Palabras de Presentaci贸n de la exposici贸n Nueve D铆as

Buenas tardes:

Hoy nos convoca en esta sede de la Casa del Alba Cultural, la exposici贸n personal Nueve d铆as del artista visual Maikel Mui帽o.

No hablar茅, no obstante, de los valores est茅ticos de esta muestra; de eso ya se encargar谩 la cr铆tica especializada y tendr谩n ustedes en sus manos una aproximaci贸n a la obra del artista en las palabras del cat谩logo hechas por el fot贸grafo Omar Sanz.

A Maikel lo conoc铆 hace tres a帽os en los avatares propios del trabajo comunitario que 茅l desarrolla desde la coordinaci贸n de la c茅lula de la AHS en el Cotorro. Desde entonces creamos una complicidad art铆stica que con el tiempo se ha ido convirtiendo en amistad. Dicha complicidad incluye, por supuesto, largas jornadas de discusiones e intercambios (a veces et铆licos) sobre las realidades de los j贸venes de nuestra generaci贸n y los significados de construir un pa铆s com煤n. De manera que cuando me llam贸 para decirme que hab铆a hecho una muestra completa dedicada a Fidel, corr铆 a verla m谩s que por la emoci贸n, por el tema algo 鈥渞aro鈥 que propon铆a (al menos en lo directo, conociendo su obra anterior).

Noten que remarco 鈥渄edicada a Fidel鈥, as铆, a secas, porque lo que vamos a ver hoy es un acercamiento muy 铆ntimo, una interpretaci贸n muy personal, parad贸jicamente basada en la conmoci贸n de un pa铆s. Nueve d铆as es eso, la visi贸n ungida del artista de interpretar la conmoci贸n social; el poder de sintetizar en el lienzo las muy diversas y sentidas maneras en que se vivi贸 el luto por la muerte de Fidel a lo largo y ancho de la Isla, algo a lo que ya se han acercado otros artistas desde la fotograf铆a o el reportaje audiovisual. No encontrar谩 aqu铆 el espectador, por el contrario, un retrato fiel; ni siquiera el aura grandilocuente y bella de los grandes homenajes. Las figuras que propone Maikel, como su obra toda, se han despojado del trazo perfecto para dejarnos apenas unas l铆neas simb贸licas neofigurativas, m谩s cercanas a lo que se ha dado en llamar la corriente grotesco-expresiva, de la cual fueron cultores Ra煤l Mili谩n, Antonia Eiriz o Manuel Vidal (de cuya fuente bebe Maikel como disc铆pulo directo).

Mui帽o construye una simbolog铆a particular que es capaz de elevar el mito de Fidel y convertir al mismo tiempo tambi茅n en s铆mbolos los espacios, las situaciones y las consignas que se sucedieron durante esos nueve d铆as. Asimismo la mano del artista adapta su t茅cnica y rebaza el lienzo y el acr铆lico para dejarnos un simple collage en 鈥淓l libro de los sentimientos鈥; o nos propone una especie de puntillismo para representar la multitud en la Plaza de la Revoluci贸n llorosa de 鈥淯n lucero para ti鈥 o en la disposici贸n figurada de las estrellas de 鈥淟a nueva constelaci贸n鈥. En el pincel del artista todo s铆mbolo se resemantiza como en el izaje masivo de banderas cubanas que reconfiguran el trazo del pa铆s en 鈥淩etorno鈥 o en la cruz fusilera a manos alzadas de 鈥淎doraci贸n鈥, pasando por esta especie de performance de compartir una piedra a sus espectadores.

Pero si me preguntaran cu谩l es mi obra favorita, sin dudas, ese traje de Comandante en Jefe, entallado a la medida de todo revolucionario cabal, une de manera arm贸nica y sencilla, sin m谩s pretensiones est茅ticas, el sentimiento de todo un pueblo. Nombrado como la consigna que moviliz贸 al pa铆s y que como etiqueta se hizo viral en las redes sociales por esos d铆as, 鈥淵o soy Fidel鈥 sintetiza el sentimiento com煤n de todos y, a la vez, se convierte en una especie de toma de partido pol铆tico y est茅tico en que el artista nos ense帽a su credo.

Bienvenidos a Nueve d铆as, nueve estampas visuales que nos hacen reflexionar sobre el sentido de la muerte y cuestionarnos su efectividad cuando la grandeza de lo que se representa, ya ha sido inmortalizada por la historia.

Este sitio se reserva el derecho de la publicaci贸n de los comentarios. No se har谩n visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que est茅n fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos necesarios est谩n marcados *

Suscripci贸n

Para recibir nuestro bolet铆n ingrese su direcci贸n de correo electr贸nico