Más que Bboys, hermanos

Risas, algarabía, acrobacias, retos, aplausos. Movimientos atrevidos. Mezcla de géneros. Un público cada vez más entusiasta y complacido. Competencias de mucha calidad. Bailarines excelentes.

Así se vivieron este fin de semana las jornadas del PinarBoy, evento que en su sexta edición puso a disposición de los participantes interesantes talleres, conferencias y, sobre todo, espacios para el intercambio de saberes y la crítica constructiva.

Y es que durante tres jornadas Bboys de varias provincias tomaron las calles y portales pinareños para inundarlos de arte joven y atractivo.

Tomada del perfilde facebook de la Asociación de Hermanos Saíz Pinar del Río

Para Ray Daniel, por ejemplo, esta fue su primera experiencia en Pinar, “y realmente la disfruté mucho, la gente muy chévere, el público maravilloso; con cada movimiento ellos gritaban y eso me motivaba más y seguía bailando, me encantó la experiencia”, asegura el villaclareño.

También desde esta provincia del centro de Cuba visitó Vueltabajo, Oriet Claro Hernández. Para él, el evento estuvo muy bien organizado y “principalmente hemos tenido un público muy agradecido y respetuoso, para un artista eso es lo más importante”, comenta.

“PinarBoy es el festival que cierra el año, nos encanta venir a hacer nuestro arte aquí porque el público valora mucho lo que hacemos, por eso este es uno de los eventos más esperados por nosotros. Además de que nos gusta mucho la ciudad y su gente”, confiesa Rey González Acosta Bboy de Artemisa con una vasta experiencia, quien ofreció declaraciones al programa radial “Hecho en casa”.

Tomada del perfilde facebook de la Asociación de Hermanos Saíz Pinar del Río

“Hay que resaltar el apoyo de la Asociación Hermanos Saíz, y agradecerle porque es la única organización que nos sigue a fondo en todo este tema, que nos crea espacios, que nos da acompañamiento y acoge nuestros eventos; y así vamos sumando personas y ganamos en visibilidad”, agrega el también miembro del comité organizador del evento vueltabajero.

“Muchos de los Bboys que participamos en el evento forman parte de compañías, bailan en hoteles, o sea, viven de lo que hacemos. En cambio otros lo hacemos porque nos gusta, inependientemente de nuestros trabajos, pero estos eventos nos encantan”, agrega.

Tomada del perfilde facebook de la Asociación de Hermanos Saíz Pinar del Río

Y es que, además de la socialización, este tipo de certámenes sirve para consolidar los conocimientos y, esencialmente, la práctica de este estilo que se baila en Cuba desde la década de los 80.

“Con cada movimiento demostramos nuestro arte, nuestros sentimientos y manera de pensar, por eso cada vez queremos mostrar más y más nuestro arte al mundo. De hecho, en Cuba el nivel ha mejorado muchísimo, hoy ya conocemos mejor la terminología, los pasos, hemos creado un estilo más propio, más cubano, que incluso nos hace ser reconocidos en el mundo entero. De hecho, hemos tenido Bboys que nos han representado internacionalmente y dicen que muchos se les acercan y los elogian por su estilo tan particular”, explica el artemiseño.

Tomada del perfilde facebook de la Asociación de Hermanos Saíz Pinar del Río

“La base es importante mantenerla pero yo creo que hoy en nuestro país ningún Bboy se parece a otro, e incluso quienes nos visitan del extranjero nos comentan que nosotros tenemos nuestra propia salsa, otra descarga a la hora de bailar y, donde llegamos, la gente puede decir, ese es un cubano bailando”, expresa entre risas.

“En el mundo entero cada bailador busca tener su propio estilo, y eso mismo es lo que hacemos nosotros, siempre respetando los movimientos básicos, por supuesto, pero aportándoles nuestro toque”, considera Oriet.

“A mí por lo general me gusta bailar con salsa, algo más latino; me encanta la música cubana y así la combino en mi baile”, expresa Ray Daniel, quien resultó ganador ––junto a su compañero Armando–– en la batalla de dos contra dos.

Tomada del perfilde facebook de la Asociación de Hermanos Saíz Pinar del Río

Pero estos jóvenes, son más que competidores, ellos se consideran hermanos pues forman una gran familia.

“A pesar de vivir en provincias separadas nos apoyamos mucho, intercambiamos experiencias y nos nutrimos los unos de los otros. En cada lugar que entrenamos lo hacemos en equipo, nos corregimos, y cuando hay que competir, competimos, pero fuera de eso somos como hermanos”, considera el Bboy Rey, uno de los veteranos de estas competiciones.

“En competencia sí hay una rivalidad, ahí tenemos que hacer gestos y y enfrentarnos porque el público lo pide y lo disfruta. Pero al final, abrazos entre todos y seguimos siendo hermanos”, manifiesta el villaclareño Oriet.

Tomada del perfilde facebook de la Asociación de Hermanos Saíz Pinar del Río

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico