Repensar en lo posible desde la pl√°stica

Lo com√ļn puede parecer simple pero la cotidianidad es otra entre la ingeniosidad y sus admiradores; as√≠ se contemplan las obras de un espirituano que -no por tener una juventud bien aprovechada- deja de pertenecer a la vanguardia de quienes ahora se dedican al arte del reciclado.

En la galer√≠a Fayad Jam√≠s de la Uni√≥n de Escritores y Aristas de Cuba (Uneac) de Sanctis Sp√≠ritus se encuentra la exposici√≥n personal de Rafael Gonz√°lez Morales, donde el p√ļblico puede apreciar un conjunto de obras abstractas, de quien considera lo desechable como materia prima para hacer arte pero libre de elucubraciones mentales.

Como mismo asegura el curador Luis Rey Yero, en estos cuadros se observan los principios de la abstracción geométrica al combinar restos de hojalatas, metales y cartones circulares, cuadrados, triángulos de fuertes texturas a veces patinadas con pigmentos.

Sin detenerse en la expresión de su obra, el autor acude al brochazo gestual para imprimir mayores tensiones con ensamblajes de diferentes objetos metálicos que ofrecen el movimiento, la ondulación, la dinámica interna por la vía de la saturación barroca o la simplificación minimalista aunque con menor intensidad morfológica.

Quiz√°s el tama√Īo del artista revele una semejanza de cu√°nto va creciendo en su propia conceptualizaci√≥n a partir de las experiencias del d√≠a a d√≠a, con m√°s metales en mente y desechos que le hacen sacar del alma la desesperaci√≥n del hacer o el decir, solo mediante el arte reciclado.

Aunque no es Rafael Gonz√°lez Morales el principiante o el innovador en esta pr√°ctica art√≠stica es v√°lida la aclaraci√≥n que desde la d√©cada de 1960 otros cultores expusieron el informalismo como la forma del decir. Entre esos estuvo el holand√©s Jaap Wagmakeer con sus cuadros-collages; los del suizo Daniel Spoerri que incorpora vajillas a sus obras planim√©tricas; las del h√ļngaro Zolt√°n Kem√©ny, quien con elementos met√°licos soldados de diversa √≠ndole como clavos, tubos, tornillos‚Ķ recreaba verdaderos cuadros bidimensionales; o la rusa Louise Nevelson con sus cajas de madera o metal incorporado a un espacio planim√©trico.

Sin dudas, es un cubano que ahora apuesta por esa realidad en su tiempo, con su gente y al norte del Rio Yayabo. Casi sin proponérselo ha logrado desde la ciudad de Sanctis Spíritus una decena de premios, sobre todo, en salones convocados por la Asociación Cubana de Artesanos Artistas (Acaa) y ha participado en diversas exposiciones colectivas organizadas por la Uneac y el Consejo Provincial de las Artes Plásticas.

Muy a la par de la Asociaci√≥n Hermanos Saiz (AHS) reintenta con j√≥venes, amigos, apasionados y aprendices rescatar la tradici√≥n del arte reciclado, aunque sabe que compite con formas m√°s avanzadas y tecnol√≥gicas que atraen con facilidad al p√ļblico. Pero lo importante es que perdura y es para bien la idea de convertir el desecho en un camino posible a lo reutilizable.

Quien se acerque a la obra del joven artista Rafael Gonz√°lez Morales, expuesta en la galer√≠a Fayad Jam√≠s de la Uneac espirituana, asimilar√° unas im√°genes que pretenden inquietar el pensamiento, despojado de la complacencia y el oficio y ser√° la una oportunidad propicia para hacernos una pregunta ret√≥rica: ¬ŅRepensar lo posible desde la pl√°stica?

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ