Inicio »

Los premios de la radio joven

La XXXI Edición del Taller y Concurso de la Radio Joven Antonio Lloga in Memoriam nos dejó una serie de interrogantes. ¿Por qué tan pocas propuestas en el concurso? ¿Dónde están las propuestas experimentales y arriesgadas de la radio joven? ¿Cómo movilizar a los radialistas para hacerlos salir de sus zonas de confort?

En las últimas ediciones ha existido un descrecimiento en las obras en concurso tanto en la cantidad como en la calidad. Este año el jurado estuvo integrado por Maikel Eduardo Santiago Pérez (actor del cuadro dramático emisora CMKC), Katiuska Ramos Moreira (periodista y directora de radio), María Adelaida Pérez Hung (actriz del cuadro dramático emisora CMKC), Bárbara Bolerí Izquierdo (periodista) y quien fue el presidente del jurado de esta edición Gerardo Houdayer Lafaurie (locutor y director de radio), todos profesionales de distintas generaciones y con una legitimidad absoluta ante el gremio. Ellos notaron la necesidad de continuar insistiendo en que aquellos procesos creativos más sobresaliente, sea expuestos y circulen a través de las distintas ediciones de este taller.

Esta edición del evento estuvo dedicada a la actuación femenina dentro del espacio o dramatizado radial. Solo 16 obras llegaron a concurso para optar por el Premio Especial, el Gran Premio “Antonio LLoga In Memoriam” y las especialidades de dirección, libreto o guion, grabación y edición, diseño sonoro o musicalización, locución (masculina y femenina) y actuación (masculina y femenina).

Luego de evaluar las 16 obras en concurso, el jurado del evento decidió otorgar los siguientes premios:

Premio en Dirección para Lys Máriam Alfonso Bergantiño por su Conjunto de Podcast Zunzuncito, de la revista Zunzún. Es válido señalar que esta obra posee valores que la hacen sobresalir por encima del resto. El jurado señaló que disco premio era por la correcta utilización de los recursos expresivos del medio, la excelente articulación de la estructura dramática del guion y por la valentía de asumir el reto de hacer la radio desde una plataforma no convencional y hacerlo de manera experimental.

 

En Libreto o guion, el premio fue para las holguineras Karelia Fernández Molina y María Ballester Guerra. Su obra La casa de los muñecos de CMKO Radio Angulo; es una excelente versión para la radio de la obra de Gerardo Fulleda León Ruandi. En este trabajo se plantea a partir de los códigos radiales, algunos puntos de vistas valiosos acerca de la utilidad de la voluntad humana para vencer obstáculos y alcanzar los objetivos soñados.

El apartado de Grabación y edición fue para el santiaguero Oscar Quintana Lluch. Dicho galardón fue por el Conjunto de mensajes cortos seriados Las pequeñas palabras. Se trata de un material de producido en Radio Siboney y que evidencia una explotación notable de la tecnología en disposición de diseñar, proponer y enriquecer un paisaje sonoro. Las imágenes radiales alcanzadas resultan impactantes y efectivas, además de la limpieza a la hora de grabar y mezclar las voces y música.

La Locución masculina quedó en manos de  Aniel Santiesteban García por la obra La casa de los muñecos de CMKO Radio Angulo. El jurado destacó la capacidad de asumir el rol de la narración dramática radial con recursos muy valiosos como: la limpieza de su timbre y la adecuada explotación de su tono para lograr una inserción e integración en los ambientes que plantea el conflicto central. También es admirable la ductilidad que demuestra al desdoblarse como actor según la exigencia del guion.

La Locución femenina fue para Lys Máriam Alfonso Bergantiño por el Conjunto de Podcast Zunzuncito de revista Zunzún. Por su trabajo desde los códigos modernos de la trasmedialidad.  

Diseño sonoro o musicalización fue para Oscar Quintana Lluch por el conjunto de mensajes cortos seriados Las pequeñas palabras de Radio Siboney. Es notable la exquisita selección de la música, el buen gusto a la hora de utilizar los planos sonoros, así como la intencionalidad de la música que está todo el tiempo en función de los mensajes comunicativos.

El Gran Premio “Antonio LLoga In Memoriam” 2021 fue para Lys Máriam Alfonso Bergantiño. En su Conjunto de Podcast Zunzuncito de la revista Zunzún, Lys muestra su integralidad como realizadora al asumir varias de las especialidades de la radio a la hora de concretar una obra y en todas hacerlo excelente. Este trabajo demuestra la necesidad de los Podcast como modalidad contemporánea para desarrollar proceses dentro de la comunicación. Los Podcast Zunzuncito son el reflejo de cómo la radio se adapta a los nuevos tiempos y constituye una fortaleza para el medio.

Otras especiales quedaron desiertas, lo cual evidencia la falta de rigor a la hora de seleccionar los trabajos que deben concursar en el certamen. Estas fueron actuación masculina, actuación femenina y el premio especial. El jurado no pudo enfrentarse a obras capaces de resistir el rigor técnico. Hay que seguir ganando terreno en los dramatizados y las revistas.

El jurado también reconoció el esfuerzo del colectivo de actores del Guiñol de Holguín, por llevar a la radio la obra de su repertorio: La casa de los muñecos. Esta experiencia pudiera brindar jugosos frutos en aquellas emisoras donde pueden mezclase con algún colectivo teatral.

Otras instituciones de la ciudad premiaron según sus afinidades. Tal es el caso de La Fundación Caguayo que premió al programa Lo que grita mi pelo de Radio Cadena Agramonte. La Dirección Provincial de Cultura galardonó La casa de los muñecos, programa de CMKO Radio Angulo. El Centro Provincial del Libro y la Literatura y el Comité Provincial de la UJC premiaron, de Radio Siboney, al Conjunto de mensajes cortos seriados Las pequeñas palabras. Por otra parte, el Museo de la imagen otorgó su galardón a Las cuatro Bayamesas de Nexos Radio–UH/Revista Alma Mater. Claustrofobias Promociones Literarias entregó su premio a Los cuentos de mamidela, Podcast de Liset Prego Díaz.

Uno de los premios más esperados por los concursantes es el de la familia Lloga. La familia siempre premia a las propuestas que según su criterio contienen las esencias que Antonio Lloga impulsaba desde la creación radial. En esta edición, el premio fue para el conjunto de mensajes cortos seriados Las pequeñas palabras de Radio Siboney.

Cerrando los telones de esta edición, queda hacer un análisis profundo sobre la creación radial joven en Cuba y sus desafíos hacia un escenario más amplio y diverso. Tiene la radio la responsabilidad de quedarse joven y seguir dándole armonía a los paisajes sonoros de nuestra existencia.    

 

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico