Salsa pá escuchar y pá bailar

Las redes sociales y los comentarios en las calles ya comparten la noticia. Los “salseros” esperan ansiosos el momento de tirar un pasillo, Maykel Blanco, director de la agrupación Salsa Mayor, es el anfitrión y La Habana, tan generosa, ofrece su espacio para celebrar. 

Así se acerca la tercera edición del Festival de la Salsa 2018, dispuesto a celebrase entre el 21 y el 25 de febrero en el Parque Metropolitano en la capital del país.

Talleres de música y baile, desfile de comparsas, conciertos y espectáculos variados forman los platos fuertes del evento auspiciado por la Empresa de Carnaval y la Dirección de Cultura de La Habana, Artex, la Egrem, y el Instituto Cubano de la Música.

En declaraciones del percusionista, pianista y compositor cubano, el festival se ha nutrido de las experiencias de ediciones pasadas y por ende presenta una mayor organización y mayores ofertas culturales.

El joven productor dijo que esta es una forma de potenciar la música popular bailable, reunir las mejores orquestas del género con otras más jóvenes en un espacio común y socializar con bailadores cubanos y de otras partes del mundo.

Salsa Mayor, Pupi y los que Son Son, Alain Pérez, Haila, y Alexander Abreu y Havana D’ Primera, Los Van Van, Will Campa, Adalberto Álvarez y su Son, El Niño y la verdad, Paulo FG y su Élite son algunas de las populares orquestas que se darán cita a partir del jueves 22 en el Parque Metropolitano.

Según los organizadores las entradas podrán reservarse a partir de las 5:00 de la tarde para las actuaciones que comenzarán a las 9:00 de la noche y cada día el público podrá disfrutar de la presentación de cuatro agrupaciones. Además, explicaron, el pago será en moneda nacional y podrán ser adquiridas desde el 22 hasta el 25 de febrero en la sede del evento.

La última noche habrá un homenaje a la obra de Manolito Simonet y su Trabuco, orquesta que está cumpliendo 25 años.

Aunque las expectativas son bastante altas, los organizadores aún no se sienten satisfechos con el trabajo. El festival tiene una gran promoción y convoca a numerosas orquestas salseras de Cuba además de bailadores; sin embargo no logra la presencia de agrupaciones extranjeras.

El reconocimiento que tiene el género y las agrupaciones cubanas a nivel internacional, nos hace dignos de recibir invitados en casa. Y aunque el panorama de intercambio a veces se vuelve difícil, el anhelo seguirá vivo hasta que se vuelva realidad, cumpliendo así uno de los sueños del maestro Juan Formell, quien por mucho tiempo deseó tener un festival internacional que potenciara el género.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo más Leído

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico