n
Más allá de Whatever, un propósito creativo emerge entre los yumurinos
Un espacio colectivo para el arte joven
Van Van es una cuestión de principios
Jugando Mortal Kombat
Spectrums en La Habana
Vanessa Redgrave suspira en un campo de  lagarteras
Del lobo un pelo: espacio común para las artes
En Camagüey: proyecto artístico interactivo en favor de la naturaleza
Juegos estéticos sobre la arena: Pan y Circo
Zoom a lo cotidiano, Jóvenes en el Lente
Veintiún caminos para el arte o más en la ciudad de Bayamo
Arte joven para provocar una ciudad
Mi arte tattoo
Regalo joven a la añeja villa
Yasser Curbelo Rego, el artista no estereotipado
Los cauces de la cultura en El Canal
La edad de las sonrisas (a peseta cada una)
En tres salas, toda la vida del amigo Lescay
Foto FestAutodidacta: la luz de todos es arte
Técnica: Holguín sobre lienzo
Babel: Mil voces de la Plástica en las Romerías
Sangre Fresca u otra mirada de lo cubano
Lo que al mar pertenece
Otro look para Varadero
Convenio legal entre el ratoncito Dienteduro y las artes plásticas
Tapaste inmemorial
La AHS se impone al Club de los Veintisiete
Dime que te gusta y te diré quién eres
Un “Primer gesto” necesario
Con sabor a Vita Nuova
Convocan a evento de performance puente sur en mayabeque
Daniel Ros Dieguez: Voces en ocre
Tres jóvenes grabadores cubanos en el 33er. Mini Print Internacional de Cadaqués
Las penas que me hacen pintar
Del libro a la galería
Reflejos de un arte; y viceversa
Artes visuales: becas y premios
Bienal de Cerámica (esculturas, instalaciones y proyectos). Convocatoria
Retoños de almendro no solo se queda en papel
El Lovo, la casa y un poeta
Estas miradas que hablan
¿El mérito de la sobrevida?
Saltar las vallas, ser el hereje
Salón Ciudad sin límite
Statement: un alegato generacional
Desde el retoño, un homenaje
Diálogos y confluencias: jóvenes y maestros en una misma muestra
Siguiendo a Kcho, de los ladrillos a Romerillo
Pensar es distinguir
Hablan las manos que esculpen
Descubrir Cuba 513 en Bayamo
Del Encuentro con… Mario Coyula, o para salvar la ciudad
Libro de Asger Jorn se presenta en La Habana
Comienzo y final de una academia ¿adiós felicidad?
Humberto Díaz: Las grandes cosas y el camino de los pequeños pasos
“Le abro mi corazón a Pinar”
Con nombres de estrellas
Bitácora visual de una epifanía creativa
Carteles polacos en La Habana
Una exposición bífida
Pas de deux para una ciudad estremecida
Beca Antonia Eiriz
Beca Juan Francisco Elso
Alejandro Darío
Arien Chang
Eduardo y Orlando García
(Proyecto Siamés)
Darexis Valle Rodríguez
Jeanette Chavez Ruiz
Michel Valdés Meulenert
Galería El Paso
Makinah
Vórtice
Consejo Nacional de
las Artes Plásticas
Revista Arte América
El poder de las ideas de Fabián
RESEÑA

Por: Dayarys García Chirino

Un brazo musculoso, de bíceps contraídos con una mancuerna en la mano emerge de la boca para expresar la fuerza comunicativa de las palabras a través de la exposición personal El poder de las ideas, compuesta por trece grafías del joven Fabián Sotolongo Fernández, humorista e historietista cienfueguero, integrante del grupo de creadores Potaje Gráfico.

La muestra, inaugurada en la sala Juan David del periódico provincial Cinco de Septiembre alrededor del  Día de la Prensa Cubana, alude al valor del periodismo y los medios de difusión a partir del lápiz y la tinta convertidos en imágenes reflexivas sobre el fenómeno de la comunicación y su repercusión social.

Según el propio autor, El poder de las ideas no es totalmente parcial en el sentido de vanagloriar el quehacer de los medios en la Isla; también parte de proyecciones negativas respecto a los estereotipos y la enajenación del individuo frente a la avalancha de informaciones y nuevas tecnologías.

No es fácil el homenaje para los que de las palabras todo conocen, desde la perspectiva de Ariadna Barcos, comprometida con la presentación de esta serie de historias gráficas, coloreadas con agudeza e ingeniosidad por Fabián, quien luego de graduarse en la Escuela Territorial de Artes Plásticas de Trinidad ha experimentado en todos los géneros del humor.

Entre las exposiciones más recientes del joven cienfueguero destacan De este lado de la vida, La vuelta al cuerpo en 80 días y Diciembre caliente; así como su participación en salones colectivos internacionales de Bélgica, Francia, México, Japón y España.

Además de ilustrar textos periodísticos y diseñar cada semana las páginas del Cinco de Septiembre, y asume la subdirección editorial del suplemento satírico-humorístico La Picúa. Está incluido entre los autores del volumen Potaje Gráfico. El Libro, publicado por Reina del Mar, la editorial de la Asociación Hermanos Saíz en la Perla del Sur.

Más de una década como miembro de la AHS bastan para que Fabián agradezca el apoyo de la organización, siempre inspiradora a la hora de crear nuevas formas de expresión dentro de la especialidad, más cuando se aproxima el Primer Salón Provincial de Historietas, promovido por jóvenes artistas para principio de mayo.

Por lo pronto, El poder de las ideas se exhibe todo este mes en homenaje a la prensa cubana y cada unos de sus protagonistas, entre los cuales contamos, sin dudas, a Fabián, un creador impaciente.

© Asociación Hermanos Saíz. 2014.