Pasos de Heras León en la Rampa

El escritor, editor, periodista y maestro Eduardo Heras Le√≥n (nacido en La Habana, en agosto de 1940) fue el invitado el pasado jueves al Encuentro con‚Ķ, espacio del Sal√≥n de Mayo del Pabell√≥n Cuba, sede nacional de la AHS, abierto todas las semanas del verano para recibir a personalidades de la cultura nacional dispuestas a dialogar con sus p√ļblicos.

Numerosos alumnos y colegas acudieron a escucharlo. La conversación afable de quien recibiera el Premio Nacional de Edición 2001, y el de Literatura 2014 (luego de siete nominaciones) nos permitió conocer parte de su vida, que si decide rescribirla en las memorias que muchos le solicitan podría resultar un best seller.

Junto a sus hermanos limpi√≥ zapatos, vendi√≥ peri√≥dicos y billetes de loter√≠a cuando qued√≥ hu√©rfanos de padre en 1952. Por aquel entonces ¬ęle√≠a todas la aventuras de Salgari, Julio Verne y Coraz√≥n de Edmundo de √Āmicis, pero escrib√≠a poes√≠a, era como mi alimento diario¬Ľ, respondi√≥ uno de los relevantes cuentistas de nuestra literatura a las primeras preguntas del anfitri√≥n, el periodista Jos√© Luis Estrada.

Los pasos de Heras Le√≥n lo llevaron a apoyar el Movimiento 26 de Julio durante la lucha contra el dictador Batista. Se gradu√≥ de maestro ‚Äúnormalista‚ÄĚ y luego fue a ‚Äúdejar‚ÄĚ sus huesos a Gir√≥n, pero regres√≥ para contar la guerra, y tiene an√©cdotas incre√≠bles. La recuerda como ¬ętres d√≠as de combate en los que pas√© un hambre terrible, y no (como) la gran victoria contra el imperialismo que era, seg√ļn supimos luego¬Ľ. Tambi√©n dio clases de artiller√≠a a Ra√ļl Castro y cont√≥ c√≥mo Fidel le regal√≥ dos pistolas premi√°ndolo por su pericia de artillero.

Ir√≥nicamente, quien vivi√≥ durante los a√Īos setenta un quinquenio apartado de los cen√°culos literarios, marginado en la empresa de acero Vanguardia Socialista ‚ÄĒcon la etiqueta de ‚Äúdiversionismo ideol√≥gico‚ÄĚ estampada a su libro Los pasos en la hierba (1970)‚ÄĒ, se convirti√≥ a inicios de los 2000 en presentador en televisi√≥n de un novedoso y exitoso curso de t√©cnicas narrativas.

El programa de TV fue la g√©nesis del prestigioso Centro de Formaci√≥n Literaria Onelio Jorge Cardoso, donde el Chino ha graduado ‚ÄĒcon la colaboraci√≥n del escritor Francisco L√≥pez Sacha‚ÄĒ a miles de j√≥venes narradores, una labor esencial por la cual la AHS lo reconociera como Maestro de Juventudes, adem√°s de por la influencia de su obra recogida en La guerra tuvo seis nombres (1968), Acero (1977), A fuego limpio (1981) y Cuesti√≥n de principio (1983), ente otros vol√ļmenes.

eduardo-heras-leon_9

Sin embargo, aunque aquellas pol√≠ticas culturales parecieran agua pasada ‚ÄĒporque sobre ellas se debate en espacios patrocinados por instituciones como la AHS, la Uni√≥n de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) o la Uni√≥n de Periodistas (UPEC)‚ÄĒ, los errores cometidos en su nombre permanecen desconocidos para la mayor√≠a de los ciudadanos, entre otras razones porque a√ļn resultan un tema tab√ļ en importantes medios de comunicaci√≥n.

Cuando estaba a punto de concluir el di√°logo en el Encuentro con‚Ķ una persona pregunt√≥, nada m√°s y nada menos, qu√© era ese ‚Äúquinquenio gris‚ÄĚ aludido con tanto pavor por algunos intelectuales desde un tiempo hacia ac√°. En el Sal√≥n de Mayo hubo quien ri√≥.

¬ęEs una historia larga¬Ľ, dijo Eduardo Heras Le√≥n. Durante esta etapa √©l fue censurado y todav√≠a no se le menciona lo suficiente. Pero comenz√≥ a explicarle con precisi√≥n pedag√≥gica y envidiable tranquilidad.

Fotos: Hansel Leyva Fanego

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ