¬°¬ŅLos j√≥venes conocen de Chang√ľ√≠?!

En estos d√≠as de calor y de cierta humedad ser√≠a bueno tirar un pasillo a tiempo de chang√ľ√≠ si tenemos muy presente, que recientemente, se celebr√≥ la novena edici√≥n del Festival Nacional del Chang√ľ√≠ Elio Rev√© Matos. Se trata de una celebraci√≥n que uni√≥ a m√ļsicos, mel√≥manos y al p√ļblico, en general, en la ciudad de Guant√°namo.

Recordemos que tradici√≥n y modernidad marcaron la cita, en la cual estuvo lo m√°s representativo de ese g√©nero en el pa√≠s y noveles exponentes, entre los cuales destacan el popular m√ļsico Elito Rev√© y su Charang√≥n, Oderquis Rev√©, Juan Guillermo (JG), la agrupaci√≥n Aire de Concierto, La Cruzada, Zona Franca y los pianistas Ernesto Oliva y Alejandro Falc√≥n, Premio Cubadisco 2013.

La competencia de treseros, marimbuleros, bongoseros y bailadores, con parejas de adultos y ni√Īos, que unido al encuentro de familias cultivadoras del ritmo y los talleres para aprender a bailar y tocar chang√ľ√≠, constituyen tradici√≥n en este tipo de evento.

El Chang√ľ√≠, el Neng√≥n, el Kirib√°, son expresiones musicales primog√©nitas que solo en Guant√°namo usted encontrar√° y que se mantienen vivas como el primer d√≠a. Al cubano le gusta bailar, el joven repito cinquillos y contratiempos, deja caer los acordes, comparten de la buena compa√Ī√≠a. ¬°¬ŅLos j√≥venes conocen de Chang√ľ√≠?! Pues s√≠. Saben tocarlo y bailarlo. Algunos hasta son portadores.

Su comp√°s de (2√ó4) con letras de los cantos ocurrentes de acuerdo a las inspiraciones del cantante, la copla o la expresi√≥n realizada por los integrantes del grupo al un√≠sono y el montuno donde un solista lleva la gu√≠a realiza las improvisaciones alternando con el coro que corresponde al estribillo. Antes ten√≠a su per√≠odo de auge en la navidad, noche buena, fin de a√Īo y fiesta de santos.

Algunos de los nombres que aparecen en la historia del Chang√ľ√≠ son Chito Latambl√©, Antonio Cisneros, √Ďico ya, Eduardo Goulet, Pipi el rey del Chang√ľ√≠ en Yateras y director del Grupo Estrellas Campesinas, Asunci√≥n Gainza, tresera comparada con cualquiera de las mejores de su tiempo, Mar√≠a Guevara, quien deslumbraba con el bong√≥, Roberto Bauta, autor del antol√≥gico tema El Guararey de Pastora, la singular bailadora Evelia Noblet, el carism√°tico Saturnino Olivares, Nino, hasta llegar a los m√°s j√≥venes y continuadores de una tradici√≥n como el guajiro Celso Fern√°ndez, la voz obligada e inconfundible de Mikiki, y la nobleza y talento de Ariel Daudinot, El Zorro.

El Chang√ľ√≠ constituye no s√≥lo una clase de m√ļsica muy espec√≠fica, sino una manera de festejo popular interfamiliar con m√ļsica-verso, baile y diversi√≥n, de relaci√≥n gesto-m√ļsica, y hasta de expresi√≥n psicomusical y cultural, arraigadas en costumbres y un modo de vida, que tipifica a zonas rural-urbanas guantanameras y otras circundantes.

El chang√ľ√≠ es un golpe sonoro y de tradici√≥n, y sus cultivadores lo han tenido claro. La m√ļsica y el baile se ha hecho popular, alternativo incluso. Los j√≥venes creadores no solo lo conocen, sino que lo tocan, lo bailan, lo saborean. El desaf√≠o ser√° posicionarlo en nuestras acciones cotidianas, en nuestras carteleras culturales, en la pr√°ctica-te√≥rica y en nuestras pol√≠ticas de gesti√≥n del conocimiento.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  • Suscripci√≥n

    Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico