Siempre será la trova o El melisma de Lázaro García

Hac√≠a mucho calor. Sentada en una mesa esper√© unos minutos. L√°zaro lleg√≥ bajo el sol de la tarde, que siempre es molesto, pero con la energ√≠a misteriosa que la m√ļsica ofrece. Nunca hab√≠a conversado con √©l. Fue aquel el primer encuentro con el hombre y el cantautor cienfueguero de la Nueva Trova.

Viajamos r√°pido en el tiempo, si acaso eso es posible solo a trav√©s de las palabras. Hasta el a√Īo 1986 y el surgimiento de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z. En aquel entonces L√°zaro Garc√≠a Gil formaba parte del ejecutivo Nacional de la Nueva Trova. Y desde esa perspectiva vivi√≥ los momentos de la unificaci√≥n de esta √ļltima con las brigadas.

¬ęNosotros siempre coexistimos con los j√≥venes pues ten√≠amos perfiles comunes en casi todas las manifestaciones. Cuando la Nueva Trova se fusion√≥ para crear la AHS, muchos de nosotros ten√≠amos m√°s de 35 y estuvimos un poquito flotando. En el caso de Cienfuegos, la Casa de la Trova se convirti√≥ en la sede de la nueva organizaci√≥n y all√≠ dimos algunos conciertos y descargas y mantuvimos una estrecha relaci√≥n. Tiempo despu√©s ellos me hicieron miembro de honor, condici√≥n que con mucho gusto y satisfacci√≥n acept√©.¬Ľ

¬ęEn s√≠ntesis todos ten√≠amos los mismos objetivos: la lucha por la est√©tica, la buena canci√≥n, la buena poes√≠a, la pl√°stica‚Ķ Personalmente he visto, durante este tiempo, el trabajo de la AHS y s√© que se esfuerzan mucho, mantienen esta lucha, que es bastante dif√≠cil, con la mediocridad, para elevar el gusto est√©tico. A nosotros nos toc√≥ una √©poca en la cual se combat√≠a por otras cosas; este es otro escenario, pero el arma es la misma. Yo sigo sintiendo que tengo el cord√≥n umbilical con la AHS, igual lo siento de la trova tradicional, pero tambi√©n en estas generaciones que me sucedieron¬Ľ.

lazaro-garcia-6-580x385La filial de la AHS cienfueguera ha mantenido durante los baches y los a√Īos un festival de trova que se esfuerza por conservar los legados de la buena m√ļsica. El nombre escogido fue Al sur de mi mochila, precisamente una canci√≥n de L√°zaro Garc√≠a. ¬ęFue una total gentileza ponerle ese nombre al festival¬Ľ, me dice muy ef√≠meramente, como evadiendo lo importante de este gesto y prosigue contando algunas an√©cdotas que recuerda con nitidez.

¬ęMe acuerdo, cuando de una manera muy elegante, nos informaron de la divisi√≥n, entonces un compa√Īero dijo: ya estamos oliendo a viejo, pero jocosamente, claro, esa, en definitiva, era la l√≥gica de los tiempos. A partir de ah√≠ se sucedieron otras burlas, nos refer√≠amos a nosotros mismos como inservibles. A√ļn as√≠, de inmediato, en La Habana, hicimos actividades conjuntas. No hubo aspereza ni ruptura generacional, ni indisposici√≥n, solo un sentimiento veterano, pero que no deja de ser pueril.

¬ĽPienso que el bat√≥n est√° muy bien tomado por la AHS. Se trata de un escenario complejo, donde hay que practicar mucho la inteligencia y no podemos enclaustrarnos en una verdad absoluta, se debe coexistir. Tenemos, adem√°s, la necesidad de abrirnos al mundo, estuvimos mucho tiempo encerrados y los prejuicios que nos dieron ciertos h√°bitos hay que eliminarlos¬Ľ.

lazaro-garcia-1-580x385La conversaci√≥n se nos termina en un aparente corto tiempo, uno f√≠sico. Pero en realidad desandamos varias d√©cadas. Con el peso de esos a√Īos nos despedimos. Antes, L√°zaro Garc√≠a me hab√≠a dicho: ¬ęla cultura es m√°s que pol√≠tica e ideolog√≠a porque las lleva impl√≠citas¬Ľ. La defensa debe seguir siendo sagrada. Los pentagramas de L√°zaro, y tantos otros m√ļsicos j√≥venes cubanos, han dejado sus huellas, su aporte, la belleza de su lucha traducida en claves y notas.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ