Ni pedante, ni incisiva

Bajo la m√°xima martiana ¬ęEl hombre que no dice lo que piensa no es un hombre honrado¬Ľ sesiona en el local que ocupa la Casa del Joven Creador en el √°rea nombrada Sin Pestillo. A puertas abiertas al p√ļblico para el debate y la reflexi√≥n; y por qu√© no, la confrontaci√≥n con los escritores que exponen de manera resuelta su obra, la XXVI Feria Internacional de Libro en Ciego de √Āvila llega con aires diferentes. Cada a√Īo Sin Pestillo se convierte en el √°rea m√°s asidua de j√≥venes y no tan j√≥venes para compartir experiencias literarias y emerge de all√≠ profundos di√°logos de reflexi√≥n y debate. Las expectativas creadas alrededor de esta √°rea, motiva a todos cuantos pasan por los portales de la sede de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z.

En esta ocasi√≥n dentro del programa de Sin Pestillo 2017, ocurri√≥ algo interesante con la Mesa de Opini√≥n que se desarroll√≥ durante la tarde. El tema a tratar era referente al impacto social de la Poes√≠a Contempor√°nea y, por supuesto, los panelistas eran todos excelentes escritores del territorio. Nombres como el de Jos√© Rolando Rivero (Miembro de Honor de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) y Premio Nicol√°s Guill√©n 2016), Roly, como todos lo conocemos; Herbert Toranzo (Miembro de la Uni√≥n Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, UNEAC); Carmen Hern√°ndez Pe√Īa (Miembro de Honor de la AHS) y el moderador del panel Pedro Evelio Linares (Miembro de la AHS) figuraban en las exposiciones de la tarde, muy buenas en mi opini√≥n. Pero resulta que al empezar la actividad la asistencia era de cinco personas sin contar a los panelistas.

El tema de la promoci√≥n nos sigue taladrando los talones. Di√°logos tan apuntalados y precisos sobre la historicidad de la poes√≠a y de qu√© manera √©sta ha sido capaz de transformar cosmovisiones de poderes; la vanguardia de algunos y lo retr√≥grado de otros poderes que marcan la creatividad y la propia vida de los escritores fue tema de debate, donde todos y todas est√°bamos atentos a cada palabra. Y si tenemos en nuestras editoriales, escritores tan buenos, no entiendo el por qu√© de la insuficiente promoci√≥n de los espacios donde se presentan y m√°s en la celebraci√≥n anual de los poetas: la Feria del Libro. Sin lugar a dudas, quienes pose√≠an un programa eran los trabajadores de las instituciones culturales o los principales organizadores de las √°reas; pero ni siquiera hab√≠a carteles promocionales. La gran mayor√≠a de las √°reas se concentraban en el centro de la ciudad y Ciego de √Āvila, como municipio, no es tan extenso; entonces, me pregunto el por qu√© no se distribuyeron ni tan siquiera sueltos con una m√≠nima informaci√≥n de lo que estar√≠a sucediendo en la Feria para el p√ļblico. A veces los organizadores queremos que se llenen las actividades que realizamos, pero la cruda realidad es que no trabajamos en algo tan b√°sico como la promoci√≥n. No basta con la prensa plana, ni con la televisi√≥n, ni con la radio, ni con el internet o simplemente el correo; aun existe el tel√©fono, la invitaci√≥n personal, los carteles en la calle por donde siempre caminamos, la promoci√≥n intencionada al p√ļblico, la focalizaci√≥n a los lugares m√°s visitados por la poblaci√≥n, por solo citar algunas estrategias.

Quiero se√Īalar tambi√©n que jocosamente todos los presentes en la mesa de opini√≥n nos re√≠mos cuando el ruido de una rastrilla o carrentoncito interrump√≠a las intervenciones de los panelistas; pensamos que eso tambi√©n formaba parte del impacto social de la poes√≠a contempor√°nea, tal vez enajenando a algunos. Pasado un rato se reiter√≥ el ruido y luego una y otra vez sucedi√≥ al punto de molestarnos hasta el cansancio. Al costado de la Casa del Joven Creador en Ciego de √Āvila, existe una tienda donde venden equipos electrodom√©sticos; un gran refrigerador era transportado por el medio del boulevard. Esto inevitablemente me hace pensar que las actividades culturales territoriales a veces est√°n desamparadas por otras empresas que solo les interesa vender y vender. Creo fervientemente que se deben hacer matrimonios en estos casos, con empresas como estas y¬† no es que se alejen de su efecto comercial, sino que desde la Instituci√≥n que atiende el Libro y las actividades de la Feria Internacional, evento m√°s importante en el a√Īo, se dialogue para una mayor armon√≠a en actividades tan fuertes de debate y cr√≠tica como la que estaba sucediendo en el √°rea Sin Pestillo de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z y evitar as√≠ la desconcentraci√≥n por factores externos tan evitables como el ruido.

No es menos cierto que el impacto que produce la poes√≠a es ligeramente palpable moment√°neamente, puede que algunos no est√©n de acuerdo; pero lo cierto es que el peso de las letras nos caen a trav√©s de los siglos. Muestra de ello es la influencia hoy de tan sagrados libros como el T√≥rah, los pergaminos egipcios, la sabidur√≠a asi√°tica o los textos precolombinos encontrados en el Nuevo Mundo que hoy todos habitamos. Las letras nos marcaron con c√°nones, tradiciones, estilos, prejuicios, vicios, pasiones, muerte o vida; lo maravilloso es que nos marcaron. Ahora bien, ¬Ņla poes√≠a contempor√°nea hacia qu√© lugares se dirige? Muchos poetas apuestan por la experimentaci√≥n, pero a veces son banalizadas o simplemente sin sentido. Otros, con textos muy buenos, pero escondidos en librer√≠as que de manera ‚ÄĒno s√© como nombrarle a esto‚ÄĒ, organizan los libros que para encontrar un t√≠tulo se hace dif√≠cil. Es responsabilidad de las editoriales la distribuci√≥n de ejemplares que hoy nuestros j√≥venes escritores ponen en faro literario. La Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z a√ļna en su seno excelentes autores, pero son muy pocos, al menos en la Feria del Libro en Ciego de √Āvila, los que est√°n visibilizados en los puntos de ventas.

Otro de los aspectos que quisiera destacar es el hincapi√© que se ha hecho con los autores m√°s populares pero no con la poes√≠a √ļtil. Me refiero a la globalizaci√≥n de las ventas de aquellos que una editorial X considera m√°s popular o no; la realidad es que se necesita de poes√≠a √ļtil; aquel texto que es capaz en un primer instante de confrontarte, ponerte inc√≥modo o reflexionar sobre la cosmovisi√≥n que se tiene del mundo. Son escasos los textos as√≠. El grupo Or√≠genes nos ense√Ī√≥ a ser cr√≠ticos profundos y no tan solo cr√≠ticos pol√≠ticos o de sistema; nos ense√Īaron valores; y a muchos se nos olvida una de las funciones del arte, y es precisamente el axioma. Casi todos persiguen a los poetas, puede ser porque sean como antes dije ¬ępopulares¬Ľ, pero la poes√≠a que es influyente es la propia poes√≠a y no el poeta; aunque exista un v√≠nculo estrecho en ello. Solo que los nombres no cambian a las personas, es la Palabra la que es capaz de elevar los principios, hacernos tan libres como tan cultos. La apuesta por leer es crecer, sigue siendo estandarte ante todo libro. El reto sigue siendo tanto para los poderes institucionales en funci√≥n de la calidad, d√≠gase editoriales, centros de promoci√≥n o superaci√≥n para la cultura, direcciones municipales de cultura, empresas comercializadoras, distribuidoras, etc…, como para los escritores que se siguen aferrando a un nombre y no a una poes√≠a que comprometa a los hombres de su tiempo y a los hijos que nos est√°n por nacer.

Debo recalcar un detalle importante: la apat√≠a que ha producido la tecnolog√≠a. Muchos prefieren esperar a que salga un art√≠culo en internet a ver qu√© tal esto o c√≥mo sucedi√≥ aquello desde sus tabletas o laptops. Pero las din√°micas humanas que se encuentran en la interacci√≥n personal y ante un libro son diferentes a todo acontecimiento. Estar frente a la poes√≠a dicha en pe√Īas o al debate como el que se ejerci√≥ en el √°rea Sin Pestillo, sigue siendo parte de la historia de la humanidad en la que nos ha tocado vivir. El riesgo es que mientras m√°s digitalizaci√≥n ‚ÄĒy no digo que sea malo‚ÄĒ se perder√° la realidad que se encuentra delante de un libro.

Recuerdo aquel spot que pon√≠an por la televisi√≥n nacional del muchacho que llevaba consigo unas tijeras para hacer recortes de un libro, tal vez los de mi generaci√≥n recuerden la frase: ¬Ņy t√ļ, qu√© tra√≠as entre manos? La sensaci√≥n provocada por un buen libro ser√° eterna y las repercusiones en la vida personal de cada individuo ante un libro no ser√°n jam√°s comparadas con esta era de la digitalizaci√≥n. Haciendo salvedades, no digo que la distribuci√≥n digital no sea adecuada ni propicia; s√≥lo que detr√°s de la justificaci√≥n de las Editoriales y Distribuidoras de los manejables presupuestos anuales, estamos dejando que la generaci√≥n de este milenio pierda la gracia que se halla al hojear un libro.

Sin ser pedante o incisiva, es interesante atender a algo tan subjetivo o absurdo para algunos y para otros necesario. Hablo de las locaciones de los puntos de ventas en la Feria; para nada lugares visibles, solo en el parque Mart√≠ de Ciego de √Āvila est√° la mayor concentraci√≥n y por si no faltara m√°s la Librer√≠a. Los restantes lugares son las galer√≠as y las instituciones, que aunque culturales, no tiene que ver con la comercializaci√≥n. No entiendo como una galer√≠a puede desdoblarse y convertirse en un sitio de ventas. Los libros deber√≠an estar en la calle, realmente se pudiera invertir m√°s en carpas de ventas y en otros recursos importantes (sobre esto me reservo mi criterio que de por s√≠ es esc√©ptico), antes de atrevernos a llenar de una cola inmensa de personas las galer√≠as que tan escasos recursos tienen, al menos en La Ciudad de Los Portales.

El √°rea Sin Pestillo seguir√° ancl√°ndose como alternativa joven cada a√Īo en la Feria, tambi√©n como el espacio de cr√≠tica a los problemas que hoy enfrenta la literatura cubana, en cohesi√≥n a ello ser√° el lugar donde el p√ļblico interactuar√° con el escritor. La propuesta de esta √°rea para algunos ser√° siempre innovadora, educativa y reflexiva; para otros poderes, el espacio de la censura hacia los poetas.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  • Yuliet soy un gran fans de tus publicaciones son muy interesantes no soy una persona facil de palabras pero en esta publicacion tienes mucha razon has tocado cada punto de inquietud de cada persona ,saludos amiga .

  • Suscripci√≥n

    Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico