Nuevos libros, nuevas luces…
Nicolás Guillén: un cronista retrata la ciudad
Una mujer que piensa: los versos de una gran arquitecta llamada Legna Rodríguez
Esteros de un poeta
Retoños de Almendro en Baracoa
Camilo Noa: los cantos de las nuevas golondrinas
Frank Castell: la poesía puede estremecer los cimientos de una nación
El diseño joven se premia
De artes y ciruelos. Concurso de Literatura y Artes Plásticas Regino E. Boti
Proyecto Menú a voces: La poesía también puede entrar por la cocina
AHS de Mayabeque, eco del festival de poesía
Erian Peña: intentaré llamarme poeta algún día
Álvaro Inostroza un  poeta de ciudades como casas
Un nuevo encuentro para sazonar un siglo
Mateo Mordeccai visto a través de Rafael Ramírez: el vacío de los altos espacios me contempla
Para quienes tengan sed de belleza
Trilogía sucia de Manhattan: puertas al suspense, y a un premio literario
Sergio García Zamora: si hay una queja en mi poesía, es para convertir ese dolor en algo grandioso
Latitudes poéticas de  Yanier H. Palao
El espíritu de los inquietos Celestinos
Premio de la Crítica Literaria 2013
Presentación del Libro de Elaine Vilar Madruga, Dime, bruja que destellas…
Un ensayo sobre nuestra poesía
XV Celestino de cuento: la espera de lo alucinante
Cuando la fantasía es doble
Claustrofobias es un proyecto utópico y terrenal
Umbralismo: frontera de muchos yo
Bandeja de Entrada: 1 mensaje no leído
Asunto: Literatura en 160 caracteres
Los jóvenes: nuevos pilares en el desarrollo y promoción de la literatura
Recuerdan a Julio Cortázar y a Octavio Paz en Feria del Libro en Camagüey
Las diferentes maneras de mentirle al placer (A propósito de la reciente novedad editorial de Ediciones La Luz)
Manolito en las ventanas. Entrevista a Karel Boffil
Literatura policiaca en Cuba: vivita y coleando
Feria del Libro en la Asociación Hermanos Saíz en Camagüey
Feria del Libro 2014 en Cienfuegos: La AHS entre dioses y locos
Crónicas. Por Esto! II
La veinteañera Ediciones Sed de Belleza en la 23 La Feria Internacional de la Habana
La AHS en Camagüey se alista para recibir la Feria
Solía creerme una isla hasta cruzar el mar
AHS entrega Premios Calendario 2014
A la tercera, el comienzo
La tarde y el oficio peligroso
Aldabones, luces, áncoras y reinas de los mares en el Pabellón Cuba
Como el diablo al agua bendita, o Padura en pocos minutos
Elaine Vilar Madruga: una escritora alfa
El peso de los versos insulares
Cual libro abierto, el Pabellón
El sonido inconfundible de los poderosos pianos amarillos
Tras los rastros luminosos: Novedades de Ediciones La Luz en la Feria del Libro
El renacer de Áncoras: deseos de hacer
Cartas a la lluvia (de amor y de todo tipo…)
Casa joven para el libro: la Feria
La doble circunstancia de ser isla
Encaminarte: también con las manos se moldea la joven literatura cubana
Cuentos que llegan como raíles de punta
La opinión pública: un criterio a debate
La ciudad y nosotros
Seis textos para pensar la cultura
De lo que sucedió en Reina del Mar Editores 2013
Propone AHS en La Habana nuevo espacio literario
Convocatoria al XIII Encuentro Nacional de Trova y Poesía Del Verso y de la Miel
Jóvenes cubanos también tomarán la Casa
Nuevo número se desengaveta
La insularidad en la poesía cubana: los destinos de la isla
Preservar la magia: X Cruzada Literaria
Del 7 al 14 de agosto Cruzada literaria en Camagüey
Leer a la sombra de un retoño de almendro
Cómo caminar al margen e instalarse ante la disyuntiva…
PREMIO WOLSAN-CUBAPOESIA, 2013
Porcelli Piussi: la magia del hechizo y el dolor
Quiero una canción: la guitarra es la guitarra
Las almas errantes de Frank D. Frías
Quinto Concurso Latinoamericano y Caribeño de Novela ALBA NARRATIVA 2014, para autores menores de 40 años
Concurso literario Paco Mir 2013
Sección de literatura en Santiago de Cuba: Bienvenida la participación
De Literatura, Internet y nuevos espacios
1er Concurso Nacional de Microrrelatos por SMS “MANCUSPIA+53”
Lecturas en la Casa Joven pinareña
Uno debería regresar de la lectura sin ser el mismo
Catapulta de letras con ganas de futuro
Premios Calendario 2013
Entregados Premios Calendario 2013
En Nueva York y en la Habana
En el sonido atormentado de sus versos
Recibe joven poeta santiaguero Premio Wolsan
Promesa de tinta joven
Café Wichy: un espacio para la juventud
Editoriales de la AHS en la Feria del Libro
Literatura en la pantalla del Pabellón Cuba
Lecturas de Patmos, desde esta orilla (in)definida
Cartas que no quise disfrutar a solas
Madera joven para esta gaveta
(Des)h ojeando el Calendario
Una trayectoria con mucha Sed de Belleza
Entrar
Premio Calendario
Premio Sed de Belleza
Beca de Creación La Noche
Beca de Creación Fronesis
Premio Reina del Mar
Eldys Baratutes
Michel Encinosa Fú
Oscar Roilán Cruz Perez
Nuris Quintero Cuellar
Revista La Gaveta
Confluencias
Escribanía Dollz
Cubaliteraria
Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso
La Liga

Lecturas en la Casa Joven pinareña

Por: Jorge Luis Salas Hernández

Yo no venía preparado para tanto cariño. Todo ha sido satisfactorio; y el espectáculo de inauguración de la Feria, inolvidable, fueron las primeras palabras del escritor cubano Daniel Chavarría en la presentación de varios de sus textos en la Asociación Hermanos Saíz (AHS) de Pinar del Río durante la 22 Feria Internacional del Libro, Cuba 2013. Una Casa repleta lo recibió alrededor de las 3:30 de la tarde del 27 de febrero, y disfrutó de la espontaneidad de un Chavarría que, con ligereza, carga 80 años. Tarde de evocaciones y de lazos…porque yo tuve un bohío en Bermejales, en San Diego de los Baños, aquí en Pinar del Río. Y el equipo de béisbol que más me gustaba era el de Pinar del Río; cuando aquello me enamoré de Jesús Guerra, padre.

Está de pie, detrás de un micrófono, lo distingue la pequeñísima cola de caballo en un pelo que se debate entre el blanco y el amarillo de la vejez. Frente a él, en una pequeña mesita, posan varios de sus textos, La sexta isla es uno de ellos; lo señala: en Bermejales escribí parte de ese libro. Es un lugar paradisíaco rodeado de mogotes. Un guajiro de la zona me acondicionó un bohío en el que viví alrededor de ocho meses; tomaba agua del río. Una radio portátil y un sinsonte me acompañaban.

Los presentes hacen preguntas. La sinceridad de sus respuestas es apabullante. Sentada en el público se encuentra la Premio Nacional de Literatura Nersys Felipe, Chavarría estuvo en el jurado que le otorgó a la pinareña ese importante lauro: y eso fue un conflicto para mí porque yo llevaba como candidato al Chino Heras León, por ser el Chino un hombre al que le han postergado el premio mucho tiempo (…) ese era mi candidato; pero Nersys tuvo un defensor apasionado y sincero, Nelson Simón, al que se unió el resto del grupo; él habló y me convenció. Solo después me leí la obra de Nersys y supe entonces que Nelson tenía razón, la sala estalla en un aplauso cerrado y demorado. Él, con sencillez, calla y aplaude también.

Desde el portal y a través de una ventana una señora le habla y, con esa misma sencillez, la «traduce» para los que no la ven: dice ella que soy un Quijote más de los que tanto menciona el Comandante en Jefe; y luego un profe de literatura se levanta de su puesto y le roba el micrófono para hablar y preguntar en torno a las nacionalidades. El uruguayo aún conserva un ligero acento: Aquí, en Cuba, escribí mi primera obra. Mis libros están, en un 80%, dedicados a Cuba, a la Revolución, a su gesta memorable y a lo que ella ha significado para todos los latinoamericanos. Soy miembro de la UNEAC, y aquí me han dado muchos premios que son solo para escritores cubanos, por ello soy cubano. Hoy en día la nacionalidad debería enfocarse no por el lugar donde nacimos, sino por el lugar donde elegimos morir y a mí me enterrarán en el cementerio de Colón en La Habana. Para el cierre Chavarría regaló firmas a los que compraron sus libros y fotos para todo el que quiso.

De esa forma transcurrió la tarde del 27 en la Casa de la AHS en Pinar, la sede joven de la Feria del Libro en Vueltabajo, donde durante estos días ha tenido lugar un amplio programa de actividades que comenzó con la inauguración de la muestra personal Fuimos, del artista plástico Arquímedes Lores (Nelo). Encuentros literarios, paneles, premiaciones de concursos, presentaciones de libros (en formato impreso y digital) y multimedias han sucedido condimentados por personalidades como Nelson Simón, Juan Ramón de la Portilla, Frank Padrón y Celima Bernal. Destacan entre las presentaciones los textos Zambilé y De comejenes y lagartijas,de Nersys Felipe, y el número 25 de la revista de arte y literatura La Gaveta.

Esta última presentación transcurrió bajo un aguacero invernal en la tarde del viernes 1ro de marzo. Con un renovado diseño de Rolik Sánchez Guevara e ilustraciones del artista plástico Julio César Banasco, este nuevo número de La Gaveta presenta, como es habitual, la narrativa de autores noveles y las reflexiones de otros más consagrados.

Del pórtico se adueñó David Horta Pimentel con «Las palabras y las imágenes que nos trae el viento» en torno a la obra de Daussell Valdés, un texto que, desde la visualidad, muestra la naturaleza figurativa del arte del reconocido artista plástico pinareño. El resto de la revista es una oda en blanco y negro a la belleza femenina cantada por el pincel de Julio César Banasco, rostros de sueños sin realidad que levitan, se develan, evocan, se exilian.

El plato novel de este número 25 de La Gaveta se compone de textos inéditos de los jóvenes Alfredo Galiano, GV Andersen, Ramón Muñiz, Elaine Vilar y Daniel Céspedes: narrativa, teatro y crítica cinematográfica. La poesía también se presenta en la inspiración de la propia Elaine Vilar, Osmany Echevarría y Jorge Luis Blanco Rivera.

En su página final La Gaveta presenta la convocatoria a la VIII edición de su concurso literario en el género Cuento, que ya cerró este 28 de febrero. El certamen, auspiciado por la AHS en Pinar del Río, tiene por objetivo promover y dar a conocer el talento de escritores menores de 35 años. Los resultados se publicarán próximamente.

 

 

 

© Asociación Hermanos Saíz. 2014.