Promoci贸n y arte: conjunci贸n necesaria

La adecuada promoci贸n de lo mejor del arte joven es una de las premisas que defiende la Asociaci贸n Hermanos Sa铆z. En v铆speras de su trig茅simo aniversario, a celebrarse el a帽o que viene, se impone repensar mecanismos y estrategias, a fin cumplir con la misi贸n de seguir conduciendo el arte.

El tema de la promoci贸n fue el que ocup贸 el debate de la primera de las tres comisiones de trabajo que se desarrollan en el Consejo Nacional Ampliado que por estos d铆as realiza la AHS. Con la presencia del Abel Prieto y Luis Morlote, adem谩s de otros invitados de la UJC, el ICRT y miembros de la prensa, durante m谩s de dos horas el debate gir贸 en torno a aspectos esenciales de un tema tan delicado como la promoci贸n, factor en el que est谩 en juego mucho m谩s que el mayor o menor conocimiento de unos artistas con respecto a otros.

Desde perspectivas cuestionadoras, se debati贸 sobre temas tan complejos como la necesidad de diversificar los soportes que se usan para la promoci贸n, potenciando, adem谩s de los espacios f铆sicos, los virtuales, como una alternativa que debemos aprovechar, so pena de quedar rezagados en un mundo cambiante y, cada vez, m谩s multimedial. En la ecuaci贸n son importantes factores como los medios de difusi贸n masiva, particularmente la radio y la televisi贸n. Se debati贸 sobre la importancia de continuar intencionando la difusi贸n que se hace en estos, de lo mejor de nuestra producci贸n art铆stica. Resurgieron los planteamientos cr铆ticos respecto al papel de unos medios no siempre conscientes de su funci贸n en el proceso de orientaci贸n del gusto, y que caen pasivamente en la trampa de darle al p煤blico lo que desea, obviando el hecho de que ellos mismos conforman el gusto p煤blico. Se sostuvo la idea de que tanto la televisi贸n como la radio, no deben limitarse a crear mejores espacios, sino discriminar a la hora de promocionarlos y, sobre todo, generar nuevos espacios de cr铆tica.

El tema de la cr铆tica es, desde hace tiempo, una de las preocupaciones m谩s serias de los j贸venes creadores. Es necesaria una cr铆tica a la altura del arte que se produce y del p煤blico que la consume, que oriente, cuestione y eduque, sin dejarse llevar por v铆nculos personales, capaz de actuar como el elemento moderador que es y se necesita. Esta llamada debe venir tambi茅n aparejada con un desarrollo de la cultura del debate y, sobre todo, de una mejor remuneraci贸n a los trabajos.

Otra cuesti贸n clave del debate fue la referente al mercado. Este es uno de los grandes retos que se abre ante la cultura y las instituciones cubanas. La necesidad de desarrollar un mercado del arte no debe estar guiada por criterios 煤nicamente econ贸micos, sino que debe estar en funci贸n de insertar lo mejor de nuestra cultura all铆, sin hacer concesiones que atenten contra el esp铆ritu de los artistas o del arte que estos producen.

La necesidad de un observatorio de medios, la posibilidad de insertar las propuestas editoriales de la AHS en Ferias Internacionales de otros pa铆ses, y el poco apoyo que reciben los j贸venes creadores en provincias como Guant谩namo, fueron tambi茅n motivo de intercambio.

Lo cierto es que los retos son muchos, y dif铆ciles. M煤ltiples factores atentan contra la apropiada promoci贸n del buen arte. La mediocridad, el mal gusto, el facilismo y el mercantilismo, copan casi todos los espacios, hasta el punto de que lo que verdaderamente tiene valor en el arte cubano de hoy, queda relegado, en muchos aspectos, a un car谩cter casi contracultural.

Sin embargo, la AHS juega en todos estos procesos un papel protag贸nico. Su juventud, su versatilidad y la capacidad de renovarse, son factores que la convierten en piedra de toque para revertir estos procesos. Es preciso entonces traducir en la pr谩ctica todo lo que se ha planteado en el trabajo de esta comisi贸n, y en las otras, para que nuestra organizaci贸n pueda seguir siendo, como dijo Abel Prieto, la vanguardia del arte en Cuba.

Este sitio se reserva el derecho de la publicaci贸n de los comentarios. No se har谩n visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que est茅n fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Suscripci贸n

Para recibir nuestro bolet铆n ingrese su direcci贸n de correo electr贸nico