Mayabeque y su Enfusión

Quienes visiten Mayabeque este verano podrán compartir y deleitarse con la buena música de Enfusión. Dicha agrupación celebra con una gira por esa provincia occidental sus primeros ocho años con lo mejor del pentagrama sonoro que representa a la Casa del Joven Creador de San José de las Lajas, sede de la AHS en dicho territorio.

Desde Bejucal, la Ciudad de las Charangas, la propuesta llega a todos los seguidores de la música alternativa contemporánea. En ella se involucran géneros cubanos y foráneos para lograr un producto totalmente creativo y actualizado que satisfaga las necesidades de artistas y públicos.

Mario Miguel García, cantante y director de Enfusión, ofreció detalles sobre la agrupación que ya está de cumpleaños y prefiere dedicar el jolgorio a sus seguidores.

¿Cómo tienen pensada la fiesta?

La agrupación se nutre de la música del mismo pueblo, de la historia de la gente, la conga, las charangas, la rumba y el son, por eso en los conciertos se mezclarán todos los ritmos. Pero lo principal es transmitir lo que uno siente y tratar de compartir la alegría.

Por estos días estamos terminando un primer disco con la disquera Bis Music, el cual tuvimos la suerte de producir con Emilio Vega. Queremos promocionar algunos temas en las plazas y parques.

Otro momento de fiesta será la grabación y presentación de un video clip —que incluye el contrato con esa disquera— que se presentará en el programa televisivo Lucas. El tema seleccionado es “A que me pongo más feliz”, en homenaje a los tambores de Bejucal.  

 ¿Cuál será el nombre de los conciertos? ¿Cómo tienen identificado al público?

Teníamos una deuda con Mayabeque, por eso tendremos presentaciones en los 11 municipios. Esto sucederá hasta finales de agosto. Por supuesto, este periodo comprende el lanzamiento del disco Bendita Indisciplina, y será la presentación del grupo de forma oficial a toda la provincia. ¿Cuál otra podría ser la seleccionada para la ocasión?

Por otra parte, el disco cuenta con 12 temas, de los cuales nueve son de mi autoría. A mí lo que más me inspira es la realidad, la vida cotidiana y creo que eso le gusta a la gente también, por eso es que buscan nuestra música. Soy de los que no compone sobre temáticas imaginadas: mis letras llegan sobre cosas del barrio, de hecho, nuestro anterior trabajo —de producción propia—, reflejó las experiencias más cercanas, por eso lo titulamos Barrio Abrázame.

¿Tienen alguna presentación fija?

Tenemos una peña que se inició con la presentación del grupo en marzo de 2007, aunque ha cambiado de espacio. Ahora nos relacionamos mejor con el público. Ya han confluido varios artistas como Tony Ávila, Adrián Berazaín, Frank Delgado, o sea, es un espacio interactivo, al que también han llegado músicos amigos de la provincia, nuevos creadores, del movimiento de artistas aficionados, en fin, el pueblo.

¿Enfusión ha cambiado su formato porque se enrumba a satisfacer el gusto de los seguidores?  

No, nosotros hacemos la música y ellos la consumen. Proponemos y les corresponde apreciar, aunque no quiere decir que no se tengan en cuenta sus sugerencias. Empezamos siendo un trío y ahora somos seis músicos que hemos transformado la banda con este último disco. La llevamos a los sonidos más eléctricos, incluimos la batería, incrementamos la percusión para enriquecer ritmos como la rumba, la conga y otros muy cubanos y caribeños.

 ¿Se han presentado en otros escenarios?

 Sí, hemos estado en varias provincias del país, fundamentalmente en el Festival del Fuego, en Santiago de Cuba; así como en las Romerías de Mayo, en Holguín; en el Longina, en Santa Clara. En fin, en casi todas las provincias, pero queremos llegar también a cada territorio de la nuestra: esa es la razón de la gira por Mayabeque.

Eres miembro de la AHS y fuiste delegado de su segundo Congreso, ¿cuánto te ha aportado para la música y el grupo?

Soy un eterno agradecido de la AHS. Al inicio la banda tuvo la oportunidad de grabar un material, el cual produjo la asociación de conjunto con la Egrem, ese fue un paso importante para llegar a la profesionalización, lo cual hicimos a través del Instituto Cubano de la Música y de la propia AHS.

Estar en el Congreso fue un regalo. Realmente me hizo sentir parte de un movimiento vivo. Observar desde dentro todo lo que está pasando con la vanguardia artística es renovador, porque te hace cómplice para crear, reflexionar y mostrar desde al arte cuánto de valiosos somos los cubanos, y entre ellos los jóvenes que defienden la cultura y su legado. La experiencia del Congreso me ha llevado a ser un mejor músico y a madurar con respecto al tratamiento de temas, en nuestras letras, que los jóvenes necesitan para enfrentar las realidades de la sociedad.

¿Satisfechos con el grupo y su música?

Creo que uno siempre aspira a más, pero estamos felices porque ocho años ya son un camino a seguir; eso forma parte del hacer la propia historia. Por eso pensamos que el mejor regalo para todos es que disfruten con nuestros temas, de la misma forma en que nosotros disfrutamos actuar para ellos.

Tomado de Mayabeque

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico