驴Qu茅 investigamos? 驴D贸nde publicamos? Espacios, enfoques y debates sobre la investigaci贸n y publicaci贸n joven en Cuba

La disparidad entre enfoques investigativos (acad茅micos) y literarios, la prioridad otorgada a determinadas disciplinas, en detrimento de la presencia de otras en el panorama editorial cubano, la emergencia y pertinencia de lo digital en la gesti贸n editorial, los dilemas para la comercializaci贸n de libros y las necesidades de formaci贸n para la comunicaci贸n de la ciencia, fueron los ejes fundamentales que condujeron el debate en el espacio 鈥淧谩ginas abiertas: espacios para la publicaci贸n e investigaci贸n joven en Cuba鈥.

En un primer momento tuvo lugar un intercambio de experiencias, con algunas editoriales sobre las condiciones para el acceso, la cantidad y caracter铆sticas de las propuestas que llegan y los temas fundamentales que ocupan las publicaciones de j贸venes cubanos.

Anette Jim茅nez, coordinadora general del 谩rea editorial del Instituto Cubano de Investigaci贸n Cultural Juan Marinello refiri贸 que este centro tiene el privilegio de contar con su propio sello editorial y con la revista digital Perfiles y priorizan la publicaci贸n de libros que constituyen resultado de premios nacionales que convoca el centro y de investigaciones de los propios investigadores del instituto. Adem谩s, coment贸 sobre un espacio de formaci贸n permanente del centro: el curso 鈥淗acer y escribir ciencia. Problemas y desaf铆os de la escritura en Ciencias Sociales en Cuba鈥. Este se dedica a sistematizar y capacitar acerca de t茅cnicas de escritura en ciencias sociales. Se realiza cada a帽o con una convocatoria nacional y han participado investigadores, editores, directores de revistas y profesores de diferentes provincias.

Es un espacio importante, pues no abundan los espacios de este tipo, en los que no solo se capacita a las personas sino que se genera un debate en torno a este tema, que no existe en la academia, al menos en la Facultad de Artes y Letras de la que provengo no se capacita a los estudiantes para escribir ciencia, salen al mundo laboral sin saber comunicar sus resultados cient铆ficos y se han dado muchas veces los casos de j贸venes investigadores con resultados originales y valiosos, que no saben comunicarlos de una manera eficiente, de una manera que llegue a los decisores o a la sociedad en general.

Anette tambi茅n mencion贸 algunos retos para la investigaci贸n en ciencias sociales que han sido identificados durante los debates generados en el curso: el escaso n煤mero de publicaciones de Ciencias Sociales en Cuba y su limitada presencia en repositorios regionales, lo cual compromete su visibilidad en Internet; el dif铆cil acceso a estad铆sticas actualizadas en Cuba, las complejidades de la publicaci贸n fuera de Cuba, la inexistencia de un mecanismo expedito para publicar en tiempo breve los resultados de las investigaciones, la carencia de sellos editoriales en la mayor铆a de los centros de investigaci贸n lo que dificulta la socializaci贸n del conocimiento, etc.

Mabel Su谩rez Ibarra, directora del departamento editorial de la Casa Editora Abril, por su parte, hizo 茅nfasis en el amplio perfil de su editorial y de la escasez de propuestas de ensayos que tiene ahora mismo:

El amplio perfil de la Editora Abril me permite recibir cualquier tipo de publicaci贸n. De ensayo yo tengo vac铆o el colch贸n editorial, no tengo ni un original. Una de las cosas que pasa con los ensayos es que muchas veces son las tesis, y luego eso hay que reescribirlo totalmente, porque las tesis por lo general difieren del ensayo en relaci贸n a t茅cnicas narrativas, maneras de llegar al lector, fuentes utilizadas, etc. Yo privilegio autores de provincia, privilegio gente desconocida, publicamos todas las tem谩ticas, hay un 茅nfasis especial en la literatura para ni帽os y para j贸venes, pero publicamos todo: testimonio, periodismo, todo.

Fernando Rojas, investigador del ICIC Juan Marinello y colaborador de la Revista Temas, coment贸 sobre las diferentes propuestas de la revista que parten de la concepci贸n de esta como un proyecto integral e incluyen a la revista impresa; el Espacio 脷ltimo jueves; el Blog Catalejo; y Ediciones Temas (editorial que produce libros electr贸nicos). Temas tambi茅n 聽convoca a un premio anual, en dos modalidades: ensayo art铆stico literario y ensayo sobre temas sociales, y adem谩s, est谩 haciendo convocatorias para la publicaci贸n de libros electr贸nicos. Para Fernando 鈥渓a colaboraci贸n es muy importante, por eso creo muy 煤til que en los eventos de la AHS se compartan los libros de otras editoriales. Nosotros en el Marinello tratamos de compartir algunas cosas que se hacen por Cubarte, sobre todo las multimedias, y lo que se hace por la misma ediciones Temas鈥.

De parte de Ediciones Casa, estuvo Camila Vald茅s, quien trabaja en el Centro de Estudios del Caribe y forma parte de la coordinaci贸n de Casa Tomada y de la Revista Anales del Caribe. Camila explic贸 que, aunque Ediciones Casa publica fundamentalmente autores latinoamericanos y caribe帽os o autores cubanos, en tanto estos refieran temas latinoamericanos y caribe帽os, cuenta con diversos espacios que pueden ser aprovechados por los j贸venes investigadores: el Premio Casa; la Revista Casa; la Revista Conjunto; la Revista Arte Am茅rica y la Revista Anales del Caribe. Adem谩s, seg煤n su criterio, hay dos elementos a tener en cuenta en relaci贸n con la gesti贸n editorial que se realiza en el pa铆s:

La transformaci贸n del mundo editorial en general y la importancia que tiene lo digital, y me refiero a que toda la gesti贸n editorial que se hace digital con diferentes sistemas de operaci贸n, el que m谩s se usa en Cuba, los que lo est谩n haciendo, es el Open Journal System, pero en relaci贸n con las din谩micas del espacio de distribuci贸n digital nosotros estamos muy atrasados y esa ser铆a una buena manera de visibilizarnos, sobre todo teniendo en cuenta la situaci贸n del sistema de imprentas en el pa铆s.

Yunier Riquenes, coordinador de Claustrofobias. Promociones Literarias, se refiri贸 a la pertinencia del uso y apropiaci贸n de los entornos digitales y de contar con estrategias de comunicaci贸n que visibilicen lo que se est谩 haciendo:

No es solo hacer el libro digital porque ya muchas editoriales lo est谩n haciendo, es c贸mo crear la plataforma que incluya la producci贸n, la distribuci贸n, la promoci贸n y la comercializaci贸n de ese producto. Cuando o铆a las intervenciones de esta ma帽ana pensaba en que efectivamente se est谩n haciendo muchas cosas, pero, 驴c贸mo lo articulamos? 驴C贸mo lo hacemos visible? A veces damos criterios muy absolutos de que no existen convocatorias, y antes de criticar hay que informarse. Yo creo que hay much铆simos espacios editoriales. La posibilidad que brinda la plataforma de la AHS es excelente: las becas, los premios Calendario, los premios que convoca la Editorial Sed de Belleza de la AHS (periodismo y ensayo), etc.

En un segundo momento del espacio, los participantes tuvieron la oportunidad de aportar criterios y propuestas desde sus experiencias y pr谩cticas para referirse a los elementos centrales expuestos por las editoriales.

Alejandro Gum谩, investigador del ICIC Juan Marinello y miembro del comit茅 organizador del evento,聽se refiri贸 a las posibilidades de coedici贸n y articulaci贸n entre diferentes sellos editoriales y a la importancia de trascender las rutinas productivas de cada sello editorial para lograrlo. Por su parte, Mabel coment贸 sobre las limitaciones que tienen como editorial para la comercializaci贸n digital: 鈥淓n Cuba solo hay tres instituciones con una licencia para la comercializaci贸n internacional, eso nos impide como editoriales subir t铆tulos a Amazon, en la comercializaci贸n con terceros se pierde much铆simo鈥. 鈥淐apacitar sobre la gesti贸n editorial en el entorno digital, a partir de buenas pr谩cticas como las de Claustrofobias Literarias y Sed de Belleza鈥, fue la propuesta de Fernando Rojas.

La joven investigadora y profesora del departamento de Periodismo de la Universidad de Oriente y miembro de la AHS coment贸 sobre los costos que tienen las ausencias en el espacio digital:

Nuestros ni帽os est谩n leyendo t铆tulos extranjeros digitales en esas plataformas, porque nosotros no estamos en esas plataformas, no tenemos nuestros t铆tulos en esas plataformas. De ah铆 la importancia de crear plataformas o aprovechar las que ya est谩n para posicionar el trabajo que ya estamos haciendo como investigadores y profesores. Nuestros investigadores est谩n publicando en espacios internacionales por lo que eso significa, por las incidencias y significaciones para el curriculum individual de cada uno, ya que institucionalmente se le exige a los investigadores que publiquen en revistas de alto impacto鈥.

Yasmany Herrera, tambi茅n profesor de Periodismo de la Universidad de Oriente y miembro de la AHS, se refiri贸 al valor de conocer la agenda investigativa del pa铆s: 鈥淓s importante pensar qu茅 se privilegia para publicar, conocer n煤cleos importantes de producci贸n y aceptar y reconocer temas emergentes, como lo referente a lo digital y la tecnolog铆a. Nosotros tenemos que hacer que los cubanos entiendan la realidad de Cuba a partir de nuestras propias miradas鈥.

Este encuentro 鈥攃omo es propio de espacios de debate鈥 deja las puertas abiertas no solo para otros 鈥淧ensamos Cuba鈥 y otros debates, sino para que esfuerzos personales, institucionales, gubernamentales y acad茅micos se articulen en funci贸n de una Cuba m谩s inclusiva, m谩s visible, m谩s humana.

Tal vez ya no es esencial 鈥攜 lo digo desde mi reciente y corta experiencia como joven investigadora鈥 determinar qui茅n es el responsable de ense帽arnos a escribir ciencia, sino pensar estrategias de articulaci贸n que lleven a la academia, los centros de investigaci贸n y a otras instituciones que podamos identificar como oportunas; a dise帽ar procesos de formaci贸n que suplan las necesidades de j贸venes investigadores a la hora de comunicar sus resultados cient铆ficos. Tal vez incentivar el desarrollo de la Comunicaci贸n de la Ciencia, como una de las materias que debe atravesar los diferentes planes de estudio, puede ser otro de los caminos. Hablar铆amos entonces de una comunicaci贸n estrat茅gica, que no solo nos lleve hasta los mejores modos de decir, sino que soporte planes de visibilidad, posicionamiento y promoci贸n, adecuados a las caracter铆sticas de los diferentes formatos y productos que adquieran nuestras investigaciones. Esa visi贸n estrat茅gica nos permitir铆a valorar de forma eficiente a qu茅 p煤blicos nos queremos dirigir y c贸mo relacionar nuestras prioridades investigativas con las de la agenda editorial del pa铆s.

Sin lugar a dudas, el entorno digital, sus complejidades, lenguajes y plataformas, es aun en muchos temas una disciplina pendiente. Tambi茅n es cierto que se han dado avances significativos y que los progresos que se logren en funci贸n de la alfabetizaci贸n digital de nuestra sociedad y de la resoluci贸n de los problemas estructurales y objetivos que dificultan la comercializaci贸n y posicionamiento de nuestros libros en el espacio digital dependen, como tanto se ha dicho en este espacio, de la articulaci贸n de actores diversos.

No parecen ser muchas las certezas sobre c贸mo lograr los cambios, pero lo cierto es que hay mucha gente dispuesta a trabajar por ello: existe un s贸lido sistema de convocatorias a premios nacionales, regionales, institucionales y la intenci贸n y disposici贸n para su articulaci贸n; el trabajo en red, las coediciones, la creaci贸n de plataformas, lo cual, si no es todo, es buena parte de lo que necesitamos para seguir pensando Cuba desde la investigaci贸n joven.

Este sitio se reserva el derecho de la publicaci贸n de los comentarios. No se har谩n visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que est茅n fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Suscripci贸n

Para recibir nuestro bolet铆n ingrese su direcci贸n de correo electr贸nico