Los 45 de El hombre de Maisinic√ļ

Han trascurrido 45 a√Īos de que El hombre de Maisinic√ļ tuviera su estreno. Como muchos recordaran la obra dirigida por Manuel P√©rez Paredes ‚ÄĒla cual constituy√≥ su primer largometraje de ficci√≥n‚ÄĒ nos relata como en los primeros meses de 1964, en las monta√Īas del Escambray, subsistieron bandas contrarrevolucionarias. Y fue en ese contexto, cuando es hallado el cad√°ver del administrador de la finca Maisinic√ļ, Alberto Delgado, colgado en un √°rbol.

Muchos ignoraban que Alberto Delgado era uno de esos hombres que a lo largo de 14 meses infiltrado en el enemigo, armado solo con su inteligencia, valentía y firme convicción ideológica, contribuyó decisivamente a la captura de dos bandas completas con sus respectivos cabecillas. Sin embargo fue torturado y vilmente asesinado por otro sanguinario líder de una banda, que sospechó de él.

Las investigaciones que se realizan para descubrir las motivaciones del crimen y sus ejecutores nos revelaron una atm√≥sfera de intensa lucha de clases y una personalidad cuyas actividades y conducta pol√≠tica son objeto de contradictorias evaluaciones‚Ķ Tres a√Īos despu√©s, la historia de Delgado pudo ser divulgada: todos sus asesinos fueron severamente castigados, y el ‚Äúhombre de Maisinic√ļ‚ÄĚ, ascendido p√≥stumamente al grado de Teniente.

El día que el héroe fue asesinado, Pérez Paredes se encontraba en un barco dispuesto a filmar la captura de Cheíto León, uno de los jefes bandidos, gracias a la operación que le prepararon. Haber vivido parte de la organización de aquella acción, entusiasmó al cineasta a entrevistarse con los que habían sido capturados en las operaciones precedentes.

Casi una d√©cada despu√©s ‚ÄĒcuando el caso ya hab√≠a sido recreado en Sector 40, un popular programa televisivo‚ÄĒ, el realizador materializ√≥ su proyecto de filmar la historia y sus vivencias. Seg√ļn apuntan los especialistas los resultados son meritorios por el nivel de realizaci√≥n y efectividad alcanzadas en el logro de un ritmo in crescendo que confiere al metraje cierto suspenso, factor determinante, pero no gratuito, para atrapar el inter√©s.

Precisamente, sobre esta cuesti√≥n escribi√≥ en Ecran el cr√≠tico franc√©s Marcel Martin: ‚ÄúEl estilo ‚Äėpolic√≠aco‚Äô del filme es particularmente eficaz, tanto al nivel del suspenso dram√°tico (escenas de acci√≥n r√°pidas y violentas) como al del reportaje en ‚Äėdirecto‚Äô autentificado por los documentos y testimonios‚ÄĚ.

Desde que un letrero enmarca la acci√≥n en los cr√©ditos, impactantes im√°genes de violencia sirven para situarnos en tiempo y espacio; la voz de un narrador es otro elemento que el director toma del cine documental como soporte eficaz y, al mismo tiempo, distanciador, como rese√Īa el peri√≥dico Cinco de Septiembre.

El lenguaje crudo de los personajes subraya vigorosamente el realismo del filme ‚ÄĒtitulado inicialmente Trasbordo. La notable fotograf√≠a ‚ÄĒdel experimentado Jorge Herrera, un maestro de la c√°mara en mano‚ÄĒ apela al plano secuencia en muchos momentos, apoyado por un sonido directo que le otorga un sabor de autenticidad, mientras que la m√ļsica de Leo Brouwer utilizada, asume una fuerza expresiva.

Sergio Corrieri, actor con una s√≥lida formaci√≥n teatral y escasa trayectoria en el cine si exceptuamos su brillante labor en Memorias del subdesarrollo, logr√≥ una precisa caracterizaci√≥n del personaje protag√≥nico al que los guionistas no dibujaron como el h√©roe omnipotente, sino con todas sus contradicciones. En los papeles de los cabecillas de las bandas estuvieron otros indudables int√©rpretes: Reynaldo Miravalles, Adolfo Llaurad√≥ y Ra√ļl Pomares, sin descuidar a los encargados de los secundarios.

Al decir del realizador del El hombre de Maisinic√ļ ‚Äúel Escambray era un escenario cruel, duro, complejo‚Ķ Yo quer√≠a ser fiel a las vivencias que hab√≠a acumulado‚ÄĚ. Esos asuntos se convirtieron en motivaciones para relatar el heroico batallar an√≥nimo de Delgado, lo que llev√≥ una minuciosa investigaci√≥n.

En tal sentido P√©rez Paredes destac√≥ el arduo trabajo del equipo de artistas y t√©cnicos, y se√Īal√≥ como el encanto personal y talento de Corrieri fueron decisivos a la hora de seleccionarlo para interpretar al combatiente. Agreg√≥ que no atendi√≥ a similitudes f√≠sicas, sino tambi√©n al amplio diapas√≥n que lo capacitaba para representar a una figura tan especial.

Todo lo descrito y m√°s respalda los premios obtenidos por la pel√≠cula: seleccionado entre los filmes m√°s significativos del a√Īo (1973) en que se public√≥, Premio a la mejor actuaci√≥n masculina a Sergio Corrieri, Menci√≥n de Honor de la FIPRESCI, Premio de la revista Pantalla Sovi√©tica. Festival Internacional de Cine de Mosc√ļ,

Una de las rese√Īas m√°s hermosas de El hombre de Maisinic√ļ es la del c√©lebre cineasta brasile√Īo Glauber Rocha, quien escribi√≥ que ‚Äúes una excelente pel√≠cula cubana precisamente por los motivos que irrit√≥ a los cr√≠ticos de la extrema izquierda europea: la cinta de Manuel P√©rez es una deconstrucci√≥n y una reconstrucci√≥n del cine americano, estructurada en las contradicciones pol√≠ticas de la propia revoluci√≥n, lo que queda demostrado con las palabras de Fidel al final de la pel√≠cula. La cinta es un excelente modelo del neorrealismo socialista tropical, de ah√≠ su originalidad‚ÄĚ.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  • Es que sergio corrieri no fue,hay que decirlo en presente ,es un actorazo a pesar de haber desaparecido fisicamente para dolor de muchos que lo conocimos y otros que pudieron verle en la tv y en la pantalla grande,asi como en las tabla pues es fundador del grupo teatral escambray,el hombre de maisinicu le quedo a la medida,,el puso todo amor y fuerzas al personaje,tambien lo demostro alla por los 80 en silencio ha tenido que ser 1 y 2 parte y en el regreso de david,bueno y asi las cosas le deseo a la AHS en su congreso muchas felicidadez y que continuen aportando la sonrisa y la gracia del futuro con su saber ,arte es y sera siempre arte,un arma de la revolucion.

  • Suscripci√≥n

    Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

     
    ÔĽŅ