La libertad de las par√°bolas

Recuerda con agrado sus inicios en la danza, √©poca en que muy pocos cre√≠an en sus cualidades como bailar√≠n debido a su congestura f√≠sica, la cual no estaba en la ¬ętalla¬Ľ de los c√°nones establecidos.

Aquello fue por el a√Īo 1989, luego de inscribirse en un curso internacional, convocado por Danza Contempor√°nea de Cuba.

Como siempre fue gordito, apenas pudo matricular en la categoría de observador que costaba 100 pesos cubanos; pero la sorpresa llegaría más tarde cuando el maestro Ramiro Guerra le permitiera interpretar papeles secundarios junto a otros bailarines prestigiosos.

Quiz√°s muy pocos reconozcan esta historia, pero cuando se habla de Juan Miguel Mas y Danza Voluminosa, muchos asentir√°n y pensar√°n en la est√©tica renovadora de ese grupo de peque√Īo formato que ha marcado otra manera de interpretar la danza en Cuba.

¬ęYo era un bailar√≠n de una formaci√≥n acad√©mica muy corta y nacimos en medio de un contexto en el que surg√≠an tambi√©n otras compa√Ī√≠as por eso, cuando present√© mi idea, el Consejo de las Artes Esc√©nicas no me hizo ning√ļn caso.

¬ĽSin embargo, siempre estuvo el apoyo de Miguel Iglesias, director de Danza Contempor√°nea, el cual nos brind√≥ asesor√≠a t√©cnica y apoyo financiero para lanzar la convocatoria. Se presentaron casi un centenar de bailarines, pero al final clasificaron cuatro porque eran los que cre√≠an verdaderamente en la esencia del proyecto; el resto pensaba que est√°bamos creando un grupo de gimnasia para bajar de peso¬Ľ, recuerda su fundador.

De este modo surgió, el 15 de noviembre de 1996, la médula de lo que sería el actual proyecto Danza Voluminosa, con su primera presentación en la sala Che Guevara de la Casa de las Américas.

¬ęFue una revelaci√≥n inolvidable que cont√≥ despu√©s con un espacio de debate frente al p√ļblico. All√≠ nos dijeron horrores porque nadie entend√≠a que un cuerpo blando y ancho, pudiera consagrarse a la danza tal y como los m√°s esbeltos y delgados¬Ľ, dice mientras esboza una sonrisa.

Esas contrariedades no lo detuvieron en su quehacer como artista, sino que lo motivaron a fomentar esa danza diferente, donde las personas obesas se desarrollan artísticamente, con otras necesidades y formas de expresión que les permita interactuar con la sociedad.

¬ęNo somos unos improvisados, realizamos un entrenamiento riguroso para perfeccionar nuestros movimientos y habilidades t√©cnicas, acorde a las posibilidades de nuestro peso.

¬ĽHemos trabajado con grandes maestros como el propio Ramiro Guerra, la core√≥grafa espa√Īola Dolores Garde√Īes, artistas de la pl√°stica como Zaida del R√≠o y Cosme Proenza; adem√°s de cineastas, fot√≥grafos y actrices del panorama internacional que se han interesado por nuestra obra¬Ľ, signific√≥.

Con 20 a√Īos de fundado, el proyecto ha logrado insertarse en el panorama cultural, recreando un estilo propio a trav√©s de su expresi√≥n corporal y una po√©tica visual expresada en el escenario, la cual ha transformado en gran medida la concepci√≥n de la est√©tica de lo que es m√°s voluble.

Actualmente cuentan con un extenso repertorio dentro del que destacan obras antiguas: Coraz√≥n Sonoro, con m√ļsica de Bola de Nieves, ¬ŅFedra?, Como un beso entre las hojas secas y otras m√°s contempor√°neas: Una mujer dulce; Freddy, una mujer que canta; Noche de despedida y De volumen Gas, estas √ļltimas coreografiadas por el propio Mas.

Pese al reconocimiento popular y la superaci√≥n alcanzada durante estos a√Īos, las restricciones no han dejado de aparecer a lo largo del camino. Las presentaciones art√≠sticas aparecen de manera ocasional y la compa√Ī√≠a no ha logrado solventarse econ√≥micamente ni expandir sus experiencias a otros hom√≥logos.

¬ęA√ļn no hemos logrado oficializarnos como compa√Ī√≠a, trabajamos por obra, sin un salario fijo que permita establecernos. Esto nos limita a contratar bailarines y dar asesor√≠a metodol√≥gica a otros aficionados. Aunque nos hemos presentado en algunas provincias nacionales y ciudades extranjeras, nunca hemos tenido una gira nacional porque no tenemos el presupuesto¬Ľ, explica.

Estas contrariedades no detienen el entrenamiento y la superación.

Tal y como expres√≥ Juan Miguel: ¬ęcontinuamos con el deseo de seguir creando como fuente renovadora de identidad, satisfacci√≥n art√≠stica y espiritual porque estos veinte a√Īos han demostrado nuestro talento, con el cual hemos ganado el cari√Īo del p√ļblico y hecho realidad el sue√Īo de muchas personas¬Ľ.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ