Arte Cubano


Liesther Amador: «Soy un insatisfecho superviviente»

Conoc√≠ la obra de este joven al azar, mientras realizaba las correcciones del cat√°logo de la exposici√≥n de arte contempor√°neo cubano La Tierra Dada, que organiza la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z. Su obra Tiempo Muerto, merecedora del Premio Post-it 2019, que se otorga a creadores menores de 35 a√Īos, despert√≥ mi curiosidad en primera instancia y me dispuse a indagar m√°s sobre el concepto y la historia de esas fotograf√≠as en las que las personas, como √°rboles, sembraban sus cuerpos en la tierra.

La obra de Liesther Amador Gonz√°lez (Ciego de √Āvila, 1983) navega entre los medios expresivos de la pintura, la fotograf√≠a, el dibujo, la instalaci√≥n, el site specific work, la intervenci√≥n en el paisaje y el performance. La realidad del artista y su entorno se convierten en materia art√≠stica, un registro documental. En su discurso, lo individual, lo familiar, el tiempo, la tierra y lo vivencial son asumidos como puntos de equilibrio, que podr√≠an tensar un hilo conductor entre cada una de sus piezas. Podr√≠a decirse que hay una especie de radiograf√≠a interior en cada ellas, la b√ļsqueda incesante de alguien que escarba en la tierra, como quien escarba en su conciencia, hasta encontrar su ra√≠z.

H√°blame de los inicios. ¬ŅC√≥mo descubriste las artes visuales? ¬ŅCu√°ndo sentiste que era el camino?

Desde ni√Īo me gust√≥ pintar, ten√≠a habilidades para dibujar, modelar con plastilinas o fango. Mis padres se encargaron de cultivarlas con regalos (crayolas, l√°pices de colores, acuarelas, etc.) y sobre todo con elogios. Siempre me estimulaban a participar en concursos. Recuerdo que esas primeras ‚Äúobras‚ÄĚ eran motivo de orgullo en sus conversaciones con amigos o visitas.

tomada del perfil de facebook de liesther amador

Mi madre se empe√Ī√≥ inagotablemente en conservarlas en carpetas que a√ļn andan por casa.¬† La motivaci√≥n es la base de la formaci√≥n vocacional, sobre todo en la ni√Īez donde la fantas√≠a puede ser incitada y conducida. Nada m√°s serio para un ni√Īo que sus juegos a ser adulto. All√≠ es donde deben actuar con cautela maestros, padres o tutores, pues hay mucha fragilidad tambi√©n, un descuido o mal manejo puede marcar el rumbo, desvirtu√°ndolo o simplemente mat√°ndolo.

Con esa mesura la asumieron todos en mi familia y cuando mis preguntas sobre t√©cnicas de dibujo se fueron complicando (c√≥mo sacarle un destello de luz al parabrisas de un carro que ese momento dibujaba), buscaron ayuda en el √ļnico artista (el pintor) que hab√≠a en mi pueblito.

As√≠ comenz√≥ a ponerse maduro mi juego y el objetivo fue prepararme para las pruebas de ingreso a la Academia deAartes. En aquel entonces (1998) ten√≠a la opci√≥n entre Camag√ľey o Trinidad, las dos a m√°s de 150 kil√≥metros de mi Jicotea natal. A vencer los miedos de la ‚Äúdesprotecci√≥n‚ÄĚ, hacer sacrificios sentimentales y materiales tambi√©n estuvieron dispuestos mis viejos, pues yo ten√≠a en aquel momento 14 a√Īos, 130 cm de estatura y la situaci√≥n econ√≥mica era dura para mi familia y toda Cuba.

Aunque podr√≠a decirse que el artista visual se va formando sobre la marcha, a partir de su propia sensibilidad y los intereses que marcan sus inquietudes art√≠sticas, el proceso de formaci√≥n acad√©mica siempre deja una huella importante. ¬ŅQu√© particularidades marcaron tu etapa como estudiante?

As√≠ llegue a la Academia de Artes Pl√°sticas ‚ÄúOscar Fern√°ndez Morera‚ÄĚ en Trinidad un d√≠a de octubre de 1998, con un miedo terrible a una realidad ajena totalmente, pero convencido de que ese era mi lugar.

La formaci√≥n acad√©mica no define la condici√≥n de artista. Es un error recurrente en la instituci√≥n cubana del arte catalogar desde all√≠. Ser artista es una actitud ante la vida, no es cuesti√≥n de acumular habilidades t√©cnicas o erudici√≥n te√≥rica para vencer un plan de estudios, pero no se puede negar que esta formaci√≥n va a marcar para siempre y allanar√° el camino de quien decida empe√Īarse en el arte.

cortesía de liesther amador

En principio, hay incontables trillos para la creaci√≥n visual, y la academia viene con algunos a pon√©rtelos en la cara, desde metodolog√≠as probadas por a√Īos en la tradici√≥n. Estos, en mi experiencia, son los cimientos donde se sostiene todo, aun cuando el arte desdibuja sus fronteras, se expande a una infinitud de disciplinas, facturas industriales o virtuales, metodolog√≠as conceptuales de distanciamiento total del artista en la realizaci√≥n de la obra, etc., aun cuando todo esto es asumido desde hace tiempo por las instituciones del arte.

Mirando mi camino transitado desde la distancia, puedo afirmar con total responsabilidad que una academia de arte o cualquier escuela no dependen del confort o la cobija de la instalación, sino de la calidad del claustro que la estructura.

La Academia de Trinidad donde estudi√© y en la que se formaron artistas que ya tienen un lugar en la historia de arte cubano, fue descrita en s√≠mil por el destacado cr√≠tico y curador Gerardo Mosquera, como una ‚Äúescuela de √Āfrica‚ÄĚ por sus condiciones insalubres‚Ķ; eran las ruinas de un Cuartel de Dragones del Ej√©rcito espa√Īol, pero era un verdadero oasis para la ense√Īanza.

Allí, un claustro heterogéneo en maneras de asumir y experimentar el arte te mostraba caminos técnicos e ideoestéticos, y te exigía su tránsito, pero en esencia había asumido como método fundamental darte la libertad de la experimentación, el incentivo y el respeto a la individualidad creativa, sin descuidar ponerte en la conciencia códigos del compromiso social del arte.

En esos planes de estudio recuerdo y reconozco cu√°nto me marcaron ejercicios que buscaban introducirnos en investigaciones cuya praxis nos exig√≠a la inserci√≥n en el medio sociocultural. Esa marca no se ha borrado, por el contrario, crece a√ļn. Recuerdo a profesores como Luis Blanco, Tony G√≥mez, Alain Fern√°ndez, Mario Guerra, Papito, Duffay, Acebo, Alejandro Bastida que, entre otros, hab√≠an asumido la ense√Īanza desde la experiencia que la producci√≥n art√≠stica contempor√°nea exig√≠a.

Estos m√©todos ten√≠an su base en el comportamiento de la producci√≥n del arte cubano durante los a√Īos ochenta, signados por dos problem√°ticas ideost√©ticas: la asimilaci√≥n cr√≠tica de los resultados de autoconciencia del arte llevado a cabo por las vanguardias durante el siglo XX y el replanteo de sus roles sociales para nuestra situaci√≥n cultural. Estoy seguro que de all√≠ ven√≠a todo.

de la obra Tiempo muerto/ cortesía de liesther amador

Es muy grato recordar esa etapa hermosísima de mi vida, pero me entristece el hecho de que esa Academia no exista para nuevas generaciones, por una decisión con un análisis que creo fue poco profundo por la gran implicación cultural y social que tenía ese centro para una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad, pues su función iba más allá de la formación de artistas visuales de la región central del país, esta servía de contraparte al peligroso mercadeo de arte para la feria (candonga) al que una ciudad turística se expone permanentemente.

¬ŅQui√©n funciona ahora como contrapartida a la seudocultura? ¬ŅQui√©n eleva o muestra como estandarte, verdaderos valores art√≠sticos al for√°neo? ¬ŅQui√©n le brinda otros referentes al p√ļblico trinitario que est√° siempre expuesto a la deformaci√≥n que genera ese mercadeo?, incluso, y por qu√© negarlo, ¬Ņqui√©n eleva la competencia, la calidad en cuestiones t√©cnicas o creativas para ese mercadeo mejor que esos estudiantes de arte? En eso debi√≥ pensarse; otros problemas pudieran pesquisarse por especialistas en temas socioculturales, estoy seguro. Pudiera parecer que padezco del sentimiento del trinitario ausente, pero no es as√≠, el problema es de talla mayor cuando hasta el edificio con alto valor patrimonial que albergaba a la escuela, queda en el abandono.

¬ŅCu√°les son los principales referentes que crees que han influenciado tu obra y tu visi√≥n del proceso creativo?

La lista sería extensa, te mencionaré algunos que considero son los más cercanos, el orden de los nombres de estos referentes no responde a una mayor o menor influencia, indistintamente todos con mayor o menor evidencia están en mi trabajo: Antonia Eiriz, René Francisco, Eduardo Ponjuan, José Bedia, Joseph Beuys, Bill Viola, Spencer Tunick, Marina Abramovic, Santiago Sierra.

Como ves, son diversas mis referencias, algunos marcan por su actitud o postura ante el arte y su finalidad, otros en la manera que abordan desde el arte determinados procesos culturales o sociales, otros desde los contenidos conceptuales o temáticos que emplean o emplearon. Creo que esos son los tres caminos fundamentales que marcan mi interés por ellos.

El nacimiento de una obra visual a veces requiere de un punto de calma, de soledad, de b√ļsqueda interior. La variedad de aristas en tu creaci√≥n da la impresi√≥n de una exploraci√≥n constante. ¬ŅQu√© es lo que m√°s disfrutas en el proceso creativo de una obra?

No siempre una obra nace desde ese punto de calma, soledad o de b√ļsqueda interior. En mi caso hay obras que han nacido en el punto de ebullici√≥n de un proceso en esencia contrario. En mi trabajo casi siempre hay una dosis de accidente, creo que constantemente cedo un poco del control, lo mismo a las personas con las que trabajo o colaboro, o a los materiales y t√©cnicas que empleo; ese riesgo me excita y creo que enriquece el proceso y el resultado.

Adem√°s, nunca hay un control total por parte del artista sobre la obra que genera. Siempre hay un otro, otras realidades para la obra, tan simple como que el espacio donde se exhibe o se genera va a condicionarla y ya en eso dejamos de tener el control total, por ponerte un ejemplo.

Tambi√©n hay de soledad y b√ļsqueda interior, pues suelo ser autorreferencial, o exhibir algunos de mis traumas, eso tiene que ver con un principio √©tico que asumo como m√°xima, ser sincero, por eso mi discurso se hace directo, sin adornos, a veces en forma documental; encuentro la poes√≠a all√≠.

de la obra Tiempo muerto/ cortesía de liesther amador

Leyendo a Martí me he dado cuenta que se puede ser directo, duro en el discurso y no perder esa poesía. Eso no está en el empaque de la obra, la llamada superficie o atmósfera, sino en el subsuelo de donde nace.

El arte est√° lleno de f√≥rmulas y trucos factuales que act√ļan en el subconsciente del individuo, eso no se puede negar o desechar, pero una obra no puede ser en esencia eso, pues ser√° solo adorno, telenovela para hacer llorar a las amas de casa o simplemente un objeto para el mercado f√°cil.

La historia del arte est√° llena de ejemplos de esos artistas cuya obra no ha sido valorada en su momento, han sido censuradas o motivo de burlas por sus contempor√°neos simplemente por poner una dosis justa de sinceridad, sin embrago eso son los que han corrido las fronteras para el arte.

En las obras de esos nombres que te menciono como mis referentes est√° ese condimento esencial que es la sinceridad ‚Äďtambi√©n de embeleco, claro‚Äď y de cierta manera todos han asumido los riesgos que esto implica, pero tienen el beneficio de trascender y eso es algo que todo artista intenta, pero pocos lo logran.

Lo familiar, las ra√≠ces‚Ķse muestra como un sitio recurrente en toda tu obra. ¬ŅQu√© impulsos te interesa expresar en este sentido?

Ya te mencionaba anteriormente de d√≥nde vengo. Mi familia es numerosa en un pueblito peque√Īo, y eso genera una especie de n√ļcleo poderoso que me ha condicionado el car√°cter a un sentimiento de sobrevaloraci√≥n familiar. Mis t√≠as tienen derechos de madre y los primos nos criamos como hermanos. Aclaro, nada es perfecto por la diversidad de caracteres, pero fue riqu√≠sima para m√≠, esa f√≥rmula. De eso quiz√°s venga todo.

La creación de un artista parte de motivaciones, de experiencias cercanas o ajenas, pero este tiene la responsabilidad de ahondar, no quedarse en la epidermis del asunto. Uno trabaja sobre lo que más conoce, lo que más siente o padece, entonces mi familia es una mina riquísima de materias primas.

de la obra Tiempo muerto/ cortesía de liesther amador

Mart√≠ dec√≠a, ‚Äúins√©rtese a la ra√≠z el tronco‚ÄĚ y las m√≠as est√°n muy prendidas a ese n√ļcleo familiar. Los que cultivamos plantas sabemos que al trasplantar un √°rbol hay que cuidar de no da√Īar sus ra√≠ces, siempre hay que dejar parte del sustrato natal para que sobreviva al adaptarse al nuevo terreno, por eso regreso permanentemente a mis ra√≠ces, para no marchitarme, creo que no soy capaz de adaptarme totalmente a este nuevo terreno. ¬†

En la base de la sociedad est√° la familia por lo que es com√ļn denominador a todos, es tema universal recurrente en la historia del arte, entonces es f√°cil que esos microrrelatos que expongo se conviertan en universales.

La pintura, el performance, la instalaci√≥n, la fotograf√≠a, el videoarte‚Ķ todo un universo de experimentaci√≥n que gira en torno al arte contempor√°neo, y lo define. Por lo general una arista no es comparable con la otra. ¬ŅQu√© intentas expresar desde cada una? ¬ŅEn cu√°l te sientes m√°s satisfecho?

No encuentro preferencias por ning√ļn medio de los que he usado. Creo que un artista, joven o viejo, debe conservar la capacidad y el deseo por la experimentaci√≥n, y eso es lo que he hecho.

Creo que hay medios id√≥neos para cada idea y mientras m√°s capacidades y herramientas un artista acumule, mejor. Uno tiene que ejercitar permanentemente ese instinto para elegir caminos, modos de hacer, porque puedes convertirte en estanque o en un so√Īador que esperando los recursos ideales para hacer la obra nunca la produzcas porque nunca lleguen. A√ļn soy alguien en formaci√≥n, eso es todo.

Soy un insatisfecho superviviente, quisiera producir el doble y superior en calidad. Entonces permanentemente siento que la mejor obra es la que estoy por hacer.

¬ŅQu√© ense√Īanzas te deja tu experiencia como profesor de Dibujo y Pintura de las Academias de Artes Pl√°sticas Ra√ļl Mart√≠nez (de Mor√≥n) y Ra√ļl Corrales (de Ciego de √Āvila), labor que realizaste por casi una d√©cada? ¬ŅConsideras que es importante que un artista se vincule a la faceta pedag√≥gica como un ejercicio m√°s de creaci√≥n?

Te confieso que en principio tome el magisterio como un juego de ego y rebeld√≠a. Llegar en impositivo a √©l marc√≥ esa postura adolescente. Yo quer√≠a seguir mis estudios en el ISA, pero las circunstancias econ√≥micas y la salud de mi madre no me lo permit√≠an y como √ļnica opci√≥n impuesta por el servicio social me dieron impartir clases en la academia Ra√ļl Corrales en Ciego de √Āvila, que coincid√≠a su inauguraci√≥n con mi graduaci√≥n en 2002.

Fue un choque violento, pues para nada el sistema que impon√≠a la novata direcci√≥n de ese centro se asemejaba al que yo hab√≠a vivido como estudiante en Trinidad: incomprensi√≥n de prioridades en los planes de estudio, baja preparaci√≥n por parte de algunos profesores en asignaturas fundamentales y complementarias para la especialidad, arbitrariedades que lastraban la movilidad creativa de los estudiantes y otros problemas que por √©tica no puedo mencionar; un choque generacional, subvaloraban y subestimaban a esos tres chiquillos ‚Äúrebeldes‚ÄĚ reci√©n graduados (Reg√ľel Altunaga, Jeosviel Abstengo y yo).

tomada del perfil de facebook de liesther amador

La rebeldía me dio por jugar a ser el profesor que me hubiera gustado tener, que no era más que una mezcla de las características de esos que te mencioné anteriormente. Y me enamoré de ese juego, descubrí que tenía vocación para dar clases, sentía una satisfacción enorme con la evolución de mis estudiantes, dispuse casi todo mi tiempo a esa labor y por un período no lo sentí como una pérdida, pues para enfrentarse a un grupo de adolescentes estudiantes de arte hay que dosificar las energías para que no te falten para estar en superación permanente, pues exigen, cuestionan y si de pronto te conviertes en su referente, es mucho peor, pues eres como el líder de una banda deliciosamente peligrosa y eso sí que requiere de ajustar la responsabilidad, la ética y el autocontrol.

Realmente lo disfrut√© much√≠simo y poco a poco el empe√Īo no fue demostrar nada, porque me gan√© el respeto, incluso el cari√Īo de algunos de esos profesores que reconocieron sus lagunas y se superaron.

Yo crec√≠ como profesional, como persona, dej√© de jugar al profesor y lo fui, pero no dej√© de ser ese rebelde, irreverente ante lo mal hecho, la mediocridad, y segu√≠ tropezando. Un d√≠a me di cuenta que no pod√≠a cambiar un sistema simplemente porque la direcci√≥n no lo entend√≠a y mis prioridades empezaron a cambiar, entonces decid√≠ dejarlo, pero te declaro que en alg√ļn momento volver√© a enfrentar un taller como profesor, pues me encanta esa profesi√≥n. Desde mi experiencia, tienes dominio real del conocimiento cuando logras ense√Īarlo y eso se logra en el ensayo ante ese disc√≠pulo que te ense√Īar√° tan bien como el mejor profesor.

Recientemente obtuviste el Primer Premio en el Post-it 2019, muestra-concurso dedicada al arte cubano contempor√°neo para creadores menores de 35 a√Īos. La obra premiada fue Tiempo muerto. Com√©ntame un poco sobre ella.¬†

Es una serie que vengo realizando desde 2016. Tiempo muerto en la cultura agr√≠cola ‚Äďprincipalmente en la ca√Īera‚Äď se le denomina al per√≠odo comprendido fuera de la zafra (corte, recolecci√≥n y procesamiento artesanal o industrial del fruto). Este apelativo queda como rezago de un per√≠odo neocolonial donde el desempleo, la escasa demanda de fuerza laboral y la desprotecci√≥n salarial eran sin√≥nimos de desventura entre campesinos y obreros. Parad√≥jicamente, esta denominaci√≥n determina el intervalo de siembra y cultivo, el tiempo de germinaci√≥n, de renacer asistido y natural de los cultivos.

Hago este preámbulo a la raíz cultural del término para pulsar sobre este contrasentido simbólico que determina uno de los contenidos metafóricos sobre los cuales se establece esta obra, que además asienta sus bases discursivas en paradojas culturales y sociales como: modelo de éxito, realización personal o colectiva, fama, felicidad, sacrificio, reconocimiento social, etc… respecto a la realidad de cada individuo o grupo que acepta construir estas escenas, literalmente sembrados en el contexto que los define o que ellos mismos, como entes activos, condicionan.

de la obra Tiempo muerto/ tomada del perfil de facebook de liesther amador

Hay un marcado interés biográfico en esta investigación. Aunque no se exhibe en su totalidad, lo hago evidente a través de algunos datos personales, de tiempo y lugar que componen el título individual de cada fotografía o video, porque es principio la voluntariedad, la identificación y conciencia con y sobre la idea.

Todo individuo o grupo est√° marcado por utop√≠as, algunas comunes ‚ÄĒestas utop√≠as son esos emplazamientos sin lugar real, que mantienen con el espacio real de la sociedad una relaci√≥n general de analog√≠a directa o inversa‚ÄĒ. Estas intervenciones proponen la construcci√≥n de ese tipo de emplazamiento.

Más allá de los hechos fotográficos, se generan acontecimientos, performances rituales donde la experiencia y las relaciones entre individuo/grupo/artista se desdibujan en el intercambio, en la cooperación de construir espacios heterotópicos que intentan situar al hombre en reflexiones filosóficas y/o psicológicas sobre su condición. En cada escena hay una experiencia de vida asociada directamente al contexto.

Tiempo Muerto propone desde la fotograf√≠a una b√ļsqueda en la relaci√≥n entre el individuo y su circunstancia, pretende la construcci√≥n de monumentos fotogr√°ficos, apuesta por una operatoria donde lo territorial y la territorialidad poseen el mayor protagonismo. Ambos conceptos gu√≠an su mirada hacia el espacio f√≠sico, pero tambi√©n incluye las relaciones sociales que tienen lugar en su interior.

Has realizados diversas exposiciones personales y colectivas, te has desempe√Īado como curador en otras. Desde tu punto de vista, cu√°les son los principales retos que debe sobrepasar un artista visual cuando decide exponer su obra.

Aprender a aceptar la cr√≠tica negativa, aprender de ella tanto como de la positiva. Aprehender lo bueno de los dos criterios, pues ambos son peligrosos, eso es saber extraer de la paja el trigo limpio. Ser consciente de que cada exposici√≥n es un reto del que tienes que salir airoso, por respeto a ti y al p√ļblico que asiste. Ser valiente como un guapo que llega a la cola de la cerveza y dice ‚Äú¬°Ahora compro yo!‚ÄĚ, porque una vez que estas all√≠ no hay segunda oportunidad para esa obra, porque la dejas sola y no vale un ‚Äúyo quise hacer, pero‚Ķ‚ÄĚ, simplemente la obra es lo que est√° y ella debe imponerse con todas las calidades posibles, por respeto.

tomada del perfil de facebook de liesther amador

Hablar de uno mismo es un ejercicio dif√≠cil para un artista, pero tambi√©n podr√≠a ser un ejercicio de autorreconocimiento necesario. ¬ŅQu√© rasgos crees que definen a Liesther?

Creo que soy alguien con ‚Äúpaciencia de asi√°tico‚ÄĚ, que ‚Äúaprende a esperar‚ÄĚ y a seleccionar con la cautela de un cazador los momentos, las ideas para hacer lo que me gusta. Soy un artista que entrena para esperar, que experimenta y juega con los medios que dispone, de all√≠ la gama de maneras que te encuentras en mi dossier.¬†

No creo que pueda definirme con claridad, como lo puede hacer alguien diciendo que es ‚Äúel pintor de las tejas‚ÄĚ, o ‚Äúel de los remos y botes‚ÄĚ. Esa definici√≥n no la tengo y cr√©eme, no me interesa.¬† ¬†

¬ŅQu√© experiencias art√≠sticas te gustar√≠a tantear en el futuro?

Exponer en un circuito de arte que me exija un nivel superior.   


Bloguerías de Mayo: Adaptarse es el camino del éxito

bloguerías de mayo 2020

Las Romer√≠as de Mayo han sido un espacio de vanguardia en su comprensi√≥n del arte y la cultura como elementos fundamentales para el desarrollo de la naci√≥n cubana. Ese criterio de vanguardia ha facilitado la incorporaci√≥n a sus jornadas de manifestaciones, tendencias y l√≥gicas de pensamiento avanzados que han tenido reflejo en el reconocimiento que hoy poseen entre los j√≥venes artistas e intelectuales cubanos los m√ļltiples eventos que estas aglutinan.

Una caracter√≠stica que es consustancial al siglo XXI es la relaci√≥n de los seres humanos con la tecnolog√≠a, negarse a comprender este v√≠nculo ser√≠a un suicidio para cualquiera que pretenda tener una experiencia de desarrollo individual o colectivo. Quiz√°s por eso las Romer√≠as abrieron desde hace siete a√Īos un espacio de interacci√≥n para conocer ese espacio constante de lucha de sentidos que hoy constituyen las redes y que ser√≠a ingenuo soslayar. Para conocer a√ļn m√°s sobre las Bloguer√≠as de Mayo, el Portal del Arte Cubano se acerc√≥ a Luis Ernesto Ruiz Mart√≠nez, uno de sus fundadores y m√°s fieles defensores.¬† ¬†¬†¬†¬†¬†¬†

‚ÄďDesde hace algunos a√Īos eres parte de la organizaci√≥n de este evento a trav√©s de un espacio de reflexi√≥n sobre la blogosfera en las Romer√≠as de Mayo, y aunque quiz√°s ya pasaron los a√Īos dorados de los blogs, en sus inicios fueron muy pol√©micos, ¬Ņc√≥mo asumieron su abordaje en aquel entonces? ¬ŅEra necesario hablar de comunicaci√≥n y hegemon√≠as en un festival de juventudes art√≠sticas?

Fue un reto enorme porque era un momento en que todav√≠a el temor a lo nuevo, a lo que pod√≠a generarse en escenarios virtuales y al qu√© dir√°n, mov√≠a las decisiones y las formas de hacer de muchos. Muchas instituciones estaban ajenas al empleo de las tecnolog√≠as para gestionar la comunicaci√≥n con sus p√ļblicos y propiciar un debate alrededor de un tema pol√©mico, aunque ayudara a la soluci√≥n de sus problemas.

La apuesta por la tecnolog√≠a, los blogs y las redes sociales ya hab√≠a tenido un primer intento en 2011 dentro de Romer√≠as de Mayo. Dos a√Īos despu√©s, Alexis Triana y el Comit√© Organizador el evento, aceptaron mi propuesta de retomar aquel intento y convertirlo en un nuevo evento llamado Bloguer√≠as de Mayo que, si bien al principio se centraba en blogueros del pa√≠s, fue poco a poco abriendo horizontes para incorporar periodistas, profesionales, docentes y estudiantes de la comunicaci√≥n y activistas de redes sociales, que m√°s o menos resume a los que convocamos hoy.

La hegemonía sobre los medios de comunicación silencia, muchas veces, los esfuerzos de la izquierda mundial por consolidar sus esfuerzos. El Festival interpretó que ya en Holguín estaban creadas las condiciones para sumar estos temas a su convocatoria.

primera edición de bloguerías de mayo/ foto tomada del perfil de facebook de luis ernesto ruiz martínez

‚ÄďMucho ha avanzado la penetraci√≥n de internet en Cuba desde 2013 cuando se inauguraron las bloguer√≠as, ¬Ņconsideras que sirvieron de antesala para la horizontalizaci√≥n que ha supuesto el di√°logo constante que generan redes sociales en Cuba desde que en 2015 hubo un acceso masivo a la red de redes?

Poner sobre la mesa de debate, un tema tan polémico como los blogs, las redes sociales y la comunicación en aquel momento, era bastante arriesgado. Las primeras ediciones trasladaron hasta Holguín a algunos de los blogueras más reconocidos en aquellos momentos, y no solo del oriente del país.

Creo que salimos airosos de esa prueba y eso posibilitó que el espacio fuera abriendo sus aspiraciones, pasando de una convocatoria para el debate en paneles, a uno que además de ello, permitiera el acceso a internet a los delegados participantes, de modo que les fuera menos complejo actualizar sus blogs, perfiles personales e incluso, canales institucionales de medios de prensa o instituciones representadas en el Festival. En un momento en que todavía la Wifi de ETECSA no estaba disponible en la ciudad de Holguín, las Bloguerías activaba una conexión gratuita para los participantes, en coordinación con Cubarte y el Ministerio de Cultura.

‚Äď¬ŅCu√°nta complejidad entra√Īaba organizar un evento que muchas veces requer√≠a conexi√≥n y condiciones que si bien ahora no son las √≥ptimas en aquel momento eran m√°s dif√≠ciles de resolver? ¬ŅCu√°nto ha cambiado eso actualmente?

La complejidad, en las primeras ediciones, era un serio problema. En 2014 nos propusieron montar campamento en la Biblioteca y fue lo mejor que nos ocurri√≥. Junto con ello naci√≥ la idea de instalar un peque√Īo ‚Äúlaboratorio‚ÄĚ para que los participantes pudieran actualizar directamente desde el mismo lugar en que sesionaban los debates.

No exist√≠a la Wifi de ETECSA y los precios de instalaci√≥n de la conectividad que la idea reclamaba, no permit√≠a hacerlo realidad. Comenzamos con el enlace que la Direcci√≥n Provincial de Cultura pod√≠a ofrecernos. Y sali√≥ mejor de lo esperado. A√Īo tras a√Īo fuimos mejorando, con el apoyo de instituciones de la provincia y del pa√≠s que, desde el 2015, se sumaron a la organizaci√≥n del evento.

¬ŅA qui√©n recurr√≠an cuando la log√≠stica fallaba?¬†

A muchos amigos de los organizadores, de los propios delegados, de las personas que nos habían tendido la mano antes y a quienes poco a poco, logramos enamorar de un espacio para debatir y conectarse responsablemente a internet. Siempre contamos con el apoyo de las principales autoridades del territorio.

‚ÄďS√© que has tenido un estrecho v√≠nculo con el peri√≥dico ‚ÄúAhora!‚ÄĚ de Holgu√≠n, el cual es probablemente el m√°s avanzado en el trabajo del periodismo hipermedial en el oriente del pa√≠s, ¬Ņformaba/forma parte de la pr√°ctica de ‚ÄúAhora!‚ÄĚ incorporar los saberes devenidos de las bloguer√≠as? ¬ŅPuedes hablar de alguna experiencia particular?

Siempre tuvimos, y seguimos teniendo, el apoyo de muchos periodistas del ‚ÄúAhora!‚ÄĚ en el trabajo de redes sociales en el territorio. Varias veces han estado en los paneles compartiendo sus experiencias o desde los blogs y las redes sociales sumados al debate o a la promoci√≥n de cada edici√≥n. En m√°s de una edici√≥n, los de ‚ÄúAhora!‚ÄĚ han redactado, editado y publicado desde el espacio de Bloguer√≠as de Mayo. Desde all√≠ se hicieron, para bien de todos, muchas de las transmisiones en vivo en sus redes sociales.

primera edición de bloguerías de mayo/ foto tomada del perfil de facebook de luis ernesto ruiz martínez

‚Äď¬ŅCu√°les han sido los mayores aprendizajes de la organizaci√≥n de las Bloguer√≠as? ¬ŅTe sirvieron luego en otros desempe√Īos profesionales?

En primer lugar, conocer a mucha gente que ama lo que hace y sabe lo que quiere, descubrir que falta mucho por aprender en materia de comunicaci√≥n en sentido general, y digital en particular. Las experiencias compartidas cada a√Īo por los delegados participantes y el p√ļblico asistente van sum√°ndose a nuestros propios saberes, enriquecidos con los colectivos en que habitualmente nos desempe√Īamos profesionalmente.

Destaca en los √ļltimos tres a√Īos, adem√°s de los paneles y la conectividad, asumir dentro del evento la realizaci√≥n diaria de un noticiero realizado de conjunto entre la ACN, Cubadebate y la Uni√≥n de Inform√°ticos de Cuba (UIC), para reflejar las principales acciones de las Romer√≠as, con el protagonismo de los otros dos coordinadores de Bloguer√≠as (Carlos Parra -Presidente de la UIC en Holgu√≠n, y Juan Pablo Carreras-fotorreportero de la ACN en Holgu√≠n) y participantes el evento.

Para esta edici√≥n, matizada por el aislamiento social, el reto ser√° el Panel ‚ÄúLas tecnolog√≠as salvan‚ÄĚ para intercambiar sobre el empleo de las tecnolog√≠as en estas complejas condiciones en que no se detiene la comunicaci√≥n digital. A trav√©s de la Plataforma de videoconferencias de la UIC (https://conferencias.uic.cu/bloguerias/), varios periodistas, comunicadores y activistas de las redes sociales dialogar√°n sobre el tema.

‚Äď¬ŅComo ves esa experiencia desde la distancia?

Adaptarse es el camino del √©xito, Bloguer√≠as‚Ķ ha tenido que adaptarse en cada edici√≥n, a las condiciones ‚Äúambientales‚ÄĚ en que se desarrolla. Esta vez tambi√©n lo ha hecho, para bien. Hace varios a√Īos ven√≠amos ensayando c√≥mo hacer las cosas ‚Äúvirtualmente‚ÄĚ y este 2020 nos puso en un escenario donde lo f√≠sico ten√≠a que esperar. Esperemos que aprobemos el examen riguroso que nos impuso la vida y volvamos a vernos el pr√≥ximo a√Īo.


Nuevos afiliados a la comunidad «nuestromemoriana»

Participar en un evento teórico por primera vez siempre causa dudas. Las dudas aumentan cuando el evento es virtual, plataforma escasa en Cuba, donde el acceso a internet no es fluido. Sin embargo, cuando es un evento de prestigio y de energía como el Congreso de Pensamiento y Premio Memoria Nuestra de las Romerías de Mayo, vale la pena intentarlo. La idea original de muchos participantes era recorrer la alegórica L Periquera de Holguín, subir la emblemática Loma de la Cruz y andar gregarios entre debates intelectuales, artes y acontecimientos, pero la actual pandemia de la COVID-19 redujo el escenario a un grupo de WhatsApp. El evento ha recibido una veintena de ponencias, incluyendo las de jóvenes que nunca han asistido personalmente al evento.

Dayana Hern√°ndez Vel√°zquez se siente nerviosa. Para ella este evento es un reto y espera impaciente su ponencia virtual. Es estudiante de quinto a√Īo de la carrera de Estudios Socioculturales, en la Universidad de Granma. Hab√≠a intentado anteriormente participar, pero no hab√≠a sido aceptada. En esta edici√≥n clasific√≥ con una investigaci√≥n que tributa a su trabajo de diploma sobre ‚ÄúLas manifestaciones de violencia de g√©nero en el noviazgo en residentes universitarios de la Universidad de Granma‚ÄĚ.

‚ÄúMe siento motivada por esta situaci√≥n tan diferente, a pesar de la pandemia que nos azota, los j√≥venes podemos hacer cosas que nos interesan y distraen a pesar de estar en nuestras casas‚ÄĚ, afirm√≥ al Portal del Arte Cubano. Asimismo, sobre los aportes de los debates y ponencias a su vida estudiantil nos expresa: ‚ÄúCreo muy positivo interactuar aunque sea virtual con otros investigadores y sus resultados. Adem√°s del conocimiento que me aporta en campos acad√©micos y profesionales donde pienso insertarme al graduar‚ÄĚ.

Otro ponente, tambi√©n estudiante, es Jean Carlos Kindelan Duliep. Tiene 20 a√Īos y cursa Relaciones Internacionales en La Habana, su ciudad natal. En su carrera en los √ļltimos a√Īos se ha hecho √©nfasis en la diplomacia cultural y les exhortan a dominar la cultura cubana como puente con otras naciones, por eso ten√≠a muchas expectativas y las Romer√≠as de Mayo le parec√≠a una excelente oportunidad. A pesar de que el teclado de su tel√©fono est√° roto, envi√≥ diferentes audios sobres sus ponencias e intercambi√≥ con los dem√°s participantes.

‚ÄúSiempre me ha interesado la cr√≠tica e investigaci√≥n, en especial la investigaci√≥n de procesos hist√≥ricos y culturales o la revisita de algunos art√≠culos, como es caso de mi ponencia sobre Calib√°n, de Roberto Fern√°ndez Retamar, pues considero importante volver a fen√≥menos de nuestra historia y cultura y redimensionar en las actuales circunstancias. Los art√≠culos y debates que he podido leer, aunque sea semipresencial, me afirman que no estaba equivocado. Este es un evento importante y he aprendido mucho. Mi principal aspiraci√≥n es conocer e interactuar en la pr√≥xima edici√≥n con j√≥venes que est√°n construyendo y reedificando nuestro panorama cultural‚ÄĚ, asegura Kindelan Duliep.

Una de las ponentes m√°s activas es Laritza Rodr√≠guez Cintra. Es Licenciada de Historia del Arte por la Universidad de Oriente, y actualmente se encuentra en Jamaica. Desde all√° no dud√≥ en participar e intercambiar en este evento. ‚ÄúSiempre he estado motivada por la investigaci√≥n. Me apasiona la idea de profundizar en tem√°ticas que muchas veces pasan desapercibidas ante la generalidad. Del mismo modo estoy acostumbrada a exponer mis trabajos investigativos, pues no tiene sentido el conocimiento que no se comparte. Nunca hab√≠a participado en el Memoria Nuestra porque tengo poco tiempo en la organizaci√≥n y supe de la existencia del evento cuando me inici√© en la AHS. En ese momento no estaba vigente la convocatoria y ten√≠a que esperar. Pero cuando el jefe de secci√≥n de cr√≠tica e investigaci√≥n me convoc√≥, no lo dud√©, y aqu√≠ estoy‚ÄĚ.

A Laritza le apasiona su tema de investigaci√≥n sobre el estilo arquitect√≥nico Art Dec√≥ en Guant√°namo, su ciudad natal. El trabajo es una valoraci√≥n de los elementos arquitect√≥nicos representativos del estilo en residencia privadas, a nivel de fachada, y en algunos elementos de decoraci√≥n interior, y ‚Äúpara este evento me enfoqu√© en algunos elementos propios de fachadas e interiores como divisores de cruj√≠a, los plafones para l√°mpara y la herrer√≠a.‚ÄĚ

Esta joven investigadora se siente muy motivada y satisfecha con el desarrollo actual del Memoria Nuestra. As√≠ lo afirma v√≠a WhatsApp: ‚ÄúEste intercambio online ha sido muy provechoso. Lo que m√°s me ha llamado la atenci√≥n es la cantidad de ponencias presentadas, a pesar de las limitaciones que existen a causa de la calidad del servicio de internet en Cuba. Los j√≥venes investigadores est√°n realmente motivados, el debate ha sido sostenido. Desde tempranas horas de la ma√Īana se env√≠an y reciben chats. Todos hemos asumido esta modalidad online muy en serio. ¬°Ni hablar del debate de las ponencias! Preguntas complejas e interesantes respuestas. Las cuales mueven el pensamiento de los ponentes. Salieron a la luz aristas que dan para otras ponencias. Es impresionante, me siento muy orgullosa de participar en este evento‚ÄĚ.¬†¬†¬†¬†

Jos√© Antonio Garc√≠a P√©rez y Celia Molina S√°nchez concibieron la idea de su investigaci√≥n en un diplomado de periodismo en Ciego de √Āvila. As√≠ fue c√≥mo surgi√≥: ‚Äú33 a√Īos de historia: un acercamiento al panorama cultural avile√Īo desde el contingente de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z‚ÄĚ.

‚ÄúAunque no he participado en otras ocasiones, la reputaci√≥n del concurso lo precede‚ÄĚ, afirma Celia. ‚ÄúConoc√≠ m√°s sobre el certamen hace dos a√Īos cuando un avile√Īo obtuvo uno de los premios. Eso me motiv√≥ a investigar c√≥mo participar, y esta edici√≥n virtual nunca la vi c√≥mo menos que las anteriores, pues las redes sociales han cobrado vital importancia para la promoci√≥n y socializaci√≥n del conocimiento, as√≠ que no hab√≠a razones que me llevaran a menospreciarla.‚Ä̬†¬†

Su trabajo fue de los primeros en ser expuestos virtualmente y de los m√°s debatidos cuando inici√≥ el evento el d√≠a 4 de mayo. Sus intenciones son representar y salvar la memoria e historia de la organizaci√≥n, as√≠ como su proyecci√≥n e importancia en la atm√≥sfera cultural local. Jos√©, por su parte, nos explica que su investigaci√≥n es bastante ambiciosa y pretende abarcar al m√°ximo el rol de la AHS en su ciudad, que tuvieron que hacer un reajuste conceptual para el evento, pero est√°n complacidos con la presentaci√≥n. Para Celia, ‚Äúla principal ganancia son los contactos que nos llevamos de la experiencia, los cuales siempre est√°n dispuestos a colaborar con la investigaci√≥n seg√ļn sus ponencias.‚ÄĚ

Los criterios y opiniones de estos j√≥venes demuestran una experiencia exclusiva y favorable. As√≠ los debates digitales abren una nueva opci√≥n muy poco explorada. Facilitando el intercambio y la retroalimentaci√≥n intelectual. La relaci√≥n espont√°nea entres los j√≥venes y la tecnolog√≠a ha sido una gran ventaja. As√≠ como el sentimiento de camarader√≠a y amistad expresado por los m√°s veteranos en estas lides, pero biso√Īos en esta modalidad virtual. Es casi seguro que estos j√≥venes estar√°n en las pr√≥ximas ediciones en la ciudad de Holgu√≠n. As√≠ en palabras de Yuleidys Gonz√°les Estrada, una de las productoras de esta edici√≥n: ‚ÄúEstos muchachos ya son un logro y un nuevo ingreso a la comunidad nuestromemoriana‚ÄĚ, asegur√≥.


«Las revistas acad√©micas le han dado el golpe de gracia al ensayo»

Creci√≥ en Cabaigu√°n, entre los libros de sus padres y la finca del abuelo, donde le fascinaba montar a caballo. En el preuniversitario comenz√≥ a leer en serio; all√≠ se inscribi√≥ con un amigo en un programa de investigaci√≥n. Aunque ¬ęel incentivo verdadero era tener autorizaci√≥n para salir de la escuela¬Ľ, se plantaron en la biblioteca provincial de Sancti Sp√≠ritus y como resultado obtuvieron el primer lugar en un evento cient√≠fico del IPVC. ¬ęEsa fue mi primera rudimentaria investigaci√≥n¬Ľ, recuerda Hamlet Fern√°ndez D√≠az, con quien converso para conocer detalles sobre su libro in√©dito La acera del sol‚Ķ Impactos de la pol√≠tica cultural socialista en el arte cubano (1961-1981), que mereci√≥ el Premio de Ensayo Alejo Carpentier (2019).

¬ŅCu√°l fue la g√©nesis del libro?

No lo hubiera escrito si Desiderio Navarro no me hubiera pedido un ensayo sobre el quinquenio gris en las artes visuales. Me encontraba en el proceso de defensa de mi tesis de doctorado. Se lo hice saber, pero él insistió. El ensayo, que debió haber sido de unas cuarenta o cincuenta páginas, se convirtió en un libro de más de doscientas. Desiderio pudo leer más o menos la mitad. Cuando terminé de escribir y estuve listo para enviarle el manuscrito, justo en esos días, sobrevino su muerte.

El volumen cubre el periodo 1961-1981, el cual incluye el quinquenio gris. ¬ŅNo corr√≠as el riesgo de que el peso del ensayo se inclinara hacia esa etapa?

Me di cuenta de que no podía limitar el análisis al periodo 1971-1976, flanqueado en ambos extremos por el Primer Congreso Nacional de Educación y Cultura y por la creación del Ministerio de Cultura, respectivamente. Varios autores, empezando por Desiderio, ya habían cuestionado esa periodización, por ser más que gris y más que un quinquenio.

El pensamiento que se hace dominante en la política cultural en términos de institucionalización oficial a partir de 1971, ni siquiera tiene su origen en la propia Revolución, sino que viene de mucho más atrás, del seno del Partido Socialista Popular. A partir de 1976 ese pensamiento y sus políticas no desaparecen. Necesitaba mirar hacia atrás y hacia adelante, para que ese momento crítico que se enmarca entre 1971 y 1976 pudiera ser comprendido como parte de un proceso mucho más englobante y complejo: la lucha al interior del proceso revolucionario entre varias perspectivas intelectuales y políticas, para imponer un canon desde el cual trazar la política cultural.

En el caso de la pl√°stica, exist√≠a el lugar com√ļn de que como los artistas que adquieren protagonismo en los a√Īos 70 son los de la primera generaci√≥n formada por el sistema de ense√Īanza art√≠stica creado por la Revoluci√≥n ‚ÄĒque en su mayor√≠a hicieron en ese momento un arte bastante tradicional, figurativo, complaciente con los temas sociales, comprometidos con el proceso‚ÄĒ, entonces el efecto del quinquenio gris en las artes visuales nunca se percibi√≥ tan dram√°tico como en el caso del teatro, la narrativa, la poes√≠a, las ciencias sociales, etc. Da la impresi√≥n de haber sido la manifestaci√≥n m√°s alineada con la pol√≠tica oficial.¬†

El problema consiste en que las v√≠ctimas, en la pl√°stica, hab√≠an quedado atr√°s, en los a√Īos 60. El primer g√©nero art√≠stico fuertemente cuestionado desde el inicio de la Revoluci√≥n fue la abstracci√≥n. La primera discusi√≥n est√©tica permeada por lo pol√≠tico-ideol√≥gico que acontece en la Revoluci√≥n, pero que ven√≠a de atr√°s, tuvo como objeto una manifestaci√≥n visual: el arte abstracto.

En la medida en que avanzaron los 60, los artistas más significativos, los que desarrollaron el lenguaje más singular y revolucionario en términos estéticos, fueron incomprendidos, marginados y excluidos. Cuando se aprueba la nefasta Declaración del Congreso de Educación y Cultura, ya esos artistas estaban fuera de circulación. En los casos más dramáticos habían dejado de crear; abandonaron su oficio más visceral, sobre todo porque tuvieron la grandeza moral de sacrificar su talento y su obra en pos del ideal, de la utopía revolucionaria, y se hicieron a un lado ante la incomprensión y la hostilidad de algunos que ostentaron poder para vetar.        

Por eso, para que la historia estuviera completa, había que comenzar desde el origen mismo de las polémicas, para así hacer emerger las contradicciones, las relaciones de poder que subyacen en los procesos culturales, los aspectos progresistas y los retardatarios, que se expresan en un experimento social tan singular como el cubano. Por supuesto, para la plástica los conflictos no desaparecieron a partir de 1981, pero sí se comienza a configurar un contexto diferente, de otra complejidad, que ha sido hasta el momento bastante bien estudiado por la crítica y la historiografía.

¬ŅEn Cuba hay suficientes ensayistas j√≥venes dedicados a las artes visuales?

Hay suficientes jóvenes muy bien formados para dedicarse al ensayo, pero existen problemas que no favorecen que se desarrollen. El primero es el medio editorial. Resulta difícil publicar un ensayo con una extensión que exceda los estándares de las revistas culturales del país. Por ejemplo, Artecubano y Cine Cubano tienen una sección de ensayo, sin embargo, un texto de apenas 20 cuartillas no es publicable en ellas porque excede sus normas; uno termina escribiendo textos más breves, con menos fondo investigativo, con menos referencial teórico, menos densos.

Por otra parte, tenemos pocas revistas académicas y su fuerte es el artículo, que exige rigor investigativo y teórico; manejar bibliografía abundante y actualizada; profundidad en el análisis… Por ello, es mucho más rígido que el ensayo, no deja mucho espacio para la creatividad, la experimentación, el uso estético del lenguaje, la especulación arriesgada. Creo que se trata de un fenómeno global: el ensayo agoniza. Las revistas académicas le han dado el golpe de gracia al ensayo como género.


Capítulo #8: La técnica del acueducto (+ galería)

  • (aproximaciones a la obra de Alejandro Lescay Hierrezuelo)

I

  • ¬ŅC√≥mo entender el valor de una idea?
  • ¬ŅD√≥nde nos convertimos en parte de la imagen?
  • ¬ŅCu√°ntos cuerpos hacen una imagen?
  • ¬ŅC√≥mo escenificar el silencio?

Algunos artistas están condenados a vagar en la limitada extensión de sus ideas/de sus imágenes. No conocen la técnica del acueducto. La simple maniobra de abrir o cerrar una llave.

En un mundo tan contaminado y accesible, donde todos quieren ser ‚Äúel artista‚ÄĚ, sin conocer la t√©cnica del acueducto y sus interioridades; hay que aprender a ver-nos frente a la llave. Una maniobra tan simple posee significados absolutos.

Alejandro Lescay/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

Al recorrer la obra de Alejandro Lescay Hierrezuelo (Santiago de Cuba, 1987) podemos encontrar-nos frente a la perturbadora situación de observar-nos a partir de un gesto insospechado. Un espejismo interior que no puede negar-nos la representación de nuestra imagen.

En su obra se evidencia un conflicto ineludible: la imagen generacional vs la imagen deteriorada en el fondo. Ambas act√ļan como una sentencia. Colisionan en un discurso dial√©ctico donde se revitalizan las emociones/la memoria/identidad/el discurso. Se trata de una b√ļsqueda autorreferencial en el cuerpo colectivo. La mutaci√≥n de los rostros seg√ļn la idea, seg√ļn la plasticidad del contexto. Todo dentro del propio vac√≠o existencial que lo cre√≥. Todo desmaterializado y definido. Presente.

de la serie Los hijos de Matías Pérez/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

¬† ¬†Graduado de Pintura y Dibujo en la Academia Profesional de Artes Pl√°sticas Jos√© Joaqu√≠n Tejada (Santiago de Cuba, 2007), Alejandro parece estar colocado frente a la llave. Ha conseguido hacer alrededor de 12 exposiciones personales y tener presencia en m√°s de 45 exhibiciones colectiva. Posee una producci√≥n amplia y rigurosa que lo sit√ļan como uno de las nombres a seguir en los pr√≥ximo a√Īos del arte cubano. No solo por el elemento cuantitativo, sino tambi√©n por su exploraci√≥n pict√≥rica y conceptual.

Gaviotas (de la serie Los hijos de Matías Perez)/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay
  • ¬ŅEs un artista experimental?
  • S√≠.

Desde sus primeras piezas se ha comprometido en la b√ļsqueda de modelos renovadores. Su profanaci√≥n estil√≠stica es el culto al arte vivo. Con sus fondos oscuros y complejos, nos invita a penetrar en un universo pr√≥ximo. Pues las figuras que se superponen a esos oscuros son identificables en el mundo actual. Se trata de im√°genes que atraviesan diversas etapas y estados del individuo.

de la serie Los Hijos de Matías Pérez III/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

II

En la serie Los hijos de Matías Pérez (la cual a mi opinión representa el desprendimiento de una adolescencia creativa), el artista encuentra una conexión con los elementos de la naturaleza. Aire/cielo/agua/nieve/ y el mundo animal/ todos en diálogo con la inventiva humana. La naturaleza vs las máquinas. El mundo de las cosas vs el mundo natural.

de la serie Los Hijos de Matías Pérez /Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

En ese vínculo yacen sus deseos y angustias por construir nuevas exploraciones en su pintura. Una mezcla de lo onírico/el lienzo/la aventura/el acrílico/el descubrimiento de lo humano/el artista y la llegada a zonas que coquetean con lo inentendible.

Esta es una serie para vivirla similar a la práctica del deporte extremo. La construcción de pasajes inusuales/anónimos también nos muestra el potente imaginario del autor.

de la serie Los Hijos de Matías Pérez III/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

Alejandro necesita jugar con lo abstracto. Encuentra la convergencia necesaria entre el color, los elementos figurativos (con trasfondo en la gráfica), y la abstracción como dispositivo definitorio. Desde allí maneja los significados. Desde ese escaparate experimenta y muestra, lo que a mí entender, es el gran tema de la serie: el viaje.

de la serie Los Hijos de Matíaz Pérez/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

Pudiéramos decir que es un tema recurrente en todo el arte, tal vez incluso demasiado recurrente. Pero en su hacer, el artista nos muestra el viaje con sinceridad e inspiración locuaz. Es indiscutiblemente creíble. Su viaje es el destino humano. Es el fracaso de Matías y la dicha de sus hijos. Es la actualización de nuestros recursos comunicativos/políticos/migratorios.

  • ¬°Somos los hijos de Don Mat√≠as P√©rez!
  • ¬°Vamos a volar/so√Īar/transitar el espacio fuera de nuestra atm√≥sfera!
  • ¬°Nadie puede detener a los hijos de quien invent√≥ la t√©cnica del acueducto!
Se permuta (de la serie Lps Hijos de Matías Pérez)/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

III

Alejandro Lescay es capaz de generar dentro de un mismo concepto la representaci√≥n del individuo como ser m√ļltiple y espec√≠fico. A eso le a√Īade significados conductuales que complementan figuras ensombrecidas.

Individuos todos marginados desde la representación. Desde el inacabado retrato de la vida.

Lo anterior expuesto responde a su serie Silencio. Un capítulo creativo que denota su interés por dejar las parafernalias visuales fuera y ahondar en lo oculto.

En busca de fe (de la serie Silencio)/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

La serie hace referencia directa al silencio como sonido/comunicación/ostracismo/incapacidad/imagen. Todos los rostros sin boca.

Cada pieza es un tratado sobre lo oculto del ser. Creo que en este punto radica el valor ideológico de la serie como puesta en escena. A veces el individuo prefiere no decir, y otras, no puede; una responde a la voluntad/capacidad de lo biológico y otra a lo social/lo político.

Esas cuestiones norman el comportamiento. Hacen de los seres humanos un concepto desde el ojo que lo observa. Los silencios en esta muestra son más que físicos, inclusos más que decisiones conscientes. Se trata del rostro interior.

La piel que habito (de la serie Silencio)/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

Como individuos en sociedad vivimos tras la imagen que los otros fabrican cuando nos interpretan, en lo que reprimimos y ocultamos. Somos m√°scaras. Personajes que viven bajo el sentido de la verdad que practican, pero que no representa ni exhibe ese rostro interior.

Nuestra expresión/comportamiento/carácter responde a una construcción social. La psiquis duerme nuestros impulsos y emociones cuando creemos que no es afín con la imagen que presentamos. En ese ejercicio (ya perenne), nuestros rostros verdaderos hacen silencio.

Sobre esa tesis descansa (también) la obra del artista. Los silencios de las personas constituyen (en este caso) una exploración de lo abyecto contra su propia naturaleza.

Silencio (de la serie Silencio)/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

En esta serie podemos ver a un creador posicionado frente a la llave, y también con la capacidad de abrir y cerrarla.

Su obra mantiene una conexión visible con toda su producción precedente, pero nada indica inmovilidad creativa. Los elementos sufren la desmaterialización que invade (incluso) el área conceptual. Sus fondos complejos evocan al encierro y el vacío material de cada figura. Lo figurativo nos conduce por áreas regidas por lo emotivo y sensorial.

Tras apoderarse de imágenes reales, busca re-significarlas/re-interpretarlas a través de las penas, la desesperación, la edad, los miedos, el anonimato y la aceptación de la condena.

La luz de Victoria (de la serie Silencio)/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

Cada obra desde una intención fotográfica, vincula a estos seres con el mundo real, pero desde esa realidad otra que los hace permanecer vivos e inexistentes. Una dualidad que corresponde a la psiquis, que nos habla desde una conducta extra-verbal/extra-física. La actuación implícita en la obra Sin respirar da fe de ese agobio e incapacidad del individuo por imponer su (verdadero) lenguaje.

Sin respirar (de la serie Silencio)/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

Con un marcado interés en el dibujo, Alejandro investiga a través del carboncillo y el lienzo. Ejercicio que desde lo pictórico naturaliza y hace más orgánica su investigación. Utiliza además, el acrílico y la técnica Scratchboard para buscar el efecto preciso en la textura. Todo esto desde una paleta reducida que deviene en armonía visual.

IV

  • ¬ŅDe qu√© le sirve a un creador como Alejandro Lescay la t√©cnica del acueducto?
  • ¬ŅQu√© importancia tiene esa maniobra? ¬†¬†
Alejandro Lescay/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

¬†El mundo de los artistas es interpretaci√≥n. Tener la facultad para desnudar al otro tras la ex√©gesis de lo que esconde, es un don poco com√ļn. El acueducto es la m√°quina para regular el agua/idea/concepto a gran escala. La llave por el contrario, es una maniobra que permite la regulaci√≥n desde lo micro/lo preciso.

En esos bordes transita Alejandro y su obra. Conoce cómo atrapar un concepto y desplegar micro-acciones para nutrirlo de manera endógena. Encuentra la diversidad en lo singular de cada gesto. No desmaya en abrir o cerrar la llave para dar paso a sus contradicciones, luego se expresa. Sabe que la técnica del acueducto no es la reproducción mecánica del gesto, sino la vía consciente por donde circula lo que callamos. 

Alberto Lescay/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

  


Capítulo #7: Frank Lahera: el artista total (+ fotos y video)

  1. I

Making Off: El artista

El arte (verdadero) es pura experimentación. Nada que no lleve implícito una investigación de fondo, puede sostenerse en la creación contemporánea. Desde ahí nace la defensa del arte. Sin ingenuidades ni falsos significados.

  • El artista que mira por los bordes de su obra.
  • El artista como contenido para una met√°fora.
  • El artista on-line/personaje/conflicto.
 

Para Frank Lahera O¬īCallaghan (Santiago de Cuba, 1988) el arte es lo contrario a lo reglamentado, incluso si dicha regulaci√≥n la impone el propio arte. Su trabajo se basa en lo plural, lo interdisciplinario, lo colaborativo.

Hablamos de un artista que no descansa. Graduado primero de la Universidad de Oriente (Estudios Socioculturales, 2013) y luego de la FAMCA en su sede holguinera (Dirección, 2019).

Para un artista como él, la superación está implícita en la realización de su obra, la cual es un proceso de aprendizaje armónico.

Imagen del artista trabajando en el performance Bonsái junto al Grupo de Experimentación Escénica LA CAJA NEGRA

No es de extra√Īarnos entonces las distintas zonas de exploraci√≥n que toma como suyas. Su labor es la del artista total. Todo lo que impulse a crear algo nuevo, o a resignificar alg√ļn contenido es terreno ambicionado por √©l.

Director de cine ante todo, tambi√©n ejerce como guionista, editor, productor, dise√Īador gr√°fico, fot√≥grafo, video-artista, performer, y artista visual multidisciplinar.

Con el fin de canalizar todos sus materiales cinematográficos creó ProbetaFilms, su productora. Desde la cual ha concretado 28 materiales que responden a esa esencia multidisciplinaria que lo mueven.   

  1. II 

Un hombre, una c√°mara

Como director de cine posee una producción anómala con relación al circuito cubano. Los referentes más necesarios para él se encuentran en el cine impresionista francés, la nueva ola francesa, el cine underground norteamericano, el Dogma 95 danés, el movimiento del cine ensayo y del cine de contemplación. Todos vinculados a líneas de pensamientos de vanguardia, que son cardinales en su proyección como director cinematográfico. 

Cartel del filme Palabras para un suicidio

Cartel del filme Presencia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Al recorrer su obra se pueden encontrar trabajos (que si bien son) de iniciaci√≥n, ya marcan su necesidad de expresarse a trav√©s de un discurso at√≠pico. Una peque√Īa selecci√≥n de sus trabajos afirma lo antes dicho.¬† ¬† ¬†¬†

+ de 3 (animación, 2012). Se trata de corto de ficción que tiene un ejercicio crítico hacia el uso y abuso del poder. Realizado con la técnica del stop motion, el material elude a un poder superado ideológica y físicamente tras la unión de los más damnificados. Lahera muestra el horcón fundamental de su obra: la experimentación.

A Destiempo (ficción, 2015). Es otro ejemplo digno de traer a debate. Un joven espera en un café. Tiene una cita con ella/con el tiempo/con la espera. Hasta que el tiempo hace su trabajo sin que nadie se lo impida. En este material aparece un elemento que será una constante en toda su obra: el tiempo.

Palabras para un suicido (ficción, 2015). Es una muestra donde poderosa, donde nace otra línea de investigación del artista: la existencia. José esta frustrado y llega a la conclusión de que no merece vivir. Decide quitarse la vida frente a una cámara, mientras se desahoga buscando la salvación.

IN-Timidad (ficci√≥n/ transmedia storytelling, 2019). Es su trabajo cinematogr√°fico m√°s ambicioso hasta la fecha. Nos muestra las relaciones interhumanas como epicentro de su exploraci√≥n. El material es una storytelling donde se experimenta con la Narrativa Transmedia y los Nuevos Medios. Utiliza esos preceptos te√≥ricos/art√≠sticos y los adapta al contexto cubano. Busca un consumo m√°s activo por parte de su p√ļblico, y a la vez direcciona el di√°logo hacia zonas importantes de su ensayo conceptual.

Videoarte Abducido

En este trabajo (que le sirvi√≥ como tesis de graduaci√≥n en la FAMCA), Lahera se introduce en el cine expandido. Cada escena y personaje est√°n en una pantalla individual, con el montaje paralelo. En esta propuesta el espectador tiene que ubicarse en el centro de las dos pantallas para poder seguir el transcurso del di√°logo y la historia. Debe unir los dos acontecimientos a trav√©s de una activaci√≥n f√≠sica como los llamados ‚Äúefecto ping pong o ventilador‚ÄĚ. De forma que al culminar el metraje, el espectador puede sentir que es parte indisoluble del mismo, pues no puede dejar de estar l√ļcido y concentrado, ya que un detalle perdido provocar√≠a la posible incomprensi√≥n de la historia.

III

Anatomía Intelectual

Cartel del cortometraje (In)Timidad

Varios son los puntos que caracterizan su obra: La experimentaci√≥n, la obsesi√≥n con tiempo, la existencia, las relaciones interhumanas, el arte en los nuevos medios, el consumo del arte, la formaci√≥n de p√ļblicos, y la adaptaci√≥n de c√≥digos contempor√°neos en los preceptos del arte cubano.

La mutaci√≥n de Frank Lahera O¬īCallaghan a otras experiencias creativa tiene su causa en sus necesidades materiales y est√©ticas. El cine es muy costoso y demanda esfuerzos que superan al artista como individuo. Una exploraci√≥n eficaz ha sido para √©l, sus videoarte/video-danza/video-poes√≠a.

Abducido (Videoarte, 2015). Es un material para exponer al hombre en medio de su dependencia tecnol√≥gica. Los ciudadanos est√°n abducido por el ciberespacio, seg√ļn el artista, esa condici√≥n regula la existencia/las relaciones/y el comportamiento.

El discurso cinematogr√°fico es el h√°bitat natural de Lahera. Desde ah√≠ se encomienda a una lucha por encontrar un lenguaje definitivo. Sus videoartes y cortometrajes abren el diapas√≥n de la b√ļsqueda y le exigen nuevas f√≥rmulas.

Su afán por romper con las zonas pasivas lo vuelven performer. Necesita la acción, el contacto sensorial directo. Su trabajo como miembro del proyecto Fractura (2015-2019) es muestra indiscutible de su necesidad por ejercer el performance como práctica de lo real.

Performance escénico Nada =Todo (colaboración entre Ad Livinntum y Fractura

Su v√≠nculo con otras expresiones y otros artistas lo sometieron a procesar el conocimiento desde √°ngulos distintos. Con Fractura hizo m√°s de 20 performance, 10 exposiciones y diversas intervenciones p√ļblicas. Durante este per√≠odo tuvo mayor contacto con la imagen. Entendi√©ndola como n√ļcleo de sus atisbos creativos m√°s consiente. As√≠ encuentra una nueva aventura: la fotograf√≠a.

Evento de intervenciones p√ļblicas Cuerpo y Espacio organizado por la AHS en la filial Santiago de Cuba

IV   

Cuerpo & Espacio

Sus andanzas por el performance y su colaboración con acciones teatrales le han permitido entender el cuerpo y el espacio desde otra óptica. Se trata de dos territorios amplios y visibles en su obra fotográfica.

Ambas nociones son exploradas por Frank Lahera desde su contexto. El cuerpo como espejo del espacio y el espacio como lugar m√ļltiple para la representaci√≥n.

Emoticon popular (muestra de su expo Teatro de lo Cotidiano)

Personaje perseverante (muestra de su expo Teatro de lo Cotidiano)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ambiciona encontrar rostros. Se mueve en el teatro de lo cotidiano para encontrar la belleza. Atado a sus circunstancias se vuelve un poeta del lente y atraviesa el entorno. Su condici√≥n de performer le anula algunos resortes que ser√≠an evidentes para un fot√≥grafo com√ļn, pero le muestra luces donde los comunes hubieran asumido la muerte de la imagen.

Imagen del artista durante su participación en una obra del Grupo de Experimentación Escénica LA CAJA NEGRA

En la cosmovisi√≥n del mundo seg√ļn su lente, Lahera nos iguala a la naturaleza/ nuestros desechos/todo lo que nos parece contrario y enfermo. Su mirada es infatigablemente humana y defectuosa. Una tesis sobre la belleza como tabla de salvaci√≥n. Una tesis sobre la existencia que moldea la esperanza.

Angel met√°lico (muestra de su expo Teatro de lo Cotidiano)

Su entendimiento con las prácticas sociales alcanzan un nivel sensorial. Cada paisaje es una metáfora abierta. Su interpretación de los fenómenos socioculturales posee un punto de gravedad medio y se desplaza entre lo imaginario y lo habitual. Es fácil reconocer un estilo, una práctica consiente y desprejuiciadas de criterios estéticos anquilosados. Su obra posee signos visibles que lo caracterizan: la utilización de los grises/los objetos ordinarios/los cuerpos que se revitalizan dentro de la imagen/y la ejecución del arte como ejercicio problematizador.       

Estamos echo (…) Instalaci√≥n en la expo Homenaje con Libre Acceso

No renuncia a la galería en su sentido espacial, pero su investigación lo llevan a una práctica de desalojo. El edificio para el arte como estructura social. El edificio para escenificar lo humano. Su presencia en más de 40 muestras expositivas confirma su interés por intervenir esa estructura.

Todo se hace simbiosis en el trabajo de Frank Lahera O¬īCallaghan. Nada escapa a un perfil est√©tico que se rige coherentemente por un mismo ojo. Los elementos que utiliza como aliados poseen una sinceridad absoluta.

Su obra es un viaje que apenas empieza. Una b√ļsqueda tensada por sus inquietudes y su proyecto de arte. Su peregrinaje conlleva a un ciclo infinito. En ese viaje la imagen se hace del hombre y el hombre se transforma en el artista total.


¬ŅQui√©n es este Mozart?

Faltan solo tres horas para el concierto y C√©sar espera en la entrada de la Nave 4 de la F√°brica de Arte Cubano para iniciar la prueba de sonido. C√©sar Eduardo Ramos es el director de orquesta del concierto Le Mozart Noir. Tuve oportunidad √ļnica de conversar con √©l, sobre el estreno en Cuba de la m√ļsica del Mozart Negro, Chevalier de Saint-George. [+]


Como todo un quincea√Īero

Para los latinos los festejos por los 15 a√Īos son de gran relevancia. Con la misma elegancia que caracteriza a estos jolgorios juveniles arrib√≥ a su XV edici√≥n el Coloquio Internacional de Jazz ¬®Leonardo Acosta in memoriam¬®. Cuatro d√≠as en los que su directora y coordinadora general Neris Gonz√°lez Bello llev√≥ a cabo un interesant√≠simo programa acad√©mico.

[+]


Un sonido en movimiento

Hace m√°s de un a√Īo‚Ķ ¬°hace m√°s de un a√Īo asere, incre√≠ble!, dice Pepe Gavilondo que parece todav√≠a no creerlo. Al fondo el poeta versa que ‚Äúlebrel, ligero y dividido al esparcir su dulce acometida‚ÄĚ, y la m√ļsica de Ensemble Interactivo de La Habana¬†me hace reafirmar la idea de que hay m√ļsicas que nos hablan.

Desde hace alg√ļn tiempo los integrantes de esta agrupaci√≥n que a ratos rompe la cotidianidad de La Habana con sus ingeniosas propuestas quer√≠an hacer converger su m√ļsica con la obra de alg√ļn poeta preferiblemente latinoamericano.

¬ŅPero c√≥mo naci√≥ este proyecto? ¬ŅPor qu√© Jos√© Lezama?

‚ÄúEspera que eso te lo tiene que explicar Yasel, que fue el principal creador de la propuesta‚ÄĚ, y la entrevista se llena de este esp√≠ritu de creaci√≥n colectiva que tanto defienden los integrantes del Ensemble, sin formalismos, sin trabas, una conversaci√≥n que fluye como la m√ļsica.

Yasel Mu√Īoz (Foto Eddos)
Yasel Mu√Īoz (Foto Eddos)

‚ÄúLezama creo que fue la mejor decisi√≥n porque su discurso tiene muchos puntos de conexi√≥n con lo que hacemos, y ese deseo de encontrar ra√≠ces profundas de lo que puede ser lo cubano, el mito insular. Tenemos un discurso que abarca muchas latitudes del arte y la sociedad, de misterios tel√ļricos que √©l toca sin dejar de ser introspectivo y ese es el punto fundamental en el que convergen los discursos de un artista de hace medio siglo y artistas del siglo XXI‚ÄĚ, explica Yasel Mu√Īoz, quien es flautista, compositor y arreglista.

El proyecto, ganador de la beca de creaci√≥n El Reino de este mundo, de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, es una simbiosis total entre la poes√≠a de Lezama y la m√ļsica del EIH. Con un contenido musical que emana de la poes√≠a lograron crear un solo discurso que recorre fragmentos de tres de los poemas m√°s conocidos de Lezama: Noche insular jard√≠nes invisibles, Rapsodia para el mulo, y El arco invisible de Vi√Īales.

‚ÄúEste trabajo pretende acercar a todo aquel que tiene a Lezama como un personaje muy respetado, porque todos sabemos que tiene una obra bastante grande y consolidada pero es demasiado respetado o temido, y tambi√©n sacarlo un poco de esa zona de √©lite. Es cierto que su discurso es herm√©tico como lo han caracterizado muchos investigadores pero eso se desmantela en un poema como la Rapsodia del mulo, donde combinamos el discurso po√©tico con las percusiones y ritmos afrocubanos, y lo volvemos un poco m√°s c√°lido, sin quitarle la esencia al poema, pero lo volvemos m√°s cercano incluso para p√ļblicos que no consumen poes√≠a.‚ÄĚ

La falta de prejuicios en cuanto a po√©tica, forma y contenido unen a Lezama y a estos j√≥venes m√ļsicos, que no temen explorar con la voz, las manos, con una botella o una lata; incluso si hay que desarmar el propio instrumento‚Ķ pues se desarma, y esa falta de barrotes los hace tan brillantes como al poeta.

Ensemble Interactivo de La Habana  (Foto Eddos)
Ensemble Interactivo de La Habana (Foto Eddos)

El proceso de creaci√≥n de la pieza fue minucioso para lograr una analog√≠a entre la estructura y la forma de los poemas y de la m√ļsica. El proyecto, que es adem√°s un video, incluye la participaci√≥n de un narrador.

Para Pepe, la poes√≠a de Lezama despierta una gran cantidad de emociones, sensaciones, colores, un entramado que tiene que ver con lo que ellos han creado colectivamente, ‚Äúes la libertad de buscar la cuban√≠a universal o la universalidad nacional, la libertad del sonido, del color‚Ķ son muchos los puntos en com√ļn.‚ÄĚ

Lo estrenamos cuando todav√≠a estaba en proceso, en la Bombilla verde ‚Äďa√Īade‚Äď y la idea es cada ciertos meses retomarlo, porque es un proyecto grande que agota por toda la energ√≠a y creatividad que requiere.

Cuando componen los proyectos normalmente no vuelven a repetirlos, pero ‚Äúesto ha sido tan profundo y tan importante que se ha quedado, y lo seguiremos haciendo porque cada vez lo repensamos y lo sentimos diferente‚ÄĚ, explica.

La obra de Ensemble pasa como un tornado, como un buen tornado, llega sin previo aviso y tras su paso no puedes quedarte indiferente, algo cambia muy adentro.

Naci√≥ a consecuencia de un taller de improvisaci√≥n impartido en 2009 por el artista catal√°n Josep Mar√≠a Balany√°, quien ‚Äúnos dej√≥ con las ganas de seguir improvisando, y ah√≠ comenzamos a autoformarnos‚ÄĚ, a√Īade Luna Tinoco, flautista colombiana y fundadora de la agrupaci√≥n.

Luna Tinoco (Foto Eddos)
Luna Tinoco (Foto Eddos)

‚ÄúNuestra propuesta ha sido bastante innovadora pero siempre ha sido bien recibida, ahora con un poco m√°s de p√ļblico, pero en los inicios siempre hubo una recepci√≥n del p√ļblico, aunque fuera de sorpresa. Lo nuevo siempre choca pero la gente agradece esa novedad‚ÄĚ.

‚ÄúEs el hecho de estar improvisando, crear algo que solo pasa una vez y nadie sabe exactamente qu√© ver√°, manejamos mucho el espacio, y eso hace que la gente sea part√≠cipe de lo que est√° pasando, al contrario de la m√ļsica acad√©mica que es muy distante, seria, con nosotros las personas se han sentido m√°s afines.‚ÄĚ

Al interesarme por el proceso de creaci√≥n, ‚Äúnosotros tenemos demasiados instrumentos‚ÄĚ agrega de inmediato el compositor colombiano Santiago Barbosa. Y comienza a enumerar el arsenal que tanto llama la atenci√≥n de los p√ļblicos en las presentaciones.

‚ÄúUna gran parte son los de percusi√≥n y los de viento, pero tambi√©n tenemos ocarinas, flautas abor√≠genes latinoamericanas, angollas, cosas construidas por nosotros con tubos, silbatos, m√°s guitarritas, violines, dulcimer, objetos como el waterfone o  Ľballen√≥fono ľ, marimbas, acordeones, utilizamos la voz, gritamos, o sea, no tenemos todos los instrumetos del mundo pero s√≠ un gran abanico de sonidos.‚ÄĚ

Con todos esos instrumentos comienzan a explorar, y el √©xtasis se apodera de la habitaci√≥n. Los sonidos m√°s insospechados se unen a la sinfon√≠a. ‚ÄúTambi√©n es complicado porque tenemos muchas cosas y a veces no sabemos qu√© utilizar‚ÄĚ, dice.

Santiago Barbosa (Foto Eddos)
Santiago Barbosa (Foto Eddos)

‚ÄúAdem√°s es de iniciativa, tenemos una campana y alguien llega y comienza a tocarla y de repente suena muy bien con un ganchito y alguien hace una voz‚Ķ pero todo es sobre la pr√°ctica. En ocasiones los procesos creativos los hemos hecho compuestos, pero generalmente venimos aqu√≠ y exploramos a partir de una idea, nos sumamos e improvisamos en un rico proceso de creaci√≥n colectiva».

‚ÄúSe disfruta mucho y se saca el potencial creativo que tienen los instrumentistas, es un trabajo formador para el grupo pero tambi√©n muy bueno para los int√©rpretes. Empiezas a manejar los sonidos de otra forma.‚ÄĚ

A pesar de ser un hombre antiasociaciones y dogmas, crees y apuestas por la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z…

Pepe Gavilondo (Foto Eddos)
Pepe Gavilondo (Foto Eddos)

“Uno puede ser antidogmático, antiasociación, tener espíritu libre y hacer sus propios proyectos como lo hacemos nosotros, que no pertenecemos a empresas ni queremos ni vamos nunca a pertenecer a ninguna empresa ni instituto, y no por desprecio, sino porque queremos ser ciento por ciento los que controlamos nuestro destino. Ese ha sido siempre uno de nuestros objetivos, incluso nosotros no cobramos nada; este es un proyecto colectivo de familia haciendo lo que queremos y creemos que es necesario dentro del arte actual cubano.

‚ÄúPero no podemos negar la ayuda que es real y el apoyo de ciertas instituciones. A nosotros la Uni√≥n de Escritores y Artistas de Cuba siempre nos ha ayudado y nos han brindado espacios para nuestra m√ļsica, igual que la Casa de las Am√©ricas, la F√°brica de Arte Cubano; y nosotros sentimos mucho orgullo de formar parte de eso.

“A mi me llamaron la atención con la beca El Reino de este mundo, presentamos el proyecto y felizmente nos la otorgaron, y ese fue el dinero justo para hacer este material, la AHS al rescate.

‚ÄúLo mismo pas√≥ con mi disco personal, yo con mis recursos nunca hubiese podido grabar un disco de m√ļsica sinf√≥nica, pero gracias a la AHS y a Colibr√≠ lo tengo.‚ÄĚ

Ensemble Interactivo de La Habana

El proyecto, ganador de la beca de creaci√≥n El Reino de este mundo, de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z es una simbiosis total entre la poes√≠a de Lezama y la m√ļsica del EIH. Lograron crear un solo discurso que recorre fragmentos de tres de los poemas m√°s conocidos de Lezama: Noche insular jard√≠nes invisibles, Rapsodia para el mulo, y El arco invisible de Vi√Īales. Muy pronto podr√°s ver el v√≠deo completo en nuestro canal de Youtube y los detalles del proyecto en www.ahs.cu

Publicada por Asociación Hermanos Saíz en Viernes, 29 de noviembre de 2019


Sal√≥n Uneac: ¬ŅMedidor de las artes pl√°sticas en La Tunas?

‚ÄúEl Sal√≥n Uneac es un medidor de la creaci√≥n en las artes pl√°sticas del territorio‚ÄĚ. As√≠ abr√≠an las palabras al cat√°logo en la inauguraci√≥n. Se augurabauna exposici√≥n √ļnica.La vanguardia art√≠stica tunera reunida. Voces consagradas en el panorama art√≠stico: Jes√ļs Vega Faura, Rogelio Ricardo, Leonardo Fuentes, Yamila Coma, Miguel Mastrapa, y otros emergentes.

El Sal√≥n es un punto de contacto y la oportunidad de palpar el quehacer tunero en materia de artes visuales. Confluencias de estilos y po√©ticas, est√©ticas consolidadas y reconocidas, permanencia de lenguajes. Bien. Sin embargo, podr√≠a estar en esa permanencia su ‚Äútal√≥n de Aquiles‚ÄĚ.

La necesidad de renovación y experimentación conceptual se hace sentir. Percibimos en muchas piezas ese cansancio temático y formal que agobia nuestras galerías. Que la pintura sea la manifestación más representada es evidencia de ello.

Precisamente en aquellas piezas que exploranotros lirismosencontramos lo mejor de lamuestra. La serigrafía de Ricardo Salgado Arias apela a la combinación de blancos y negros para hilvanar un rejuego simbólico en el que prima el misticismo.

Mientras que la fotografía manipulada de Junior Fernández Guerra, quien nos presenta una primicia de lo que será su serie Vértigo o Contemplación de algo que termina, sorprende con sus atmósferas indefinidas. Imágenes donde reina la incomunicación y cuya incógnita está en las acciones circundantes que deja de captar (a propósito) el lente.

Curiosamente estos artistas son los invitados. La l√ļcida demostraci√≥n de que las artes pl√°sticas precisan de ese impulso renovador capaz de seducir y provocar al p√ļblico.

Un aparte merece también la obra Transfloración del artista Alexis Roselló. La mixtura de motivos naturales y sexuales provoca unestallidodonde la abstracción neutraliza la figuración para convertir el lienzo en un paratexto surreal. Su composición es la certeza de que se puede ser fiel a una estética y, al mismo tiempo, reinventarse.

El Sal√≥n Uneac contin√ļa siendo el medidor de las artes pl√°sticas en Las Tunas. En √©l exponen nuestros mejores artistas sus mejores obras. De eso no hay duda. La incertidumbre est√° en c√≥mo encontrar ambientes motivadores que vitalicen nuestro entorno art√≠stico desde los propios marcos institucionales. Criterios selectivos a partir de convocatorias y concursos, sesiones te√≥ricas, premiaciones, pueden ser algunas de las iniciativas que contribuyan a ese fluir org√°nico del que adoleci√≥.

El reto es propiciar escenarios creativos, perturbadores, expectantes,incluso tensos y conflictivos. Todo para imantar la altivez, la provocación y el desafío. Seducir es la premisa.