Proa que surca olas gigantes

Palabras de bienvenida a la Primera Jornada Habana titiritera: figuras entre adoquines

Confieso que ofrec√≠ cierta resistencia ante la idea de hacer un nuevo festival titiritero. Ya sabemos en Teatro La Proa lo que eso significa a nivel de producci√≥n y de log√≠stica, pero no pude negarme cuando encontr√© el apoyo de todo el equipo del Centro de Teatro y la motivaci√≥n de los actores de mi grupo. Especialmente de Arneldy que sin √©l, no existiera este encuentro. Somos fan√°ticos de las fiestas. As√≠ somos los titiriteros, nos gusta compartir, intercambiar, mostrar nuestros mu√Īecos. Por desgracia, desde hace alg√ļn tiempo, no ten√≠amos en La Habana un evento de este tipo y me dej√© convencer para que naciera este nuevo espacio del teatro cubano.

Agosto está aquí para calentar nuestras ideas y nuestros retablos. Caminaremos por las calles de esta Capital, una de las Siete ciudades Maravilla del Mundo, buscando los juglares listos para la representación en teatros y casas. En Teatro La Proa nos sentimos especialmente felices de recibirlos y el Centro de Teatro de La Habana, se ha esforzado como nunca para apoyarnos y lograr una Jornada digna de artistas.

Es incre√≠ble que uno de los municipios m√°s poblados de la isla, La Habana Vieja, no tenga un teatro con todas las condiciones t√©cnicas y dimensiones requeridas para mostrar una cartelera teatral profesional permanente.Tal vez por eso la violencia y el amor a lo material pululan en estas calles adoquinadas cada d√≠a m√°s. Siento que hacer teatro en este municipio inundado de turismo,en su mayor√≠aconsumista de playas, sexo y soles un deber titiritero, un deber tan grande, como subir a las monta√Īas de Baracoa en la Cruzada Teatral del Oriente del pa√≠s. Aqu√≠ tambi√©n tenemos que mostrar, quea√ļn se puede so√Īar, se puede volar y re√≠r m√°s all√° de un celular. Hay que arrastrar al p√ļblico al teatro para que se encuentre con su esencia y regalarles la posibilidad de una nueva red de amigos. Nuestras modestas sedes teatrales est√°n listas para recibir a toda la familia que nos visite por estos d√≠as.

La Jornada Habana titiritera: figuras entre adoquines, es otro festival de resistencia a la desidia, a la econom√≠a, a la apat√≠a, a la demagogia, a los ‚Äútecnoenajenados‚ÄĚ, a las ra√≠ces de las plantas que crecen en el techo y atraviesan este edificio, a las humedades en las paredes, a los derrumbes,¬† a las sequ√≠as de los r√≠os, al calor, a la falta de cemento y de pintura, a las suspensiones por falta de actores y de escenograf√≠a de grupos que se inscribieron y esperaron hasta √ļltima hora para decirlo. Este es un festival que hemos hecho los que queremos que el teatro exista.

Los t√≠teres son compa√Īeros inseparables del ser humano, as√≠ ha sido desde la √©poca de las cavernas. La admiraci√≥n que sentimos ante la poes√≠a de un mu√Īeco y nuestra extra√Īeza ante lo inveros√≠mil, que resulta veros√≠mil, es lo que salva nuestras almas. Es creer que una nueva realidad ¬†puede ser posible. Usemos la tecnolog√≠a para hacer las mejores puestas del mundo y seducir a todas esas personas que, a√ļn hoy, no han visto una obra de teatro.

Esta es nuestra misi√≥n desde la Primera Jornada Habana titiritera: figuras entre adoquines. Bienvenidos titiriteros, bienvenido p√ļblico. Que cobren vida los retablos.

Hoy 7 de agosto de 2017, en el aniversario 79 de la muerte de Konstantin S. Stanislavsky a las 4:17 p.m. en la sede de Teatro La Proa, queda inaugurada, la Primera Jornada Habana titiritera: figuras entre adoquines.

Gracias por estar.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico