Los recuerdos de un so√Īador llamado Evangelista

‚ÄúEsta historia de sue√Īos, afanes y sinrazones abre la puerta a un paisaje √≠ntimo, sugerente y seductor en su simplicidad‚ÄĚ, escribe Enrique P√©rez D√≠az en las palabras de contracubierta de lo que √©l mismo llama un ‚Äúlibro at√≠pico en nuestra literatura‚ÄĚ: Evangelista y los recuerdos (Ediciones La Luz, 2017) de Mayl√©n Dom√≠nguez Mondeja (Cruces, 1973).

Conoc√≠ a Evangelista ‚ÄĒ¬Ņc√≥mo olvidar a un personaje as√≠ aunque el libro est√© cargado de otros personajes singulares y tambi√©n memorables?‚ÄĒ en Mi patio guarda un secreto, antolog√≠a publicada tambi√©n por La Luz a prop√≥sito del aniversario 20 del Premio Calendario. El libro obtuvo el galard√≥n en el apartado infantil en su primera edici√≥n (1999) y esta antolog√≠a nos adelantaba los relatos Evangelista, Las cotorras cantoras, Estrellita, Evangelista, el arte y la pol√≠tica, El Tren y ‚Äúa Gloria.

A estas se suman las narraciones Lela, El Mensaje, Evangelista no tiene‚Ķ y ¬Ņ‚Ķy Estrellita?, para conformar una ‚Äúhistoria inclasificable, con bastante de saga vivencial‚ÄĚ que ‚Äúrecrea el particular universo de un pueblo imaginado, con originales personajes que trazan su ruta al amor, la aventura, los valores y esa a√Īorada posibilidad de redenci√≥n para quien se asume en tanto se sue√Īa a s√≠ mismo‚ÄĚ, a√Īade Enrique P√©rez D√≠az.

Son precisamente los sue√Īos, los afanes y sinrazones que mencionaba P√©rez D√≠az los que hacen de Evangelista y los recuerdos un libro cercano y necesario: ‚ÄúSi alguien adora este batey, se llama Evangelista. Nadie como √©l le ha visto tan cerca, o tan lejos, pues cuando le dio por la cartograf√≠a, cada cinco segundos miraba el mapa grand√≠simo del mundo y dec√≠a: Dentro de este puntito est√° San Francisco. Y realmente es peque√Īo San Francisco, aunque tiene un central, a veces pasa el tren, y sobre el puente de su arroyo‚ÄĚ.

So√Īador como pocos, Evangelista ha sido cart√≥grafo, maestro de canto para aves, proyector de pel√≠culas y hasta pol√≠tico demagogo que planea modernizar San Francisco‚Ķ Pero con la misma agilidad con que urde los planes, cambia y se inventa un sue√Īo nuevo.

Nos cuenta Mayl√©n: ‚ÄúHab√≠a tenido tantas novias como oficios, y todas le hab√≠an dejado una tristeza enorme, porque sol√≠a enamorarse muy en serio aunque despu√©s creyera que no ten√≠a sentido‚ÄĚ.

Sin embargo, la tarde que conoci√≥ a Estrellita supo que era la due√Īa de su vida. Por ella ‚ÄĒllevando como amuleto su pa√Īuelo‚ÄĒ se fue conquistar el mundo, pues ¬Ņqu√© puede hacer una doncella sin un h√©roe? Y cuando regres√≥ ‚ÄĒy mira que el amor puede ser injusto‚ÄĒ, ya Estrellita no estaba en el batey y casada con el due√Īo de una finca, so√Īaba que era reina‚Ķ

Mayl√©n, due√Īa de una prosa √°gil, fluida, sencilla, sin malabares t√©cnicos y portadora de ese ‚Äúno s√© qu√©‚ÄĚ decisivo en la literatura infantil, nos reafirma la sensibilidad de una narradora que, desde lo vivencial, all√≠ donde se esconden las mejores historias, nos conduce por caminos universales.

Otro de los ‚Äúamuletos‚ÄĚ del libro ‚ÄĒeso que lo convierte adem√°s en una obra de arte‚ÄĒ son las ilustraciones realizadas por Anabel Medina y Dieiker Bernal, quienes logran insuflarle vida al personaje de Mayl√©n en un texto que destaca por el colorido de su dise√Īo, a cargo de Frank Alejandro Cuesta, con edici√≥n de Luis Yuseff y correcci√≥n de Yail√©n Campa√Īa.

Entre los otros libros de Mayl√©n Dom√≠nguez Mondeja se encuentran: A San Francisco no llegan los aviones (2005), Pero fue culpa del cuento (2007), Los poderes de Antonina (2008, menci√≥n en el concurso Ismaelillo, 2006), √öltimo circo (2009, premio Eliseo Diego, 2008), Un circo de papel (2010), Carpa de ensue√Īo (2011), Pasiones marineras (2012, premio Fundaci√≥n de la Ciudad de Santa Clara, 2010) y Mi amigo el corredor (2015).

¬ŅQui√©n no ha conocido a un Evangelista? ¬ŅQui√©n no est√° a riesgo de convertirse un d√≠a en alguien como √©l? ¬ŅQui√©n no ha le√≠do un libro que un d√≠a quisiera leerles tambi√©n a sus hijos? ¬ŅY qui√©n ‚ÄĒcomo nos dice Onelio Jorge Cardoso en el p√≥rtico del libro‚ÄĒ no prefiere creer en algo que sea bonito aunque no lo sea? Por eso, bienvenidas las ‚Äúlocuras‚ÄĚ que nos hacen vivir.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ