Recetas literarias

*Tomado de Adelante

La cuarentena abrió su puerta ancha a la lectura y probablemente esta sea la actividad más practicada por los retos que desata entre sugerencias de autores, ofertas gratuitas de libros digitales y ejercicios de escritura porque también con palabras, emojis, sonidos, fotos, memes y videos crece el diario de nuestro confinamiento.

Los autores sintonizan nuevas coordenadas para el vuelo de la creatividad y regalan ocurrencias como los ingredientes para el deleite de Evelin Queipo Balbuena, quien gana adeptos por sus décimas con recetas para repostería.

Encuentras siempre a lectores confabulados desde much√≠simo antes de la tragedia de la¬†COVID-19,¬†como la camag√ľeyana Luisa Mar√≠a Ferr√° G√≥mez, que insiste con las aclaraciones de dudas del idioma planteadas en grupos que sigue porque multiplican afectos por la literatura, la gram√°tica y la ortograf√≠a.

Redes sociales y p√°ginas institucionales se brindan como espacios predilectos para los contenidos. A trav√©s de Facebook,¬†Libro Camag√ľey Cuba¬†comparte textos de autores diversos,¬†Editorial √Ācana Camaguey Cuba¬†promueve t√≠tulos, autores y convocatorias; y el Centro de Promoci√≥n Gertrudis G√≥mez de Avellaneda convida a celebrar el 27 de abril los 53 a√Īos del Instituto Cubano del Libro con los resultados del concurso ‚ÄúEl libro que me deslumbr√≥‚ÄĚ.

EN OTRO TIEMPO REAL

¬ŅY qu√© pasa en la vida real? ¬ŅD√≥nde queda aquello que no se pulsa en las pantallas de celulares, tabletas y ordenadores? El¬†Centro Provincial del Libro y la Literatura (CPLL)¬†cuida la producci√≥n editorial, la promoci√≥n y la reparaci√≥n y el mantenimiento de locales.

En este tiempo, la Oficina de Creaci√≥n de la¬†Editorial √Ācana¬†ha producido papeler√≠a con dibujos animados, animales salvajes y dom√©sticos, personajes de mu√Īes cubanos; agendas personales, block para colorear, otros de notas, marcadores, identificadores de asignaturas. Es una gama de productos dirigidos principalmente a ni√Īos y adolescentes, por m√°s de 20 000 pesos.

Yunielkis Naranjo Guerra, director del CPLL, cont√≥ a¬†Adelante¬†acerca del inventario en todas las librer√≠as para la digitalizaci√≥n de textos. ‚ÄúSe logr√≥ acceso a Internet en la Ateneo Vietnam y la Mariana Grajales, ambas en la calle Rep√ļblica, y en la Antonio Su√°rez, de la calle Maceo. Estamos listos para cuando esto pase reinaugurar la Antonio Su√°rez y abrir el caf√© literario Motivos de Son, ambos con un horario de 9:00 a.m. a 9:00 p.m.‚ÄĚ, asegur√≥.

Otro objeto constructivo es la librer√≠a Severo Sarduy, en la Avenida de la Libertad, antiguo almac√©n de la Universidad de Camag√ľey. Se repara la sede del CPLL y se trabaja en la librer√≠a Ignacio Agramonte de Gu√°imaro, terminada su primera fase, donde debe radicar la a√Īorada Casa del Escritor.

Las librer√≠as ser√°n ambientadas con obras de j√≥venes creadores, por la pintada convocada por la¬†Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z.¬†Con esa organizaci√≥n dise√Īa c√°psulas para promover autores, y otros productos audiovisuales con el apoyo de la productora Luz Joven.

‚ÄúCon organizaci√≥n se puede todo. Los trabajadores est√°n produciendo libros en sus hogares. Tenemos la intenci√≥n de donaciones a centros de aislamientos y a hospitales. Hacemos de la cuarentena un per√≠odo fecundo‚ÄĚ, concluy√≥.

Casquitos y mermelada

Si vas a comprar guayaba
est√° a 10 pesos la libra.
Aunque tengan poca fibra
y aunque te las den sin jaba.
Pero no te pongas brava,
disfruta la coyuntura.
Pélalas si están maduras,
córtalas en 2 tapillas,
s√°cales pulpa y semillas
y abl√°ndalas que son duras.
La repostería es arte
y en eso no hay discusión.
Mi regla sin excepción
es dar uso a cada parte.
Lo que resta en olla aparte
(semillas, pulpa y corteza)
lo pones a que se cueza,
bate, endulza, cuela… un hada
hace que la mermelada
pueble con su olor la mesa.

 

En una olla a presión
le pones 12 minutos
sin az√ļcar, pues el fruto
se endurece en la cocción.
Cuando dispare el botón
ya deben estar blanditos.
Y tus preciosos casquitos
endulza. El aroma escapa.
A fuego lento y sin tapa
se hace el almíbar bendito.

No olvides nunca adornar
un dulce aunque quede malo;
porque es en ese intervalo
que el postre va a levantar.
Yo, que no sé cocinar
cuando acabe el aislamiento,
tendré recetas por cientos
y si no me quedan bien
décimas tendré otras 100
y nada de aburrimiento.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ