Neruda diferente

Neruda es el pretexto perfecto para asistir al cine. La propuesta, traída a nuestro patio por el reconocido director chileno Pablo Larraín en la actual edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, se convierte en una auténtica obra maestra que nos trae a un poeta diferente, un Neruda con defectos, ostensiones, desafueros y adicciones.

La obra, protagonizada por los actores Luis Gnecco y Gael Garc√≠a Bernal, cuenta los a√Īos de clandestinidad que vivi√≥ el poeta Pablo Neruda, tras la prohibici√≥n del Partido Comunista en 1948 por el radical presidente socialdem√≥crata Gabriel Gonz√°lez Videla quien, una vez en el poder, emprende una cacer√≠a a muerte con el poeta, las organizaciones obreras y el ideal comunista.

El poeta ve la lucha con su enemigo, el policía Peluchonneau, como una especie de juego a escondidas. Durante la cacería se expone constantemente, lo reta y va dejando pistas a través de escritos para enfurecerlo y, al mismo tiempo, mostrarle que le es casi íntimo.

El relato asume los códigos del drama existencial y exterioriza la interrelación del protagonista con su contexto social y sus creencias políticas.

Luego de sus pasos por la 69 edici√≥n del Festival de Cannes, las cr√≠ticas han venido de buena tinta a sentenciar la grandeza del filme que, seg√ļn palabras del cr√≠tico de Variety, Jay Weissberg, es complejo definir lo que resulta mejor entre su gui√≥n, cinematograf√≠a, direcci√≥n de arte o actuaciones.

Asimismo, aparecen las cualidades hacia su director, el cual es calificado como uno de los directores latinoamericanos más distintivos que surgieron en la década pasada (The Hollywood Reporter).

De acuerdo con la crítica internacional, Neruda, se levanta como una obra inteligente que logra equilibrar perfectamente su agudeza verbal y su belleza visual. Los personajes protagónicos son dibujados irregularmente, con una mezcla de cualidades que circulan entre cualidades de grandeza, poder, desesperación, deseos e impotencias.

Ilustre personaje encarna Gael Garc√≠a Bernal como el polic√≠a √ďscar Peluchonneau quien experimenta una relaci√≥n de amor y odio con el poeta. Su aparici√≥n como narrador protagonista lo hacen parte esencial de la historia y, en ocasiones, lo colocan como centro de atenci√≥n, lo cual logra cambiar la perspectiva acerca de cu√°l es el protagonista principal.

Así, desde su posición de narrador interno, el insistente policía, también con pretensiones de poeta, interviene, reflexiona, juzga y tiene opiniones sobre los hechos y los personajes que aparecen.

Respondiendo al g√©nero de thriller, la obra se mueve a un ritmo r√°pido, de acci√≥n y reflexi√≥n, explota sobre todo las potencialidades narrativas. En su estructura se presentan dos personajes que, si bien son rivales, tambi√©n se necesitan para existir; personajes ingeniosos, que no temen al peligro y mantienen al p√ļblico en constante inc√≥gnita hasta el final.

Coincidiendo con lo que expresa la revista The Playlist: ¬ęcada una de las pel√≠culas de Larra√≠n ha sido diferente a la anterior, pero la distancia entre ellas en t√©rminos de confianza ha ido aumentando de manera exponencial. Neruda se siente como un salto hacia lo desconocido que est√° casi fuera del sistema solar, es el Plut√≥n de la filmograf√≠a de Larra√≠n hasta ahora¬Ľ.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico