La vanguardia musical cubana no puede perder la brújula

Entre los logros de la sección de música de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en los últimos años se encuentra el haber logrado potenciar los géneros menos favorecidos como son: la trova, el rock, el jazz y el hip hop, a través del sistema de premios y becas que otorga la organización, así como la realización de eventos de carácter nacional. Así se reconoció en la Comisión Música del 3er. Congreso de la AHS, que sesionó en el Centro Cultural Maxim Rock, de esta capital.

La sección de Música de la organización juvenil, alcanza una membresía de 1592 afiliados. En el encuentro, presidido por Abel Acosta, viceministro de Cultura, y Marta Bonet, presidenta del Instituto Cubano de la Música, participaron además funcionarios del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y la Unión de Jóvenes Comunistas, miembros de la Dirección de la AHS, del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Cultura, el Centro Nacional de Enseñanza Artística, así como directivos de las Empresas musicales EGREM y ARTEX.

Una preocupación reiterada por varios asociados fue cómo se puede aplicar la política cultural de la Revolución en algunas empresas estatales donde los administradores velan más por el factor económico y no por la calidad del producto artístico que consume la población.

Varios delegados abogaron por una mayor presencia en los medios de comunicación y que se aprueben nuevas formas de representación artística que impliquen mayor celeridad en los pagos y menos trabas burocráticas.

En ese sentido, señalaron que la nuevas Empresas Comercializadoras de la Música y los Espectáculos no realizan una verdadera programación de los creadores en las instituciones culturales. Tampoco cuentan con un diseño de producción que permita un mayor apoyo logístico de los conciertos y no favorecen la periodicidad en las evaluaciones de los grupos musicales.

Retomar las acciones de superación de los afiliados para elevar el nivel musical de aquellos creadores que no provienen del sistema de enseñanza artística fue también una demanda colectiva.

Gabriel Cabrera, presidente de la Sección de Música en la filial de Holguín, planteó la necesidad de que el Comité Organizador de las Romerías de Mayo goce de una mayor autonomía para poder invitar, directamente, a los talentos nacionales a la cita que tiene lugar en la capital del arte joven cubano.

Por su parte, Randy González, presidente de la AHS, en la Isla de la Juventud, dijo que se debe capacitar a los artistas sobre las particularidades de la nueva Resolución 349 porque no se trata de luchar contra el reguetón si no de darle a la gente buena música y buen arte, pero con una visualidad atractiva para los jóvenes. “Nuestra misión es luchar porque no muera el amor por la poesía”, sentenció.

Algunos delegados recalcaron su compromiso con la preservación del patrimonio musical cubano y la importancia de ver la música de concierto como un posible recurso para el desarrollo sostenible de la nación. Otros apuntaron que es necesario realizar el diseño de una beca enfocada en la promoción de los artistas, incluídas sus giras nacionales.

También expresaron que se debe sistematizar una programación cultural todos los fines de semana en el capitalino Pabellón Cuba, sede nacional de la AHS, como una vitrina donde se puedan visibilizar sus proyectos artísticos de vanguardia, y que algunos de esos conciertos sean televisados por los medios nacionales.

El flautista Ethiel Faílde, director de la danzonera Orquesta Faílde, planteó que ya es hora de reconocer dentro de la membresía de la Asociación a los ingenieros de sonido que egresan de la Universidad de las Artes. De igual manera, mostró su preocupación sobre cómo algunos músicos, con dudosas propuestas estéticas, están contratados por empresas de representación artística.

Un criterio esbozado por el flautista y suscrito por la cantante Annie Garcés, y otros afiliados es que se vele por la calidad de la música que se promueve en la radio y la televisión cubanas, en especial, por el Canal Clave, más aún cuando se han grabado una veintena de DVDs y se han realizado unos 83 videos clips como resultado de la Beca de creación El Reino de Este Mundo.

Los creadores pinareños solicitaron que se rescate el Centro Cultural Pista Rita que ha sido muy importante para varias generaciones de rockeros de esa occidental provincia y para músicos nacionales cultores de otros géneros.

En representación de la vanguardia del jazz cubano habló Michel Herrera quien abordó el tema de que resulta vital la circulación de partituras, CDs, DVDs y otros productos de la AHS entre los jóvenes que integran el sistema de enseñanza artística nacional.

Vicente Alejandro Trigo, director del grupo D’Corazón, recordó cómo las Universidades antes contaban con tertulias y peñas para la promoción de la trova y otros géneros musicales y se han perdido esos importantes nichos culturales desde los que se puede incidir, positivamente, en el gusto estético de las nuevas generaciones.

“Les voy a pedir que nunca se desanimen porque tenemos la Revolución más grande de la historia. No podemos dejar de luchar ni podemos perder la brújula”, concluyó el viceministro de Cultura, Abel Acosta.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo más Leído

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico