Quiero una canción para los romeros

Un espacio para el disfrute y donde, sin dejar de pulsar las cuerdas de una guitarra, se expresa el sentir y la diversidad cultural de nuestros pueblos, es el evento Quiero una canción, que se organiza como parte de las Romerías de Mayo. En esta ocasión la cita trovadoresca está dedicada al 50 aniversario del primer concierto de la Nueva Trova, protagonizado por Silvio Rodríguez, Pablo Milanés y Noel Nicola, en Casa de las Américas.

Fundadores del movimiento de la Nueva Trova, cantautores de todo el país y artistas invitados de otras latitudes, conformaran este viaje de regreso a la canción y la poesía. Un evento que inició con su parada alta al acoger gran afluencia de público y la participación de trovadores extranjeros y locales, en el acogedor patio de la Casa de la Trova holguinera, sitio que una vez más vuelve a llenarse de vida y ser ese espacio donde “tan bien se está” rodeado de la buena música.

Compartieron las cuerdas musicales los trovadores holguineros Fernando Cabreja, anfitrión del espacio y fundador de la Fiesta de Arte Joven, Carlos Miguel Ledea y Oscar Sánchez, asimismo la trovadora mexicana Ana Ruiz. La bienvenida musical estuvo a cargo del ingenioso Cabreja, portador de una cancionística inteligente y que roza lo cotidiano, los senderos del amor y el desamor, la soledad y otros artilugios rítmicos, con las interpretaciones de los temas “Fuera de foco” y “Muchacha en la ciudad”.

Desde Michoacán llegó Ana Ruiz para poner al descubierto lo genuino de su país y su sentir, siendo la trova ese medio de desahogo espiritual, a través de temas musicales como “Naufragio”. Como ella misma expresó: “Vine a Romerías a curar todos mis dolores”. Además, compartió sus cuerdas para los romeros el joven trovador, defensor de la canción y aprendiz de guitarra clásica en el Instituto Superior de Arte, Carlos Miguel Ledea, con el tema “Reclamo”.

El joven músico Oscar Sánchez vuele a sus raíces, a su Holguín natal, para, como afirman los que conocen su quehacer, “realizar una buena mezcla musical, conceptual, poética, dramatúrgica e interpretativa que resulta en un producto con dotes puramente cubanas, que se parece a los tiempos que corren y que por críticas defienden sus raíces y son bienvenidas a todo el que las escucha”. Oscar es un trovador que defiende un arte milenario pero que se renueva sobre sus esencias y muestra lo que podría nombrarse “renovísima trova”.

“Toda esta atmósfera interpretativa de Oscar Sánchez es resultado del carácter intrépido de un hombre que se acercó primeramente a la batería; que aprendió guitarra de forma autodidacta; que luego se las ingenió para hacerse de un tres y que siente apego por la música folclórica como la expresión más genuina de voces e instrumentos. En fin, que quien se acerque a la obra de Oscar Sánchez lleve siempre consigo esa capacidad de sorprenderse, porque siempre, siempre será grato el encuentro”.

La cita trovadoresca joven se ha convertido en expresión de uno de los más notables géneros que componen la identidad cultural del país, una plaza abierta a los trovadores que cada mayo regalan su arte, su poética, sus locuras… a los romeros de todas las latitudes que llegan a esta celebración de la creación joven, esta fiesta artística y vital que hermana pueblos y tradiciones.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico