Arte contempor√°neo


Liesther Amador: «Soy un insatisfecho superviviente»

Conoc√≠ la obra de este joven al azar, mientras realizaba las correcciones del cat√°logo de la exposici√≥n de arte contempor√°neo cubano La Tierra Dada, que organiza la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z. Su obra Tiempo Muerto, merecedora del Premio Post-it 2019, que se otorga a creadores menores de 35 a√Īos, despert√≥ mi curiosidad en primera instancia y me dispuse a indagar m√°s sobre el concepto y la historia de esas fotograf√≠as en las que las personas, como √°rboles, sembraban sus cuerpos en la tierra.

La obra de Liesther Amador Gonz√°lez (Ciego de √Āvila, 1983) navega entre los medios expresivos de la pintura, la fotograf√≠a, el dibujo, la instalaci√≥n, el site specific work, la intervenci√≥n en el paisaje y el performance. La realidad del artista y su entorno se convierten en materia art√≠stica, un registro documental. En su discurso, lo individual, lo familiar, el tiempo, la tierra y lo vivencial son asumidos como puntos de equilibrio, que podr√≠an tensar un hilo conductor entre cada una de sus piezas. Podr√≠a decirse que hay una especie de radiograf√≠a interior en cada ellas, la b√ļsqueda incesante de alguien que escarba en la tierra, como quien escarba en su conciencia, hasta encontrar su ra√≠z.

H√°blame de los inicios. ¬ŅC√≥mo descubriste las artes visuales? ¬ŅCu√°ndo sentiste que era el camino?

Desde ni√Īo me gust√≥ pintar, ten√≠a habilidades para dibujar, modelar con plastilinas o fango. Mis padres se encargaron de cultivarlas con regalos (crayolas, l√°pices de colores, acuarelas, etc.) y sobre todo con elogios. Siempre me estimulaban a participar en concursos. Recuerdo que esas primeras ‚Äúobras‚ÄĚ eran motivo de orgullo en sus conversaciones con amigos o visitas.

tomada del perfil de facebook de liesther amador

Mi madre se empe√Ī√≥ inagotablemente en conservarlas en carpetas que a√ļn andan por casa.¬† La motivaci√≥n es la base de la formaci√≥n vocacional, sobre todo en la ni√Īez donde la fantas√≠a puede ser incitada y conducida. Nada m√°s serio para un ni√Īo que sus juegos a ser adulto. All√≠ es donde deben actuar con cautela maestros, padres o tutores, pues hay mucha fragilidad tambi√©n, un descuido o mal manejo puede marcar el rumbo, desvirtu√°ndolo o simplemente mat√°ndolo.

Con esa mesura la asumieron todos en mi familia y cuando mis preguntas sobre t√©cnicas de dibujo se fueron complicando (c√≥mo sacarle un destello de luz al parabrisas de un carro que ese momento dibujaba), buscaron ayuda en el √ļnico artista (el pintor) que hab√≠a en mi pueblito.

As√≠ comenz√≥ a ponerse maduro mi juego y el objetivo fue prepararme para las pruebas de ingreso a la Academia deAartes. En aquel entonces (1998) ten√≠a la opci√≥n entre Camag√ľey o Trinidad, las dos a m√°s de 150 kil√≥metros de mi Jicotea natal. A vencer los miedos de la ‚Äúdesprotecci√≥n‚ÄĚ, hacer sacrificios sentimentales y materiales tambi√©n estuvieron dispuestos mis viejos, pues yo ten√≠a en aquel momento 14 a√Īos, 130 cm de estatura y la situaci√≥n econ√≥mica era dura para mi familia y toda Cuba.

Aunque podr√≠a decirse que el artista visual se va formando sobre la marcha, a partir de su propia sensibilidad y los intereses que marcan sus inquietudes art√≠sticas, el proceso de formaci√≥n acad√©mica siempre deja una huella importante. ¬ŅQu√© particularidades marcaron tu etapa como estudiante?

As√≠ llegue a la Academia de Artes Pl√°sticas ‚ÄúOscar Fern√°ndez Morera‚ÄĚ en Trinidad un d√≠a de octubre de 1998, con un miedo terrible a una realidad ajena totalmente, pero convencido de que ese era mi lugar.

La formaci√≥n acad√©mica no define la condici√≥n de artista. Es un error recurrente en la instituci√≥n cubana del arte catalogar desde all√≠. Ser artista es una actitud ante la vida, no es cuesti√≥n de acumular habilidades t√©cnicas o erudici√≥n te√≥rica para vencer un plan de estudios, pero no se puede negar que esta formaci√≥n va a marcar para siempre y allanar√° el camino de quien decida empe√Īarse en el arte.

cortesía de liesther amador

En principio, hay incontables trillos para la creaci√≥n visual, y la academia viene con algunos a pon√©rtelos en la cara, desde metodolog√≠as probadas por a√Īos en la tradici√≥n. Estos, en mi experiencia, son los cimientos donde se sostiene todo, aun cuando el arte desdibuja sus fronteras, se expande a una infinitud de disciplinas, facturas industriales o virtuales, metodolog√≠as conceptuales de distanciamiento total del artista en la realizaci√≥n de la obra, etc., aun cuando todo esto es asumido desde hace tiempo por las instituciones del arte.

Mirando mi camino transitado desde la distancia, puedo afirmar con total responsabilidad que una academia de arte o cualquier escuela no dependen del confort o la cobija de la instalación, sino de la calidad del claustro que la estructura.

La Academia de Trinidad donde estudi√© y en la que se formaron artistas que ya tienen un lugar en la historia de arte cubano, fue descrita en s√≠mil por el destacado cr√≠tico y curador Gerardo Mosquera, como una ‚Äúescuela de √Āfrica‚ÄĚ por sus condiciones insalubres‚Ķ; eran las ruinas de un Cuartel de Dragones del Ej√©rcito espa√Īol, pero era un verdadero oasis para la ense√Īanza.

Allí, un claustro heterogéneo en maneras de asumir y experimentar el arte te mostraba caminos técnicos e ideoestéticos, y te exigía su tránsito, pero en esencia había asumido como método fundamental darte la libertad de la experimentación, el incentivo y el respeto a la individualidad creativa, sin descuidar ponerte en la conciencia códigos del compromiso social del arte.

En esos planes de estudio recuerdo y reconozco cu√°nto me marcaron ejercicios que buscaban introducirnos en investigaciones cuya praxis nos exig√≠a la inserci√≥n en el medio sociocultural. Esa marca no se ha borrado, por el contrario, crece a√ļn. Recuerdo a profesores como Luis Blanco, Tony G√≥mez, Alain Fern√°ndez, Mario Guerra, Papito, Duffay, Acebo, Alejandro Bastida que, entre otros, hab√≠an asumido la ense√Īanza desde la experiencia que la producci√≥n art√≠stica contempor√°nea exig√≠a.

Estos m√©todos ten√≠an su base en el comportamiento de la producci√≥n del arte cubano durante los a√Īos ochenta, signados por dos problem√°ticas ideost√©ticas: la asimilaci√≥n cr√≠tica de los resultados de autoconciencia del arte llevado a cabo por las vanguardias durante el siglo XX y el replanteo de sus roles sociales para nuestra situaci√≥n cultural. Estoy seguro que de all√≠ ven√≠a todo.

de la obra Tiempo muerto/ cortesía de liesther amador

Es muy grato recordar esa etapa hermosísima de mi vida, pero me entristece el hecho de que esa Academia no exista para nuevas generaciones, por una decisión con un análisis que creo fue poco profundo por la gran implicación cultural y social que tenía ese centro para una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad, pues su función iba más allá de la formación de artistas visuales de la región central del país, esta servía de contraparte al peligroso mercadeo de arte para la feria (candonga) al que una ciudad turística se expone permanentemente.

¬ŅQui√©n funciona ahora como contrapartida a la seudocultura? ¬ŅQui√©n eleva o muestra como estandarte, verdaderos valores art√≠sticos al for√°neo? ¬ŅQui√©n le brinda otros referentes al p√ļblico trinitario que est√° siempre expuesto a la deformaci√≥n que genera ese mercadeo?, incluso, y por qu√© negarlo, ¬Ņqui√©n eleva la competencia, la calidad en cuestiones t√©cnicas o creativas para ese mercadeo mejor que esos estudiantes de arte? En eso debi√≥ pensarse; otros problemas pudieran pesquisarse por especialistas en temas socioculturales, estoy seguro. Pudiera parecer que padezco del sentimiento del trinitario ausente, pero no es as√≠, el problema es de talla mayor cuando hasta el edificio con alto valor patrimonial que albergaba a la escuela, queda en el abandono.

¬ŅCu√°les son los principales referentes que crees que han influenciado tu obra y tu visi√≥n del proceso creativo?

La lista sería extensa, te mencionaré algunos que considero son los más cercanos, el orden de los nombres de estos referentes no responde a una mayor o menor influencia, indistintamente todos con mayor o menor evidencia están en mi trabajo: Antonia Eiriz, René Francisco, Eduardo Ponjuan, José Bedia, Joseph Beuys, Bill Viola, Spencer Tunick, Marina Abramovic, Santiago Sierra.

Como ves, son diversas mis referencias, algunos marcan por su actitud o postura ante el arte y su finalidad, otros en la manera que abordan desde el arte determinados procesos culturales o sociales, otros desde los contenidos conceptuales o temáticos que emplean o emplearon. Creo que esos son los tres caminos fundamentales que marcan mi interés por ellos.

El nacimiento de una obra visual a veces requiere de un punto de calma, de soledad, de b√ļsqueda interior. La variedad de aristas en tu creaci√≥n da la impresi√≥n de una exploraci√≥n constante. ¬ŅQu√© es lo que m√°s disfrutas en el proceso creativo de una obra?

No siempre una obra nace desde ese punto de calma, soledad o de b√ļsqueda interior. En mi caso hay obras que han nacido en el punto de ebullici√≥n de un proceso en esencia contrario. En mi trabajo casi siempre hay una dosis de accidente, creo que constantemente cedo un poco del control, lo mismo a las personas con las que trabajo o colaboro, o a los materiales y t√©cnicas que empleo; ese riesgo me excita y creo que enriquece el proceso y el resultado.

Adem√°s, nunca hay un control total por parte del artista sobre la obra que genera. Siempre hay un otro, otras realidades para la obra, tan simple como que el espacio donde se exhibe o se genera va a condicionarla y ya en eso dejamos de tener el control total, por ponerte un ejemplo.

Tambi√©n hay de soledad y b√ļsqueda interior, pues suelo ser autorreferencial, o exhibir algunos de mis traumas, eso tiene que ver con un principio √©tico que asumo como m√°xima, ser sincero, por eso mi discurso se hace directo, sin adornos, a veces en forma documental; encuentro la poes√≠a all√≠.

de la obra Tiempo muerto/ cortesía de liesther amador

Leyendo a Martí me he dado cuenta que se puede ser directo, duro en el discurso y no perder esa poesía. Eso no está en el empaque de la obra, la llamada superficie o atmósfera, sino en el subsuelo de donde nace.

El arte est√° lleno de f√≥rmulas y trucos factuales que act√ļan en el subconsciente del individuo, eso no se puede negar o desechar, pero una obra no puede ser en esencia eso, pues ser√° solo adorno, telenovela para hacer llorar a las amas de casa o simplemente un objeto para el mercado f√°cil.

La historia del arte est√° llena de ejemplos de esos artistas cuya obra no ha sido valorada en su momento, han sido censuradas o motivo de burlas por sus contempor√°neos simplemente por poner una dosis justa de sinceridad, sin embrago eso son los que han corrido las fronteras para el arte.

En las obras de esos nombres que te menciono como mis referentes est√° ese condimento esencial que es la sinceridad ‚Äďtambi√©n de embeleco, claro‚Äď y de cierta manera todos han asumido los riesgos que esto implica, pero tienen el beneficio de trascender y eso es algo que todo artista intenta, pero pocos lo logran.

Lo familiar, las ra√≠ces‚Ķse muestra como un sitio recurrente en toda tu obra. ¬ŅQu√© impulsos te interesa expresar en este sentido?

Ya te mencionaba anteriormente de d√≥nde vengo. Mi familia es numerosa en un pueblito peque√Īo, y eso genera una especie de n√ļcleo poderoso que me ha condicionado el car√°cter a un sentimiento de sobrevaloraci√≥n familiar. Mis t√≠as tienen derechos de madre y los primos nos criamos como hermanos. Aclaro, nada es perfecto por la diversidad de caracteres, pero fue riqu√≠sima para m√≠, esa f√≥rmula. De eso quiz√°s venga todo.

La creación de un artista parte de motivaciones, de experiencias cercanas o ajenas, pero este tiene la responsabilidad de ahondar, no quedarse en la epidermis del asunto. Uno trabaja sobre lo que más conoce, lo que más siente o padece, entonces mi familia es una mina riquísima de materias primas.

de la obra Tiempo muerto/ cortesía de liesther amador

Mart√≠ dec√≠a, ‚Äúins√©rtese a la ra√≠z el tronco‚ÄĚ y las m√≠as est√°n muy prendidas a ese n√ļcleo familiar. Los que cultivamos plantas sabemos que al trasplantar un √°rbol hay que cuidar de no da√Īar sus ra√≠ces, siempre hay que dejar parte del sustrato natal para que sobreviva al adaptarse al nuevo terreno, por eso regreso permanentemente a mis ra√≠ces, para no marchitarme, creo que no soy capaz de adaptarme totalmente a este nuevo terreno. ¬†

En la base de la sociedad est√° la familia por lo que es com√ļn denominador a todos, es tema universal recurrente en la historia del arte, entonces es f√°cil que esos microrrelatos que expongo se conviertan en universales.

La pintura, el performance, la instalaci√≥n, la fotograf√≠a, el videoarte‚Ķ todo un universo de experimentaci√≥n que gira en torno al arte contempor√°neo, y lo define. Por lo general una arista no es comparable con la otra. ¬ŅQu√© intentas expresar desde cada una? ¬ŅEn cu√°l te sientes m√°s satisfecho?

No encuentro preferencias por ning√ļn medio de los que he usado. Creo que un artista, joven o viejo, debe conservar la capacidad y el deseo por la experimentaci√≥n, y eso es lo que he hecho.

Creo que hay medios id√≥neos para cada idea y mientras m√°s capacidades y herramientas un artista acumule, mejor. Uno tiene que ejercitar permanentemente ese instinto para elegir caminos, modos de hacer, porque puedes convertirte en estanque o en un so√Īador que esperando los recursos ideales para hacer la obra nunca la produzcas porque nunca lleguen. A√ļn soy alguien en formaci√≥n, eso es todo.

Soy un insatisfecho superviviente, quisiera producir el doble y superior en calidad. Entonces permanentemente siento que la mejor obra es la que estoy por hacer.

¬ŅQu√© ense√Īanzas te deja tu experiencia como profesor de Dibujo y Pintura de las Academias de Artes Pl√°sticas Ra√ļl Mart√≠nez (de Mor√≥n) y Ra√ļl Corrales (de Ciego de √Āvila), labor que realizaste por casi una d√©cada? ¬ŅConsideras que es importante que un artista se vincule a la faceta pedag√≥gica como un ejercicio m√°s de creaci√≥n?

Te confieso que en principio tome el magisterio como un juego de ego y rebeld√≠a. Llegar en impositivo a √©l marc√≥ esa postura adolescente. Yo quer√≠a seguir mis estudios en el ISA, pero las circunstancias econ√≥micas y la salud de mi madre no me lo permit√≠an y como √ļnica opci√≥n impuesta por el servicio social me dieron impartir clases en la academia Ra√ļl Corrales en Ciego de √Āvila, que coincid√≠a su inauguraci√≥n con mi graduaci√≥n en 2002.

Fue un choque violento, pues para nada el sistema que impon√≠a la novata direcci√≥n de ese centro se asemejaba al que yo hab√≠a vivido como estudiante en Trinidad: incomprensi√≥n de prioridades en los planes de estudio, baja preparaci√≥n por parte de algunos profesores en asignaturas fundamentales y complementarias para la especialidad, arbitrariedades que lastraban la movilidad creativa de los estudiantes y otros problemas que por √©tica no puedo mencionar; un choque generacional, subvaloraban y subestimaban a esos tres chiquillos ‚Äúrebeldes‚ÄĚ reci√©n graduados (Reg√ľel Altunaga, Jeosviel Abstengo y yo).

tomada del perfil de facebook de liesther amador

La rebeldía me dio por jugar a ser el profesor que me hubiera gustado tener, que no era más que una mezcla de las características de esos que te mencioné anteriormente. Y me enamoré de ese juego, descubrí que tenía vocación para dar clases, sentía una satisfacción enorme con la evolución de mis estudiantes, dispuse casi todo mi tiempo a esa labor y por un período no lo sentí como una pérdida, pues para enfrentarse a un grupo de adolescentes estudiantes de arte hay que dosificar las energías para que no te falten para estar en superación permanente, pues exigen, cuestionan y si de pronto te conviertes en su referente, es mucho peor, pues eres como el líder de una banda deliciosamente peligrosa y eso sí que requiere de ajustar la responsabilidad, la ética y el autocontrol.

Realmente lo disfrut√© much√≠simo y poco a poco el empe√Īo no fue demostrar nada, porque me gan√© el respeto, incluso el cari√Īo de algunos de esos profesores que reconocieron sus lagunas y se superaron.

Yo crec√≠ como profesional, como persona, dej√© de jugar al profesor y lo fui, pero no dej√© de ser ese rebelde, irreverente ante lo mal hecho, la mediocridad, y segu√≠ tropezando. Un d√≠a me di cuenta que no pod√≠a cambiar un sistema simplemente porque la direcci√≥n no lo entend√≠a y mis prioridades empezaron a cambiar, entonces decid√≠ dejarlo, pero te declaro que en alg√ļn momento volver√© a enfrentar un taller como profesor, pues me encanta esa profesi√≥n. Desde mi experiencia, tienes dominio real del conocimiento cuando logras ense√Īarlo y eso se logra en el ensayo ante ese disc√≠pulo que te ense√Īar√° tan bien como el mejor profesor.

Recientemente obtuviste el Primer Premio en el Post-it 2019, muestra-concurso dedicada al arte cubano contempor√°neo para creadores menores de 35 a√Īos. La obra premiada fue Tiempo muerto. Com√©ntame un poco sobre ella.¬†

Es una serie que vengo realizando desde 2016. Tiempo muerto en la cultura agr√≠cola ‚Äďprincipalmente en la ca√Īera‚Äď se le denomina al per√≠odo comprendido fuera de la zafra (corte, recolecci√≥n y procesamiento artesanal o industrial del fruto). Este apelativo queda como rezago de un per√≠odo neocolonial donde el desempleo, la escasa demanda de fuerza laboral y la desprotecci√≥n salarial eran sin√≥nimos de desventura entre campesinos y obreros. Parad√≥jicamente, esta denominaci√≥n determina el intervalo de siembra y cultivo, el tiempo de germinaci√≥n, de renacer asistido y natural de los cultivos.

Hago este preámbulo a la raíz cultural del término para pulsar sobre este contrasentido simbólico que determina uno de los contenidos metafóricos sobre los cuales se establece esta obra, que además asienta sus bases discursivas en paradojas culturales y sociales como: modelo de éxito, realización personal o colectiva, fama, felicidad, sacrificio, reconocimiento social, etc… respecto a la realidad de cada individuo o grupo que acepta construir estas escenas, literalmente sembrados en el contexto que los define o que ellos mismos, como entes activos, condicionan.

de la obra Tiempo muerto/ tomada del perfil de facebook de liesther amador

Hay un marcado interés biográfico en esta investigación. Aunque no se exhibe en su totalidad, lo hago evidente a través de algunos datos personales, de tiempo y lugar que componen el título individual de cada fotografía o video, porque es principio la voluntariedad, la identificación y conciencia con y sobre la idea.

Todo individuo o grupo est√° marcado por utop√≠as, algunas comunes ‚ÄĒestas utop√≠as son esos emplazamientos sin lugar real, que mantienen con el espacio real de la sociedad una relaci√≥n general de analog√≠a directa o inversa‚ÄĒ. Estas intervenciones proponen la construcci√≥n de ese tipo de emplazamiento.

Más allá de los hechos fotográficos, se generan acontecimientos, performances rituales donde la experiencia y las relaciones entre individuo/grupo/artista se desdibujan en el intercambio, en la cooperación de construir espacios heterotópicos que intentan situar al hombre en reflexiones filosóficas y/o psicológicas sobre su condición. En cada escena hay una experiencia de vida asociada directamente al contexto.

Tiempo Muerto propone desde la fotograf√≠a una b√ļsqueda en la relaci√≥n entre el individuo y su circunstancia, pretende la construcci√≥n de monumentos fotogr√°ficos, apuesta por una operatoria donde lo territorial y la territorialidad poseen el mayor protagonismo. Ambos conceptos gu√≠an su mirada hacia el espacio f√≠sico, pero tambi√©n incluye las relaciones sociales que tienen lugar en su interior.

Has realizados diversas exposiciones personales y colectivas, te has desempe√Īado como curador en otras. Desde tu punto de vista, cu√°les son los principales retos que debe sobrepasar un artista visual cuando decide exponer su obra.

Aprender a aceptar la cr√≠tica negativa, aprender de ella tanto como de la positiva. Aprehender lo bueno de los dos criterios, pues ambos son peligrosos, eso es saber extraer de la paja el trigo limpio. Ser consciente de que cada exposici√≥n es un reto del que tienes que salir airoso, por respeto a ti y al p√ļblico que asiste. Ser valiente como un guapo que llega a la cola de la cerveza y dice ‚Äú¬°Ahora compro yo!‚ÄĚ, porque una vez que estas all√≠ no hay segunda oportunidad para esa obra, porque la dejas sola y no vale un ‚Äúyo quise hacer, pero‚Ķ‚ÄĚ, simplemente la obra es lo que est√° y ella debe imponerse con todas las calidades posibles, por respeto.

tomada del perfil de facebook de liesther amador

Hablar de uno mismo es un ejercicio dif√≠cil para un artista, pero tambi√©n podr√≠a ser un ejercicio de autorreconocimiento necesario. ¬ŅQu√© rasgos crees que definen a Liesther?

Creo que soy alguien con ‚Äúpaciencia de asi√°tico‚ÄĚ, que ‚Äúaprende a esperar‚ÄĚ y a seleccionar con la cautela de un cazador los momentos, las ideas para hacer lo que me gusta. Soy un artista que entrena para esperar, que experimenta y juega con los medios que dispone, de all√≠ la gama de maneras que te encuentras en mi dossier.¬†

No creo que pueda definirme con claridad, como lo puede hacer alguien diciendo que es ‚Äúel pintor de las tejas‚ÄĚ, o ‚Äúel de los remos y botes‚ÄĚ. Esa definici√≥n no la tengo y cr√©eme, no me interesa.¬† ¬†

¬ŅQu√© experiencias art√≠sticas te gustar√≠a tantear en el futuro?

Exponer en un circuito de arte que me exija un nivel superior.   


Capítulo # 6 Fractura: el otro sendero (+ galería y videos)

(homenaje con libre acceso)

En la historia reciente del arte santiaguero podemos describir muy pocos creadores capaces de irrumpir la cotidianidad desde un arte vivo/renovador/y concluyente con su medio.

Santiago de Cuba como urbe posee un sinf√≠n de motivos expresivos que necesitan un ojo actualizado. Un ojo capaz de revitalizar lo que hoy se pondera como ‚Äúvanguardia‚ÄĚ. Se trata de una transici√≥n tard√≠a y (demasiado) lenta, que no ha tenido puntales perdurables para conceptualizar a una ciudad-m√ļltiple.

La ausencia de ese ojo delator/joven/intrépido, nos condena a envejecer y a cambiar de paradigma de forma constante.

Sin br√ļjula navegamos en nuestra propia densidad y el arte actual necesita de contagio. La praxis de cuestionar los convencionalismos y la tradici√≥n (aunque a muchos creadores establecidos no les guste), es un ejercicio hist√≥rico e ineludible para los artistas de vanguardia.

Con este fin, la ciudad ha visto en la √ļltima d√©cada el transitar de creadores y proyectos que han apostado por una renovaci√≥n real. La gran mayor√≠a, al no poder conservar sus objetivos perecieron, pero no sin dejar aportes significativos para un cambio necesario. Sus carreras personales tendr√°n el salvoconducto de haber iniciado un nuevo ciclo.

Fotograma Video Arte Anatomía Intelectual

Muy poco se ha escrito (o nada en algunos casos) sobre el quehacer del incipiente movimiento art√≠stico comprendido entre los a√Īos 2010-2019 en Santiago de Cuba. Claro que se necesita tiempo para hacer una valoraci√≥n eficaz sobre la trascendencia de que cada gestus art√≠stico. Pero lo que no se le puede dejar al tiempo es la documentaci√≥n de cada proceso, la vivencia del hecho desde la cercana cotidianidad y el di√°logo que nos permite la obra desde su g√©nesis contextual.

¬ŅQu√© estrategia hay desde las instituciones ¬†para salvaguardar ‚Äúeso‚ÄĚ que ma√Īana ser√° un material ineludible?

¬ŅC√≥mo renunciar a ese sendero?

Fotograma Videoarte Cuba

Uno de esos proyectos, cuya existencia merece un punto de atenci√≥n es Fractura (2015-2019). Creado por Frank Lahera O¬īCallaghan (director de cine, guionista, editor, productor, dise√Īador gr√°fico, performer y artista visual) y Carlos Gil Calder√≥n (artista visual, performer y poeta).

El proyecto desde sus inicios perseguía la experimentación constante en las artes visuales y la hibridación de diversas manifestaciones sin distinción. La idea total, fue integrar disímiles materiales en un solo cuerpo discursivo y conceptual.

Al buscar la creaci√≥n sin limitantes e intentar nutrir-se de otras expresiones y experiencias, Fractura fue ali√°ndose con otros creadores y proyectos de la ciudad. Estos sintonizaban una misma forma de hacer desde sus dise√Īos individuales y aportaron una textura m√°s simb√≥lica y contundente. As√≠ encontraron la colaboraci√≥n de DJ Borges, el Grupo de Experimentaci√≥n Esc√©nica LA CAJA NEGRA, la Compa√Ī√≠a Ad Livintum, el artista visual Ernesto S√°nchez N√ļ√Īez y el poeta Javier L. Mora.¬†

Ernesto Sanchez Nu√Īez y FRACTURA – obra Siembra (Sala Dolores)

Las temáticas para la investigación estética/social/política y artística fueron variadas. Algunas de las líneas más perceptibles fueron: la alienación del Hombre por los medios de comunicación, la vigencia y la existencia de la Humanidad como concepto más amplio que el referido por la biología y la historiografía, la ausencia, el cuerpo como discurso, el rito y su actualidad, la mirada a un futuro posible y la poesía de la vida.

Su manifiesto resume lo que fue su accionar colectivo:

FRACTURA es rompimiento

FRACTURA es abstracción en pos de los tiempos contemporáneos

Es decir, decir y decir, en los idiomas del ahora y con todas las palabras-im√°genes posibles

Es estar en el ahora sin divagaciones

Es cambiar todo lo que deba ser cambiado y sin miedo al cambio

Es combatir la pereza, el silencio y posible muerte del arte

Es imprimirle al arte energías, nuevas formas, es diluir el silencio con ruidos de imágenes, sonidos y acciones

Es no estar quieto, es estar en constante movimiento

Es constante guerra al esnobismo, a los falsos artistas y a los artistas falsos

Es golpear en la cara con el arte

Es decir basta al convencionalismo

Es decir lo que se siente sin tapujos

Es no-límite creativo y sí-límite a lo no creativo

Es pensar en el futuro

Es hacer arte, vivir para el arte y no vivir del arte

FRACTURA es agotar el arte

Instalalación Metamorfosis de la Identidad-autor Carlos Gil Calderón, expo Homenaje con Libre Acceso II

Estos fueron sus dogmas creativos. Desde aqu√≠ proyectaron la impronta de sus intervenciones p√ļblicas/ performance/ lecturas dram√°ticas/ acciones socioculturales/ y exposiciones de artes visuales. Sus demandas est√©ticas revolucionaron la ciudad y su manera de entender el arte dentro de ella.

Fractura aceptó como concilio  la re-interpretación del espacio. Su muestra buscaba la dicotomía del artista/obra en un espacio subvertido.

La fuerza de la imagen vs los significantes que genera la memoria.

La fuerza de la imagen vs la in-comunicación del cuerpo.

La fuerza de la imagen vs el psico-reconocimiento.

La fuerza de la imagen vs la perseverancia sonora de los sentidos.

La fuerza de la imagen vs la participación ciudadana.

En esta lucha no hay contrarios, no hay semejantes. Esta es la lucha del arte. Un territorio laborioso/hostil/y eterno. Un camino que encontraron estos artistas para fracturar la cotidianeidad.

Performance IN-Comunication (grupo FRACTURA)

Entre sus trabajos más significativos están el cortometraje Comunicación Bidimensional. En este material, Carlos Gil muestra al individuo desnaturalizado/con su rostro interior/bajo circunstancias anómalas y a la vez habituales.

El artista frente a su medio/frente a su hogar/frente a sus carencias.

El artista frente a su imagen onírica/agónica/de yeso.

Otro material imprescindible en su producci√≥n audiovisual es el video-arte Anatom√≠a Esencial. Se trata de un trabajo donde el artista, encuentra en el cuerpo su espacio de di√°logo. Una b√ļsqueda corporal que define su idiosincrasia, su sexualidad, su postura est√©tica desde los significados que yacen en el cuerpo. As√≠ traslada el cuerpo fragmentado a una zona com√ļn/social. Una zona ineludible para el artista como ciudadano. Luego termina y nos propone esa imagen como destino inevitable de su obra. ¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†

En este mismo sentido, se ubica el video-arte Cuba. Donde la manera de resignificar el cuerpo termina mostrando la definición de Patria. Una agonía ideo-estética que persigue toda la obra del grupo en su sentido más amplio.         

Para hablar de integraci√≥n entre los miembros del grupo tendr√≠amos que remitirnos a Experiencia 1: Video-poes√≠a. Esta intervenci√≥n sirvi√≥ para inaugurar el espacio de presentaci√≥n e identificaci√≥n del grupo en la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z de Santiago de Cuba. Un espacio que mantuvieron durante m√°s de un a√Īo con una frecuencia mensual, convirti√©ndose en su epicentro creativo habitual.

En este ejemplo se puede apreciar la integración orgánica de diferentes recursos artísticos en pos de una misma idea.      

Con más de 20 performance, 10 exposiciones y varios videos-danza/videos-performance/cortometrajes/lecturas poéticas/lecturas dramáticas, Fractura se consolidó en el panorama artístico de la ciudad, en ocasiones influyendo desde los espacios institucionales y en otras con un perfil más underground.   

La gran mayor√≠a de estas intervenciones fueron en Santiago de Cuba. Entre los espacios de mayor connotaci√≥n destacan: Galer√≠a Arte Soy, Centro de Arte y Dise√Īo, Casa del Joven Creador, Caf√© Teatro Macub√°, Centro Francisco Prat Puig, Centro Cultural Independiente AKAMARA, Sala de Concierto Dolores y espacios p√ļblicos.

Sue√Īo Sagrado- performance esc√©nico (Caf√© Teatro Macub√°)

El proyecto tuvo presencia en Romerías de Mayo y la Fiesta de la Cultura Iberoamericana en Holguín, también en el Centro de Desarrollo de las Artes Visuales, la Residencia de Creación INSERVI, el Laboratorio Internacional de Investigación y Creación Traspasos Escénicos, en La Habana.

Las resonancias del proyecto los colocaron en importantes plataformas para la promoci√≥n del arte contempor√°neo. Resaltan la ‚ÄúI Bienal Internacional de Arte Contempor√°neo del Sur‚ÄĚ en febrero de 2017 (Latinoam√©rica), Proyecto Warburg, noviembre de 2017¬† (Alemania-M√©xico), SARNA 2018 (Chile) y Eneagrama 2018 (Argentina).

FRACTURA en la AHS filial Santiago de Cuba

En un breve período el grupo alcanzó índices notables desde lo estético. La autogestión como norma para producir y divulgar su arte marcaron una labor estable/condensada. Su ejercicio más eficaz fue la creación como proceso de aprendizaje y rutina de desahogo.

Como suele suceder con la mayoría de los proyectos emergentes, a Fractura le faltó el vistazo del ojo institucional. Un respaldo que perfilara su progresión a futuro. Mientras el sistema institucional no entienda el valor de estos proyectos y artistas menos normados, la creación seguirá envejecida y fofa.

FRACTURA (Interpretacion del ser- Videoinstalación)

Todo lo ante expuesto no significa que entre estos jóvenes esté el futuro del arte en Cuba, ni que en sus obras estén todos los aditamentos necesarios para nuestra vanguardia. Aunque lo cierto es que su accionar es imprescindible para consolidar, a futuro, un movimiento artístico notable dentro de Santiago de Cuba.

Un movimiento que emerja con voces para equilibrar un país que se mutila por el éxodo. Un movimiento capaz de re-generar los códigos culturales de Santiago de Cuba y su gente. Un movimiento para el futuro.

Fotograma Videoarte Anatomía Intelectual

Se trata del otro sendero. Uno ofrecido por artistas imperfectos/laboriosos/rebeldes. Un sendero que paraliza la mano de la institución, pues no está presta para correr riesgos, ni siquiera en el orden estético.

Valdr√≠a la pena considerar c√≥mo proteger los nuevos proyectos que surjan en lo adelante. Hay que preservar la documentaci√≥n de su obra como un proceder responsable. Hay que tener en cuenta que al resguardar la obra de estos creadores estamos salvando la¬† impronta de aquellos llamados a ser los maestros de ma√Īana.


Pintura, aquí y ahora…

A principios de marzo se inauguró la muestra Y Ahora Pintura… Primera temporada, en la Galería La Nave (Calle 18 N0. 512, entre 5ta y 7ma. Miramar, Playa). Para la ocasión la curadora Yoandra Lorenzo Ramos seleccionó la obra de cuatro talentosos y jóvenes creadores: Lancelot Alonso, Jassiel Palenzuela, Leonardo Luis Roque y Pablo Rosendo. Todos ellos ya se distinguen en el panorama del arte contemporáneo cubano por sus propuestas pletóricas de color y sus particulares estilos que traducen al soporte bidimensional con afán de enaltecer a la pintura aquí y ahora…

invitación de la muestra

Para el p√ļblico resultar√° inveros√≠mil no quedar atrapado en los imponentes lienzos de Lancelot Alonso (1986). El discurso, en torno a las habituales obsesiones del creador con el binomio sexualidad y femineidad, es plasmado en escenas er√≥ticas inundadas por la exuberancia del color. El cuerpo femenino, nuevamente acontece como War zone, su zona b√©lica predilecta, donde puede batallar con las pasiones m√°s exorbitantes y los instintos carnales que le exacerban. La sensualidad m√≥rbida y desinhibida reaparece en Capas y Jarr√≥n con flores, ambas piezas ilustran la dramaturgia siempre figurativa de su producci√≥n.

Somos conscientes también del cosmos enérgico/pictórico que nos devuelve Pablo Rosendo, joven artista que inunda con su talento creativo, cada centímetro del díptico Espejo de la noche, obra que remite invariablemente a las bases del graffiti. Su motivación es la intervención visual de un espacio ajeno que hace suyo, en tanto convulsiona nuestros sentidos una vez que advertimos su obra.

obras de Leonardo Luis Roque/ cortesía del artista

Es harto conocido que Leonardo Luis Roque (1986) es un gran colorista; vehemencia y perspicacia expresionista le brota por los poros de la piel. De ello no cabe duda si nos remitimos a la particular alianza que logra entre frenesí y candidez, en las piezas exhibidas en esta ocasión. Ambas pertenecen a la serie de paisajes Pintura Política, con la que obtuvo en 2018 el Primer Premio del concurso Post it 5.

Por su parte, Jassiel Palenzuela (1989) se nutre de los sistemas expresivos que le sobrevienen del glitch[1], los códigos del Nintendo, la simbología pop y la representación fraccionada para seducirnos con una visualidad auténticamente esteticista, a la vez que ironiza/metaforiza sobre las consabidas temáticas sociales y existenciales que le inquietan.

obras de Lancelot alonso/ cortesía del artista

Las 5 piezas de la serie Horizontes Verticales anuncian desde el propio titular, la anomal√≠a del panorama en estas obras, donde la composici√≥n del paisaje se ‚Äúverticaliza‚ÄĚ en busca de inusitadas significaciones te√≥ricas/t√©cnicas.

Cabe destacar la alucinaci√≥n que ejercen los subterfugios de ‚Äúsu‚ÄĚ realidad virtual, apropi√°ndose de los itinerarios del videojuego y la interacci√≥n multisensorial de las redes sociales. Su obra m√°s reciente nos recuerda la fragmentaci√≥n de los c√≥digos de barras y las pantallas m√ļltiples de los celulares, dualidad que le permite falsear realidades y conquistar simulaciones.

obras de Jassiel Palenzuela

Todos pueden ser part√≠cipes de este convite art√≠stico que nos propone La Nave con su primera temporada de Pintura… ¬°Solo nos resta esperar que contin√ļe el ciclo pict√≥rico!

cortesía de los artistas

[1] Es en inform√°tica un error que generalmente no afecta negativamente al rendimiento de un programa. Muchas veces se debe a problemas de codificaci√≥n del sistema binario traducido en imagen. A veces se debe a ficheros mal codificados o da√Īados, que al ser le√≠dos forman im√°genes err√≥neas.


Convocatoria: N√ļcleos, Jornadas de Arte Contempor√°neo

Se lanza, en la filial avile√Īa de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, la convocatoria de las Jornadas de Arte Contempor√°neo, edici√≥n que toma el t√≠tulo ‚ÄúN√ļcleos‚ÄĚ. Evento multidisciplinario con un proyecto curatorial com√ļn: el respeto a lo que somos, a nuestra construcci√≥n social, a nuestra memoria colectiva, individual, familiar‚Ķ la a√Īoranza del pasado; son algunos de los elementos inherentes en la creaci√≥n de dis√≠miles artistas cubanos reflejados en nuestro desempe√Īo cultural actual. Sobre los cimientos de Semana de Arte Contempor√°neo, respetando sus patrones, este a√Īo Ciego de √Āvila vuelve a ser n√ļcleo aglutinador para la creaci√≥n art√≠stica, fundamentalmente en las artes visuales.

Organizado por las licenciadas en Historia del Arte Celia Molina S√°nchez y Roxana Consuegra Quintana, en coordinaci√≥n con la AHS, con la petici√≥n a la inclusi√≥n, de otras instituciones representativas de las artes; las Jornadas de Arte Contempor√°neo hacen un llamado a la participaci√≥n de los j√≥venes creadores visuales de todo el pa√≠s, dirigido especialmente a Ciego de √Āvila.

Por la noche de este martes 21 de junio de 2016 se inaugura la 10 Semana de Arte contempor√°neo de la AHS. En la galer√≠a…

Publicada por Ahs Ciego de Avila en Mi√©rcoles, 22 de junio de 2016

Los creadores visuales interesados, pueden enviar la documentaci√≥n hasta el 15 de mayo, al siguiente correo electr√≥nico nucleos.jac@gmail.com, la cual debe aportar los datos: Dossier del artista, caracter√≠sticas de la obra en participaci√≥n como: T√≠tulo, T√©cnicas, Materiales y Dimensiones; e im√°genes como evidencia de la obra; con asunto: Convocatoria, N√ļcleos. Cada participante puede concursar con un m√°ximo de 2 obras, y estas deben responder a la tem√°tica fundamental.

Es objetivo de las jornadas ofrecer una programaci√≥n variada, con la confluencia de diversas manifestaciones art√≠sticas reflejadas en exposiciones, puestas en escena, conciertos e intervenciones p√ļblicas. Adem√°s, con la participaci√≥n de especialistas, cr√≠ticos, curadores e investigadores se prev√© la realizaci√≥n de conferencias y paneles para reforzar el enfoque te√≥rico, dentro de los cuales cabe destacar un conversatorio sobre el devenir de La Semana de Arte Contempor√°nea que alcanz√≥ marcada relevancia en la experiencia expositiva nacional.

Se plantean dos propósitos fundamentales:

  1. Incentivar a los creadores visuales avile√Īos a la participaci√≥n, debido a la depresi√≥n de esta manifestaci√≥n art√≠stica en la provincia.
  2. Destinar uno de los espacios a una exposici√≥n colectiva donde se vean involucrados los artistas avile√Īos con otros de dis√≠miles regiones del pa√≠s que deseen participar, adem√°s de compartir la curadur√≠a con creadores.

Esta colectiva vendrá para evidenciar la pluralidad de discursos en función dentro del mismo campo de acción, donde los expositores sean de diferentes ramas con raíces comunes.

El espacio se planifica con la pretensi√≥n de aglutinar a j√≥venes creadores, con otros de carrera en crecimientos en conjunto con los m√°s visualizados en el entorno nacional. Han sido algunos los que ya se han sumado a la lista, entre los que figuran Ren√© Pe√Īa, Tamara Campo, Liester Amador, Ari√°n Irsula, entre otros. Donde refleje el sentir cubano de cada artista, sin implicaciones pol√≠ticas, econ√≥micas o sociales con una intenci√≥n cuestionadora.

Se prev√© el evento, para su celebraci√≥n, en la tercera semana de mes de junio, si las situaciones actuales lo permiten, de lo contrario, se trasladar√° para una fecha mejor condicionada. En las jornadas tendr√°n participaci√≥n coordinada las artes pl√°sticas, la escultura, la fotograf√≠a, la m√ļsica, el teatro, la danza, el performance, el dise√Īo, el audiovisual, la literatura y la cr√≠tica e investigaci√≥n; para apoyar a la diversidad en la creaci√≥n.


Intentando ser bohemio en Ciego de √Āvila

M√°s apretado que el beso de un mu√Īeco, estaba el caf√© Kcharrito la noche del s√°bado 4 de enero en Ciego de √Āvila. Ostentoso de ser la √ļnica oferta gastron√≥mica con algunos aires de cultura bohemia en la capital provincial. Como si en esta no existiesen otras instituciones para brindar ofertas e intentar reunir, desde el seno de tan enriquecedoras opciones, a la poblaci√≥n avile√Īa.

Al arribo de un grupo de personas que esperaban pasar su noche del primer fin de semana del a√Īo en el patio de la UNEAC, aquel peque√Īo cacharrito, que mide aproximadamente tres metros de profundidad por dos y medio de ancho, era la √ļnica alternativa.¬†

La UNEAC, con un bar en pleno funcionamiento y buen abastecimiento, con todas sus luces apagadas recibiendo el nuevo a√Īo. La ACAA, con a√Īos de planificaci√≥n y construcci√≥n, prefiere no hacer ostentos de sus planes que tiran de la l√≠nea del tiempo como si fuese un chicle, por no hablar de un caf√© literario, idea transparente o inexistente de instituciones como el Centro Provincial del Libro, la Biblioteca Provincial Roberto Rivas Fraga y Ediciones √Āvila, de eso, para qu√© hablar. Los atrevidos particulares son la √ļnica oferta.

Toda la bohemia de Ciego de √Āvila en aquellos tres por tres. Desarrollado en un garaje donde apenas pudo aparcar un Lada, se acumul√≥ con inicial falta de voluntad, todo aquel que cuando las escasas ofertas de √°reas limpias de reggaet√≥n de la provincia cierran, no encuentran algo menos concurrido. Amigos que no esperaban encontrarse esa noche, conocidos que nunca hubiesen coincidido en un kil√≥metro a la redonda, pudieron bridar o simplemente verse las caras. Algo bueno trae todo mal, qu√© se puede decir.

Cuando a√Īos atr√°s este arom√°tico local abri√≥ sus puertas fue la esperanza de que floreciesen otros del mismo o parecido estilo, y fuimos bendecidos. Surgi√≥ una casa del t√©, y otro el cual, realmente no s√© si en el per√≠odo que dur√≥, dio tiempo a conocerse por un nombre; eso s√≠, todos de esfuerzo cuentapropista. El tiempo pas√≥ y fue cruel, La Casa del T√© cerr√≥, ese tercero, pereci√≥; y no soy quien para juzgar o culpar a una mala administraci√≥n o al desfavorecimiento aportado por aquellas instituciones estatales que se dijo deber√≠an servir de abastecimiento para estos emprendedores negocios, pero el √ļnico sobreviviente ha subido sus precios, al menos tres veces desde su apertura.

Supongo que la AHS no puede hacerse cargo ni llevar en sus hombros tal peso, estamos acostumbrados ya, que sea esta Organizaci√≥n no Gubernamental quien d√© a ratos algo interesante al quehacer de los noct√°mbulos avile√Īos. Con el decrecimiento y finado de algunos de sus eventos, como Semana de Arte Contempor√°neo, el empobrecimiento de las opciones seguir√°, en contra de nuestros deseos, en un aumento sustancial; cada vez son menos quienes apuestan por establecimientos de tales cualidades.

Debido al temprano horario de cese de servicios del Kcharrito, visitar discotecas o irse a dormir eran las siguientes opciones. El Patio de Artex fue entonces uno de los diversos caminos, que, para contaminar nuestros o√≠dos, acatamos. Entre los locales repa de la provincia, que se identifican con temas como ‚Äú‚Ķchamp√°n, champ√°n, borracha‚Ķ‚ÄĚ e int√©rpretes como ‚ÄúEl Chulo‚ÄĚ se encuentran este establecimiento, en el cual, entre ‚Äúcol y col‚ÄĚ puedes escuchar m√ļsica bailable cubana. Y no digo: ‚Äúno llegues a disfrutar al fondo de una botella de Havana Club‚ÄĚ, pero por favor, quiero elegir, que no sea porque carezco de opciones. No quiero vivir la imposibilidad de sentirme bohemio en Ciego de √Āvila.


Mapa de bits para cartografiar el arte

El mapa es una representación gráfica y métrica de una porción de territorio, generalmente de una superficie bidimensional. Un mapa de bits o imagen ráster, por su parte, es una estructura o fichero de datos en forma de rejilla rectangular de píxeles o puntos de color llamada matriz que se puede visualizar en un monitor, papel u otro dispositivo de representación.

El bit es la unidad m√≠nima de informaci√≥n empleada en inform√°tica, en cualquier dispositivo digital, o en la teor√≠a de la informaci√≥n. Con √©l podemos representar dos valores cualquieras: verdadero o falso, blanco o negro, abierto o cerrado, norte o sur, masculino o femenino, apagado o encendido‚Ķ ¬ŅNovedad o mimetismo? ¬ŅVanguardia o conservadurismo? ¬ŅArte o banana en la pared?

Basta as√≠ con asignar un valor al estado de ‚Äúapagado‚ÄĚ (0) y el otro al estado de ‚Äúencendido‚ÄĚ (1).

Expo Mapa de bits – CORTES√ćA AHS

De esta manera, podr√≠amos suponer que el arte contempor√°neo se comporta as√≠: ¬Ņapagado o encendido? ¬Ņ0 o 1? ¬ŅO viceversa? Todo se complicar√≠a ‚Äďpara bien, claro‚Äď si a√Īadimos otros valores al conjunto.

Esta muestra, entonces, ser√≠a un medidor de calidad con diversidad de tem√°ticas en el contexto de las artes visuales holguineras, parte del mapa de la creaci√≥n insular en el siglo XXI. Pero para representar o codificar m√°s informaci√≥n en un dispositivo digital ‚Äďel arte contempor√°neo requiere mucho m√°s, podr√≠amos pensar‚Äď necesitamos una mayor cantidad de bits. ¬ŅUna mayor cantidad de arte por consiguiente? Por tanto, a trav√©s de secuencias de bits se puede codificar cualquier valor discreto como n√ļmeros, palabras e im√°genes.

Y adem√°s existe el bit m√°s significativo (MSB) que es ese que tiene un mayor peso (mayor valor) dentro del conjunto (¬Ņla exposici√≥n?) y por consiguiente, tambi√©n el menos significativo (LSB).Y existe, adem√°s, el bit de redundancia (o conjunto de ellos) que suele introducirse deliberadamente en la transmisi√≥n o grabaci√≥n de informaci√≥n sin ser parte de esta, pero que sirve para detectar posibles errores.

Expo Mapa de bits – CORTES√ćA AHS

Por tanto, ¬Ņcu√°ntos bits de informaci√≥n son necesarios para representar el color de un p√≠xel en una imagen digital, y m√°s cuando esa imagen es, digamos, una imagen art√≠stica? ¬ŅCu√°ntos para cartografiar el mapa de las obras y sus significantes?

Integran Mapa de bits, muestra inaugurada en la AHS holguinera como culminaci√≥n de las actividades del a√Īo, con curadur√≠a, museograf√≠a y dise√Īo de Josvel V√°zquez Prat, los j√≥venes Ram√≥n Jes√ļs P√©rez de la Pe√Īa, Annaliet Escalona Esquivel, Lidisbelis Carmenate D√≠az, Reydy C√©spedes de la Cruz, Annia Leyva Ram√≠rez, Ofelia Gonz√°lez S√°nchez, An√≠bal de la Torre Cruz, Julio C√©sar Cisneros Fuentes, Maylin Giselle Alcorta Ramos, Mariannis Miraball Ripoll, Juan Jos√© Ricardo Pe√Īa y Artemio Vigueras Vel√°zquez, este √ļltimo con el Proyecto Interacciones (Dj Arte).

Varios de ellos ‚ÄďAnnaliet, Lidisbelis, An√≠bal, Julio C√©sar, Julio C√©sar‚Äď son recurrentes en los salones de la Ciudad, que cada enero organiza el Centro Provincial de Arte, y en el Sal√≥n Regional, con periodicidad bienal, adem√°s de otras muestras colectivas realizadas durante el a√Īo.

Mapa de bits, herramientas digitales aparte, resulta una sugerente muestra de los j√≥venes creadores holguineros miembros de la AHS y en su mayor√≠a procedentes de las aulas de la Academia de Artes Pl√°sticas El Alba, artistas que hoy por hoy ‚Äďme atrevo a decirlo con seguridad‚Äď integran lo m√°s interesante y sugestivo de lo que podr√≠amos llamar la vanguardia visual holguinera.

Expo Mapa de bits – CORTES√ćA AHS

Un arte que late

Pintura, dibujo, historietas, matrices de grabados, fotografías y videos, figuran entre las propuestas que por estos días ofrece a los visitantes la galería de la Casa del Joven Creador de Pinar del Río. Y es que allí se exponen unas 14 obras de 15 artistas vueltabajeros, como parte de la Decimoctava edición del Salón de Arte Joven, que auspicia la Asociación Hermanos Saíz en el territorio.

‚ÄúEste a√Īo hay una diversidad visual y est√©tica, porque est√°n presentes la mayor√≠a de los g√©neros, lo cual demuestra que los j√≥venes exploran nuevos modos de hacer arte, digamos que una especie de autorreflexi√≥n para ir encontrando su propio camino‚ÄĚ, asegur√≥ L√°zaro Prieto Gonz√°lez, presidente de la Secci√≥n de Artes Visuales de la AHS.

En esta oportunidad, el gran premio del Salón perteneció a la obra Detrás de la pared, de la artista visual Dailin González Pacheco, quien, además, recibió el lauro colateral de la UNEAC y el conferido por el Grupo de Creación de Maykel Morejón.

El certamen, que desde la AHS promociona a nuevos exponentes de las artes visuales vueltabajeras, distinguió además el lienzo Inocencia 6, de Víctor Manuel Guerra y las Fotografías digitales de Cuba, de Pablo Torres.

Obra Detr√°s de la pared, de Dailin Gonz√°lez Pacheco

No obstante, a juicio de los miembros del jurado, el sal√≥n a√ļn est√° en una etapa primaria, de ah√≠ que sea necesario ganar en madurez, para ello, entre las sugerencias que propon√≠an sobresalen: cambiar la estructura, dinamizar un poco m√°s la convocatoria para que los artistas se presenten con obras de una mayor val√≠a, en tanto, insistieron en la importancia de que los exponentes estudien, visiten exposiciones, lean bibliograf√≠a del tema y se preparen mejor.

Seg√ļn explic√≥ el presidente de la Secci√≥n de Artes Visuales de la AHS, ‚Äúpor primera vez entregamos siete premios colaterales (Consejo Provincial de las Artes Visuales, Secci√≥n de Artes Visuales de la UNEAC, el Fondo de Bienes Culturales, el proyecto sociocultural Arte en Espiral, de Nelo, la Revista de Literatura La Gaveta, el premio que otorga la AHS con sus menciones).

Obras concursantes.

‚ÄúSon instituciones que se han percatado de que, ante la ausencia de una academia de artes pl√°sticas, estos j√≥venes necesitan una estimulaci√≥n, una motivaci√≥n para continuar este camino que suele ser √°spero, m√°xime cuando no tienes referentes o patrones cercanos a seguir (que es lo que a mi entender aporta la academia)‚ÄĚ, agreg√≥.

Esto demuestra que todavía hay como una especie de magia en el arte joven que todavía no ha muerto, y por eso vale la pena luchar por ellos.

¬ŅCu√°nto puede aportar este sal√≥n para promover precisamente ese arte joven que se hace hoy en Pinar del R√≠o?

“Esa es la idea fundamental del salón, promocionar a ese joven que resulte ganador, y cómo hacerlo de la mejor manera, es la gran pregunta que todos deberíamos hacernos.

Obras concursantes.

Pienso que lo m√°s importante es que no solo sea una exposici√≥n que se quede en las galer√≠as de nuestra ciudad, a veces tenemos que romper las barreras del provincianismo, y si este es un evento importante en el cual se premia lo mejor, yo creo que es una credencial suficiente para que esta persona pueda mostrar su obra en alguna de las galer√≠as m√°s importantes de la capital, por ejemplo‚ÄĚ, explic√≥ Prieto Gonz√°lez.

Asimismo ‚Äďdijo‚Äď ‚Äúes necesario pensar bien las estrategias comerciales y promocionales (a trav√©s de los medios de comunicaci√≥n) a seguir, para que se conozca la obra del joven, que tenga un antes, un durante y un despu√©s de la exposici√≥n, y se le d√© un seguimiento‚ÄĚ.¬†

Proyecciones para ediciones futuras… 

‚ÄúEste quiz√°s sea el √ļltimo a√Īo que utilicemos el formato de sal√≥n, lo que tenemos concebido para las pr√≥ximas ediciones es que se convierta en un encuentro, un coloquio, un espacio de confrontaci√≥n donde se den cita todas las artes visuales, as√≠ como importantes personalidades del arte contempor√°neo‚ÄĚ, inform√≥.

Obras concursantes.

‚ÄúSi logramos hacer lo que tenemos en mente, esto nos permitir√° sacar el arte del gremio y llevarlo a las calles, compartirlo con la gente y que esta lo sienta de cerca, sac√°ndolo del marco can√≥nico que se convierte la instituci√≥n. Adem√°s, es una oportunidad para que las personas puedan valorar ese arte joven que muchas veces pasa por la tela de lo invisible y no se llega a conocer‚ÄĚ, puntualiz√≥.

‚ÄúQueremos involucrar muchos cr√≠ticos, investigadores, curadores, personas que han escrito mucho sobre la historia del arte, que est√°n muy al corriente de lo que sucede en el panorama del arte contempor√°neo actual, y esto puede servir de term√≥metro y br√ļjula a la hora de orientar un poco las po√©ticas que tienen estos j√≥venes‚ÄĚ, sentenci√≥.

Entrega de la distinción Nueces a Pedro Pablo Oliva. Foto: Januar Valdés Barrios.

Como parte de la de la Decimoctava edición del Salón de Arte Joven también se entregó por primera vez la distinción Nueces, condecoración que otorga la sección de Artes Plásticas de la AHS a profesionales de la provincia con una trayectoria excepcional.

En esta oportunidad el galard√≥n fue para Jos√© L. Lorenzo, Miguel √Āngel Couret, y con car√°cter excepcional para Pedro Pablo Oliva, por haber formado parte de la Brigada Hermanos Sa√≠z en sus inicios y por sus 70 a√Īos de vida.

Obras concursantes.

Una mirada a la identidad

Hasta el próximo 16 de noviembre de 2018 se exhibe en el Pabellón Cuba, sede nacional de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), la muestra colectiva La tierra dada de unos 73 creadores cubanos. La exposición que abrió sus puertas como parte de las actividades del 3er. Congreso de la organización, invita a reflexionar sobre el concepto Territorio y Territorialidad, así como de lo nacional y el mundo a nuestro alrededor.

[+]