Patria Grande en Trinidad

El tercer Festival Patria Grande de música latinoamericana llegó este 20 de noviembre a la ciudad de Trinidad. Auspiciado por el Ministerio de Cultura, la Asociación Hermanos Saíz, el Instituto Cubano de la Música, Artex y las agencias Paradiso y TertiusOrbis; el Patria Grande incluye esta vez giras de varias bandas de rock por las provincias de Matanzas, Sancti Spíritus, Villa Clara y Pinar del Río, además de la habitual capital cubana.

Por el escenario del anfiteatro de la Casa de la Cultura de esta ciudad desfilaron los rockeros cubanos Stoner, la banda argentina Eruka Sativa y la rapera chilena Ana Tijoux. Fue una noche diferente en el centro histórico trinitario, salida de los moldes habituales de la música tradicional cubana, incluso agradecida por el turismo internacional, ávido también de disfrutar una propuesta cultural como esta. El público disfrutó hasta la saciedad la agresividad metalera de Stoner, el rock alternativo de Eruka Sativa, donde impera el talento desbordante de sus dos mujeres vocalistas en la guitarra y el bajo eléctricos; y el fresco hip hop de Ana Tijoux, mezclado y comprometido con la más rancia tradición latinoamericana y cuya base musical lo componen una cuerda de vientos metales espectaculares. Momento cumbre de la noche fue su versión de Luchín, de Víctor Jara, homenaje al trovador chileno asesinado por la dictadura de Pinochet.

Excelente oportunidad esta para que el público fundamentalmente joven dialogue con lo mejor de la escena musical latinoamericana del momento. Mejor, la idea de abrir el espectro musical a otros géneros, lo que impone desde ahora pensar próximos diseños que sean cada vez más inclusivos y que satisfagan las exigencias del público cubano. Coherente la estrategia de expandir el Festival a las demás provincias cubanas que en consecuencia deberán ganar en organización y, sobre todo, en promoción.

El diseño de este y otros eventos debe incluir el trabajo combinado de los medios en su difusión y promoción, la posibilidad de tener algunas de estas figuras en los canales provinciales y municipales; la no coincidencia dentro de la programación, de dos lugares de presentación en una provincia a la vez (al mismo tiempo, otras bandas tocaban en la Casa de la Guayabera de la capital provincial); y el necesario intercambio en las presentaciones con el talento local (sobre todo, tratándose de géneros cultivados por jóvenes cubanos que casi nunca tienen la posibilidad de ponerse al día y probarse con lo que está haciendo su misma generación en otras latitudes). Todo esto y más para que la patria musical sea de todos y siga siendo cada vez más grande.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo más Leído

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico