Lo que muestra la Muestra…

La Muestra Joven Icaic ha servido para medir los caminos del cine joven cubano y realizar as√≠ una panor√°mica de la cinematograf√≠a nacional. Alejado cada d√≠a m√°s de las convencionalidades del establishment cinematogr√°fico ‚Äďtanto desde el punto de vista est√©tico como financiero‚Äď, el cine realizado por j√≥venes enfoca sus miradas a zonas arriesgadas (conceptual y est√©ticamente) en la cinematograf√≠a nacional.

Aunque tres nombres han caracterizado sus ediciones: Muestra Nacional de Nuevos Realizadores, Muestra de Nuevos Realizadores y finalmente Muestra Joven Icaic, en concordancia con el patrocinio del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos, esta ha dado continuidad a los objetivos y la esencia de la primera edición: difundir la obra audiovisual de los jóvenes, potenciar el diálogo entre las diversas generaciones de realizadores cubanos, y estimular el conocimiento y la reflexión.

Creada en octubre del 2000 desde la institucionalidad del Icaic, cuando ya era m√°s que evidente la existencia de un audiovisual fuera de la producci√≥n oficial, la cita tom√≥ cuerpo mostrando una realidad que, tarde o temprano, saldr√≠a del anonimato para incorporarse en el corpus cinematogr√°fico nacional, como se√Īalara entonces la directora del evento, Marisol Rodr√≠guez: ‚ÄúLa Muestra ayud√≥ a romper los falsos prejuicios con los j√≥venes que se iniciaban en el medio audiovisual y permiti√≥ descubrir nuevos talentos y miradas. Puso a dialogar a directores consagrados y establecidos con los m√°s j√≥venes y poco a poco se fue moldeando pareci√©ndose m√°s a los creadores y a las obras que visibilizaban‚ÄĚ.

Actualmente, la organizaci√≥n de la Muestra es fruto de un colectivo de j√≥venes cineastas que provienen de los nodos articuladores del cine joven cubano: La Habana, Gibara, Camag√ľey, San Pablo de Yao…

Los debates en torno a un marco legal, inclusivo, propiciador de una nueva y más democrática concepción de la cinematografía nacional, son algunos de los temas reflejados a través del lente de Cámara Azul, evento dedicado la creación audiovisual joven en Cuba, en el marco de las 25 Romerías de Mayo. Un espacio que busca su renovación constante dentro de los nuevos cambios sociales, las nuevas maneras de hacer, decir, difundir… y que esta vez nos propuso el diálogo con Claudia Expósito, productora general de la Muestra, sobre los aciertos y desaciertos que circunscriben hoy la producción cinematográfica joven en Cuba

El estreno precoz de nuevas voces

En la actualidad, la democratización de los medios de realización audiovisual permite que cualquier adolescente con acceso a ellos, contando con un grupo de habilidades básicas, sea capaz de elaborar un producto comunicativo en este soporte. Su producción ya no se circunscribe a los realizadores especializados, sino que se ha convertido en una plataforma abierta para cualquiera que desee emitir un mensaje.

La producci√≥n audiovisual joven, desarrollada a un nivel comunitario en los √ļltimos tiempos, ha tenido un fuerte impacto, sobre todo por su car√°cter de movilizaci√≥n social, su elevado poder de an√°lisis y su apego fiel a la realidad que narran. Sin embargo, desde la org√°nica mirada de espectadores, resulta dif√≠cil imaginar las complejidades que est√°n detr√°s de la producci√≥n cinematogr√°fica en Cuba, m√°s a√ļn si hablamos del audiovisual hecho por j√≥venes que tiene que lidiar con la inexperiencia, at√°vicos prejuicios generacionales y m√ļltiples problemas creativos, productivos y legales.

‚ÄúSi bien entre los m√°s notables aciertos del Icaic, est√° el auspicio de la Muestra Joven desde hace m√°s de una d√©cada, persisten aun incontables obst√°culos a la hora de convertir una idea en producto audiovisual; y tambi√©n en la distribuci√≥n y exhibici√≥n de las obras‚ÄĚ, asegura Claudia Exp√≥sito.

En una entrevista para la Agencia Cubana de Noticias, el cineasta Fernando P√©rez explicaba que ‚Äúel cine hecho por los j√≥venes no est√° en las salas, y mucho menos en la televisi√≥n, los escasos modos que tiene un emergente realizador de insertarse en los circuitos de distribuci√≥n son la Muestra y otras citas como el Festival Imago de la Famca, y el Festival de Cine Pobre de Gibara‚ÄĚ.

Sobre la difusi√≥n de los materiales enfatiz√≥ la productora de la Muestra Joven: ‚ÄúDebemos lograr que la Muestra, como gran fen√≥meno cultural sea mucho m√°s que los d√≠as de exhibici√≥n en el circuito cinematogr√°fico habanero, que se extienda hacia todas las salas de Cuba, que se organicen espacios para compartir las obras con el objetivo de que se conozca lo que sucede en materia de producci√≥n audiovisual joven en Cuba‚ÄĚ.

Al carecer el Icaic, √ļnica productora estatal del pa√≠s de una pol√≠tica de fomento y de distribuci√≥n, los mecanismos que tiene un joven cineasta para hacer una pel√≠cula son diversos y en la mayor√≠a de los casos dependen de la especificidad del proyecto y de las habilidades de sus productores para acudir a diversas maneras de financiamiento y promoci√≥n. Claudia Exp√≥sito enfatiz√≥ en que algunos de los fondos para la realizaci√≥n cinematogr√°fica joven en Cuba son otorgados por las embajadas de Noruega, Holanda, Espa√Īa, la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) y otras instituciones, muchas veces apoyados en las campa√Īas de crowfunding.

Cine ‚Äúalternativo‚ÄĚ, ‚Äúsumergido‚ÄĚ, ‚Äúparalelo‚ÄĚ, ‚Äúindependiente‚ÄĚ, ‚Äújoven‚ÄĚ, bajo cualquiera de estos nombres se ha llamado lo que transcurre hoy en Cuba a destiempo de la construcci√≥n del Cine Nacional durante d√©cadas.

La f√≠lmica cubana contempor√°nea no ha sido ajena a temas medulares que signan la existencia de las √ļltimas generaciones de cubanos: la emigraci√≥n, la diversidad sexual y er√≥tica, la pol√≠tica, los nuevos cambios sociales… Con menos desfase que otras zonas conflictuales de la sociedad, no pocas obras de largometraje han problematizado las consecuencias de la fuga, la separaci√≥n y el consecuente desgarramiento de nexos √≠ntimos que provocan heridas hondas, reacias a la cicatrizaci√≥n definitiva, rezumantes del dolor por la felicidad truncada, la ilusi√≥n rota, el amor irrealizado‚Ķ

Urge entonces la necesidad de diversificar, articular mecanismos que permitan una más provechosa gestión de cinematografía nacional en pos del desarrollo del cine joven cubano.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo más Leído

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ