Alberto Lescay


Comp√°s #4: Al final del pentagrama (+Fotos)

Infinitos son los compases del jazz cubano contempor√°neo que hoy cultivan nuestros j√≥venes m√ļsicos, fieles siempre a su ra√≠z. Una mezcla explosiva de excelentes exponentes del g√©nero ha participado en la octava edici√≥n del Festival Jazz Nam√°, desde las redes sociales.

pianista Carlos Javier Alcántara Díaz. fotos cortesía de la ahs de santiago de cuba/archivo

Con una sui g√©neris descarga musical, concluy√≥ el evento, que re√ļne a jazzistas de latitudes diversas, para la visualizaci√≥n, integraci√≥n y reconocimiento cultural de este g√©nero musical. Encuentro que propicia cada febrero la filial santiaguera de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z.

En la cuarta y √ļltima jornada del Festival lleg√≥ al escenario virtual el prometedor pianista Carlos Javier Alc√°ntara D√≠az. Siempre explosivo en el piano e impetuoso en los arreglos, esta vez junto al bajista, tambi√©n santiaguero, Wilfredo Fuentes; se presentaron como el d√ļo Consortes Jazz.

M√°s de 13 600 kil√≥metros nos separan hoy de esos talentosos j√≥venes, distancia irrisoria cuando de Internet se trata. Ellos aseguran que: El color cubano de su m√ļsica es con influencia de nuestro Santiago: la trova, el son, el chang√ľ√≠, el neng√≥n; todo eso, aunque uno no quiera, est√° ah√≠, obligatoriamente lo sientes, lo palpas todo, siempre est√° alrededor.

Ya veterano en el Jazz Namá, el joven percusionista Yordis Baute se sumó a esta edición, defendiendo que: Me gusta el arte que sale del corazón, el que muestra la realidad interior del que la práctica, no el que se hace por conveniencia, sino el que tiene su propia voz, sin importar lo que diga o cómo se manifieste, pero que sea genuino y sincero.  

d√ļo Consortes Jazz. fotos cortes√≠a de la ahs de santiago de cuba/archivo

El cuarteto de saxofones Confluencias Sax, ganador del primer premio en peque√Īo formato del Jojazz 2020, estuvo una vez m√°s en el evento, representado por L√°zaro Alejandro del Valle, baritonista de la agrupaci√≥n. El tambi√©n estudiante de cuarto a√Īo del Conservatorio Esteban Salas de la urbe santiaguera agradeci√≥, en su c√°psula promocional Jazz Nam√° Plus, la existencia de un festival de tal magnitud y esencia, en la tercera ocasi√≥n que participa.

Aunque el joven jazzista Albertico Lescay, hijo del afamado artista santiaguero de la plástica Alberto Lescay, no siguió exactamente los senderos pictóricos de su padre, de cierta manera es también un artista de la plástica. Dibuja con nuevas formas sonoras las actuales tendencias jazzísticas, imprimiéndole a ese movimiento frescura y cubanía, mezclados con elementos folclóricos propios de su natal Santiago de Cuba.

Detr√°s de la realizaci√≥n de todo lo vivido en estos d√≠as hay muchas personas sin las cuales hubiese sido imposible realizar esta edici√≥n del Jazz Nam√°. El coordinador del evento, el joven m√ļsico y director del grupo DNova y vicepresidente de la AHS en el territorio, Erick P√©rez Mart√≠n, expres√≥:

jazzista Albertico Lescay. fotos cortesía de la ahs de santiago de cuba/archivo

El comit√© organizador lleva alrededor de tres meses accionando para lograr el cumplimiento de las actividades que nos propusimos inicialmente, e ineludible debemos agradecer a todos los m√ļsicos que nos acompa√Īaron en esta traves√≠a, a la AHS Nacional, a la Direcci√≥n Provincial de Cultura, a la productora audiovisual L√≠a Videos y su enlace de alcance nacional Streaming Cuba, a la Empresa de Grabaciones Musicales EGREM y su director Marcos Camping, a los trabajadores del Iris Jazz Club, a Ra√ļl Capote, a Rub√©n Aja Gar√≠ y Buena Luz Producciones, y a todos los creadores que confiaron en la idea de este Festival.

Lázaro Alejandro del Valle, baritonista de la agrupación. fotos cortesía de la ahs de santiago de cuba/archivo

Y aunque llegamos al final del pentagrama, para esta edici√≥n, estamos convencidos de que seguir√°n sonando los mejores compases del jazz en Cuba y el resto del mundo. Talento y ganas sobran a nuestros j√≥venes m√ļsicos. Nos vemos en el 2022 ¬°H√°gase la m√ļsica! ¬°Y que todos los caminos nos conduzcan a la ra√≠z!

jazzista Albertico Lescay. fotos cortesía de la ahs de santiago de cuba/archivo

d√ļo Consortes Jazz. fotos cortes√≠a de la ahs de santiago de cuba/archivo

percusionista Yordis Baute. fotos cortesía de la ahs de santiago de cuba/archivo

fotos cortesía de la ahs de santiago de cuba


La Asociación Hermanos Saíz, eternamente martiana (+Fotos)

Fotos: Denisse Alejo

Un busto en bronce de José Martí, realizado por el Maestro de Juventudes Alberto Lescay, fue develado en el Pabellón Cuba, sede nacional de la Asociación Hermanos Saíz, como parte de las actividades por el aniversario 168 del natalicio del Héroe Nacional.

Al descubrir la escultura, Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz, presidente de la AHS, reafirm√≥ el car√°cter martiano de la organizaci√≥n que aglutina a m√°s de tres mil j√≥venes creadores de todo el pa√≠s.

Durante la velada fueron presentados algunos locales dentro del Pabellón que han sido remozados, además se anunció la apertura de una librería bajo el nombre de Calendario, coincidiendo con el premio literario más importante que otorga esta institución cultural.

Tambi√©n, en homenaje al Ap√≥stol, los miembros de la organizaci√≥n realizan m√ļltiples acciones en todo el pa√≠s, entre las que se incluyen la Cruzada Teatral en Guant√°namo, las jornadas literarias Estrofa Nueva en Ciego de √Āvila, y Tierra Adentro en Santiago de Cuba.

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo


El tresero, Matamoros y yo: juez y parte

A Santiago de Cuba le son inherentes la trova y el son, y no porque quiera presentarles una postal de sol y playa, tabaco y ron, sino porque en verdad ambos modos trascienden los elementos musicales para anclarse en las diversas maneras que encuentra la identidad cultural para expresarse. Y no se trata solo de hallar la trova y el son en sus formas auténticas o primigenias, porque ello significaría la negación de la vida misma.

Las trovas y sones llegan a hibridarse con las corrientes musicales contempor√°neas m√°s inusitadas, ya en el joven trovador de la guitarra, que en formatos como tr√≠os, septetos y agrupaciones de la llamada m√ļsica tradicional y popular, que en la m√ļsica realizada por los coros profesionales, la Orquesta Sinf√≥nica y agrupaciones de c√°mara en el territorio y hasta en los c√≥digos absorbidos en recreaciones por los sonidos de ordenador.

Pancho Amat en acto inaugural Monumento al Tres, en mayo de 2011/ Foto archivo de la autora

A las anteriores se unen las lamentables interpretaciones que en algunas instituciones del turismo y la cultura artística se realizan en ocasiones a piezas sublimes de nuestra cultura musical, las que convierten en lugares comunes y transportaciones despelucadas importantes composiciones.

Sin pretensiones de a√Īorar un pret√©rito presuntamente mejor, de lo que s√≠ no tengo dudas es de la incidencia de ese pasado en nuestra actualidad musical, a sapiencia o no ‚Äďy hasta negaciones‚Äď ¬†de creadores, instituciones y p√ļblicos.

Por eso y a propósito que se acercan días de celebraciones trovasoneras por estos lares, se me antoja hablar de rostros y figuras simbólicas inmortalizados por las artes monumentales citadinas, en la intención de que sean entre nosotros actores de siempre.

Monumento al Tres

En el parque Aguilera, con ubicaci√≥n en la calle Reloj entre Enramadas y Aguilera, y justo frente a la Sala de Conciertos Dolores ‚Äďinstituci√≥n que enlaza importantes zonas de la creaci√≥n musical en la urbe‚Äď se halla el emplazamiento del monumento al Tres, instrumento declarado Patrimonio Cultural de la Naci√≥n.

En el entorno que lo circunda se observa un predominio de construcciones eclécticas, art decó, racionalistas, apareciendo también algunas cuyos orígenes se remontan a la etapa colonial, edificios de balconajes, de corredor y algunos que sobrepasan los dos niveles de altura, conviviendo unos junto a otros en estrecha simbiosis.

La escultura en bronce se dedica a inmortalizar la impronta del Tres en la identidad musical cubana. Su emplazamiento en la ciudad santiaguera responde a la consideraci√≥n de esta como reserva musical de la naci√≥n y asentamiento de la g√©nesis de varias expresiones musicales de la Isla. Tal como expresara en alg√ļn momento el maestro F√©lix Valera Miranda sobre el de las seis cuerdas, se trata de un ‚Äúinstrumento id√≥neo para hacer el son, porque a pesar de ser mel√≥dico, es r√≠tmico y sirve para acentuar lo sonero, adem√°s de ser una de las primeras ra√≠ces instrumentales de √©ste y otros g√©neros.‚ÄĚ

visitantes junto al Tresero

La pieza representa a un tresero en la interpretaci√≥n del cord√≥fono. El ejecutante an√≥nimo, a tama√Īo natural, hace uso del instrumento como s√≠ntesis de los treseros de Cuba. Con realizaci√≥n en los talleres de la Fundaci√≥n Caguayo, obra del destacado exponente de la escultura monumentaria y las artes visuales, el santiaguero Alberto Lescay Merencio, la representaci√≥n se caracteriza por l√≠neas circundantes y ascendencia expresionista, que remedan los sonidos intimistas que el instrumento sugieren a su autor.

Alberto Lescay adem√°s de su actividad creadora en la pl√°stica, es un propulsor de los valores musicales en el terru√Īo. En otros momentos realic√© menci√≥n a su labor y empe√Īo para la creaci√≥n del Iris Jazz Club en Santiago de Cuba. Ha unido su expresi√≥n art√≠stica en varias oportunidades a las interpretaciones musicales de Albertico Lescay, y otros m√ļsicos durante las varias celebraciones de dicha expresi√≥n musical en la provincia. En torno a s√≠ se nuclean diferentes exponentes de las artes visuales que suman sus decires al concierto cultural.¬†

La edición del Jazz Plaza 2019 contó con una obra de su autoría que ilustró el cartel de la cita y otros elementos promocionales. El Patio de la Fundación Caguayo en Vista Alegre es sede permanente de conciertos y presentaciones que abogan por lo más representativo y valioso del ámbito sonoro en diferentes vertientes.

Este tresero, creaci√≥n del artista, fue develado el 19 de mayo del 2011 como una de las actividades incluidas en la XV Feria Cubadisco, con celebraci√≥n en la oriental plaza, para rendir tributo al primer instrumento de la m√ļsica cubana que cuenta con la alta distinci√≥n ya enunciada. Para la ocasi√≥n se dieron cita en el enclave, Pancho Amat junto a j√≥venes figuras en un gran concierto; descarga que fue de disfrute del pueblo. Aquella edici√≥n celebr√≥ adem√°s un concurso para noveles instrumentistas del que result√≥ laureado Ren√© Avich.

La colocaci√≥n del monumento tuvo como pretensiones adem√°s de integrarse al ambiente urban√≠stico, atraer a m√ļsicos y seguidores de este instrumento emblem√°tico de la m√ļsica cubana a realizar presentaciones en sus alrededores, hecho que hasta donde recuerdo no se ha repetido. El maestro Pancho Amat s√≠ cuenta con participaciones en posteriores ocasiones en eventos de la m√ļsica en la ciudad y ha impartido clases magistrales para estudiantes de la Vocacional de Arte y el Conservatorio. Mientras estos momentos aguardan por la ‚Äúeventualidad‚ÄĚ, el tresero permanece en silencio. Ni siquiera atrapa la atenci√≥n de los caminantes y sus redes sociales, como su colega de faenas musicales, situado a unas tres cuadras de distancia.

El hombre y su guitarra,  un sombrero y nuestro amor

Este a√Īo se cumplir√°n 95 mayos de la creaci√≥n del Tr√≠o Matamoros, acaso la formaci√≥n musical m√°s referencial de cuanta maravilla fund√≥ el singular apellido. No voy a referirme a los aportes del emperador Miguel a la m√ļsica cubana, hoy quiero compartir esta especie de retrato hablado.

No lo s√© explicar pero un fuerte nexo me une a Miguel Matamoros. Casi siempre lo tiro a broma y la verdad es que su estela permanece en m√≠. Aun no afirmaba bien los pasos en mi mundo profesional cuando fui sorprendida por las primeras coordinaciones para erigirle un monumento. Es cierto que yo sent√≠a que aquella era una encomienda inmensa y solo transcurridos varios meses desapareci√≥ el v√©rtigo estomacal. Aquello se transform√≥ en mi raz√≥n de ser en los siguientes dos a√Īos. Yo, como la mayor√≠a, estaba acostumbrada a cohabitar con las manifestaciones del arte en el entorno urbano como la cosa m√°s natural del mundo, pero hasta ah√≠. Otra bien distinta era que, dado mi desempe√Īo por entonces como especialista ¬†del programa de salvaguarda y promoci√≥n del patrimonio musical, fuera convocada a encauzar las intenciones de la descendencia Matamorina en una primera redacci√≥n de Martha Matamoros.

Miguel Matamoros

Fue el artista y presidente del CODEMA Julio Carmenate quien sugirió valorar la obra del escultor Rolando Montero para acometer la presente. Después vino mucho tiempo de indagación, trabajo con la literatura especializada que nos guiara hacia un acercamiento a los rasgos fisonómicos y la personalidad del creador musical. Las ramificaciones familiares establecidas en Santiago y La Habana aportaron valiosas informaciones. La asesoría de Lino Betancourt resultó como siempre, imprescindible.

Y es que santiagueros, cubanos y foráneos hace tiempo reclamaban una obra que perpetuara la imagen del sonero-trovador, pues a pesar de ser una figura icónica del pentagrama, la mayoría de las personas desconocían su fisonomía.

El monumento se defini√≥ como una estatua de tipo participativa a tama√Īo natural (1.70 metros de alto) realizada en bronce, ubicada en la esquina del Callej√≥n del Carmen y San Bartolom√©. Se devel√≥ el 18 de mayo del 2011 durante la XV Feria Internacional CUBADISCO, un d√≠a antes del monumento al Tres.

En la intersecci√≥n de las calles mencionadas recibe a los transe√ļntes como uno m√°s. Con el pie izquierdo se apoya sobre una v√°lvula de agua para la extinci√≥n de incendios a la usanza de las primeras d√©cadas del XX. La guitarra descansa sobre el muslo izquierdo y a su vez el brazo de este hemisferio, sobre la guitarra. Con el sombrero en su mano derecha saluda en direcci√≥n al Callej√≥n del Carmen, estableciendo as√≠, un di√°logo constante con los caminantes que entran y salen en una y otra direcci√≥n.

Meses despu√©s a la inauguraci√≥n, por esas ocurrencias de la intervenci√≥n popular que veraces o no aqu√≠ no faltan, la vox populi dio el grito ‚Äú¬°le robaron el sombrero a Matamoros!‚ÄĚ A m√≠ regres√≥ el v√©rtigo estomacal. La gente teji√≥ sus tramas policiales, luego un se√Īor que trabajaba en una oficina contigua a la consagraci√≥n del Matamoros cont√≥ una versi√≥n m√°s noble. Lo cierto es que a los pocos d√≠as el sombrero estaba en la Oficina del Conservador de la Ciudad y ah√≠ retornaron las carreras por devolverlo al gesto del noble trovero-sonero de Cuba.

Miguel Matamoros

Mientras se realizaba el estudio fisonómico, el resto del equipo evaluaba el sitio de enclave donde realmente la imagen de Matamoros estuviese en relación con el entorno trovadoresco de ayer y hoy, y además se aviniera a las características urbanísticas, arquitectónicas y monumentales del espacio.

Entre otras propuestas se decidi√≥ por el entonces novedoso proyecto que acomet√≠a la Oficina del Conservador de la Ciudad, el bulevar del Callej√≥n del Carmen. Su ubicaci√≥n se halla paralela a la principal arteria cultural de la ciudad, la calle Enramadas ‚Äďdesde el 2015 corredor patrimonial Las Enramadas‚Äď, por donde transitan la mayor√≠a de los santiagueros y visitantes. En este trayecto que identifica la ciudad, la m√ļsica, el teatro de relaciones, los acordes del √ďrgano Par√≠s, las actividades organizadas por el INDER, la actividad de instituciones de referencia, los performances y excentricidades protagonizados por personajes populares resultan acontecimiento com√ļn.

El Callej√≥n toma su nombre porque colinda en la calle Santo Tom√°s # 505 con la Iglesia Cat√≥lica Nuestra Se√Īora del Carmen, sitio donde se encuentran los restos del compositor y maestro de capilla Esteban Salas. Con una extensi√≥n de cuatro tramos, el sistema viario se proyect√≥ para que deviniera eje cultural y artesanal, aparejado a actividades econ√≥micas y comerciales. Dada su cercan√≠a con el corredor de Las Enramadas, el del Carmen est√° llamado a complementar un espacio p√ļblico de importancia, donde a la prioridad del peat√≥n se sumen el comercio de las artesan√≠as y otras caracterizaciones culturales.

Sin embargo, a mi juicio el proyecto urban√≠stico no ha fructificado como se esperaba. Junto a la obra de laboriosos artesanos que ofrecen un decoro en la realizaci√≥n de productos como calzados, accesorios, bisuter√≠a, carteles y otros, convive la seudocultura del catre que ‚Äúpor una izquierda‚ÄĚ harto evidente comercializa una red de ‚Äúamores prohibidos‚ÄĚ pero legitimados al uso. La proliferaci√≥n de establecimientos privados asociados a la telefon√≠a m√≥vil y las tecnolog√≠as ha desarrollado una fauna social paralela en sus cercan√≠as que deteriora el principio y el fin de la concepci√≥n de la arteria. Otros sitios como el bar ‚ÄúSindo Garay‚ÄĚ en nada hacen honor al emblem√°tico nombre.

Durante un tiempo ello trat√≥ de palearse por un grupo de escritores, trovadores y artistas de la pl√°stica, en su mayor√≠a miembros de la AHS aupados en el proyecto Con Filtro, Lectura de Callejones, del Centro Provincial del Libro y la Literatura, en la conducci√≥n de la poeta Erika Abad. La realizaci√≥n acontec√≠a muy cerca del monumento a Matamoros y lleg√≥ a crear un p√ļblico af√≠n y atrap√≥ la curiosidad de varios paseantes. No obstante, el empe√Īo pereci√≥ a dos a√Īos de su existencia.

Otras acciones espor√°dicas como presentaciones de agrupaciones soneras en este entorno, o algunas del ya extinto taller √Ďico Saquito tampoco logran dinamizar el espacio al tratarse de momentos aislados, incongruentes con el entorno en el que devino el Callej√≥n.

Miguel Matamoros se erige atractivo para quienes por aqu√≠ transitan. Muchos son los que se detienen a tomar fotograf√≠as en las m√°s ocurrentes formas. Pero en su inmortalidad reclama ser observado y a√ļn m√°s, escucharse en un entorno acorde con su legado.


Víctor Manuel feat. Lescay-Guayacán en full HD

A primera vista el espectador se desconcierta.¬† ¬ŅEra una exposici√≥n de artes pl√°sticas o una expo fotogr√°fica? Y tras la segunda mirada permanece el desconcierto ante estos dibujos-fotograf√≠as fielmente recreados en los nueve lienzos con los que V√≠ctor Manuel Alcolea rinde homenaje al artista que √©l llama Guayac√°n, quien es para el resto del mundo Alberto Lescay Merencio o simplemente Lescay. [+]


Festival Jazz Plaza en el Pabellón Cuba

Este mi√©rcoles comienzan las actividades de la edici√≥n 33ra. del Festival Internacional Jazz Plaza en el Pabell√≥n Cuba, sede nacional de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z. Hasta el domingo 21 los seguidores de este g√©nero musical podr√°n disfrutar de atractivas propuestas. El evento, que transcurrir√° de manera simult√°nea en Santiago de Cuba y La Habana, qued√≥ inaugurado ayer martes en la sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba¬† con un concierto a cargo del multintrumentista cubano Bobby Carcass√©s. En esta ocasi√≥n el espacio est√° dedicado a los 30 a√Īos de vida art√≠stica del saxofonista y director de orquesta C√©sar L√≥pez y al aniversario 20 de Habana Ensemble.

[+]


En el viento… teatro puro

Tomado de Granma

Dentro de tres d√≠as la 17 edici√≥n del Festival de Teatro de La Habana ser√° historia. Sus nueve jornadas de intensa vida pasar√°n a formar parte de la memoria colectiva y la historia del importante evento esc√©nico hasta que, dentro de dos a√Īos, la edici√≥n n√ļmero 18 retome el llamado del teatro.

[+]


Alberto Lescay: ¬ęSiempre ser√© un aprendiz¬Ľ

Cuando los foráneos llegan a la ciudad de Santiago de Cuba, uno de los sitios de obligada visita es la Plaza de la Revolución Antonio Maceo, donde sobresale una imponente escultura ecuestre del héroe mambí. Su autor, Alberto Lescay Merencio, quiso reflejarlo llamando a la lucha ideológica mediante el gesto del brazo extendido, representación novedosa en el tratamiento de la figura histórica. [+]