Mis criterios para agradecerle siempre a Desiderio Navarro

Siempre quise conocer a Desiderio Navarro. Algo me impulsaba a querer estrecharle la mano, abrazarlo y agradecerle lo mucho que ha aportado a la formación de varias generaciones de críticos, investigadores e intelectuales cubanos. Lo leí cuanto pude, aunque libros suyos como Cultura y marxismo. Problemas y polémicas (Editorial Letras Cubanas, 1986) y Ejercicios de criterio (Ediciones Unión, 1988) sean verdaderas raras avis en las librerías y bibliotecas cubanas. Seguí sus traducciones cuando en la Universidad, a falta de textos teóricos actualizados sobre las distintas materias académicas relacionadas al Periodismo, una carrera teóricamente dispersa que bebe su poco de varias ciencias, estos venían a ser una especie de oasis del conocimiento que muchas veces nos era vedado.

Persegu√≠, a veces con suerte y otras no tanto, las antolog√≠as que prepar√≥ en Criterios, como aquella dedicada al debate de la posmodernidad, y otras a temas m√°s espec√≠ficos, como la semi√≥tica visual, la intertextualidad y los dos tomos de pensamiento cultural ruso. Tambi√©n los textos que llegaban v√≠a correo electr√≥nico, mediante el bolet√≠n bimensual Denken Pens√©e Thought Mysl‚Ķ E-zine de Pensamiento Cultural Europeo y que los amigos interesados compart√≠an a trav√©s del mismo medio. Guardo, incluso, aquel ejemplar de La Gaceta de Cuba donde apareci√≥ su citado y entonces pol√©mico ‚ÄúIn media res publica‚ÄĚ.

Conservo, adem√°s, otra Gaceta, la n√ļmero 3 del 2002, que rinde homenaje a la publicaci√≥n en sus primeras tres d√©cadas con un dossier titulado ‚Äú30 a√Īos con Criterios. En el principio fue el n√ļmero 100‚ÄĚ, donde re√ļne comentarios de Magaly Espinosa, Maggie Mateo, Lupe √Ālvarez, Teresa Delgado, Denia Garc√≠a Ronda, L√°zaro Saavedra, Magaly Muguercia, Tania Bruguera y V√≠ctor Fowler, adem√°s de textos de Roberto Zurbano, Iuri Levin y Gerardo Mosquera. Y otra Gaceta, la m√°s reciente que ha llegado a mis manos, la n√ļmero 5 de este a√Īo, con el dossier ‚ÄúTodos tenemos Criterios‚ÄĚ, al parecer premonitorio y necesario, sobre la revista y su reconocido creador. Es cierto, todos tenemos criterios suficientes para agradecerle a Desiderio Navarro; el texto agrupa textos de Roberto Fern√°ndez Retamar, Luisa Campuzano, Basilia Papastamat√≠u, Jorge Fornet, Teresa Delgado, Astrid Santana Fern√°ndez de Castro, Hamlet Fern√°ndez y una entrevista, de las pocas que uno encuentra, que le realizara su coterr√°nea camag√ľeyana Yanetsy Le√≥n.

Ahora Desiderio no est√° y mucho se ha hablado y escrito de su vida y obra, principalmente en las redes sociales y medios digitales. Y mucho, espero, estar√° por hablarse y escribirse todav√≠a: la propia revista; las m√ļltiples incomprensiones que gener√≥ la publicaci√≥n; sus aportes al sustento te√≥rico de las artes visuales, por ejemplo; el Centro Te√≥rico‚ÄďCultural Criterios, ubicado en el noveno piso del edificio del ICAIC; la persistencia de Desiderio contra viento y marea; la visita de importantes intelectuales europeos al Centro, entre ellos Manfred Pfister, Boris Groys, Nicolas Bourriaud, Wolfgang Welsh, Anna Mar√≠a Guasch, Hans-Thies Lehmamn‚Ķ son campos abiertos al debate y la opini√≥n.

Desiderio nos ha dejado en una especie de orfandad dif√≠cil de llenar en momentos en los que casi no quedan Maestros. La lista cada a√Īo se va acortando y los j√≥venes vamos teniendo menos paradigmas a los que asirnos. Este hombre del Renacimiento, poliglota incansable, intelectual cr√≠tico de miras anchas y pensamiento universal como pocos, ha pasado a otro plano donde sin reponerse de la muerte, debe estar leyendo, traduciendo, escribiendo, pensando, y haci√©ndonos pensar al mismo tiempo. Creo tambi√©n que Desiderio seguramente estar√° buscando la mejor forma de hacernos llegar ese conocimiento. Criterios le sobran para seguir intent√°ndolo. Yo siempre quise conocer a Desiderio Navarro, estrecharle la mano, abrazarlo, pero eso no pudo ser, aunque le estoy eternamente agradecido por tantas otras cosas que s√≠ me permiti√≥ conocer.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico