Noche maravillada con Héctor Luis

Cuando apenas lo escuché, supe que estaba frente a un eterno niño y admirable escritor, Héctor Luis Leyva Cedeño es ganador de la beca de creación La Noche –que otorga la Asociación Hermanos Saíz– con un cuaderno de cuentos titulado: «Alicia Maravillada», así muestra su propia relectura de inigualable estilo, inteligencia y originalidad sobre el clásico de Lewis Carrol.

portada-libroEste joven ha tenido desde su infancia a los niños como su principal público, primero en el teatro y luego con la literatura, vecino del municipio Jiguaní en la provincia Granma, fundador de una colmenita en esa localidad y escritor consagrado a este público, nos deleita en dicho cuaderno con su visión de la obra de Carrol, inspirado en la adolescencia de su hermana Nataly, utiliza los recursos aprendidos con una pasión inspiradora que se constata en él como ejemplo de fortaleza y tenacidad para los jóvenes escritores, a pesar de las limitaciones propias de la cotidianidad en la que se ve envuelto.

libro2Sobre su infancia comentó su experiencia en la escuela Solidaridad con Panamá para niños discapacitados y su participación en La Colmenita, allí encontró al teatro y a su regreso se graduó de la Escuela de Instructores de Arte, aunque escribir y llenar «libretas» es su real pasión.

¿Por qué para los niños?

Porque yo llegué a este municipio con la tarea de formar un grupo de teatro de niños, a partir de una idea de Tim Cremata formé una colmenita municipal por 5 años, trabajando por toda la provincia, pero al darse la posibilidad de la literatura cumplí con unos de mis deseos de hace mucho tiempo, este es mi camino, empecé por experimentar, llenando libretas hasta que un amigo me dijo: «para Héctor, tienes suficiente para tu primer cuaderno».

libroDe sus proyectos, planes y deseos comenta que está pensando en una novela sobre una vaca que va a un hotel 5 estrellas […] «aunque realmente tengo muchas más cosas, porque»Alicia Maravillada» –el cuaderno con el que gané la beca– me abrió muchas posibilidades, me encantó el uso del pie forzado, es decir, trabajar con una obra establecida y a partir de ahí hacer mi propia valoración […] quiero seguir haciendo cosas así, sin parecerme a nadie, lograr relecturas muy propias y particulares, originales, con dos líneas paralelas: honrar a personalidades que admiro y llevar mi propia obra para que en el futuro me admiren también».

Héctor pensó que sería muy difícil entrar en la Asociación, un amigo le indicó enviar el dossier (tenía dos o tres libretas) y así lo hizo; luego, un día lo llamaron a la casa y en sus propias palabras: «fue increíble», porque para él, es un lugar donde se siente realmente representado, siente que es parte de algo importante.

«La AHS respalda mi creación, por supuesto, es el lugar donde descubres a un público sincero y joven a quien mostrar lo que has escrito solo, lo enseñas y allí te pueden encaminar en un mundo profundo, martiano y revolucionario; siempre me ha parecido que debemos ser más revolucionarios y luchar contra el estigma de la juventud, asociado a las fiestas y otras cosas, promocionar con más fuerza lo que hacemos y lo valioso de nuestra creación, pararnos y ¡hacer Patria!».

Actualmente, cuenta con dos libros publicados: Cuentos feos y Los pies prestados, espera que a pesar de limitaciones tales como la promoción, el acceso a internet, las publicaciones, etc., pueda darse a conocer y seguir ese camino de escritor.

¿Qué significó para Hector ganar la beca de creación La Noche?

Ganarme la beca fue como la mayoría de las cosas buenas que me han pasado en la vida, no me lo esperaba, dejé que la vida me sorprendiera y ganarla precisamente con el nombre de uno de los libros más bellos que se han escrito en Cuba fue increíble; además, de la posibilidad de ver el libro publicado.

Sobre el futuro inmediato, dentro de 5 años cuando inevitablemente cumpla 35 años y deje la Asociación comenta que lo entristece y que «el futuro es bastante incierto, porque puedes publicar un libro con buena aceptación del público y la crítica, pero solo tiene repercusión en un momento […] un buen libro no te asegura que como están las situaciones editoriales puedas tener otro, aunque esté en tu gaveta, pero en 5 años quiero verme trabajando, para mí la AHS debe ser un puente para ese futuro».

Héctor es un joven alegre, lleno de sueños, optimista, con un corazón de niño, define la identidad cubana a partir de una crítica social, añora escribir para los «nuevos niños»; comprende que es un reto entenderlos a la luz de nuevos cambios y el creciente acceso de las nuevas formas de consumir cultura, defiende a ultranza la literatura para ellos, la necesidad de no dejar nunca ese espacio, espera publicar en otras editoriales y ser referencia en el panorama nacional.

La inmensidad de su carisma, el amor de su público jiguanicero, la valentía de sus decisiones, el talento manifiesto y la humildad al comentar sobre sus logros… espero que sean algunas referencias para entender que no solo Alicia está maravillada; Jiguaní, su familia, la Asociación, los amigos, los niños y todo aquel que se acerque a este escritor tendrá la absoluta certeza de esto.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Responder a Yunier Riquenes Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Héctor siempre nos dice, nos escribe que no hay imposibles. Es ejemplo de entrega ante la página en blanco, o del olor que sea. Allí deja sus historias para los niños y las niñas. Siempre escribe y trabaja para ellos, sin pretexto alguno. Gracias a la periodista. Gracias a este portal. Gracias Hector. Desde mi pueblo, Jiguaní, Cuba palpita, y nosotros lo dejamos saber.

  • Suscripción

    Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico