Recordar el primer escalofrío

El color de la sangre. El maullido de un gato. La venganza de un metamorfo. Casas habitadas por entidades de otros mundos o realidades. La llamada, la promesa terrible: ‚Äúmorir√°s en siete d√≠as‚ÄĚ. El monstruo. El s√°dico. El camino cubierto de pu√Īales. Y, en el centro de todo, la historia del s√©ptimo arte, que remonta las monta√Īas de la incertidumbre para llegar, ahora, a manos del p√ļblico lector bajo la forma de un libro:¬†Miedo en el cine,¬†de Enrique P√©rez D√≠az, publicado por Ediciones ICAIC, 2018.

En sus p√°ginas, el reconocido autor y sus diferentes¬†alter egos¬†‚ÄĒKike, el ni√Īo que no teme a vampiros ni murci√©lagos; Kike, el ni√Īo que¬†ve gente muerta;¬†Kike, a medio camino entre un anecdotario de terrores y los sonidos cotidianos del mundo ¬Ņreal?‚ÄĒ recorren, a grandes rasgos, las p√°ginas m√°s importantes del denominado cine de terror y horror. No conforme con esto, se busca tambi√©n la resemantizaci√≥n de esas viejas historias ‚ÄĒnunca pasadas de moda, encantadoras en su concepto a√Īejo‚ÄĒ que, en la gran pantalla, provocaron escalofr√≠os e incertidumbre a m√°s de una generaci√≥n de espectadores.

El mundo de lo monstruoso puede entenderse como una constante de¬†Miedos en el cine.¬†Ya sea mediante la revisitaci√≥n del monstruo arquet√≠pico ‚ÄĒFrankestein, El jinete sin cabeza, un contempor√°neo Barba Azul, un Freddy Kruger enano‚ÄĒ, la criatura salvaje ‚ÄĒel sabueso del infierno o los p√°jaros irrefrenables‚ÄĒ o la significaci√≥n de la maldad en su esencia m√°s pr√≠stina ‚ÄĒel clown como referencia al ser¬†innombrable¬†que simboliza los temores m√°s ocultos, la llamada que anuncia la muerte, la casa o los espejos infinitos que habitan otras sombras‚ÄĒ, Enrique P√©rez D√≠az sabe manejar con buen tino las f√≥rmulas cl√°sicas, y hasta cierto punto repetitivas, de la convenci√≥n del g√©nero de miedo, en ocasiones llegando, incluso, a posibilitar ciertas ‚Äúvueltas de tuerca‚ÄĚ que el lector bien agradecer√°.

El mundo de lo objetual mal√©fico ‚ÄĒde tanta importancia en el cine de terror‚ÄĒ tambi√©n halla su referencia concreta en las letras de Enrique a trav√©s de la aparici√≥n de casas malditas, cines encantados, tel√©fonos comprometidos con la muerte y el cl√°sico uso del espejo como tr√°nsito de una a otra realidad, pasaje de ida ‚ÄĒno siempre de vuelta‚ÄĒ hacia un mundo extra√Īo, alien√≠gena, hacia una caldera de cierto infierno interior y circular que bien el espejo, como objeto de poder ya presente desde el mito, representa.

En el cuento¬†Sangre en la puerta,¬†que inaugura esta antolog√≠a, el autor desarrolla en un √°mbito relativamente contempor√°neo, la archiconocida historia de Barba Azul; solo que ahora, los roles de cazador y cazado ‚ÄĒreitero, de tanta importancia en el mundo del terror‚ÄĒ aparecen subvertidos y, hasta cierto punto, carnavalizados en un relato que demuestra que existen m√ļltiples formas de ser ‚ÄĒy lucir‚ÄĒ d√©bil. Bajo este mismo sino aparece tambi√©n¬†El gato negro,¬†una de las historias m√°s interesantes de la compilaci√≥n, que retoma a la figura arquet√≠pica del metamorfo, enfrentado al enemigo y a su circunstancia: en este cuento, Enrique consigue uno de los finales m√°s inesperados de la antolog√≠a. Constantemente, la transferencia del poder, el cambio de los roles entre qui√©n persigue y qui√©n es perseguido, qui√©n domina la situaci√≥n y qui√©n es acosado, se alza como¬†leitmotiv¬†de relatos como¬†La madre de Dr√°cula¬†y¬†El enano asesino.

Un aparte merece¬†Clown,¬†sin dudas uno de los cuentos que mejor simbolizan la po√©tica de Enrique. Bajo capas de sutileza, y apenas insinuado, el ‚Äúmal‚ÄĚ representado por el payaso, por la criatura, asume nuevas formas que parecen hablar, soslayadamente, del abuso infantil y del secreto. Entre mares de terrores ‚ÄĒmiedos de la mente, paranoia de las ideas‚ÄĒ transcurren¬†Luz que agoniza, The birds¬†y¬†Morir√°s en siete d√≠as, porque en esta compilaci√≥n importa m√°s el temor psicol√≥gico que la gr√°fica gore, roja y excesiva, que tantas pel√≠culas de este g√©nero contienen. Enrique, que conoce al detalle la importancia de la informaci√≥n visual y la sinestesia, apuesta tambi√©n por contar historias donde los personajes aparezcan apoyados en los escenarios que los rodean: igual valor tiene el monstruo como su circunstancia.

El cuento que cierra la compilaci√≥n,¬†El fantasma de M√©li√®s, es significado como una peque√Īa joya dentro de la colecci√≥n: sin necesidad de sustentar sus referencias en el mundo ya existente en lo cinematogr√°fico, este relato habla, universal y po√©ticamente, de los hacedores del s√©ptimo arte y de su incondicional pasi√≥n no solo por el cine, sino tambi√©n por esos espacios simb√≥licos en los que las pel√≠culas encuentran casa y comuni√≥n.

En el mundo actual y cambiante ‚ÄĒdonde las sombras de apocalipsis nucleares y sociales hacen que los terrores de lo sobrenatural pasen casi por alto‚ÄĒ bien se agradece un libro como este, un libro que hace homenaje no solo al cine sino tambi√©n a un g√©nero que ha tenido defensores y detractores por igual. Sea usted un amante del terror, del escalofr√≠o y la sorpresa ‚ÄĒo no‚ÄĒ, le aventuro que¬†Miedos en el cine¬†ayudar√° a remontar esas colinas a√Īejas del tiempo aquel en que, ni√Īos o adultos, descubrimos el primer escalofr√≠o.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ