La Luz y el sorprendente caso del mimeógrafo andante

Un binomio creativo destella en Ediciones La Luz. Su juventud habla de inexperiencia, pero tambi√©n de renovaci√≥n y b√ļsqueda de otredad, tal vez esa es la clave de su √©xito.

Ahora ellos marcan un momento distinto, son un haz diferente. Robert R√°ez y Gerardo Perdomo, dise√Īador y realizador audiovisual, respectivamente. Ambos son estudiantes, el primero de Periodismo, el segundo de Medios Audiovisuales, en la filial holguinera de la Universidad de las Artes. Mas, los acompa√Īa un deseo de hacer por encima de conveniencias pr√°cticas, de tecnolog√≠a disponible, (que bien vendr√≠a para sus proyectos siempre ambiciosos) y de objeciones como el tiempo.

Los resultados est√°n al alcance de los sentidos. Ya lo evidenciaba el Premio de la Ciudad de Holgu√≠n en Comunicaci√≥n Promocional, otorgado a principios de 2020 por la campa√Īa de promoci√≥n del libro y la lectura de la Editorial, que cont√≥ con el dise√Īo de R√°ez y el trabajo de realizaci√≥n de spots televisivos de Perdomo. Estos muchachos estaban haciendo algo distinto.

Entonces llegó el Premio Celestino de Cuento.

Pocas editoriales en Cuba trabajan tanto en la promoci√≥n de sus libros, campa√Īas, colecciones, autores, propuestas transmedia que abarcan desde el audiolibro, a los podcasts, videopoemas, lecturas online, documentales, postales, carteles, papeler√≠a‚Ķ, un despliegue ampl√≠simo de acciones comunicativas sustentadas en un interesante trabajo de dise√Īo.

Y el Celestino condens√≥ eso y m√°s, estremeci√≥ las redes, se extendi√≥ en diversas plataformas con lenguajes afines a ellas y busc√≥ el di√°logo con los lectores, con el p√ļblico, la cr√≠tica, la prensa.

Con im√°genes pregnantes, irreverentes composiciones en los dossiers publicados, escritos y dise√Īados desde, en y por La Luz, junto a su equipo creativo y colaboradores, naveg√≥ el evento.

La edición 21 definitivamente marcó un parteaguas en el trabajo de la editorial que, forzada por la pandemia a la virtualidad exclusiva, tomó un contra, lo volvió un pro, y lo multiplicó exponencialmente como ventaja y trampolín para mostrar de qué manera se promueve la literatura, cómo se gestiona en las redes un evento de esta naturaleza, cómo se hace muchísimo con más ingenio que tecnología porque La Luz se mueve en bits.

Trabajando de d√≠a y de madrugada, pizza, caf√© y cigarro como combustible, todos en La Luz se abocaron al trabajo, pero R√°ez y Perdomo concretaban desde sus computadoras lo que era el sue√Īo.

Primero que el robot, bautizado como Ro-Bob, caminase en pantalla, luego que los narradores se sintieran cómodos frente a la cámara, que cada producto generado fuera armónico, coherente y tuviese una comunicación directa con el resto, aunque no fuesen de la misma naturaleza. Y entregar un dossier diario, variado y auténtico, durante cinco jornadas, fueron desafíos más grandes que ahorrar los datos móviles o subir un video de seis minutos en la zona wifi.

En enero ya Robert hab√≠a so√Īado el cartel, me cuenta que tom√≥ una imagen del mime√≥grafo que adorna el √°rea de fumar de la editorial para la cabeza del robot, ‚Äúla est√©tica del mismo‚ÄĚ, me explica, ‚Äúes un tanto pulp como en esas revistas norteamericanas de los 50, y el color amarillo mostaza es uno con el que ‚Äúhe estado experimentando hace un tiempo en la editorial en cubiertas de libros, igual que la tipograf√≠a que he usado en otros proyectos personales.

‚ÄúEn las cubiertas de La Luz hay un paradigma que me gusta respetar, pero en el Celestino no es as√≠ y da mucha libertad para experimentar y ser m√°s creativo a la hora del dise√Īo.

‚ÄúPor eso este es el trabajo que m√°s me ha gustado hacer, en el que m√°s libertades he tenido a la hora de crear y por supuesto, que fue bastante placentero, no tanto las postales, que son m√°s esquem√°ticas, sino el dossier, al poder trabajar con gran independencia usando el c√≥digo visual que hemos creado este a√Īo.

‚ÄúMe ha gustado mucho este Celestino.‚ÄĚ

Se le nota la euforia de la que nacen las cosas trascendentes cuando habla del proceso en el que lo acompa√Ī√≥ Gerardo, quien me revela que ‚Äúla creaci√≥n del spot realmente no fue muy complicada ya que las im√°genes estaban dadas por los dise√Īos de la gr√°fica del evento; la animaci√≥n y la ambientaci√≥n sonora est√° basada en la est√©tica de los juegos indie y el cine de ciencia ficci√≥n, respetando siempre el dise√Īo de la campa√Īa.

“En cuanto a grabar a los escritores leyendo sus cuentos ha sido un trabajo que ha demandado creatividad técnica, pues no contamos con los medios necesarios para trabajar y hemos tratado de lograr la máxima calidad con lo que tenemos: teléfonos móviles y una cámara gama baja que no son lo mejor para un entorno de iluminación cambiante y de mucho ruido.

‚ÄúCada escritor, dada su personalidad, tiene formas diferentes de proyectarse, paro fue f√°cil pues se mostraron entusiastas con que su trabajo se mostrara de forma audiovisual.‚ÄĚ

El trabajo colectivo realz√≥ la obra de estos muchachos cuyo potencial, como iceberg, tiene a√ļn mucho bajo las aguas para mostrar. Ro-Bob anduvo gracias a su ingenio, el Celestino fue mejor por ellos y porque a la Luz se lee y se trabaja mejor.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ