Navarrete en su riego

Su figura, en aquellos a√Īos, no pod√≠a determinarse con meros c√°lculos de alguna tendencia o g√©nero. En escena era histri√≥nico. Cantaba sus canciones de una distintiva manera que a nadie imitaba pero a muchos atra√≠a. Y en los momentos m√°s √°lgidos de los conciertos, cuando m√°s emocionado estaba el p√ļblico, romp√≠a la frecuencia musical para recitar un poema, podr√≠amos decir medio surrealista, incluso dad√°. A partir de una frase que escog√≠a al azar comenzaba la sucesi√≥n indetenible de sintagmas, la relaci√≥n de fen√≥menos tan opuestos como pod√≠a ser una rosa y el crecimiento del Producto Interno Bruto. Todo esto, en el fondo, pod√≠a parecer bald√≠o, pero encerraban una peculiar po√©tica. Yunior Orestes Navarrete educ√≥ a los auditorios a su est√©tica; luego de eso no hubo presentaci√≥n donde alguien, desde la muchedumbre, gritara:

‚ÄĒPoema.

Yunior era un personaje imprescindible de, y para, la Trovuntivitis. Le daba tono. Al marcharse dej√≥ un espacio que no ha sido olvidado. Y desde la distancia, a pesar de que lo separen oc√©anos o que haya tenido que adaptar su o√≠do al catal√°n, contin√ļa rellenando con sus creaciones el cap√≠tulo de la trova contempor√°nea en Cuba. Luego de adaptarse a los ambientes, de canalizar sus expectativas, de encontrar un sitio desde donde pudiera seguir siendo √©l mismo dentro de un nuevo contexto, logr√≥ Navarrete hallar otros sitios donde depositar su m√ļsica. Surge as√≠ el CD Despu√©s del riego.

¬ęMira la idea de hacer un disco, primeramente¬Ľ ‚ÄĒcuenta Yunior‚ÄĒ ¬ęparte¬† de la inquietud de tener registradas mis canciones. Tambi√©n de tener un material de estudio m√°s elaborado, m√°s serio, ya que las grabaciones que ten√≠a eran de a√Īos atr√°s, como el disco del Centro Pablo A guitarra Limpia y el Trovanonima.cu. En este √ļltimo s√≠ que las canciones tienen una calidad de estudio, pero quer√≠a someterme a un proceso de grabaci√≥n, de auto producci√≥n activa en todo momento.

¬ĽLa idea de grabar el disco ya ven√≠a d√°ndome vueltas, pero no hab√≠a tenido la posibilidad ni el tiempo de lanzarme a seleccionar un grupo de mis canciones. Algo bastante dif√≠cil para m√≠ porque uno no tiene ‚ÄĒal menos yo no ten√≠a la m√°s remota idea‚ÄĒ de qu√© canciones escoger y, por otro lado, de repente te das cuenta que tienes muchas canciones que no caben en un solo disco. Y es entonces cuando uno busca ayuda. Fue en ese momento cuando empiezo a compartir con Yendris Patterson la idea del disco. Yendris Patterson, aparte de gran amigo, es un gran artista de la pl√°stica cubana, de la Isla de la Juventud que desde hace unos a√Īos reside por estos lares, ¬°para suerte m√≠a!

¬ĽEntonces, me sent√© e hice la maqueta para tener claro que es lo que quer√≠a. Escog√≠ canciones que llevaban tiempo acompa√Ī√°ndome como Fieras del cardenal, Alma de halc√≥n‚Ķ y otros de reciente composici√≥n como Vida. Esta canci√≥n es bastante directa y evoca el hecho de recordar los buenos momentos vividos, y la canci√≥n Luna, que viene siendo un canto al hecho de la emigraci√≥n, tanto f√≠sica como mentalmente¬Ľ.

El disco est√° compuesto por ocho temas que Yunior presenta con arreglos, quiz√°, sorprendentes, pues no son exactamente la l√≠nea que hab√≠a seguido hasta el momento. Pero es la l√≥gica adaptaci√≥n, el gui√Īo entre el mercado y el consumo, y la prueba de f√≥rmulas para el nuevo individuo en que se transforma.

Narra Yunior c√≥mo transcurri√≥ el proceso creativo de su primer disco: ¬ęcon maqueta en mano empec√© la b√ļsqueda de estudio de grabaci√≥n. Yendris Patterson le comenta a Alexey Rodr√≠guez Ringo, percusionista cubano, la idea del disco y este a su vez le comenta a Patterson la existencia del estudio Guajira Estudio, de¬† Roberto del Pino (integrante del grupo cubano Vocal Tempo), gran m√ļsico y amigo; y Wil Galo, m√ļsico y productor nicarag√ľense. Lo curioso de la situaci√≥n es que a Ringo y a Pino los conoc√≠a desde hac√≠a mucho tiempo. Pino porque estudiamos en la misma universidad pedag√≥gica y a Ringo de las andanzas musicales por la isla. Con todo esto, ¬°empezamos a grabar!¬Ľ

¬ĽLa producci√≥n del disco es de Wil Galo, el cual, adem√°s, puso guitarras y bajos. Las percusiones corrieron a cargo de Ringo y los coros de algunas canciones fueron hechos por Pino como por su proyecto Fulanito de tal. Mi obra es un disco sencillo y sin m√°s pretensiones que la de vestir mis canciones y hacerlas llegar al p√ļblico. La segunda producci√≥n nacer√° de lo aprendido con este disco¬Ľ.

Un disco de m√ļsica, a este nivel, no solo debe quedarse en una selecci√≥n aleatoria de temas. Es necesario que haya un di√°logo entre ellos, un hilo conductor, una sinfon√≠a oculta que algo diga, que algo comunique; luego que todo el acompa√Īamiento ‚ÄĒd√≠gase gr√°fico y promocional‚ÄĒ ofrezca un cierre, conceptualmente hablando, lo m√°s acabado posible. Este es el caso de Despu√©s del riego, donde Yunior logra, a la par, la unidad tem√°tica y de significaci√≥n.

¬ęEs a partir de la canci√≥n Grano de Ma√≠z¬Ľ ‚ÄĒconfiesa Navarrete‚ÄĒ ¬ęque tiene una frase ‚Äú‚Ķ como grano de ma√≠z, d√©jenme caer al suelo, que si el tiempo me acompa√Īa, podr√© crecer despu√©s del riego…‚ÄĚ, ¬†que el disco empieza a tomar forma. Es b√°sicamente la idea de sembrar para recoger, que hay un antes y un despu√©s, el renacer despu√©s de la lluvia-riego. Referente al dise√Īo, Yendris trabaj√≥ con el equipo de Kronicom (es una empresa de dise√Īo gr√°fico y audiovisual) para la maquetaci√≥n y la impresi√≥n. Posteriormente a la salida del disco, trabajamos en la realizaci√≥n del videoclip con el tema Grano de Ma√≠z¬Ľ.

Sobre el trabajo f√≠sico que conllev√≥ para Navarrete la grabaci√≥n del CD, √©l declara que ese proceso ¬ęes complejo tanto aqu√≠ como all√°, solo que desde aqu√≠ hay m√°s facilidad para acceder a la parte t√©cnica¬Ľ. A la hora de vender su producci√≥n debe hacerlo directamente en los conciertos que ofrece aunque tambi√©n, ¬ęde momento estoy explorando la posibilidad de la venta de canciones online (por ejemplo por itunes, spotify, bandcamp‚Ķ), que son plataformas para la comercializaci√≥n y promoci√≥n musical. En este sentido, ac√° tienes m√°s facilidad de acceso y de promoci√≥n v√≠a internet. Y que t√ļ mismo te lo puedes gestionar sin necesidad de intermediarios, discogr√°ficas‚Ķ En fin que es una manera de llegar a m√°s gente¬Ľ.

Al cambiar de escenario, Yunior de repente se vio golpeado, para bien, por otra cultura, por otra manera de interpretar y crear en, y desde, la m√ļsica. ¬ęObviamente, me voy influenciando con lo que escucho ac√°. Esta ciudad, Barcelona, es de jazz, blues, canci√≥n de autor, flamenco, rock y de africanismo‚Ķ en fin; yo no tengo prejuicios musicales y le pongo el o√≠do a todo lo que aparezca y despu√©s saco mis propias conclusiones. En Cuba era lo mismo, le met√≠a el o√≠do a todo lo que pasaba por mis manos o cerca de m√≠. Aun as√≠, mantengo aquella inquietud de escuchar m√ļsica, venga de donde venga. Todas ellas me nutren y, como dec√≠a antes, saco mis propias conclusiones. En fin‚Ķ. Si son los giros que da¬Ľ.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico