Nombrar las cosas vuelve a ser realidad

Nombrar las cosas ‚ÄĒpe√Īa que fundara el desaparecido escritor Eduard Encina en el oriental municipio de Contramaestre‚ÄĒ, se retom√≥ desde este 1ro. de julio, con un invitado especial: Andr√©s Pav√≥n Murillo, el embajador de Honduras en Cuba, quien present√≥ su novela in√©dita Recuerdos que silban y cantan en alas de mariposas.

Con el tema Importancia del intercambio cultural en la promoci√≥n de la obra art√≠stica, Alfredo Ballesteros, locutor y miembro de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, reabri√≥ dicho cita, la cual estuvo enriquecida, adem√°s, con m√ļsica, poes√≠a y narrativa.

Otro momento especial fue la presentación del libro El silencio de los peces, del escritor Eduard Encina, ya fallecido. En esta ocasión la escritora Dianet Espinosa exhibió una nueva tirada del texto por Ediciones Oriente, lo cual es muestra de la significativa huella literaria que dejó el cimarronzuelo oriental, como todos lo conocían en nuestro país.

Salvando espacios de debate se encuentran los jóvenes artistas y escritores de Contramaestre, sitio que ha dado hijos que trascienden geografías.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico