La poesía de una Isla

El patio de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) en la Isla de la Juventud era un basurero. Uno de esos ba√Īos p√ļblicos de ciudad que oficialmente no lo son, pero que todos los noct√°mbulos y pasados de tragos utilizan.

Un grafiti desencadenó la historia de lo que es este lugar ahora, y que bien pudiera contarse con aquella canción de Teresita Fernández donde lo feo revive gracias al amor.

Quiz√° entonces por ese mismo toque de magia, es dif√≠cil resistirse al encanto de las presentaciones que all√≠ acontecen. No importa si alguien lee sus versos, o si un joven rapea y otro rasga la guitarra, hay poes√≠a siempre naciendo, colmando cada rinc√≥n de ese espacio peque√Īo y rico.

Es la poes√≠a de aquellos a quienes mueven los sue√Īos, de los que no se dejan vencer aunque todos los d√≠as tengan que luchar contra la doble insularidad, como Marcos Escalona y el ¬ępiquete de amigos¬Ľ que es Patio ajeno.

Grabar las voces de su demo dentro de un cl√≥set podr√≠a desanimar a otros; sin embargo, ellos llevan diez a√Īos luchando contra los molinos y regalando al p√ļblico la alegr√≠a de sus canciones, su picaresca, una mirada distinta de la cotidianidad hecha m√ļsica.

Es la poesía del mármol y los ciclones; del béisbol y el estadio; de la mujer que vuela sin ataduras; del hombre que se enfrenta a sus dudas y miedos; de un abuelo que olvida y del arrepentimiento. La poesía que habita las presencias eternas de esta ínsula y los temas universales que inspiran a los poetas que como Nelton Pérez, Ailín García González, Daniel Zayas Aguilera y Yadián Carbonel Echavarría disparan sus poemas a quemarropa.

Y es tambi√©n el √°ngel que acompa√Īa las composiciones de los raperos de Causa justa. Palabras que mueven el pensamiento, verdades que estremecen.

Randy Gonz√°lez Enamorado, uno de sus integrantes, es un rapero imposible de encasillar en los estereotipos del g√©nero que defiende con u√Īas y dientes, con poes√≠a. La nominaci√≥n al Cubadisco 2008 fue un espacio de reafirmaci√≥n para seguir creando, una entrega que asume junto al compromiso de dirigir a los j√≥venes de la AHS en la Isla de la Juventud y de seguir defendiendo este espacio, definitivamente m√°gico, que naci√≥ de un basurero.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico