Para ensanchar la fe, alumbramientos

Israel Rojas ha sido entrevistado tantas veces que esta periodista (si ya me gané el título fuera de la academia) solo quería reinventar fórmulas para captar ardores más allá de la agenda y la grabadora, para hilvanar luego palabras y esencias auténticas. Porque en realidad el pasmo sereno que significaba la preparación de esta entrevista se traduce no tanto, hablando en términos noticiosos, en la prominencia del tema como en el vértigo que alumbraría…y así fue: los treinta minutos de sintonía y gustosa conversación solo podía concebir, gestar y «pujar» vida.

 Instinto

«Significa muchísimo, yo no soy un creador escolástico, mi formación tiene que ver con la música, las letras y las inquietudes que me laten dentro, en la medida que voy viviendo»

«Trato de pasar por encima de la rabia, por encima del cinismo que a veces nos imponen nuestros tiempos y trato de que el sol de mi vida, mi norte, sea la buena fe. Pero para eso hace falta también agudizar el instinto, agudizar la capacidad de no dejarse vencer por las heridas»

«Porque el ser humano es más que eso, es el amor por encima de la derrota, es la dicha de saberse útil por encima incluso de cualquier calvario y para eso hay que vivir muy atento, informado, lo más profesional posible en el sentido de creerte un comunicador, alguien que trabaja con la palabra, con los mensajes, pero sin perder el instinto, sin perder la capacidad de asombro, la capacidad de tener sentido común».

Resulta un tanto imposible desligar el discurso, la voz, de las esencias que uno aventura en las personas que va descubriendo y las letras de Buena Fe son una invitación desenfada a asumir la vida sin pensar en riesgos, ni consecuencias. ¿Cuánto de esas letras se desprende de la manera en que asumes tu propia existencia?

«Yo no tengo muchos secretos esenciales, un buen día descubrí que soy lo que ves, soy lo que está en las canciones. Realmente asumo la vida como una aventura permanente, como un permanente descubrir las esencias en las almas de los demás y disfrutarlo».

«Un buen día descubrí que la vida es un ratico y cuando lo haces empiezas a perderle el miedo a la muerte y decides arriesgarte. Y soy de los que opta por vivir la vida como si te fueras a morir mañana, pero con la convicción de que no te vas a morir mañana. Es decir, no gastes todas las balas, pero vívelo con intensidad: en el amor, la amistad, los riesgos, los criterios.»

«Siempre hay un mañana para reparar lo que hacemos mal, un mañana para devolver con amor a quienes pudimos herir, siempre hay la   posibilidad de rehacerse en función de hacer las cosas mejor.»

El proceso migratorio que se ha producido en Cuba en los últimos tiempos nos dice, por una parte, que una gran cantidad de cubanos, sobre todo jóvenes, han optado por echar raíces fuera de Cuba. Pero por otra parte, esta campaña que se ha venido produciendo a propósito del aniversario 55 de la Unión de Jóvenes Comunistas, ha movilizado no solo a militantes sino a la juventud en su conjunto y nos dice que hay un elevado número de jóvenes que respiran Cuba.

¿Cómo defines y cómo ves a la juventud cubana de hoy en el empeño de continuar trazando esta sociedad para muchos utópica pero, definitivamente, posible a nuestra medida?

«Yo creo que si no sueñas nunca vas a obtener nada, lo importante es tener claro cuáles son esos sueños».

«Como decimos en La tempestad, una canción que viene siendo una especie de alegoría a lo que debemos ser: no hay camino a la felicidad, la felicidad se hace soñando, la felicidad se hace imaginando y andando en función de caerle atrás a esos sueños»

«Hay jóvenes que como tú dices han decidido emigrar, yo no creo que por eso hayan dejado de ser cubanos. La cubanía es algo más que este pedazo de tierra»

«Ahora, no te voy a negar que definitivamente la raíz de Cuba sigue estando en Cuba, este no es un país que pueda decir que la diáspora es donde late la cubanía. Eso es un error».

«La cubanía está en Cuba, porque no es un proceso estático, es algo que todos los días se desarrolla, se continúa, se alimenta, se transforma».

«Ahora lo que está por ver es en qué medida esos jóvenes que han emigrado le dan continuidad a su sentido de patria».

«A lo mejor llega un momento en que nos va bien económicamente y esos jóvenes regresan, traen experiencias y la cubanía se pinta de ecuatorianos, de mayameros, mexicanos, españoles y de todas las otras vertientes. Un momento en el que otras maneras de latir vienen en el alma de esos que han emigrado y que han tenido hijos allá y a lo mejor un día regresan. Pero, incluso, si no regresaran no pasa nada».

«Nosotros no somos cubanos como un sentido de que esto es una finca, este es el mismo planeta y patria es humanidad».

«La vida es para ser feliz, si no encuentras tu felicidad aquí, está bien que vayas a buscarla a otro lugar, porque como decía Lennon tu casa está donde esté tu corazón».

«Ahora, lo que no puede pasar es que haya una sustitución de esos sentidos, porque últimamente para algunos irse es ser ciudadano de primera categoría y ahí también hay un error».

«Yo creo que los que nos hemos quedado, somos ciudadanos como otro cualquiera, nuestra obra vale en dependencia de la calidad que tenga y no de donde la hayas fundado»

«Acá en Cuba, en cada una de las provincias he encontrado gente que me maravilla, gente que está transformando la ciudad, que está emprendiendo sus proyectos personales y está obteniendo resultados, tanto en el sector público como el privado, lo que si hay es mucho que hacer».

«Yo sigo creyendo que la cubanía, la esencia de la cubanía está en Cuba, somos perfectibles».

«La música, el teatro, la literatura que se hace desde aquí tiene que apuntar siempre a lo más excelso y a lo mejor, pero también la arquitectura y la medicina, y el resto de los sectores sociales».

«Y en la misma medida en que apunten a lo mejor, este va a ser un país que va a salir adelante».

¿Qué función social tiene la música, cuánto o no puede influir la música y las letras inteligentes en la manera de enraizar a la gente con su tierra?

«Yo discrepo con el término de música inteligente porque creo que hay rumbas inteligentes, reggaetones inteligentes, incluso creo que hay trova bruta».

«La inteligencia no es privativa de un estribillo, solo creo que hay canciones con más compromiso y con más conciencia de construcción social que otras, y este tipo de música ahora mismo en nuestro país está de capa caída».

«Cuesta mucho trabajo darse a conocer, ser popular, estar en el diario de la gente, porque lamentablemente, se perdió la visión de que tú eres lo que escuchas, de que la música es parte de la escenografía de la vida. En algún momento perdimos ese norte, la política cultural perdió ese contacto».

«Cualquier pone música decidió que nos iba a bombardear con lo que a él le gusta y todos nosotros, pasiva y acríticamente, lo íbamos a consumir, te guste o no»

«Cada vez está siendo más difícil para los creadores, porque se antepone el convocar a la gente a ser marginal, convocar a las pepillas a quitarse la ropa y serás más escuchado. Y yo creo que lamentablemente, por ahí nos empobrecemos y que conste que no tengo nada en contra de ningún género. Lo que no puede pasar es que la gente sea mononeuronal, monomusical, monocromática».

«Este es un país que lo único que debe tener como una sola cosa es un solo partido, y lo digo desde mi humilde opinión porque pienso como Martí, pero todo lo demás tiene que ser diverso, porque nadie es todo el tiempo romántico, todo el tiempo político, ni sexual. Nadie todo el tiempo es todo el tiempo…»

«Todo tiene que tener su espacio y creo que la responsabilidad de eso está en manos de  la UJC,  el Partido, el Ministerio de Cultura, porque son las fuerzas que generan ideología y es preciso entender que esas cosas que parecen boberías definen importantemente, el carácter de las próximas generaciones».

Según presupuestos teóricos que defiende la industria cultural a lo largo de la historia, los verdaderos creadores no han sido quienes se han circunscrito al estilo imperante en su época, sino quienes lo han violentado.

Teniendo en cuenta la masividad de sus conciertos y la popularidad que tienen, sobre todo en Cuba, ¿hasta qué punto se consideran defensores de este segundo grupo?

«Nunca hemos pretendido ser de uno u otro grupo, hemos tratado de ser coherentes y auténticos con lo que pensamos, con lo que creemos, con lo que sale de nosotros».

«Hemos tratado que salga de nosotros lo mejor que hemos podido dar. A veces se logra,  a veces no tanto, a veces lo que hemos hecho no ha sido bien comprendido».

«Yo creo que si algo se puede decir a favor de lo que hemos hecho todos estos años, es que hemos sido muy consistentes, perseverantes, que no hemos dejado de trabajar».

«Hemos tratado de reflejar el mundo que nos tocó vivir con una visión de buena fe… una visión de mejorar el mundo aunque se tenga que criticar, aunque se tenga que poner el dedo en la llaga, pero con una intención verdaderamente constructiva, porque somos así».

«Nunca hemos querido agradar a nadie, ni quedar en una lista de hit parade, ni ser los más mimados por la crítica especializada. Solo hemos pretendido ser útiles y que nuestro canto acompañe a la gente que está a nuestro alrededor».

«Y de verdad estamos muy felices con lo que se ha logrado en estos años. Por tenderle puentes a otros creadores, por no tener prejuicios a la hora de fusionar nuestra música con otras maneras y otros universos creativos, por no andar con egos innecesarios, sino tratar de practicar lo que intentamos ser, que es ser solidarios, ser gente chévere».

«Hemos visto con los años como hay una generación que ha ido creciendo con nuestras canciones y eso es el más grande de los premios que podría traernos la vida: que haya una generación de cubanos que se ha ido identificando con la estética que Buena Fe ha ido generando durante estos 17 años».

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  • diferente, inteligente y profunda, así defino la entrevista que Carmen hizo a Israel, gracias por regalarnos un trabajo que nos lleve a ver más allá de lo que salta a simple vista, mis aplausos para Carmen y por supuesto para Israel.

  • Suscripción

    Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico