Quinta dimensión rompiendo la cuarta pared

El pasado viernes 2 de septiembre, el Centro Cultural Dulce María Loynaz acogió el primer encuentro del espacio literario Quinta Dimensión, dedicado a los temas del Fantástico, con hincapié en su hija más prolija, la Ciencia Ficción (CF). Idea original y conducción a cargo del afamado escritor Yoss (José Miguel Sánchez Gómez).

Para esta entrega inicial el conductor realiz√≥ algunas aclaraciones para el p√ļblico ne√≥fito, como el sentido del espacio, que espera ser un sitio de encuentro para conversar sobre estas tem√°ticas y con la ayuda de los invitados establecer una suerte de paneo acerca de la CF y el Fant√°stico, tras el cual ampliemos nuestros conocimientos de estos g√©neros. Tampoco se espera que sea un templo cerrado a las controversias, sino que por el contrario aliente a los oyentes a realizar preguntas en contexto tanto al invitado como a quien conduce para de esta manera suplir sus dudas y aumentar su sapiencia. As√≠ mismo, aclar√≥ el sentido del nombre: ¬ęQuinta Dimensi√≥n¬Ľ, ya que si seg√ļn el catedr√°tico colombiano Ren√© Rebetez, la CF es la cuarta dimensi√≥n de la literatura, entonces el debate y el estudio de ella pasar√≠an a conformar esa quinta dimensi√≥n homenajeada por Yoss en el t√≠tulo de la tertulia.

El invitado para esta ocasi√≥n fue Fabricio Gonz√°lez Neyra, fil√≥logo, profesor de ingl√©s, traductor y editor de Letras Cubanas, adem√°s de fan√°tico empedernido de la CF. En lo tocante al tema, Yoss decidi√≥ abrir las puertas del debate con un t√≠tulo sugerente: ¬ęG√©neros y subg√©neros del F y la CF¬Ľ. En sus primeras intervenciones, tanto el conductor como el invitado dejaron bien claro que la mayor√≠a de las veces establecer un subg√©nero exacto para determinadas obras termina siendo una labor del editor, ya que a √©l corresponde la colosal tarea de enmarcar la creaci√≥n del autor. Por su experiencia escritural, Yoss no recomienda limitar el proceso creativo a tales o m√°s cuales par√°metros, es mejor cuando se deja fluir la imaginaci√≥n y en base al resultado final es que se puede entonces discernir en que regi√≥n del F o la CF pudiera ser catalogada.

A partir de ese instante las preguntas del p√ļblico cobraron el protagonismo destinado a ellas. Bruno Henr√≠quez, escritor y cient√≠fico, hizo referencia a los subg√©neros del ¬ępaleo-contacto¬Ľ, donde la ficci√≥n se acerca a posibles visitas alien√≠genas a las civilizaciones primog√©nitas de la humanidad. Por su parte, Fabricio distingui√≥ algunas de las aristas propias del estilo punk, muy comunes para los amantes de la CF cubana, entre las cuales mencion√≥ el archiconocido cyberpunk, el steampunk o el biopunk; el primero basado en la tecnolog√≠a cyber, el segundo con techo en el desarrollo de las maquinarias a vapor y el √ļltimo basado en las concepciones biol√≥gicas. Para redondear el cuarteto, Yoss incluy√≥ en el sistema al dieselpunk, literatura que acepta la invenci√≥n del motor hom√≥nimo, pero donde la fusi√≥n del √°tomo y sus consecuencias no han sido descubiertas.

En cuanto al Fant√°stico, el debate gir√≥ sobre tres de los m√°s grandes de este g√©nero y los subg√©neros suced√°neos de ellos. Me refiero al incomparable J.R.R. Tolkien, a J.K. Rowling y a G.R.R Martin, cuya similitud patron√≠mica ha provocado que muchos escritores tomen como buena se√Īal tener al menos una J o una R en sus iniciales. En el caso del maestro Tolkien, es ya conocido que a partir de su obra m√°xima: El se√Īor de los anillos, naci√≥ el g√©nero bautizado luego como ¬ęEspada y hechicer√≠a¬Ľ, seg√ļn la casi igualmente popular serie de relatos sobre Fhjard y el Ratonero Gris, de Fritz Leiber. Por supuesto, la autora de Harry Potter no se qued√≥ atr√°s, generando por su lado un g√©nero propio: ¬ęlas novelas fant√°sticas de internado¬Ľ. Y ya en cierre, Martin con la saga Canci√≥n de hielo y fuego, que si bien no ha sido inici√°tica de un nuevo subg√©nero, s√≠ ha suscitado un estilo diferente, mucho m√°s literario que imaginativo, de acercarse a los universos de la ¬ęalta fantas√≠a¬Ľ. Yoss remarc√≥ este detalle explicando que Martin no aborda el mundo medieval fant√°stico con hordas de seres mitol√≥gicos o elementos m√°gicos desbord√°ndose por doquier, sino que en contrapartida edifica sus tramas a partir de conflictos m√°s propios de las novelas hist√≥ricas (nunca olvidar que su intenci√≥n primaria era reconstruir ¬ęLa guerra de las dos rosas¬Ľ de Inglaterra en clave fant√°stica) y donde la magia es cuando m√°s un recurso secundario, casi aleatorio.

El p√ļblico, ansioso y agradecido por el protagonismo en √©l derivado, puntualiz√≥ tambi√©n otras distintas clases de subg√©neros: el de la pirater√≠a dentro de la Fantas√≠a, como la franquicia de Piratas del Caribe, derivada en su cuarta entrega del libro de Tim Powers: En costas extra√Īas. O las ¬ęnovelas de mestizos¬Ľ que constituyen otra categor√≠a, definida por el origen mezclado de sus personajes principales: medios-elfos, medios-orcos, medios-vampiros y hasta medio-minotauros (si hiciera falta). Se toc√≥ igualmente la a veces compleja clasificaci√≥n entre CF, terror y F, de series televisivas y pel√≠culas, como Supernatural, Las cr√≥nicas de Shannara o el estremecedor cl√°sico Saw. Tampoco faltaron las ramas de la ucron√≠a y uno de sus hijos m√°s importantes: ¬ęlos nazis ganaron la segunda guerra mundial¬Ľ. Del mismo modo se debati√≥ sobre ¬ęlos mundos paralelos¬Ľ; ¬ęlos viajes temporales¬Ľ; ¬ęlas novelas de efecto mariposa¬Ľ; ¬ęlas novelas de inmortales¬Ľ y un largu√≠simo etc√©tera.

Al final de la tarde, tras dos entretenidas horas de cultura compartida, la sensaci√≥n general era que la actividad hab√≠a sido veloz y durado poco, as√≠ como que todav√≠a son ¬°y ser√°n siempre! muchas las lecturas que nos faltan. Quedaron a√ļn decenas de subg√©neros por mencionar, por explicar o incluso, llegado el momento, ¬Ņpor qu√© no? crear o denominar alguno nosotros mismos. El tiempo, constante inconstante especialmente cuando la pasamos bien, agot√≥ los minutos destinados a la Quinta Dimensi√≥n y solo rest√≥ convidar a los presentes para el siguiente encuentro, que ser√° el segundo viernes de octubre, cuando como invitado est√© Ra√ļl Aguiar, escritor y profundo estudioso del g√©nero. Entre los futuros asistentes, Yoss tambi√©n mencion√≥ a los escritores Michel Encinosa F√ļ y Elaine Vilar Madruga, as√≠ como al acad√©mico, editor, ensayista, cr√≠tico y apasionado del fant√°stico Rinaldo Acosta, a quien amenaz√≥ desde ahora con ponerlo en la dif√≠cil situaci√≥n de explicar o definir un concepto para la CF y el F.

Es opini√≥n compartida que la frecuencia mensual de este espacio dejar√° a muchos con ganas de m√°s. Por si fuera poco, la soltura y la amplia cultura literaria del moderador son siempre fuente de enriquecimiento intelectual para cuantos converjan en el Centro Loynaz atra√≠dos por los aires del Fant√°stico. Yoss nos promete m√°s a√ļn y nos estimula a romper con nuestras interrogantes la tapia que ha separado ancestralmente al auditorio del estrado. Sean entonces bienvenidos, amigos y desconocidos, conocedores y novatos, amantes empedernidos o cr√≠ticos ac√©rrimos, la Quinta Dimensi√≥n los aguarda.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ