La Luz es música y poesía

Es jueves, el teatro está cerrado para el público. Podrían colgar un cartel y sorprender a todos: Aquí se ensaya poesía. El maestro no ha traído la batuta, pero conduce a los autores: Elizabeth Soto, Erian Peña, Norge Luis Labrada y esta escribidora, como si sus manos tejiesen las melodías hacia la precisión, o la perfecta armonía marcada en el pautado.

“La música es la poesía de los sonidos”, dice Orestes Saavedra, director de la Orquesta de Cámara de Holguín. “La poesía es música con texto,” insiste. “Los artistas nos pasamos mucho tiempo potenciando cada cual su faceta, pero desde la Orquesta de Cámara hemos estado abriendo las puertas para hacer programas colaborativos, donde se puedan mezclar algunas de estas manifestaciones artísticas en función de un hecho.

“Revisando informaciones de las más importantes orquestas del mundo he notado que se utiliza mucho sacarlas de su zona de confort, lo mismo a conciertos para niños, en hogares de ancianos que en la comunidad. Se invita a cantantes, deportistas, figuras públicas, y eso me dio la idea.

He querido aunar fuerzas, voluntades y discursos en función de una especie de programa concierto. No se trata de musicalizar poemas, sino un diálogo de iguales entre la música y la poesía. Incluso, los poetas se sientan dentro de la orquesta como un miembro más de ella. En el programa se inserta la poesía como una pieza.

“Este proyecto lo hemos hecho en otras ocasiones y espacios, con autores como Lourdes González, Delfín Pratts, Luis Yuseff, Moisés Mayán y Ronel González, en la Biblioteca Provincial o la sede de la Uneac de la ciudad de Holguín, y en Mayarí. En las primeras ocasiones tuvo un tono más dialógico e informal.”

Ahora el escenario es más íntimo. Por primera vez esta iniciativa se hará en el teatro Comandante Eddy Suñol. Tras bambalinas se prepara un joven autor, nervios que hielan la voz, manos que sostienen el poema, la partitura, en fin, ensayada frente al monitor diez veces, cien. La Joven Luz viene al teatro a platicar con las cuerdas, a unir los ritmos de notas y acordes con metáfora o sinécdoque.

El programa, que estará compuesto, entre otras, por piezas de Fariñas, Frank Fernández y el propio Saavedra, tendrá un marcado carácter popular y nacional. Los poetas, nucleados en el catálogo de Ediciones La Luz, revelarán bajo los focos de un escenario ideado para otras artes, las sonoridades propias de sus textos durante dos noches, 24 y 25 de julio.

Pero, ¿cuál es el instrumento del poeta?, ¿cómo se afina el verso para que suene límpido, para que vibre con resonancias memorables en el público?, ¿qué partitura usa el autor para la canción definitiva de sus musas?

Miremos las manos de Saavedra para intuir el tempo. Ellas conducirán la cadencia de cubanas piezas, invitarán a la escucha del poema, conjugarán lenguajes imbricados por la esencia más sublime, el arte. Solo habrá que esperar a la noche y que por fin se abra el telón a la poesía.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico