AHS Camaguey


Luis Barbería: un tipo sin llave de paso

Hay pocos momentos en la vida en los que se puede conocer a esas personas que, aunque no lo sepan, forman parte de nuestra historia personal. Pero mucho más grande resulta el encuentro cuando también constituyen almas de generaciones enteras, a las cuales han dotado de recuerdos, sentimientos y hasta voz.

Tal es el caso de Luis Alberto Barbería Díaz, quien compartió junto a los agramontinos en la novena edición del Festival Canto Adentro, que se desarrolló del 19 al 21 de noviembre en Camagüey; evento auspiciado por la filial de la Asociación Hermanos Saíz en la urbe principeña.

Cantautor, compositor, productor musical y cofundador de la agrupación Habana Abierta, Barbería llega hasta la Casa del Joven Creador del territorio con una inmensa voz sincera que, como nuestro Festival, nace de las profundidades del alma.   

Muchos conocen a Barbería, pero no tantos a Luis. ¿Qué características te definen como persona?

Me defino como un guajiro de Pinar del Río, que un día, por casualidad de la vida, le llegó un grupo de canciones que le gustaron y de repente terminó haciendo canciones que le gustaron a un puñado de gente y a varias generaciones que conocen a Habana Abierta.

No me gusta el abuso y para mí el arte es innegociable. A veces tengo fama de pesa’o, porque en ocasiones las personas confunden ser exigente con ser pesado, pero el que me conoce de verdad sabe que me encanta hacerme dueño de los problemas y los sueños de la gente. 

Me identifico con algo que siempre he dicho, y es que entre la mente y la boca no tengo llave de paso. Tengo el defecto y la virtud de que no pienso las cosas y las digo como las siento y eso pasa con mis canciones.

Fotos: Ricardo de la Paz Cervantes

Habana Abierta significó mucho para disímiles generaciones y significa todavía, porque cada día existe y existirá un joven que descubra a esta agrupación, pero ¿qué significa Habana Abierta para ti?

Es mi casa. Nosotros somos un bando de creadores que cada uno tiene su obra y carrera, y Habana Abierta es como la nave nodriza, la casa de los padres donde regresas cada domingo a comerte el potaje de tu abuela. Y aunque tengas tu apartamento, sabes que esa es la casa tuya.

Nosotros somos un piquete que cada vez que pasa algo en alguna parte del mundo en donde estamos repartidos nos llamamos para saber del otro. Cuando tenemos un concierto quedamos horas antes en un sitio a reír, a beber, para tocar luego con esa energía.

Habana Abierta es como mi casa, es mi escuela, es mi taller: todo.

¿Cómo te relacionas y cuánto te aporta el arte joven?

A mí me aporta mucho. Creo que el que no mira para atrás cuando viene gente detrás de ti, corre un gran peligro. Ahora estoy en esta etapa, en que me he puesto en segunda fila como artista y estoy haciendo carrera como productor, porque me apasiona cumplir los sueños de los jóvenes que tienen cosas que decir y que apuestan por el camino largo y no por los atajos.

Los jóvenes me tienen el corazón cogi’o: los jóvenes cubanos, los creadores, los inconformes, los valientes. Me están dando una lección. A veces piensas que están en la bobería o que no están para nada, pero no. Están revolucionando cosas en varios sentidos. Mis respetos para esos jóvenes de todo el mundo.

Fotos: Ricardo de la Paz Cervantes

En esta ocasión llegaste a nuestro Festival como cantautor, conferencista y productor musical. Cuéntanos un poco sobre tus experiencias en este sentido.

Disfruto mucho contar mis vivencias, guitarra en mano y documentándolo todo con canciones. También he tenido la suerte de producir a jóvenes artistas cubanos, como Toques del Río y Rolo Rivera, y me apasiona mucho. Mi carrera quisiera que fuese así, detrás de la mesa de grabación, contribuyendo a los sueños de un artista joven con una propuesta interesante que haga avanzar la música. 

Yo no quiero ser ni famoso ni exitoso. A pesar de que sigo haciendo canciones, puedo cantar en la sala de una casa para cuatro amigos o un escenario con cincuenta o un millón de personas. Yo canto y lo disfruto.

En anteriores ocasiones has planteado que la fama no es tan importante como el hecho de compartir momentos y sentimientos y, precisamente, en esa visión se enfocó esta novena edición del Festival Canto Adentro. ¿Cómo has sentido este encuentro con los jóvenes camagüeyanos?

Me reuní con los muchachos de Trovesías con los cuales tengo la encomienda de trabajar en el proyecto coral y, a la vez, sacar producciones individuales. Escuché a cada uno por separado y el resultado de lo que paso allí te lo resumo en que terminé cantando, porque de repente sentí que yo tenía la edad de ellos en mi época, como uno más. Y a mí, para sacarme la guitarra de mi estuche, hay que provocarme. Creo que ese es un buen termómetro de lo que siento en Camagüey.

Fotos: Ricardo de la Paz Cervantes

Sin embargo, Luis Alberto Barbería Díaz quizás no imagina lo que significa para esos y otros tantos jóvenes para los cuales forma parte del playlist de vida. Y aunque se defina como un artista exigente, que antes afinaba las clavijas de su guitarra con alicate, aquel que se acerque a él siente los brazos abiertos de esa Habana que salva con rockotocompás: sin llave de paso, entre la boca y el alma de tantos.


Un Guiñol con alma de mariposa

Heidy Almarales Sierra, actriz, jefa de la sección de Artes Escénicas en la AHS de Camagüey y directora del Teatro Guiñol en la provincia, inició este noviembre la promoción del próximo espectáculo que organiza esta institución teatral para los niños y la familia agramontina, con estreno en el mes de febrero.

fotos Ricardo de La Paz Cervantes

fotos Ricardo de La Paz Cervantes

fotos Ricardo de La Paz Cervantes

Miembro de la Asociación Hermanos Saíz en el territorio, esta actriz junto a su compañía ofrece una puesta en escena donde el público también es artífice del momento.

El doctor Terríbilis se anuncia como una obra novedosa que iniciará al Teatro Guiñol de Camagüey con títeres de pequeño formato y una estética visual al estilo steampunk.

Ciencia, astronomía, teatro de sombras, concurso de dibujos, y un poco más para que la familia agramontina disfrute del arte y la buena compañía.

fotos Ricardo de La Paz Cervantes

fotos Ricardo de La Paz Cervantes

fotos Ricardo de La Paz Cervantes

fotos Ricardo de La Paz Cervantes


Canto Adentro, suerte de viaje al interior de la música y el alma

El mundo acontece ya por dos años como un crepúsculo interminable, que cuando pareciera continuar hasta devenir en noche y proseguir hacia la luz del alba, no lo hace. Sin embargo, los seres humanos en esa lógica de especie que se adapta para la supervivencia seguimos creando soluciones ante la pandemia que acecha; y no solo para curar el cuerpo sino además en ese mimo tan necesario al espíritu.

Foto: Alejandro Rodríguez

Así precisamente llegó este noviembre el Festival de Música Canto Adentro en la urbe camagüeyana, como un mimo imprescindible y oportuno para el alma. Una suerte de viaje donde el destino es llegar allí, donde laten los sentimientos y las ideas, en el espacio exacto donde la especie humana encuentra su motivo y su calma.

Foto: Alejandro Rodríguez

Todo aconteció del 19 al 21 en el mes once de un año que será recordado (reflexionado) en Cuba y el mundo, un período que ha demostrado cuán frágil podemos ser, cuán efímera puede tornarse la vida y cuán necesario es el valor humano para con los otros y con la madre natura.

Entonces llega esta música cubana donde el propósito es precisamente el mismo, salvarnos. Pensar, sentir, contar, liberar, aunar, crecer, son algunos de los significados en verbo que definieron este Canto Adentro. Como expresara el fundador de los y artífice en estos nueve años ya transcurridos del evento:

“El motivo es la música como un camino para encontrarnos, definirnos, y así a lo que nos rodea. Un evento surgido para reivindicar la trova agramontina, llevarla a todas partes, incluso a quienes no conocían o disfrutaban de este género musical pero que pudieran sentir en su lírica un canto a la libertad, a la belleza de la vida, las emociones y, por supuesto, una expresión de pensamiento crítico sobre nuestro contexto”.

Fueron tres días y tres noches de conferencias al estilo de Barbería, con la canción por delante y el buen consejo a la par: “la música es la meta y la gran pasión, lo demás es simplemente la consecuencia. Informarse, estudiar, ser constante, enfocarse en el propósito. Entonces necesariamente seremos buenos músicos, de hecho, solo así logramos el arte y el artista auténtico e inolvidable que trasciende.

Conciertos e intercambios en el Conservatorio de música José White, la Academia de Arte Vicentina de la Torre, la Casa del Joven Creador y el Café La Comarca de la AHS en la provincia, el Alberto’s Café, el Casino Campestre y el emblemático Parque Ignacio Agramonte, fueron las actividades y paradas necesarias durante estas “trovesías para crecer”.

El cantautor Luis Alberto Barbería, integrante de Habana Abierta, arreglista, compositor y percursionista vocal, compartió su rumba, funky y guaguancó, así como conocimientos de arreglo y producción musical.

Foto: Alejandro Rodríguez

Ronaldo Rodríguez y su agrupación Ronkalunga de siete artistas del bajo, la guitarra, el saxofón, la batería y percusión menor, trajeron a la ciudad de los tinajones su música alternativa impregnada de identidad con el género nengón y sus temas nominados a los Lucas y al Cubadisco.

Desde la AHS de Ciego de Ávila, Con Motivos Personales, nos conquistó Santa Massiel y sus tres chicas trovadoras, diestras en disímiles instrumentos de cuerda y percusión, y una poesía cantada para pensar, bailar y amar.

Entonces no podría definirse de otra forma, este Canto Adentro en Camagüey ha sido un mimo necesario para el alma, una trovesía para continuar la vida.


Canto Adentro: Trovesías para crecer

Con la principal intención de gestionar un evento que se ocupara de hacer confluir los trovadores de Camagüey con los del resto del país, surgió hace ya nueve años el Festival Nacional de Trova “Canto Adentro”.

Auspiciado por la Asociación Hermanos Saíz en Camagüey, llegó la primera edición del evento de la mano de su fundador y trovador Harold Díaz: “Sacamos nuestra música del perímetro habitual de la AHS e interactuamos con el público agramontino aprovechando la riqueza de su heterogeneidad, por supuesto, cumpliendo siempre la máxima de ser, el cantar de tu tiempo, de manera franca y poética” aseguró.

Fotos: Ricardo de la Paz Cervantes

Desde entonces, en correspondencia con sus objetivos, el festival honra la memoria de los antecesores que cultivaron la canción de autor, según su fundador, con la intención de “saber cada vez más de dónde venimos y así trazar mejor el camino hacia dónde nos dirigimos con nuestra obra”

En esta novena edición “Canto Adentro” se inserta como una plataforma de crecimiento para los cantautores y músicos jóvenes del país que asistan.

Dada la poca experiencia en el ejercicio musical de los jóvenes artistas y el poco acceso a los procedimientos de la industria, el evento promueve la producción musical, los arreglos, el cómo funciona la construcción y los procesos discográficos de una obra musical de alto quilate.

Pedro Sánchez, trovador y miembro del comité organizador, comentó al Portal del Arte Joven Cubano que “grabar, acceder a una disquera, establecer este vínculo de trabajo con las productoras y casas discográficas del país, además de comercializar el trabajo, es un proceso que se dificulta en gran medida, y en este sentido la trova se encuentra en desventajas en relación con otros géneros musicales”.

Fotos: Ricardo de la Paz Cervantes

Es por ello que para esta ocasión se han planeado un ciclo de talleres y conferencias que persiguen el fin de orientar y guiar a los jóvenes trovadores en su formación musical, además de contribuir a su crecimiento profesional.

“Planeamos que quienes lleguen hasta Canto Adentro encuentren en musicólogos, historiadores de la música y trovadores de experiencia nuevos conocimientos, métodos y herramientas que complementen esta formación que no llega desde la escuela, sino que adquieres con el tiempo y los tropiezos propios de la juventud”, refirió Sánchez.

Del 19 al 21 de noviembre en el territorio agramontino se respirará música cubana con invitados foráneos y locales.


Canto Adentro, un evento para pensar y sentir la trova

Del 19 al 21 de noviembre llegará el Festival de Trova Canto Adentro, auspiciado por la Asociación Hermanos Saíz en Camagüey, y que en esta novena edición está dedicado al aniversario 35 de la organización y a la figura de los músicos Patricio Ballagas, Filo Torres y Miguel Escalona. Como homenaje a estos trovadores agramontinos el evento dedicará un espacio caracterizado para conocer sobre estos artistas distintivos del género musical en la provincia.

De acuerdo con el programa, se prevé para estos tres días talleres, conferencias, conciertos e intercambios entre artistas locales e invitados. Luis Alberto Barbería Días, fundador y miembro de Habana Abierta, dialogará sobre composición y producción musical; mientras el cantautor Ronkalunga, la agrupación femenina Motivos Personales y los protagonistas del reciente proyecto Trovesías serán los concertistas en esta ocasión.

Harol Díaz, fundador de Canto Adentro, resaltó la esencia del festival en sus nueve años, donde «el motivo es la música como un camino para encontrarnos y definirnos”. Dijo además que la cita surgió «para reivindicar la trova agramontina, llevarla a todas partes, incluso a quienes no conocían o disfrutaban de este género musical, pero que pudieran sentir en su lírica un canto a la libertad, a la belleza de la vida, las emociones y, por supuesto, una expresión de pensamiento crítico sobre nuestro contexto».


Sesiona taller sobre dirección de arte audiovisual en Camagüey

Desde la Asociación Hermanos Saíz en Camagüey se abre una propuesta de aprendizaje y práctica cinematográfica del 15 al 19 de noviembre en la librería Ateneo Vietnam de la urbe agramontina.

Aprender sobre la dirección de arte con José (Pepe) Reyes Suárez es el propósito de estos días del taller e intercambio que deviene del marcado interés por la temática impartida durante el recién celebrado Almacén de la Imagen en su edición 31.

Pepe Reyes, artista plástico y escenógrafo, es además director de arte cinematográfico con más de 12 años de experiencia en diferentes proyectos audiovisuales como videos clip, comerciales, largos y cortometrajes, televisión; así como el diseño visual de espectáculos musicales y teatrales.


El videoarte camagüeyano en el FIVAC 9

Recién concluye el Festival Internacional de Videoarte de Camagüey (FIVAC) en su novena edición donde concursaron tres miembros de la Asociación Hermanos Saíz en la provincia.

Celebrado del 8 al 10 de noviembre de 2021, el primer evento de Videoarte instituido en Cuba acogió está ocasión 79 obras entre los más de cuatrocientos artistas presentados.

Los asociados a la AHS agramontina Heidy Almarales, Ihordan Torres y José Fornet Lezcano estuvieron entre los ocho cubanos seleccionados para esta edición del FIVAC donde compitieron artistas de 23 países como España, Francia, Turquía, Chile, Estados Unidos, Venezuela, Israel, Yugoslavia, entre otros.

Está edición estuvo definida por las circunstancias sanitarias aún vigentes que reestructuraron su tradicional manera de hacer. Faltaron los talleres, días de intercambio, muestras del videoarte en instalaciones diversas; sin embargo demostró la esencia y esa comunión del artista con su expresión y necesidad de crear.

Tres miembros de la Asociación Hermanos Saíz en Camagüey clasificaron en la rigurosa selección del FIVAC 9, como refirió el presidente del festival del Videoarte en Cuba, está es una oportunidad para que «artistas, curadores, críticos, galeristas y demás profesionales de la videocreación de Cuba y el mundo encuentren en nuestro evento el mejor espacio para la reflexión inteligente, el diálogo fraterno y la experiencia extraordinaria de vivenciar el arte como la más humana de todas las utopías posibles.»


Abre convocatorias El Almacén de la Imagen 2021

La Asociación Hermanos Saíz convoca a jóvenes realizadores de hasta 35 años de edad a participar en la XXXI edición de la muestra audiovisual El Almacén de la Imagen, prevista del 25 al 28 de octubre, en esta ciudad.

A través del programa Mi Camagüey Streaming, en Facebook, se confirmó que el jurado otorgará el Gran Premio, denominado Luces de la Ciudad, consistente en diploma acreditativo y el pago de $ 15000.00 CUP, a la mejor realización, sin distinción de género y modalidad.

También se premiará por géneros o categorías audiovisuales de Ficción, Documental, Animado, Corto de hasta 3 minutos, y Promocionales ─ spot, video clip─, y las especialidades de Dirección, Guion, Fotografía, Edición, Dirección de arte, Sonido, Música original y Producción.

“Han sido dos años complejos por la COVID. Esto ha limitado la realización audiovisual, sobre todo al aire libre, con gran presupuesto, pero sabemos que no se ha parado de filmar y de editar, principalmente promocionales”, comentó Alberto Santos, presidente del Comité Organizador.

El Primero de octubre también vencerá el plazo de admisión a los proyectos de animación (de hasta 5 minutos) y de ficción (de hasta 27 minutos) que optarán por un presupuesto de 37500.00 CUP y de 50000.00 CUP, respectivamente.

“Les invitamos a que no dejen de participar para que su proyecto, sus sueños se puedan materializar mediante este premio que otorga El Almacén de la Imagen”, exhortó Isabel Palma, productora general.

Tanto los interesados en el concurso de obras como en el ejercicio del pitching, pueden subir los videos a Google Drive, o alguna plataforma similar y mandar el link al correo: elalmacendelaimagen@gmail.com, al que además enviarán las planillas.

También pueden remitirlos por el correo postal o entregarlos en la Casa del Joven Creador, Carretera Central Este # 50 Altos, entre Alonso Fruto y Chumbo, Camagüey, o la Sede Nacional de la Asociación Hermanos Saíz, en su sede del Pabellón Cuba Calle 23 e/ M y N, El Vedado, La Habana.

Otro tema abordado en Mi Camagüey Streaming fue la vinculación a las redes sociales y a los códigos de publicidad con que ya se promueve esta muestra: “El equipo de desarrollo decidió vincular la identidad gráfica del evento a la salud como homenaje”, enfatizó David González, diseñador gráfico.

Además de insistir en el cometido de dar “Luz joven a la imagen”, según su eslogan, el festival dedicará la edición a los 35 años de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), organización que lo defiende como uno de sus principales eventos.

Ihordan Torres, presidente de la filial de la AHS en Camagüey, se refirió a la intención de conformar una muestra con audiovisuales realizados en todas las provincias, inspirados en el aniversario 35; elogió el quehacer de los artistas del territorio; y anunció la presentación del Proyecto Trovesía, que ha unido a realizadores y trovadores enfocados en el video clip.


Mirando al mundo con ojos de poesía

“Mirar al mundo con ojos de poesía, mirarlo con ojos de belleza, verle la luz del sol y no las manchas y tratar de que esa luz brille para ti, para mí y para cualquiera que la ame. Escribir poesía implica mucha dedicación, mucho corazón, mucho conocimiento y muchas ganas de darse a los demás.”

Conversar con Mariela Pérez Castro sobre poesía resulta un tanto hipnotizante, es de esas personas llenas de misterios que quieres descifrar nada más escucharla; porque su voz no se asusta ni envejece y te recuerda que la lectura es el origen de la escritura. Con la invitación agradecida de la taza de café, amargo, caliente y abundante, comencé mi entrevista con la poetisa, narradora y ensayista camagüeyana, quien obtuvo el Premio Calendario de Poesía en 2003 y es hoy Miembro de Honor de la filial agramontina de la AHS.

Los inicios…

La XVIII edición de la Cruzada Literaria en el poblado de Senado del municipio de Minas./Fotos: Cortesía del artista

“Comencé a escribir tan temprano que realmente no tengo idea de cuándo fue, pero siempre leí mucho de niña. En mi época de secundaria se usaban las libretas de versos y la mía empezaba con aquel poema de la escritora argentina Alfonsina Storni: (…) tú me quieres nívea, tú me quieres blanca, tú me quieres alba (Poema “Tú me quieres blanca”), y no podía faltar la prosa de José Lezama Lima, Federico García Lorca, Mario Benedetti, Francisco de Quevedo y Nicolás Guillén. Pero llegó el momento en que sentí la necesidad de contar mis propias historias y plasmarlas en esa misma libreta y así empezó el vicio, un vicio que no se me ha quitado ni lo hará nunca.

“Mi carrera como escritora se ha basado en la poesía, le tengo un respeto inmenso a la narrativa, yo diría que casi miedo. Entre tantos grandes de la literatura me da pudor enfrentarme a la narrativa. Los cuentos me salen pero no me atrevo con ellos, prefiero la poesía que es la suma de la suma de todas las artes.

“Recuerdo una de mis frases preferidas de Mirta Aguirre cuando expresó que: la poesía es la música sin música y yo la entiendo de esa forma. Uno debe vivir la vida poéticamente, mientras más poéticamente la vivas, mejor escribes. Y me funciona el hecho de que puedas jugar con las palabras de una forma diferente a pesar de que el significado de las palabras no cambia, pero sí el contexto en el cual las uses.”

Poemas nacidos de la música

“Cada libro es como los hijos, pero cuando ya tienes 14 hijos ya es más difícil decidirse por uno entre poemarios y testimonios. Sin embargo, sigo prefiriendo “Divertimentos para juglar solo”, mi primer libro publicado en Cuba en el año 1990 por la editorial Ácana, que en aquel entonces comenzaba en Camagüey. Un libro que salió todo escuchando música, poemas que brotaron de la música de Claude Debussy, Jean Michel Jarre, Piotr Ilich Chaikovski, Beethoven, Joan Manuel Serrat. No son poemas a la música sino poemas que imaginé escuchando música.

“Es un libro que me gusta mucho, y que en un momento de mi vida reflejó cuestiones existenciales para mí muy puntuales y que a estas alturas, después de casi 35 años de escrito, sigo encontrando cosas que funcionan para mí. Además, me ha dado infinidades de alegrías, son los poemas más queridos y con los que más cómoda me siento.”

Encarando la palabra…

“Soy del criterio de que la inspiración es el trabajo unido al conocimiento, a la lectura y a la sensibilidad acumulada. Al final llegarás a ese estado de gracia literaria en dependencia del deseo, del talento y de lo que seas capaz de sacrificar para crear una obra que te funcione en lo personal; y si lo logras, le funcionará al resto de la gente.

Con Randoll Machado y Yoandra Santana durante la XVII edición de la Cruzada Literaria de Camagüey en el municipio de Florida ./Fotos: Cortesía del artista

“Mi desarrollo literario siempre se ha basado en la cantidad de cultura que seas capaz de acumular a lo largo de tu vida. No entiendo que se quiera ser escritor sin leer ni estudiar, ambas van de la mano y ninguna debe quedarse rezagada de la otra.

“Creo que mi vocación literaria se debe a la influencia de directa de tres personas esenciales. La primera es mi abuela, Blanca de la Torre; ella me enseñó a leer y escribir, era habitual la lectura de libros de Emilio Salgari o de Julio Verne siempre antes de dormir. El segundo es mi padre, Arevelio Pérez, quien me enamoró profundamente del lenguaje del teatro, de la historia, del ballet y de la música. El tercero es Roberto Laguna, mi profesor de Literatura, quien es todavía mi crítico más exigente y mi mayor admirador junto a mi madre.

“Ellos me enseñaron que decir lo que necesitas, comunicar lo que necesitas para otros y que se refleje en tu escritura es el camino para que el lector se sienta identificado, a gusto con lo que estás diciendo y que se cuestione. Si eres capaz de encauzar tus ideas te comunicarás y eso es lo importante: la comunicación como otra forma de encarar la palabra.”

 Una mujer que escribe en Cuba…

“Desde siempre la historia de la literatura ha estado llena de nombres de grandes hombres, y entre todas esas voces masculinas una que otra vez se lograba colar alguna pluma femenina. Hoy en Cuba hay muchas mujeres escribiendo bien, con voz propia, con una literatura potente, vital, que no cede terreno porque estamos en paridad de condiciones, con derechos garantizados, los cuales para el resto del mundo son casi inalcanzables y también valen para la literatura femenina; a pesar de que aún persiste el llamado “machismo institucional” o ese “machismo solapado” que lleva a la violencia doméstica y social”.

Aún así nunca antes se había escuchado un coro de mujeres tan enorme en el ámbito literario, eso demuestra que poco a poco las que llevamos faldas y el cabello largo hemos ido conquistando espacios en todos los terrenos posibles y nos alejamos de esa posición segundona con respecto a la literatura.

“¿Qué es lo que hay que tener?: talento. Y las mujeres lo tenemos desde la primera letra hasta el punto y final.”

Una Cruzada de esperanza…

La siembra del árbol en el Jardín Botánico de Camagüey, dedicado a Fidel Castro durante la XVII Cruzada Literaria./Fotos: Cortesía del artista

“La Cruzada Literaria como todo niño nació, se gestó. Nos reunimos un día un grupo de amigos, Yoandra Santana, Legna Rodríguez, Reynaldo Rodríguez y Jhortensia Espineta y empezamos a soñar sobre lo que podríamos hacer para celebrar el cumpleaños del Comandante Fidel Castro. Así surgió la idea de realizar una Cruzada que en sus inicios se llamó La Agramontina.

“Fueron 15 días de organización y antes del mes ya estábamos montados en camiones para viajar rumbo a los municipios. Éramos seis locos con una guitarra en mano y empezamos a dar “tumbos”. Así llegamos a Las Tunas y al poblado de Elia donde nos alojamos en un lugar donde no había agua y terminamos bañándonos con cerveza, estábamos pegajosos pero felices. Cuando visitamos el municipio camagüeyano de Najasa nadie nos esperaba, nadie sabía qué hacíamos ahí. Nos sentamos todos en el quicio del supermercado y empezamos a recitar poemas y a cantar canciones; y las personas comenzaron a sumarse y nos dimos cuenta de que la Cruzada Literaria sí convoca y agrupa, y la población lo agradece.

“La Cruzada Literaria de Camagüey llega a su etapa de adultez en estos 18 años pero manteniéndose siempre joven. Hoy la realizamos de forma virtual pero con el inmenso deseo de volver a la carretera, de irnos a pie a los barrios, de andar en un bici-taxi con un audio a cuesta para ver la luminosidad en los ojos de la gente y darte cuenta de lo bien que se recibe nuestro arte que para algunos es un descubrimiento pero para otros es ya una esperanza.”