¡Ahora resulta que las flores caminan!

La primera vez que escuché hablar del Neopositivismo tuve que hacer mis mejores esfuerzos para contener la risa frente al profesor de Filosofía, uno que conserva mi admiración desde esos días de aula universitaria. No quería parecer irrespetuosa yo, pero aquella corriente de pensamiento me sonó absolutamente absurda. Vaya, que puestos a creerme algo hubiera digerido con mayor facilidad la propuesta del griego Heráclito quien afirmaba que el mundo provenía del fuego, lo que al cabo solo significaba el principio de cambio incesante producto del movimiento que producen los contrarios. Pero ese invento de los compañeritos del Círculo de Viena (Schlick, Neurath, A. J. Ayer, etc.), «oiga —pensaba yo creyéndome la bárbara—, hay que tener la cara muy dura para postularlo y hay que ser muy estúpido para tragárselo.» En esencia, y de forma muy simplificada, parte de su propuesta consistía en eliminar lo que llamaban pseudoproblemas y vocablos metafísicos como hambre, pobreza, lucha de clases…, eliminado el término quedaba eliminado también el fenómeno que este designaba. En esencia, para ellos la realidad se construye a través del lenguaje y, en esencia, la estúpida fui yo.

[+]


Ideas en el centro del debate

Estos días han sido muy intensos en las redes sociales. Una entrevista al reconocido intelectual cubano Enrique Ubieta, aparecida en Granma, donde sostiene que el llamado “centrismo” no es más que un disfraz de los que hoy pretenden restaurar el capitalismo en Cuba por la puerta de la cocina, [i] desató la ya conocida maquinaria de fango contra su persona.  Junto a los improperios y la manipulación, han salido a la palestra pública, contaminando en muchos casos la posibilidad de un debate serio y respetuoso, los oportunistas, resentidos y  hasta “conversos”; esos que antes fueron defensores a ultranza del dogma y ahora se presentan como abogados de la mayor pluralidad de ideas posibles. [+]


Mirar a Servando

Tomado de la Jiribilla

Basta pronunciar su nombre para invocar la belleza. Arquitecto del dibujo, orfebre del perfil, hechicero de las veladuras. Nadie como él para retratar la fusión de los cuerpos en el acto amatorio. Nadie ha logrado, como él, transformar el deseo en piel verdeazul, rutilante, pétrea y marítima al mismo tiempo, que fluyó sin fronteras, libre al fin por obra y gracia de pinceles y pigmentos.

[+]


Estrategias de aprendizaje informal y competencias mediáticas en la nueva ecología de la comunicación

Tomado del Caimán Barbudo

El alfabetismo ha sido definido como un proceso de aprendizaje que dura toda la vida y que tiene como objetivo básico el desarrollo de competencias de lectoescritura. La difusión de medios de comunicación como la televisión llevó a que los investigadores y educadores ampliaran el alcance de los procesos de alfabetización. En otras palabras, ya no bastaba el aprendizaje de la lectoescritura; ahora era necesario aprender a interpretar de manera crítica y, eventualmente, a crear contenidos audiovisuales.

[+]


El huidizo cuento de los muñequitos cubanos

A mi hijo le gusta, entre otras muchísimas cosas, los muñequitos de Elpidio Valdés; para él todos los caballos son Palmiches y le encanta subirse a una escoba o en una sombrilla o en un plumero (en todo menos en su caballo de rueditas) e imaginarse jinete ágil. Pocas cosas lo alegran más (excepto los dulces y los caramelos) que tener en sus manos un ejemplar de los animados del televisor. Por una cuestión u otra, y en contra de mi gusto más personal, tiene en su cajón a Mickey Mouse, un Monster Machine, a Winnie Pooh y su amigo tigre, un ejemplar minimalista de Dora la Exploradora… y en otros formatos figuran: una chancletas y una camiseta con Bob Esponja, otra con los protagonistas de Paw Patrol y un vaso del Rayo McQueen y el loco de Mate.

[+]


La música cubana: ¿un patrón o una moda?

Tomado de la Jiribilla

Autores: Fiorella Franco Duany y Nelson Hair Melik Marrero (estudiantes de periodismo)

“Soy negro, soy feo, pero soy tu asesino” es el estribillo de una de las canciones de un reguetonero contemporáneo de nuestro país. ¿Qué nos dice? ¿Qué opina la gente después de oír esto?

[+]


Pluralidad y libertad de expresión

Si comienzo a hablar de dermografía quizás muchos no sepan al instante a qué fenómeno de la realidad se alude, pero si digo tatuaje, todo el mundo reacciona al momento. Soy consciente de que la palabra puede provocar por igual recelos, rechazo, interés o incluso indiferencia, en dependencia de la experiencia social e individual de cada quien. El tema del tatuaje, a pesar de constituir una práctica milenaria, sigue siendo de una complejidad cultural y psicosocial tremenda, complejidad que muta, que aumenta conforme evoluciona la sociedad contemporánea.

[+]


El trampantojo, la literatura cubana y los premios literarios

Tomado de La Jiribilla
 

“Ganar un premio no significa nada”.

Mo Yan.

Premio Nobel de Literatura.

Es muy importante decir lo que se piensa. Desde la escuela se nos hace leer esa frase martiana: “un hombre que no dice lo que piensa no es un hombre honrado”. Dado haber comunicado, en su momento, y por los debidos canales, a la máxima dirección del Instituto Cubano del Libro mis inquietudes sobre el tema, me siento libre de expresar cuanto pienso. La literatura cubana actual y los premios literarios. Ese será el tema. Un tema explosivo al día de hoy. Un tema que motivó, durante la Feria Internacional del Libro de La Habana (FILH) —y sigue motivando— los más mordaces comentarios, en no menos mordaces corrillos, intervenciones, correos electrónicos, reuniones de colegas, premiaciones o presentaciones de libros.

[+]


Del Cubadisco y otras nominaciones

Lo más esperado del espectro musical cubano en el último año se dará cita del 13 al 21 de mayo cuando se celebre la 21 edición del premio Cubadisco 2017. Dedicado esta vez al movimiento de la Nueva Trova y al 150 natalicio de Sindo Garay, viene con una variedad de propuestas de rica factura e incuestionable calidad musical. [+]


La ausente cultura y sus bocanadas

Siempre me ha alarmado algo: la orfandad, casi total, en los medios de comunicación cubanos de las figuras literarias, o de cualquier ámbito de las ciencias humanas, de especialistas fuera de los profesionales internos de cada sitio, pues aunque estos puedan alcanzar un nivel alto en el análisis de determinados fenómenos culturales les es imposible lograr la nitidez de pensamiento de alguien dedicado exclusivamente a ello, o alguien con un talento más delineado. Por ello las reflexiones profundas, reseñas profundas, ensayos profundos sobre la realidad de la cultura en los medios de comunicación en Cuba, son tambaleantes.

[+]


Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico