actor


Polichinela en La Habana Vieja

Gozar entre risas y más risas es la mejor manera de recibir un espectáculo titiritero. No importa el día de la semana o si es de mañana, tarde o ya entrada la noche; Polichinela puede aparecerse en cualquier lugar de La Habana. Pero ningún momento mejor puede haber para encontrarle, que durante la Primera Jornada Habana Titiritera: figuras entre adoquines. Acudir entonces a su encuentro no era para pensarlo dos veces. Las descabelladas historias de Polichinela de La Habana, puesta en escena del Proyecto Polichinela de La Habana, perteneciente a Teatro del Caballero, ha sido sin dudas un magnífico pretexto para llegar hasta él.

[+]


Hecho con las manos

Siempre versátil y despierta La Habana Vieja, gracias a Teatro La Proa y sus invitados, ofrece un carnaval titiritero que se inserta en la ciudad y atrapa la atención de los espectadores. La Primera Jornada Habana Titiritera: figuras entre adoquines trajo hasta la capital de Cuba un selección de propuestas nacionales e internacionales que durante una semana acompañaron la vida de la ciudad. Talleres, exposiciones, homenajes y espectáculos ocuparon la agenda del evento. Los grupos se movieron por diferentes espacios y en cada lugar fueron recibidos por un público atento y como es habitual cuando de títeres se trata, protagonizado por niños.

[+]


Actor y títere en escena: “juntos pero no revueltos”

Es común que en muchos espectáculos titiriteros se emplee el recurso de mostrar al actor que hay detrás de las figuras. En lugar de ocultarlo se privilegia su papel ya sea como un personaje más dentro de la obra, o como el titiritero que interactúa con su figura animada y con los demás intérpretes, en franca actitud de sublevación o de complicidad. Normalmente este procedimiento trae consigo otro, siendo a menudo su causa y/o efecto: el teatro dentro del teatro. Mostrar en igualdad de condiciones a actores y títeres, es un recurso que por lo general se emplea, cuando hay una expresa necesidad de contar y de añadir estímulos a esa narración dramática. También se complejiza más la fábula, pues por lo general, aunque se fundan en varios puntos y una se subordine a la otra, suelen haber dos líneas o subtramas: la historia que quieren contar los actores y la historia que cuentan títeres mediante.

[+]


Daniel Carrazana un artista al que le corre teatro por las venas

El teatro tiene que decir siempre la verdad,
y la verdad a veces duele,
pero no podemos edificar una mejor verdad
si no reconocemos la que tenemos hoy.

 

La escena teatral granmense se premia con el talento del joven Daniel Carrazana, quien a pesar de no tener formación académica como actor, sí conoce la premisa de cada puesta en escena: entregarlo todo al público dándole vida a un personaje. Forma parte de la vanguardia artística que se nuclea en la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en la provincia, donde dirige la sección de Artes Escénicas. Daniel es en resumidas cuentas un apasionado de la actuación que siempre supo que ese era el camino que deseaba transitar. [+]


El huidizo cuento de los muñequitos cubanos

A mi hijo le gusta, entre otras muchísimas cosas, los muñequitos de Elpidio Valdés; para él todos los caballos son Palmiches y le encanta subirse a una escoba o en una sombrilla o en un plumero (en todo menos en su caballo de rueditas) e imaginarse jinete ágil. Pocas cosas lo alegran más (excepto los dulces y los caramelos) que tener en sus manos un ejemplar de los animados del televisor. Por una cuestión u otra, y en contra de mi gusto más personal, tiene en su cajón a Mickey Mouse, un Monster Machine, a Winnie Pooh y su amigo tigre, un ejemplar minimalista de Dora la Exploradora… y en otros formatos figuran: una chancletas y una camiseta con Bob Esponja, otra con los protagonistas de Paw Patrol y un vaso del Rayo McQueen y el loco de Mate.

[+]


Un Jacuzzi, una Isla. Cuba

Un cuarto de baño es suficiente para desnudar a la Isla y hacerla sangrar. Todavía tengo grabada en mis pupilas la imagen de la mujer que se sentó detrás de mí, secándose los ojos. Reía cuando yo tenía un nudo en la garganta, aplaudía cuando yo prefería el silencio, y cuando se iba, después de la contundente ovación, le oí decir: «como me reí con esta obra y al final terminé llorando». [+]


La escuela de Dorys Méndez

La función concluye y nos acercamos, les pedimos una entrevista a Yanet Carmona y Arazay Suárez, ambas premios Adolfo Llauradó en interpretación femenina. Acceden, pactamos vernos luego del panel «Seis directores en busca de un actor». Cumplimos. Ellas nos conducen al Hotel Don José donde se hospedan, y en el lobby de la segunda planta, sentadas en butacones de madera con tapicería de damasco, conversamos. Son dos actrices que dan alegría por las ganas comunes de hacer Arte. [+]