde los propios marcos institucionales. Criterios selectivos a partir de convocatorias y concursos, sesiones teóricas, premiaciones, pueden ser algunas de las iniciativas que contribuyan a ese fluir orgánico del que adoleció.

El reto es propiciar escenarios creativos, perturbadores, expectantes,incluso tensos y conflictivos. Todo para imantar la altivez, la provocación y el desafío. Seducir es la premisa.


Palabras de Virgilio López al recibir premio Maestro de Juventudes

Palabras de agradecimiento por recibir la Distinción «Maestro de Juventudes» otorgada por la Asociación Hermanos Saíz

Estimados compañeros:

Es bueno recordar que el gran poeta nicaragüense y de la lengua española Rubén Darío llamó a la juventud «divino tesoro», y de ese tesoro de los años hemos disfrutado todos los aquí presentes y los que, aún niños, tendrán en sus manos ese caudal. Es verdad que ella es un estadio de la vida que pasa con relativa rapidez, pero cuando decimos: «hay que abrirles las puertas a los jóvenes» pensamos en los de hoy mismo.

Los jóvenes tienen ante sí las puertas del mañana, pero es en nuestro presente donde deben actuar. La mejor juvenilia es aquella que atiende desde sus edades a la belleza en torno, al brío inestimable por hacer, que es la mejor forma de decir, o de decir en arte, que es una magnífica forma de hacer.

Cuántas veces hemos escuchado en nuestras vidas, larga ya para algunos de los aquí presentes: «la juventud está perdida», o «a la juventud hay que darles tareas», como si esa hermosa masa humana no fuera una continuidad de la vida que siempre halla su camino, y como si nuestro intento paternalista subvalorara el sentido creativo del fervor juvenil. Existen en nuestro país varias organizaciones que atesoran la fuerza digna de nuestra juventud, la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media, la Federación de Estudiantes Universitarios, la unión de Jóvenes Comunistas, el Ejército Juvenil del Trabajo, la Asociación Hermanos Saíz.

Entre ellas, la Asociación Hermanos Saíz reúne el conjunto principal creativo de la juvnetud que profesa todas las artes, desde la palabra, a la cual llamamos literatura, hasta la música, la danza, las artes figurativas y pictóricas, performáticas, teatrales y cinematográficas, de otros medios expresivos propios de la oralidad, entre otras. Estos jóvenes van avanzando desde la promesa hasta la realización plena. Y con ese conjunto de juventudes entusiastas, ilusionadas, llenas de talentos y deseos de crear, hemos trabajado de diferentes formas todos los aquí reunidos, a los que la Asociación Hermanos Saíz ha querido conferir la hermosa distinción de «Maestros de juventudes».

Los que hoy recibimos este hermoso homenaje, hemos laborado y laboramos al lado de muchos jóvenes, ofreciéndoles nuestra experiencia, donándoles sugerencias para su mejor desarrollo artístico. Pero estoy seguro que cada uno de nosotros no hemos actuado así para ser recompensados, porque no existe mejor premio que el del trabajo, no hay galardón mejor que el de sabernos útiles, no hay maravilla más gloriosa que ver a nuestros retoños crecer y abrir sus alas, llenándonos del orgullo de abrazar la continuidad, de saber que el futuro de Cuba también puede y podrá contar con sus artistas.

Quisiera que mis colegas Eslinda Núñez, Pedro de Oraá, Francisco García, Guido López-Gavilán, Manolo Pérez y Lázaro García, me permitiesen dar fervientemente las gracias a la Asociación Hermanos Saíz, y aunque algunos podamos no considerarnos como «maestros», al menos tenemos la humildad de aceptar y agradecer tanta gentileza. Aquí se encuentran ante nosotros algunas de la figuras más descollantes del arte cubano de hoy, de un arte que resiste al bloqueo, que no se marcha de esta bella patria que tenemos todos, que nos sentimos profundamente comprometidos con el mundo mejor que es posible, y que sea siempre posible también para Cuba. Cuánto nos enriquecen los jóvenes cubanos de hoy. Nuestros coetáneos juveniles son también nuestros maestros por su talento, tesón, inteligencia, libertad y caudal de ilusiones. Esta inmensa fe en la juventud es parte de nuestra trayectoria creativa, y es asimismo parte de la poesía hermosa de nuestras vidas.

Gracias, muchas gracias a la Asociación Hermanos Saíz por creer que somos «Maestros de juventudes», o sea, personas útiles al divino tesoro, a la juventud.

Muchas gracias.

Virgilio López Lemus

Maestro de Juventudes


Mientras más sumemos será mejor para cambiar el gusto estético

Es importante el evento este año porque la asociación debe ir acorde con las transformaciones del país no solo en el sector artístico, expresó Lilien Aguilera, presidenta de la filial holguinera, en la sesión plenaria del 3er. Congreso de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), que hoy concluyó este jueves en la capital, luego del intenso debate de los delegados e invitados al mismo. [+]


Otra jornada para enraizar el arte auténtico

Este miércoles también será un día intenso para los 300 delegados e invitados al Tercer Congreso de la Asociación Hermanos Saíz (AHS). Se emprende una nueva jornada para reafirmar la responsabilidad de la organización de promover la obra de los más jóvenes, así como la necesidad de salvaguardar y continuar desarrollando una cultura revolucionaria y contrahegemónica.

[+]


Arte en Casa

No son pocos los cubanos, incluso amigos de otras naciones, que enriquecen su cotidianidad con lo más distinguido de la creación de la plástica criolla y tienen al alcance de la mano obras de reconocidos maestros contemporáneos como Eduardo Abela, Flora Fong, Pedro Pablo Oliva, Zaida del Río, Roberto Fabelo, Yasbel M. Pérez, Ever Fonseca… [+]


Un encuentro con el maestro de la flauta

José Luis Cortés, “El Tosco” es considerado uno de los más importantes precursores de la escena de la timba en Cuba, y cuenta con interesantes éxitos musicales que lo definen como un maestro y creador de la más reciente generación de cantantes y flautistas en la música popular criolla.

[+]