Actuaci贸n


La radio es inmediatez

(Entrevista a Dalia Ram贸n Le贸n)

Es la actuaci贸n un camino para el encuentro. El actor se sumerge en sus experiencias para encontrarse consigo mismo, pero tambi茅n con el otro. Ese otro al que algunos llaman espectador, p煤blico, televidente o radio-oyente. El arte del actor consiste en la b煤squeda de significados dis铆miles y contradictorios. Una b煤squeda humana, pero tambi茅n est茅tica. Los caminos del arte no pueden evadir esa condici贸n.聽

Para hablar del camino del actor y sus consonancias tras los micr贸fonos y las cabinas de la radio, invit茅 a un caf茅 a la actriz Dalia Ram贸n Le贸n (graduada de la especialidad de actuaci贸n en la academia de teatro en Santiago de Cuba). Desde que se gradu贸, la radio se convirti贸 en su gran escenario; hoy integra el cuadro dram谩tico de la emisora CMKC, donde ya tiene m谩s de una d茅cada de trabajo.

Dalia, la actuaci贸n es un fen贸meno que juega con el sentido de la existencia porque se alimenta de ella. En tu caso, 驴por qu茅 eliges ser actriz?

De ni帽a siempre jugamos a qu茅 queremos ser cuando seamos grandes. Creo que desde peque帽a me marcaron con eso de鈥 esta ni帽a va a ser abogada o actriz, porque tiene muchas leyes. A m铆 me gustaba cantar, bailar, decir poes铆as. Me gustaba estar frente a mis compa帽eros de la escuela, haci茅ndolos disfrutar de alg煤n espect谩culo adolescente. Un d铆a me percat茅 que definitivamente ese era el camino.

Cuando se estudia en una escuela profesional de teatro, por lo general en lo menos que se piensa es en la radio como fin laboral. Eso tiene que ver con las propias din谩micas de la formaci贸n, sin embargo, t煤 llegaste a la radio directamente. 驴Qu茅 has encontrado en este medio como para convertirlo en una necesidad expresiva de tu d铆a a d铆a?

Creo que fui bendecida. Tuve mucha suerte, de ni帽a escuchaba mucho la radio, incluso siempre quise pertenecer al grupo del humor铆stico. Por eso digo que fui bendecida de poder entrar directamente despu茅s de graduada. Creo que las circunstancias me condujeron a este camino y lo agradezco much铆simo, porque realmente soy feliz aqu铆.

Cada medio tiene sus m茅todos y el actor debe entenderlo y apropiarse de ellos. 驴C贸mo se construyen los personajes para la radio?

La din谩mica de la radio tiene algo que a m铆 en lo personal me llama mucho la atenci贸n, siento que es m谩s realista. Tienes que hacerlo todo r谩pido y eso marca la diferencia con los procesos creativos del teatro. En la radio no hay tiempo para preparar el personaje. La radio es inmediatez.

Es v谩lido resaltar c贸mo, sin importar el medio, hay muchos puntos en com煤n a la hora de construir un personaje. Resulta que las herramientas para trabajar la actuaci贸n siguen siendo las mismas. Pero es lo que te dec铆a, no hay tiempo, nunca ser谩 como uno quisiera.

Hay mucho p煤blico para los dramatizados radiales. Aun las personas esperan los cap铆tulos de alg煤n dramatizado con las mismas ansias que la novela de la televisi贸n. En la actualidad, se habla de la perdida de inter茅s de las nuevas generaciones por este tipo de contenidos. 驴A qu茅 crees que se deba esto?

Conozco a muchos j贸venes que siguen la radio. Por lo general, los contenidos se enmarcan en un sector de la poblaci贸n: las amas de casa o las abuelitas, para citar algunos. Pero tambi茅n he escuchado en las calles a personas, que ni te imaginas, comentar sobre un cap铆tulo de Objetivo X. Creo que cada espacio tiene su p煤blico y eso debe temerse siempre en cuenta.

Al mapear el sistema radial cubano, nos percatamos que cada vez hay menos j贸venes en los distintos espacios creativos de este medio. 驴C贸mo se pudiera fomentar la inclusi贸n de nuevos creadores j贸venes y con ellos, nuevas miradas y valores comunicativos y art铆sticos?

A veces se encasilla al joven en ciertos personajes, se teme a darle una oportunidad real. Por suerte no ha sido mi caso. Yo he podido, desde que estoy aqu铆, abarcar un gran n煤mero de personajes. Pero conozco a otros j贸venes a los que s铆 se les limita. Creo que se pudiera trabajar m谩s en la superaci贸n, intercambios de experiencias, talleres, romper con el facilismo de apostar por el de siempre. Es bueno que los j贸venes se vean, de eso depende la radio.


Yura L贸pez: «El teatro me permite desnudar el alma»

El amor por el arte y especialmente por la actuaci贸n la acompa帽a desde peque帽a. Sus padres le le铆an cuentos, interpretaban canciones y le proyectaban pel铆culas en la pared. Poco a poco, la peque帽a fue desarrollando una imaginaci贸n inusual, y se inventaba sus propias historias y personajes. Con apenas 12 a帽os de edad esta villaclare帽a se incorpor贸 a un proyecto teatral infantil, y todav铆a sue帽a y crece desde la actuaci贸n.

Juraysi L贸pez Angulo, Yura L贸pez, ya es uno de los rostros reconocidos dentro de la televisi贸n cubana. La hemos visto en dramatizados, como Tras la huella, la telenovela Cuando el amor no alcanza, U.N.O, Conciencia, De amor y esperanza, y las pel铆culas Ernesto y Red avispa. En 2020 sobresali贸 por su rol en la serie Lucha contra bandidos: La otra guerra. Su papel de la bandida Ana Luisa impresion贸 por la fuerza y expresividad. Fueron muchos los aplausos de espectadores y especialistas, incluido el Premio Adolfo Llaurad贸, que otorga cada a帽o la Asociaci贸n Hermanos Sa铆z.

Graduada de Actuaci贸n en la Escuela de Arte Samuel Feij贸, de Santa Clara, y m谩s tarde en el Instituto Superior de Arte, en La Habana, esta carism谩tica joven no olvida la influencia de su t铆a Tatatata (Floralba) para comenzar los pasos en la creaci贸n, pues fue ella quien descubri贸 sus dotes histri贸nicos y la llevo a la captaci贸n de lo que ser铆a el grupo de teatro Soles de Sue帽o, bajo la direcci贸n de Margot Albares.

鈥淓lla y el escritor Luis Cabrera Delgado me ense帽aron el respeto, la disciplina y el amor por el teatro. Con ese conjunto vinieron mis obras iniciales y mi primer premio con el personaje de Tia Julita. Sin darme cuenta, me fui enamorando de la profesi贸n de mi vida鈥, expresa quien anhela actuar mientras tenga fuerzas para hacerlo.

Respecto a su participaci贸n en Lucha contra bandidos鈥,asegura que ya hab铆a so帽ado interpretar un personaje como el de Ana Luisa. 鈥淐uando fui al casting de la serie no imaginaba su existencia, ni ten铆a esperanzas de ser seleccionada, porque eran pocos roles femeninos. Me sorprend铆 cuando supe la buena noticia. Agradecer茅 siempre a Roly Pe帽a y a Miguel Sosa por la oportunidad.

鈥淎na Luisa fue un gran reto. Entren茅 fuerte, a la par de los actores. Eran locaciones complejas, tuve que grabar de noche, cargar un arma casi todo el tiempo y dispararla鈥, situaciones que me sacaban de mi zona de confort, pero a la vez me hac铆an disfrutar鈥, refiere quien adora bailar m煤sica de casino y pasar tiempo con su ni帽a.

Seg煤n narra, una de las escenas m谩s dif铆ciles para ella fue la que incluy贸 atravesar un r铆o, 鈥渕谩s bien era un pantano, todo el tiempo pensaba en el peligro de quedarme atascada con el fango, pero por suerte lo consegu铆 en la primera toma鈥, dice y suelta una carcajada.

Agrega que el equipo logr贸 una buena armon铆a. 鈥淓st谩bamos a la expectativa, pero confi谩bamos en el resultado, porque todos en las distintas especialidades hac铆an un trabajo espectacular, hab铆a buenos actores, buen guion, buenos directores鈥, gran parte de la pelea estaba ganada desde el principio鈥.

Ahora luce serena, sonriente, en total contraste con aquella bandida que se escurr铆a entre matorrales, que disparaba y hasta mataba. Yura, amante de las pastas, la comida criolla y las excursiones, se define como una persona t铆mida, tranquila, pero divertida con sus amigos y familiares. 鈥淣o me gusta llamar la atenci贸n en mi vida cotidiana. Siempre digo gracias a Dios que existe el teatro, porque me permite canalizar mis emociones m谩s all谩 de un personaje, puedo desnudar el alma y sentirme libre.

鈥淢e gustan los papeles que me den la posibilidad de cambiar totalmente, ricos en matices, con un buen conflicto e interesantes por peque帽os que puedan parecer, los que me quiten el sue帽o y me obliguen a superarme como actriz鈥, refiere esta so帽adora.

Devela que se siente muy nerviosa antes de comenzar cualquier actuaci贸n, pero luego todo se vuelve m谩gico, 鈥渟iempre doy lo mejor de m铆 y me dejo llevar por las sensaciones, disfruto cada sentimiento, lo vivo al m谩ximo. He aprendido de otros actores, de cada compa帽ero de estudio y los maestros. Entre mis mayores referentes se incluyen Laurita de la Uz, Isabel Santos y Alina Rodr铆guez.

鈥淟a actuaci贸n es pasi贸n y reto constante. Trabajo para que ning煤n personaje se parezca al otro, investigo, me preparo, me esfuerzo, entreno mi cuerpo seg煤n el rol que corresponde, pero me siento realmente lista despu茅s de haberlo interpretado por primera vez. Me nutro de mis experiencias y las personas cercanas. Soy muy observadora y aprendo de todo para despu茅s usarlo. Incluso as铆, luego de ver el resultado, siento que pudo ser mejor鈥.

Los gestos reflejan su naturalidad, sonr铆e, y habla de retos. 鈥淓n Cuba hay mucho talento joven que se pudiera aprovechar m谩s. Nuestro mayor desaf铆o es hacer un arte entretenido, divertido, visceral e inteligente que tambi茅n haga reflexionar, y nos conecte de manera m谩s fuerte con el p煤blico amante de productos extranjeros鈥.

A帽ade que la AHS es muy importante, pues brinda la oportunidad a los j贸venes de hacer realidad sus anhelos y sirve de punto de partida y apoyo, pero deber铆a darse a conocer m谩s, especialmente entre los amantes de la creaci贸n鈥, refiere quien le concede un valor especial al premio Adolfo Llaurad贸, motivo para seguir en el camino de los sue帽os.

Casi al final de la conversaci贸n comparte su prop贸sito de 鈥渁ctuar hasta ser una viejita y que no me falte el amor del p煤blico, ser una gran actriz, trabajar con directores nacionales e internacionales, hacer mucho cine鈥.


So帽ar despierto

En So帽ar con los ojos abiertos, todos giran alrededor de la joven soprano Lucelsy Fern谩ndez, quien acaba de ser distinguida con el Premio de Actuaci贸n Adolfo Llaurad贸 2020, de la Asociaci贸n Hermanos Sa铆z. Rub茅n Dar铆o Salazar ha creado para ella un concierto que, de la mano del director de Teatro de Las Estaciones, resulta, por supuesto, un espect谩culo teatral.

[+]


Vivir el arte en uno: Orlando Gonz谩lez y el teatro (+Galer铆a de fotos)

De seguro mi adicci贸n al teatro le descubri贸 tras la m谩scara de alg煤n personaje. Pero fue con mi arribo a la Vocacional de Arte en Santiago de Cuba, que vi los ojos de Orlandito. Inquieto y apasionado, as铆 lo defino si la prisa manda. Con el tiempo 聽observo sus pasos siempre en ajetreo al ritmo que impone la creaci贸n. Su cerebro es una avenida de doble v铆a que transita de la ense帽anza del arte hacia Calib谩n Teatro, y viceversa. A sus 37 a帽os, uno percibe que es u聽 hombre de las tablas. Lo atestiguan no s贸lo las pieles asumidas en la escena; a su direcci贸n, cada una de las puestas es un maremoto de sensaciones. Su modo de habitar la escena transforma el entorno.

Me place compartirles el tiempo y las razones de alguien que admiro.

驴C贸mo llega Orlando a la actuaci贸n? 驴En qu茅 momento decidiste este camino profesional?

cortes铆a del entrevistado

Cursaba el d茅cimo grado en la Vocacional 鈥淎ntonio Maceo鈥 cuando escuch茅 por primera vez la sigla ISA, sin la idea de qu茅 era. Cuando ni帽o a la gu铆a de mi abuelo que es locutor, tuve inclinaci贸n por el decir de poemas y otras cosas sencillas. Pero me era ajeno el mundo de la actuaci贸n y el teatro como tal. En la Vocacional me explican acerca del Instituto Superior de Arte. Con el 12 grado me present茅 a las pruebas para el ingreso, muy emp铆rico todo. Ese a帽o se realizaron en Guant谩namo y a los meses me notifican la aprobaci贸n. Fue algo inesperado, no lo planifiqu茅 de siempre como afirma la mayor铆a en sus discursos, no.聽 Aunque de peque帽o la gente dec铆a este ni帽o va a ser artista, hice la ense帽anza general hasta que acontece este suceso que nos sorprende tanto a m铆 como a la familia. Es mi primer acercamiento al mundo del teatro.

De tus a帽os como estudiante del ISA, 驴qu茅 experiencias y aprendizajes consideras que definieron tu desarrollo posterior?

El ISA es un lugar con magia al que agradezco mi paso y formaci贸n. Me transform贸 como ser humano y puso ante m铆 las herramientas para ser artista. Era algo novedoso. Llegas y te encuentras con su arquitectura, lo primero que deslumbra. Era muy bonito estar all谩, sin las grandes condiciones, pero con muchos deseos de hacer. Te enamoras de ese lugar que tiene algo propio, y de tu carrera.

Los primeros a帽os fueron duros pues muchos no ten铆amos nociones. Cuando entras a una escuela de arte, al menos me sucedi贸, piensas, 鈥渜u茅 voy a dar aqu铆, qu茅 cosa es actuar鈥, sobre todo cuando no vienes con una formaci贸n previa.聽 Sorprende lo complejo de la carrera cuando comienzas a saber de Stanislavski, todas las cuestiones t茅cnicas y los diferentes m茅todos de actuaci贸n. A veces est谩s en la escena, la clase pr谩ctica, y no se logra lo que el profesor solicita. Te percatas de lo complejo de la actuaci贸n. Los inicios 聽fueron dif铆ciles 聽en el sentido de la adaptaci贸n a ese rigor.

cortes铆a del entrevistado

En mi caso, el cuarto a帽o fue decisivo en lo que me aport贸 en ese momento como futuro actor. En dicho curso comenzamos con un profesor que es una de las personas que m谩s admiro como ser humano, docente y director de teatro. De Eduardo Eimil he aprendido much铆simo o eso trato. Ya 茅l hab铆a impartido un semestre con mi grupo en segundo a帽o, momento en que se hace el g茅nero del cuento cubano.

Puedo decir que mis mayores aprendizajes estuvieron entre cuarto y quinto a帽o. En cuarto, hicimos obras maravillosas como Cornudo, apaleado y contento; El gallo electr贸nico, de Yerandys Fleites, que luego la hice en el ISA ac谩 con mis estudiantes. Es una fiesta el trabajo con Eduardo y mucho el aprendizaje. Conoce las particularidades de cada estudiante. Este fue el curso que corrobor茅 que ser铆a actor. Hasta entonces pasaban los semestres y lo ve铆a muy complejo, en ocasiones dud茅 de m铆. De esa fecha al presente certifiqu茅 ese amor que me hace ser una persona de teatro.

cortes铆a del entrevistado

Luego la tesis tuvo la gu铆a de Eduardo tambi茅n. Fue un punto muy fuerte de mi carrera, era una obra completa de teatro psicol贸gico, de Tennessee Williams. Me gradu茅 con El zool贸gico de cristal, con el personaje de Tom Wingfield, fue una escuela este tipo de trabajo.

Egresar del ISA y de regreso a Santiago con ganas de comerte el mundo, 驴c贸mo fueron los inicios ya en el 谩mbito profesional?

Hay un nombre que siempre aflora en mi vida y es Norah Hamze. Era la directora de Calib谩n Teatro cuando estoy al graduarme del ISA, estaba en La Habana en un a帽o sab谩tico y ten铆a v铆nculos en el Instituto. Me pregunta si quiero entrar a Calib谩n de regreso a Santiago. Me agrad贸 la posibilidad porque era de mi conocimiento el trabajo de la agrupaci贸n. Norah es quien propicia mi entrada a Calib谩n tras mi egreso.

Cuando uno se grad煤a tiene muchos sue帽os y ansias de comerse el mundo, muchos miedos tambi茅n. Piensas que pasaron cinco a帽os y cuestionas tu capacidad. Luego te percatas de que lo que has estudiado lo incorporas a la escena o en la emisi贸n de criterios, hay una base en la que a veces no se cree pero est谩.

Previo a la graduaci贸n hice intentos para quedarme en La Habana. En el ISA 茅ramos un grupo muy unido, en los dos 煤ltimos cursos hicimos alrededor de seis obras de teatro. En alg煤n momento surge la idea de quedarnos como proyecto dentro del Instituto, al respaldo del trabajo realizado en clase con Eduardo. Eso no fructific贸, me decepciono y decido venir.

cortes铆a del entrevistado

Llego a Santiago de Cuba y me uno a Calib谩n Teatro, la agrupaci贸n con la que todav铆a estoy. La acogida fue buena. Al inicio siempre hay tensiones cuando llega alguien diferente, sobre todo de un nivel que las personas consideran superior, por decirlo de alguna manera. A veces hay reservas. En ese momento eran actores que fueron dirigidos en su mayor铆a por Norah. Estaba Mae P茅rez como directora general del grupo. Una de mis particularidades es que trato de hacer empat铆a con las personas y la tengo, creo v铆nculos y doy tranquilidad para que todos se sientan bien con mi presencia.

En ese momento Calib谩n est谩 en el montaje de Jacques Hippolite y su tambor. La retoman para la ocasi贸n con Valerio Bringas, uno de los actores grandes de esta ciudad. 聽Llego y me toca sentarme, por supuesto. Pero hay algo m谩s fuerte que yo y comienzo a dar todas las notas de lo que sucede en escena. A Mae le llama la atenci贸n mi manera, la forma respetuosa de dirigirme a Valerio, una personalidad. Considero que聽 con la edad y trayectoria q tenga el actor, debe recibir notas, siempre y cuando tengan un enfoque con todo el respeto. Mi inicio en Calib谩n fue ese, me sent茅 a dar notas a una obra en reposici贸n. Creo que desde entonces se me valor贸 como alguien con intenciones en la direcci贸n. En ese momento no hab铆a un director art铆stico en Calib谩n, Mae era la directora general y Norah acababa de ir a La Habana. 聽

cortes铆a del entrevistado

驴Qu茅 obras de aquel primer periodo marcaron tu crecimiento actoral?

Mae se da a la b煤squeda de un director art铆stico en Calib谩n y llega el maestro Ramiro Herrero Beat贸n, ya no est谩 entre nosotros, uno de los grandes nombres del teatro santiaguero tambi茅n, hombre de teatro. En esa etapa pasaba los setenta a帽os, pero cuando creaba era 聽un ni帽o con certeza en todo lo que hac铆a. Un director que apreci贸 la libertad de los actores para la creaci贸n colectiva.聽 Es entonces que llegan mis primeras obras como actor. Inicio con La maestra, de Enrique Buenaventura. Ramiro la hab铆a hecho en muchos lugares, era un espect谩culo raro, m谩s bien un ejercicio actoral que un espect谩culo teatral. Creo que 茅l experimentaba con ello y as铆 conoci贸 al elenco de ese momento que la mayor铆a 茅ramos j贸venes.

cortes铆a del entrevistado

Luego aprieta la tuerca y aparece La declaraci贸n, basada en Petici贸n de mano de Ant贸n Ch茅jov. Es una obra con montaje de lo que restaba y muri贸 del teatro de relaciones aqu铆. El resultado de un h铆brido de lo que traje del ISA y lo que Ramiro como director acumul贸 de sus vivencias, era una persona que vio mucho teatro en varias partes del mundo.聽 En La declaraci贸n hago el protag贸nico, Iv谩n Vassiliyitch. Se estrena en una de las 煤ltimas ediciones del Festival de Teatro de Relaciones y gano mi primer premio de actuaci贸n con este personaje. Era una puesta muy en茅rgica, de intenso desgaste f铆sico al aire libre, es complejo porque a nivel corporal te agotas, es parte del trabajo actoral y mientras m谩s sudor, mayor el disfrute en m铆.聽 Tra铆a algo en mi cabeza desde el ISA y es Trabaja sobre el cansancio y lo aplicaba todo el tiempo, era mucho m谩s joven tambi茅n (risas).

Ramiro ten铆a la idea de hacer una trilog铆a con Ch茅jov. Otra obra de las iniciales de Calib谩n fue La Institutriz, una pieza tambi茅n del autor, que 聽conoc铆 en el Instituto por Eduardo. Yo hac铆a esta obra con una muy buena actriz, Aim茅 Mart铆nez, y tambi茅n nos dio un premio de actuaci贸n en otro Festival de teatro de relaciones ac谩 en Santiago de Cuba.

cortes铆a del entrevistado

驴Te sorprendi贸 la direcci贸n art铆stica de la agrupaci贸n? 驴Qu茅 pretensiones trajiste contigo a este empe帽o?

El propio Ramiro es quien me induce a que comience a la direcci贸n art铆stica. Aunque 茅l llevaba esta l铆nea, siempre hubo afinidad en nuestro trabajo, me escuchaba mucho. Era alguien que ofrec铆a muchas posibilidades, no era un director con celos profesionales y eso brinda comodidad. 脡l imparte un postgrado de direcci贸n en la Universidad que culmina con el montaje de una obra o escenas de alg煤n proyecto. Escojo Las Pericas, de Nicol谩s Dorr, monto el primer acto con los propios actores de Calib谩n, que eran j贸venes y conf铆an en m铆. Lo hago 聽con las ideas y herramientas de entonces. Actualmente rememoro y no lo repetir铆a (risa). Es que uno evoluciona. Fue mi primer acercamiento a la direcci贸n y eso lo agradezco a Ramiro much铆simo.

Pasa el tiempo y Ramiro enferma, no contin煤a su labor en Calib谩n. 聽Se necesita alguien en la direcci贸n art铆stica. Mae est谩 a punto de jubilarse. 聽Desde un principio dej茅 claro que no asumir铆a la direcci贸n general, porque evito un descuido de la creaci贸n. Entonces la direcci贸n del Consejo de las artes esc茅nica 聽decide que Maikel Eduardo tome la direcci贸n general del grupo y que yo me dedique a dirigir las obras.

cortes铆a del entrevistado

Fue sorpresivo pero existi贸 una preparaci贸n. Luego del trabajo para el postgrado, Las pericas se mont贸 completa, los muchachos del grupo me lo sugirieron y fue la primera obra que dirig铆. Se puso en la escena much铆simo, tuvo muy buena aceptaci贸n popular. Se trata de una farsa a partir de otros c贸digos fuera de lo acostumbrado. El g茅nero 聽se asociaba al teatro de relaciones, 茅sta adem谩s de ser una obra de sala, gener贸 comentarios como que en la farsa no se llora o sufre, y yo le dec铆a a la gente que 聽s铆, se llora, sufre como una obra dram谩tica, lo que el tratamiento es otro. Es muy complejo encontrar esa verdad cuando tienes que ser grandilocuente y adem谩s asumes 聽un personaje con una m谩scara facial. Pero s铆 se es visceral en todo lo que se haga.

Cuando me llega la direcci贸n ten铆a los montajes de 聽Las Pericas y Cualquier lugar menos 茅ste. La segunda, del teatro psicol贸gico norteamericano que tambi茅n se llev贸 a escena con Calib谩n. Es decir que ya contaba con un inicio en la direcci贸n de actores 聽y mis primeras puestas en escena.

cortes铆a del entrevistado

Comp谩rtenos acerca del trabajo colectivo para la selecci贸n, construcci贸n de las obras y puestas esc茅nicas de la agrupaci贸n.

Creo que es imprescindible que cuando uno selecciona una obra 聽el actor sienta motivaci贸n por lo que va a realizar. En Calib谩n 聽nos reunimos en el consejo art铆stico del grupo y proponemos lo que queremos. M谩s all谩, no me gusta que se quede en este espacio y 聽opto por compartirlo con los actores, escucho sus ideas, porque quien dirige lo piensa de mil maneras, 聽que si el actor no se identifica no haces nada.

Por lo general escojo el repertorio. Con tristeza digo que hay muy pocos actores con inquietudes para la聽 proposici贸n de una obra. Me encantar铆a que si por ejemplo quieren hacer un mon贸logo vengan con el texto y digan 鈥渜uiero hacer esto鈥. Pero casi siempre los actores esperamos por el director.

cortes铆a del entrevistado

Luego, cuando veo la aceptaci贸n de los actores ya s茅 que puede funcionar. Empezamos el trabajo de mesa, donde aparecen todas las dudas y hay que aclararlas. Es lo que te dice la visi贸n del director, y la tuya como actor, qu茅 le vas a poner a ese personaje. El trabajo de investigaci贸n es fundamental 聽antes de subir a escena.

Siempre sit煤o a los actores con respecto a la escena que se trabajar谩 al d铆a siguiente, lo mismo puede ser la primera que la 煤ltima. Dejo que ellos se muevan, inicialmente con el texto en las manos. A partir de lo que surge organizo las piezas de 聽lo que busco como director, pero les doy libertad y no me aferro a lo que ya pens茅. Lo que ellos hacen inevitablemente 聽modifica lo que 聽prev铆, siempre pasa, hasta llegar a una fusi贸n.

El actor necesita hacer ver铆dico lo que sucede en escena y el director debe su entendimiento a que cada quien lo imagina de una forma. 聽Ese consenso es positivo y trato de mantenerlo. Eso s铆, hay aspectos que se tienen muy puntuales y no es la intenci贸n un cambio en el discurso. Tambi茅n hace falta la valoraci贸n de si lo que el actor propone es funcional o no.

Hay una obra que es referente en mi carrera e ilustra estos procesos, Quijot铆simo. En cuestiones de la direcci贸n me dio much铆simas herramientas en Calib谩n, m谩s que las anteriores.

El montaje de Quijot铆simo lo comienza Ramiro Herrero cuando regresa en uno de sus viajes a Espa帽a, y me propone que haga el Sancho en esta versi贸n del Quijote. Es el personaje que lleva la obra. Pasan dos a帽os al intento y no funciona. En ese periodo sacamos Tragatierras, una obra que hicimos con Cristine en la Alianza Francesa; luego otra y la primera, nada. Aunque Ramiro era de la creaci贸n colectiva, los actores no estuvieron identificados. La propuesta se sal铆a de los par谩metros del grupo en el teatro dram谩tico para adultos, porque se dirigi贸 a los ni帽os. 脡l se va a Espa帽a y en alg煤n momento me da la libertad de concluir a mi manera.

cortes铆a del entrevistado

Convers茅 con los actores del inter茅s que la puesta podr铆a suscitar en los ni帽os por lo que significa El Quijote y el acercamiento a la lectura como la novela maravillosa que es. Les propuse un montaje de cero, todo lo previo se quit贸, incluso la producci贸n de la obra. Se concibi贸 聽para espacio abierto y nosotros la llevamos a sala. En los inicios no inclu铆a luces, era una obra para carnaval. Hicimos nuestro taller, la escenograf铆a, los vestuarios y dise帽os de las m谩scaras todo se cambi贸. 脡ramos muy j贸venes y llegamos a esos extremos que en la actualidad no me atrevo. No tengo mil a帽os pero uno le toma respeto a esas cosas, a esa rebeld铆a de romperlo todo, quitarlo (risas), eso es muy de j贸venes. Y era ese el momento, siempre por una buena causa, por hacer el teatro.

Mucha gente se molest贸, lo comprendo; yo digo que salvamos algo que hubo que cambiar y se hizo, entre todos, con nuestros recursos. En la idea original se usaban dos caballos de madera, me los imagino y hubiera sido muy molesto porque era la cabeza del caballo y un palo alargado como un caballito donde iban montados Sancho y el Quijote todo el tiempo en una obra que duraba una hora. Una de las cabezas de caballo se convirti贸 en un personaje, el Secretario le nombramos. Sal铆a un caballo negro inmenso con el que se emocionaban los ni帽os, era ver un esperpento. 聽Los actores se enamoraron y la direcci贸n art铆stica estuvo compartida, porque fue un proceso que inici贸 Ramiro y yo le respet茅 todo el tiempo. Cuando Ramiro regres贸 de Espa帽a se encontr贸 con otra cosa, le pareci贸 bien y nunca hubo un s铆 ni un no por eso. Hice justamente lo que me dijo: 鈥渉as lo que quieras鈥 y聽 茅l estuvo conforme.

cortes铆a del entrevistado

La manera de trabajo de Calib谩n es esa, a veces con mucha diversi贸n. Rechazo la amargura, evito la rigidez por la salud del proceso art铆stico. Valoro el punto donde la seriedad y la responsabilidad coexistan pero que no se vuelva amargo ni pesado. La creaci贸n tiene mucho que ver con el juego. 聽Entonces trato que fluya el buen estado de 谩nimo a煤n en las obras m谩s terribles, m谩s dram谩ticas. 聽Propicio 聽que en los momentos en escena, de b煤squeda y construcci贸n colectiva los actores encuentren un buen ambiente y hasta alg煤n chiste.

Hay obras que llevan el esp铆ritu de uno mismo. En tu caso, 驴cu谩les son esas piezas que en Calib谩n por una u otra raz贸n te resultan espejo?

Aqu铆 vuelvo a La declaraci贸n, ya hablamos de esta obra que me movi贸 mucho y en lo profesional 聽hizo que encontrara al actor. Hacerla me dio mucha seguridad, encontr茅 elementos cuya presencia en m铆 ignoraba hasta entonces. Soy una persona t铆mida, los actores cuando tenemos esa caracter铆stica聽 pasamos聽 dificultad en escena porque uno se inhibe y se revisa demasiado. De hecho en la actualidad aunque estudi茅 cinco a帽os como actor, prefiero la direcci贸n. La declaraci贸n hizo que sacara muchos demonios. Logr茅 lanzarme, ser grandilocuente sin miedo a los excesos. Apel茅 a varias herramientas y sent铆 la sorpresa del p煤blico, la expectaci贸n, esas sensaciones las tuve en cada puesta. Aunque soy t铆mido tengo una energ铆a fuerte, muy alta. Me permiti贸 hacer ese desborde energ茅tico que maravillaba a la gente. Combin茅 toda la preparaci贸n f铆sica que me dio el ISA, era algo muy intr茅pido, un personaje muy 谩gil. Todo en una hora y cinco minutos hasta la muerte del personaje, con una partida que en s铆 eran solo segundos de descanso porque reviv铆a. Era una obra que al p煤blico le gust贸 mucho. Se acercaban para preguntarme de las pr贸ximas puestas y sobre mi personaje de Iv谩n Vassiliyitch.

Incluso en un M谩scara de Caoba se acerc贸 Ariel Bouza, uno de los mejores directores que existen en el pa铆s. Despu茅s de ver La declaraci贸n me ofreci贸 un lugar en P谩lpito, s贸lo que mi inter茅s ya era dar mi contribuci贸n a Santiago.

La Institutriz es una obra cuya menci贸n vale, ah铆 hice la se帽ora de la casa. Es una puesta que me permiti贸 la improvisaci贸n, disfruto de este recurso en escena. Tengo an茅cdotas espectaculares de la puesta聽 en el patio del Cabildo. Es la historia de una mujer que estafa a la sirvienta el d铆a del cobro, y de una suma de sesenta u ochenta pesos le entrega once solamente. 聽La gente se identifica con la historia y reacciona con intercambios y acotaciones desde las gradas al espacio de representaci贸n.

cortes铆a del entrevistado

Con una de las puestas de esta obra, me divert铆 much铆simo tras un aprieto. 聽Hay un momento donde la se帽ora le exige a la institutriz que cuente el dinero. Cuando la criada lo hace llega a diez y reclama, a聽 lo que la se帽ora 聽contesta 鈥淎h bueno busca por el piso que seguro dejaste caer el 煤ltimo鈥. Alguien del p煤blico lanza un peso, cuando en realidad la idea es que no apareciera. Tengo que improvisar y la frase que llega es la famosa 鈥淥jal谩 que llueva caf茅 en el campo鈥.聽 Del p煤blico comienzan a llover pesos que inundaron el patio de monedas, y la se帽ora recoge todos los pesos.

Siempre recuerdo como ya hablamos a Quijot铆simo, aqu铆 actu茅 y realic茅 la direcci贸n. Se trabaj贸 la espectacularidad, que deslumbraba a todo el que la vio. El texto es preliminar, sin embargo la construcci贸n de la puesta s铆 es buena. Se recre贸 la batalla de los molinos, un momento fabuloso, lo hicimos con unos vestuarios de una obra anterior, y eso lo usamos en los molinos, que llevaban como aspas en las manos, especie de banderas de saco como todo el vestuario, con aquellas capuchas y batones inmensos encaramados en unos coturnos. La batalla desde la coreograf铆a junto al dise帽o de luces cobraba misterio, era m谩gico. Es una de las obras que todav铆a nos piden reponer. Y a pesar del tanto tiempo transcurrido todav铆a聽 valoro traerla a escena nuevamente.

Y est谩 Agnus鈥 por supuesto.

En tiempos recientes, la puesta de Agnus Dei result贸 de buena acogida por el p煤blico en cada una de sus puestas. 驴Qu茅 se llev贸 de ti y qu茅 dej贸 cada uno de estos momentos?

Yo conozco a Agnus, que luego transformamos el nombre como Agnus Dei, por el significado de Cordero de Dios. Con esta pieza se grad煤a la mitad de mi grupo en el ISA. Yo lo hago con Zool贸gico de cristal junto a tres estudiantes m谩s, y el resto, que eran mujeres, se grad煤an con Agnus. Eduardo Eimil era el director de nosotros y quien montaba la tesis

La obra tiene mucho de Eduardo, cuando pienso Agnus, pienso en su calidad como profesional. En aquel entonces y sin saber que iba a dirigir despu茅s, tuve la intenci贸n de hacerla alg煤n d铆a. Supongo que lo visualic茅 como director porque todos los personajes son femeninos, y el planteamiento 聽no soporta que un actor interprete alguno de 茅stos.

Eduardo concibi贸 un espect谩culo para la tesis, con vestuarios espectaculares, escenas que recreaban la navidad, las im谩genes que uso toman como partida aquellas. 聽Era una puesta de sala y no intimista como la asum铆. Se cant贸, porque mi grupo en el ISA ten铆a el don de la musicalidad y 茅l aprovechaba eso. Todas las actrices cantaban. Era casi un musical, que conserv贸 el dramatismo propio del argumento.

cortes铆a del entrevistado

Hace casi dos a帽os 聽con las clases que imparto en el ISA al tercer curso, periodo en que 聽tratamos el teatro psicol贸gico, selecciono escenas de Las Brujas de Salem, y doy con Agnus de nuevo. Monto alrededor de tres escenas para los estudiantes. Y en este proceso me sent铆 listo para su realizaci贸n. Agradezco el tiempo que transcurri贸 para desprejuiciarme de lo que form茅 parte y conoc铆a de memoria. En el ISA me quedo fascinado con el trabajo de Karina Alcina como la psiquiatra;聽 la vi en el personaje y le habl茅 de la posibilidad del montaje con Calib谩n.

El espacio del ISA donde se realiz贸 es un aula peque帽a, siempre se hizo frontal, pero a partir de 聽esa visualizaci贸n me decido por la modalidad de teatro arena con la agrupaci贸n. Quise que el p煤blico tuviera la oportunidad del roce con el actor al momento de su desgarramiento, l谩grimas, sonrisas, inocencia. Me enamor茅 de esa manera de plantear Agnus y me dio la oportunidad de desprenderme del espect谩culo del que fui testigo. De desprenderme de eso, no de las ense帽anzas de Eduardo. Tenemos muy buena comunicaci贸n, cualquier duda se la consulto y escucho sus criterios. Su opini贸n para m铆 es sagrada. 聽Los aspectos que guardan similitud o que encuentran su g茅nesis en ese espect谩culo del ISA se las consult茅, aunque el tratamiento no tiene que ver, es diferente. Los personajes guardan distancia con los que se plantearon con anterioridad.

cortes铆a del entrevistado

Es una obra que ofrece inmensas posibilidades al actor. Apost茅 por 聽una puesta muy minimalista, cuya responsabilidad recayera en la actuaci贸n. Hay acciones en que se fuma un cigarro, sirven un t茅, anotan en una libreta, lo dem谩s es el actor con el otro, en un intercambio de emociones que sustentan 聽esa historia terrible a la gente que tiene alrededor.

Nos 聽ha dado regocijo porque Santiago de Cuba no tiene costumbre de tener puestas de este tipo. Nosotros somos m谩s pintorescos, y no est谩 mal, me parece fabuloso, pero se necesita variedad.

Me dio un poco de temor al principio. Me pregunt茅 si funcionar铆a en el p煤blico, su aceptaci贸n. Y s铆, tambi茅n detr谩s de la historia hay un g茅nero policiaco que a la gente le atrapa porque todos quieren saber qu茅 sucedi贸 ah铆. Es una historia plena de informaci贸n, densa, que no aburrida. Ponemos ante el espectador un drama fuerte que lo mantiene en tensi贸n. Esa misma curiosidad, ese policiaco, el personaje de la doctora Livingstone, una psiquiatra que a la vez hace de detective, amarra a la gente. Con el tema de la mujer y la maternidad adem谩s, 聽se identifica la mayor铆a.

cortes铆a del entrevistado

En otras ocasiones las personas me indagan acerca de la tem谩tica religiosa en la obra. Desde mi concepci贸n el espacio de la religi贸n es un pretexto. La raz贸n principal no es la delaci贸n de cosas que sucedieron en la iglesia cat贸lica aunque s铆 lo digan. La intenci贸n no es juzgar a la religi贸n聽 o a la ciencia. La esencia es la provocaci贸n del pensamiento y veas que tus razones no son absolutas, que hay una mirada del otro lado. La psiquiatra no justifica que Agnes haya tenido un hijo que no fuera de un hombre; y la monja s铆, porque ve en ella a una criatura suprema, celestial. Esa batalla entre ellas es como desmembrar a un ser en dos partes, que es lo que consiguen al final. Agnes es quien paga una disputa entre ciencia y religi贸n. Es una historia que a la larga hurga en el asesinato de un beb茅, conmueve y desgarra.

Estoy muy feliz con el trabajo que se ha hecho. Pr贸ximamente nos proponemos su reposici贸n porque est谩 fuera de cartelera un tiempo. Claudia Vald茅s asume el personaje protag贸nico y es una obra que pretendemos mantener.

Comedia a la antigua te da la oportunidad de realizar la direcci贸n art铆stica a la entrega de los maestros de A Dos Manos. 驴C贸mo se entrecruzan juventud y experiencia en la escena?

Tener a Nancy Campos y a Dagoberto Ga铆nza en escena es un lujo para cualquiera. Todo el proyecto comienza en las captaciones del ISA con otro de los nombres importantes en mi vida profesional, Corina Mestre. Ellos le piden聽 que les sugiera una obra, algo que para m铆 es muy valioso. Son dos actores mayores, Dagoberto tiene ochenta a帽os y Nancy setenta, y a esa edad las ganas de permanencia sobre las tablas lleva un reconocimiento infinito. Tambi茅n me identifico con esas edades, emocionalmente me trasmiten mucho, lo relaciono con mi abuela que ya no la tengo. Una persona adulta es sagrada.

cortes铆a del entrevistado

Corina les remite a Comedia a la antigua, que se hizo hace mucho tiempo en Teatro Estudio. Me sit煤a en la pieza pues no la conoc铆a. Corina pregunta qui茅n se las va a montar y ellos contestan que Orlandito. Ah铆 s铆 quedo en un 鈥溌縞贸mo que yo?鈥, 聽mira la cantidad de trabajo que tengo, era como un 隆ay dios m铆o! 隆Pero lo agradezco tanto de verdad! Por ah铆 empieza esta historia.

Hicimos las captaciones, a los cinco d铆as ya ten铆a la obra en mi poder. Corina asume la asesor铆a de todo el proceso, del dise帽ador, trabajo con Nelson Acevedo, profesor en la escuela de Camag眉ey,聽 investigador, una persona de teatro con muchos conocimientos. 脡l me asesora toda la parte dramat煤rgica. Viajaba una semana al mes mientras se hizo el trabajo de mesa y arreglo de texto porque es una obra muy extensa que se sintetiz贸. A las historias se les hizo cambios o m谩s bien 聽se excluyen partes en las tramas de cada personaje, no se desarrollan todos los conflictos que tiene cada uno. Es una pieza muy extensa que durar铆a al menos m谩s de tres horas.

cortes铆a del entrevistado

El trabajo con Nancy y Dagoberto es una escuela, es ver a dos actores con unas condiciones inmensas, con un respeto a la profesi贸n que emociona y cada alumno deber铆a conocer. En ellos hay respeto al escenario, la profesi贸n.

Al inicio entr茅 con nervios, qu茅 te voy a decir. Me pregunt茅 c贸mo hacerlo, c贸mo les digo las notas. Sencillamente hice lo que siempre, conversaciones, ensayos, dirig铆 como si fuera a los actores m谩s j贸venes del mundo, con respeto y buen trato como lo hago de forma habitual. As铆 funcionamos. Para m铆 ha sido una gran escuela la experiencia con ambos, hay elementos que incorporas. Tienen recursos que uno se asombra la manera que hallan para resolver distintas situaciones. Son muy profesionales, les tengo mucho respeto y estoy m谩s que agradecido.

Ellos quieren montar algo m谩s conmigo, estamos en ese proceso con El 煤ltimo cartucho, de autor franc茅s. La encontr茅 en internet, tambi茅n es para dos personajes. Me comuniqu茅 con el se帽or y dio su aprobaci贸n. Estamos inmersos en ese proyecto, es lo m谩s grande ver a personas de esa edad en escena. Es por lo que apuesto siempre, porque la gente ame por sobre todo el teatro. Es nuestro refugio, eso me dej贸 la escuela, Eduardo, Ramiro y Corina cada vez que coincido con ella. Ese amor sin medidas por lo que hago, el teatro, y ese respeto que es permanencia.

Est谩s ante la reposici贸n de Pasaporte, me gustar铆a que hablemos de esta pieza.

Pasaporte es una obra de Yunior Garc铆a, la conoc铆 por V铆ctor Garc茅s, uno de mis alumnos en el ISA, ahora est谩 en la Habana con Celdr谩n.聽 Leo el texto y me encant贸.

cortes铆a del entrevistado

聽En ese momento est谩bamos en Calib谩n en alg煤n proceso de montaje. Nosotros tuvimos mucho v铆nculo un tiempo atr谩s con la Alianza Francesa. Con Cristine, la directora entonces,聽 Maikel y yo montamos Tragatierras, obra con la que fuimos en el 2011 al Salvador. Ella mont贸 otras cosas en Calib谩n con Dalia. Trabajamos con Cristine y Maurice, entonces su esposo. Maurice viaja a Cuba con la intenci贸n de continuar el montaje de vez en cuando de alguna que otra obra. Monta La Tabla de salvaci贸n, se va a Francia y ese tiempo coincide con mi lectura de 聽Pasaporte.

Le hago llegar el texto, a 茅l le fascin贸 y viene a Cuba con la idea de su preparaci贸n. De hecho es una puesta de Maurice. Para esta ocasi贸n actual, 聽y las funciones que se posponen 聽por el rebrote, no he tocado la puesta.聽 S铆 trabajo con los que se incorporan al elenco, o sea, en este caso realizo la direcci贸n de actores.聽 Se trata de j贸venes egresados de la Academia que ya es hora de verlos en escena. La obra no tendr谩 cambios en su montaje y el actor la asume como muchos de ellos la han visto. Trato de trabajar con ellos desde su punto de vista, porque la concepci贸n de montaje est谩 pero el personaje lo crea el actor. Las particularidades las encuentran ellos.

Ten铆amos funciones los pasados fines de semana. Son actores j贸venes con muchas ganas. Fueron los de la iniciativa por estrenarse, algunos todav铆a me dicen profe. Yo con todo el placer me bajo, y cedo mi personaje a alguien. Me parece que es una manera de ense帽anza y que los j贸venes se motiven. Los personajes no son de uno, est谩n escritos. No se puede vivir con temor, mucho menos con alguien que fue estudiante tuyo. Se trata de dar oportunidad a que se haga con dignidad y que el actor crezca.

Pasaporte tiene esa cualidad, de que las nuevas generaciones pasen por ella, es una obra escuela. Vamos a llamarle as铆, es un pasaporte a Calib谩n. Me alegra que no sea una puesta m铆a porque as铆 ellos experimentan otra manera. Quiero que cuando comiencen las funciones se mantenga un buen tiempo en cartelera, para que puedan foguearse en eso.

Tu construcci贸n profesional se alimenta con el ejercicio de la docencia en la Escuela Vocacional de Arte Jos茅 Ma. Heredia, en la actualidad eres el responsable en el departamento de actuaci贸n. 驴C贸mo se complementan el actor, director de escena y el docente?

Mira, la escuela es una escuela para todo el mundo. Siempre aprendes en este escenario. Me gradu茅 y empec茅 en Calib谩n en el 2006 y en el 2007 comenc茅 a impartir clases, sin la idea de nada. Cuando tom茅 un programa en mis manos fue algo inquietante. Sin embargo vi mucho de lo que curs茅 en el ISA. Nunca pretendo saberlo todo, siempre escucho. Esto no es un grupo de teatro, aunque cuesta entenderlo, no lo es. Es un lugar para brindar herramientas y formaci贸n, con todo lo que aborda la palabra, en una persona, actor, adolescente.

cortes铆a del entrevistado

En la medida que impart铆 la docencia, 聽me posibilit贸 que en mis primeros a帽os en Calib谩n experimentara una mayor seguridad. En el aula en el intercambio con los alumnos, los se帽alamientos, sugerencias, incorpor茅 como actor otras herramientas. El ejercicio de la docencia y el de direcci贸n te sistematizan un proceso. Diriges 聽al estudiante pues, aunque sea un proceso de formaci贸n es directivo. 聽Antes de la ense帽anza聽 est谩s en tu burbuja y luego, la burbuja se rompe. La docencia es fundamental, al menos para m铆.

Soy alguien que crea mucho sentido de pertenencia, llego a un lugar y ah铆 me mantengo. Hablo del 2006 y todav铆a contin煤o en Calib谩n; digo el 2007, y permanezco en la escuela. Son dos lugares por los que siento, protejo y cuido mucho.

Defiendo la cohesi贸n y prestigio del departamento, la tenencia de un claustro lo mejor posible es clave en eso. Busco que persistan las buenas energ铆as pues trabajamos entre artistas. Ahora tengo la responsabilidad principal, algo que confieso no deseaba, justo por razones como que el curso pasado no impart铆 docencia porque la carga era mucha y deb铆a dedicarme a una u otra cosa. Sin embargo en el presente ya no resist铆 y estoy directamente con la docencia y 聽el departamento. Es mi raz贸n de ser.

Por ejemplo me encanta montar en tercer a帽o 聽el verso, y me adue帽o porque lo disfruto. Persisto en que los estudiantes se identifiquen con esta expresi贸n tan compleja. Hablamos del siglo de oro espa帽ol, algo que no tienen cercano, no hay teatro en verso, en la actualidad no se hace. Muy dif铆cil que quiz谩s en La Habana se monte una obra, pero aqu铆 no. Es mucha la distancia e intento que se enamoren de eso. Veo la parte m谩gica, un importante ejercicio para el futuro actor. Quien pueda decir un verso de forma correcta, puede asumir un texto en prosa con acierto por el resto de su vida.

Tengo a la Vocacional de Arte al mismo nivel que el grupo de teatro, no los puedo separar. Es un lugar con mucha responsabilidad porque formas a tus colegas, a los actores, a diferentes generaciones. Un actor, un artista tiene una responsabilidad social muy fuerte. Tiene el encargo de la movilizaci贸n聽 del pensamiento, o simplemente de divertimento. Es la responsabilidad que trasciende tu persona o 聽cualquier grandeza, es tu funci贸n social. Eso no se debe olvidar y es de las ideas que trato de inculcarles a los muchachos. Es dif铆cil, sobre todo en nuestro medio, porque la gente quiere reconocimiento. Trabajo con una frase de Stanislavski que es en apariencias sencilla, Vivir el arte en uno, y no a uno en el arte. Es lo que defiendo dentro del mundo del teatro, ya sea en la escuela como en el grupo profesional. Tal vez por eso he tenido empat铆a con muchas personas.

Creo que ah铆 est谩 la clave de lo que hago, como en los casos de Nancy y Dagoberto, dos personas inmensas, personalidades del teatro cubano; que confiaran en m铆 para dirigirlos, es grande.

Esa frase nadie la usa por simple, 隆pero dice tanto!, Vivir el arte en uno, y no a uno en el arte. Eso me define como persona.


«Seca» de Caminos Teatro: 隆Hay que verla!

Con el montaje de 鈥淪eca鈥, de Roberto D. M. Yeras, la agrupaci贸n Caminos Teatro vuelve a salir airoso en el panorama teatral avile帽o. Pero el nivel de las actuaciones todav铆a le dar谩 algunos dolores de cabeza, antes de que entorne por un mejor camino.

Considero que una de las debilidades de su montaje est谩 en que el espectador no podr谩 encontrar una escuela de la actuaci贸n donde apoyarse para entender de qu茅 se trata. Y pareciera que todav铆a las cosas no cuajan del todo a la hora de decidirse por la actuaci贸n basada en el modo preferido de Bertolt Brecht, la experiencia y la identificaci贸n para producir asombro y educar a las masas; o en el m茅todo de Serguei Stanislavski, donde lo v铆vido tiene la preponderancia y se lleva a su m谩xima expresi贸n el asunto de caracterizar a los personajes y situaciones.

Digo esto porque en la hora y cuarto que dura la puesta no hay algo que nos desv铆e el inter茅s para hacernos mirar el reloj. Nos quedamos en nuestra silla m谩s que interesados en la trama que se desarrolla ante nuestros ojos.

Seca, por Caminos Teatro/ foto de vasily m. p

Por lo tanto, tiempo y ritmo van de la mano, buenamente, para que la historia se vaya desenrollando de manera veloz y sin atolladeros. Nos llega a cautivar todo lo que ocurre en escena y hasta nos hace ser part铆cipe de cada suceso. Si alg煤n personaje tropieza, nos re铆mos; si alguno hace algo que da l谩stima, pues nos acongojamos; y as铆, la puesta nos atrapa desde el mundo afectivo hasta el raciocinio.

Pero, 驴qu茅 es lo que pasa que no nos podemos centrar en los personajes tranquilamente? Es m谩s sencillo de lo que parece. Por lo general, cuando un grupo de teatro hace su trabajo de mesa, valora las posibles escuelas de actuaci贸n por la que ha de erguirse su trabajo esc茅nico. Y hacia esa pauta se dirige la direcci贸n de actores.

Con esto se consigue que los niveles de actuaci贸n est茅n lo m谩s parejo posibles para no 鈥渕arear鈥 al espectador y conseguir que el mensaje de la obra llegue lo m谩s pronto y certero posible. Adem谩s de que se perfila mejor el objetivo del montaje y se refuerzan las debilidades dramat煤rgicas que pudiera tener el texto.

Claro que esto no tiene que ser una camisa de fuerza. Cada grupo trabaja a su manera y como mejor le parezca, pero en una cosa s铆 parecen coincidir todos, y es en la manera en que cada uno de los actores interpretan sus personajes y lo que obtiene con esto.

Si vemos el montaje que ha imaginado Juan Germ谩n Jones (https://uneaciegodeavila.cubava.cu/artes-escenicas/juan-german-jones-pedroso/), y la preparaci贸n actoral que ha venido supervisando Jenny Ferrer (https://uneaciegodeavila.cubava.cu/jenny-ferrer-diaz/) con cada uno de los actores, enseguida se echa a ver que algunos de ellos est谩n sobre la l铆nea de lo conversacional. Un tanto a tono con los c谩nones m谩s contempor谩neos de la dramatizaci贸n cubana donde se apuesta por el discurso verbal m谩s que por el esc茅nico o imaginario.

En este tipo de l铆nea actoral podr铆amos ver a Roberto Castillo en su personaje del Nene, Jorge Luis Sardinas en El Papi, esencialmente. A pesar de ser un teatro arena, y de no exigir una grandilocuencia en el actor, sus representaciones descansan sobre algunas caracterizaciones f铆sicas, y casi ninguna psicol贸gica. Muy a pesar de que ambos tienen historias personales como para sacarles todo el jugo interpretativo.

Por el contrario, la Raza, interpretado por Mercedes Mesa, tiene una profundidad psicol贸gica que lo lleva a echarle mano a recursos como la tartamudez, los tics nerviosos, las grandes gesticulaciones, y otros, que hacen que su personaje sea m谩s disfrutable en cuanto a las posibilidades histri贸nicas de la actriz. Pero como que desentona, un tanto, ante una Yamara Pereira y Yanelis Vel谩zquez en los roles como La Chula y la Jefa, indistintamente, y el resto del grupo. Y hasta pudiera crear ese ruido molesto, cual motor de una turbina de agua, a los que quieren concentrarse en la dramatizaci贸n en s铆.

La actuaci贸n de Mercedes, para los que gustan de la 鈥渧ieja escuela鈥, es memorable y con una fuerte dosis de credibilidad. Porque el uso que hace de la personificaci贸n es mesurado y logra que se dibuje un personaje maltratado por la vida y las situaciones familiares inapropiadas. Por lo que su personaje cala en el espectador y se vuelve identificable.

Mercedes Mesa en el presonaje de la Raza/ foto de vasily m. p

No quiero decir con esto que la obra adolece de una direcci贸n actoral m谩s precisa. Todo lo contrario. Llegar a este tipo de representaci贸n y con la calidad que tiene, en apenas cinco puestas, es un m茅rito.

Una pieza teatral todav铆a no llega a 鈥渃uajar鈥 todo lo que tiene para ser considerada un verdadero ejemplo de genialidad, con muy pocas puestas ante el p煤blico. En la medida que m谩s personas la ven, y los cr铆ticos hagan su trabajo, pues ganar谩 en precisi贸n y calidad.

Con una esmerada concepci贸n escenogr谩fica, la puesta nos revela una especie de c谩rcel circular, donde los personajes interact煤an y sueltan al viento los textos tan paradigm谩ticos y esclarecedores.

Los elementos esc茅nicos cumplen su funci贸n al montar y desmontar el espacio de realidad en que descansa la obra. Por momentos es una c谩rcel, en otros, un espacio arquitect贸nico; tambi茅n es la habitaci贸n donde ocurren los interrogatorios y la calle donde se citan el Nene y la Jefa. A veces es un ring de boxeo.

En m谩s de tres l铆neas de tiempo, donde se juntan pasado y presente, las historias de los personajes se entrelazan y generan nuevos conflictos que van in crescendo hasta dar con el desenlace 驴tr谩gico?

Y estos puntos de vista hacen que la puesta se vuelva interesant铆sima al colocar al concurrente en funci贸n de anotar y recordar los 鈥渂ocadillos鈥 m谩s importantes, y a descartar aquella informaci贸n que no esclarece ninguno de los subtramas.

Es casi un ejercicio intelectual donde el espectador asume el mayor protagonismo. Y eso es una cortes铆a. Se agradece. La acci贸n intelectual del espectador siempre traer谩 consigo la mejor retroalimentaci贸n posible. Es casi el objetivo supremo de una obra de arte: la comunicaci贸n.

En este sentido, creo profundamente que la pieza se inscribe dentro de aquellas 鈥渞aras avis鈥 en el panorama teatral cubano, que no echa a mano al fen贸meno 鈥淐uba鈥 para achacarle las culpas de todos los males que cohabitan con los cubanos. Asunto que me ha llevado a pensar en una crisis de la dramaturgia en esta isla, en los 煤ltimos diez a帽os, porque no todo en el teatro tiene por qu茅 ser la oscura realidad ni la espina contra el sistema pol铆tico que hemos decido llevar sobre los hombros.

Recuerdo obras como las del grupo El Portazo, algunas de Teatro del viento, y otras a todo lo largo de la 铆nsula, que repiten el nombre CUBA como si quisieran encontrar en ello a un culpable, un redentor o una tabla de salvaci贸n, en vez de ponerle el nombre que llevan los responsables de las cosas nefastas que ocurren a diario.

Recuerdo, tambi茅n, a Fernando P茅rez con su multipremiada de 1996, donde es evocada Cuba, el nombre un聽 personaje, con el doble sentido a su m谩xima expresi贸n y una fuerte carga dram谩tica.

Historia aparte, pareciera que nadie quiere ponerse el arma de la censura sobre la sien, o se la pasan de mano en mano, provocativamente, para armar cierto caos y para ello, disfrazan un discurso adverso a la pol铆tica cultural de la Revoluci贸n, y a la Revoluci贸n misma, tras ese sustantivo provocativo.

驴A qui茅n critican cuando evocan a Cuba ante los males que denuncian? 驴Qui茅n es Cuba?

Por suerte, en esta obra, es una palabra apenas dicha. Bastante tenemos ya con nuestras cruces como para querer convertir el teatro de esta naci贸n en calvario.

Caminos Teatro tiene, aqu铆, obra para seguir trabajando y reestrenar una vez que la pandemia de la COVID-19 abandone para siempre nuestro terru帽o. Con perfilar un poco m谩s los hilos de la actuaci贸n se conseguir谩 que la pieza gane en sostenibilidad y coherencia. As铆, su estructura esc茅nica y dram谩tica se erguir谩 hasta los mismos cielos.


Un festival de pueblo

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽 I

CARTEL DE PROMOCI脫N DEL FESTIVAL DE TEATRO AFICIONADO. FOTO: CORTES脥A DEL COMIT脡 ORGANIZADOR.

Regreso a la cuna que me vio nacer, como dice la popular canci贸n, al municipio de Fomento donde es tradici贸n, desde hace poco m谩s de tres d茅cadas, la realizaci贸n del Festival Nacional de Teatro Aficionado 芦Olga Alonso禄. En esta fiesta teatral que implica a grupos de todo el pa铆s, y en 煤ltimas ediciones tambi茅n a grupos extranjeros, con la habitual complicidad del avezado p煤blico local, pues fui primero un simple espectador, luego, con el tiempo desarroll茅 mis primeras inquietudes como director y present茅 en varios encuentros mis puestas en escena. Hoy, mi participaci贸n all铆 cobra otra dimensi贸n, en este caso como metod贸logo de teatro del Consejo Nacional de Casas de Cultura, mas, nunca he dejado de asistir a la cita.

Con esta primicia he intentado mirar con ojo indagador la edici贸n XXXI correspondiente a este 2020, celebrado entre durante el mes de marzo, donde, quiero comenzar aplaudiendo que el programa se realz贸 con la inclusi贸n de las esperadas presentaciones de las puestas en escena, tanto de la muestra nacional como la internacional; as铆 como de talleres y actividades colaterales que complementaron y prestigiaron la cita.

El festival se mostr贸 diverso, din谩mico e intenso. Entre las novedades de la programaci贸n se puede resaltar la creaci贸n de un nuevo espacio para la presentaci贸n de performances, y para la ocasi贸n nos visit贸, por la parte cubana, el proyecto de David Valera con una intervenci贸n titulada Ese tipo humano, enga帽osamente civilizado; mientras que, por la parte extrajera, tuvimos la oportunidad de presenciar Observaciones, de la compa帽铆a alemana Uniater/Fritzaho. Ello evidencia que los artistas aficionados tambi茅n se mueven en la b煤squeda de nuevos horizontes creativos, y la exploraci贸n de nuevas tendencias y pr谩cticas esc茅nicas.

II

El festival recibi贸 a 12 grupos de nueve provincias del pa铆s, ocho en calidad de competencia y cuatro de invitados. Nueve grupos extranjeros de cinco pa铆ses llegaron hasta el enclavado municipio ubicado en el centro de Cuba: Portugal, Alemania, Italia, M茅xico y Colombia. Y, adem谩s, recibimos a Cheikn Okbaoui, el representante de la UNESCO en Argelia. Celebro que el festival recibiera una muestra extranjera amplia y de calidad, grupos que pertenecen a la Asociaci贸n Internacional de Teatro Amateur AITA, lo cual evidencia un inter茅s puntual de los miembros por la parte cubana de que nuestros creadores dialoguen con otras experiencias.

La compa帽铆a Xutil Teatro Circo de M茅xico, que dirige Yal煤 D茅ciga, con el espect谩culo Las aventuras de Trapeador y Cotonete, fue una de las propuestas que sobresali贸, poniendo a dos actores que interpretan a Cotonete y Trapeador, personajes creados para representar las m谩s diversas formas de andar e interactuar en la calle con los espectadores: protagonistas de un arte que incorpora, adem谩s, t茅cnicas del clown, circo. Tuve la oportunidad de verlos en Bejucal unos meses antes, en la jornada de teatro Blanca Becerra, y confieso que encontrarme de nuevo con ellos fue una dicha.

APERTURA DEL FESTIVAL. FOTO: ALEJANDRO MEN脡NDEZ

Por su parte, en la muestra cubana imper贸 el teatro de sala, no hubo esta vez grupos de teatro de calle, y solo uno fue de teatro de t铆teres. Uno de los montajes que m谩s conmovi贸 fue Terapia del sumidero, del grupo Teatro del Retorno, de San Antonio de los Ba帽os, ante el cual, como mencion茅 antes, el 芦avezado espectador fom茅ntense禄 pudo disfrutar de un teatro experimental, y con una concepci贸n diferente a lo que habitualmente se ha presentado en el festival. Desde un espacio alternativo en el patio del museo, reutilizado como escenario, emerge la reflexi贸n de la propia obra, un ritual interpretado por dos actores con m谩scaras de pico de ave 鈥攑arecida a las que usaron los m茅dicos especialistas para tratar a aquellos que padec铆an de la peste鈥, el r铆o Ariguanabo 鈥攓ue nace y muere en el territorio del municipio鈥, as铆 como la relaci贸n del hombre con la naturaleza. Estos son los pretextos espaciales que escoge Alexander Diego Gil para la representaci贸n, un ritual que parec铆a que nos estuviera advirtiendo sobre lo que d铆as despu茅s lleg贸 a la isla: una pandemia que aun el hombre no ha podido detener. No es casual que el grupo recibiera el Premio de Mejor Dise帽o Escenogr谩fico, por la exquisitez de su concepci贸n.

BK2. FOTO: ALAIN MIRA.

Solo dos mon贸logos comparecieron en el festival. De la provincia de Las Tunas lleg贸 el grupo La Corniza con el archiconocido argumento de Emelina Cundeamor, del importante dramaturgo Eugenio Hern谩ndez Espinosa, e interpretado por Beatriz Sabrina Ricardo. Con este texto, Hern谩ndez Espinosa, dramatiza una problem谩tica identitaria sobre inacabados procesos coloniales racistas, a煤n vigentes en muchos microsectores de nuestra sociedad. La joven actriz logra mostrar a una mulata que expone entre comentarios sarc谩sticos, con un humor certero: el desmoronamiento de su matrimonio. Su director, Miguel 脕ngel Amado, supo guiar a la actriz en una concepci贸n que result贸 concentrarse en el trabajo del actor, y para ello utiliz贸 solamente una mesa, una silla, una peluca y otros objetos muy elementales con los cuales logra concentrar la acci贸n, y que permiten vislumbrar la confluencia social del personaje; de ah铆 que la actriz obtuviera el Premio a la Mejor Actuaci贸n Femenina.

BK2 es el t铆tulo del otro mon贸logo que estuvo en competencia, a cargo del grupo habanero T茅鈭扐tro, escrito y dirigido por Elio Fidel L贸pez Vela, quien supo hallar, antes que todo, la verdad de un personaje en su accionar a partir del mismo verbo, y que el actor Iv谩n Collazo Garc茅s asumi贸 con una madurez impecable. El texto muestra a un joven estudiante que para ganar dinero trabaja de transformista en un bar nocturno, el personaje establece un di谩logo con la realidad de muchos j贸venes en el presente. El dormitorio de una beca es el espacio que ha escogido el director para desarrollar la acci贸n. Iv谩n Collazo logra con intensidad ciertas atm贸sferas para representar el universo del personaje a partir de las emociones que va desencadenando, cada recurso que encontr贸 para su interpretaci贸n lo hicieron ganador del Premio a la Mejor Actuaci贸n Masculina.聽

Cenital Teatro, grupo del municipio sede, present贸 Pasaporte, una obra de Yunior Garc铆a, texto que ha sido representado por varios grupos en el movimiento de artistas aficionados, pero, que, esta vez, el director G茅nder Hern谩ndez realiz贸 un montaje sencillo, sin perder la estructura de la obra. El director logra una armon铆a en la escena que construye, b谩sicamente, desde la concepci贸n del espacio y los elementos que lo conforman, pues la escenograf铆a tiene un impecable acabado constructivo que supo adaptar de manera funcional para cada una de las escenas.

En sentido general se aprecia un montaje en el que cada actor domina un registro de caracterizaci贸n que atrapa al espectador y lo identifica, y ah铆 radica su principal arma. Merecido fue, entonces, que el jurado decidiera otorgarle el Premio a la Mejor Puesta en Escena.

III

Fue una idea loable que la cr铆tica especializada estuviera por segunda vez en el evento. El prestigioso cr铆tico e investigador teatral Jaime G贸mez Triana, invitado especial a esta edici贸n, opin贸 a prop贸sito: 芦Creo que los m谩s relevante definitivamente es el p煤blico del evento. La cercan铆a que todo el pueblo tiene al teatro. El festival tiene una gran relevancia en t茅rminos de lo que hace para la comunidad en particular. El pueblo tambi茅n lo espera, lo desea y contribuye a su 茅xito禄. G贸mez Triana realiz贸 un taller de cr铆tica, que constituy贸 un espacio id贸neo para la superaci贸n t茅cnica de los directores, actores, instructores y metod贸logos que asistieron al certamen. Otro taller que se efectu贸 y que los participantes agradecieron fue 芦Ejercicios escriturales para mundos m铆nimos禄, impartido por la maestra Blanca Felipe Rivero.

ENTREVISTA. FOTO: ALEJANDRO MEN脡NDEZ.

El evento contin煤a la tradici贸n de programar presentaciones a las comunidades, barrios y escuelas del municipio. El Juglar del Cisne present贸 la obra de t铆teres Beatriz y los Papas Malvas en la comunidad de J铆quima, donde los ni帽os y toda la familia pudo disfrutar de esta agrupaci贸n de Pinar del R铆o, por los resultados y el amplio repertorio que han venido desarrollando en la modalidad de teatro de t铆teres, este grupo es ya un referente importante en el pa铆s.

Positivo fue invitar de nuevo a la Compa帽铆a Teatral La Andariega, de la provincia de Camag眉ey, de una marcada participaci贸n en la historia de este encuentro anual. En esta ocasi贸n present贸 Cuentos de Palacio, con una gran aceptaci贸n por parte el p煤blico. Resulta v谩lido destacar las actuaciones de ni帽os que hacen teatro con una verdad y calidad art铆stica en la escena.聽聽

TALLER DE LA CR脥TICA. FOTO: ALEJANDRO MEN脡NDEZ

Para esta edici贸n en especial se cre贸 una comisi贸n curatorial que realiz贸 una audici贸n a los grupos por las provincias del pa铆s para seleccionar la muestra nacional. Y es que realizar un evento de esta magnitud requiere del esfuerzo y la dedicaci贸n de los organizadores que, en cada proceso, antes y durante el festival, deben mantener el di谩logo c贸mplice, para poder continuar realizando mejores ediciones.

Me gustar铆a terminar invitando a una reflexi贸n, y es que un festival de tanta significaci贸n para el movimiento de artistas aficionados del pa铆s, y con tan honda marca identitaria en los pobladores de Fomento, amerita que se pueda construir una sala de teatro en la Casa de Cultura con recursos t茅cnicos m铆nimos, como equipos de luces y de audio. Ello facilitar铆a poder invitar grupos de la vanguardia art铆stica que han mostrado su inter茅s por participar del evento, pero se han visto limitados, precisamente, por estas cuestiones t茅cnicas. Grupos y espect谩culos que, sin dudas, prestigiar铆an nuestro Festival Nacional de Teatro 芦Olga Alonso禄.


En la actuaci贸n no hay metas

Uno de mis sue帽os como asidua espectadora de las salas teatrales nacionales era ver, en Cuba, un montaje de 鈥淓quus鈥 que fuera capaz de hacerme vivir, desde el temblor y la agon铆a, el viaje de Alan Strang por el camino del remordimiento y la soledad. V铆ctor Alfredo Cruz, joven actor al que conoc铆 gracias a la acertada propuesta esc茅nica del director Jazz Mart铆nez-Gamboa, fue capaz de transportarme a ese 鈥淓quus鈥 esencial, a esa historia humana donde se define la partitura de la desolaci贸n. Desde el momento en que disfrut茅 de la actuaci贸n de V铆ctor, supe que esta entrevista tendr铆a lugar.

驴C贸mo llegaste al mundo de la actuaci贸n?

Mis padres tuvieron tres hijos: dos ni帽as gemelas y luego, 15 meses m谩s tarde, nac铆 yo. A mis hermanas las llevaban a clases de ballet cl谩sico y yo pertenec铆a al equipo de gimnasia art铆stica de mi provincia. En un momento determinado, mis hermanas comenzaron a bailar en una compa帽铆a de ballet espa帽ol que se llamaba Otiberodans y en unos ensayos en mi propia casa, la directora le propuso a mi madre hacer un tr铆o de baile con mis hermanas; ellas bailar铆an a mi alrededor mientras yo realizaba elementos acrob谩ticos.

Con este n煤mero art铆stico me sub铆 a un escenario por primera vez y as铆, aunque no como actor, conoc铆 la adrenalina de los 煤ltimos segundos antes de salir al escenario y lo gratificante que resultaban los aplausos al terminar cada funci贸n. La compa帽铆a dej贸 de funcionar y me integr茅 al circo de la provincia conformando un d煤o acrob谩tico, y de esa forma continu茅 con mis andanzas por los escenarios en busca de aplausos.

Me mantuve en esto un par de a帽os hasta que un d铆a abandon茅 por completo el circo. Ya no quer铆a hacerlo m谩s. As铆, sin otra argumentaci贸n. Me mantuve alejado de cualquier manifestaci贸n art铆stica por mucho tiempo, por a帽os.

Sin embargo, siempre supe que quer铆a ser conocido, que me felicitaran y aplaudieran por lo que hac铆a, aunque no ten铆a claro qu茅 har铆a en un futuro. Y no fue hasta noveno grado cuando supe de un casting para una pel铆cula y vi mi gran oportunidad para hacerme 鈥渇amoso鈥. Dicho 鈥渃asting鈥 eran los ex谩menes de ingreso para estudiar teatro en la ENA. Pues los realic茅 y qued茅 entre los cinco seleccionados en mi provincia. Sin darme cuenta, pr谩cticamente, estaba d谩ndole a mi vida un giro de 180 grados. As铆 llegu茅 al mundo de la actuaci贸n.

驴Qu茅 es para ti el 茅xito y c贸mo valoras su manifestaci贸n dentro de tu vida profesional?

El 茅xito es muy relativo, depende de la b煤squeda de cada cual. Cuando digo b煤squeda me refiero a lo que se quiere en la vida, lo que se desea, ya sea material o sentimental. Sin embargo, hay c谩nones ya estructurados que se exigen ciertas personas para considerarse ellos mismos exitosos; una casa, un carro, dinero, una pareja, hijos, etc鈥 Para m铆, el 茅xito es la felicidad, esa es mi b煤squeda. Pero tengo que se帽alar que mi felicidad es un equilibrio entre salud, familia, amor y trabajo.

Mi vida profesional es exitosa. Pudiera ser mejor, pero lo es. Digo esto sin dudas y pena alguna, porque realmente estoy siendo feliz y me siento contento de lo mucho que he logrado en tan poco tiempo. Soy reci茅n graduado de la ENA y ya he trabajado en la televisi贸n, en el cine y el teatro, compartiendo escenario o set con actores de renombre y de experiencia, algunos para m铆 鈥渋c贸nicos鈥, a los cuales les debo parte de mi 茅xito por su gran ayuda y apoyo.

Si tuviera que expresar mi 茅xito profesional en una frase dir铆a, como Albert Einstein: 鈥淭odo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de trepar un 谩rbol, pasar谩 el resto de su vida creyendo que es un idiota鈥. Nadie me ha juzgado como al pez y estoy donde mejor puedo estar.

Si bien los premios no hacen todo el camino de un artista, son sin dudas un reconocimiento a una parte significativa de su trayectoria. Acabas de obtener el Premio Adolfo Llaurad贸 de Actuaci贸n Masculina 2019 por tu trabajo en la obra Equus. 驴Piensas que has alcanzado una meta de importancia?

En la actuaci贸n no hay metas, nunca llegas a un final, ni como actor en formaci贸n ni como actor en busca de un personaje, siempre hay algo m谩s que necesita ser encontrado. Ganar un premio tampoco lo veo como un resultado finito, ni siquiera como una meta de principiante.

聽S铆 reconozco que me sent铆 muy alegre al obtenerlo como tambi茅n siento orgullo de haber sido premiado y reconocido por mi trabajo. Pero soy de los que piensa que eres tan bueno como lo 煤ltimo que haces y tan malo como lo 煤ltimo tambi茅n. Ahora estoy nominado al Premio Caricato de Actuaci贸n 2019, y me enorgullece much铆simo competir con actores de tanta experiencia.

foto Darwin Alberti/ cortes铆a del entrevistado

驴Cu谩l es la verdadera significaci贸n de un premio para un artista joven?

Lo mejor de ser premiado es que te confirma que el camino o gu铆a que llevas es correcto. Que est谩s haciendo bien las cosas. Ser premiado es un plus en tu carrera, te inspira a seguir haciendo, a seguir creando.

En Equus, bajo la direcci贸n de Jazz Mart铆nez-Gamboa, diste luz a Alan Strang en una actuaci贸n m谩s que memorable. 驴C贸mo encontraste al personaje, su tono, su cuerpo, su imagen?

Alan es un muchacho de ciertas tipicidades, tanto f铆sicas como mentales; adem谩s de agregarle una familia de caracter铆sticas peculiares. F铆sicamente es enjuto, de 17 a帽os; eso estaba logrado sin esfuerzos a pesar de que tengo dos a帽os m谩s que el personaje. Su manera de interactuar con los dem谩s, c贸mo los observaba, c贸mo se mov铆a u otras caracter铆sticas f铆sicas fueron apareciendo poco a poco en los ensayos.

El tono de la actuaci贸n fue propuesto de inmediato por Jazz, el director, como una partitura. Tambi茅n quiero resaltar que le铆 muchas veces el texto, acostumbro hacerlo; esto me revelaba algo nuevo cada vez que le铆a. Trabajar con los otros actores del elenco fue sin duda gran porciento de mi acierto: ellos me ayudaron y guiaron, como tambi茅n lo hizo el director. Lo dem谩s fueron muchas horas de dedicaci贸n y ensayo.

驴De qu茅 forma debiste transformar tu propia imagen espiritual y f铆sica para encarnar a Alan?

De transformaci贸n f铆sica hay muy poco que hablar, pues mi acercamiento con Alan f铆sicamente era un hecho. Sin embargo, mental y espiritualmente exist铆a o existe un enorme caudal de diferencias. Soy un ser humano completo, no me falta absolutamente nada, como tampoco necesito rendirle a una deidad para estar satisfecho; la sexualidad en mi vida no es un problema en lo absoluto, soy un joven alegre, de luz y, sobre todas las cosas, feliz.

Esta vez me toc贸 interpretar a un adolescente muy diferente. Alan sufre, siente dolor, desde su ni帽ez arrastra el sufrimiento. Est谩 atado, aparentemente de por vida, a una creencia religiosa que luego se transforma y pasa a ser una obsesi贸n m谩s cruda y m谩s real. Dudo que Alan pueda ser feliz, 鈥渓a vida鈥 lo tiene bien hundido en un agujero; sin embargo, en su cabeza, donde podr铆a haber otro mundo, existe la posibilidad de una realidad que le place, sexual y espiritualmente, pero que la sociedad y la vida le niegan. Temor, dolor, rabia, agon铆a, impotencia鈥 son ingredientes de la mezcla de sentimientos que inundan su cuerpo.

Quien me conoce sabr谩 que Alan es mi ant贸nimo pero el trabajo, estudio y deseos fueron suficientes para transformarme por 12 funciones y dejar vivir al Alan Strang que existe desde los 70`, el Alan espera con ansias alg煤n cuerpo para poseerlo y vivir de lo que 茅l cree, con temor de llegar al final de la obra.

驴Cu谩les son las herramientas t茅cnicas, tanto f铆sicas como mentales, que valoras m谩s en la formaci贸n de un actor?

El cuerpo, la voz y la mente son los elementos o herramientas que utiliza un actor. Un cuerpo preparado, el谩stico, es primordial. Los actores debemos formar nuestro cuerpo para poder deformarlo en caso que se necesite.

De igual modo cultivar la mente es de esencial importancia, llenarnos de referentes que sirvan de background es muy 煤til. El trabajo de un actor es de investigaci贸n m谩s que todo, de b煤squeda de informaci贸n real y concreta que sirva para crear realidades y personas de carne y hueso. Y por supuesto, el estudio de uno o varios sistemas de interpretaci贸n que te sirvan de gu铆a y base en la b煤squeda de tu propio m茅todo.

Hablemos del trabajo con los referentes. El personaje de Alan Strang ha sido interpretado por actores archiconocidos. Pienso, por ejemplo, en el referente m谩s cercano: el actor brit谩nico Daniel Radcliffe. 驴De qu茅 manera encarnar a un Alan nuevo, capaz de dialogar con la tradici贸n del texto pero incorporando una mirada que llegara al p煤blico cubano?

Un Alan nuevo iba a ser. Somos personas distintas todas, que percibimos la vida y los textos 鈥攅n caso de los actores鈥 de maneras muy diferentes. Aunque lo primordial era contar la historia. No quise ver la pel铆cula que existe de la obra ni ning煤n video de ella, quer铆a que saliera de mi entendimiento y mi creaci贸n todo lo que iba a hacer.

Equus es una obra universal, puede ser representada en Jap贸n, por decir un pa铆s, y seguir铆a emocionando al p煤blico. Es una obra muy humana, muy de esencia. En Cuba nunca se hab铆a llevado al escenario y el m茅rito lo merece el director Jazz Mart铆nez-Gamboa por seleccionar esta magn铆fica obra para regal谩rsela a nuestro p煤blico.

foto Darwin Alberti/ cortes铆a del entrevistado

La interacci贸n con el director es siempre un punto de inflexi贸n fundamental en el 茅xito de una obra. 驴C贸mo valoras el proceso creativo conjunto?

Trabajar con Jazz fue magn铆fico. Muchas peleas y desacuerdos, pero al final 铆bamos todos en el mismo barco con el mismo objetivo, y eso nunca lo olvid谩bamos. Si tuviera que puntuarlo como director, en estrellas del uno al cinco le daba seis. Es una persona maravillosa y eso lo traslada al proceso creativo, se entrega y lo da todo junto a ti. A la hora de crear las escenas, los actores fuimos muy libres, pues Jazz nos daba la confianza para hacer, a pesar de 茅l tener pensado ya gran parte del espect谩culo. Fue una creaci贸n conjunta, de mucha uni贸n por parte de todos y encabezados por un director que a pesar de ser joven, es muy arriesgado, creativo y talentoso. Volver铆a a trabajar con 茅l sin dudas.

Para ti, 驴qu茅 es lo m谩s importante en la vida de un actor?

Un actor debe llevar una vida de aprendizaje, debe nutrirse de todo lo que le sucede, hablo de una vida de experiencias, porque con ellas y el conocimiento de cu谩ndo y c贸mo utilizarlas se lograr谩n las actuaciones. Pero solo la disciplina, la entrega y la constancia 鈥攅n conjunto鈥 har谩n a un actor.

驴Qu茅 puede ofrecernos el cotidiano que vivimos para hacer arte?

Todo. El arte es subjetivo pero se nutre de la realidad. El arte pone en evidencia todo aquello que debemos transformar y no hay mejor libro que la vida para extraer esencias que, con un poco de talento y genialidad, transformaremos para hacer lo que se conoce como arte.

驴Qu茅 llevas de ti al rol teatral con el que, en un momento determinado de la vida, te toca lidiar? 驴Es posible 鈥渄espegarse鈥 completamente de lo que somos para abordar la vida esc茅nica del 鈥渙tro鈥?

Responder茅 las dos preguntas con una sola respuesta pues creo que van de la mano. Son preguntas bastante complejas que no sabr铆a responder con total afirmaci贸n por mi corta experiencia como actor. Uno presta cuerpo, mente, alma y esp铆ritu al rol que interpreta; y en gran medida nos transformamos y nos convertimos en el 鈥渙tro鈥, pero nos vemos obligados a volver a nuestras esencias. Transformamos lo que somos, transformamos con ayuda de las experiencias nuestras costumbres, creencias, gustos y una infinidad de caracter铆sticas propias y las ponemos en funci贸n del personaje a interpretar, pero siempre el 鈥淭煤鈥 propio acompa帽a al 鈥淥tro鈥. Entonces creo que 鈥渄espegamos鈥 muchas cosas que conforman lo que somos pero nunca completamente.


«Subir a escena es quedar descubierto» (+ videos)

Recuerdo su presencia en el ISA. Y su sonrisa, c贸mo no. El intercambiar saludos y alguna que otra pregunta de rigor sobre las personas queridas que formaban 鈥攓ue a煤n forman鈥 parte de nuestro universo com煤n. Niurbis Santom茅 Cudeiro es una de las artistas m谩s transparentes que conozco. He disfrutado, en iguales dosis, su amistad y su talento. Ella sabe que subir a escena es m谩s que un acto de fe; es quedar al descubierto, en esa hermosa exposici贸n que nos hace, a una misma vez, s贸lidos y vulnerables.

Tu quehacer actoral en diversas agrupaciones teatrales que se especializan en la dramaturgia para ni帽os y adolescentes, 驴ha sido pura coincidencia?, 驴o este es un camino que has decidido conscientemente?

Ha sido el resultado natural de mi formaci贸n. Comenc茅 como muchos en Cuba en el taller de creaci贸n teatral de una Instructora de Arte y actriz del grupo Teatro Los Elementos, en la casa de la cultura, en mi caso la del municipio Cumanayagua, mi pueblo natal. Luego me form茅 como instructora de teatro, esa especialidad me motivaba mucho. Los maestros que tuve en la EIA 鈥淥ctavio Garc铆a鈥 de Cienfuegos en su mayor铆a hac铆an teatro para ni帽os. Con plena conciencia decid铆 que entre la t茅cnica del clown y la construcci贸n y manipulaci贸n de t铆teres estar铆a mi devenir como actriz.聽聽

cortes铆a de la entrevistada

驴C贸mo transcurren tus procesos creativos?

Bueno, amiga, esta es una pregunta con varias respuestas. Los artistas necesitamos actividad creativa para vivir y la cotidianidad a veces es otro proceso de creaci贸n. Laboro en dos grupos teatrales, all铆 los directores llegan con su concepto a la hora de realizar un montaje y los actores le aportamos a esa idea nuestra aptitud. Pero m谩s all谩 de la cotidianidad en los grupos de teatro, muchas veces 鈥攄esde que comienza el d铆a鈥 despierto con una motivaci贸n nueva y la quiero hacer: alg煤n mu帽eco que construir, algo que escribir o leer, o muchas veces una receta que preparar, pues tambi茅n me encanta cocinar y decorar los platos que se me ocurren.

Te pongo ejemplos: La cocinerita adorada. Breve historia de Clarita Mazorca fue una obra cuyo proceso creativo era un experimento, un ejercicio complejo que llev茅 a cabo con el dramaturgo Rafael Gonz谩lez Mu帽oz a partir de una f谩bula archiconocida, una receta de cocina, unos t铆teres que constru铆 y el deseo de hacer algo en casa. Ahora, la serie de c谩psulas de Mercucho y Mercocha se me ocurri贸 viendo tutoriales de c贸mo construir mu帽ecos: la t茅cnica del t铆tere de cono me gust贸 y constru铆 dos, luego con ellos comenc茅 a decir los textos que prepar谩bamos, sobre todo asociados a la campa帽a #Qu茅dateEnCasa.聽 聽聽

Trabajar para ni帽os, 驴es tan dif铆cil como se plantea? 驴Cu谩l es la principal retribuci贸n de este quehacer, no solo en el plano humano, sino en el plano actoral?

cortes铆a de la entrevistada

Es dif铆cil, claro que lo es鈥 m谩s cuando los ni帽os del siglo XXI tienen much铆simas atracciones tecnol贸gicas. Los videojuegos que llevan en el tablet o en el celular no se pueden obviar. Antes el ni帽o iba al teatro y dejaba ese entretenimiento pasivo en su casa, ahora lo lleva en su bolsillo y es capaz de sacarlo en medio de una funci贸n. No creo que sean malos los videojuegos ni que tengamos que competir con ellos; creo m谩s bien que el desarrollo le impone a la creaci贸n tradicional una actualizaci贸n en la forma de llegar al p煤blico. Los contenidos y las tem谩ticas son casi siempre las mismas; el c贸mo se le oferta al p煤blico infantil es determinante para que sea un 茅xito cada presentaci贸n.

Tanto en el plano profesional como en el personal, el aplauso y el reconocimiento son indispensables; as铆 como los ni帽os que vuelven una y otra vez a verte, a disfrutar de la misma obra y la misma actriz, e incluso deciden actuar contigo o marcharse al finalizar la funci贸n tarareando una de tus melod铆as. Gratificante tambi茅n es ver a los padres emocionados, que disfrutan de la obra como si fueran un peque帽o m谩s dentro de nuestras salas, y que al terminar todo te felicitan y quieren tomar una foto de recuerdo con los t铆teres y la actriz.

Para un actor de teatro, subir a escena es quedar descubierto, eres t煤, tus accesorios y tu verdad. Los ni帽os son capaces de dinamitar la representaci贸n con total ingenuidad, se entregan tanto al performance que acaban muchas veces interactuando. El actor debe estar preparado para eso siempre y ser capaz de responder con organicidad. 聽聽聽聽聽

Has trabajado con la obra de varios dramaturgos, algunos de estos j贸venes, 驴qu茅 sientes debe poseer un texto para atraer la atenci贸n de un actor y de un p煤blico, sea este infantil o adulto?

Para atrapar la atenci贸n de un actor pienso que la obra debe contar con una excelente historia y que los personajes est茅n bien caracterizados. Si a esto le sumamos peripecias, un conflicto bien planteado, poemas, canciones, de tal forma que la acci贸n dram谩tica de los personajes alcance distintos niveles, ser谩 un reto para el actor y, sin dudas, el p煤blico disfrutar谩 m谩s la lectura o la representaci贸n.聽 聽

El paso por el ISA marca, en muchos, un punto importante de partida y de referencia, 驴cu谩nto ha cambiado la Niurbis actriz desde que era una estudiante en el ISA hasta este momento en espec铆fico?

La Universidad de las Artes era uno de mis sue帽os. Cuando llegu茅 por vez primera me deslumbr贸 su arquitectura y aquel ambiente que uno supone es maravilloso. Digo supone, porque no todo all铆 fue extraordinario. En efecto, los campos verdes desde el ventanal de la beca lo eran, como tambi茅n las ardillas que se escabull铆an cuando uno caminaba hacia la casona de la Facultad de Arte Teatral. El primer a帽o fue sobre todo de descubrimiento, conoc铆 amigas que ser谩n de las mejores para toda la vida. Pero la compleja situaci贸n de la beca y la ausencia de profesores de algunas asignaturas condicionaron nuestra formaci贸n. Termin茅 gradu谩ndome con T铆tulo de Oro, pero con deseos de vivir las an茅cdotas que algunos predecesores me contaron sobre su experiencia en el ISA.

No obstante, creo que es una academia necesaria e importante, con excelentes profesores. El ISA me permiti贸 tener un t铆tulo que me legitima como actriz. Eso, para alguien que no proviene del sistema de escuelas profesionales de arte, es imprescindible.聽

 

Mercucho y los siete.Texto: Rafael Gonz谩lez Mu帽oz#Qu茅dateEnCasa#TitiriterosEnAcci贸n #TeatroDeT铆teres#ActrizCubana #ElArteSalva #ElArteNosUne#MantenteInspirado

Publicada por Niurbis Santom茅 Cudeiro en S谩bado, 23 de mayo de 2020

驴Qu茅 importancia le otorgas a la investigaci贸n dentro de tu proceso creativo? 驴Qu茅 otros factores influyen en este, con independencia del trabajo sobre la corporalidad y lo f铆sico?

Antes de comenzar a construir cualquier personaje 鈥攜a sea partiendo desde mi propio cuerpo como desde el mu帽eco鈥 dedico varias jornadas a la investigaci贸n. Son muchos los referentes que reviso para encontrar t茅cnicas e ideas que me sirvan para hacer m谩s atractiva y novedosa mi propuesta. Aunque en el mundo del teatro casi todo est谩 inventado, siempre hay un detalle que se puede aportar, algo que particulariza tu idea.

Los procesos creativos son muy individuales, casi ninguno se parece al anterior. Si uno quiere superarse debe estudiar mucho, investigar y tratar de ser lo m谩s original posible. Adem谩s de tener en cuenta el trabajo sobre la corporalidad y lo f铆sico; factores estos de suma importancia para cualquier actor a la hora de llevar a cabo la gestaci贸n, desarrollo y representaci贸n de cualquier personaje, dentro de mi labor un factor importante lo es tambi茅n el uso de la voz. En el teatro en general ese es un elemento clave pero en el teatro de t铆teres es indispensable, pues cada uno de los personajes es distinto del otro y la voz juega un papel sumamente caracter铆stico aqu铆.

La cocinerita adorada marc贸 un antes y un despu茅s en tu trabajo teatral, 驴lo consideras as铆?, 驴por qu茅?

En realidad La cocinerita鈥 ha sido muy importante en mi carrera teatral. Yo quer铆a hacer una obra donde en escena estuviera en soledad, acompa帽ada de todos los accesorios necesarios鈥 y de t铆teres, claro. Un unipersonal donde pudiera actuar, manipular, animar, cantar y bailar. Tuve que prepararme mucho, estudiar, investigar y ensayar m谩s, fue un proceso de casi dos a帽os. Trabajoso pero hermoso porque descubr铆 cu谩nto pod铆a hacer.

Me enfrent茅 por primera vez al dise帽o y construcci贸n de todos los personajes de una obra; otro de los retos que me impuse. Finalmente recog铆 los frutos. Primero particip茅 en el Taller de T铆teres de Matanzas y all铆 recib铆 muchos consejos de los mejores titiriteros de Cuba y algunos del mundo, luego particip茅 en el Festival Nacional de Teatro de Camag眉ey y en el Festival del Mon贸logos de Cienfuegos. Obtuve Menci贸n en el Premio Llaurad贸 y estuve nominada a los Premios Caricatos, me gradu茅 del ISA, pero sin dudas lo mejor fue que me evaluara como actriz de Primer Nivel y que esa evaluaci贸n llegara de la mano de Yudd Favier, Rub茅n Dar铆o Salazar y el maestro Armando Morales.

An铆mese en casa. Conoce los t铆teres de hilos y el poema: "Cacha, la cucaracha", del escritor Rafael Gonz谩lez Mu帽oz. #Qu茅dateEnCasa #ActrizCubana #TitiriterosEnAcci贸n #TeatroDeT铆teres#TeatroYPoes铆a#ElArteSalva #ElArteNosUne#MantenteInspirado

Publicada por Niurbis Santom茅 Cudeiro en Domingo, 17 de mayo de 2020

Hablemos m谩s de tu experiencia con los t铆teres, 驴de qu茅 manera encarnar e integrar, a tu propio cuerpo, los personajes? 驴De qu茅 herramientas te vales?

En realidad soy una joven actriz (risas). Mi experiencia en el mundo titiritero comenz贸 por el 2012 en el grupo Retablo de Cienfuegos, bajo la direcci贸n de Christian Medina Negr铆n. En el 2007 hab铆a pasado un taller con Panait D铆az Villalvilla y di clases con Jorge Luis Mora, ambos excelentes actores. Pero en Retablo comenc茅 a hacer mis primeras apariciones en escena en la obra Borib贸n. Luego hice otras hasta que vine para La Habana y comenc茅 en los grupos con los que a煤n trabajo ac谩; sobre todo en La Proa, donde he realizado varias obras que han demandado mucha preparaci贸n f铆sica.

En Romance en Charco Seco, de Erduyn Maza Morgado, tuve que manipular t铆teres de varilla, una t茅cnica complicada. Recuerdo que hasta una de las Belindas, personaje que interpret茅, me la llev茅 para la casa y practicaba a toda hora, era una extensi贸n de m铆 misma a trav茅s de mi brazo; prestaba mis movimientos a Belinda para que luego ella los hiciera suyos en la escena.

Aunque no es tanto el tiempo que llevo en esta profesi贸n, he manipulado varios tipos de t铆teres, hasta una marioneta bailarina, junto al Ballet Nacional de Cuba en la Gala Clausura de la 2da Jornada 鈥淗abana Titiritera, figuras entre adoquines鈥, que realiza Teatro La Proa, 隆una de las experiencias m谩s extraordinarias de mi vida! No tengo m谩s herramientas que mi propio cuerpo y la t茅cnica que, gracias a mis maestros y directores, he ido adquiriendo en estos a帽os.

"An铆mese en casa". De pico y porra.Poema: "De pico y porra"Autor: Rafael Gonz谩lez Mu帽oz.#Qu茅dateEnCasa #ActrizCubana #TeatroDeT铆teres #TitiriterosEnAcci贸n #ElArteSalva #ElArteNosUne#MantenteInspirado

Publicada por Niurbis Santom茅 Cudeiro en Domingo, 10 de mayo de 2020

驴Sientes que con la cuarentena y el necesario aislamiento social han variado las formas de entender y producir el arte? 驴De qu茅 forma influyen las redes sociales, en este momento, en la difusi贸n de la creaci贸n, y de qu茅 manera sucede en tu caso espec铆fico?

Evidentemente esta pandemia supone un cambio para la humanidad toda. Nosotros no estamos exentos de ello: ha condicionado nuestra interrelaci贸n, nuestra cotidianeidad, nuestro modo de vida de manera general. Aun as铆 no puedo afirmar con toda seguridad que por la situaci贸n actual han variado las formas de entender y producir el arte. Apenas ha pasado dos meses del primer caso de Covid-19 en Cuba y aunque muchos nos hemos aislado lo m谩s posible, la cuarentena no ha sido tan dr谩stica como en otros pa铆ses.

Producir una obra de arte es muy complejo, sobre todo cuando no se tienen todos los recursos, y uno de los sentidos de hacer una presentaci贸n teatral es que sea disfrutada por el p煤blico. Es muy importante para m铆 como creadora poder trasmitir un mensaje y que este influya en la sociedad. Habitualmente para crear y so帽ar me re煤no con colegas de los grupos de teatro donde trabajo, Teatro del Puerto y Teatro La Proa.

Mensaje de Mercocha a la sombra de La Luz.#ALaLuzSeLeeMejor#EdicionesLaLuz#Qu茅dateEnCasa#Romer铆asEnCasa#TodosSomosRomer铆as#ElArteSalva#ElArteNosUne#MantenteInspirado#ActrizCubana#TeatroDeT铆teres#TitiriterosEnAcci贸n

Publicada por Niurbis Santom茅 Cudeiro en Jueves, 7 de mayo de 2020

Por estos d铆as reunirnos todos en las sedes de dichas agrupaciones ser铆a una irresponsabilidad, pero de alguna forma estamos juntos y en eso las redes sociales sin dudas han sido determinantes. Han pasado varias semanas: algunos construimos t铆teres, otros dise帽an, hay quien aprovecha para repasar los textos del pr贸ximo estreno y otros nos seducen mostrando cuanto plato tradicional o ex贸tico de la culinaria se le ocurre. Las redes sociales, internet, han llegado para democratizar el conocimiento y para socializar un pensamiento plural. A trav茅s de las redes, en mi caso, he llegado en estos momentos a cientos de hogares con Mercocha y Mercucho, dos personajes que he creado para hacer felices a los que puedan verlos.聽聽聽聽聽

驴Piensas que este es un cambio a corto o largo plazo?

No s茅 cu谩nto durar谩 esta situaci贸n; ojal谩 para la etapa vacacional ya nuestras salas de teatro est茅n repletas de espectadores y que podamos recibirlos sin susto, sin el nasobuco que esconde su sonrisa ante nuestras acciones titiriteras. Esa interacci贸n actor-titiritero-p煤blico y las sensaciones que produce, no la puede sustituir ninguna red social.聽聽

En la actualidad, y ante la necesaria pausa social y art铆stica que experimenta Cuba, much铆simos creadores se han sumado, desde sus esfuerzos individuales y colectivos, a promocionar el quehacer y el entretenimiento a trav茅s de la campa帽a #Qu茅dateEnCasa. 驴Es esta una manera m谩s de celebrar la vida? 驴C贸mo, desde el arte, podemos incentivar a otros, y despertar su conciencia y deber individual?

As铆 es, las grandes crisis hacen que el ser humano saque lo mejor de s铆. De los mitos m谩s tr谩gicos nacieron las mejores tragedias publicadas por los cl谩sicos dramaturgos. Hay un refr谩n que dice: 鈥渘o hay mal que por bien no venga鈥, prefiero pensar que despu茅s de todo esto, vendr谩n cosas maravillosas. Lamentablemente hay muchas personas en todo el mundo sufriendo, por eso no creo que haya que celebrar nada, celebrar la vida en medio de una crisis donde est谩n muriendo miles a diario es contraproducente.

La campa帽a #Qu茅dateEnCasa es una iniciativa de resistencia, de supervivencia, de amor al pr贸jimo pero, sobre todo, de amor a uno mismo. A trav茅s del arte invitamos a ser responsables, disciplinados, a cumplir con el aislamiento, a emplear el tiempo en casa haciendo algo que nos guste, a descubrir nuevos horizontes mientras miramos al quehacer de nuestros artistas porque, sin dudas, en momentos como estos el arte, la literatura y la cultura juegan un papel primordial.

Tambi茅n contribuimos a entretener, a aliviar el estr茅s, para que el tiempo pase de la mejor manera posible. No hay nada que celebrar pero s铆 hay mucho que agradecer a todos los m茅dicos y al personal en general que se mantienen trabajando contra la Covid-19.

驴Qu茅 piensas que puede ofrecer el teatro, en su amplio registro, al mundo que hoy nos enfrenta, y al que hoy nos enfrentamos? 驴Cu谩l es la utilidad del teatro en estos tiempos?

Hoy nos enfrenta un mundo muy complejo y desigual, donde hay quienes tienen muchas posibilidades y acceden a una alta cultura, a teatros, conciertos, festivales, etc. Y hay otros que apenas viven para alimentarse sin el m铆nimo inter茅s de apreciar el arte. En Cuba todo esto tiene matices. Ac谩 todo el que quiera puede ir al cine, al teatro, se organizan conciertos en plazas y parques totalmente gratis, y de mucha calidad.

La mayor dificultad que tenemos, en mi opini贸n, para enfrentarnos al mundo y cambiarlo, son nuestros escasos recursos. Pese a ello, el teatro siempre ha sido una especie de laboratorio donde se entremezclan cr铆tica, reflexi贸n, conocimiento, memoria hist贸rica-social-personal, humor, estados de 谩nimo, sentimientos, emociones, conflictos, interacci贸n e intercambio.

A partir de la individualidad y la colectividad de las experiencias de los actores, el p煤blico puede llegar a sentirse reflejado y cambiar su accionar: es precisamente esto lo que nos ofrece el teatro en su amplio registro.

Para m铆, la utilidad del teatro en estos tiempos est谩 marcada por la necesidad de hacer pensar al p煤blico, de fomentar en ellos una mayor conciencia social mediante el juicio de temas y situaciones desarrolladas a trav茅s del arte; en mi caso mediante el acto teatral. Por eso la creatividad de los artistas 鈥攅spec铆ficamente de los teatristas鈥 es indispensable para resistir, para continuar luchando por la utop铆a. En tiempos complejos, de pandemias, de teatros cerrados, de incertidumbres, la cultura y el arte salvan.


Ella escribe mucho m谩s que pr贸logos*

Revisando mi libro de entrevistas descubr铆 que estaba lleno de hombres, directores y dramaturgos, pero hab铆a pocas mujeres, y a煤n menos, mujeres que no fueran dramaturgas o actrices. Eso me alarm贸 mucho porque reconoc铆 en mis propias elecciones lo mismo que veo repetido hasta el cansancio en miles de espacios, a la hora de seleccionar o de ser seleccionadas solemos ser menos, a no ser en espacios que se declaren especialmente de 鈥渕ujeres鈥.

Pues bien, empec茅 a observar (a veces mientras m谩s cerca tienes a las personas menos las ves, es triste pero pasa todo el tiempo) a mi alrededor, y estoy rodeada de grandes mujeres de todas las disciplinas.

R谩pidamente pens茅 en Yudd Favier, que tambi茅n ha editado numerosos libros del sello Ediciones Alarcos. Teatr贸loga y profesora de la Universidad de las Artes, con quien podr铆a hablar adem谩s, honestamente, sobre la cr铆tica, en tiempos en los que muchos creen descubrir el agua tibia y le ponen nuevos nombres a problemas a帽ejos y proponen soluciones descabelladas e impuestas que demuestran ignorancia e insensibilidad.

Yudd es graduada de Teatrolog铆a, asesora grupos que est谩n entre lo mejor de la escena cubana (Teatro de Las Estaciones, La Salamandra鈥). Agrupaciones en las que no se desempe帽a como asesora, reconocen en sus criterios una buena parte de los aciertos y de las alertas necesarias para construir su camino y po茅tica.

驴Tendr谩 que ver con el oficio de una espectadora especializada, con el talento para mirar y descubrir lo que no est谩 funcionando, con la valent铆a de decir aquello que todos piensan y no se atreven a decir sin medias tintas鈥?

Para ejercer el criterio no necesitas un t铆tulo universitario, y ahora con las redes sociales, escribirlo y hacerlo p煤blico tampoco precisa avales. Sin embargo, cuando te has decidido por una carrera donde el ejercicio del criterio es un puntal dentro de tu profesi贸n, m谩s que tener la verdad como una adarga siento que debes estar comprometido, no s贸lo con la opini贸n que ejerces, que siempre es est茅tica, debe ser 茅tica y por supuesto, es una visi贸n particular y por tanto perfectible; sino con la utilidad de esa gesti贸n.

En mi caso lo que sostiene mi manera de 鈥渋nteractuar鈥 con la puesta de teatro, sus dramaturgos, directores y equipo general est谩 relacionado con mi compromiso con ese ejercicio. Yo empec茅 a trabajar en el Consejo en cuanto me gradu茅 y por supuesto, pregunt茅 cu谩les eran mis responsabilidades dentro del departamento y recuerdo que lo esencial se reduc铆a a una frase: mi deber era estar actualizada sobre el quehacer del teatro para ni帽os y de t铆teres en todo el pa铆s y poner este conocimiento en funci贸n de colaborar en su desarrollo.

Por tanto, durante todo este tiempo de ver mucho teatro, de viajar a todo el pa铆s a帽o tras a帽o viendo los repertorios, haciendo talleres de intercambio donde ofrecer una opini贸n inmediata era obligatorio y directo, eso me dio cierto entrenamiento. Nunca se trataba de hacer sentir mal o mejor al artista sino de desestructurar-valorar el espect谩culo que acababas de ver.

Rub茅n Dar铆o,Zen茅n Calero, 脥a P茅rez y Yudd Favier. En la sala la Orden III/ cortes铆a Yudd Favier

Por supuesto, esta frontalidad siempre resulta agresiva para ambos lados: el que opina est谩 ante un colectivo entero que ha trabajado (m谩s o menos, mejor o peor) y ha presentado ante un espectador 鈥渕alicioso» su trabajo. En efecto, para el cr铆tico tambi茅n es una labor dura y siempre cre铆 que la mejor manera de hacerse responsable con ese criterio era siendo sincera, lo cual genera m谩s ofensas que alabanzas.

Cuando una puesta de tpn o tt terminaba, era mi responsabilidad emitir un criterio de lo visto y en ese momento mi compromiso era con mi 鈥渄eber鈥 laboral por muy atroz que suene. Ese era mi trabajo en el Consejo y yo lo hac铆a e intentaba ser lo m谩s consecuente posible. De todas formas hasta hoy, despu茅s de 18 a帽os de carrera, jam谩s he podido decirle a un director que su obra es maravillosa o espl茅ndida cuando no lo creo.

驴Es posible decir la verdad sin ser cruel? 驴Importa la crueldad o hacer sentir mal a alguien si est谩 en riesgo la calidad de lo que est谩 haciendo como creador? Has escrito textos duros por la forma descarnada en que manifiestas y dices tu opini贸n, eso ha provocado que haya creadores que te buscan, prefieren y respetan por esa actitud, y otros que sencillamente te odian. 驴C贸mo lo llevas?

Eso que llamas la verdad y que yo prefiero llamar el compromiso, tambi茅n tiene mutaciones. Porque ahora mismo como asesora teatral no pienso en 鈥渕i rol鈥 o funci贸n como algo primordial si no en la responsabilidad que tengo ante todo un colectivo concreto con dramaturgos, directores, dise帽adores, core贸grafos y actores.

聽Ahora me siento una intermediaria entre la obra y el p煤blico, (antes lo era ante el creador y la instituci贸n que lo subsidia) y de forma intuitiva todo lo que me parece perfectible de ser pensado dentro del proceso lo se帽alo, conf铆o en la inteligencia de las personas con las que trabajo que saben escuchar, revertir y tambi茅n decantar o deso铆rme.

Como asesora teatral no me callo nada, ning煤n detalle por peque帽o que sea,聽 porque siento que si identifico alg煤n aspecto discordante y no lo digo, estoy traicionando la confianza que se ha puesto en m铆, y como ves retorno al rol.

Pero los colectivos con los que trabajo hace m谩s de cinco a帽os en funci贸n de asesora de manera oficial o no, son amigos m铆os y profesionales de excelencia por los que siento una profunda admiraci贸n. Y eso ubica el trabajo en otro nivel y tambi茅n hace diversos y muy particulares los canales de comunicaci贸n. Cuando trabajas con personas que sabes que les van todas sus energ铆as y pasiones en su profesi贸n, el respeto hacia 鈥渓a obra鈥 est谩 impl铆cito; y de esta manera jam谩s, hasta hoy, alguien ha cre铆do que hay menosprecio en cualquiera de mis frases 鈥揳 veces insolentes鈥 cuando quiero se帽alar un punto.

Y s铆, ese聽 canal de comunicaci贸n l铆mpido, sin concilio de egos, permite incluso intercambios virulentos de opiniones que crean an茅cdotas deliciosas y que s贸lo apuntalan la confianza mutua. Y aunque parezca naif 鈥揷asi demag贸gico鈥 sigue siendo la sinceridad la que logra este tipo de relaci贸n. Creo que el d铆a en que trate de alegrar a alguien con mi discurso ret贸rico y bien compuesto sobre su ensayo o texto鈥 ese d铆a soy in煤til.

S铆, he escrito y d茅jame citarte: textos duros, algunos son producto de una catarsis en la que has estado viajando por tres meses viendo centenas de espect谩culos, muchos de muy mala calidad, con personas y espect谩culos con los que has dialogado por a帽os infructuosamente y ese cansancio y decepci贸n emerge鈥 casi ebulle.

Algunos de esos textos probablemente no los escribir铆a hoy en ese tono; sin embargo, esos textos duros, todos han sido antes debatidos con sus creadores, as铆 mir谩ndole a los ojos 鈥渇ace to face鈥. Y por supuesto que tengo muchos creadores y te cito de nuevo, 鈥渜ue me odian鈥, tengo nombretes, apodos, gente que no me contesta el saludo鈥 pero tambi茅n tengo relaciones de armon铆a con muchos profesionales excelentes y aunque no tengo dudas de que este grupo podr铆a ser m谩s peque帽o que el primero鈥 es el grupo que prefiero a la hora de entender la profesi贸n y seguir apostando por ella.

Estuviste muchos a帽os vinculada al CNAE como especialista, has visto el teatro que se hace en la Isla y tambi茅n has escrito y le铆do mucha cr铆tica. 驴A qu茅 le atribuyes la crisis de fe que hay alrededor de la cr铆tica? Hace poco un cr铆tico me dec铆a: 鈥淓l problema es que los teatr贸logos de ahora no quieren ser cr铆ticos, quieren ser artistas, hacen documentales, son performeros y la cr铆tica y lo teatrol贸gico est谩 en un 煤ltimo lugar鈥. 驴El fracaso o poca atenci贸n a la cr铆tica tiene que ver con que los teatr贸logos de hoy quieren ser artistas? 驴Qu茅 ha ocurrido con la cr铆tica en estos 煤ltimos a帽os en tu opini贸n?

En verdad he pensado mucho en esta pregunta sobre la crisis de la cr铆tica. No creo que sea este el espacio para tratar un tema que tiene tantas aristas posibles, pero como es un buen espacio para opinar, te confieso que a m铆 en lo personal me lastima mucho la manera descarnada y peyorativa en que casi todos se refieren a nuestro ejercicio, pero a veces las razones que argumentan no se pueden refutar.

Y siendo muy, muy global, creo que la matriz del problema tiene su base en los abruptos y contrastantes cambios de pol铆ticas culturales de las artes esc茅nicas y me explico: desde el 60 hasta el 89 (casi 30 a帽os) los grupos fundados eran como vacas sagradas, inamovibles pero muy controlados por el Consejo Nacional de Cultura, hab铆a una estructura muy centralizada y, por supuesto, esto gener贸 estanco. Dentro de esa composici贸n la cr铆tica ten铆a un rol fundamental y a la vez muy focalizado en los grupos que exist铆an; para decirlo mal y pronto, la cr铆tica jugaba un rol importante y hasta determinante.

Luego, en un segundo per铆odo, se aprobaron los proyectos desde el 89-2019 (son 30 a帽os m谩s), con la excelente intenci贸n de ofrecer opciones para los creadores j贸venes, al principio s贸lo podr铆a ser aprobado por el Consejo Nacional, y en su reglamento actual siempre, a煤n hoy, debe ser as铆; pero lo que verdaderamente empez贸 a ocurrir es que cualquiera con cierto cargo o poder pod铆a crear un nuevo proyecto.

Yudd Favier, Denisse Mart铆n, Norge Espinosa, 脥a P茅rez y Shaday Larios (Derecha a izquierda) en Laboratorio de Teatro de Objetos Documentales. Durante el Encuentro Internacional Retablo Abierto EIRA, 2019. MATANZAS/ cortes铆a Yudd Favier

Yo creo que la crisis lleg贸 a un tope cuando los directores se iban y dejaban a cargo de un actor la direcci贸n del grupo como una herencia (Muchas veces lleg谩bamos a provincias d贸nde exist铆an nuevos grupos y nuevos directores que jam谩s hab铆an sido conocidos por el Consejo).

En papeles, el tipo de contrataci贸n que era por seis meses o un a帽o, en la realidad se convirtieron en grupos vitalicios. Te puedo confirmar que existen personas que hace 10 a帽os no hacen un estreno y viven campantes. Luego, si antes hab铆a 24 grupos y 15 eran de buena calidad profesional, pero cuando se convirtieron en 200, los 15 se tornaron minor铆a y aunque en un principio se conform贸 lo que hoy constituye la vanguardia tambi茅n prolifer贸 mucho teatro de mala calidad.

驴Qu茅 comenz贸 a suceder con la cr铆tica?

Yo creo que la cr铆tica comenz贸 a desechar paulatinamente al teatro deficiente y al principio lo escrib铆a pero con esa informaci贸n no suced铆a nada en absoluto. Los cr铆ticos comenzaron a desechar proyectos 鈥搚 no creo que esto haya sido cosa de un d铆a鈥 y en la actualidad nos hemos convertido en promotores del teatro que nos interesa profesionalmente. No est谩 bien.

Tambi茅n surgi贸 el pluriempleo, que es la 煤nica manera en que los teatr贸logos podemos tener un salario para llegar a fin de mes y convertirnos en seres multifac茅ticos, y empez贸 a relegar la cr铆tica como un ejercicio de vocaci贸n y no como la 煤nica v铆a de 鈥渕ostrar鈥 el valor de una profesi贸n que se expandi贸 hacia experiencias m谩s protag贸nicas y productivas dentro del teatro. Muchos cr铆ticos encontraron labores m谩s atractivas como gestores de festivales, editoriales, revistas, talleres y eso tambi茅n crea una disyuntiva 鈥溍﹖ica鈥 y, al final, efectiva, sobre qu茅 ejercicio profesional priorizar.聽

Otros han querido dirigir, escribir, hacer cine y hasta actuar, eso a m铆 me parece fabuloso porque la teatrolog铆a sencillamente la ejercen personas que aman el teatro y el derecho a experimentarlo de formas pr谩cticas para m铆 es irrefutable: es eso un derecho. Que quede bien, regular o mal鈥 ya es otro asunto.

Es un deber de la cr铆tica verlo todo y dar su opini贸n de todo. Pero seamos francos, casi ning煤n creador tiene un verdadero respeto por la disciplina pol茅mica y se tornan agresivos, con lo cual el problema de la 茅tica afecta a todos los bandos.

Nadie acepta absolutamente nada excepto los halagos sin m谩culas y hay enfrentamientos e insultos y, el cr铆tico, que tambi茅n es un individuo cotidiano de guaguas y colas, se agota de que el 煤nico resultado de su ejercicio especializado sea el malestar personal.

Al final del d铆a escribas lo que escribas, y lo digo por experiencia propia, esos grupos de calidad de amateurs que llevan d茅cadas digiriendo el presupuesto estatal, se presentan en los mismos teatros que una vanguardia consolidada y repito, cobran los mismos salarios blandiendo sus primeros niveles como si de verdad lo fueran. Si la cr铆tica no tiene una funci贸n social ni ofrece una gu铆a para jerarquizar y tambi茅n, por qu茅 no desechar, porque estamos hablando de teatro profesional, no subvertir valores con lo comunitario. 驴Entonces para qu茅 sirve?

Yo misma al salir del Consejo me libr茅 del 鈥渄eber鈥 de opinar siempre de cu谩nto ve铆a y por eso cuando algo no me gusta salgo calladita como una espectadora triste y esquilmada; cuando no me gusta no aplaudo, eso s铆, por alg煤n lado debo mostrar mi insatisfacci贸n, es mi derecho como espectadora.

Hace dos a帽os no ejerzo la cr铆tica escrita porque precisamente estoy trabajando de manera asidua con, al menos cinco grupos de este pa铆s y si escribo una cr铆tica con aspectos negativos (aunque sean m谩s que evidentes) de los otros 40 grupos con los que no trabajo, siempre ser谩 visto como predeterminadamente tendencioso y lo mismo pasa si quisiera escribir algo sobre esos cinco grupos.

Clausura del taller
Objetario Cuba S.A Memoria insular. EIRA, 2019 Matanzas/ cortes铆a Yudd Favier

Y por supuesto, uno es adulto y por tanto responsable de sus decisiones. Y me dan ganas de hacerlo porque hay espect谩culos que son casi ofensivos por su falta de coherencia total y como nadie habla de ellos, tienes que leer publicaciones con autohalagos de 茅xitos que nunca existieron.

Tengo ganas de escribir porque quien calla otorga, pero he elegido. Existen grupos de 15, 20 a帽os que jam谩s han hecho una sola obra meritoria de ser llamados profesionales y nadie quiere tener a su cargo el cerrar colectivos que no abri贸. Entiendo que existe una gran espada de Damocles sobre la responsabilidad civil que generar铆a desestimar esas agrupaciones par谩sitas del presupuesto tan reducido del Consejo, pero hay entre ellos agrupaciones que en 20 a帽os tienen cuatro obras en su repertorio, obras malas adem谩s, y eso deber铆a cambiar porque en el igualitarismo desequilibrado tambi茅n radica una forma de injusticia.

驴Cu谩les t铆tulos y antolog铆as has compilado y prologado para la Casa Editorial Tablas-Alarcos? 驴C贸mo ha sido ese trabajo?

Tablas-Alarcos es la editorial donde me he estrenado como antologista y hasta editora. Para m铆 ha sido un lugar de promoci贸n superimportante del teatro para ni帽os; ella se produjeron los libros Dramaturgia cubana para ni帽os (1943-2013). 30 obras en 70 a帽os. (La Habana: Ediciones Alarcos, 2014); Teatro Migrante para ni帽os. Un caribe帽o en Nueva York聽 (una selecci贸n de textos del autor Manuel Antonio Mor谩n, La Habana: Ediciones Alarcos, 2016) y Teatro sombr铆o para ni帽os curiosos (Una selecci贸n de textos del autor Christian Medina, La Habana: Ediciones Alarcos, 2016).

He editado un par que est谩n en producci贸n y tengo en el horno uno m铆o que, claramente, estoy superansiosa por ver convertido en materia. Ella escrib铆a… pr贸logos de libros es una selecci贸n de ensayos sobre textos dram谩ticos para ni帽os en Cuba cuyo t铆tulo remeda un libro de Magie Mateo, que fue el primer libro de cr铆tica (literaria) que am茅.

Tienes textos que se salen del marco teatrol贸gico y recientemente estuviste en el hapenning Hogar de Omar Batista y Dania del Pino M谩s como performer. 驴Est谩s interesada en alguna l铆nea art铆stica fuera del trabajo como cr铆tico e investigadora?

No tengo ganas de hacer algo m谩s. Por ahora mi intervenci贸n como performer fue una cuesti贸n de fuerza mayor: quien estar铆a all铆 era Dania del Pino鈥, pero los procesos tienen sus tiempos propios y el estreno lleg贸 junto con el nacimiento de Ernesto y pues Hogar era un proceso en el que todos est谩bamos muy comprometidos/involucrados y no qued贸 de otra que ponerse a 鈥渓evantar las torres de casitas鈥. M谩s que como una actuaci贸n yo lo asum铆 como un ritual y cuando hac铆a mis endebles construcciones pensaba en esa gran masa an贸nima de personas que viven albergados, hacinados o en peligro de derrumbe y eso adquir铆a un car谩cter de acci贸n simb贸lica. Fue el 煤nico recurso que me hizo estar del otro lado. No creo que pueda actuar y no me apetece hacerlo, pero qui茅n sabe

Estas preguntas a continuaci贸n, me preocupan a m铆, y no son teatrol贸gicas ni importantes para el resto del mundo ni del arte, o tal vez s铆. Las pregunto porque necesito la opini贸n y sensibilidad de varias mujeres respecto a estas interrogantes, porque creo que t煤 puedes decir algo que a m铆, nuevamente en lo personal, me sirva, me alivie, me inquiete. Son tan simples que son las de siempre, tan comunes que son dif铆ciles, tan sencillas que responderlas cuesta la vida.

Yudd, 驴qu茅 es la soledad para ti?, 驴qu茅 es la tristeza?, 驴qu茅 es la nostalgia?, 驴qu茅 es el amor?, 驴qu茅 es el sexo?, 驴qu茅 es la lealtad?, 驴qu茅 es la felicidad?

驴Qu茅 nos diferencia de los hombres en lo po茅tico, en lo humano, en lo esencial, en lo general?

La soledad: es la constancia que yo he tenido en esta vida de que en verdad dependo de m铆 misma. Son los duros momentos de crecimiento: saber que recoger谩s s贸lo lo que hayas sembrado. Es dura pero te hace fuerte.

La tristeza: Los tiempos de desesperanza. Cuando existen falta de proyectos simples e inmediatos.

La nostalgia: idealizaci贸n del pasado. Lo que te dice que ser extranjero es la peor condici贸n humana a mi forma de ver.

El amor: literal: lo que hace que uno se levante cada ma帽ana. Y cuando no has tenido amor de pareja aprendes a valorar los otros amores que son espectaculares y vitales.

El sexo: un ejercicio imprescindible, productor de dopaminas al que no deber铆an darle tanta importancia la gente, menos las mujeres que hacen un gran barullo en torno a 茅l.

La lealtad: a m铆 me rige como c贸digo personal, 脕mbar querida, y creo que va muy relacionada con el amor y la sinceridad.

La felicidad: unos raticos.

Mujeres: Para m铆 si fu茅ramos un 谩rbol ser铆amos las ra铆ces. Es duro pero una se afianza en muchas cosas y le cuesta desprenderse en la familia, en los hijos, en las materialidades, pero tambi茅n en los ideales y hasta en las discusiones鈥 nos arraigamos a todo. Los hombres son las frutas, las flores, el polen, salen hacia afuera y comienzan los ciclos una y otra vez con mucha facilidad.

*Parafraseando el t铆tulo del libro que Yudd Favier prepara con una compilaci贸n de sus ensayos.


«La actuaci贸n es mi vida»

La conoc铆 en las aulas del ISA. Compartimos no solo el sal贸n de clases sino tambi茅n la experiencia teatral del descubrimiento, ese instante en el que el artista joven se devela como hacedor de su propia materia, de su cuerpo y esp铆ritu. Desde entonces, Ana Patricia Martin Pomares ha aparecido en mi vida como dramaturga en no pocas ocasiones (debo decir que ha sido un ejercicio rec铆proco). Conversar con ella es volver, por un instante, a aquel espacio a煤n id铆lico de la creaci贸n.

驴Cu谩ndo y c贸mo descubres que la actuaci贸n formar铆a parte de tu vida? 驴Fue este un hallazgo temprano o tardaste a帽os en descubrir tu vocaci贸n?

La vocaci贸n siempre la tuve. Me atrevo a decir que nac铆 siendo actriz y que siempre lo he llevado en la sangre. Desde chiquita, el hecho de bailar, cantar y declamar me llamaba mucho la atenci贸n y siempre era l铆der en las actividades de ese tipo. Ya en el pre gan茅 un premio de actuaci贸n en un concurso de aficionados y desde entonces fui encamin谩ndome por esa v铆a.

Me decid铆 precisamente cuando terminaba el pre, porque tambi茅n me gustaban otras cosas y estaba un poco confundida, pero hoy s茅 que incluso esa etapa tambi茅n fue parte de mis inclinaciones por la actuaci贸n. Hice las pruebas para el ISA y aprob茅. A partir de ah铆, todo el mundo se transform贸 en el universo de la actuaci贸n. Hoy s茅 que es mi vida y no me imagino haciendo otra cosa.

Ana Patricia Martin Pomares/ foto Mauro Cantillo

En tu experiencia, 驴cu谩nto valoras la formaci贸n acad茅mica?, 驴de qu茅 manera construyes a tus personajes y cu谩l es tu b煤squeda para encontrarlos?

La formaci贸n acad茅mica es importante porque siempre es bueno cultivar el talento. Por ejemplo, yo no conoc铆a nada de nada de actuaci贸n y mi paso por el ISA dej贸 huellas en m铆, fundamentalmente en lo referente al aprendizaje de diversas t茅cnicas teatrales. Considero que un actor deber铆a por lo menos tener una pizca de conocimientos de todo tipo: arte, m煤sica, filosof铆a, historia, danza, cultura general integral. Estas son herramientas que en alg煤n momento vamos a utilizar y siempre es bueno estar preparados. En mi caso, tuve formaci贸n acad茅mica, pero s茅 que tengo todav铆a mucho que aprender, muchos libros que leer y nuevas experiencias que vivenciar.

Cuando construyo un personaje paso por etapas, pero he tenido la suerte de lograrlos en procesos de corto tiempo. Me ayuda mucho lo que puedo copiar de la vida cotidiana. En la calle hay personajes interesant铆simos y con historias muy fuertes, tristes y buenas. Me inclino por los personajes que de alguna forma me obligan a transformarme. O sea, que no se parezcan en nada a m铆鈥 pero es gracioso porque inconscientemente tienen mucho de lo que soy. Me gustan los personajes negativos, como a muchos actores, porque creo que te permiten tener m谩s facetas. Adoro el humor y todo lo que venga de 茅l, y tambi茅n he tenido la suerte de tener carisma para este g茅nero tan complejo.

Siempre digo que soy actriz del m茅todo, por eso admiro mucho a Meryl Streep, por ejemplo. En los procesos de montaje he tenido baches, 驴y qui茅n no?, pero el ensayo y la repetici贸n ayudan mucho. Es c贸mplice tambi茅n lo que tengo dentro y que busco expresar.

En materia art铆stica, 驴qu茅 es lo fundamental para un actor o actriz? 驴Qu茅 herramientas t茅cnicas le son indispensables?

Es muy importante la persona que te dirige. He visto obras de teatro donde, sinceramente, el texto da poco que desear, sencillamente no es bueno, pero un buen director sabe sacarle provecho a la obra, sabe transformarla y hacer que el actor sobresalga.

El actor necesita tambi茅n dominar su cuerpo y su voz, pero hoy d铆a, o por lo menos en este pa铆s, los actores de teatro (odio decir esto) son los que le ponen m谩s inter茅s a su cuerpo debido a la energ铆a que te piden las tablas. El entrenamiento es primordial. F铆jate que cuando dejas de entrenar un tiempo y luego lo retomas, cuesta mucho lograr lo que antes ten铆as, volver al punto donde te hab铆as quedado. Yo soy un poco 鈥渃angreja鈥, pero nada que el ejercicio y la persistencia no corrijan. Aqu铆 entre nos, tengo una envidia sana por los bailarines, porque tienen la suerte de tener un buen f铆sico y dominan m谩s el ejercicio, la resistencia, la elasticidad.

En cuanto a t茅cnicas creo que todas son 煤tiles y es ah铆 donde la escuela ayuda, porque te enruta, te otorga herramientas para abordar o llegar a determinado punto en el camino de la actuaci贸n. Por ejemplo, me atrae mucho el teatro hecho por Eugenio Barba, un teatro donde solo el actor se basta, 茅l es el signo, el que cuenta la historia a trav茅s de su cuerpo y su expresividad. Es un teatro que se nutre mucho de otras culturas, sobre todo la oriental, en donde el cuerpo es sagrado. La comedia del arte tambi茅n es muy buena en la formaci贸n t茅cnica de un actor, te ayuda en la creatividad, el gesto, la voz. Y, por supuesto, tambi茅n es importante el teatro m谩s naturalista, en donde de alguna forma sale a lucir Stanislavski, porque creo que ayuda al actor a conocerse m谩s y a descubrir sus resortes, a lograr emociones y momentos ver铆dicos.

Has trabajado con no pocos directores, 驴qu茅 te llevas de cada uno de ellos que aplicas, de manera m谩s o menos constante, a nuevas experiencias teatrales?

Bueno鈥 en realidad no son tantos, entre cinco o seis solamente. Me gusta hacerme amiga de mis directores, generalmente me entiendo mucho con ellos. As铆 que lo que me llevo es su amistad y, claro, alguna que otra experiencia teatral. Cuando he tenido problemas para lograr una emoci贸n, ellos han sabido guiarme para alcanzarla.

En 2018 obtienes Premio Caricato en la categor铆a de Actuaci贸n de Reparto, por la obra 鈥淪in pelos en la lengua鈥, 驴cu谩nto se valora un premio en la carrera de un actor?

Ana Patricia Martin Pomares/foto Mauro Cantillo

Creo que poco. S铆, muy bonito todo cuando te lo dan, pero eso no significa m谩s nada, pasa muy r谩pido al olvido. Un premio deber铆a m谩s considerado en el c铆rculo de talentos y en las ofertas de trabajo. Desgraciadamente el actor de teatro, y te repito que odio decir 鈥渄e teatro鈥 porque para m铆 el que es actor lo es de todo, tiene mayores inconformidades y caminos m谩s dif铆ciles a seguir. Paso mucho trabajo para enterarme de un casting, por ejemplo, y eso es triste porque creo que actores de talento deber铆an ser informados de esto. En fin, es solo la idea de que deber铆an tenernos m谩s en cuenta.

Has trabajado tanto en obras de teatro infantil como del repertorio para adultos. 驴Sientes que tu proceso creativo var铆a de alguna forma cuando te enfrentas a obras concebidas para ni帽os?

No var铆a mucho, pr谩cticamente es el mismo proceso. Me atrever铆a a decirte incluso que es m谩s duro y riguroso porque los ni帽os son espectadores muy dif铆ciles y hay que llamarles la atenci贸n con todo, con la voz, con la expresividad y la energ铆a. A m铆 me gusta el teatro para ni帽os鈥 y el de t铆teres es interesante en may煤sculas. No todos pueden hacerlo, y adem谩s hacerlo bien, tiene que gustarte mucho para que funciones en 茅l. En este aspecto, Teatro P谩lpito y Ariel Bouza me han ayudado de manera capital.

驴Cu谩les son las obras que te atraen m谩s? 驴Qui茅nes constituyen tus referentes en el mundo de la direcci贸n y de la actuaci贸n, nacionales e internacionales?

Me atraen las comedias. No soporto los dramas, son muy densos y creo que en definitiva el p煤blico tiende a sentirse m谩s cercano a la comedia鈥 y como nosotros, los actores, trabajamos para el p煤blico, me gusta entonces complacerlo.

Muero cuando veo actuar a Johnny Depp, a Glenn Close, Robert De Niro, Nicole Kidman, Charlize Theron, Natalie Portman y otros muchos. De los cubanos, admiro a Isabel Santos y a mi t铆o Ra煤l Pomares.

Sobre la direcci贸n te cuento que me gusta lo que hacen Tarantino y Spielberg. Cubanos no s茅 qu茅 decirte, estoy muy decepcionada de ellos. Aunque en radio hay muchos buenos: Aida la O, Enrique Irzula. En teatro, mi ejemplo a seguir es mi director Hugo Vargas. Es lo m谩ximo鈥 adem谩s es uno de esos actores que no han tenido la suerte de ser m谩s conocido, pero que sin dudas es una bomba en la actuaci贸n.

驴Qu茅 personajes prefieres interpretar?

Los deficientes. Los rotos.

Promocional Cuerdas Percutidas 2020/ foto Mauro Cantillo

La relaci贸n con el p煤blico es siempre esencial para el desarrollo de un actor, 驴de qu茅 manera te enfrentas a la escena y al espectador siempre cambiante? 驴C贸mo dialoga un actor con su p煤blico?

Siempre me ha chocado cuando un chiste me funciona un d铆a y al otro no. Le echo la culpa al p煤blico y digo que est谩 denso, y creo que muchas veces es as铆. Hoy en d铆a es dif铆cil llegar al p煤blico y ser aceptado, por eso es que me inclino m谩s por la comedia que por un teatro m谩s espeso. Estos son tiempos donde re铆r es lo que hace falta y la verdad es que el cubano es maestro en esa tarea.

Yo soy siempre la misma, a veces m谩s alegre, otras triste, otras cansada, pero cada vez que subo a la escena trato de darlo todo. Creo que el p煤blico me acepta bien porque incluso aunque haga teatro me reconocen en la calle.

Todo actor necesita aceptaci贸n del p煤blico. Seg煤n como este reaccione nosotros lo haremos, y de alguna forma eso nos ayuda para cambiar lo mal hecho. Una de nuestras funciones es comunicar ideas, y esto lo hacemos con la emoci贸n en bruto. Ojal谩 siempre el p煤blico sea inteligente, o por lo menos agradable, y pueda irse con un mensaje o con una sonrisa. Solo de esa manera un actor se siente 煤til y feliz.

Recientemente has comenzado un proceso de trabajo con el equipo Laboratorio Fractal. Dicho equipo obtuvo, bajo direcci贸n de Ra煤l M. Bonachea, la Beca de Creaci贸n Esc茅nica Milan茅s 2019 para producir el espect谩culo Cuerdas percutidas. 驴Cu谩l crees sea el reto mayor de este proyecto que reci茅n comienza?

El mayor reto est谩 en que no se trate de hacer una obra por una obra, sino que tenga un mensaje, una historia que contar y que, adem谩s, llegue al p煤blico鈥 que ya sabemos que es cr铆tico y te puede destruir. Lo dem谩s son cosas que se nos pueden escapar de las manos porque, desgraciadamente, necesitamos de los otros. En esencia se busca logar algo m谩s que digno, algo que sea realmente interesante. Qui茅n sabe, a lo mejor con esta obra vendr谩n nuevos premios.