Mercado del arte: un ideal que no existe fuera de La Habana

Entre la capital cubana y la provincia de Holguín hay cientos de kilómetros, una distancia que todavía puede delimitar las carreras artísticas de muchos creadores de la Isla, a pesar de la creciente interconectividad del mundo contemporáneo.
Yuricel Moreno Zald√≠var trabaja para realzar el movimiento art√≠stico holguinero en el mapa de las artes visuales cubanas, ¬ęen un contexto a veces bastante hostil para la promoci√≥n de la obra de arte¬Ľ.Ella es una notable activista cultural, no solo desde la investigaci√≥n, sino tambi√©n desde la ense√Īanza, la curadur√≠a de exposiciones y la organizaci√≥n de eventos. En 2014 la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) le otorg√≥ la Beca Juan Francisco Elso por su proyecto Las artes visuales holguineras en el nuevo milenio. Una aproximaci√≥n a la d√©cada 2000-2010.

¬ŅQu√© te propones con tu investigaci√≥n?

El proyecto forma parte de mi estudio de doctorado acerca de Los imaginarios sociales en las artes visuales holguineras contemporáneas, que abarca el período de 1993-2010. Me resultó interesante aprovechar la coyuntura de la beca para provocar reflexiones acerca del panorama visual holguinero. El primer decenio del presente siglo fue una etapa de contrastes en la cual el arte cubano vivió la resaca de los 90, recibió aires de renovación desde la video-creación, para luego volver a mostrar vigorosidad con una pluralidad de tendencias y enfoques en los que los jóvenes han tenido mucho que ver. He querido, sobre todo, ver cómo se articula la dinámica visual en mi territorio en concordancia o no con esos presupuestos, definir sus tendencias y sus principales derroteros.

Algunos hablan de un buen momento para el arte cubano, en cuanto a la variedad y cantidad de artistas y su inserci√≥n en el mercado. ¬ŅSe reflejan en ‚Äúel interior‚ÄĚ del pa√≠s estos supuestos?

No podría hablarte a nivel general, pero las experiencias deben ser similares, sobre todo mientras más alejada se encuentre la capital. Aunque primen unas tendencias sobre otras, en la variedad influyen factores muy concretos, como las condiciones materiales o tecnológicas a las cuales el artista pueda acceder para realizar su obra. En el caso holguinero, por ejemplo, hay un predominio de la pintura y los formatos bidimensionales, afincados en el gusto y la tradición. La presencia de los Estudios de Animación del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) ANIMA y una filial de la facultad de medios audiovisuales del Instituto Superior de Arte (ISA), dan la posibilidad de que muchos artistas jóvenes puedan insertarse en el mundo audiovisual y desarrollar propuestas desde su estética, sin embargo, no ocurre así.

mercado_del_arte_h
A Yuricel Moreno le gustaría publicar los resultados de su investigación en una multimedia (Foto: Cortesía de la entrevistada)

La cantidad de creadores guarda mucha relación con los procesos de formación artística, aunque también hay autodidactas. Habría que preguntar qué pasa en el terreno profesional con los egresados. Pueden contabilizarse tantos artistas como existan en los Registros del Creador, sin embargo sabemos que no todos llegan a desarrollar propuestas valederas.

El mercado es un ideal que no existe fuera de la capital. En zonas donde se desarrolla una industria tur√≠stica en ascenso los artistas se insertan, pero la calidad de lo que se comercializa dista de ser una obra a legitimar. Hay quienes han labrado, con mucho esfuerzo, caminos propios para la comercializaci√≥n, en muy pocos casos por v√≠as institucionales, un sector al cual le falta much√≠simo por explorar y concretar en ese sentido.¬† Por tanto: hacia el ‚Äúinterior‚ÄĚ del pa√≠s no hay tal bonanza, al menos en cuanto al mercado.

¬ŅPor qu√© persisten las diferencias entre lo que se ha llamado el ‚Äúcentro y la periferia‚ÄĚ, aplicando esos conceptos a la legitimaci√≥n de los creadores?

Es un fenómeno global. Las mayores posibilidades para el desarrollo de una carrera artística se concentran en las capitales de los países, donde están las mejores galerías, museos, sponsors para los proyectos, fuentes de información, vías de comercialización, facilidades para acceder a becas internacionales, residencias artísticas, medios de comunicación nacionales… En nuestro ámbito social,  los medios de legitimación se encuentran en el espacio institucional, por tanto, las diferencias y limitaciones fundamentales, en cuanto a galerías y sistemas de comunicación, residen en él.

Holgu√≠n cuenta con el privilegio de una Academia de Artes Pl√°sticas cincuentenaria cuyo rigor le ha valido el car√°cter de territorial desde el curso 2013-2014. Su claustro lo integran artistas preocupados por mantener un alto nivel de actualizaci√≥n te√≥rica y en los modos de expresi√≥n del arte contempor√°neo. Esta caracter√≠stica se revierte en las propuestas de los estudiantes y los egresados que contin√ļan su carrera art√≠stica. Explico esto para subrayar que en materia de formaci√≥n art√≠stica lo √ļnico que cambia es el escenario, y la rapidez y v√≠as por las cuales circula la informaci√≥n.

Por otro lado, las instituciones relacionadas con el desarrollo de las artes visuales deben trazar estrategias promocionales efectivas, dejando fuera la parcelación de intereses. A veces afecta la falta de profesionalidad con la que se asume la organización de los diferentes espacios de confrontación, como los salones provinciales; otras las limitaciones logísticas para producir proyectos curatoriales: imprimir catálogos, brindar materiales de montaje y soportes para la promoción, o para llevar fuera de la provincia las mejores propuestas. Tampoco existe un discurso crítico que haga justicia al creador y su obra en los diferentes medios. Si el artista se ve obligado a emplear sus recursos para producir y exhibir una obra que no saldrá de las galerías provinciales, buscará mejores terrenos donde darse a conocer.

¬ŅEl fatalismo geogr√°fico tambi√©n afecta a los investigadores del arte?

Vivimos en un momento donde la informaci√≥n circula por m√ļltiples canales de manera horizontal, lo que favorece la consulta de diversas fuentes por v√≠a digital, sin necesidad de desplazarse. Sin embargo, resulta imprescindible acceder a materiales bibliogr√°ficos (cat√°logos, revistas o textos especializados) que existen √ļnicamente en las instituciones que las generan, o en otras cuyos centros de informaci√≥n llevan un amplio registro de materiales colaterales a la producci√≥n art√≠stica. Tambi√©n hay que consultar a especialistas. ¬†

Hacia las provincias circulan poco la revista Arte Cubano, su tabloide de noticias y otros títulos y colecciones de la editorial que generalmente se presentan en espacios capitalinos. También sucede con textos de editoriales nacionales que solo se muestran en la feria del libro u otros eventos y acciones culturales que genere la provincia. La posibilidad de consultar al menos determinadas bibliografías de edición nacional depende en gran medida de la gestión de las instituciones provinciales por ofrecerle al investigador, al usuario en general, un catálogo de publicaciones actualizado.

Desde el punto de vista del investigador, tambi√©n priman enfoques que parcializan determinados estudios. Me parece que en la historia del arte cubano actual faltan miradas que logren visibilizar aquello que sucede en los diferentes territorios, donde siempre habr√° artistas y procesos creativos de inter√©s. Hay artistas que han apostado por desarrollar su carrera desde su lugar de origen, pero ¬Ņcu√°ntos de ellos figuran en art√≠culos, textos cr√≠ticos que supuestamente hablan de ‚Äúarte cubano‚ÄĚ?

¬ŅQu√© potencialidades tienen en tu provincia para cambiar esta situaci√≥n?

La Academia de Artes Plásticas El Alba es la mayor potencialidad. Con satisfacción hoy puede decirse que es vórtice de las propuestas más arriesgadas, es garante de calidad, de renovación. Luego hay un sistema de instituciones con el reto inmenso de que el artista vea en él sus posibilidades para legitimarlo dentro y fuera de los límites provinciales y nacionales.

Holguín cuenta con uno de los mejores complejos galéricos del país, su Centro de Arte, como se le conoce, con excelentes espacios para exponer obras de grandes formatos e instalaciones y otras de menores dimensiones. Aquí se han exhibido, desde el proyecto Somos de Alberto Lescay (premio Maestro de Juventudes 2014), y ambiciosas exposiciones de Cosme Proenza, hasta muestras internacionales como Cartografías disidentes* y La piel de los hijos de Gea. Lamentablemente, es elevado el costo de mantener en óptimas condiciones una institución así.

Tambi√©n existe un peque√Īo, pero interesante n√ļcleo de curadores y especialistas, capaz de enfrentar con profesionalidad las exigencias del artista y a la vez establecer pautas desde la instituci√≥n. Por √ļltimo, no pueden desestimarse las perspectivas del desarrollo tur√≠stico de la zona. Permanecer de espaldas a esta realidad es negar posibilidades de comercializaci√≥n reales y amplias. Considero que se vive un momento donde urgen la cohesi√≥n, el di√°logo, la concepci√≥n de estrategias dentro del sector cultural.

¬ŅC√≥mo dialoga la AHS con este panorama?

La AHS tiene miembros de las secciones de Artes Plásticas y Crítica e Investigación activos en el quehacer institucional. También atrae a jóvenes artistas con propuestas interesantes. La dificultad surge a la hora de que algunos creadores comprendan el horizonte de posibilidades de la organización. Por ejemplo, son escasos aquellos que optan, desde la creación, por el sistema de becas y premios.

Es lamentable ver c√≥mo creadores muy j√≥venes tienen que entrar en la din√°mica de la ‚Äúventa en la playa‚ÄĚ para poder sostener su producci√≥n. Cuando la b√ļsqueda de econom√≠a determina posturas √©ticas y est√©ticas es dif√≠cil hacer que voluntariamente los creadores se involucren en la organizaci√≥n de proyectos no lucrativos desde la Asociaci√≥n.

Durante 20 a√Īos las Romer√≠as de mayo, y dentro de ellas Babel (espacio dedicado a las artes visuales) han ofrecido otras posibilidades. Con l√≥gicos altibajos contin√ļa siendo un espacio atractivo para los m√°s j√≥venes creadores, y otros consagrados.

La estrategia de provocar el di√°logo generacional entre j√≥venes y maestros del arte cubano y universal ha logrado corporeidad con la presencia de grupos como V√≥rtice, Enema, Galer√≠a Dupp, DIP; los artistas Sandra Ramos, L√°zaro Saavedra, Ibrah√≠m Miranda, Roc√≠o Garc√≠a; obras de Guayasam√≠n, Picasso… Muy pocos premios nacionales de artes pl√°sticas no han llegado hasta Holgu√≠n en esa fecha.

La Asociación podría facilitar más a los creadores el acceso a becas internacionales, residencias artísticas, participar en intercambios culturales o eventos y proyectos nacionales, que en muchos casos convocan a los artistas residentes en la capital.

¬ŅPuedes adelantarnos algunas de las caracter√≠sticas que descubres en los artistas del periodo que estudias?

La d√©cada 2000-2010 en Holgu√≠n contiene muchos contrastes. Es indiscutible la existencia de discursos individuales potentes y bien definidos, muy notables en el primer quinquenio, menos visibles hacia los √ļltimos a√Īos de la d√©cada. ¬†En cuanto a manifestaciones, se mantuvo preponderante la pintura, creciente la presencia de la fotograf√≠a, discreta la participaci√≥n del grabado, en menor cuant√≠a las instalaciones, performance y v√≠deo-creaci√≥n.

mercado_del_arte_1
‚ÄúEquilibrio‚ÄĚ(2005), video-instalaci√≥n de Nelson Mulet, resulta una de las pocas obras premiadas en el Sal√≥n Provincial de Holgu√≠n que emplean las nuevas tecnolog√≠as (Foto: Cortes√≠a de la entrevistada)

Puede se√Īalarse la insistencia en la bidimensionalidad, en detrimento de otros formatos y soportes m√°s en consonancia con los t√≥picos y tendencias de las j√≥venes vertientes del arte cubano. El segundo premio del Sal√≥n Provincial del 2005, otorgado a la obra ‚ÄúEquilibrio‚ÄĚ, de Nelson Mulet, y el tercer premio de 2009 para la pieza ‚Äú0000000000‚ÄĚ, video arte de Rosell N√°poles, aparecen como hechos casu√≠sticos del empleo de las nuevas tecnolog√≠as. Adem√°s de ellos, no han sido notables en los predios expositivos los resultados de los talleres de animaci√≥n de la Academia El Alba, ni la inserci√≥n de videoastas formados en la filial provincial de la facultad de medios audiovisuales.

La pintura exhibi√≥ una amplia gama de posibilidades: desde la figuraci√≥n on√≠rica, postmedieval, neohistoricista y la abstracci√≥n, hasta la concepci√≥n de obras fuertemente deudoras del conceptualismo y el pop. El kitsch, la cultura popular, lo urbano, las creencias religiosas, la cotidianidad en su conjunto, el cuerpo, el individuo, la cr√≠tica social, la propia historia del arte, fungen como principales objetos de representaci√≥n en unas tendencias o en otras, mas todos manejan c√≥digos y gui√Īos postmodernos.

Julio C√©sar Rodr√≠guez, Rub√©n Hechavarr√≠a, Ernesto Blanco, Leticia Leyva, Javier D√≠az, Freddy Garc√≠a, Yovani Cais√©s, Miguel Angel Salv√≥, Yunia Pav√≥n, Freddy Tames, V√≠ctor Manuel Vel√°zquez, Jorge Luis Cudina, Frank Hidalgo, Felipe P√©rez, Osmay Estupi√Ī√°n, Nelson Mulet, Yoxi Vel√°zquez y Maikel Dom√≠nguez, son nombres a destacar. La mayor√≠a queda como grato recuerdo tras la emigraci√≥n de muchos hacia la capital para continuar estudios o hacia otras latitudes, en busca de mejores oportunidades para el ejercicio creativo.

También aquí los artistas se convirtieron en sus principales agentes y muchos lograron exposiciones en diferentes museos y galerías de la capital o fuera de Cuba. Pienso, en sentido general, que los artistas holguineros se caracterizan por trabajar con elevada factura, cualquiera que haya sido el medio de expresión y el concepto detrás.

Y entre el 2010 y 2014: ¬Ņqu√© artistas j√≥venes holguineros exhiben una obra m√°s s√≥lida?

Habr√≠a que ver hasta donde extendemos la categor√≠a de ‚Äújoven‚ÄĚ y valorar los caminos de los egresados en la Academia durante los √ļltimos a√Īos, cu√°ntos de ellos han dejado ver una obra que se robustece con el tiempo. La mayor√≠a de los que continuaron estudios en el ISA no regresaron a la ciudad. Si revisas el cat√°logo El Extremo de la Bala, producido por la AHS en 2010, puedes encontrar nombres de holguineros, entre ellos Mikel Dom√≠nguez, David E. Fern√°ndez, Orestes Hern√°ndez, Dennis Izquierdo, Katia Leyva, Karina Pe√Īa, Wiskelmis Rodr√≠guez, Glenda Salazar, Rusl√°n Torres, Yoxi Vel√°zquez.

Adem√°s de Wiskelmis ninguno ha vuelto. Rusl√°n ejerce como profesor del ISA donde lleva a cabo el proyecto Departamento de Intervenciones P√ļblicas (DIP). Yoxi, que ya hab√≠a sido laureada en eventos provinciales, forma parte de la Cuarta Pragm√°tica, proyecto pedag√≥gico de Ren√© Francisco. Otros con una obra legitimada, pero todav√≠a dentro de los j√≥venes, son Nelson Mulet, profesor de la Academia, y V√≠ctor Manuel Vel√°zquez, autodidacta que desde la acuarela ha logrado una figuraci√≥n audaz.

Tomando como referencia a Control Interno, el reciente Sal√≥n de la Ciudad, que cont√≥ con una ingeniosa propuesta curatorial y se exhibe desde el 15 de enero y durante todo febrero, destacan nombres como el de Fernando Bad√≠a, Jos√© Carlos Bajuelo, David Lam, Alejandro Ortiz, ¬†Manuel Cruz, Eliecer Castillo, Alejandro Fern√°ndez, Alejandro Oliveros y Juan Marcos Forhans, todos egresados hace pocos a√Īos, o a√ļn estudiantes. En ellos se siente una amplia diversidad en el empleo de medios expresivos que van desde el dibujo, la publicidad, instalaciones escult√≥ricas y acciones perform√°ticas, hasta el v√≠deo, en consonancia con procedimientos y est√©ticas muy contempor√°neas. Hay que darles tiempo para saber cu√°l o cu√°les robustecen sus po√©ticas.

La cr√≠tica de arte: ¬Ņdebe ser testigo o fuerza activa en estos procesos?

La cr√≠tica no puede dejar de atestiguar lo que acontece en el √°mbito de la creaci√≥n, pero ha de hacerlo activamente. Cualquiera que sea el medio de socializaci√≥n, tiene la alta responsabilidad de orientar, emitir juicios de valor en tanto v√≠a de legitimaci√≥n de lo que debe ser considerado arte. En el mundo contempor√°neo, donde los l√≠mites de la artisticidad se desdibujan tan f√°cilmente, la funci√≥n del cr√≠tico es, por tanto, mucho m√°s urgente y necesaria. La obra es ef√≠mera, aun cuando en t√©rminos de materialidad perdure, porque¬† siempre lo har√° en un espacio. En tanto letra publicada la cr√≠tica transmite los valores de la obra y puede recorrer distancias vedadas para aquella, llegar a p√ļblicos muy diversos, ser imprescindible fuente de estudio y constancia para el artista de que su obra mereci√≥ la reflexi√≥n de alguien.

*Cartograf√≠as disidentes fue un proyecto curado por la Sociedad Estatal para la Acci√≥n Cultural Exterior de Espa√Īa. Abordaba las din√°micas urbanas de ciudades espa√Īolas e iberoamericanas con la participaci√≥n de nueve artistas de M√©xico, Espa√Īa, Cuba, Brasil, Argentina, Chile y Portugal. Por Cuba particip√≥ Carlos Garaicoa. La piel de los hijos de Gea, auspiciada por la misma instituci√≥n constituy√≥ una muestra bipersonal de las artistas espa√Īolas Isabel Mu√Īoz y Maribel Domenech, donde fotograf√≠a y escultura dialogaron acerca de las visiones sobre el cuerpo humano. Ambas se exhibieron en el Centro Provincial de Artes Pl√°sticas en el a√Īo 2009.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ