Actuación


«Seca» de Caminos Teatro: ¬°Hay que verla!

Con el montaje de ‚ÄúSeca‚ÄĚ, de Roberto D. M. Yeras, la agrupaci√≥n Caminos Teatro vuelve a salir airoso en el panorama teatral avile√Īo. Pero el nivel de las actuaciones todav√≠a le dar√° algunos dolores de cabeza, antes de que entorne por un mejor camino.

Considero que una de las debilidades de su montaje está en que el espectador no podrá encontrar una escuela de la actuación donde apoyarse para entender de qué se trata. Y pareciera que todavía las cosas no cuajan del todo a la hora de decidirse por la actuación basada en el modo preferido de Bertolt Brecht, la experiencia y la identificación para producir asombro y educar a las masas; o en el método de Serguei Stanislavski, donde lo vívido tiene la preponderancia y se lleva a su máxima expresión el asunto de caracterizar a los personajes y situaciones.

Digo esto porque en la hora y cuarto que dura la puesta no hay algo que nos desvíe el interés para hacernos mirar el reloj. Nos quedamos en nuestra silla más que interesados en la trama que se desarrolla ante nuestros ojos.

Seca, por Caminos Teatro/ foto de vasily m. p

Por lo tanto, tiempo y ritmo van de la mano, buenamente, para que la historia se vaya desenrollando de manera veloz y sin atolladeros. Nos llega a cautivar todo lo que ocurre en escena y hasta nos hace ser part√≠cipe de cada suceso. Si alg√ļn personaje tropieza, nos re√≠mos; si alguno hace algo que da l√°stima, pues nos acongojamos; y as√≠, la puesta nos atrapa desde el mundo afectivo hasta el raciocinio.

Pero, ¬Ņqu√© es lo que pasa que no nos podemos centrar en los personajes tranquilamente? Es m√°s sencillo de lo que parece. Por lo general, cuando un grupo de teatro hace su trabajo de mesa, valora las posibles escuelas de actuaci√≥n por la que ha de erguirse su trabajo esc√©nico. Y hacia esa pauta se dirige la direcci√≥n de actores.

Con esto se consigue que los niveles de actuaci√≥n est√©n lo m√°s parejo posibles para no ‚Äúmarear‚ÄĚ al espectador y conseguir que el mensaje de la obra llegue lo m√°s pronto y certero posible. Adem√°s de que se perfila mejor el objetivo del montaje y se refuerzan las debilidades dramat√ļrgicas que pudiera tener el texto.

Claro que esto no tiene que ser una camisa de fuerza. Cada grupo trabaja a su manera y como mejor le parezca, pero en una cosa sí parecen coincidir todos, y es en la manera en que cada uno de los actores interpretan sus personajes y lo que obtiene con esto.

Si vemos el montaje que ha imaginado Juan Germán Jones (https://uneaciegodeavila.cubava.cu/artes-escenicas/juan-german-jones-pedroso/), y la preparación actoral que ha venido supervisando Jenny Ferrer (https://uneaciegodeavila.cubava.cu/jenny-ferrer-diaz/) con cada uno de los actores, enseguida se echa a ver que algunos de ellos están sobre la línea de lo conversacional. Un tanto a tono con los cánones más contemporáneos de la dramatización cubana donde se apuesta por el discurso verbal más que por el escénico o imaginario.

En este tipo de línea actoral podríamos ver a Roberto Castillo en su personaje del Nene, Jorge Luis Sardinas en El Papi, esencialmente. A pesar de ser un teatro arena, y de no exigir una grandilocuencia en el actor, sus representaciones descansan sobre algunas caracterizaciones físicas, y casi ninguna psicológica. Muy a pesar de que ambos tienen historias personales como para sacarles todo el jugo interpretativo.

Por el contrario, la Raza, interpretado por Mercedes Mesa, tiene una profundidad psicológica que lo lleva a echarle mano a recursos como la tartamudez, los tics nerviosos, las grandes gesticulaciones, y otros, que hacen que su personaje sea más disfrutable en cuanto a las posibilidades histriónicas de la actriz. Pero como que desentona, un tanto, ante una Yamara Pereira y Yanelis Velázquez en los roles como La Chula y la Jefa, indistintamente, y el resto del grupo. Y hasta pudiera crear ese ruido molesto, cual motor de una turbina de agua, a los que quieren concentrarse en la dramatización en sí.

La actuaci√≥n de Mercedes, para los que gustan de la ‚Äúvieja escuela‚ÄĚ, es memorable y con una fuerte dosis de credibilidad. Porque el uso que hace de la personificaci√≥n es mesurado y logra que se dibuje un personaje maltratado por la vida y las situaciones familiares inapropiadas. Por lo que su personaje cala en el espectador y se vuelve identificable.

Mercedes Mesa en el presonaje de la Raza/ foto de vasily m. p

No quiero decir con esto que la obra adolece de una dirección actoral más precisa. Todo lo contrario. Llegar a este tipo de representación y con la calidad que tiene, en apenas cinco puestas, es un mérito.

Una pieza teatral todav√≠a no llega a ‚Äúcuajar‚ÄĚ todo lo que tiene para ser considerada un verdadero ejemplo de genialidad, con muy pocas puestas ante el p√ļblico. En la medida que m√°s personas la ven, y los cr√≠ticos hagan su trabajo, pues ganar√° en precisi√≥n y calidad.

Con una esmerada concepci√≥n escenogr√°fica, la puesta nos revela una especie de c√°rcel circular, donde los personajes interact√ļan y sueltan al viento los textos tan paradigm√°ticos y esclarecedores.

Los elementos escénicos cumplen su función al montar y desmontar el espacio de realidad en que descansa la obra. Por momentos es una cárcel, en otros, un espacio arquitectónico; también es la habitación donde ocurren los interrogatorios y la calle donde se citan el Nene y la Jefa. A veces es un ring de boxeo.

En m√°s de tres l√≠neas de tiempo, donde se juntan pasado y presente, las historias de los personajes se entrelazan y generan nuevos conflictos que van in crescendo hasta dar con el desenlace ¬Ņtr√°gico?

Y estos puntos de vista hacen que la puesta se vuelva interesant√≠sima al colocar al concurrente en funci√≥n de anotar y recordar los ‚Äúbocadillos‚ÄĚ m√°s importantes, y a descartar aquella informaci√≥n que no esclarece ninguno de los subtramas.

Es casi un ejercicio intelectual donde el espectador asume el mayor protagonismo. Y eso es una cortesía. Se agradece. La acción intelectual del espectador siempre traerá consigo la mejor retroalimentación posible. Es casi el objetivo supremo de una obra de arte: la comunicación.

En este sentido, creo profundamente que la pieza se inscribe dentro de aquellas ‚Äúraras avis‚ÄĚ en el panorama teatral cubano, que no echa a mano al fen√≥meno ‚ÄúCuba‚ÄĚ para achacarle las culpas de todos los males que cohabitan con los cubanos. Asunto que me ha llevado a pensar en una crisis de la dramaturgia en esta isla, en los √ļltimos diez a√Īos, porque no todo en el teatro tiene por qu√© ser la oscura realidad ni la espina contra el sistema pol√≠tico que hemos decido llevar sobre los hombros.

Recuerdo obras como las del grupo El Portazo, algunas de Teatro del viento, y otras a todo lo largo de la ínsula, que repiten el nombre CUBA como si quisieran encontrar en ello a un culpable, un redentor o una tabla de salvación, en vez de ponerle el nombre que llevan los responsables de las cosas nefastas que ocurren a diario.

Recuerdo, también, a Fernando Pérez con su multipremiada de 1996, donde es evocada Cuba, el nombre un  personaje, con el doble sentido a su máxima expresión y una fuerte carga dramática.

Historia aparte, pareciera que nadie quiere ponerse el arma de la censura sobre la sien, o se la pasan de mano en mano, provocativamente, para armar cierto caos y para ello, disfrazan un discurso adverso a la política cultural de la Revolución, y a la Revolución misma, tras ese sustantivo provocativo.

¬ŅA qui√©n critican cuando evocan a Cuba ante los males que denuncian? ¬ŅQui√©n es Cuba?

Por suerte, en esta obra, es una palabra apenas dicha. Bastante tenemos ya con nuestras cruces como para querer convertir el teatro de esta nación en calvario.

Caminos Teatro tiene, aqu√≠, obra para seguir trabajando y reestrenar una vez que la pandemia de la COVID-19 abandone para siempre nuestro terru√Īo. Con perfilar un poco m√°s los hilos de la actuaci√≥n se conseguir√° que la pieza gane en sostenibilidad y coherencia. As√≠, su estructura esc√©nica y dram√°tica se erguir√° hasta los mismos cielos.


Un festival de pueblo

                                                   I

CARTEL DE PROMOCI√ďN DEL FESTIVAL DE TEATRO AFICIONADO. FOTO: CORTES√ćA DEL COMIT√Č ORGANIZADOR.

Regreso a la cuna que me vio nacer, como dice la popular canci√≥n, al municipio de Fomento donde es tradici√≥n, desde hace poco m√°s de tres d√©cadas, la realizaci√≥n del Festival Nacional de Teatro Aficionado ¬ęOlga Alonso¬Ľ. En esta fiesta teatral que implica a grupos de todo el pa√≠s, y en √ļltimas ediciones tambi√©n a grupos extranjeros, con la habitual complicidad del avezado p√ļblico local, pues fui primero un simple espectador, luego, con el tiempo desarroll√© mis primeras inquietudes como director y present√© en varios encuentros mis puestas en escena. Hoy, mi participaci√≥n all√≠ cobra otra dimensi√≥n, en este caso como metod√≥logo de teatro del Consejo Nacional de Casas de Cultura, mas, nunca he dejado de asistir a la cita.

Con esta primicia he intentado mirar con ojo indagador la edición XXXI correspondiente a este 2020, celebrado entre durante el mes de marzo, donde, quiero comenzar aplaudiendo que el programa se realzó con la inclusión de las esperadas presentaciones de las puestas en escena, tanto de la muestra nacional como la internacional; así como de talleres y actividades colaterales que complementaron y prestigiaron la cita.

El festival se mostr√≥ diverso, din√°mico e intenso. Entre las novedades de la programaci√≥n se puede resaltar la creaci√≥n de un nuevo espacio para la presentaci√≥n de performances, y para la ocasi√≥n nos visit√≥, por la parte cubana, el proyecto de David Valera con una intervenci√≥n titulada Ese tipo humano, enga√Īosamente civilizado; mientras que, por la parte extrajera, tuvimos la oportunidad de presenciar Observaciones, de la compa√Ī√≠a alemana Uniater/Fritzaho. Ello evidencia que los artistas aficionados tambi√©n se mueven en la b√ļsqueda de nuevos horizontes creativos, y la exploraci√≥n de nuevas tendencias y pr√°cticas esc√©nicas.

II

El festival recibió a 12 grupos de nueve provincias del país, ocho en calidad de competencia y cuatro de invitados. Nueve grupos extranjeros de cinco países llegaron hasta el enclavado municipio ubicado en el centro de Cuba: Portugal, Alemania, Italia, México y Colombia. Y, además, recibimos a Cheikn Okbaoui, el representante de la UNESCO en Argelia. Celebro que el festival recibiera una muestra extranjera amplia y de calidad, grupos que pertenecen a la Asociación Internacional de Teatro Amateur AITA, lo cual evidencia un interés puntual de los miembros por la parte cubana de que nuestros creadores dialoguen con otras experiencias.

La compa√Ī√≠a Xutil Teatro Circo de M√©xico, que dirige Yal√ļ D√©ciga, con el espect√°culo Las aventuras de Trapeador y Cotonete, fue una de las propuestas que sobresali√≥, poniendo a dos actores que interpretan a Cotonete y Trapeador, personajes creados para representar las m√°s diversas formas de andar e interactuar en la calle con los espectadores: protagonistas de un arte que incorpora, adem√°s, t√©cnicas del clown, circo. Tuve la oportunidad de verlos en Bejucal unos meses antes, en la jornada de teatro Blanca Becerra, y confieso que encontrarme de nuevo con ellos fue una dicha.

APERTURA DEL FESTIVAL. FOTO: ALEJANDRO MEN√ČNDEZ

Por su parte, en la muestra cubana imper√≥ el teatro de sala, no hubo esta vez grupos de teatro de calle, y solo uno fue de teatro de t√≠teres. Uno de los montajes que m√°s conmovi√≥ fue Terapia del sumidero, del grupo Teatro del Retorno, de San Antonio de los Ba√Īos, ante el cual, como mencion√© antes, el ¬ęavezado espectador fom√©ntense¬Ľ pudo disfrutar de un teatro experimental, y con una concepci√≥n diferente a lo que habitualmente se ha presentado en el festival. Desde un espacio alternativo en el patio del museo, reutilizado como escenario, emerge la reflexi√≥n de la propia obra, un ritual interpretado por dos actores con m√°scaras de pico de ave ‚ÄĒparecida a las que usaron los m√©dicos especialistas para tratar a aquellos que padec√≠an de la peste‚ÄĒ, el r√≠o Ariguanabo ‚ÄĒque nace y muere en el territorio del municipio‚ÄĒ, as√≠ como la relaci√≥n del hombre con la naturaleza. Estos son los pretextos espaciales que escoge Alexander Diego Gil para la representaci√≥n, un ritual que parec√≠a que nos estuviera advirtiendo sobre lo que d√≠as despu√©s lleg√≥ a la isla: una pandemia que aun el hombre no ha podido detener. No es casual que el grupo recibiera el Premio de Mejor Dise√Īo Escenogr√°fico, por la exquisitez de su concepci√≥n.

BK2. FOTO: ALAIN MIRA.

Solo dos mon√≥logos comparecieron en el festival. De la provincia de Las Tunas lleg√≥ el grupo La Corniza con el archiconocido argumento de Emelina Cundeamor, del importante dramaturgo Eugenio Hern√°ndez Espinosa, e interpretado por Beatriz Sabrina Ricardo. Con este texto, Hern√°ndez Espinosa, dramatiza una problem√°tica identitaria sobre inacabados procesos coloniales racistas, a√ļn vigentes en muchos microsectores de nuestra sociedad. La joven actriz logra mostrar a una mulata que expone entre comentarios sarc√°sticos, con un humor certero: el desmoronamiento de su matrimonio. Su director, Miguel √Āngel Amado, supo guiar a la actriz en una concepci√≥n que result√≥ concentrarse en el trabajo del actor, y para ello utiliz√≥ solamente una mesa, una silla, una peluca y otros objetos muy elementales con los cuales logra concentrar la acci√≥n, y que permiten vislumbrar la confluencia social del personaje; de ah√≠ que la actriz obtuviera el Premio a la Mejor Actuaci√≥n Femenina.

BK2 es el t√≠tulo del otro mon√≥logo que estuvo en competencia, a cargo del grupo habanero T√©‚ąíAtro, escrito y dirigido por Elio Fidel L√≥pez Vela, quien supo hallar, antes que todo, la verdad de un personaje en su accionar a partir del mismo verbo, y que el actor Iv√°n Collazo Garc√©s asumi√≥ con una madurez impecable. El texto muestra a un joven estudiante que para ganar dinero trabaja de transformista en un bar nocturno, el personaje establece un di√°logo con la realidad de muchos j√≥venes en el presente. El dormitorio de una beca es el espacio que ha escogido el director para desarrollar la acci√≥n. Iv√°n Collazo logra con intensidad ciertas atm√≥sferas para representar el universo del personaje a partir de las emociones que va desencadenando, cada recurso que encontr√≥ para su interpretaci√≥n lo hicieron ganador del Premio a la Mejor Actuaci√≥n Masculina.¬†

Cenital Teatro, grupo del municipio sede, presentó Pasaporte, una obra de Yunior García, texto que ha sido representado por varios grupos en el movimiento de artistas aficionados, pero, que, esta vez, el director Génder Hernández realizó un montaje sencillo, sin perder la estructura de la obra. El director logra una armonía en la escena que construye, básicamente, desde la concepción del espacio y los elementos que lo conforman, pues la escenografía tiene un impecable acabado constructivo que supo adaptar de manera funcional para cada una de las escenas.

En sentido general se aprecia un montaje en el que cada actor domina un registro de caracterización que atrapa al espectador y lo identifica, y ahí radica su principal arma. Merecido fue, entonces, que el jurado decidiera otorgarle el Premio a la Mejor Puesta en Escena.

III

Fue una idea loable que la cr√≠tica especializada estuviera por segunda vez en el evento. El prestigioso cr√≠tico e investigador teatral Jaime G√≥mez Triana, invitado especial a esta edici√≥n, opin√≥ a prop√≥sito: ¬ęCreo que los m√°s relevante definitivamente es el p√ļblico del evento. La cercan√≠a que todo el pueblo tiene al teatro. El festival tiene una gran relevancia en t√©rminos de lo que hace para la comunidad en particular. El pueblo tambi√©n lo espera, lo desea y contribuye a su √©xito¬Ľ. G√≥mez Triana realiz√≥ un taller de cr√≠tica, que constituy√≥ un espacio id√≥neo para la superaci√≥n t√©cnica de los directores, actores, instructores y metod√≥logos que asistieron al certamen. Otro taller que se efectu√≥ y que los participantes agradecieron fue ¬ęEjercicios escriturales para mundos m√≠nimos¬Ľ, impartido por la maestra Blanca Felipe Rivero.

ENTREVISTA. FOTO: ALEJANDRO MEN√ČNDEZ.

El evento contin√ļa la tradici√≥n de programar presentaciones a las comunidades, barrios y escuelas del municipio. El Juglar del Cisne present√≥ la obra de t√≠teres Beatriz y los Papas Malvas en la comunidad de J√≠quima, donde los ni√Īos y toda la familia pudo disfrutar de esta agrupaci√≥n de Pinar del R√≠o, por los resultados y el amplio repertorio que han venido desarrollando en la modalidad de teatro de t√≠teres, este grupo es ya un referente importante en el pa√≠s.

Positivo fue invitar de nuevo a la Compa√Ī√≠a Teatral La Andariega, de la provincia de Camag√ľey, de una marcada participaci√≥n en la historia de este encuentro anual. En esta ocasi√≥n present√≥ Cuentos de Palacio, con una gran aceptaci√≥n por parte el p√ļblico. Resulta v√°lido destacar las actuaciones de ni√Īos que hacen teatro con una verdad y calidad art√≠stica en la escena.¬†¬†

TALLER DE LA CR√ćTICA. FOTO: ALEJANDRO MEN√ČNDEZ

Para esta edición en especial se creó una comisión curatorial que realizó una audición a los grupos por las provincias del país para seleccionar la muestra nacional. Y es que realizar un evento de esta magnitud requiere del esfuerzo y la dedicación de los organizadores que, en cada proceso, antes y durante el festival, deben mantener el diálogo cómplice, para poder continuar realizando mejores ediciones.

Me gustar√≠a terminar invitando a una reflexi√≥n, y es que un festival de tanta significaci√≥n para el movimiento de artistas aficionados del pa√≠s, y con tan honda marca identitaria en los pobladores de Fomento, amerita que se pueda construir una sala de teatro en la Casa de Cultura con recursos t√©cnicos m√≠nimos, como equipos de luces y de audio. Ello facilitar√≠a poder invitar grupos de la vanguardia art√≠stica que han mostrado su inter√©s por participar del evento, pero se han visto limitados, precisamente, por estas cuestiones t√©cnicas. Grupos y espect√°culos que, sin dudas, prestigiar√≠an nuestro Festival Nacional de Teatro ¬ęOlga Alonso¬Ľ.


En la actuación no hay metas

Uno de mis sue√Īos como asidua espectadora de las salas teatrales nacionales era ver, en Cuba, un montaje de ‚ÄúEquus‚ÄĚ que fuera capaz de hacerme vivir, desde el temblor y la agon√≠a, el viaje de Alan Strang por el camino del remordimiento y la soledad. V√≠ctor Alfredo Cruz, joven actor al que conoc√≠ gracias a la acertada propuesta esc√©nica del director Jazz Mart√≠nez-Gamboa, fue capaz de transportarme a ese ‚ÄúEquus‚ÄĚ esencial, a esa historia humana donde se define la partitura de la desolaci√≥n. Desde el momento en que disfrut√© de la actuaci√≥n de V√≠ctor, supe que esta entrevista tendr√≠a lugar.

¬ŅC√≥mo llegaste al mundo de la actuaci√≥n?

Mis padres tuvieron tres hijos: dos ni√Īas gemelas y luego, 15 meses m√°s tarde, nac√≠ yo. A mis hermanas las llevaban a clases de ballet cl√°sico y yo pertenec√≠a al equipo de gimnasia art√≠stica de mi provincia. En un momento determinado, mis hermanas comenzaron a bailar en una compa√Ī√≠a de ballet espa√Īol que se llamaba Otiberodans y en unos ensayos en mi propia casa, la directora le propuso a mi madre hacer un tr√≠o de baile con mis hermanas; ellas bailar√≠an a mi alrededor mientras yo realizaba elementos acrob√°ticos.

Con este n√ļmero art√≠stico me sub√≠ a un escenario por primera vez y as√≠, aunque no como actor, conoc√≠ la adrenalina de los √ļltimos segundos antes de salir al escenario y lo gratificante que resultaban los aplausos al terminar cada funci√≥n. La compa√Ī√≠a dej√≥ de funcionar y me integr√© al circo de la provincia conformando un d√ļo acrob√°tico, y de esa forma continu√© con mis andanzas por los escenarios en busca de aplausos.

Me mantuve en esto un par de a√Īos hasta que un d√≠a abandon√© por completo el circo. Ya no quer√≠a hacerlo m√°s. As√≠, sin otra argumentaci√≥n. Me mantuve alejado de cualquier manifestaci√≥n art√≠stica por mucho tiempo, por a√Īos.

Sin embargo, siempre supe que quer√≠a ser conocido, que me felicitaran y aplaudieran por lo que hac√≠a, aunque no ten√≠a claro qu√© har√≠a en un futuro. Y no fue hasta noveno grado cuando supe de un casting para una pel√≠cula y vi mi gran oportunidad para hacerme ‚Äúfamoso‚ÄĚ. Dicho ‚Äúcasting‚ÄĚ eran los ex√°menes de ingreso para estudiar teatro en la ENA. Pues los realic√© y qued√© entre los cinco seleccionados en mi provincia. Sin darme cuenta, pr√°cticamente, estaba d√°ndole a mi vida un giro de 180 grados. As√≠ llegu√© al mundo de la actuaci√≥n.

¬ŅQu√© es para ti el √©xito y c√≥mo valoras su manifestaci√≥n dentro de tu vida profesional?

El √©xito es muy relativo, depende de la b√ļsqueda de cada cual. Cuando digo b√ļsqueda me refiero a lo que se quiere en la vida, lo que se desea, ya sea material o sentimental. Sin embargo, hay c√°nones ya estructurados que se exigen ciertas personas para considerarse ellos mismos exitosos; una casa, un carro, dinero, una pareja, hijos, etc‚Ķ Para m√≠, el √©xito es la felicidad, esa es mi b√ļsqueda. Pero tengo que se√Īalar que mi felicidad es un equilibrio entre salud, familia, amor y trabajo.

Mi vida profesional es exitosa. Pudiera ser mejor, pero lo es. Digo esto sin dudas y pena alguna, porque realmente estoy siendo feliz y me siento contento de lo mucho que he logrado en tan poco tiempo. Soy reci√©n graduado de la ENA y ya he trabajado en la televisi√≥n, en el cine y el teatro, compartiendo escenario o set con actores de renombre y de experiencia, algunos para m√≠ ‚Äúic√≥nicos‚ÄĚ, a los cuales les debo parte de mi √©xito por su gran ayuda y apoyo.

Si tuviera que expresar mi √©xito profesional en una frase dir√≠a, como Albert Einstein: ‚ÄúTodo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de trepar un √°rbol, pasar√° el resto de su vida creyendo que es un idiota‚ÄĚ. Nadie me ha juzgado como al pez y estoy donde mejor puedo estar.

Si bien los premios no hacen todo el camino de un artista, son sin dudas un reconocimiento a una parte significativa de su trayectoria. Acabas de obtener el Premio Adolfo Llaurad√≥ de Actuaci√≥n Masculina 2019 por tu trabajo en la obra Equus. ¬ŅPiensas que has alcanzado una meta de importancia?

En la actuación no hay metas, nunca llegas a un final, ni como actor en formación ni como actor en busca de un personaje, siempre hay algo más que necesita ser encontrado. Ganar un premio tampoco lo veo como un resultado finito, ni siquiera como una meta de principiante.

¬†S√≠ reconozco que me sent√≠ muy alegre al obtenerlo como tambi√©n siento orgullo de haber sido premiado y reconocido por mi trabajo. Pero soy de los que piensa que eres tan bueno como lo √ļltimo que haces y tan malo como lo √ļltimo tambi√©n. Ahora estoy nominado al Premio Caricato de Actuaci√≥n 2019, y me enorgullece much√≠simo competir con actores de tanta experiencia.

foto Darwin Alberti/ cortesía del entrevistado

¬ŅCu√°l es la verdadera significaci√≥n de un premio para un artista joven?

Lo mejor de ser premiado es que te confirma que el camino o guía que llevas es correcto. Que estás haciendo bien las cosas. Ser premiado es un plus en tu carrera, te inspira a seguir haciendo, a seguir creando.

En Equus, bajo la direcci√≥n de Jazz Mart√≠nez-Gamboa, diste luz a Alan Strang en una actuaci√≥n m√°s que memorable. ¬ŅC√≥mo encontraste al personaje, su tono, su cuerpo, su imagen?

Alan es un muchacho de ciertas tipicidades, tanto f√≠sicas como mentales; adem√°s de agregarle una familia de caracter√≠sticas peculiares. F√≠sicamente es enjuto, de 17 a√Īos; eso estaba logrado sin esfuerzos a pesar de que tengo dos a√Īos m√°s que el personaje. Su manera de interactuar con los dem√°s, c√≥mo los observaba, c√≥mo se mov√≠a u otras caracter√≠sticas f√≠sicas fueron apareciendo poco a poco en los ensayos.

El tono de la actuación fue propuesto de inmediato por Jazz, el director, como una partitura. También quiero resaltar que leí muchas veces el texto, acostumbro hacerlo; esto me revelaba algo nuevo cada vez que leía. Trabajar con los otros actores del elenco fue sin duda gran porciento de mi acierto: ellos me ayudaron y guiaron, como también lo hizo el director. Lo demás fueron muchas horas de dedicación y ensayo.

¬ŅDe qu√© forma debiste transformar tu propia imagen espiritual y f√≠sica para encarnar a Alan?

De transformación física hay muy poco que hablar, pues mi acercamiento con Alan físicamente era un hecho. Sin embargo, mental y espiritualmente existía o existe un enorme caudal de diferencias. Soy un ser humano completo, no me falta absolutamente nada, como tampoco necesito rendirle a una deidad para estar satisfecho; la sexualidad en mi vida no es un problema en lo absoluto, soy un joven alegre, de luz y, sobre todas las cosas, feliz.

Esta vez me toc√≥ interpretar a un adolescente muy diferente. Alan sufre, siente dolor, desde su ni√Īez arrastra el sufrimiento. Est√° atado, aparentemente de por vida, a una creencia religiosa que luego se transforma y pasa a ser una obsesi√≥n m√°s cruda y m√°s real. Dudo que Alan pueda ser feliz, ‚Äúla vida‚ÄĚ lo tiene bien hundido en un agujero; sin embargo, en su cabeza, donde podr√≠a haber otro mundo, existe la posibilidad de una realidad que le place, sexual y espiritualmente, pero que la sociedad y la vida le niegan. Temor, dolor, rabia, agon√≠a, impotencia‚Ķ son ingredientes de la mezcla de sentimientos que inundan su cuerpo.

Quien me conoce sabr√° que Alan es mi ant√≥nimo pero el trabajo, estudio y deseos fueron suficientes para transformarme por 12 funciones y dejar vivir al Alan Strang que existe desde los 70`, el Alan espera con ansias alg√ļn cuerpo para poseerlo y vivir de lo que √©l cree, con temor de llegar al final de la obra.

¬ŅCu√°les son las herramientas t√©cnicas, tanto f√≠sicas como mentales, que valoras m√°s en la formaci√≥n de un actor?

El cuerpo, la voz y la mente son los elementos o herramientas que utiliza un actor. Un cuerpo preparado, el√°stico, es primordial. Los actores debemos formar nuestro cuerpo para poder deformarlo en caso que se necesite.

De igual modo cultivar la mente es de esencial importancia, llenarnos de referentes que sirvan de background es muy √ļtil. El trabajo de un actor es de investigaci√≥n m√°s que todo, de b√ļsqueda de informaci√≥n real y concreta que sirva para crear realidades y personas de carne y hueso. Y por supuesto, el estudio de uno o varios sistemas de interpretaci√≥n que te sirvan de gu√≠a y base en la b√ļsqueda de tu propio m√©todo.

Hablemos del trabajo con los referentes. El personaje de Alan Strang ha sido interpretado por actores archiconocidos. Pienso, por ejemplo, en el referente m√°s cercano: el actor brit√°nico Daniel Radcliffe. ¬ŅDe qu√© manera encarnar a un Alan nuevo, capaz de dialogar con la tradici√≥n del texto pero incorporando una mirada que llegara al p√ļblico cubano?

Un Alan nuevo iba a ser. Somos personas distintas todas, que percibimos la vida y los textos ‚ÄĒen caso de los actores‚ÄĒ de maneras muy diferentes. Aunque lo primordial era contar la historia. No quise ver la pel√≠cula que existe de la obra ni ning√ļn video de ella, quer√≠a que saliera de mi entendimiento y mi creaci√≥n todo lo que iba a hacer.

¬†Equus es una obra universal, puede ser representada en Jap√≥n, por decir un pa√≠s, y seguir√≠a emocionando al p√ļblico. Es una obra muy humana, muy de esencia. En Cuba nunca se hab√≠a llevado al escenario y el m√©rito lo merece el director Jazz Mart√≠nez-Gamboa por seleccionar esta magn√≠fica obra para regal√°rsela a nuestro p√ļblico.

foto Darwin Alberti/ cortesía del entrevistado

La interacci√≥n con el director es siempre un punto de inflexi√≥n fundamental en el √©xito de una obra. ¬ŅC√≥mo valoras el proceso creativo conjunto?

Trabajar con Jazz fue magnífico. Muchas peleas y desacuerdos, pero al final íbamos todos en el mismo barco con el mismo objetivo, y eso nunca lo olvidábamos. Si tuviera que puntuarlo como director, en estrellas del uno al cinco le daba seis. Es una persona maravillosa y eso lo traslada al proceso creativo, se entrega y lo da todo junto a ti. A la hora de crear las escenas, los actores fuimos muy libres, pues Jazz nos daba la confianza para hacer, a pesar de él tener pensado ya gran parte del espectáculo. Fue una creación conjunta, de mucha unión por parte de todos y encabezados por un director que a pesar de ser joven, es muy arriesgado, creativo y talentoso. Volvería a trabajar con él sin dudas.

Para ti, ¬Ņqu√© es lo m√°s importante en la vida de un actor?

Un actor debe llevar una vida de aprendizaje, debe nutrirse de todo lo que le sucede, hablo de una vida de experiencias, porque con ellas y el conocimiento de cu√°ndo y c√≥mo utilizarlas se lograr√°n las actuaciones. Pero solo la disciplina, la entrega y la constancia ‚ÄĒen conjunto‚ÄĒ har√°n a un actor.

¬ŅQu√© puede ofrecernos el cotidiano que vivimos para hacer arte?

Todo. El arte es subjetivo pero se nutre de la realidad. El arte pone en evidencia todo aquello que debemos transformar y no hay mejor libro que la vida para extraer esencias que, con un poco de talento y genialidad, transformaremos para hacer lo que se conoce como arte.

¬ŅQu√© llevas de ti al rol teatral con el que, en un momento determinado de la vida, te toca lidiar? ¬ŅEs posible ‚Äúdespegarse‚ÄĚ completamente de lo que somos para abordar la vida esc√©nica del ‚Äúotro‚ÄĚ?

Responder√© las dos preguntas con una sola respuesta pues creo que van de la mano. Son preguntas bastante complejas que no sabr√≠a responder con total afirmaci√≥n por mi corta experiencia como actor. Uno presta cuerpo, mente, alma y esp√≠ritu al rol que interpreta; y en gran medida nos transformamos y nos convertimos en el ‚Äúotro‚ÄĚ, pero nos vemos obligados a volver a nuestras esencias. Transformamos lo que somos, transformamos con ayuda de las experiencias nuestras costumbres, creencias, gustos y una infinidad de caracter√≠sticas propias y las ponemos en funci√≥n del personaje a interpretar, pero siempre el ‚ÄúT√ļ‚ÄĚ propio acompa√Īa al ‚ÄúOtro‚ÄĚ. Entonces creo que ‚Äúdespegamos‚ÄĚ muchas cosas que conforman lo que somos pero nunca completamente.


«Subir a escena es quedar descubierto» (+ videos)

Recuerdo su presencia en el ISA. Y su sonrisa, c√≥mo no. El intercambiar saludos y alguna que otra pregunta de rigor sobre las personas queridas que formaban ‚ÄĒque a√ļn forman‚ÄĒ parte de nuestro universo com√ļn. Niurbis Santom√© Cudeiro es una de las artistas m√°s transparentes que conozco. He disfrutado, en iguales dosis, su amistad y su talento. Ella sabe que subir a escena es m√°s que un acto de fe; es quedar al descubierto, en esa hermosa exposici√≥n que nos hace, a una misma vez, s√≥lidos y vulnerables.

Tu quehacer actoral en diversas agrupaciones teatrales que se especializan en la dramaturgia para ni√Īos y adolescentes, ¬Ņha sido pura coincidencia?, ¬Ņo este es un camino que has decidido conscientemente?

Ha sido el resultado natural de mi formaci√≥n. Comenc√© como muchos en Cuba en el taller de creaci√≥n teatral de una Instructora de Arte y actriz del grupo Teatro Los Elementos, en la casa de la cultura, en mi caso la del municipio Cumanayagua, mi pueblo natal. Luego me form√© como instructora de teatro, esa especialidad me motivaba mucho. Los maestros que tuve en la EIA ‚ÄúOctavio Garc√≠a‚ÄĚ de Cienfuegos en su mayor√≠a hac√≠an teatro para ni√Īos. Con plena conciencia decid√≠ que entre la t√©cnica del clown y la construcci√≥n y manipulaci√≥n de t√≠teres estar√≠a mi devenir como actriz.¬†¬†

cortesía de la entrevistada

¬ŅC√≥mo transcurren tus procesos creativos?

Bueno, amiga, esta es una pregunta con varias respuestas. Los artistas necesitamos actividad creativa para vivir y la cotidianidad a veces es otro proceso de creaci√≥n. Laboro en dos grupos teatrales, all√≠ los directores llegan con su concepto a la hora de realizar un montaje y los actores le aportamos a esa idea nuestra aptitud. Pero m√°s all√° de la cotidianidad en los grupos de teatro, muchas veces ‚ÄĒdesde que comienza el d√≠a‚ÄĒ despierto con una motivaci√≥n nueva y la quiero hacer: alg√ļn mu√Īeco que construir, algo que escribir o leer, o muchas veces una receta que preparar, pues tambi√©n me encanta cocinar y decorar los platos que se me ocurren.

Te pongo ejemplos: La cocinerita adorada. Breve historia de Clarita Mazorca fue una obra cuyo proceso creativo era un experimento, un ejercicio complejo que llev√© a cabo con el dramaturgo Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz a partir de una f√°bula archiconocida, una receta de cocina, unos t√≠teres que constru√≠ y el deseo de hacer algo en casa. Ahora, la serie de c√°psulas de Mercucho y Mercocha se me ocurri√≥ viendo tutoriales de c√≥mo construir mu√Īecos: la t√©cnica del t√≠tere de cono me gust√≥ y constru√≠ dos, luego con ellos comenc√© a decir los textos que prepar√°bamos, sobre todo asociados a la campa√Īa #Qu√©dateEnCasa.¬† ¬†¬†

Trabajar para ni√Īos, ¬Ņes tan dif√≠cil como se plantea? ¬ŅCu√°l es la principal retribuci√≥n de este quehacer, no solo en el plano humano, sino en el plano actoral?

cortesía de la entrevistada

Es dif√≠cil, claro que lo es‚Ķ m√°s cuando los ni√Īos del siglo XXI tienen much√≠simas atracciones tecnol√≥gicas. Los videojuegos que llevan en el tablet o en el celular no se pueden obviar. Antes el ni√Īo iba al teatro y dejaba ese entretenimiento pasivo en su casa, ahora lo lleva en su bolsillo y es capaz de sacarlo en medio de una funci√≥n. No creo que sean malos los videojuegos ni que tengamos que competir con ellos; creo m√°s bien que el desarrollo le impone a la creaci√≥n tradicional una actualizaci√≥n en la forma de llegar al p√ļblico. Los contenidos y las tem√°ticas son casi siempre las mismas; el c√≥mo se le oferta al p√ļblico infantil es determinante para que sea un √©xito cada presentaci√≥n.

Tanto en el plano profesional como en el personal, el aplauso y el reconocimiento son indispensables; as√≠ como los ni√Īos que vuelven una y otra vez a verte, a disfrutar de la misma obra y la misma actriz, e incluso deciden actuar contigo o marcharse al finalizar la funci√≥n tarareando una de tus melod√≠as. Gratificante tambi√©n es ver a los padres emocionados, que disfrutan de la obra como si fueran un peque√Īo m√°s dentro de nuestras salas, y que al terminar todo te felicitan y quieren tomar una foto de recuerdo con los t√≠teres y la actriz.

Para un actor de teatro, subir a escena es quedar descubierto, eres t√ļ, tus accesorios y tu verdad. Los ni√Īos son capaces de dinamitar la representaci√≥n con total ingenuidad, se entregan tanto al performance que acaban muchas veces interactuando. El actor debe estar preparado para eso siempre y ser capaz de responder con organicidad. ¬†¬†¬†¬†¬†

Has trabajado con la obra de varios dramaturgos, algunos de estos j√≥venes, ¬Ņqu√© sientes debe poseer un texto para atraer la atenci√≥n de un actor y de un p√ļblico, sea este infantil o adulto?

Para atrapar la atenci√≥n de un actor pienso que la obra debe contar con una excelente historia y que los personajes est√©n bien caracterizados. Si a esto le sumamos peripecias, un conflicto bien planteado, poemas, canciones, de tal forma que la acci√≥n dram√°tica de los personajes alcance distintos niveles, ser√° un reto para el actor y, sin dudas, el p√ļblico disfrutar√° m√°s la lectura o la representaci√≥n.¬† ¬†

El paso por el ISA marca, en muchos, un punto importante de partida y de referencia, ¬Ņcu√°nto ha cambiado la Niurbis actriz desde que era una estudiante en el ISA hasta este momento en espec√≠fico?

La Universidad de las Artes era uno de mis sue√Īos. Cuando llegu√© por vez primera me deslumbr√≥ su arquitectura y aquel ambiente que uno supone es maravilloso. Digo supone, porque no todo all√≠ fue extraordinario. En efecto, los campos verdes desde el ventanal de la beca lo eran, como tambi√©n las ardillas que se escabull√≠an cuando uno caminaba hacia la casona de la Facultad de Arte Teatral. El primer a√Īo fue sobre todo de descubrimiento, conoc√≠ amigas que ser√°n de las mejores para toda la vida. Pero la compleja situaci√≥n de la beca y la ausencia de profesores de algunas asignaturas condicionaron nuestra formaci√≥n. Termin√© gradu√°ndome con T√≠tulo de Oro, pero con deseos de vivir las an√©cdotas que algunos predecesores me contaron sobre su experiencia en el ISA.

No obstante, creo que es una academia necesaria e importante, con excelentes profesores. El ISA me permitió tener un título que me legitima como actriz. Eso, para alguien que no proviene del sistema de escuelas profesionales de arte, es imprescindible. 

 

Mercucho y los siete.Texto: Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz#Qu√©dateEnCasa#TitiriterosEnAcci√≥n #TeatroDeT√≠teres#ActrizCubana #ElArteSalva #ElArteNosUne#MantenteInspirado

Publicada por Niurbis Santomé Cudeiro en Sábado, 23 de mayo de 2020

¬ŅQu√© importancia le otorgas a la investigaci√≥n dentro de tu proceso creativo? ¬ŅQu√© otros factores influyen en este, con independencia del trabajo sobre la corporalidad y lo f√≠sico?

Antes de comenzar a construir cualquier personaje ‚ÄĒya sea partiendo desde mi propio cuerpo como desde el mu√Īeco‚ÄĒ dedico varias jornadas a la investigaci√≥n. Son muchos los referentes que reviso para encontrar t√©cnicas e ideas que me sirvan para hacer m√°s atractiva y novedosa mi propuesta. Aunque en el mundo del teatro casi todo est√° inventado, siempre hay un detalle que se puede aportar, algo que particulariza tu idea.

Los procesos creativos son muy individuales, casi ninguno se parece al anterior. Si uno quiere superarse debe estudiar mucho, investigar y tratar de ser lo más original posible. Además de tener en cuenta el trabajo sobre la corporalidad y lo físico; factores estos de suma importancia para cualquier actor a la hora de llevar a cabo la gestación, desarrollo y representación de cualquier personaje, dentro de mi labor un factor importante lo es también el uso de la voz. En el teatro en general ese es un elemento clave pero en el teatro de títeres es indispensable, pues cada uno de los personajes es distinto del otro y la voz juega un papel sumamente característico aquí.

La cocinerita adorada marc√≥ un antes y un despu√©s en tu trabajo teatral, ¬Ņlo consideras as√≠?, ¬Ņpor qu√©?

En realidad La cocinerita‚Ķ ha sido muy importante en mi carrera teatral. Yo quer√≠a hacer una obra donde en escena estuviera en soledad, acompa√Īada de todos los accesorios necesarios‚Ķ y de t√≠teres, claro. Un unipersonal donde pudiera actuar, manipular, animar, cantar y bailar. Tuve que prepararme mucho, estudiar, investigar y ensayar m√°s, fue un proceso de casi dos a√Īos. Trabajoso pero hermoso porque descubr√≠ cu√°nto pod√≠a hacer.

Me enfrent√© por primera vez al dise√Īo y construcci√≥n de todos los personajes de una obra; otro de los retos que me impuse. Finalmente recog√≠ los frutos. Primero particip√© en el Taller de T√≠teres de Matanzas y all√≠ recib√≠ muchos consejos de los mejores titiriteros de Cuba y algunos del mundo, luego particip√© en el Festival Nacional de Teatro de Camag√ľey y en el Festival del Mon√≥logos de Cienfuegos. Obtuve Menci√≥n en el Premio Llaurad√≥ y estuve nominada a los Premios Caricatos, me gradu√© del ISA, pero sin dudas lo mejor fue que me evaluara como actriz de Primer Nivel y que esa evaluaci√≥n llegara de la mano de Yudd Favier, Rub√©n Dar√≠o Salazar y el maestro Armando Morales.

An√≠mese en casa. Conoce los t√≠teres de hilos y el poema: "Cacha, la cucaracha", del escritor Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz. #Qu√©dateEnCasa #ActrizCubana #TitiriterosEnAcci√≥n #TeatroDeT√≠teres#TeatroYPoes√≠a#ElArteSalva #ElArteNosUne#MantenteInspirado

Publicada por Niurbis Santomé Cudeiro en Domingo, 17 de mayo de 2020

Hablemos m√°s de tu experiencia con los t√≠teres, ¬Ņde qu√© manera encarnar e integrar, a tu propio cuerpo, los personajes? ¬ŅDe qu√© herramientas te vales?

En realidad soy una joven actriz (risas). Mi experiencia en el mundo titiritero comenz√≥ por el 2012 en el grupo Retablo de Cienfuegos, bajo la direcci√≥n de Christian Medina Negr√≠n. En el 2007 hab√≠a pasado un taller con Panait D√≠az Villalvilla y di clases con Jorge Luis Mora, ambos excelentes actores. Pero en Retablo comenc√© a hacer mis primeras apariciones en escena en la obra Borib√≥n. Luego hice otras hasta que vine para La Habana y comenc√© en los grupos con los que a√ļn trabajo ac√°; sobre todo en La Proa, donde he realizado varias obras que han demandado mucha preparaci√≥n f√≠sica.

En Romance en Charco Seco, de Erduyn Maza Morgado, tuve que manipular títeres de varilla, una técnica complicada. Recuerdo que hasta una de las Belindas, personaje que interpreté, me la llevé para la casa y practicaba a toda hora, era una extensión de mí misma a través de mi brazo; prestaba mis movimientos a Belinda para que luego ella los hiciera suyos en la escena.

Aunque no es tanto el tiempo que llevo en esta profesi√≥n, he manipulado varios tipos de t√≠teres, hasta una marioneta bailarina, junto al Ballet Nacional de Cuba en la Gala Clausura de la 2da Jornada ‚ÄúHabana Titiritera, figuras entre adoquines‚ÄĚ, que realiza Teatro La Proa, ¬°una de las experiencias m√°s extraordinarias de mi vida! No tengo m√°s herramientas que mi propio cuerpo y la t√©cnica que, gracias a mis maestros y directores, he ido adquiriendo en estos a√Īos.

"An√≠mese en casa". De pico y porra.Poema: "De pico y porra"Autor: Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz.#Qu√©dateEnCasa #ActrizCubana #TeatroDeT√≠teres #TitiriterosEnAcci√≥n #ElArteSalva #ElArteNosUne#MantenteInspirado

Publicada por Niurbis Santomé Cudeiro en Domingo, 10 de mayo de 2020

¬ŅSientes que con la cuarentena y el necesario aislamiento social han variado las formas de entender y producir el arte? ¬ŅDe qu√© forma influyen las redes sociales, en este momento, en la difusi√≥n de la creaci√≥n, y de qu√© manera sucede en tu caso espec√≠fico?

Evidentemente esta pandemia supone un cambio para la humanidad toda. Nosotros no estamos exentos de ello: ha condicionado nuestra interrelación, nuestra cotidianeidad, nuestro modo de vida de manera general. Aun así no puedo afirmar con toda seguridad que por la situación actual han variado las formas de entender y producir el arte. Apenas ha pasado dos meses del primer caso de Covid-19 en Cuba y aunque muchos nos hemos aislado lo más posible, la cuarentena no ha sido tan drástica como en otros países.

Producir una obra de arte es muy complejo, sobre todo cuando no se tienen todos los recursos, y uno de los sentidos de hacer una presentaci√≥n teatral es que sea disfrutada por el p√ļblico. Es muy importante para m√≠ como creadora poder trasmitir un mensaje y que este influya en la sociedad. Habitualmente para crear y so√Īar me re√ļno con colegas de los grupos de teatro donde trabajo, Teatro del Puerto y Teatro La Proa.

Mensaje de Mercocha a la sombra de La Luz.#ALaLuzSeLeeMejor#EdicionesLaLuz#QuédateEnCasa#RomeríasEnCasa#TodosSomosRomerías#ElArteSalva#ElArteNosUne#MantenteInspirado#ActrizCubana#TeatroDeTíteres#TitiriterosEnAcción

Publicada por Niurbis Santomé Cudeiro en Jueves, 7 de mayo de 2020

Por estos d√≠as reunirnos todos en las sedes de dichas agrupaciones ser√≠a una irresponsabilidad, pero de alguna forma estamos juntos y en eso las redes sociales sin dudas han sido determinantes. Han pasado varias semanas: algunos construimos t√≠teres, otros dise√Īan, hay quien aprovecha para repasar los textos del pr√≥ximo estreno y otros nos seducen mostrando cuanto plato tradicional o ex√≥tico de la culinaria se le ocurre. Las redes sociales, internet, han llegado para democratizar el conocimiento y para socializar un pensamiento plural. A trav√©s de las redes, en mi caso, he llegado en estos momentos a cientos de hogares con Mercocha y Mercucho, dos personajes que he creado para hacer felices a los que puedan verlos.¬†¬†¬†¬†¬†

¬ŅPiensas que este es un cambio a corto o largo plazo?

No s√© cu√°nto durar√° esta situaci√≥n; ojal√° para la etapa vacacional ya nuestras salas de teatro est√©n repletas de espectadores y que podamos recibirlos sin susto, sin el nasobuco que esconde su sonrisa ante nuestras acciones titiriteras. Esa interacci√≥n actor-titiritero-p√ļblico y las sensaciones que produce, no la puede sustituir ninguna red social.¬†¬†

En la actualidad, y ante la necesaria pausa social y art√≠stica que experimenta Cuba, much√≠simos creadores se han sumado, desde sus esfuerzos individuales y colectivos, a promocionar el quehacer y el entretenimiento a trav√©s de la campa√Īa #Qu√©dateEnCasa. ¬ŅEs esta una manera m√°s de celebrar la vida? ¬ŅC√≥mo, desde el arte, podemos incentivar a otros, y despertar su conciencia y deber individual?

As√≠ es, las grandes crisis hacen que el ser humano saque lo mejor de s√≠. De los mitos m√°s tr√°gicos nacieron las mejores tragedias publicadas por los cl√°sicos dramaturgos. Hay un refr√°n que dice: ‚Äúno hay mal que por bien no venga‚ÄĚ, prefiero pensar que despu√©s de todo esto, vendr√°n cosas maravillosas. Lamentablemente hay muchas personas en todo el mundo sufriendo, por eso no creo que haya que celebrar nada, celebrar la vida en medio de una crisis donde est√°n muriendo miles a diario es contraproducente.

La campa√Īa #Qu√©dateEnCasa es una iniciativa de resistencia, de supervivencia, de amor al pr√≥jimo pero, sobre todo, de amor a uno mismo. A trav√©s del arte invitamos a ser responsables, disciplinados, a cumplir con el aislamiento, a emplear el tiempo en casa haciendo algo que nos guste, a descubrir nuevos horizontes mientras miramos al quehacer de nuestros artistas porque, sin dudas, en momentos como estos el arte, la literatura y la cultura juegan un papel primordial.

También contribuimos a entretener, a aliviar el estrés, para que el tiempo pase de la mejor manera posible. No hay nada que celebrar pero sí hay mucho que agradecer a todos los médicos y al personal en general que se mantienen trabajando contra la Covid-19.

¬ŅQu√© piensas que puede ofrecer el teatro, en su amplio registro, al mundo que hoy nos enfrenta, y al que hoy nos enfrentamos? ¬ŅCu√°l es la utilidad del teatro en estos tiempos?

Hoy nos enfrenta un mundo muy complejo y desigual, donde hay quienes tienen muchas posibilidades y acceden a una alta cultura, a teatros, conciertos, festivales, etc. Y hay otros que apenas viven para alimentarse sin el mínimo interés de apreciar el arte. En Cuba todo esto tiene matices. Acá todo el que quiera puede ir al cine, al teatro, se organizan conciertos en plazas y parques totalmente gratis, y de mucha calidad.

La mayor dificultad que tenemos, en mi opinión, para enfrentarnos al mundo y cambiarlo, son nuestros escasos recursos. Pese a ello, el teatro siempre ha sido una especie de laboratorio donde se entremezclan crítica, reflexión, conocimiento, memoria histórica-social-personal, humor, estados de ánimo, sentimientos, emociones, conflictos, interacción e intercambio.

A partir de la individualidad y la colectividad de las experiencias de los actores, el p√ļblico puede llegar a sentirse reflejado y cambiar su accionar: es precisamente esto lo que nos ofrece el teatro en su amplio registro.

Para m√≠, la utilidad del teatro en estos tiempos est√° marcada por la necesidad de hacer pensar al p√ļblico, de fomentar en ellos una mayor conciencia social mediante el juicio de temas y situaciones desarrolladas a trav√©s del arte; en mi caso mediante el acto teatral. Por eso la creatividad de los artistas ‚ÄĒespec√≠ficamente de los teatristas‚ÄĒ es indispensable para resistir, para continuar luchando por la utop√≠a. En tiempos complejos, de pandemias, de teatros cerrados, de incertidumbres, la cultura y el arte salvan.


Ella escribe mucho más que prólogos*

Revisando mi libro de entrevistas descubr√≠ que estaba lleno de hombres, directores y dramaturgos, pero hab√≠a pocas mujeres, y a√ļn menos, mujeres que no fueran dramaturgas o actrices. Eso me alarm√≥ mucho porque reconoc√≠ en mis propias elecciones lo mismo que veo repetido hasta el cansancio en miles de espacios, a la hora de seleccionar o de ser seleccionadas solemos ser menos, a no ser en espacios que se declaren especialmente de ‚Äúmujeres‚ÄĚ.

Pues bien, empecé a observar (a veces mientras más cerca tienes a las personas menos las ves, es triste pero pasa todo el tiempo) a mi alrededor, y estoy rodeada de grandes mujeres de todas las disciplinas.

R√°pidamente pens√© en Yudd Favier, que tambi√©n ha editado numerosos libros del sello Ediciones Alarcos. Teatr√≥loga y profesora de la Universidad de las Artes, con quien podr√≠a hablar adem√°s, honestamente, sobre la cr√≠tica, en tiempos en los que muchos creen descubrir el agua tibia y le ponen nuevos nombres a problemas a√Īejos y proponen soluciones descabelladas e impuestas que demuestran ignorancia e insensibilidad.

Yudd es graduada de Teatrolog√≠a, asesora grupos que est√°n entre lo mejor de la escena cubana (Teatro de Las Estaciones, La Salamandra‚Ķ). Agrupaciones en las que no se desempe√Īa como asesora, reconocen en sus criterios una buena parte de los aciertos y de las alertas necesarias para construir su camino y po√©tica.

¬ŅTendr√° que ver con el oficio de una espectadora especializada, con el talento para mirar y descubrir lo que no est√° funcionando, con la valent√≠a de decir aquello que todos piensan y no se atreven a decir sin medias tintas‚Ķ?

Para ejercer el criterio no necesitas un t√≠tulo universitario, y ahora con las redes sociales, escribirlo y hacerlo p√ļblico tampoco precisa avales. Sin embargo, cuando te has decidido por una carrera donde el ejercicio del criterio es un puntal dentro de tu profesi√≥n, m√°s que tener la verdad como una adarga siento que debes estar comprometido, no s√≥lo con la opini√≥n que ejerces, que siempre es est√©tica, debe ser √©tica y por supuesto, es una visi√≥n particular y por tanto perfectible; sino con la utilidad de esa gesti√≥n.

En mi caso lo que sostiene mi manera de ‚Äúinteractuar‚ÄĚ con la puesta de teatro, sus dramaturgos, directores y equipo general est√° relacionado con mi compromiso con ese ejercicio. Yo empec√© a trabajar en el Consejo en cuanto me gradu√© y por supuesto, pregunt√© cu√°les eran mis responsabilidades dentro del departamento y recuerdo que lo esencial se reduc√≠a a una frase: mi deber era estar actualizada sobre el quehacer del teatro para ni√Īos y de t√≠teres en todo el pa√≠s y poner este conocimiento en funci√≥n de colaborar en su desarrollo.

Por tanto, durante todo este tiempo de ver mucho teatro, de viajar a todo el pa√≠s a√Īo tras a√Īo viendo los repertorios, haciendo talleres de intercambio donde ofrecer una opini√≥n inmediata era obligatorio y directo, eso me dio cierto entrenamiento. Nunca se trataba de hacer sentir mal o mejor al artista sino de desestructurar-valorar el espect√°culo que acababas de ver.

Rub√©n Dar√≠o,Zen√©n Calero, √ća P√©rez y Yudd Favier. En la sala la Orden III/ cortes√≠a Yudd Favier

Por supuesto, esta frontalidad siempre resulta agresiva para ambos lados: el que opina est√° ante un colectivo entero que ha trabajado (m√°s o menos, mejor o peor) y ha presentado ante un espectador ‚Äúmalicioso» su trabajo. En efecto, para el cr√≠tico tambi√©n es una labor dura y siempre cre√≠ que la mejor manera de hacerse responsable con ese criterio era siendo sincera, lo cual genera m√°s ofensas que alabanzas.

Cuando una puesta de tpn o tt terminaba, era mi responsabilidad emitir un criterio de lo visto y en ese momento mi compromiso era con mi ‚Äúdeber‚ÄĚ laboral por muy atroz que suene. Ese era mi trabajo en el Consejo y yo lo hac√≠a e intentaba ser lo m√°s consecuente posible. De todas formas hasta hoy, despu√©s de 18 a√Īos de carrera, jam√°s he podido decirle a un director que su obra es maravillosa o espl√©ndida cuando no lo creo.

¬ŅEs posible decir la verdad sin ser cruel? ¬ŅImporta la crueldad o hacer sentir mal a alguien si est√° en riesgo la calidad de lo que est√° haciendo como creador? Has escrito textos duros por la forma descarnada en que manifiestas y dices tu opini√≥n, eso ha provocado que haya creadores que te buscan, prefieren y respetan por esa actitud, y otros que sencillamente te odian. ¬ŅC√≥mo lo llevas?

Eso que llamas la verdad y que yo prefiero llamar el compromiso, tambi√©n tiene mutaciones. Porque ahora mismo como asesora teatral no pienso en ‚Äúmi rol‚ÄĚ o funci√≥n como algo primordial si no en la responsabilidad que tengo ante todo un colectivo concreto con dramaturgos, directores, dise√Īadores, core√≥grafos y actores.

¬†Ahora me siento una intermediaria entre la obra y el p√ļblico, (antes lo era ante el creador y la instituci√≥n que lo subsidia) y de forma intuitiva todo lo que me parece perfectible de ser pensado dentro del proceso lo se√Īalo, conf√≠o en la inteligencia de las personas con las que trabajo que saben escuchar, revertir y tambi√©n decantar o deso√≠rme.

Como asesora teatral no me callo nada, ning√ļn detalle por peque√Īo que sea,¬† porque siento que si identifico alg√ļn aspecto discordante y no lo digo, estoy traicionando la confianza que se ha puesto en m√≠, y como ves retorno al rol.

Pero los colectivos con los que trabajo hace m√°s de cinco a√Īos en funci√≥n de asesora de manera oficial o no, son amigos m√≠os y profesionales de excelencia por los que siento una profunda admiraci√≥n. Y eso ubica el trabajo en otro nivel y tambi√©n hace diversos y muy particulares los canales de comunicaci√≥n. Cuando trabajas con personas que sabes que les van todas sus energ√≠as y pasiones en su profesi√≥n, el respeto hacia ‚Äúla obra‚ÄĚ est√° impl√≠cito; y de esta manera jam√°s, hasta hoy, alguien ha cre√≠do que hay menosprecio en cualquiera de mis frases ‚Äďa veces insolentes‚Äď cuando quiero se√Īalar un punto.

Y s√≠, ese¬† canal de comunicaci√≥n l√≠mpido, sin concilio de egos, permite incluso intercambios virulentos de opiniones que crean an√©cdotas deliciosas y que s√≥lo apuntalan la confianza mutua. Y aunque parezca naif ‚Äďcasi demag√≥gico‚Äď sigue siendo la sinceridad la que logra este tipo de relaci√≥n. Creo que el d√≠a en que trate de alegrar a alguien con mi discurso ret√≥rico y bien compuesto sobre su ensayo o texto‚Ķ ese d√≠a soy in√ļtil.

S√≠, he escrito y d√©jame citarte: textos duros, algunos son producto de una catarsis en la que has estado viajando por tres meses viendo centenas de espect√°culos, muchos de muy mala calidad, con personas y espect√°culos con los que has dialogado por a√Īos infructuosamente y ese cansancio y decepci√≥n emerge‚Ķ casi ebulle.

Algunos de esos textos probablemente no los escribir√≠a hoy en ese tono; sin embargo, esos textos duros, todos han sido antes debatidos con sus creadores, as√≠ mir√°ndole a los ojos ‚Äúface to face‚ÄĚ. Y por supuesto que tengo muchos creadores y te cito de nuevo, ‚Äúque me odian‚ÄĚ, tengo nombretes, apodos, gente que no me contesta el saludo‚Ķ pero tambi√©n tengo relaciones de armon√≠a con muchos profesionales excelentes y aunque no tengo dudas de que este grupo podr√≠a ser m√°s peque√Īo que el primero‚Ķ es el grupo que prefiero a la hora de entender la profesi√≥n y seguir apostando por ella.

Estuviste muchos a√Īos vinculada al CNAE como especialista, has visto el teatro que se hace en la Isla y tambi√©n has escrito y le√≠do mucha cr√≠tica. ¬ŅA qu√© le atribuyes la crisis de fe que hay alrededor de la cr√≠tica? Hace poco un cr√≠tico me dec√≠a: ‚ÄúEl problema es que los teatr√≥logos de ahora no quieren ser cr√≠ticos, quieren ser artistas, hacen documentales, son performeros y la cr√≠tica y lo teatrol√≥gico est√° en un √ļltimo lugar‚ÄĚ. ¬ŅEl fracaso o poca atenci√≥n a la cr√≠tica tiene que ver con que los teatr√≥logos de hoy quieren ser artistas? ¬ŅQu√© ha ocurrido con la cr√≠tica en estos √ļltimos a√Īos en tu opini√≥n?

En verdad he pensado mucho en esta pregunta sobre la crisis de la crítica. No creo que sea este el espacio para tratar un tema que tiene tantas aristas posibles, pero como es un buen espacio para opinar, te confieso que a mí en lo personal me lastima mucho la manera descarnada y peyorativa en que casi todos se refieren a nuestro ejercicio, pero a veces las razones que argumentan no se pueden refutar.

Y siendo muy, muy global, creo que la matriz del problema tiene su base en los abruptos y contrastantes cambios de pol√≠ticas culturales de las artes esc√©nicas y me explico: desde el 60 hasta el 89 (casi 30 a√Īos) los grupos fundados eran como vacas sagradas, inamovibles pero muy controlados por el Consejo Nacional de Cultura, hab√≠a una estructura muy centralizada y, por supuesto, esto gener√≥ estanco. Dentro de esa composici√≥n la cr√≠tica ten√≠a un rol fundamental y a la vez muy focalizado en los grupos que exist√≠an; para decirlo mal y pronto, la cr√≠tica jugaba un rol importante y hasta determinante.

Luego, en un segundo per√≠odo, se aprobaron los proyectos desde el 89-2019 (son 30 a√Īos m√°s), con la excelente intenci√≥n de ofrecer opciones para los creadores j√≥venes, al principio s√≥lo podr√≠a ser aprobado por el Consejo Nacional, y en su reglamento actual siempre, a√ļn hoy, debe ser as√≠; pero lo que verdaderamente empez√≥ a ocurrir es que cualquiera con cierto cargo o poder pod√≠a crear un nuevo proyecto.

Yudd Favier, Denisse Mart√≠n, Norge Espinosa, √ća P√©rez y Shaday Larios (Derecha a izquierda) en Laboratorio de Teatro de Objetos Documentales. Durante el Encuentro Internacional Retablo Abierto EIRA, 2019. MATANZAS/ cortes√≠a Yudd Favier

Yo creo que la crisis llegó a un tope cuando los directores se iban y dejaban a cargo de un actor la dirección del grupo como una herencia (Muchas veces llegábamos a provincias dónde existían nuevos grupos y nuevos directores que jamás habían sido conocidos por el Consejo).

En papeles, el tipo de contrataci√≥n que era por seis meses o un a√Īo, en la realidad se convirtieron en grupos vitalicios. Te puedo confirmar que existen personas que hace 10 a√Īos no hacen un estreno y viven campantes. Luego, si antes hab√≠a 24 grupos y 15 eran de buena calidad profesional, pero cuando se convirtieron en 200, los 15 se tornaron minor√≠a y aunque en un principio se conform√≥ lo que hoy constituye la vanguardia tambi√©n prolifer√≥ mucho teatro de mala calidad.

¬ŅQu√© comenz√≥ a suceder con la cr√≠tica?

Yo creo que la cr√≠tica comenz√≥ a desechar paulatinamente al teatro deficiente y al principio lo escrib√≠a pero con esa informaci√≥n no suced√≠a nada en absoluto. Los cr√≠ticos comenzaron a desechar proyectos ‚Äďy no creo que esto haya sido cosa de un d√≠a‚Äď y en la actualidad nos hemos convertido en promotores del teatro que nos interesa profesionalmente. No est√° bien.

Tambi√©n surgi√≥ el pluriempleo, que es la √ļnica manera en que los teatr√≥logos podemos tener un salario para llegar a fin de mes y convertirnos en seres multifac√©ticos, y empez√≥ a relegar la cr√≠tica como un ejercicio de vocaci√≥n y no como la √ļnica v√≠a de ‚Äúmostrar‚ÄĚ el valor de una profesi√≥n que se expandi√≥ hacia experiencias m√°s protag√≥nicas y productivas dentro del teatro. Muchos cr√≠ticos encontraron labores m√°s atractivas como gestores de festivales, editoriales, revistas, talleres y eso tambi√©n crea una disyuntiva ‚Äú√©tica‚ÄĚ y, al final, efectiva, sobre qu√© ejercicio profesional priorizar.¬†

Otros han querido dirigir, escribir, hacer cine y hasta actuar, eso a mí me parece fabuloso porque la teatrología sencillamente la ejercen personas que aman el teatro y el derecho a experimentarlo de formas prácticas para mí es irrefutable: es eso un derecho. Que quede bien, regular o mal… ya es otro asunto.

Es un deber de la cr√≠tica verlo todo y dar su opini√≥n de todo. Pero seamos francos, casi ning√ļn creador tiene un verdadero respeto por la disciplina pol√©mica y se tornan agresivos, con lo cual el problema de la √©tica afecta a todos los bandos.

Nadie acepta absolutamente nada excepto los halagos sin m√°culas y hay enfrentamientos e insultos y, el cr√≠tico, que tambi√©n es un individuo cotidiano de guaguas y colas, se agota de que el √ļnico resultado de su ejercicio especializado sea el malestar personal.

Al final del d√≠a escribas lo que escribas, y lo digo por experiencia propia, esos grupos de calidad de amateurs que llevan d√©cadas digiriendo el presupuesto estatal, se presentan en los mismos teatros que una vanguardia consolidada y repito, cobran los mismos salarios blandiendo sus primeros niveles como si de verdad lo fueran. Si la cr√≠tica no tiene una funci√≥n social ni ofrece una gu√≠a para jerarquizar y tambi√©n, por qu√© no desechar, porque estamos hablando de teatro profesional, no subvertir valores con lo comunitario. ¬ŅEntonces para qu√© sirve?

Yo misma al salir del Consejo me libr√© del ‚Äúdeber‚ÄĚ de opinar siempre de cu√°nto ve√≠a y por eso cuando algo no me gusta salgo calladita como una espectadora triste y esquilmada; cuando no me gusta no aplaudo, eso s√≠, por alg√ļn lado debo mostrar mi insatisfacci√≥n, es mi derecho como espectadora.

Hace dos a√Īos no ejerzo la cr√≠tica escrita porque precisamente estoy trabajando de manera asidua con, al menos cinco grupos de este pa√≠s y si escribo una cr√≠tica con aspectos negativos (aunque sean m√°s que evidentes) de los otros 40 grupos con los que no trabajo, siempre ser√° visto como predeterminadamente tendencioso y lo mismo pasa si quisiera escribir algo sobre esos cinco grupos.

Clausura del taller
Objetario Cuba S.A Memoria insular. EIRA, 2019 Matanzas/ cortesía Yudd Favier

Y por supuesto, uno es adulto y por tanto responsable de sus decisiones. Y me dan ganas de hacerlo porque hay espectáculos que son casi ofensivos por su falta de coherencia total y como nadie habla de ellos, tienes que leer publicaciones con autohalagos de éxitos que nunca existieron.

Tengo ganas de escribir porque quien calla otorga, pero he elegido. Existen grupos de 15, 20 a√Īos que jam√°s han hecho una sola obra meritoria de ser llamados profesionales y nadie quiere tener a su cargo el cerrar colectivos que no abri√≥. Entiendo que existe una gran espada de Damocles sobre la responsabilidad civil que generar√≠a desestimar esas agrupaciones par√°sitas del presupuesto tan reducido del Consejo, pero hay entre ellos agrupaciones que en 20 a√Īos tienen cuatro obras en su repertorio, obras malas adem√°s, y eso deber√≠a cambiar porque en el igualitarismo desequilibrado tambi√©n radica una forma de injusticia.

¬ŅCu√°les t√≠tulos y antolog√≠as has compilado y prologado para la Casa Editorial Tablas-Alarcos? ¬ŅC√≥mo ha sido ese trabajo?

Tablas-Alarcos es la editorial donde me he estrenado como antologista y hasta editora. Para m√≠ ha sido un lugar de promoci√≥n superimportante del teatro para ni√Īos; ella se produjeron los libros Dramaturgia cubana para ni√Īos (1943-2013). 30 obras en 70 a√Īos. (La Habana: Ediciones Alarcos, 2014); Teatro Migrante para ni√Īos. Un caribe√Īo en Nueva York¬† (una selecci√≥n de textos del autor Manuel Antonio Mor√°n, La Habana: Ediciones Alarcos, 2016) y Teatro sombr√≠o para ni√Īos curiosos (Una selecci√≥n de textos del autor Christian Medina, La Habana: Ediciones Alarcos, 2016).

He editado un par que est√°n en producci√≥n y tengo en el horno uno m√≠o que, claramente, estoy superansiosa por ver convertido en materia. Ella escrib√≠a… pr√≥logos de libros es una selecci√≥n de ensayos sobre textos dram√°ticos para ni√Īos en Cuba cuyo t√≠tulo remeda un libro de Magie Mateo, que fue el primer libro de cr√≠tica (literaria) que am√©.

Tienes textos que se salen del marco teatrol√≥gico y recientemente estuviste en el hapenning Hogar de Omar Batista y Dania del Pino M√°s como performer. ¬ŅEst√°s interesada en alguna l√≠nea art√≠stica fuera del trabajo como cr√≠tico e investigadora?

No tengo ganas de hacer algo m√°s. Por ahora mi intervenci√≥n como performer fue una cuesti√≥n de fuerza mayor: quien estar√≠a all√≠ era Dania del Pino‚Ķ, pero los procesos tienen sus tiempos propios y el estreno lleg√≥ junto con el nacimiento de Ernesto y pues Hogar era un proceso en el que todos est√°bamos muy comprometidos/involucrados y no qued√≥ de otra que ponerse a ‚Äúlevantar las torres de casitas‚ÄĚ. M√°s que como una actuaci√≥n yo lo asum√≠ como un ritual y cuando hac√≠a mis endebles construcciones pensaba en esa gran masa an√≥nima de personas que viven albergados, hacinados o en peligro de derrumbe y eso adquir√≠a un car√°cter de acci√≥n simb√≥lica. Fue el √ļnico recurso que me hizo estar del otro lado. No creo que pueda actuar y no me apetece hacerlo, pero qui√©n sabe

Estas preguntas a continuaci√≥n, me preocupan a m√≠, y no son teatrol√≥gicas ni importantes para el resto del mundo ni del arte, o tal vez s√≠. Las pregunto porque necesito la opini√≥n y sensibilidad de varias mujeres respecto a estas interrogantes, porque creo que t√ļ puedes decir algo que a m√≠, nuevamente en lo personal, me sirva, me alivie, me inquiete. Son tan simples que son las de siempre, tan comunes que son dif√≠ciles, tan sencillas que responderlas cuesta la vida.

Yudd, ¬Ņqu√© es la soledad para ti?, ¬Ņqu√© es la tristeza?, ¬Ņqu√© es la nostalgia?, ¬Ņqu√© es el amor?, ¬Ņqu√© es el sexo?, ¬Ņqu√© es la lealtad?, ¬Ņqu√© es la felicidad?

¬ŅQu√© nos diferencia de los hombres en lo po√©tico, en lo humano, en lo esencial, en lo general?

La soledad: es la constancia que yo he tenido en esta vida de que en verdad dependo de mí misma. Son los duros momentos de crecimiento: saber que recogerás sólo lo que hayas sembrado. Es dura pero te hace fuerte.

La tristeza: Los tiempos de desesperanza. Cuando existen falta de proyectos simples e inmediatos.

La nostalgia: idealización del pasado. Lo que te dice que ser extranjero es la peor condición humana a mi forma de ver.

El amor: literal: lo que hace que uno se levante cada ma√Īana. Y cuando no has tenido amor de pareja aprendes a valorar los otros amores que son espectaculares y vitales.

El sexo: un ejercicio imprescindible, productor de dopaminas al que no deberían darle tanta importancia la gente, menos las mujeres que hacen un gran barullo en torno a él.

La lealtad: a m√≠ me rige como c√≥digo personal, √Āmbar querida, y creo que va muy relacionada con el amor y la sinceridad.

La felicidad: unos raticos.

Mujeres: Para mí si fuéramos un árbol seríamos las raíces. Es duro pero una se afianza en muchas cosas y le cuesta desprenderse en la familia, en los hijos, en las materialidades, pero también en los ideales y hasta en las discusiones… nos arraigamos a todo. Los hombres son las frutas, las flores, el polen, salen hacia afuera y comienzan los ciclos una y otra vez con mucha facilidad.

*Parafraseando el título del libro que Yudd Favier prepara con una compilación de sus ensayos.


«La actuaci√≥n es mi vida»

La conoc√≠ en las aulas del ISA. Compartimos no solo el sal√≥n de clases sino tambi√©n la experiencia teatral del descubrimiento, ese instante en el que el artista joven se devela como hacedor de su propia materia, de su cuerpo y esp√≠ritu. Desde entonces, Ana Patricia Martin Pomares ha aparecido en mi vida como dramaturga en no pocas ocasiones (debo decir que ha sido un ejercicio rec√≠proco). Conversar con ella es volver, por un instante, a aquel espacio a√ļn id√≠lico de la creaci√≥n.

¬ŅCu√°ndo y c√≥mo descubres que la actuaci√≥n formar√≠a parte de tu vida? ¬ŅFue este un hallazgo temprano o tardaste a√Īos en descubrir tu vocaci√≥n?

La vocación siempre la tuve. Me atrevo a decir que nací siendo actriz y que siempre lo he llevado en la sangre. Desde chiquita, el hecho de bailar, cantar y declamar me llamaba mucho la atención y siempre era líder en las actividades de ese tipo. Ya en el pre gané un premio de actuación en un concurso de aficionados y desde entonces fui encaminándome por esa vía.

Me decidí precisamente cuando terminaba el pre, porque también me gustaban otras cosas y estaba un poco confundida, pero hoy sé que incluso esa etapa también fue parte de mis inclinaciones por la actuación. Hice las pruebas para el ISA y aprobé. A partir de ahí, todo el mundo se transformó en el universo de la actuación. Hoy sé que es mi vida y no me imagino haciendo otra cosa.

Ana Patricia Martin Pomares/ foto Mauro Cantillo

En tu experiencia, ¬Ņcu√°nto valoras la formaci√≥n acad√©mica?, ¬Ņde qu√© manera construyes a tus personajes y cu√°l es tu b√ļsqueda para encontrarlos?

La formaci√≥n acad√©mica es importante porque siempre es bueno cultivar el talento. Por ejemplo, yo no conoc√≠a nada de nada de actuaci√≥n y mi paso por el ISA dej√≥ huellas en m√≠, fundamentalmente en lo referente al aprendizaje de diversas t√©cnicas teatrales. Considero que un actor deber√≠a por lo menos tener una pizca de conocimientos de todo tipo: arte, m√ļsica, filosof√≠a, historia, danza, cultura general integral. Estas son herramientas que en alg√ļn momento vamos a utilizar y siempre es bueno estar preparados. En mi caso, tuve formaci√≥n acad√©mica, pero s√© que tengo todav√≠a mucho que aprender, muchos libros que leer y nuevas experiencias que vivenciar.

Cuando construyo un personaje paso por etapas, pero he tenido la suerte de lograrlos en procesos de corto tiempo. Me ayuda mucho lo que puedo copiar de la vida cotidiana. En la calle hay personajes interesantísimos y con historias muy fuertes, tristes y buenas. Me inclino por los personajes que de alguna forma me obligan a transformarme. O sea, que no se parezcan en nada a mí… pero es gracioso porque inconscientemente tienen mucho de lo que soy. Me gustan los personajes negativos, como a muchos actores, porque creo que te permiten tener más facetas. Adoro el humor y todo lo que venga de él, y también he tenido la suerte de tener carisma para este género tan complejo.

Siempre digo que soy actriz del m√©todo, por eso admiro mucho a Meryl Streep, por ejemplo. En los procesos de montaje he tenido baches, ¬Ņy qui√©n no?, pero el ensayo y la repetici√≥n ayudan mucho. Es c√≥mplice tambi√©n lo que tengo dentro y que busco expresar.

En materia art√≠stica, ¬Ņqu√© es lo fundamental para un actor o actriz? ¬ŅQu√© herramientas t√©cnicas le son indispensables?

Es muy importante la persona que te dirige. He visto obras de teatro donde, sinceramente, el texto da poco que desear, sencillamente no es bueno, pero un buen director sabe sacarle provecho a la obra, sabe transformarla y hacer que el actor sobresalga.

El actor necesita tambi√©n dominar su cuerpo y su voz, pero hoy d√≠a, o por lo menos en este pa√≠s, los actores de teatro (odio decir esto) son los que le ponen m√°s inter√©s a su cuerpo debido a la energ√≠a que te piden las tablas. El entrenamiento es primordial. F√≠jate que cuando dejas de entrenar un tiempo y luego lo retomas, cuesta mucho lograr lo que antes ten√≠as, volver al punto donde te hab√≠as quedado. Yo soy un poco ‚Äúcangreja‚ÄĚ, pero nada que el ejercicio y la persistencia no corrijan. Aqu√≠ entre nos, tengo una envidia sana por los bailarines, porque tienen la suerte de tener un buen f√≠sico y dominan m√°s el ejercicio, la resistencia, la elasticidad.

En cuanto a t√©cnicas creo que todas son √ļtiles y es ah√≠ donde la escuela ayuda, porque te enruta, te otorga herramientas para abordar o llegar a determinado punto en el camino de la actuaci√≥n. Por ejemplo, me atrae mucho el teatro hecho por Eugenio Barba, un teatro donde solo el actor se basta, √©l es el signo, el que cuenta la historia a trav√©s de su cuerpo y su expresividad. Es un teatro que se nutre mucho de otras culturas, sobre todo la oriental, en donde el cuerpo es sagrado. La comedia del arte tambi√©n es muy buena en la formaci√≥n t√©cnica de un actor, te ayuda en la creatividad, el gesto, la voz. Y, por supuesto, tambi√©n es importante el teatro m√°s naturalista, en donde de alguna forma sale a lucir Stanislavski, porque creo que ayuda al actor a conocerse m√°s y a descubrir sus resortes, a lograr emociones y momentos ver√≠dicos.

Has trabajado con no pocos directores, ¬Ņqu√© te llevas de cada uno de ellos que aplicas, de manera m√°s o menos constante, a nuevas experiencias teatrales?

Bueno… en realidad no son tantos, entre cinco o seis solamente. Me gusta hacerme amiga de mis directores, generalmente me entiendo mucho con ellos. Así que lo que me llevo es su amistad y, claro, alguna que otra experiencia teatral. Cuando he tenido problemas para lograr una emoción, ellos han sabido guiarme para alcanzarla.

En 2018 obtienes Premio Caricato en la categor√≠a de Actuaci√≥n de Reparto, por la obra ‚ÄúSin pelos en la lengua‚ÄĚ, ¬Ņcu√°nto se valora un premio en la carrera de un actor?

Ana Patricia Martin Pomares/foto Mauro Cantillo

Creo que poco. S√≠, muy bonito todo cuando te lo dan, pero eso no significa m√°s nada, pasa muy r√°pido al olvido. Un premio deber√≠a m√°s considerado en el c√≠rculo de talentos y en las ofertas de trabajo. Desgraciadamente el actor de teatro, y te repito que odio decir ‚Äúde teatro‚ÄĚ porque para m√≠ el que es actor lo es de todo, tiene mayores inconformidades y caminos m√°s dif√≠ciles a seguir. Paso mucho trabajo para enterarme de un casting, por ejemplo, y eso es triste porque creo que actores de talento deber√≠an ser informados de esto. En fin, es solo la idea de que deber√≠an tenernos m√°s en cuenta.

Has trabajado tanto en obras de teatro infantil como del repertorio para adultos. ¬ŅSientes que tu proceso creativo var√≠a de alguna forma cuando te enfrentas a obras concebidas para ni√Īos?

No var√≠a mucho, pr√°cticamente es el mismo proceso. Me atrever√≠a a decirte incluso que es m√°s duro y riguroso porque los ni√Īos son espectadores muy dif√≠ciles y hay que llamarles la atenci√≥n con todo, con la voz, con la expresividad y la energ√≠a. A m√≠ me gusta el teatro para ni√Īos‚Ķ y el de t√≠teres es interesante en may√ļsculas. No todos pueden hacerlo, y adem√°s hacerlo bien, tiene que gustarte mucho para que funciones en √©l. En este aspecto, Teatro P√°lpito y Ariel Bouza me han ayudado de manera capital.

¬ŅCu√°les son las obras que te atraen m√°s? ¬ŅQui√©nes constituyen tus referentes en el mundo de la direcci√≥n y de la actuaci√≥n, nacionales e internacionales?

Me atraen las comedias. No soporto los dramas, son muy densos y creo que en definitiva el p√ļblico tiende a sentirse m√°s cercano a la comedia‚Ķ y como nosotros, los actores, trabajamos para el p√ļblico, me gusta entonces complacerlo.

Muero cuando veo actuar a Johnny Depp, a Glenn Close, Robert De Niro, Nicole Kidman, Charlize Theron, Natalie Portman y otros muchos. De los cubanos, admiro a Isabel Santos y a mi t√≠o Ra√ļl Pomares.

Sobre la dirección te cuento que me gusta lo que hacen Tarantino y Spielberg. Cubanos no sé qué decirte, estoy muy decepcionada de ellos. Aunque en radio hay muchos buenos: Aida la O, Enrique Irzula. En teatro, mi ejemplo a seguir es mi director Hugo Vargas. Es lo máximo… además es uno de esos actores que no han tenido la suerte de ser más conocido, pero que sin dudas es una bomba en la actuación.

¬ŅQu√© personajes prefieres interpretar?

Los deficientes. Los rotos.

Promocional Cuerdas Percutidas 2020/ foto Mauro Cantillo

La relaci√≥n con el p√ļblico es siempre esencial para el desarrollo de un actor, ¬Ņde qu√© manera te enfrentas a la escena y al espectador siempre cambiante? ¬ŅC√≥mo dialoga un actor con su p√ļblico?

Siempre me ha chocado cuando un chiste me funciona un d√≠a y al otro no. Le echo la culpa al p√ļblico y digo que est√° denso, y creo que muchas veces es as√≠. Hoy en d√≠a es dif√≠cil llegar al p√ļblico y ser aceptado, por eso es que me inclino m√°s por la comedia que por un teatro m√°s espeso. Estos son tiempos donde re√≠r es lo que hace falta y la verdad es que el cubano es maestro en esa tarea.

Yo soy siempre la misma, a veces m√°s alegre, otras triste, otras cansada, pero cada vez que subo a la escena trato de darlo todo. Creo que el p√ļblico me acepta bien porque incluso aunque haga teatro me reconocen en la calle.

Todo actor necesita aceptaci√≥n del p√ļblico. Seg√ļn como este reaccione nosotros lo haremos, y de alguna forma eso nos ayuda para cambiar lo mal hecho. Una de nuestras funciones es comunicar ideas, y esto lo hacemos con la emoci√≥n en bruto. Ojal√° siempre el p√ļblico sea inteligente, o por lo menos agradable, y pueda irse con un mensaje o con una sonrisa. Solo de esa manera un actor se siente √ļtil y feliz.

Recientemente has comenzado un proceso de trabajo con el equipo Laboratorio Fractal. Dicho equipo obtuvo, bajo direcci√≥n de Ra√ļl M. Bonachea, la Beca de Creaci√≥n Esc√©nica Milan√©s 2019 para producir el espect√°culo Cuerdas percutidas. ¬ŅCu√°l crees sea el reto mayor de este proyecto que reci√©n comienza?

El mayor reto est√° en que no se trate de hacer una obra por una obra, sino que tenga un mensaje, una historia que contar y que, adem√°s, llegue al p√ļblico‚Ķ que ya sabemos que es cr√≠tico y te puede destruir. Lo dem√°s son cosas que se nos pueden escapar de las manos porque, desgraciadamente, necesitamos de los otros. En esencia se busca logar algo m√°s que digno, algo que sea realmente interesante. Qui√©n sabe, a lo mejor con esta obra vendr√°n nuevos premios.


Los desafíos de Camila Rodhe (+ fotos, video y tuit)

Era algo tímida, le temía al ridículo, pero su pasión por el jazz y la actuación es más fuerte que lo demás. Ahora encanta desde las tablas, encarna personajes con naturalidad y despierta aplausos.

Camila Rodr√≠guez, m√°s conocida como Camila Rodhe, es actriz del grupo El Portazo y cantante del conjunto Mestizaje, en Matanzas, su provincia natal. La obra CCPC La Rep√ļblica Light III Temporada fue como una especie de vitrina que le permiti√≥ demostrar su fuerza y talento.

Oriunda del municipio de Cárdenas, posee entre sus principales reconocimientos el premio de actuación femenina Adolfo Llauradó (2019), uno de los más importantes entregados a jóvenes en Cuba, miembros o no de la Asociación Hermanos Saíz.

Con naturalidad, narra que cuando conoci√≥ la noticia no lo pod√≠a creer. Tal vez porque nunca imagin√≥ que con su primer estreno como profesional pod√≠a recibir ese tipo de aplauso. ‚ÄúSent√≠ mucha alegr√≠a, sobre todo porque significa que mi trabajo va por buen camino. Cada reconocimiento de la AHS alienta a que el creador contin√ļe con ese deber de aportar a nuestra cultura y cada vez con m√°s √≠mpetu‚ÄĚ.

‚ÄĒ¬†¬ŅCu√°nto favorece tu formaci√≥n actoral estar en¬†El Portazo, un grupo que a pesar de su juventud da pasos importantes a nivel nacional?

‚ÄĒ¬†Ser parte de El Portazo ha sido y sigue siendo un placer y una suerte. Incluso, ya estudiando en la Academia, no ten√≠a claro si quer√≠a ser actriz. Desde ni√Īa he amado el musical, y cuando me gradu√© no exist√≠a ninguna agrupaci√≥n desarrollando ese g√©nero. Llegu√© a Matanzas y me incorpor√© a este grupo sin saber qu√© hac√≠a all√≠‚Ķ no tard√© en entender. He aprendido el rigor, la belleza, el placer de hacer arte.

‚ÄúHe aprendido el riesgo, a disfrutar el proceso, a entregarme sin miedo en las tablas‚Ķ Era muy cohibida, le tem√≠a al rid√≠culo. En el El Portazo he ido conoci√©ndome como actriz, cu√°les son mis lagunas, c√≥mo mejorarlas y c√≥mo sacarle provecho a mis cualidades‚Ķ, consciente de que la b√ļsqueda y el crecimiento han de continuar. Tanto su director, Pedro Franco, como sus actores (a quienes admiro y respeto mucho) me han ayudado y me gu√≠an en esta b√ļsqueda‚ÄĚ.

‚ÄĒ¬†¬ŅQu√© tipo de personajes prefieres o los asumes todos con el mismo entusiasmo? ¬ŅPor qu√©?

‚ÄĒ¬†Creo que todav√≠a no puedo decidir qu√© tipos de personajes me gusta hacer, y por eso, me entrego a todos con igual pasi√≥n‚Ķ todos suponen un reto para m√≠. Desde la escuela me han tocado personajes dram√°ticos y me gusta‚Ķ ahora tengo la oportunidad de hacer una comedia. Estoy tan entusiasmada como temerosa, pues nunca me he considerado una persona simp√°tica‚Ķ Se me da mejor re√≠r que hacer re√≠r. Pero la curiosidad y la oportunidad de descubrir de qu√© soy capaz son m√°s fuertes que mi miedo, y estoy muy contenta con ello.

‚ÄĒ¬†Tambi√©n tienes experiencia como actriz de la¬†emisora Radio 26, en Matanzas. ¬ŅC√≥mo es el trabajo en ese medio? ¬ŅCu√°n enamorada est√°s de la actuaci√≥n radial?

‚ÄĒ¬†Llegu√© a la radio gracias al actor y director del dram√°tico de Radio 26, William Quintana, que m√°s que mi director en este medio y mi compa√Īero de escena, es tutor y amigo. Mi primera vez en la radio¬†fue aterradora. Muy buenos actores me acompa√Īaban y no sab√≠a qu√© hacer (aclaro, que en la academia recib√≠ clases de radio, aunque en ese entonces no las valor√©). Pero me acogieron con paciencia y pronto descubr√≠ el deleite.

‚ÄúEs una escuela por la que todo actor deber√≠a pasar. Aprend√≠ agilidad. Es impresionante cu√°ntas cosas se pueden hacer de un personaje solo usando tu voz. Sin dudas es un trabajo muy dif√≠cil, pero divertido‚ÄĚ.

‚ÄĒ¬†El teatro implica muchos retos m√°s all√° de la escena. ¬ŅC√≥mo es en tu caso?

‚ÄĒ¬†No creo que sea muy diferente al resto de los actores de mi generaci√≥n. Yo soy de C√°rdenas, pero El Portazo radica en la ciudad de Matanzas, por lo que pronto tuve que buscar alquiler en la capital provincial, lo que supone estar lejos de mi familia y aprender a mantener todo lo que ello conlleva.

‚ÄúAdem√°s de eso, y hablando concretamente del trabajo, siempre es un reto el proceso de investigaci√≥n y b√ļsqueda al que debemos entregarnos con cada obra. El p√ļblico ve un resultado, pero el proceso es la parte m√°s divertida e importante. Lleva horas de estudio, y constante b√ļsqueda. La vida social es limitada en esos momentos y a veces tus amigos y familiares no lo entienden y eso afecta un poco tu lado emocional‚Ķ Fuera de eso, nada del otro mundo‚ÄĚ.

‚ÄĒ¬†Te gusta mucho el jazz. Sin dudas tu padre, director del conjunto Mestizaje, seguramente tuvo mucha influencia en eso‚Ķ

‚ÄĒ¬†Desde peque√Īa la m√ļsica cubana y el jazz era todo lo que o√≠a en casa. Crec√≠ rodeada de discos y m√ļsicos ensayando. Pasaba horas escuchando a mi pap√° practicar en la bater√≠a‚Ķ Siempre pens√© que ser√≠a m√ļsico, pero la vida me llev√≥ por otros caminos.

‚ÄúDe todas formas, nunca he podido separarme del jazz y de la m√ļsica en general, ni es mi intenci√≥n dejarla atr√°s. No fui a una escuela, pero aprend√≠ canto coral (lo suficiente) desde los seis a√Īos de edad hasta los 15 con el maestro Reynaldo Montalvo, integrante del Coro de C√°mara de Matanzas, que est√° bajo la direcci√≥n de Jos√© Antonio M√©ndez. Con √©l me cultiv√© y me enamor√© m√°s del arte‚ÄĚ.

‚ÄĒ¬†Entre 2017 y 2019 tuviste varias presentaciones musicales en Egipto ¬ŅC√≥mo fue la experiencia?

‚ÄĒ¬†Fue incre√≠ble e intimidante, porque ten√≠a entonces 19 a√Īos, me acababa de graduar y nunca hab√≠a enfrentado un p√ļblico que no fuera de escuela (d√≠gase padres y amigos que asist√≠an a los ex√°menes de actuaci√≥n). Era la primera vez que me alejaba tanto de mi familia y empezaba a descubrir otros lugares, otra cultura, y daba mis primeros pasos en el mundo profesional, muy importante adem√°s porque fue parte de un proceso de b√ļsqueda sobre cu√°l ser√≠a mi camino. ¬ŅQuer√≠a ser m√ļsico o actriz? Result√≥ que quiero ser las dos. La m√ļsica siempre ha estado en m√≠, y la actuaci√≥n me lleg√≥ por azar, a√ļn no s√© por qu√©, pero estoy contenta de que haya llegado.

‚ÄĒ¬†Llama la atenci√≥n¬†tu versatilidad como artista, a veces la m√ļsica y el teatro se unen encima del escenario. Ahora mismo preparas¬†la Comedia Musical¬†Todos los hombres son iguales‚Ķ ¬ŅCu√°l ser√° tu papel en esa obra?

‚ÄĒ¬†Interpreto a Susana, un personaje algo hist√©rico y burl√≥n, que se deja llevar por sus amigas (Liza, que la interpreta Mar√≠a Laura German, y Marie, a cargo de la actriz Odette Mac√≠as), y luego las culpa por haber perdido el control.

‚ÄĒ¬†¬ŅCu√°l consideras que ha sido tu principal desaf√≠o profesional hasta el momento?

‚ÄĒ¬†Precisamente el enfrentamiento con esta comedia musical. Ya hab√≠a mencionado el hecho de que no se me da muy bien hacer re√≠r y, para m√°s tensi√≥n, comparto escena con actores muy simp√°ticos y ocurrentes. Como dice el buen cubano, he tenido que ponerme las pilas.

 

‚ÄĒ¬†¬ŅQu√© sientes encima de las tablas? ¬ŅCu√°nto le temes o no a las reacciones del p√ļblico?

‚ÄĒ¬†Lo que siento cuando subo al escenario es dif√≠cil de explicar. Son muchas cosas. Pero, sin duda, me siento libre, y sin importar cu√°l sea el resultado, me siento complacida‚Ķ Para el p√ļblico trabajamos y por eso su reacci√≥n y opini√≥n es muy importante, eso siempre resulta aterrador, y provoca mucha tensi√≥n, pero nunca ha sido un freno para m√≠. Al contrario, procuro que funcione como motor impulsor. Aprender a escuchar a quienes te observan es algo muy importante.

‚ÄĒ¬†Por lo general, se piensa que las actrices son desinhibidas. ¬ŅC√≥mo te defines como persona?

‚ÄĒ¬†Mitad y mitad. La profesi√≥n que he elegido me ha ido sacando esos demonios que antes tem√≠a mostrar, pero a√ļn siento pudor en varias ocasiones.

‚ÄĒ¬†¬ŅQu√© piensas del teatro cubano? ¬ŅCu√°les son sus principales desaf√≠os?

‚ÄĒ¬†Siempre se puede hacer m√°s y mejor. Sobre todo porque en pleno siglo XXI competimos con la tecnolog√≠a, y las personas ya no quieren tomarse la molestia de llegar hasta un teatro. Creo que en Cuba se hace buen teatro, y que muchas agrupaciones ya han comenzado a actualizar sus repertorios y est√°n en la b√ļsqueda de hacerlo m√°s atractivo e interesante.

Pero para que la lucha tenga resultados, el teatro cubano necesita m√°s apoyo, m√°s all√° de los festivales que ya lo respaldan. Es m√°s f√°cil ir a un concierto que a una obra. Y hablo de la isla entera. He conocido personas que, a√ļn hoy, no han visto una obra de teatro. Simplemente no se enteran, y eso es algo triste.

‚ÄĒ¬†En tu opini√≥n, ¬Ņc√≥mo deben ser los j√≥venes actores y actrices en la Cuba de hoy?

‚ÄĒ¬†M√°s arriesgados. M√°s estudiosos, m√°s curiosos. El mundo cambia a minutos, y mantenernos actualizados es importante. Creo que tambi√©n debemos ser conscientes de la importancia de nuestro oficio‚Ķ no perder la belleza y la pasi√≥n.

‚ÄĒ¬ŅQu√© importancia le concedes a la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z como aglutinadora, impulsora de proyectos y defensora de los j√≥venes escritores, artistas e investigadores?

‚ÄĒ¬†Justo esa. Como j√≥venes creadores, contar con una asociaci√≥n que nos respalde, aliente y oriente en este camino, es muy importante.

‚ÄĒ¬ŅCu√°les son tus principales sue√Īos en el mundo creativo?

‚ÄĒ¬†Rescatar el musical en Cuba. Creo que es muy importante, sobre todo porque somos una isla muy r√≠tmica, y este es un g√©nero de mucho virtuosismo, belleza y grandeza que nunca debi√≥ perderse.


La amarga soledad del Pinto

La noche del Pinto, basada en un original de Reynaldo Montero, fue la entrega de Teatro D` Sur para este Mejunje Teatral. Una puesta resentida en aspectos como el dise√Īo escenogr√°fico y sonoro, pero que logra comunicarse con el espectador gracias ‚Äďporque hay que agradecerle en verdad‚Äď, a la actuaci√≥n de Jorge Luis Castillo.

[+]


Yisel, con Y

Una joven aldeana de la Renania medieval inspira el amor de Loys, bajo cuyos andrajos de pueblerino se encuentra el duque Albrecht. Hilarion, cazador, tiembla de celos. En dos actos de un ballet con m√ļsica de Adolphe Adam suele contarse la historia de Giselle. Pero la Directora Art√≠stica Idania Garc√≠a Casta√Īeira prefiri√≥ decirlo de otra manera.

Para contarnos su Yisel, bebió de la pieza romántica y dispersó su propia versión sobre las tablas. Una que recurre al humor en registro coloquial, para presentarnos personajes con identidad y carisma. Cuyo referente inspira a lo sublime, pero que a la velocidad de la luz nos aterriza en la circunstancia bucólica de Gisselle.

Y por si pareciera poco atrevida la parodia, tres t√≠teres interpretan a los personajes principales y nos conducen por una suerte de secuela jocosa de la obra original. Estos son presentados mediante la recurrencia a algunos actos y la m√ļsica incidental o en primer plano, en muchas ocasiones, del cl√°sico; trascendencia textual que agradece el p√ļblico, pero que responde tambi√©n a cierto objetivo pedag√≥gico detr√°s de esta entrega.

foto Dorisbel Guillén

‚ÄúTanto los ni√Īos como los adultos que no conocen la obra original pueden acercarse a la trama, porque es narrada con naturalidad y desenfado‚ÄĚ, explica al Portal del Arte Joven Cubano Idania Garc√≠a, quien adem√°s de actuar y dirigir, concibi√≥ este original y todo el dise√Īo escenogr√°fico y sonoro.

Comenta tambi√©n que el trabajo con t√≠teres fue un elemento de singular importancia en esa intenci√≥n subyacente. Debido entre otros aspectos, a que ‚Äúresultan muy atractivos se logra sensibilizar al p√ļblico con la representaci√≥n de valor universal.‚ÄĚ

De este modo, la reconocida actriz de la Compa√Ī√≠a Teatral Mejunje se desdobla en escena a trav√©s de tres personajes, dos de ellos masculinos; t√≠teres que manipula con maestr√≠a y a los cuales imprime con su voz matices espec√≠ficos.¬†

En escena, Yisel, es maniobrada por Denet Garc√©s √Āguila Garc√≠a, quien cuenta con cinco a√Īos de estudio del ballet, pero asume por primera vez la actuaci√≥n y tambi√©n se inicia como titiritera. ‚ÄúIntercambiamos experiencias‚ÄĚ; afirma acerca de lo que signific√≥ colaborar con la directora en el montaje de pasos y figuras propias del ballet.

Pero aun cuando esta retroalimentación pudiera mantener una intensidad dramática, puesto que se nutre de recursos bastante atractivos, pasado el primer acto comienza a resentirse el ritmo de la obra teatral. Puesto que los diálogos se tornan algo vacíos. El romance se convierte en melodrama. Se entiende, está claro, la intencionalidad, la ironía hacia el edulcoramiento del romance. Pero redunda en un estancamiento momentáneo del ritmo narrativo que nos deja también un sabor superfluo del tema.

Aun así, captan la atención la recurrencia a localismos jocosos, destellos de improvisación y la gran originalidad de la puesta en sí. Se superpone a todo esto el magistral manejo de los títeres.

Madre e hija so√Īaron esta singular puesta que tuvo su debut en marzo del a√Īo pasado con motivo del ejercicio de graduaci√≥n de Denet √Āguila. Una vez egresada de la Escuela Provincial de las Artes de Villa Clara seguir√° convidando a su disfrute en la sede del Proyecto Mejunje y en otros escenarios del pa√≠s.

La invitaci√≥n se agradece, si se tiene en cuenta que esta ‚ÄúGiselle‚ÄĚ, convida a las propias lecturas paralelas de la leyenda una vez que nos atrevemos a despojarla del preciosismo del ballet para encontrarla en otras po√©ticas. Y es que mientras Yisel ‚Äď‚Äďla puesta‚Äď‚Äď nos hace re√≠r, podr√≠amos preguntarnos nosotros tambi√©n: ¬ŅC√≥mo pudo haber sucedido realmente?