Quiero una canción en Romerías

Cada edición de las Romerías de Mayo convierte a Holguín en una ciudad donde converge lo mejor del arte joven cubano y foráneo. Como cada año la música y en especial la trova tiene un espacio habitual donde confluyen trovadores de varias latitudes.

El Callejón de los Milagros, especie de pequeño boulevard de la Plaza de la Marqueta, sirvió de escenario para la inauguración del espacio de descarga trovadoresca Quiero una canción. Un evento que inició con su parada alta al acoger gran afluencia de público y la participación de trovadores extranjeros y del patio. Compartieron las cuerdas musicales los noveles trovadores holguineros Manuel Leandro Sánchez y Laynier Verdecia, el boliviano Jorge Zurita, el chileno Ramírez Neira y otros que hicieron de la noche un espacio bohemio.

Quiero una canción abrió sus puertas en este festival de juventudes, con las palabras inaugurales de trovador holguinero y organizador del espacio, Raúl Damián Prieto. Raulito Prieto exhortó a los presentes a participar de las actividades que propone el movimiento trovadoresco en esta capital del arte joven, donde se incluyen conversatorios y otros espacios para disfrutar de la trova. Además, declaró al Callejón de los Milagros «una plaza abierta para los trovadores que en las noches nos regalararán su arte».

La bienvenida musical estuvo a cargo del joven Manuel Leandro, quien hace en la trova acertadas composiciones poéticas. Asimismo, le siguió del trovador Laynier Verdecia quien ofreció un rock and roll entre boleros y flores para la vida, mediante versos musicalizados con sentido jocoso y competitivo.

Desde Bolivia llegó Jorge Zurita para poner al descubierto lo genuino de su país y su sentir, siendo la trova ese medio de desahogo espiritual y expresión, además, de los conflictos políticos de su nación, pues se aferra en cada estrofa a encontrar el pedazo de mar que ha perdido él, que ha perdido Bolivia… el mar como despertar, como inspiración.

La cita trovadoresca joven se ha convertido en expresión de uno de los más notables géneros que componen la identidad cultural del país. Un espacio para el disfrute y donde sin dejar de tañer las cuerdas de una guitarra se expresa el sentir y la diversidad cultural de nuestros pueblos.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico