Perdona, Lobachevski…

¬ŅQu√© obsesiona a un escritor contempor√°neo? ¬ŅQu√© ideas pueblan su psiquis y cu√°les convierte luego en im√°genes, met√°foras, y finalmente en literatura? ¬ŅAcaso pueden ser cognoscibles sus pensamientos, miedos, pasiones, mediante la lectura y posible interpretaci√≥n de sus libros? Y m√°s si a√Īadimos que este creador, dig√°moslo as√≠, es un escritor que se arriesga doblemente (ser escritor ya es de por s√≠ un riesgo con cierto m√©rito) con el arte de la versificaci√≥n cl√°sica: el soneto como g√©nero que exige ciertos rigores y pertrechos idiom√°ticos y t√©cnicos no siempre f√°ciles de dominar y usar en su justa medida.

Eso pienso cuando leo Geometría de Lobachevski, publicado por Ediciones Holguín en 2016, con el cual el poeta holguinero José Luis Serrano (Estancia Lejos, 1971) obtuvo el Premio Adelaida del Mármol en 2015, con un jurado integrado por Daniel Díaz Mantilla, Lourdes González Herrero y Luis Yuseff, y además, el valorado Premio de la Crítica.

Foto Adrian Aguilera
  • Instrumentos que explotan en redondo.
  • Incursiones al centro de la Tierra.
  • El edred√≥n que el moribundo aferra.
  • La soledad del corredor de fondo.
  • ¬†Lo mismo da Comala que Macondo.
  • Valles de Irlanda. Costas de Inglaterra.
  • Cae el tel√≥n. El c√≠rculo se cierra.
  • Acaban de ajustar el tirafondo.
  • ¬†El criminal ha revelado el m√≥vil.
  • Los √°tomos colapsan en Chern√≥bil.
  • ¬†Hay mil vacas paridas en Holgu√≠n.
  • ¬†¬ŅCampos de fresas? ¬ŅCampos de exterminio
  • donde la muerte no tendr√° dominio?
  • Led Zeppelin or Yellow Submarine? (‚Äú√Ātomos‚ÄĚ).

¬ŅQu√© pasa por la cabeza de J. L. Serrano cuando escribe sus poemas? Poemas estiletes, podr√≠amos decir. Poemas rev√≥lveres (para jugar a la ruleta rusa). Poemas AK-47, bazucas, T-34. Amn√©sico. Poemas botellas de ron, varias cervezas largas. Alcohol en sangre. Poemas tragos r√≠spidos, cortantes. Aritm√©tica. Matem√°tica. Poemas insurgentes y peliagudos. Ind√≥ciles. Pero tambi√©n gentiles, delirantes. Eso dif√≠cilmente lo sabremos, pues quiz√°s ni el mismo poeta haya llegado a conjeturar (a pensar seriamente en ello) la cantidad de flashazos po√©ticos que visitan/atraviesan/surcan cada segundo su mente. Flashazos inevitables como los que surcaban la cabeza ‚Äďla cabeza de un creador es cosa compleja sin dudas‚Äď de aquel saxofonista de jazz llamado Johnny Carter, inspirado en Charlie Parker, adicto a la marihuana y con una percepci√≥n del mundo y del espacio-tiempo muy particular, aquel saxofonista que Julio Cort√°zar nos entreg√≥ magistralmente en su conocido cuento ‚ÄúEl perseguidor‚ÄĚ.

Como Johnny Carter, J. L. Serrano escribe él mismo su biografía, que sin dudas está en su obra, como si escribiera variando las estructuras y los acordes del jazz más experimental, rompiendo las improvisaciones, insolventes, eléctricas, furiosas, del bebop tradicional.

  • Blanco pa√≠s de la anestesia. Limbo

  • ¬†de los pacientes operables. Aspa

  • ¬†vertiginosa (helicoidal) que raspa

  • los cirros, los estratos y los nimbos.

  • Nervios de acero. M√ļsculos de m√°rmol.

  • Imperio epidural de la raqu√≠dea.

  • El tumor se transforma en una orqu√≠dea

  • que con cuidado se le extirpa al √°rbol.

  • ¬†¬ŅLabrar bisontes en la piedra p√≥mez?

  • Acaba de morir M√°ximo G√≥mez.

  • Harta la Toga del veneno tirio.

  • Hacia pa√≠s inaccesible. Blanco

  • pa√≠s de la anestesia. Hay un barranco:

  • ¬†¬Ņsaltar o proseguir en el martirio? (‚ÄúCirros‚ÄĚ).

Este es un libro diferente, han dicho muchos, en el panorama de la mec√°nica cl√°sica en Cuba y probablemente en el √°mbito hispanoamericano. Y no es menos cierto, pero es al mismo tiempo un ‚Äúcuaderno total‚ÄĚ que viene a resumir (aunar en su medida si es posible usar el t√©rmino) el trabajo de J. L. Serrano como versificador en un g√©nero que domina como pocos desde que publicara en 1997 Buf√≥n de Dios, libro pr√≠stino tambi√©n de la holguinera Ediciones La Luz.

eometría de Lobachevski РJosé Luis Serrano (cortesía de Ediciones Holguín)

‚ÄúJos√© Luis Serrano es un arquitecto que conoce a la perfecci√≥n de las reglas para construir edificios a partir de un dominio t√©cnico, raz√≥n por la cual suele jugar desde la provocaci√≥n. (‚Ķ) Geometr√≠a de Lobachevski es un libro estremecedor. Su esencia est√° en aprovechar al m√°ximo las posibilidades que ofrecen las lecturas acumuladas a lo largo de su carrera por un campo minado y con sus poemas como br√ļjula para asumir tama√Īa empresa. Su extraordinaria capacidad para convertir frustraciones, ca√≠das y raros silencios en sonetos demoledores le permite estar fuera de toda clasificaci√≥n en Cuba‚ÄĚ, escribe a prop√≥sito el poeta tunero Frank Castell.

Foto Adrian Aguilera

Serrano incorpora en su poes√≠a temas, contextos y situaciones que afectan (centr√≠fugamente, podr√≠amos decir) al hombre contempor√°neo, donde se inscribe el ser cubano de hoy. En ocasiones es como si delante de nosotros, de nuestros asombrados ojos, pasaran m√ļltiples titulares period√≠sticos o breves leads de agencias de prensa (actuales y antiguos) que terminan siendo pura poes√≠a a quemarropa, sin contenci√≥n. Es, apoy√°ndome en Frank Castell, como si nos encontrarnos ante un vertiginoso y violento zapping donde ‚Äúmientras m√°s avanzan los textos es mayor la velocidad de im√°genes ofrecida a trav√©s de m√ļltiples canales‚ÄĚ.

Publicado en la colecci√≥n √ćtaca de Ediciones Holgu√≠n, con edici√≥n de Lourdes Gonz√°lez y un atractivo dise√Īo a cargo de Roddier Mouso Bahr, a partir de la obra Nido (Land Art, 2015) de Rub√©n Tom√°s Hechavarr√≠a Salvia, Geometr√≠a‚Ķ es parte de un proyecto mayor llamado ‚ÄúTrilog√≠a ac√©fala‚ÄĚ, que cuenta con el poemario M√°s all√° de Nietzsche y de Marx, por la santiaguera Editorial Oriente, en 2016, y Los perros de Amundsen, con el cual Serrano ganara los codiciados Premio Nicol√°s Guill√©n y su correspondiente De la Cr√≠tica.

En Geometr√≠a‚Ķ J. L. Serrano apoya sus ‚Äúconjeturas po√©ticas‚ÄĚ, sus ‚Äúcarreteras, cadalsos, calabozos‚ÄĚ, en la figura y la obra del matem√°tico ruso Nikol√°i I. Lobachevski (1792-1856) para articular un ‚Äúlibro de alguien que sin artificios ni figuras planas establece un di√°logo muy atractivo con(tra) el lector. Ha contaminado ritmos, recupera contornos culteranos saludables; voces que no entender√≠amos propias de la mec√°nica cl√°sica germinan aqu√≠. La poes√≠a hay que entenderla de modo imperfecto, como cre√≠a Coleridge; por tanto, el pervertido y ardiente deseo de imperfecci√≥n que asoma en los textos de J. L. Serrano, concierne a una manera de asumir un nuevo territorio: la apuesta radical a creer que no existen tradiciones porque todas se convocan en el espect√°culo de la ruptura, o tal vez, esa misma ruptura, esa experimentaci√≥n, no sean otra cosa que la m√°s importante tradici√≥n creada‚ÄĚ, a√Īade el tunero Carlos Esquivel en el pr√≥logo.

foto adri√°n aguilera
  • ¬ŅCuerpos astrales? ¬ŅCuerpos cavernosos?

  • ¬†¬ŅDesproporci√≥n? ¬ŅArritmia? ¬ŅDesmesura?

  • ¬ŅContrarrevoluci√≥n? ¬ŅContracultura?

  • ¬ŅAlcanzar el nirvana o el reposo?

  • ¬†Perdona, Lobachevski, es tan morboso

  • confiar en tus precarias herramientas.

  • ¬†Hiperb√≥licas bestias fraudulentas

  • ¬†vendr√°n a cercenarnos los test√≠culos.

  • ¬†Ya est√°n muy cerca. A dos o tres cub√≠culos.

  • ¬†¬ŅEn qu√© oprobios sumirnos? ¬ŅEn qu√© afrentas

  • ¬†desvanecernos, Nikol√°i? Rid√≠culos

  • ¬†axiomas y sofismas argumentas.

  • ¬†En la bandeja est√°n los admin√≠culos.

  • Las manos entran en el l√°tex, lentas (‚ÄúL√°tex‚ÄĚ).

Quiz√°s con ese di√°logo l√≠rico y trasgresor, acumulativo, logrado tambi√©n consigo mismo, di√°logo perturbador y contaminante en los terrenos expansibles de la mec√°nica cl√°sica, como si pens√°ramos en la expansi√≥n del universo y sus contornos a trav√©s del propio verso y sus m√ļltiples posibilidades, el holguinero J. L. Serrano nos entrega en Geometr√≠a de Lobachevski sin dudas uno de sus mejores poemarios. Poemas que vienen a ser estiletes. Poemas rev√≥lveres (cargados) para jugar a la ruleta rusa. Amn√©sico. Poemas AK-47, bazucas, T-34. Poemas botellas de ron para empatar los d√≠as y las noches. Poemas acordes de jazz. Poemas alcohol en sangre. ‚ÄúOtra cerveza, por favor‚ÄĚ, amigo Lobachevski. Pero antes dime qu√© debo hacer: ‚Äú¬ŅCortar el cable azul o el cable rojo?‚ÄĚ.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ