Silvio Alejandro: diez años de Tres Tazas

Cada viernes sobre las 5 de la tarde se escuchan los acordes de un trovador que ofrece Tres Tazas de trova, de canción, de poesía y buena música a todo el que llegue y se siente o simplemente pase por la Pérgola de Pabellón Cuba.

Un espacio que cumple diez años de acompañar a la más bella forma de lo bello, como dijo José Martí: la música. El responsable, Silvio Alejandro, un trovador perseverante que da espacio a todos lo que tienen algo que decir desde el arte.

Según nos cuenta este cantautor habanero, Tres Tazas surge como “un proyecto de amigos entre los que se encontraban Claudia Expósito, Dayán García, Carmen Romero. Así soñando buscamos la posibilidad de tener un espacio donde recitarnos, invitar a amigos y defender la canción que hacemos”.

“Primero estuvimos bajo los cariños del Proyecto 23 del ICAIC y lo hacíamos en el lobby del cine La Rampa, durante casi un año. Fue muy bonito porque ese es un lugar muy particular de la ciudad”.

“Después, la Presidencia de la AHS me ofreció mudarnos para el Pabellón y desde entonces lo hacemos aquí, donde poco a poco le fuimos dando forma a lo que habíamos soñado.”

Que le den a uno tres tazas de lo que no quiere resulta difícil, pero sí en cambio te la dan de lo que te gusta, hasta pides más. A ese viejo refrán se aferró Silvio Alejandro en su forma más positiva.

“Me gusta pensar que tres tazas por aquello de la terquedad, de la tozudez en querer defender lo que uno cree (la canción, la trova cubana y latinoamericana, la trova que en definitiva es universal).”

Por esta peña han pasado artistas como Benito de la Fuente , Frank Delgado, Tony Ávila, Diego Cano, Juan Carlos Pérez, Eduardo Sosa, Diego Gutiérrez entre otros tantos artista que prestigian la música cubana, pero también los que dan sus primeros pasos han encontrado allí un escenario que les abre los brazos.

“En el fondo de mi sinceridad más clara me asombra cómo llegan jóvenes trovadores, muchachas y muchachos, que están con ese afán de ponerse detrás de una guitarra a querer cambiar el mundo, a decir lo que piensan. Me parece que en una época como esta en la que hay tantos caminos por tomar, tantas opciones que incluso son caminos más cortos para el éxito, encontrar a estos muchachos en el 2018 queriendo ponerse detrás de una guitarra a cantar y a contar su mundo, es realmente fabuloso. Y que además vengan aquí y se sientan en confianza para subirse en el escenario, tocar y presentar sus canciones es completamente especial”.

“Este escenario de Tres tazas ha sido la primera vez de muchos, es algo muy bonito y queda como las cosas que vamos logrando.”

Cuando se dialoga con trovadores como este, que le han entregado el corazón todo a cantarle sus poesías al mundo no puede dejar de preguntársele:

 ¿Cómo ves el futuro de la trova en este panorama cada vez más dominado por el mercado?

“La trova siempre va a salvarse. Yo creo en esa manera de hacer la canción que es un poco una mezcla de muchas maneras de forjar porque la trova es como un almacén de géneros de la música cubana. Creo que siempre va a prevalecer. Esta trasmisión que hay entre la gente de varias generaciones, la misma guitarra que es un imán, una conductora de una savia espiritual que tiene la gente, y el mercado no puede contra eso. La trova que no está incluida en eso que nos venden y nos obligan a escuchar, ha demostrado que ha resistido e incluso que va a tener nuevos momentos de hacerse visible para mucha gente, porque la trova cubana tiene una enjundia, un sabor, tiene tanto para dar como trovadores hay por toda la Isla. Si te descuidas en algún momento el mercado da un “traspié” y de pronto los trovadores somos famosos, quién sabe…”

La Asociación Hermanos Saíz es una plataforma para ayudar a mover el arte joven cubano. Silvio Alejandro formó parte de esta organización y por supuesto que le debe mucho de su proyección artística.

“Yo le debo muchísimo a la AHS, en lo personal, como artista, como hombre también. Me han sucedido cosas extraordinarias que han sido derivadas de mi relación con la Asociación. También tuve la posibilidad de trabajar durante un tiempo en La Madriguera, Casa del Joven Creador de La Habana, y fue una época muy bonita en la que hicimos muchas cosas por la gente”.

“Tengo una relación de muchos años con la organización, son parte fundamental de que podamos hacer este espacio todos los viernes. He conocido Cuba a través de la AHS, lo cual es algo que yo estimo mucho”.

“Creo que la Asociación tiene un papel sumamente importante en la Cuba de hoy porque inquieta a las estructuras de la política cultural del país y lo ha hecho durante los últimos años.”

Silvio Alejandro nos adelanta algo de sus proyectos y de lo que tiene ya pensado para celebrar en junio los diez años de Tres Tazas:

“Recientemente terminé Piedras del mismo río, un disco con la EGREM que sale este año. Tengo el proyecto de presentarlo, lo cual incluye filmar un par de videos clips y de moverme con el disco por el país”.

“También el espacio Tres tazas va a cumplir diez años ahora en junio y queremos hacer algo especial para celebrarlo, básicamente juntarnos, que es lo que más nos gusta. Tenemos que precisar en qué día de junio lo vamos a hacer, rezando por que no llueva porque en este mes llueve casi todos los días. Pero va ser una tarde especial de concierto entre mucha gente. Estamos preparando un disco también por el décimo aniversario de la peña con algunos trovadores. Lo estamos produciendo de modo independiente y queremos presentarlo ese día aquí y que la gente se lo pueda llevar en los teléfonos, porque necesitamos que nuestras canciones lleguen”.

Para finalizar, al cantautor nos comentó de lo que le ha aportado como ser humano tener una peña como esta donde el arte vive desde todos los puntos de vista.

“Haber vivido todos estos años aquí, haber estado cerca de tanta gente talentosa, generosa, noble y buena, sin dudas lo sacude a uno de sus defectos… He aprendido a ser un poquito mejor, a reconocer cuando me equivoco.

“Haber cumplido diez años nos hace pensar en todo lo que ha pasado, que ha sido realmente una pequeña hazaña que hayamos estado todo este tiempo aquí… Y cada vez que hago ese ejercicio de revisar recuerdos de la peña, de la gente que ha estado, de los momentos más importantes, termino con una agradable sensación. Aunque no todo ha sido bueno, y también de eso uno tiene que  aprender un poco y tratar de que las cosas sean mejores.

“Pero básicamente la posibilidad de conocer y hacerme amigo de mucha gente, de conocer la obra de muchos artistas, de verlos en vivo actuando, tocando… Siempre uno aprende algo, conoce un acorde nuevo, o una frase que te trae una idea para una canción… Tres Tazas es como un ser vivo, estamos aquí todos alimentando eso, y yo no me pierdo ningún detalle, trato de aprender de todos y deseo que podamos seguir otros años más haciendo este espacio que yo creo que está vivo completamente.”

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  • Felicidades por estos diez años y que sean muchos más. Asistí a la peña en La Rampa y siempre me gustó la propuesta. Intenté traer eso a Chile, pero la hostilidad municipal nunca lo permitió. Les deseo un feliz aniversario, que siga proyectando la cultura cubana a lo más alto y que se unan los pueblos de America, porque somos piedras del mismo río.

  • Suscripción

    Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico