«Mi única pretensión ha sido escribir»

Ella prefiere la distancia prudente, esperar que lectores, críticos e historiadores se ocupen de la memoria, de poner cada cosa en su sitio. Sin embargo, Yanarys Valdivia Melo (Ciego de Ávila, 1987), es una autora que apuesta por la poesía, a través de los versos intenta develar el mundo, el entorno adyacente, para mitigar esa necesidad de comprenderlo y sentirse cómoda en él.

Esta joven poetisa ha sido reconocida con varios galardones por su oficio escritural y, aunque expresa haber tenido suerte en los certámenes, sus versos se alzan por sí solos, traspasando, incluso, los lindes del país.

La mujer que escribe, esa que levanta la voz desde sus textos, cuenta con publicaciones dentro y fuera de la isla, lo cual le ha proporcionado criterios muy particulares en relación a la poesía como género literario, acerca del fenómeno editorial y otros temas afines a la literatura que —afablemente— ha aceptado compartir a través de esta entrevista. Aprovecho, entonces, su carisma y amabilidad y lanzo las preguntas en virtud de conocer un poco más a esta escritora cuya única pretensión —asegura— ha sido la de escribir.

Tu cuaderno Desprendimientos (Ed. Voces de hoy, 2014) mereció el Premio Internacional de Poesía El mundo lleva alas 2014, convirtiéndote en una autora de alcance internacional. ¿Podrías comentar qué beneficios ha traído este galardón a tu carrera escritural? ¿Cómo valoras el hecho de ser publicada, reconocida —como autora— por un certamen foráneo como este?

Cuando envié a este concurso no lo hice con la esperanza de llegar a ser premiada, eso no paso por mi cabeza, fue algo de probar suerte sin presión alguna; de hecho, envío a muy pocos concursos, pero he tenido suerte. El haber ganado este certamen me sirvió para ver publicado mi cuaderno Desprendimientos, un hermoso libro que me ha permitido transgredir las fronteras que físicamente nunca he franqueado, pues nunca he viajado fuera de Cuba. Por mediación de este premio mis palabras y pensamientos transitaron, también me dio la posibilidad de estar en contacto con otros lectores y ese es el mejor regalo, aunque, vale destacar también los lazos de amistad que he forjado a raíz de este galardón: sé de amigos que han usado mis textos en la enseñanza universitaria americana, en lecciones de idioma español y eso, sin dudas, es un gran logro y algo que me trae mucha satisfacción personal.

Este libro se me vislumbra como un repaso de vivencias, situaciones íntimas, palabras de una mujer que dialoga consigo misma para asir la comprensión, el desahogo, pero, ¿qué pretensiones te llevaron a su escritura? ¿Ha sido este poemario lo que esperabas?

Bueno, no fue preconcebido así desde el inicio, fue, más bien, lo contrario. Yo tenía un montón de textos y, revisando con un amigo, él notó que muchos se conectaban entre sí desde la temática e, inclusive, la forma, por lo que decidí reunir aquellos que giraban —como dices— en torno a algunas situaciones afectivas y también al acto escritural en sí mismo, al hecho de la palabra y la poesía desde su propia esencia, tema que siempre me ha interesado.

Cubierta RH02 Desprendimientos¿Qué rol ha jugado la crítica literaria en relación a tu obra? ¿Consideras que nuestros jóvenes escritores tienen la atención que merecen por parte de este ejercicio tan necesario para cualquier autor y su oficio?

Bueno, pienso que no son sólo los autores jóvenes los que se ven desfavorecidos o ignorados por el ejercicio de la crítica, es un problema que va más allá de la edad. Quizás podrían hacerse distinciones en cuanto a vivir en la capital o provincia, de alguna manera los escritores son más visibilizados en la capital, pero creo que esto es también responsabilidad de nosotros los creadores, pues muchas veces nos leemos los unos a los otros y, aun cuando admiramos o no el trabajo de muchos colegas, no llegamos a tomar partido más allá de la simple tertulia, o sea, en el papel impreso.

Algunos autores, editores, incluso lectores, suelen afirmar que la poesía es el género literario que menos se vende. Desde tu condición de poeta, ¿qué opinas acerca de esta aseveración? ¿Escribir poesía es para ti una tentativa de salvar aquello que muere, que está sentenciado, o es, por el contrario, un acto de tributar con un arte que ha logrado trascender a pesar de todo?

Creo que la poesía ha logrado y logrará trascender a pesar de todos los estigmas que se le impongan, no comparto el criterio de una colega que decía que la poesía estaba condenada a la muerte, y que el mini cuento iba a ocupar su lugar por la rutina de la vida contemporánea, la inmediatez, etc. Sinceramente no lo creo, de esa manera morirían, entonces, otros géneros antes que la propia poesía, como la novela, el testimonio, el ensayo, incluso, con respecto a estos últimos, si se hace un estudio profundo en cuestión sobre las ventas en un género u otro, pues podríamos constatar que la poesía no es el menos vendido como se anda promulgando a nivel editorial o de mercado. No es un secreto que este género no hace ventas tan grandes como la narrativa, está más bien reservado a un grupo menor de adeptos, pero esto no significa la muerte ni nada parecido, me parece que esa no es la manera correcta de ver y analizarla como fenómeno comercial.

Muchas son las voces que emulan entre sí para lograr un espacio en el panorama literario cubano, jóvenes que desde su quehacer escritural intentan erigir la plataforma que ha de ser relevo y sostén de esa historia poética que ha caracterizado a nuestra isla, sin embargo, ¿cómo se ve Yanarys Valdivia dentro de esa efervescencia literaria? ¿Cuáles son, según tus propias usanzas de autora y lectora, las esencias cardinales de esas voces de autores jóvenes que hoy hacen coro en el país?

Es un poco difícil el hecho de analizarme dentro del fenómeno en cuestión, referirme a la promoción a la cual pertenezco, pues no soy crítico de arte y, además, nunca me he planteado a mí misma mi obra teóricamente. Me parece más sabio, primero, esperar que exista una distancia prudente y luego dejar que los lectores, los críticos e historiadores se ocupen de preservar en la memoria, de nombrar y poner cada cosa en su sitio, pero si te puedo decir que la poesía hecha en Cuba es de una variedad estilística inmensa y, si no nueva, yo diría infinidad de nuevas miradas, del uso del lenguaje, de continuidad natural, o diría evolución de un fenómeno a otro, de una temática a otra, y también de escape, de irreverencia en algunos, de lirismo en otros, de una mirada reflexiva hacia el individuo y la realidad que le circunda, y una dosis enorme de pesimismo, abulia, aburrimiento, en fin, millones de pequeñas cosas que integran todo el complejo paisaje ahora mismo de la poesía producida en Cuba.

Tomando en cuenta que eres una autora que cuenta con publicaciones en la isla y fuera de ella, me lanzo a preguntar: ¿qué opinión tienes acerca de las editoriales cubanas? ¿Cuáles son las problemáticas fundamentales que enfrentan estas entidades en la actualidad?

Las editoriales cubanas han jugado, a lo largo de los años, un papel fundamental en el desarrollo de la producción literaria en la isla. Han pasado por diversos momentos, unos más afortunados que otros, pero, sin dudas, han permitido que nuestra literatura sea reconocida fuera y dentro de Cuba, a pesar de que, en cuestiones de mercado mundial, no tenga el alcance que nos gustaría a todos. Con toda certeza el sistema del libro ha sufrido en los últimos años cambios aparejados a las transformaciones socioeconómicas de los tiempos actuales en nuestro país. Ahora mismo se está pasando por un mal momento que todos esperan no sea permanente, debido a los muchísimos atrasos editoriales por toda la isla; además, aún faltan nuevos canjes que le permitan a nuestro sistema editorial avanzar a la par de la nueva era, con la inclusión de nuevas formas de publicación en los diversos soportes digitales, porque —inevitablemente— nos estamos quedando rezagados con respecto a la evolución que ha tenido la sociedad cubana a nivel de pensamiento, con respecto al creciente acceso a las nuevas tecnologías.

Esta pregunta me resulta casi obligatoria: ¿qué nuevos proyectos de tu autoría puede esperar el público lector?

¿Nuevos proyectos? Bueno, además de la obligada reescritura y revisión constante de los cuadernos inéditos, pronto verá la luz, publicado por Ediciones Ávila, mi libro Matrices, como resultado del Concurso Poesía de Primavera y también prontamente mi cuaderno El lenguaje de los mapas, por la editorial española Samarcanda, como parte de la colección para autores cubanos: Guantanamera.

¿Qué lugar ocupa la poesía en tu vida? ¿Quién o qué es un poeta?

Para mí es fundamental la presencia de la poesía en mi afán de explicarme el mundo y de sentirme bien en él. Como poeta se tiene una mirada distinta, quizás no tan práctica, pero hay una necesidad por la palabra.

¿A dónde pretende llegar la escritora, el ser creador que eres, mediante su obra?

Mi única pretensión ha sido escribir, tener la posibilidad de publicar y recibir la agradable noticia de que alguien me ha leído y ha hecho suyos mis versos.

Partiendo del título de tu cuaderno, ¿cuánto de la persona/mujer/poeta ha quedado tras la escritura, a pesar de los desprendimientos?

Alguien más fuerte, más preparada para enfrentar los desmanes y decepciones que trae aparejada la existencia, pero sin olvidar mis principios, la sensibilidad, y todo lo que en verdad valoro como lo más preciado. Recordando al maestro Manzano, cuando decía lo que significa esa palabra aparentemente simple, persona, llevar a otros dentro: eso ha quedado luego de cada desprendimiento, voy acumulando, llenando mi vida, acercándome a la idea, al amor que es al final lo que mueve al mundo.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  • Una vez mas, gracias a la AHS, a Yanarys Valdivia Melo, por permitirme ser parte de todo cuanto acontece en cuestiones literarias, por establecer puentes, y diseminar su semilla a lo largo de la Isla.

    Milho

  • Suscripción

    Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico