“La novela me parece muy atractiva”

Ketty Blanco

“Escribiré solo cuando tenga la habitación propicia”, así comienza uno de los poemas  de la autora Ketty Blanco. Nunca podré crear es uno de esos poemas en los que la autora se refiere a su necesidad infinita de engendrar desde la literatura, a pesar de las limitaciones de los espacios, la vida en general. Ketty es una de esas voces literarias que se define por la fuerza y originalidad de sus versos que transcurren entre lo real y la magia del texto sincero guiado por los referentes y los sueños. No solo se apodera de la poesía como expresión artística de la belleza, también realza su palabra con la narrativa para adultos y niños.

Entrevistar a esta escritora es un privilegio, no solo por la cofradía desde la creación, sino por los lauros que ha merecido su obra. Ketty obtuvo las becas Frónesis (2015) y La Noche (2016) que ofrece la Asociación Hermanos Saíz todos los años en la sección de Literatura.

¿Qué significa para Ketty Blanco obtener las dos becas de literatura que ofrece la Asociación Hermanos Saíz en años consecutivos?

Se siente bien. Pensarlo me regocija. También me estimula, y mucho. Lo digo porque soy perezosa a la hora de terminar algo. A menudo se me ocurren ideas, las anoto y en muchos casos hasta comienzo a desarrollar el argumento. Escribo unas cuantas cuartillas y las guardo. Así tengo, cuadernos de poemas, cuentos, y novelas. Pero gracias a la disciplina que te impone ganar una beca, (se firma un contrato donde te comprometes a entregar la obra en una fecha determinada), he podido convertir en libros el proyecto de novela, En dirección a mí, y el de literatura infantil Caído del cielo. De lo contrario creo que seguirían engrosando mi lista mientras yo continúo escribiendo tres poemas, un cuento o dos párrafos de alguna novela, sin terminar.

Comenta que nos ofrece En dirección a mí, proyecto de novela con la que obtuviste La Beca Frónesis…

Con la novela necesitaba exorcizarme. Esto creo que lo he dicho en entrevistas anteriores. En ella cuento una etapa convulsa de mi vida. Ponerla sobre papel, me permite distanciarme y mirarla con cierta frialdad. Desaprender. Me permito ser honesta, para que pueda servirle de algo a los lectores.

¿Qué propones en Caído del cielo proyecto de cuento con el que obtuviste La Beca La Noche?

El libro de literatura infantil, Caído del cielo, es distinto. Me encanta escribir fantasía. Me divierto inventando historias disparatadas. Los cuentos que forman el libro se desarrollan en el mundo de los insectos, de las alimañas… desde niña me han llamado la atención las libélulas, abejas, hormigas, caracoles, alacranes, ciempiés…en fin. Me da curiosidad cómo viven y cómo interactuamos nosotros con ellos. Con este libro pretendo que aprendamos sobre la vida de los protagonistas, y que además los lectores se diviertan, ya que he puesto gran dosis de humor.

¿Te inspiró alguna persona o alguna situación en particular para escribir los cuentos?

No. Los mismos animales me inspiraron.

Sabemos que las becas de la AHS son entregadas a proyectos literarios. ¿En qué etapa del proceso se encuentra Ketty?

El libro de cuentos infantiles, finalmente terminado. La novela está en la parte final, en proceso de revisión y corrección. Luego, los entregaré a una editorial de la AHS para su valoración.

¿La novela te parece un género literario atractivo? ¿Te sientes cómoda en el proceso de realización?

La novela me resulta muy atractiva. En el pre universitario empecé con este género, cuando aún no sabía que escribir sería una de las cosas más importantes y que la literatura le daría el sentido a mi vida. Reconozco que permite extenderme, ya que con los cuentos y los poemas tiendo a ser sintética, como si no pudiera relajarme mientras los escribo. 

¿Qué crees de la posibilidad que brinda la Asociación Hermanos Saíz con la convocatoria de las becas y premios todos los años?

Creo que es una oportunidad única. Una oportunidad que debemos aprovechar. Es motivadora y nos impulsa. No solo nos estimula, también nos apoya en nuestros procesos creativos, porque además de pagarnos mensualmente una cantidad de dinero para escribir el libro, luego que la obra está concluida, la AHS, nos recomienda varios de sus sellos editoriales, para que nuestros libros sean valorados y publicados. Editoriales que por demás están haciendo un trabajo bellísimo: pienso en la Luz, Áncoras, Sed de Belleza, por citar algunas.  

¿Cómo nacen tus historias? ¿Tienes toda la trama antes de empezar a escribir, o la historia crece a medida que escribes?

Las historias nacen de manera distintas. Pero siempre las dejo madurar en mí mente primero. Estoy días, a veces  meses,  con ellas en la cabeza. En ocasiones sólo tengo la primera escena. Otras, una imagen de algo que pasará en alguna parte del cuento o el poema. A veces tengo el principio y el final de la trama. Pero no me siento a escribir hasta que algo en mi interior me dice que ya estoy lista.

¿Qué ha representado para Ketty ser una escritora inédita con obras premiadas? Menciona algunos de tus premios.

Hasta hace poco me preguntaba por qué si ganaba premios, al reunir esas mismas obras para tratar de publicarlas como libro, no eran aceptadas. No sabía qué pensar. Algunos amigos me decían que lo que pasaba era que no tenía suerte. Hasta que me percaté que la cuestión no era tanto la suerte, (aunque reconozco que en esto de concursos y publicaciones el “azar” suele jugar un papel importante) sino, que los poemas y cuentos por sí solos tienen la calidad suficiente para ser premiados. Pero a la hora de de formar lo que se dice un libro, les falta cohesión, una dramaturgia que les dé sentido como un todo. Ahora que he finalizado completamente el de literatura infantil, espero publicarlo pronto.

Algunos de los premios que he obtenido son:

Primer Premio en el Concurso Nacional de poesía “Regino Pedroso” (La Habana, 2009). Primer Premio en el Concurso Internacional de Minicuentos “El Dinosaurio” (La Habana, 2010).Primer Premio en el Concurso Nacional de Cuento “Ernest Hemingway” (La Habana, 2010). Finalista del Concurso Internacional “El Mejor Poema del Mundo” (España, 2016). Premio de Poesía “Portus Patris” (Puerto Padre, 2016). Y las becas de la AHS.

¿Entiendes tu vida sin poesía?

No. La poesía, como dice el poeta Roberto Manzano, nos acompaña, hace que nos sintamos menos solos. A mí además me ennoblece, me hace mejor persona. Mi relación con la poesía es parecido a lo que siento cuando rezo, porque es como si me comunicara con lo más notable a través de ella. Es una forma de conocer lo bello, de contemplarlo. Cuando estoy triste y me importa la vida “tres pepinos”, pienso en un lugar silencioso donde leer y escribir poesía, entonces me reanimo enseguida.

¿Qué le falta a la poesía de Ketty Blanco?

Quizás vivencias, lecturas. Escribo a través de lo que soy y voy siendo. A medida que tenga más experiencias, algunas vitales, y conozca otros libros, estoy segura que escribiré mejor. Mis poemas, serán distintos. Pero es que yo también seré diferente. 

¿Estás satisfecha con tus logros, consideras que son una manera de abrir otras puertas?

No, no lo estoy. Pero no sé si alguna vez lo estaré. Aunque la mayoría de lo que he escrito ha sido premiado o publicado en antologías, revistas, periódicos. En cuanto a eso, debería sentirme satisfecha.

Coméntanos sobre tu vínculo con la AHS

Mis vínculos con la AHS han sido tardíos pero intensos. Pertenezco a la organización desde el 2006, aproximadamente. Y solo en el 2015 vine a participar en uno de los congresos que se realizan cada año. Luego gané las becas, leo en los espacios que la organización programa, aprecio y valoro a muchos de los que forman parte de la directiva. Me siento ayudada y respaldada por la AHS. . .

¿Qué lecturas, autores ocupan el tiempo de Ketty Blanco?

En estos momentos, Marcel Proust, Zen en el arte del tiro con arco de Eugen Herrigel y T.S Eliot con su Tierra baldía.

Si tuvieras que elegir un personaje de ficción de algún libro para sentarte a conversar un rato… ¿cuál sería?

Se me ocurre “Orlando”, de Virginia Woolf.

Un poema o una estrofa de tu autoría para adornar…

Ser

El helado se derrite en mi mano.

Una gota cae sobre el vestido.

La dejo ser.

Las religiones se disputan el Ser.

Los filósofos discuten sobre el Ser.

Mientras,

una mancha oscura

es

en mi ropa.

Proyectos futuros

Continuar leyendo y terminar de escribir los libros que tengo comenzados.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico